Capítulo 1 – Lorelei VS Raikiri

Lorelei VS Raikiri.

Ambas eran las caballeros rank-B más fuertes.

La competencia entre dos de las figuras más fuertes de Hagun recibió un inesperado comienzo.

「¿Qu, qué está pasando? ¡Ambas se rehúsan a avanzar!」

La kodachi llamada <Yoishigure> poseía una hoja plateada.

La espada japonesa <Narukami> estaba envainada en su funda.

Ambas rodeaban el ring, manteniendo la misma distancia, mientras sostenían sus dispositivos.

Aunque había pasado un minuto entero desde que el enfrentamiento comenzó, no habían chocado sus espadas ni una vez.

—El suelo estaba cubierto de tensión al punto de ser doloroso.

La audiencia, quien había venido a disfrutar de una pelea de alta calidad, contenía el aliento sin excepciones y miraba el ring.

“Ninguna de las dos intenta hacer el primer movimiento.”

La chica de cabello rojo ardiente, ubicada al lado de Ikki, y llamada Stella Vermillion murmuró con una voz tensa.

“Están comprobando los movimientos de la otra mientras miran a la distancia.”

Era la belleza alta, Arisuin Nagi quien respondió al murmullo de Stella.

“Ambas son caballeros rank-B que poseen el poder de un Rey Espada de Siete Estrellas. Esa presidente del consejo estudiantil y por supuesto Shizuku también, tienen los medios para atacar desde un extremo del ring al otro. Ambas están dentro del rango de ataque de la otra. La que haga un movimiento en falso será derrotada.”

“Para agregar una cosa más a lo que Alice dijo, Shizuku no quiere hacer el primer movimiento porque Toudou-san tiene el arma de rango cruzado más fuerte.”

“…Ikki, ¿esa es la carta del triunfo de la que la comentadora habló?”

“Sí, no es exageración ni mentira. Es el Arte Noble que se convirtió en el epíteto de Toudou-san debido a su inmensa fuerza e impresionante naturaleza imponente. Para explicarlo mejor, es el battoujutsu ultra-electromagnético, <Raikiri>.” (1)

Crea un campo magnético poderoso con su habilidad del trueno alrededor de la espada y la funda de <Narukami>, colgando de su cintura, y luego saca rápidamente la espada.

El ataque de ese battō tiene un poder y velocidad tremendos para incluso atravesar un relámpago.

Ese ya no era un ataque que podía desviarse con el cuerpo de un humano.

Por eso es una técnica certera para matar.

“Cada uno de los enfrentamientos oficiales donde usó <Raikiri> terminó en una victoria para Toudou-san. Una vez que lo desata derrotará al enemigo sin fallar. Es literalmente una carta del triunfo.”

“Huh, pero Ikki, ¿no terminó entre las cuatro mejores el año pasado? ¿No significaría que el caballero que la derrotó superó eso?”

“No.”

Ikki refutó, negando con la cabeza.

“El actual Rey Espada de Siete Estrellas, Moroboshi-kun es un usuario de lanza. Vi un video del enfrentamiento, estuvo haciendo su mejor esfuerzo, durante todo el enfrentamiento para mantenerse afuera del rango de <Raikiri>. En otras palabras, incluso el Rey Espada de Siete Estrellas le temía a su <Raikiri>. No ha habido nadie hasta ahora que haya sido capaz de avanzar sobre el rango cruzado de Toudou-san. Todos los que han puesto un pie en ese territorio, sin excepción alguna, fueron cortados por su tajada más rápida que el rayo, y por supuesto, Shizuku también lo sabe.”

“…Es por eso que no hace ningún movimiento.”

“Sí, Shizuku estará a la defensiva durante todo este enfrentamiento. Aunque originalmente, Shizuku se especializa en batallas mágicas a larga distancia. No hay nadie que se acercará a una distancia desventajosa por propia voluntad.”

Por eso Shizuku iba a esperar.

Por el momento en que su oponente ataque.

En el tiempo congelado.

“Pero… una vez que Toudou-san haga un movimiento las cosas se desarrollarán rápidamente.”

En el momento exacto en que Ikki dijo eso—¡Touka se movió!

♦♦♦♦♦

Doblando rápidamente sus rodillas, se inclinó hacia delante, y se impulsó.

En un instante alcanzó máxima velocidad.

La distancia entre ellas era de veinte metros.

Touka pudo cubrir esa distancia en un parpadeo..

¡Pero la 《Bruja del Mar Profundo》 no era alguien que permitiría eso fácilmente!

Era obvio porque había estado esperando.

¡Por el momento en que Touka se moviera con toda su fuerza!

“Congélate 《Llanura de Lodo Congelado》”

Junto a esas palabras, el punto de apoyo de Shizuku se congeló.

Ese hielo congeló el ring entero y se extendió hasta las paredes más rápido que Touka.

¿Y qué pasaría si alguien fuera a correr con todo su poder en una superficie así?

Por supuesto, se resbalará.

Por eso Touka tendrá que disminuir temporalmente su velocidad.

Pero obligarla a esa situación era el plan de Shizuku.

Shizuku inmediatamente realizó su próximo movimiento.

Arte Noble 《Bala de Agua》.

Una bala de cañón de agua, que podía quitarle la respiración al enemigo al aferrarse a su rostro una vez que lo tocaba, fue disparada del extremo de 《Yoishigure》.

Tres disparos consecutivos. Era imposible esquivar esos tres disparos sobre esa superficie congelada. Eso era sentido común.

Sin embargo, su oponente era un monstruo que vivía en la cercanía inmediata a la cima de las Siete Estrellas.

Para su asombro, Touka no disminuyó su velocidad sobre el suelo congelado.

Vio a través del plan de Shizuku para desacelerarla en un instante.

Por eso, en lugar de detenerse siguió acelerando deslizándose en el piso.

Se escurrió por el espacio entre las tres balas de cañón como cosiendo a través de ellas, y hábilmente esquivó 《Bala de Agua》.

Y mientras giraba como una tapa de botella usando el piso congelado, desató 《Narukami》, la cual estaba en su cintura, apuntando a Shizuku quien aún estaba lejos.

Instantáneamente, de la espada desenfundada se desató una tajada relámpago con forma de medialuna dirigida al cuello de Shizuku.

Luego de ver a través del plan de Shizuku, inmediatamente realizó un contraataque a larga distancia luego de esquivar sus ataques.

Touka estaba visualizando su evasión y contraatacó en el momento en que vio 《Bala de Agua》.

No hubo ningún enemigo hasta ahora que pudiera ver a través de Shizuku con tanta velocidad y precisión.
Pero—- eso estaba dentro de la predicción de Shizuku.
Un momento antes de que la tajada relámpago cortar a Shizuku.

Una pared de agua con un ancho de trece metro desde el piso apareció entre Shizuku y la tajada.

Era el Arte Noble 《Shouha-Suiren》. Era la técnica defensiva impenetrable de Shizuku que no permitía que ninguna clase de ataques con balas o rayos pasara.

Por supuesto, Shizuku no pensaba que 《Raikiri》 la dejaría salirse con la suya.

Obviamente, porque se trataba de la cuarta caballero aprendiz más fuerte de Japón.

Estaba segura de atacar desde larga distancia.

Habiendo leído eso, Shizuku había tomado precauciones.

La tajada relámpago fue capaz de destruir parte de la pared de agua, pero no la penetró.

Había lidiado con seguridad con el contraataque de Touka.

—Ese pensamiento existió por un breve momento.

“—Nn.”

El instante en que Touka vio que su ataque no pasó a través de la pared de agua, soltó dos, tres, diez tajadas relámpago más sin esperar ni un segundo.

Desató ataques relámpago como una ametralladora.

Qué ataques aterradoramente violentos eran esos.

No existía ningún valor como antes cuando vio a través del plan de Shizuku. Esto era sólo un espasmo de fuerza bruta abrumadora.

Pero todo era parte de su plan.

Touka, en este punto, ya había comprendido la ventaja que tenía frente a Shizuku.

Era el tiempo requerido para ejecutar técnicas.

Shizuku necesitaba prestar atención sobre cada una de las moléculas de agua, removiendo todas las impurezas para crear agua pura que tuviera el atributo aislante, para esquivar los rayos. Era una operación delicada y extremadamente tensionante.

En comparación, Touka sólo necesitaba envolver sus cortadas con relámpagos y enviarlas volando hacia Shizuku. No requería realmente un procedimiento delicado.

Por supuesto, una diferencia en sus velocidades apareció.

Touka se dio cuenta de esa ventaja con un solo intercambio.

Ese arrinconamiento con una barrera de ataques relámpago instantáneos era el desarrollo más difícil para Shizuku.

Y esa era una deducción correcta.

Shizuku será incapaz de deshacer esa barrera si se encontraba bajo constante bombardeo.

Shizuku no tenía más opción que protegerse con 《Shouha-Suiren》 de la barrera de cuchilladas relámpago.

Pero incluso un solo ataque de Touka era pesado.

La caliente espada relámpago ciertamente estaba, sin dudas, descascarando la defensa de Shizuku.

Y luego de varias decenas de ataques, esa barrera de relámpagos como ametralladora finalmente destrozó la última defensa de Shizuku.

Touka inmediatamente procedió a balancear a 《Narukami》, intentando poner fin con un último ataque relámpago.

—Fue en ese momento.

“¡………n!”

El movimiento de Touka se detuvo.

¿Por qué?

La razón se encontraba en su punto de apoyo.

Los pies de Touka fueron atrapados por algo.

Eran brazos hechos de agua brotando del suelo congelado.

Los brazos de agua se congelaron en el instante en que atraparon a Touka, efectivamente suturándola al suelo.

Al mismo tiempo una sombra estaba acercándose a Touka desde arriba, cuyos movimientos habían sido completamente sellados.

¿Qué es eso?

Fue demasiado tarde cuando Touka quitó su vista de Shizuku y miró por encima de sí misma. Lo que vio era una escena donde un enorme pilar de hielo estaba cayendo a una velocidad aterradora desde el punto ciego absoluto de un humano, y se había aproximado tanto a ella que casi tocaba su nariz.

—Todo fue de acuerdo a cómo Shizuku lo planeó.

Si Touka iba a ir a la ofensiva al ver rápidamente a través de su plan, entonces Shizuku iba a contraatacar al ver profundamente a través del plan de Touka.

Shizuku dejó que Touka pensara que ella tenía la ventaja en cuanto a velocidad.

Provocó que ella tuviera la idea errónea de que todo lo que Shizuku podía hacer era estar a la defensiva y protegerse como una tortuga.

Y tras esa fachada, infundió su maná en el suelo y creó los brazos para contenerla. Del otro lado, usó el agua que fue vaporizada por los ataques relámpagos de Touka para crear una masa de hielo para aplastarla.

Realizó simultáneamente tres operaciones complejas de maná distintas.

Una hazaña que los Blazers promedio no serían capaces de realizar, pero Shizuku podía hacerlo.

Su habilidad para controlar el maná era digno de una rank-A, porque era el nivel más alto en la humanidad, incluso superando al de Stella.

Instantáneamente, la masa de hielo que cayó, partió el ring junto con Touka.

Su poder fue tremendo. La resquebrajadura de la destrucción se extendió hasta las gradas.

Fue un ataque así de poderoso.

Y en el centro de la destrucción había una lápida hecha de hielo.

Era imposible que ella pudiera seguir de pie luego de recibir ese ataque.

El resultado del enfrentamiento era obvio para todos. Se suponía que lo fuera.

A pesar de eso, Shizuku lo sintió.

–Que incluso un solo átomo de esa atmósfera casi dolorosa no había desaparecido.

Como para asegurar su comprensión, la masa de hielo se abrió desde ambos lados como una flor en su plenitud.

《Raikiri》 yacía en el centro de aquello, ilesa.

“……” “……”

Ambas atacaron, y se defendieron al punto en que el suelo estaba parcialmente destruido, pero todavía ninguna de las dos había anotado un punto.

Estaban empatadas.

La lucha de las dos caballeros rank-B había regresado al punto de inicio, ambas mirándose fijamente la una a la otra.

♦♦♦♦♦

『¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡A……… asombroso!!!!!!!!!!! ¡Qué enfrentamiento de alto nivel en ataque y defensa! ¡Yo, a pesar de ser una comentadora, no fui capaz de soltar una sola palabra!』

La comentadora quien estaba cautivada por la pelea, gritó como si finalmente hubiera recordado tu posición.

Y con eso la audiencia, finalmente se liberó de la presión que los había mantenido sin aliento, y se elevaron las voces de asombro.

「¡¿Qu, qué demonios son……?! ¡¿Son humanas como nosotros……?!」

「¡Impresionante, la Presidente es impresionante después de todo!」

「¡No, no, ya sabía que la Presidente era impresionante! ¡Después de todo, estuvo entre las mejores cuatro! ¡¿Pero qué pasa con esa novata que está peleando a la par con ella?!」

「¡En ese momento, se defendió, contraatacó, preparó una trampa, y usó su carta del triunfo… ¿cuántas cartas jugó en tan poco tiempo?!」

「¡Sin embargo, la Presidente contraatacó todas!」

「Ambas son monstruos. ¡Entonces, este es el poder de un rank-B……!」

『¡Su lucha ha provocado una conmoción en el estadio! ¡Sin embargo, no es una sorpresa! ¡Poder, técnicas, estrategias; todo lo mostrado en este enfrentamiento no está al nivel de una competencia interescolar! ¡No sería raro que alguna de ellas se convierta en el Rey Espada de Siete Estrellas, teniendo tal poder! ¡Encima de eso, ambas están ilesas aun luego de una batalla tan violenta! Como se suele decir “¡Los diamantes cortan diamantes!” ¡¿A quién escogerá el destino como la ganadora de hoy?!』

“¡Shizuku, lo está haciendo bien……!”

“¡…Sabía que era fuerte, pero a este punto… incluso yo me sorprendí!”

Como la comentarista y los demás, Stella y Arisuin, viendo a Shizuku aguantando en su propio juego expresaron su admiración.

Ya que su oponente era la caballero más fuerte de Hagun.

Y además estuvo entre los mejores cuatro del Festival de Arte con la Espada de Siete Estrellas del año pasado.

Ante tal oponente, Shizuku estaba luchando de igual a igual.

En otras palabras, significaba que el poder de Shizuku era igual al de los monstruos que vivían en la cima de las Siete Estrellas.

“¡A este ritmo, podría ganar realmente……!” dijo Stella, con expectativas.

A pesar de pelear con ella todo el tiempo, Stella no odiaba a Shizuku.

Había cosas que ellas entendían, precisamente porque amaban al mismo hombre.

Es por eso que Stella estaba feliz con este desarrollo desde el fondo de su corazón.

Shizuku estaba luchando lo suficientemente bien contra una usuaria del rato de alto ranking.

Por eso, el resultado de este enfrentamiento no estaba claro. Había una gran posibilidad de que algo inesperado sucediera.

Pero, ubicado junto a ambos, se encontraba—

Kurogane Ikki era el único que estaba mirando hacia el ring, seriamente.

(………De igual a igual, huh.)

♦♦♦♦♦

“Bueno, Kanata, esas dos ciertamente están a la par.”

“Sí, Vicepresidente, ese parece ser el caso.”

Dos personas del consejo estudiantil liderado por Touka Toudou, Utakata Misogi y Kanata Toutokubara, estaban mirando el enfrentamiento desde arriba de la entrada roja ubicada en frente de la entrada azul donde se encontraba el grupo de Ikki.

“En serio, los novatos de este año son asombrosos. Todos son muy fuertes. Tendría que rendirme. Si se portaran mal, los que tendrían que ir a detenerlos seríamos nosotros, ¿huh?”

“Jajaja. ¿No estás llorando de la alegría? El punto es que podemos graduarnos con tranquilidad.”

Quejándose con una voz refinada como el trinar de un pájaro cantor, Kanata miró de nuevo a la oponente quien estaba luchando de igual a igual con Touka por debajo del ala de su sombrero.

“Sin embargo, me sorprendió realmente que pueda competir con nuestra princesa a tal nivel.”

“Es cierto. No es inferior en lo más mínimo. Que haya alguien así entre los de primer año además de Kurogane-kun y Stella-chan, es verdaderamente asombroso.”

Utakata también lo reconocía. Y más que reconocerlo, sonreía animadamente con autocontrol.

“—Pero sigue siendo, a fin de cuentas, el rango equivocado.”

Cierto. Era la razón por la que Ikki tenía una expresión seria. Se trataba de la realidad visible del actual enfrentamiento. Touka había tomado control absoluto en la distancia corta. En primer lugar, podría decirse que atravesar eso era imposible. En otras palabras, la manera de ganar de Kurogane Shizuku consistía completamente en dominar a larga distancia. En ese caso… era un error decir que estaban a la par. La escena de ataque y defensa de recién era, en lo que respectaba a Shizuku, una relación de siete a tres de la que ella tenía que salir victoriosa. A pesar de eso, no pudo efectuarle ningún daño a Touka. Es decir, si el enfrentamiento actual estaba restringido al ataque y defensa, estaban empatadas, pero si uno expandiera su pronóstico y estudiara atentamente toda la pelea… desde hace un rato, había emergido una clara superioridad entre Lorelei y Raikiri.

Además—

“Además, Touka aún no está yendo en serio.”

Shizuku era una caballero rank-B, una usuaria de agua que podía presumir de una Control Mágico casi rank-A. Tratándose de un talento magnífico, había algo en el Festival de Arte con la Espada de Siete Estrellas que no podía encontrarse en otra parte por casualidad. Eso era experiencia ganada con mucho esfuerzo. Por esa razón, Touka no atacaba intencionadamente sin razón, y aceptaba el combate a larga distancia que Shizuku quería. Con el fin de estudiar la ofensiva de la mejor usuaria de agua.

“Luchar antes del Festival de Arte con la Espada de Siete Estrellas, Touka probablemente esté encantada, ¿huh?”

“Sí. Pero aun así, es hora de estudiar cómo ponerle fin. La duración del enfrentamiento de hoy es extremadamente estricta. Porque como presidente del consejo estudiantil, ella prefiere no atrasarse con su agenda.”

♦♦♦♦♦

Exactamente como Kanata había dicho, alguno inusual estaba sucediendo en el ring. Bajo los pies de Touka, la superficie de hielo creada por el Campo Congelado comenzó a evaporarse. Con los Joules de energía creados por la manipulación de vasto poder eléctrico de una usuaria del rayo, Touka estaba anulando el Campo Congelado. Y elevando a Narukami, dirigió su punta hacia Shizuku.

Shizuku ciertamente sentía una sed de sangre que perforaba el corazón por el claro brillo de la punta de la espada, y su expresión se tensó. Sin embargo, la razón de la tensión de la expresión de Shizuku no sólo era por esa presión.

No lo entiendo.

Mientras Shizuku estaba rodeando a Touka con un hechizo, había sido invadida por la duda. Era la respuesta anterior a la ofensiva y defensiva de no hace mucho que le estaba ocasionando una duda no removible.

¿Cómo pudo ser capaz de responder a mi ataque sorpresa?

El control mágico de Lorelei eclipsaba por mucho al de Raikiri. Comparada con Stella la caballero rank-A, el control mágico de Raikiri era aún más inferior al de Shizuku. Por esa razón, Shizuku tenía confianza absoluta en su estrategia de encubrimiento. Era imposible para su oponente que discerniera qué clase de técnica estaba desatando. Además, los humanos tienen un punto ciego absoluto encima de sus cabezas. Incluso las personas podían reaccionar a indicaciones desde atrás de ellos pero no podían sentir cosas encima de sus cabezas. Ese era el mecanismo de las criaturas llamadas humanos. Pero a pesar de eso, Touka lo percibió como si no fuera nada extraordinario, y cortó la lápida de hielo en dos.

Estoy viendo algo… algo que nunca antes he visto.

En el instante en que pensaba eso fue que…
Un viento repentino sopló, y Shizuku vio la figura de Touka blandiendo a Narukami frente a sus ojos.
Shizuku miró desorbitadamente ante ese paisaje, y casi gritó. Era comprensible, porque en un parpadeo, el enemigo tenía que estar a decenas de metros de distancia se había acercado lo suficiente como para extender una mano y tocarla con su espada.

“¡Guh—!”

Pero aun sí estaba sorprendida, no se congeló. Shizuku lanzó su cuerpo hacia atrás sin tropezarse, y evadió el destello de la espada que fue ondeada en una línea horizontal. Y luego giró su cuerpo, y puso su mano izquierda sobre el suelo. De la palma de su mano izquierda, agua de alta presión explotó hacia el exterior, impulsando y alejando su cuerpo de Touka.

Era simplemente una decisión lógica que no se detenía en la evasión. Sin embargo, esa era Shizuku usando generalmente la razón y de alguna forma actuando con determinación y calma. Pero en este momento, su cabeza estaba entrando en pánico.

¡La razón, no la entiendo!

No podía comprender qué estaba ocurriendo. Su mirada no podía distraerse ni por un momento. A pesar de eso, Touka había acortado la distancia algunas decenas de metros sin sonido ni advertencia, y abruptamente apareció frente a sus ojos.
「¡Oh, la contendiente Kurogane! ¡La de recién fue una peligrosa evasión! ¡Aunque fue capaz de ingeniárselas para lidiar con el movimiento de la contendiente Toudou, ¿qué demonios sucedió hace un momento! ¡Parece que de alguna forma, perdió la concentración, pero…!」
¿He perdido la concentración?

Ante la voz de la relatora, Shizuku frunció las cejas con desconcierto. Era imposible que ella perdiera la concentración en medio de un enfrentamiento. No obstante, las palabras que la relatora pronunció parecían evidentes para todos los demás. Que había subestimado a Raikiri, quien acababa de atacar.

Aunque puede que eso haya pasado.

En todo caso, había sido desfavorable recién. Tenía que concentrarse para que nunca vuelva a suceder. Shizuku se dijo a sí misma con fuerza, y reunió su cautela en sus ojos.

Al siguiente instante, sus ojos que bajaron vieron la hoja de Narukami acercándose.
“¡¿…Uu?!”

Cortó profundamente la ropa de Shizuku, y no tuvo tiempo de esquivar o pensar.

「¡Aaaaahhh! ¡La contendiente Kurogane Shizuku recibió un golpe de la espada de la contendiente Toudo! ¡Y fue uno bastante profundo! ¡¿Podría ser una herida letal?!」

Sin embargo, en el instante que todos pensaron que el enfrentamiento estaba decidido, el cuerpo de Shizuku de repente palideció, se convirtió en agua común y corriente, y se derramó sobre el ring. Y la Shizuku de verdad ya estaba detrás de Touka, situándose a una gran distancia en la arena.

「¡E-Era alguna clase de clon de agua! ¡La contendiente Kurogane ha evadido la espada de Raikiri espléndidamente… no!」

La voz de la relatora de pronto se cortó. ¿Por qué? Porque el color escarlata fluyendo por la mano izquierda de Shizuku era visible.

「¡Está goteando sangre de su mano izquierda! ¡No pudo esquivarla perfectamente! ¡Al final, la contendiente Kurogane fue golpeada! ¡La primera en infligir daño en este enfrentamiento es ‘Raikiri’, la contendiente Touka Toudo!」

“¡Kuh…!”

No la vi en absoluto.

Shizuku se quejó mientras aferraba la ligera herida en su brazo izquierdo. No sabía qué clase de mecanismo había sido usado. Qué clase de método fue usado para moverse de manera invisible, Shizuku no podía comprenderlo por completo. Sin embargo, el color escarlata que fluía de su mano izquierda le comunicaba una sola verdad.

¡No puedo captar los movimientos de este enemigo…!

Cierto. En ese instante, era obvio a los ojos de cualquiera que el forcejeo parejo entre estas dos personas se había roto.

♦♦♦♦♦

Una vez que la lucha por la supremacía se rompió, en la situación a continuación, Touka presionaba de esa manera. Shizuku comenzó una batalla defensiva unilateral, y corría por el ring con determinación. Sin embargo, el ritmo de persecución de Raikiri era veloz, y la propia reacción de Shizuku era reducida por la carga generada por sus movimientos evasivos. Se estaba cansando gradualmente, y si ahora seguía bajo presión eso iba a llevarla al agotamiento repetidamente al grado de colapsar.
「¿Qué está pasando? Lorelei y Raikiri parecían luchar a la par al principio, pero ahora Lorelei está escapando, y parece que es lo mejor que puede hacer. ¡¿Por qué el balance cambió tanto?!」
La desconcertada relatora no había comprendido que Shizuku había perdido de vista a Touka. Debido a eso, no podía entender por qué el enfrentamiento ahora estaba progresando tan unilateralmente. Sin embargo, había una verdad que todos en este campo de batalla podían entender. Eso era—quién será la ganadora de esta pelea.

「Aunque está bien que se rinda ya…」

「Supongo que esta era una oponente pesada para una estudiante de primer año después de todo.」

「A pesar de que pensé que había una posibilidad de que ella sería capaz de competir…」

「¿Bueno, entonces? ¿Quieres que nos vayamos?」

「Sí, el enfrentamiento ya está decidido. Esa Presi es muy fuerte.」

El estadio cuya atmósfera se estaba calmando; el entusiasmo del comienzo no se hallaba en ninguna parte. Así era. Si uno lo pensaba, sin importa cuán excepcional fuera, seguía siendo una estudiante de primer año. ¿Había una razón para que la mejor caballero de Hagun perdiera contra esa clase de oponente? Había habido un entusiasmo incorrecto, pero ese tipo de atmósfera patética ahora se había desplazado por el estadio.

En medio de eso, Stella le preguntó a Ikki con una voz que protestaba.

“…Oye Ikki. ¿Cómo lo está haciendo Shizuku?”

“¿Cómo, a qué te refieres?”

“Puedo darme cuenta con sólo mirar. Es obvio que su respuesta a los movimientos del oponente empeoraron de repente.”

“Es como Stella-chan dice. Aunque la Presidente se está moviendo normalmente, parece como si ella no pudiera verla.”

Arisuin también sentía que había un problema con los movimientos de Shizuku. Y por supuesto, Ikki también. Pero Ikki podía ver algunas cosas más que ellos dos.

“…Es exactamente así, probablemente.”

“¿Eh?”

“Shizuku realmente no puede verla. Ya he visto algo como esto una vez.”

Fue aquella vez antes de su batalla debut, cuando se encontró con la Princesa Yaksha Nene Saikyou en la recepción.

“Esa vez, Saikyou-sensei apareció en frente de mí en un instante. A pesar de que no la aparté de mi campo visual ni por un momento, se encontraba sobre mi pecho antes de darme cuenta. En este momento, Raikiri probablemente está usando la misma técnica corporal, creo.”
“Ajaja. Como se esperaba de Kuro-bou. Lo notaste después de todo, ¿huh?”
Una voz descendió desde un ángulo superior. Ikki dirigió sus ojos en esa dirección, donde una mujer bajita cautivadora vestida con un kimono y una mujer imponente vestida con un traje estaban descendiendo por la escalera del estadio con forma de tazón.

“Hola~. Ha pasado tiempo ♪.”

“Saikyou-sensei, y Madam Directora. Las dos juntas, ¿me pregunto si está pasando algo?”

“Qué, ella les habló porque los vio a ustedes, no porque haya una razón.”

La directora, Kurono Shinguuji, respondió la pregunta de Arisuin. Estas dos vinieron a ver el duelo entre dos chicas rank-B en una Batalla de Selección común y corriente. Sólo los saludaron porque el grupo de Ikki estaba teniendo una conversación interesante.

“…Oiga, Nene-sensei. Lo que dijo Ikki, ¿está en lo correcto?”

Saikyou -sensei confirmó la pregunta de Stella asintiendo.

“Síp. Esa es una técnica de artes marciales japonesa antigua llamada Pasos Sin Camino que combina el control de la respiración y el juego de piernas. O algo así—”

“¿…Eh?”

En un instante, Saikyou quien tenía que situarse a al menos cinco metros de distancia de Stella reapareció muy cerca, y—levantó los grandes pechos de Stella desde abajo mientras los frotaba.

“¡¿Eek?!”

“¿Oh, esta sensación? Bueno, no sale leche. Pero aun así son super suaves~♪”

“¡Kyaaaaa! ¡¿Qu-Qu-Qué está haciendo?!”

“Me preguntaba si frotar los tuyos hará crecer los míos.”

“¡Si quiere que crezcan entonces frote los suyos!”

“¡No tengo nada que frotar, IDIOTA!”

“¡¿Se está enfadando con la víctima?!”

Ignorando a las dos personas ruidosas, Kurono le preguntó algo a Ikki.

“Kurogane. Alguien como tú ya ha descubierto cómo funciona Pasos Sin Camino, ¿cierto?”

Ante esa pregunta, asintió.

“De alguna forma. Si me dice que haga lo mismo, probablemente lo haría.”

“Oye Ikki, ¿qué es Pasos Sin Camino?”

“Veamos, los humanos no son nada más que animales, y como una máquina, no pueden procesar todos los pequeños detalles que ven y escuchan, y el cerebro ciertamente no puede reconocer de manera consciente todo los objetos y sonidos. Después de todo, si procesaran y analizaran todos los que ven y escuchan, el cerebro se agotará. Por eso, el cerebro humano enviará información de baja prioridad al inconsciente, y se abstendrá de reconocerla con el fin de aligerar la carga sobre sí mismo. Pasos Sin Camino es una técnica marcial que aplica un control peculiar de la respiración y el juego de piernas para enviar la existencia del usuario al inconsciente del oponente. Como resultado, incluso Shizuku no puede ver a Toudou-san, se ha vuelto incapaz de reconocer ese hecho. Aunque el cerebro y el ojo pueden capturar los movimientos de Toudou-san, no pueden ser procesados porque la consciencia los está clasificando como información innecesaria, al punto en que un peligro que pone en riesgo la vida pueda aproximarse incluso a un milímetro de distancia.”

“En el blanco. Lo entendiste bien.”

Kurono lo elogió con admiración, ya que no había errores en la respuesta de Ikki, que divulgaba el misterioso mecanismo que estaba asaltando a Shizuku.

Cierto. Sólo había inconsciencia allí.

El oponente estaba haciendo que todo acerca de ella misma se vuelva imperceptible al desplazar su respiración y su cuerpo medio paso, y al deslizarlos en ese intervalo, había evadido la atención fijada sobre ella. Ese era el mecanismo detrás del juego de piernas de la vieja escuela de Pasos Sin Camino.

“Porque ya he visto esa técnica corporal una vez.”

Además, el Pasos Sin Camino de Touka tenía grandes imperfecciones comparado con el de Saikyou. Debido a eso, Ikki fue capaz de ver a través del mecanismo.

“Pero no pensé que había una estudiantes que pudiera hacer lo mismo que la Princesa Yaksha.”

“Bueno, es natural poder hacer lo mismo, ya que Nene y Toudou estudiaron bajo el mismo caballero. Pasos Sin Camino originalmente fue una técnica que era el punto fuerte de aquel caballero.”

“¿Entonces es así? Por cierto, ¿quién era ese profesor?”

“Torajirou Nangou.”

“¡¿Nangou, el ‘Dios de la Guerra’…?!”

Al revelarse el nombre, Ikki mostró una expresión impactada.

El Dios de la Guerra—Torajirou Nangou. El rival eterno del gran héroe Ryouma Kurogane, el caballero mayor que estaba en servicio activo mientras tenía noventa años. Es una leyenda viviente de la que gente hablaba sin parar.

“Es como cuanto tú lo viste en un hospedaje una vez, y le suplicaste que te entrenara luego.”

“Mu. ¡Espera un segundo, Kuu-chan! ¡Nunca pensé en ese viejo como un maestro, ni siquiera una vez!”

“¿Por qué te da vergüenza? Esos suecos seguramente son algo que le copiaste a esa persona.”

“¡T-T-Te equivocas! ¡Los compré por correo para aliviar mi constipación!”

“Sandalias para cambiar la manera en que caminas, huh…”

Mientras palmeaba el kimono de mangas largas de Saikyou, Kurono transmitió su honesta opinión de que “esa persona no es sincera con sus sentimientos como siempre” sobre Saikyou quien por alguna razón se había irritado, y luego dirigió su mirada a Ikki una vez más.

“Bueno aun así, si puedes ver el mecanismo tan claramente a tal extremo, debería ser comprensible para ti. Tu hermana menor no puede romper Pasos Sin Camino.”

“¡Eh—!”

La declaración de esas palabras, era la verdad acerca de la derrota sin remedio de Shizuku. Fueron Stella y Arisuin quienes elevaron sus asombradas voces al escucharla.

Pero Ikki, aunque tenía una expresión amarga, no mostraba asombro. ¿Por qué? Porque ya había llegado a esa conclusión hace mucho.

“¿…En serio, Ikki? ¡¿No hay manera de que rompa Pasos Sin Camino?!”

“No, existe una manera de romper Pasos Sin Camino con tu propio cuerpo. Es suficiente para desplazar voluntariamente tu atención hacia el inconsciente. Sin embargo, es más fácil decirlo que hacerlo.”

Por ejemplo, imagina que hay un hombre apuntando un arma en frente de los ojos de uno. Y que ese hombre obviamente está mostrando hostilidad, y apoyando su dedo sobre el gatillo. En una situación así, cualquiera tendría sus ojos pegados al cañón del arma. Sería natural, porque la vida de uno está en peligro. Bajo ese tipo de situación, ¿alguien le prestaría atención al arete del hombre? ¿A alguien le importaría quién era el fabricante del arete? Es imposible que a alguien le importara. Nadie reconocería de manera consciente información sin importancia, probablemente. Sin embargo, con el fin de romper este Pasos Sin Camino, uno tiene que quitar sus ojos del cañón y enfocarlos en el arete bajo esa situación seria. Esa era la manera de desplazar la atención de uno al inconsciente.

“Shizuku está ahora en un intercambio por su vida. En esta situación donde su oponente se está escurriendo intencionalmente de su consciencia, ***, y si no puede recuperar el control libre de su propio cuerpo y consciencia, no será capaz de lograrlo.”

Por ejemplo, si se tratara de alguien como Ikki o Stella, incluso eso probablemente era posible. Porque estas dos personas, a parir del proceso de aprendizaje de las artes marciales, han establecido un control casi completo sobre sus cuerpos. Sin embargo, Shizuku era diferente. Era la mejor cuando se trata de control de la magia, pero en cuanto a controlar su cuerpo físico, era una novata. Por eso, más que pensar que fue un descuido, ella intentará concentrarse. Como consecuencia, su campo de visión se achicará, y la oscuridad de su inconsciencia se profundizará. Dando lugar a un círculo vicioso perfecto.

“Honestamente… es muy severo para Shizuku, creo.”

“¡No puede ser…!”

Por supuesto incluso Ikki no quería imaginar la derrota de Shizuku. Pero era triste que Shizuku y Touka, estas dos caballeros rank-B, tuvieran tanta diferencia. Cual fuera el esfuerzo adicional que Shizuku intentara hacer, simplemente no podía desatar un ataque efectivo sobre Touka.

Y eso era con su fuerte, la larga distancia. En una pelea sin la igualdad que proviene con la distancia, el enfrentamiento se volvería complicado. Probablemente sería imposible obtener una victoria en una situación donde ella esté completamente acorralada. Sin dudas, estaba siendo dirigida hacia una distancia letal. El rango de Raikiri.

“…Quizás, hay una posibilidad de que Shizuku tenga una carta del triunfo que pueda usar para lidiar con Raikiri en un rango corto. Pero si no…”

Ikki no lo dijo muy osadamente. Sin embargo, aun si no lo decía, Stella podía entender las palabras que le seguirían a eso.

Era misterioso. En lo que respectaba a Stella, Shizuku era una rival en el amor. Una persona que no podía ser más que un obstáculo, pero aun así—ella entendía a Shizuku. En este momento, qué clase de sentimientos tenía Shizuku en esta pelea. Cuán fuerte eran los pensamientos con los que Shizuku estaba lidiando en su pecho durante esta pelea. Como amaba al mismo hombre, ella entendía lo mucho que dolían esos sentimientos.

Por eso—
“¡Shizuku—! ¡Da lo mejor de ti—!”
No era algo que podía expresar en una sola palabra. A pesar de saber eso, Stella no pudo contener ese grito.

♦♦♦♦♦

La fuerte y hermosa voz de Stella reverberó a través del punto de reunión que había perdido entusiasmo. Naturalmente, también llegó a los oídos de Shizuku. Esta voz, de una rival en el amor que ella conocía muy bien, golpeó sus tímpanos dándole un grito que deseaba sinceramente la victoria de Shizuku. Ante ese grito, Shizuku apretó su puño lo suficientemente fuerte para bloquear el sangrado.

¡No es como si estuviera feliz porque alguien como tú me anime!

Levantando sus cejas, Shizuku fingió ser dura. Sintiéndolo dentro de su corazón, con el fin de ignorar una terrible emoción de ansiedad difícilmente formada. Si aceptaba eso, sería darle un modo de tener un cambio permanente en la relación entre esa chica y ella.

Pero por mucho que la ignorara, la voz de Stella había originado un sentimiento en el corazón de Shizuku. Ese era el espíritu competitivo.

Stella-san definitivamente irá al Festival de Arte con la Espada de Siete Estrellas.

Ella era simplemente la única caballero rank-A en Hagun. En este momento era alguien rankeada aún más alto que Shizuku, y que Raikiri a quien Shizuku estaba confrontando. No pensaba que sea probable que Stella tropiece durante las selecciones. Además, Ikki quien venció a Stella probablemente avance otra vez, hacia el escenario nacional. Shizuku entendía la fuerza de su hermano más que nadie. Por esa razón, no tenía dudas de aquella verdad.

Por eso—no podía ser la única que perdiera aquí.

Yo también ganaré, y avanzaré. ¡Con Onii-sama, con todos juntos, al Festival de Arte con la Espada de Siete Estrellas—!

En el momento que pensó en eso, el espíritu de lucha de Shizuku quien había perdido la fuerza por la inferioridad sin esperanzas, surgió de repente. Mientras curaba su cuerpo herido, mantuvo la cabeza en alto y miró severamente al enemigo frente a sus ojos.
「¡Oh, la contendiente Kurogane quien ha estado defendiéndose unilateralmente aún no se ha rendido! ¡Le ha brindado curación a su cuerpo, y ha adoptado una pose que demuestra que quiere continuar! ¡¿Acaso será que descubrió una manera de ganar?!」
No había descubierto tal cosa. Pero había hallado determinación.

…El acercamiento de Touka, ella no podía seguirlo. Qué clase de mecanismo era, Shizuku no lo entendía, pero se había dado cuenta lo suficiente para odiarlo. En ese caso—no podía seguir defendiéndose. Más que el hecho de que no podía ver los movimientos del oponente, la estrategia de torcer el primer paso a larga distancia estaba fallando. Acurrucarse a la distancia sólo empeorará la situación más y más. Por eso, concentrarse en sobrevivir naturalmente distraería su ofensiva.

Su oponente era Raikiri. La mejor caballero de Hagun que cuenta con la tajada invencible a corta distancia. Pero si no había otra manera de lograr la victoria—

¡La capturaré! ¡A esa distancia corta invencible!

Shizuku se preparó para eso, y puso su fuerza en su agarre de Yoishigure. Pero sin saber nada acerca de esa determinación, Touka despiadadamente y sin compasión, penetró una vez más el fino espacio de la consciencia de Shizuku con Pasos Sin Camino—

¡En ese instante, Shizuku se movió! Clavó Yoishigure en el suelo congelado, y gritó.

“¡¡¡Byakuya Kekkai!!!” (1)

¡Junto con las palabras de ese encantamiento, el hielo de Campo Congelado cambió de sólido a vapor en un instante, y se convirtió en una neblina profunda como una pantalla de humo que engulló todo el campo!

Shizuku había cambiado su manera de pensar. Si uno no podía ver en esa dirección de todas formas, estaría bien hacer que todo sea invisible. Por eso, a pesar de los Joules de calor, el Campo Congelado que no estaba cumpliendo con su función ya había sido vaporizado, dispersándose como una gruesa niebla en la que uno no podía ver ni a un metro de distancia.

En medio de esta neblina mágica, la única que podía moverse libremente era la que la usuaria, Shizuku. Sin ser capaz de ver, esta neblina era una extensión del cuerpo de Shizuku. ¿Qué había allí? ¿Quién estaba allí? Ella podía sentir todo eso. Y esa percepción había capturado sin dudas la posición de Touka quien había sido obligada a detenerse y le faltaba una técnica para establecer en el medio de la niebla.

Shizuku rodeó inmediatamente la espalda de Touka.

“Hisuijin.” (2)

Actuando con la voz, el agua en la atmósfera se reunió en el filo de Yoishigure, y pronto tomó la forma de una larga espada japonesa. Esa era una hoja de corrientes de agua que circulaban con alta presión. Es decir, tenía la fuerza del agua que desgasta las piedras gota a gota. Si se trataba de una corriente de alta presión, el agua podía pasar a ser una herramienta que podía cortar incluso el metal como mantequilla. En primer lugar, en lo que respecta a toda la Tierra, podía decir que el agua había esculpido su forma. No había nada en su superficie que no había sido desgastado por el agua. Shizuku, con un control mágico magnífico, había comprimido ese poder de la Madre Naturaleza en la forma de esa cuchilla—

“¡Hagámoslo—!”

Y desató una corrida hacia Touka. ¿Era un ataque suicida insensato? No, tenía la convicción de la victoria en su corazón. El ataque sorpresa por encima de su cabeza al principio, ella no entendía la razón por la que el enemigo lo había descubierto. Sin embargo, usar Narukami para intentar lidiar con Hisuijin de la misma manera en este momento, sería imposible. ¿Por qué? Por mucho que alguien posea una espada famosa o un poder cortante, el agua era un fluido. Narukami, la cual tenía una forma sólida, no podía detener tal golpe. Hisuijin pasaría a través de Narukami que vendría a bloquearlo, y cortaría el cuerpo de Touka.

Shizuku tenía esa visión. Por ese motivo, arremetió hacia Raikiri con convicción en su corazón, y—
“Eh…”

En ese momento, Shizuku la vio. En medio de la neblina. Con un par de ojos enfocados en Shizuku quien no podría ser percibida, vio la silueta de Touka que había adoptado una pose para desenvainar rápido su espada. Un destello relámpago visible se movió violentamente en la funda donde Narukami había sido guardada.

Lo sabía. Shizuku vio y recordó la imagen muchas veces. Esta técnica que desataba una luz cegadora. ¡Esa era una carta del triunfo que cortaba a través de toda resistencia en una sola tajada—!
“―Raikiri.”
Rociando plasma, pintando el mundo de blanco. Un calor avasallante liberado en un instante.

Shizuku, quien inició el choque, no podía detenerse. Estaba balanceando Hisuijin hacia abajo con toda su fuerza. Raikiri quien había liberado su poder, con sólo esa velocidad, borró esa espada de corriente circulante en un instante.

Como si todo hasta ahora hubiera sido así. El deseo de Kurogane Shizuku—había sido cortado de un solo ataque.

♦♦♦♦♦

El momento en que Raikiri, quien estaba cubierta de plasma, marcó el movimiento, una espada que trascendía la velocidad del sonido desató una ráfaga en la atmósfera alrededor. El mismo ventarrón que estalló barrió sobre Toudou, y voló la neblina de Byakuya Kekkai. Esa repercusión que alcanzó incluso los asientos de la audiencia, y ralló el punto de reunión agrietado. La fuerza de la atmósfera ya estaba al punto donde las personas no podían siquiera permanecer de pie.

Pero en medio de eso, Ikki no cerró sus ojos ni siquiera una vez. Dentro del feroz ventarrón, mirando al ring bajo sus ojos—al final, sin apartar su vista… él vio la figura caída de Kurogane Shizuku con sus propios ojos.
「¡ Un destello relámpago! ¡Una espada descendió! ¡Al mismo tiempo, el réferi ha cruzado sus brazos! ¡¡¡El enfrentamiento se acabó!!! ¡La contendiente Kurogane nos ha mostrado una valiente lucha pero aun así su oponente, una de los mejores cuatro del año pasado, fue insuperable! ¡¡¡La que conquistó esta prueba de vida o muerte contra una camarada rank-B es la presidente de nuestro consejo estudiantil, ‘Raikiri’ Touka Toudou!!!」

La relatora anunció el nombre de la ganadora, y bajó el telón del enfrentamiento.

Fue una buena pelea—ciertamente la ofensiva y defensiva al principio superó por mucho el nivel de los estudiantes. Sin embargo, los contenidos naturales del enfrentamiento probablemente significaron la completa derrota de Shizuku. Porque sin importar lo que sucediera, nunca iba a ser capaz de tocar a Touka.

Pero—aun así…

“Oye, Ikki.”

“Lo entiendo, Alice. Estuve mirando apropiadamente.”

Respondiendo de esa manera a la voz de Arisuin, Ikki miró a una parte en particular del ring. Lo que estaba viendo era la mano derecha de la Shizuku caída.

Esa mano derecha estaba sujetando la pierna de Raikiri.

Es verdad, fue una completa derrota. Sin embargo—

“Shizuku estuvo espléndida.”

Probablemente era la propia Shizuku la que sentía más que nadie la diferencia entre su poder y el de su oponente. A pesar de eso, no se rindió al final, y siguió con la lucha.

…Se ha vuelto más fuerte, ¿huh?

Esa pequeña chica, que siempre lo seguía con pasos chiquitos—todo este tiempo el día de hoy, no hubo un instante en que Ikki no sintiera el progreso de cuatro años de esfuerzo. Y—

Ikki miró la espada sobre la que se balanceaba un cabello color nuez y que estaba saliendo del ring.

…Como pensé, es fuerte.

En ese momento, Shizuku definitivamente no había realizado un suicidio insensato. El Byakuya Kekkai que le arrebató el campo de visión a su oponente. En el medio del Arte Noble que Shizuku poseía, la habilidad cortante más fuerte de la que ella podía presumir, Hisuijin. Ella, por medio de toda su fuerza propia, llevó a cabo seriamente una estrategia contra Raikiri. Probablemente tuvo una visión de su propia victoria. Pero para lograrla, ella cortó hacia delante de frente. Cuánto esfuerzo puso en ello, incluso pensando en el esfuerzo más alto, la existencia que se dirige hacia esa hipótesis distante aún más alta.

Ikki, quien luchó con el “Devorador de Espadas” Kurashiki Kuraudo, sabía esto. El alcance de las personas que residían en la cima de las Siete Estrellas, ni una sola de las personas que residían en ese dominio era ordinario. Eran super humanos que superaban las medidas comunes.

Por esa razón, Ikki pensaba—¿cuánto esfuerzo tomaría ascender hasta esa cima?

Toudou Touka, Raikiri… Parece que definitivamente cruzará espadas con ella, ¿huh?

♦♦♦♦♦

Después del advenimiento del destello que quemó su campo de visión, había una profunda oscuridad de desesperanza. Desde aquella penumbra, Shizuku lentamente se despertó. Levantando sus párpados pesados, vio un mundo borroso hasta que se enfocó. Lo que saltó a sus ojos fue el techo blanco de una impecable oficina médica, y—

“¿Te despertaste, no Shizuku?”

—reconoció el rostro de su compañero de cuarto.

“…Alice.”

Shizuku lentamente levantó su cuerpo a medias desde la cama. Cuando miró con más atención, vio que no sólo Arisuin se encontraba allí. Detrás de él, las figuras de su hermano Ikki Kurogane y Stella Vermillion también estaban. A partir de eso—

Ah, ya veo.

Shizuku comprendió que había perdido.

“¿Perdí, no?”

Ante esas palabras murmuradas, cayó un pesado silencio.

No te preocupes por eso, anímate. Las personas que eran parte de este mundo de los enfrentamientos y las peleas sabían cuán desalentadoras serían esas palabras. En este mundo, no había tales palabras para darle al que fue derrotado.

“…Shizuku, umm, ¿sabes?”

“Lo siento.”

Las palabras que Stella intentó comenzar a decir en medio de aquel doloroso silencio, Shizuku las hizo pedazos.

“Por un rato… sólo por un rato, ¿podrían dejarme sola? Estoy exhausta.”

Shizuku cubrió su rostro y les pidió eso a los demás. En ese momento, no quería escuchar nada, y no quería ver nada… Sólo quería estar sola.

“Entiendo… Vamos, Stella.”

“…Sí.”

Ikki simpatizó con los sentimientos de Shizuku, e instó a todos a que se fueran de la oficina médica de inmediato. Ella estuvo agradecida. El lamento de su derrota que corría por su corazón ya estaba llegando a su garganta. Su cuerpo temblaba miserablemente por la amargura, no quería que su hermano, Stella, ni nadie la viera así. Porque ella era una chica orgullosa.

Eso fue lo que les pidió, pero—

“¿…Por qué sigues aquí?”

Por alguna razón, Arisuin se había quedado en la sala con una dulce sonrisa en su rostro.

“Bueno, ¿me pregunto por qué?”

“Creo haber dicho que me dejaran sola.”

“Síp. Te oí.”

“¡Entonces—!”

En el instante que ella lanzó esas violentas palabras, Arisuin abrazó a Shizuku.

Eh…

“¿…Ali…ce?”

“En verdad luchaste con todo, ¿no?”

Arisuin transmitió con un tono calmo a los oídos de Shizuku quien se había sorprendido por el repentino abrazo.

“Tu hermano, estuvo mirando a Shizuku hasta el final. Dijo que estuviste espléndida.”

Y mientras acariciaba su cabello plateado como peinándolo—

“Y para mí, Shizuku no es alguien que quiere proteger ni alguien que quiere perder. Por eso… no tienes que fingir ser fuerte, sabes.”

Ese fue su límite. Ante las dulces palabras que habían sido anunciadas, ante el abrazo que la envolvía, los sollozos que se estaban elevando por su garganta salieron. Luego de soltarlos una vez, fluyeron como una represa.

Frustrante.

Frustrante. Frustrante.

Frustrante. Frustrante. ¡Frustrante!

El deseo que no se hizo realidad. El sueño que no alcanzó. Esos vestigios atormentaban a Shizuku. La frustración de que no podía ponerlo en palabras, Shizuku la soltó a gritos mientras se aferraba al pecho de Arisuin. Puso la suficiente fuerza como para cortar son sus uñas, pero Arisuin no aflojó su abrazo. Porque como compañero de esta orgullosa chica quien estaba expresando su amargura, él sabía que era el único. Por eso Arisuin siguió abrazando su pequeño cuerpo hasta que los sollozos de Shizuku acabaron.

♦♦♦♦♦

“Shizuku parecía enfadada.”

Recorriendo el pasillo desde la oficina médica hacia el dormitorio, Stella comentó.

“…Es comprensible. El camino al Festival de Arte con la Espada esencialmente se ha cerrado para ella, probablemente.”

Hace poco, Oreki le había informado a Ikki de antemano que de estas Batallas de Selección sólo avanzarán seis nombres como representantes, y esos casilleros se llenarán con los que permanecieron invictos. Ya que apuntaban a todo el país, estas peleas nunca permitirían una derrota.

“Pero Shizuku no tiene nada de qué avergonzarse.”

Ikki recordó la mano derecha de Shizuku que sujetaba el tobillo de Touka. Esa fuerza de voluntad que mostró al final, fue indescriptiblemente magnífica.

“Es una pelea rígida que no permite ni siquiera una derrota, ¿cierto?”

“Sí. Pero… no sólo es el problema de alguien más.”

Todos peleaban bajo las mismas reglas. Shizuku, Ikki, Stella—y todos los demás. Ninguna de las personas que apuntaban a la cima de las Siete Estrellas tenían permitido una derrota. Esa era la regla establecida por la nueva directora, Shinguuji Kurono. Un acantilado que filtraba a los contendientes con el fin de crear al Rey Espada de Siete Estrellas de Hagun. Incluso colapsar y reunir las estrellas de compañeros de alto ranking, para elegir a la persona más fuerte. Porque al final del día, sólo una persona podrá ocupar la cima de las Siete Estrellas.

“Es la recta final de las Batallas de Selección. Incluso nosotros tenemos que concentrarnos más que nunca, ¿cierto?”

“No perderé, sabes.”

Ikki dirigió su mirada a Stella, quien hizo aquella declaración. Y Stella también alzó la vista a Ikki otra vez. Con pupilas que contenían las abrazadoras y destellantes flamas de un fuerte espíritu de lucha.

“Absolutamente, no perderé. Porque lucharé y le ganaré a Ikki en las finales del Festival de Arte con la Espada de Siete Estrellas.”

Ante esa expresión de voluntad y afecto fuerte, Ikki sintió como la felicidad se elevaba dentro de su pecho. La promesa que hicieron aquella noche. Él sabía que no era el único que esperaba cumplirla con ansias.

“…Pienso de la misma manera, después de todo. Yo tampoco perderé, definitivamente.”

“Jeje. Por supuesto. No dejaré que desaparezcas a medio camino♪”

Stella expresó animadamente una dulce sonrisa con todo su rostro ante la respuesta de Ikki. Ante ese rostro sonriente, las mejillas de Ikki se relajaron. Últimamente, esta chica se había vuelto cada vez más y más irresistiblemente adorable. Cuanto más la conocía, más cercano a ella se volvía, más amaba a esta chica. Su fragancia a flores, su temperatura ligeramente alta—todo era adorable. Y como quería enamorarse aún más de esta chica, mantenía una motivación aún más alta de la que había mantenido hasta ahora. Se esforzaría todavía más de lo que lo había hecho hasta ahora. Con el fin de llegar a ser digno de la rival más fuerte que se encontraba junto a él, digno de la chica que era su amado encanto. Haberla conocido, fue la más afortunada de las suertes en lo que respectaba a Ikki.

“Bueno, para que no perdamos, ¿deberíamos entrenar un poco?”

“Está bien. Hablando honestamente, después de ver el enfrentamiento de Shizuku, mi cuerpo ha estado palpitando.”

“Jaja. Eso es muy típico de Stella. Démonos prisa y vayamos.”

Diciendo eso, Ikki corroboró que no había nadie más en el pasillo, entonces tomó la mano de Stella y entrelazó sus dedos. Cuando lo hizo, Stella también apretó la mano de Ikki. Desde que habían avanzado un paso como amantes en la piscina, poco a poco se habían acostumbrado al contacto mutuo. Últimamente, cuando iban a lugares por fuera del ojo público, uno de ellos espontáneamente tomaba la mano del otro. Entrelazar con fuerza sus dedos, y reconocer la temperatura y la presencia de su pareja, a Ikki y Stella les encantaba hacer esas cosas.

Bueno, por supuesto su contacto favorito era besarse… Sobre eso, respecto al amor entre ambos, lo que había comenzado en aquella piscina había acortado la distancia de los dos amantes. Ciertamente eso podía considerarse un progreso.

Sin embargo—a decir verdad, Stella se sentía un poco insatisfecha con la situación actual. O quizás insatisfecha no era la manera correcta de expresarlo. Quería acercarse más y más—a Ikki como lo haría una mujer. Encoger y encoger la distancia entre ella e Ikki, ese deseo estaba haciéndose más fuerte.

En la noche. En particular, cuando intercambiaban besos antes de ir a dormir. Lo peor era el momento cuando sus labios se separaban. Como ayer, cuando ella emitió un extraño gemido cuando sus labios se separaron y eso había sorprendido a Ikki.

Eso fue muy vergonzoso…

Asombrada por un dulce sonido que nunca había imaginado que podría llegar a salir de sus labios, ella inmediatamente se metió en la cama y se cubrió la cabeza con su futón, pero no obstante pasó tiempo antes de que el fuego que se había encendido dentro de su cuerpo se apagara.

Mis deseos sexuales son tan fuertes, me pregunto…

De sólo recordarlo de alguna manera se avergonzaba mucho. En primer lugar, no había buscado una respuesta a eso. Porque para Stella, estaba su posición como la segunda princesa del Imperio Vermillion. Sin embargo, al mismo tiempo Stella e Ikki eran adultos maduros por encima de los quince años. (Que los Blazers alcanzaban la mayoría de edad a los quince años era un estándar compartido por todos los países que participaban de la comunidad internacional de caballeros mágicos.) En otras palabras, ambos eran… adultos que podían consentir el matrimonio. Como adultos que alcanzaron la mayoría de edad, tenían el privilegio de enamorarse, por supuesto.

Y si, por casualidad… Ikki buscaba eso…

Si él la miraba directo a los ojos, posaba sus manos en sus hombros, y buscaba eso—si fuera en este momento, ¿qué respuesta elegiría ella? ¿Tomaría la posición oficial de una princesa imperial? ¿O en cambio escucharía sus propios sentimientos?

Si fuera la Stella de hace un tiempo, probablemente inventaría alguna excusa y rechazaría a Ikki. Pero ahora mismo, ¿qué haría?

Se preguntó a sí misma, pero no llegó ninguna respuesta.

Pero, si Ikki realmente quería y buscaba eso—

…Yo—

“¿Qué sucede, Stella? ¿Tu cara está muy roja?”

“¡¿Fue?! ¡Ah, no es nada!”

“Si no es nada, tu cara no se pondría tan roja, sabes. Me pregunto si habrás pescado un resfriado. Quizás tienes un poco de fiebre.”

Con una expresión preocupada, Ikki se acercó a su frente para revisarle la temperatura. Ante esa gentileza, Stella expresó sus sentimientos en un grito.

¡N-N-No te acerques a mi rostro ahora mismo—!

“¡E-E-Estoy bien! ¡En serio! ¡No tienes que acercarte tanto—!”

De alguna manera obligo a Ikki a retroceder, mientras se quedaba pasmada por su propia falta de pureza. Pensar que estaba considerando tal comportamiento dentro de la escuela antes de que el sol se ponga si quiera—

Una cosa así estaba mal.

Tal cosa está prohibida antes de ir a la cama.

¿Eso significaba que estaba bien en una cama? Stella ignoró la respuesta de su propio corazón y calmó sus sentimientos.

De repente, fue en ese momento. Desde el rincón en frente de sus ojos, con un sonido nuu, algo extraño apareció a la vista.

¿Era una sombra humana? Pensando eso, los dos soltaron sus manos en pánico. Como expresaron hace no mucho, Ikki tenía una posición social, ni hablar de Stella. Si iban a ser amantes, el mundo se iba a sacudir considerablemente, y esa interacción se convertiría en una pesada presión. Debido a eso, hasta que termine el período de estudiantes en el Festival de Arte con la Espada de Siete Estrellas, su plan actual era mantener la relación entre ambos en secreto.

Sin embargo… lo que apareció no era una persona. Era un monstruo con la forma de un rectángulo torcido blanco.

“¡Llevar… llevar…!”

Ese monstruo, si uno lo miraba atentamente, uno podía darse cuenta que se trataba de un montón de papeles encimados en un pilar. Alguien estaba cargando una pila de papeles con ambas manos. Era difícil entender quién lo estaba haciendo, porque la montaña de papeles era tan alta que ocultaba su rostro. Pero si uno miraba sus piernas, parecía tratarse de una estudiante.

“P-Parece un poco peligroso.”

“¿Sí, verdad? Deberíamos darle una mano.”

Decidiéndose, Ikki le habló a la estudiante.

“Umm, si quieres, ¿podría ayudarte a llevar eso?”

“¡¿Eh?!”

Sin embargo, la estudiante se sorprendió ante su abrupta voz, y su cuerpo se tensó. Debido a eso, su pie derecho se tropezó con el izquierdo, y—

“¡Eeeeek!”

“¡¿Whoa?!”

Y la pila de papeles cayó sobre Ikki.

“Sheesh, qué están haciendo ustedes dos…”

“¡Oh, no, no! ¡L-Lo siento! ¡No me di cuenta que había personas en frente de mí!”

“No, yo también lo siento por asustarte al hablarte de repente.”

Los tres se arrodillaron y juntos reunieron los papeles desparramados. Y entonces después de recogerlos hasta cierto punto, Ikki dirigió su atención a la espalda de la estudiante, y—
Frente a sus ojos, había un trasero moviéndose de izquierda a derecha.

“¡Bu!”

“Ohh, mis gafas… ¿dónde están mis gafas?”

Quizás al caerse, su falda se había levantado. Pero la estudiante no se había dado cuenta, y mientras tosía, estaba gateando buscando por el suelo con su mano. Al hacerlo, balanceaba y oscilaba su gran y voluptuoso trasero.

“¡Qué, oye tú! ¡Tu falda! ¡Tu falda se levantó!”

“¿Eh? ¡¡¡Nooooooooo!!!”

Ante la advertencia de Stella, la estudiante finalmente se dio cuenta de que estaba balanceando su trasero descubierto en frente del rostro de Ikki, y rápidamente acomodó su falda.

“¡L-Lo siento mucho! ¡Te mostré algo muy indecente…!”

“Err, no… ajaja.”

“Ikki, ¿lo viste?”

“…Si dijera que no, ¿me creerías?”

“¿Crees que lo haría?”

“Supongo que no necesito preguntar… ¿Hmm?”

Conforme suspiraba, algo llegó al campo de visión de Ikki. Se trataba de un par de gafas redondas con lentes extremadamente gruesos.

¿Ah, es esto lo que estaba buscando?

Suponiendo la razón por la que la estudiante había estado gateando mientras revoloteaba su trasero, Ikki levantó las gafas y se las dio.

“Oye, ¿esto es lo que estabas buscando, no?”

“¡Ah, sí! ¡Muchas gracias! No puedo ver nada sin ellas…”

La estudiante se dirigió a Ikki, y agradecidamente aceptó las gafas. Y fue ahí cuando Ikki y Stella vieron el rostro de la estudiante apropiadamente por primera vez—

“¿Eh?”

“¡¿Qué?!”

—y se congelaron del asombro con una sola pregunta.

“T-Tú eres—”

¿Por qué? Porque esta estudiante—esta chica con cabello color nuez en una trenza era—
“¡¿Raikiri―Touka Toudou!?”
Sin dudas, se trataba de quien había derrotado a Shizuku con un poder avasallante, la caballero más fuerte de Hagun.

“¿Eh? Ah, sí. Así es, ¿pero qué pasa con eso?”

♦♦♦♦♦

“¡Ah, Presidente! ¡Hola—!”

“Buenas tardes, Mishima-san.”

“¡Presidente! ¡Felicitaciones por el enfrentamiento de hoy!”

“Gracias por tu apoyo, Sayama-san.”

“¡Presidente Toudou, buenas tardes! ¡Gracias por ayudarme a buscar mi cartera la otra vez! Siento mucho que tuviera que acompañarme todo el día.”

“No te preocupes por eso por favor, Itagaki-san. Además, la encontramos gracias a Uta-kun, y yo no fui de mucha ayuda en absoluto… Ah, pero por favor ten cuidado de no perderla de ahora en más, ¿okey?”

Mientras avanzaban metro a metro, los estudiantes de varios años escolares y tanto chicos como chicas saludaban a Touka, y Touka les respondía individualmente por nombre. Ikki y Stella estaban sosteniendo los documentos que ella había estado cargando hace un momento, y estaban mirando esa escena mientras caminaban a algunos pasos detrás de ella.

“¿La gente idolatran a Touka-san, no?”

De pronto, Stella expresó sus pensamientos. Ante eso, Touka estaba sonriendo animadamente.

“Sólo hago las cosas que son naturales para la presidente del consejo estudiantil, después de todo. Dejando de lado eso, debo agradecerles a ambos. No sólo por juntar los documentos por mí, también por ayudarme a cargarlos…”

“No, no. Originalmente era una cantidad bastante cansadora para llevar.”

“Ajaja… Me confié un poco e intenté llevarlos de una sola vez. Al final, no debí intentar recortar presupuesto, supongo. Reflexionaré sobre ello.”

Touka sacó la lengua tímidamente. Ese gesto era extremadamente encantador, impensable para la misma persona que anteriormente había usado el poder de un dios feroz para derribar a Shizuku.

“Pero… me sorprendí. Vi el rostro de Stella en el periódico antes así que la reconocí, pero pensar que tú eres el rumoreado Kurogane Ikki-san… Fue un momento muy incómodo para conocernos, creo.”

Momento incómodo, probablemente porque Shizuku era la hermana de Ikki. A esas palabras, Ikki respondió negando con la cabeza.

“…Se trató de un enfrentamiento, Shizuku puso todo de sí misma y luchó de manera espléndida. Y tú aceptaste el desafío cabeza a cabeza, y respondiste sinceramente. Eso es todo lo que fue para mí. Estoy muy agradecido de que aceptarás el deseo de mi hermana, y no te guardo rencor.”

Esos eran los pensamientos verdaderos de Ikki. Pero—

“Pienso de la misma manera, pero hay una cosa que me preocupa.”

Junto con las palabras de Ikki, Stella vio a Stella con una mirada que cargaba un humor ligeramente peligroso. Ella tenía algo que necesitaba preguntarle a Touka sin importar qué. Eso era—

“Touka-san. Vimos la situación hace un momento, donde tenías un tipo de vista que no deja ver casi nada sin usar gafas, pero no te las pusiste durante el enfrentamiento, ¿cierto? ¿Por qué fue así?”

Ciertamente, ¿por qué Touka, cuya vista era tan mala, se quitó sus gafas para el enfrentamiento?

“¿…Podrá ser que, fuiste suave con ella?”

“¡N-No, eso no es verdad!” (4)

“¿Eh?”

“¿Eh…? Ah… Es-Eso no es verdad en absoluto~”

¿Se agitó por la pregunta de Stella? Un inmenso acento había surgido recién. Con sus mejillas sonrojadas, el intento confuso de Touka de disimularlo ya fue muy tardío. Pero no obstante, Touka aclaró su garganta un poco y regresó a su tono normal.

“Cómo debería decirlo, en realidad es lo contrario. Como Shizuku-san era una oponente con la que no se podía lidiar con métodos ordinarios, era imposible que yo aceptara su desafío con las gafas puestas. Si no mejoraba la precisión de mi percepción al disminuir mi visión, igualar a una oponente de la clase de Shizuku-san hubiera sido muy difícil.”

“Percepción, dices… ¿a qué te refieres?”

“Yo me vuelvo capaz de percibir las pequeñas señales del movimiento corporal de mi oponente al disminuir mi visión. Tal cosa es una aplicación práctica de la habilidad para usar rayos, ¿sabes?”

Como Touka dijo. Los humanos son máquinas vivientes. Sus movimientos están basados en la trasmisión automática de señales que provienen totalmente del cerebro. Ser capaz de percibir esas señales era extremadamente beneficial.

Los movimientos del oponente por las señales que corrían por sus nervios. La línea de visión del oponente por las señales que controlaban sus músculos oculares. El estatus mental del oponente por las señales de su materia inter-craneal. Uno podía comprender todo eso de manera bastante distintiva.

“Ese tipo de información, son los verdaderos sentimientos develados del oponente que no pueden falsificarse. El estado de la mente del oponente. Qué planea hacer el oponente a continuación. Hay muchas cosas que entiendo más allá de lo que el ojo puede ver en el oponente en la práctica. Y si uno puede comprender esas cosas, leer y analizar lo que mi oponente está pensando se vuelve muy sencillo. Por eso puedo ver a través de las trampas y los ataques sorpresa.”

“…Ya veo. ¿Así fue como Touka-san fue capaz de evadir el ataque sorpresa de Shizuku entonces?”

Touka asintió con un “sí” a las palabras de Stella.

“Ese es mi Arte Noble, Visión Inversa. Supongo que es similar a la Visión Perfecta de El Peor, ¿no? Aunque si la Visión Perfecta de El Peor es fruto del discernimiento, la mía es un engaño ordinario… Bueno, así es como es, pero no es como si alguna vez fuera suave con un oponente, ¿sabes?”

“Sí… lo entiendo, perdón, fue una sospecha extraña.”

“No, no. Jajaja.”

“Pareces contenta… ¿cierto?”

“Sí, Stella-san estaba preocupada por su amiga—eso fue lo que estaba pensando.”

Las mejillas de Stella se sonrojaron como si un fuego se hubiera encendido por esas palabras.

“¡Qué! ¡E-Esa persona y yo no somos amigas!”

“¿Oh? ¿Es así?”

“No. De hecho, creo que se llevan muy bien.”

“¡I-Ikki, tú también! ¡Ugh—ya no me importa!”

De repente de mal humor, Stella apartó sus ojos de Ikki y aceleró sus pasos, adelantándose por su cuenta.

¿…Me pregunto si ella realmente sabe dónde está la oficina del consejo estudiantil?

Probablemente, no, definitivamente no tiene idea. Estaba esperándolos a ellos luego de haber doblado en la esquina, posiblemente. Así que Ikki no siguió a Stella, y le preguntó a Touka.

“Por cierto, ¿está bien eso?”

“¿Qué cosa?”

“Bueno, contarnos acerca de tu habilidad. No quedan muchos enfrentamientos en Batallas de Selección, y existe una alta probabilidad de que seamos adversarios.”

“No hay problema. He develado el mecanismo de Visión Inversa, pero—no es como si fuera a perder ni nada.”

En un instante, como si Ikki hubiera sido golpeado por un rayo, sintió espíritu de pelea paralizante desde su cabeza hasta los pies. Touka, quien había estado mostrando la animada y calma sonrisa de una chica mayor hace un momento. De los ojos entrecerrados de esa sonrisa, fue visible una luz salvaje como un cuchillo destellante. Era la prueba irrefutable de que esta chica era Raikiri. Teniendo confianza absoluta en su propia fuerza, y ansiando batallar con personas incluso más fuertes que ella misma. Personas del mismo tipo que Ikki o Stella—con ojos que ardían con confianza y ambición.

…Ja ja.

Eso fue lo que Ikki pensó al verla. Que esta chica y él, seguramente serán muy buenos amigos. Y más fuerte que eso. Alguna vez en el futuro—le gustaría luchar con esta chica.

♦♦♦♦♦

Luego de caminar por unos cinco minutos, Ikki y las chicas finalmente arribaron a la oficina del consejo estudiantil.

“Whew. Por fin llegamos. El salón del consejo estudiantil está inesperadamente lejos, ¿huh?”

“Gracias a ambos. Deberían entrar y tomar un poco de té, por favor. Sólo por hoy, Toutokubara-san nos suministró hojas de té deliciosas.”

“Entonces aceptaré tu gentileza. ¿Qué hay de ti, Stella?”

“Yo también. Tengo la garganta seca.”

“Entonces por favor entren—”

Confoem Touka dijo eso, abriendo la puerta del consejo estudiantil, y dando un paso adentro para guiarlos a los dos—

“¡Bgyu!”

El pie de Touka se topó con algo pesado, salió disparada y cayó dramáticamente. Su cabeza descendió totalmente, y su trasero se presentó a Ikki y Stella, exponiendo su ropa interior una vez más. Desde hace un rato, la falda de Touka no estaba haciendo su trabajo en absoluto.

“…Oye Ikki. ¿La ropa interior de esta persona no debería cobrar una cuota por hacerle propaganda?”

“No existe un arreglo como ese.”

“Owwowow… ¿Qué fue eso?”

Mientras hablaba con un acento ante a inesperada trampa, Touka se levantó y echó un vistazo al salón del consejo estudiantil. Y se puso pálida como una sábana.

“¡¡¡Qu-Qué demonios es esto—!!!”

Touka dijo gritando.

El salón del consejo estudiantil tenía estanterías para los libros, objetos misceláneos tirados por aquí y por allá, absolutamente todo desparramado. Y en medio de ese caótico salón, todos los miembros del consejo estudiantil además de Touka estaban presentes. El secretario, Saijou Ikazuchi, estaba transcribiendo informes con letras hábilmente escritas. La tesorera, Toutokubara Kanata, estaba sirviéndole té. Pero el vicepresidente quien era del tipo que hacía su trabajo diligentemente, Misogi Utakata, se estaba entreteniendo con videojuegos, y Tomaru Renren estaba mirando la pantalla del juego con gran interés y se ejercitaba con una banda elástica mientras vestía nada más que una camiseta de atleta y un par de panties.

“¿Oh~? La Presi volvió—. Bienvenida—”

“Ajaja☆ Touka es tan torpe. ¿Acaso te perdiste otra vez?”

Renren y Utakata saludaron a Touka cuando se dieron cuenta que había entrado al salón. Hacia los dos, las cejas de Touka se levantaron mecánicamente, y—

“¡Geeze~! ¡Tomaru-san! ¡Siempre te digo que si vas a usar mancuernas luego las devuelvas a su lugar! ¡Es peligroso, sabes! ¡Y Uta-kun, si vas a leer manga entonces acomódalos en las estanterías apropiadamente luego! ¡Siempre los sacas y los dejas por ahí! ¡Quiero decir, ¿por qué el lugar es un desastre cuando me voy por apenas un día para prepararme para mi enfrentamiento?!”

Gritó con una voz elevada.

“Pff, ¿por qué la Presi decide que fuimos nosotros los que armamos el desastre? ¡Esa podría ser una acusación falsa, sabes!”

“¡La única que entrena en el salón del consejo estudiantil es Tomaru-san, y sólo tú, y Uta-kun lee mana y lo deja tirado!”

“Bueno, no… De repente me dieron ganas de leer Rur●Ken and Dragon B●ll y Sla● Dunk completas de una sola vez, y como ir y venir para tomar cada volumen de la estantería era fastidioso, los tomé a todos juntos, ¿sabes? Y cuando los leí, me provocó nostalgia y de pronto quise jugar un poco en la SNES, así que di vuelta el salón y la busqué poco a poco. ¡Ah, pero mientras Touka estuvo ausente, Ikazuchi y Kanata estuvieron trabajando apropiadamente, así que todo está bien!” (5)

“¡¿Qué pasa con esa mirada triunfante mientras le dejas el trabajo a los demás?! ¡Me enfurece! Sheesh, ustedes siempre, siempre son—”

“Presidente, no es el lugar y no hay razón para que te alteres, y además tenemos invitados.”

“¡—Oh!”

Touka, quien se había olvidado por completo en su ira ante la desastrosa área en la que se había convertido el salón, miró por encima de su hombro hacia la entrada. Allí, Stella e Ikki yacían con pequeñas sonrisas, mirando el miserable estado del salón del consejo estudiantil que parecía la casa de un acaparador al rebosar de basura.

“O-Ojojo. ¿Podrían esperan un poco~?”

Touka, mientras mostraba una sonrisa vacilante y forzada en su pálido rostro, los empujó de regreso al pasillo, y cerró el salón de un portazo.

“¡Miren! ¡Todos ayuden a limpiar este lugar! ¡Uta-kun, deja de jugar videojuegos!”

“¡Wa! ¡E-Espera un segundo, Touka! ¡No he guardado la partida desde ayer, espera, esperaaaaa! ¡¡¡Mi Hagurin!!!” (6)

“¡Siempre te digo que juegues sólo una hora por día! ¡Sheesh, te quito los ojos de encima y sucede todo esto! ¡Y Tomaru-san, ¿sigues vestida así?! ¡Hay chicos en el consejo estudiantil, así que por favor ponte una falda o algo!”

“¿Eh? Pero hace mucho calor porque la Presi destruyó el aire acondicionado—”

“Ya que los electrodomésticos hacen corto circuito cuando la Presidente los toca.”

“¡S-Siento mucho eso, pero no tiene nada que ver con estar en ropa interior en la oficina del consejo estudiantil ¡Va en contra de la moral pública! ¡Es una demostración impropia para un miembro del consejo estudiantil que debería ser un modelo a seguir para los estudiantes!”

“Aun cuando la Presi es la jefe de las siestas en ropa interior—”

“Ajaja☆ Es porque Touka no solía tener oponentes que la mantuvieran en forma, así que holgazaneaba sin fin, ¿cierto?”

“¡M-M-Mi vida privada no tiene nada que ver con esto! ¡De todas formas, por favor limpien rápido! ¡Si no limpiar este lugar, tiraré todo a la basura!”

“¡Whoa, ya entendí! ¡Ya entendí!”

“¡Rápido! ¡Rápido!”

Thump thump thump thump. Con ruidos como si alguien estuviera dando vueltas una casa, sonidos de arrastres y repiqueteos se escuchaban de la ventana que se sacudía del consejo estudiantil. Mientras ese alborotado ruido era audible desde el pasillo—

“Touka-san de alguna forma parece una madre, ¿huh?”

“…El consejo estudiantil tiene sus propios problemas, creo.”

Ikki y Stella sintieron un poco de cariño para con Touka. Al final habían sido echados antes de dejar los documentos que habían cargado, pero no iban a quejarse.

Esperaron en vano algunos minutos, hasta que la puerta del consejo estudiantil finalmente se abrió.

“Pasen, pasen… ah, perdón por la espera. Por favor entren…”

Touka se asomó con un rostro desanimado, e invitó a los dos a entrar.

“Ah, sí. Perdonen la intromisión…”

Mientras se preguntaba si fue un error aceptar la invitación a tomar té, Ikki ingresó al salón del consejo estudiantil con Stella.

Y quedó asombrado.

El lugar había quedado bellísimo como si el salón hubiera sido reemplazado por completo por uno totalmente distinto. Los libros que estaban desparramados por todas partes ahora estaban puestos en las estanterías, y el suelo estaba pulido al punto que su rostro se reflejaba en él. La limpieza y el estilo anticuado de los refinados muebles, daba la sensación de que el espacio era un salón de un castillo occidental. Era bastante admirable que hayan podido limpiar tanto en apenas unos minutos.

Sin embargo, Ikki cuyos ojos eran agudos se había dado cuenta.

Umm, espera un segundo. Ese armario de allí parece que está lleno de cosas de manera rara.

Y en frente de esa puerta, Saijou estaba plantado allí como una estatua Jizou, lo cual significaba que— (7)

…Síp, finjamos que no vi eso.

Amablemente ignoró la tapadera que sellaba ese depósito infernal, e Ikki y Stella aceptaron la recomendación y se sentaron en el sofá en medio del salón, alrededor de la misma mesa que los miembros del consejo estudiantil.

Luego de eso, Renren con su piel marrón claro se sentó hacia ellos y les dedicó una amistosa y animada sonrisa y habló.

“Kurogane-kun, ha pasado tiempo. Parece que no has tenido ningún problema al ganar continuamente después de derrotarme a mí, ¿huh?”

“Sí, he logrado avanzar de alguna forma.”

Siguiendo esa conversación, Kanata saludó a Stella con una dulce sonrisa. Bajo el ala de su sombrero, ojos azules se asomaron por primera vez.

“Ha pasado un tiempo para nosotros también, Stella-san. Nos conocimos en el restaurante, ¿no?”

“Sí. Aunque no pensé que llegaría el día en que viniera a este salón.”

“Toutokubara-san, por favor sírvele té a ambos.”

“Por supuesto.”

“Ah, Kanata, para mí también.”

“¡Kanata-senpai! ¡Quiero comer algunas magdalenas!”

“Ustedes dos, niños malos no comerán snacks hoy.”

“¡Qu-Qué estás diciendo!”

“¡Eres muy mala, Touka! ¡Si no comemos merendamos, ¿por qué vinimos al salón del consejo estudiantil?!”

“¡Porque son miembros del consejo estudiantil, ¿cierto?!”

Touka levantó la voz en un grito. La vida de la presidente del consejo estudiantil quedó resumida en esa respuesta.

A Touka quien estaba recuperando salvajemente el aliento por aquella tensión, Saijou quien estaba sosteniendo armario parecía darle una mirada seria y habló con voz de admiración.

“Pero es como dijo la presidente. El trabajo fue rápido, al hallar ayudantes para aquello de lo que estábamos hablando. También fue una buena selección. Si se trata de ellos dos, no hay nada en su habilidad de combate de qué quejarse.”

¿Habilidad de combate? ¿Ayudantes?

A Ikki y Stella les llamó la atención e inclinaron la cabeza ante esas palabras con una atmósfera repentinamente peligrosa. Esas palabras, no las habían escuchado de Touka ni siquiera una vez. Desplazaron sus ojos hacia Touka para preguntar de qué estaba hablando Saijou.

“¿Sí?”

La propia Touka mostró un rostro perplejo como preguntando qué pasaba.

Saijou lucía confundido por esa respuesta.

“¿Umm, me equivoqué? ¿Es posible que te hayas olvidado? ¿Recuerdas, no fue la propia directora la que hizo la petición?”

“Algo que Kurono-san pidió… ¡ah, aaaaahhh!”

En ese momento, Touka gritó con un rostro pálido.

“¿Oh cielos, en verdad lo olvidaste? Aun cuando pensé que seguramente esa era la razón por la que los trajiste a ellos dos.”

“…Au, sí. Estaba concentrada en el enfrentamiento con Shizuku-san y lo olvidé…”

“¿Umm, de qué están hablando?”

Stella, sentada al lado de Ikki, le preguntó Touka quien se encontraba enormemente afligida y desanimada. La que respondió no fue Touka, sino Toutokubara mientras servía té negro para todos.

“Hace unos días, el consejo estudiantil recibió un favor de la Directora Shinguuji. Aunque los contendientes representantes usualmente se reúnen antes del Festival de Arte con la Espada de Siete Estrellas en un campamento de entrenamiento en Okutama, recientemente ha estado apareciendo allí una persona sospechosa.” (8)

“No hay tranquilidad.”

“Así es. Confirmar la seguridad de ese lugar por si acaso ha sido delegado al consejo estudiantil, porque los profesores están muy ocupados con la administración de las Batallas de Selección… Sin embargo, hay montañas altas y bosques grandes en los campos de la casa de huéspedes, y el consejo estudiantil solo no es suficiente para cubrirlo todo.”

“Ya veo. ¿Entonces estás diciendo que necesitan ayudantes para las áreas externas?”

Parecía que no sólo los profesores estaban ocupados las Batallas de Selección a gran escala.

“Por casualidad, ¿qué clase de personaje es esta persona sospechosa? ¿Hay alguna información?”

“Sí, hay algo, pero—”

Toutokubara titubeó por un momento, pero respondió.

“Parece que es un gigante de cuatro metros.”

“¡¿Huh?!”

“¡¿G-Gigante?!”

“Sí, gigante. No del equipo profesional de béisbol, ¿sabes?” (9)

“Lo sé.”

“Y tampoco el compañero de All Ha●shin-san, ¿sabes?” (10)

“Lo sé. Quiero decir, me asombra que Toutokubara-san sepa de él.”

“¡O-Oye, sobre este gigante, ¿es de verdad?!”

De repente, Stella se inclinó hacia delante y se metió en ese tema abruptamente sin sentido.

“Parece que te interesó bastante, huh Stella.”

“¡P-Pero! ¡Un gigante! ¡Eso es enigmático, sabes! ¿No es intrigante?”

Las pupilas escarlata de la chica que hablaba estaban brillando totalmente como una niña pequeña. A esa respuesta de Stella, Renren coincidió como si acabara de encontrar un camarada.

“¡Oye! ¡A Stella-chan le gustan esa clase de cosas!”

“¡Ya que aprendí japonés con los DVDs de Kawag●chi Hiroshi Tankentai, me encantan!” (11)

¡Qué impactante manera para aprender de Japón, princesa imperial…!

Aunque a diferencia de Ikki que se sentía un poco confundido, Renren parecía haber encontrado un alma gemela en Stella.

“¡Ooh! ¡Stella-chan, cuéntame más!”

“Eso podría ser un poco—”

“Vicepresidente, no podemos seguir con eso.”

“¡Oye, oye Ikki! ¡Ya que Touka-san luce preocupada, cooperemos! ¡Quiero ver a un gigante!”

Stella sacudió el hombro de Ikki mientras sus ojos destellaban.

Francamente, Ikki no tenía curiosidad acerca del gigante, pero—él era alguien que cosechó los beneficios del sistema de Batallas de Selección que estaba manteniendo ocupado al consejo estudiantil. Así que la idea de cooperar con ellos se sentía como una obligación. Por eso lo admitió de inmediato.

“Si están hablando de eso, entonces como estudiante, estaré feliz de cooperar.”

“¡¿E-En serio?!”

Ante el rápido consenso de Ikki y Stella, el rostro de Touka que había mostrado preocupación y depresión recuperó su vitalidad.

“La casa de huéspedes también es una residencia para los estudiantes, ¿cierto? Si nuestra ayuda es suficiente—”

“¡Es más que suficiente! ¡Muchas gracias, en serio! ¡Nos han salvado!”

Hablando con una voz animada, Touka ofreció un apretón de manos que expresaba sus sentimientos de gratitud. Pero—

*¡Sujetar!*

La mano que Touka estaba extendiéndole a Ikki fue interceptada por Stella. En lugar de Ikki, Stella estrechó la mano de Touka con entusiasmo.

“Lo espero con ansias, lo espero con ansias.”

“¿Eh? Ah, sí, yo también lo espero con ansias.”

 

Y así, Ikki y Stella hicieron planes para pasar el próximo fin de semana con los miembros del consejo estudiantil en Okutama.

 

NOTAS DEL TRADUCTOR:

(1) Se denomina battōjutsu a las técnicas de desenvainar la espada y cortar. También se conoce con otros nombres tales como: iai nuki, iaijutsu y en su forma más moderna como Iaido.

No existe una fecha exacta acerca de su origen, pero sería lógico que hubiera nacido posteriormente a la fecha de la creación de la curvatura de la katana o (sable japonés), ya que la capacidad de desenvainar y cortar con eficacia nace naturalmente de las características físicas de esta hoja curva.

El battōjutsu surge de los enfrentamientos casuales, no del campo de batalla, sino de momentos en los que el bushi, o guerrero recibía un ataque de forma imprevista. En estos momentos se revelaba el “Sakki”, que significa “sed de sangre” y reaccionaban rápidamente desenvainando y cortando, poniendo a salvo su vida o la de su superior.

(2) Byakuya Kekkai, 白夜結界: “Barrera Nocturna Blanca”. Una “noche blanca” es una noche de verano cerca del Polo Norte o Sur en donde el sol aún sigue en el cielo a la medianoche.

(3) Hisuijin, 緋水刃: “Espada de Agua Escarlata”.

(4) Una aclaración que resulta bastante difícil de traducir al español. Cuando Touka se pone nerviosa habla con acento. En inglés esto se suele traducir con una redacción informal de las palabras como en este caso, dat ain’t true”. Si bien en español, y más en el español usado en Argentina, hay maneras de acortar las palabras al hablar de manera muy informal, no creo apropiado traducir esta parte como “eso no e’ verdá” o algo parecido. Así que simplemente quería aclarar que Touka usa acento al hablar en situaciones que la ponen nerviosa.

(5) Rur●Ken, Dragon B●ll, Sla● Dunk: respectivamente, Rurouni Kenshin de Nobuhiro Watsuki, Dragon Ball de Akira Toriyama, y Slam Dunk de Takehiko Inoue.

(6) Hagurin: el nombre japonés para Babs, el jugador reclutable Burbujilimo Metálico (Metal Babble monster o Liquid Metal Slime) en Dragon Quest VI.

(7) Jizou: el nombre japonés para el bodhisattva (término propio del budismo que alude a alguien embarcado en el camino del Buda de manera significativa), Ksitigarbha, patrono de los niños fallecidos. Estatuas de Jizou que lo muestran como un monje budista calvo pueden encontrarse en carreteras y cementerios.

(8) Okutama: la ciudad más grande y más al norte y al oeste del área metropolitana de Tokyo.

(9) Los Gigantes de Yomiuri, uno de los dos equipos de Tokyo en la Liga Central de Béisbol Profesional Japonés.

(10) All Ha●shin-san: All Hanshin (“All Osaka-Kobe”), es el verdadero nombre de Akinori Takada, uno de los miembros de un dúo cómico japonés. Su compañero en el dúo es All Kyojin (“All Giant”), cuyo nombre real es Shigeru Minamide, midiendo 184,3 centímetros de altura.

(11) Kawag●chi Hiroshi Tankentai: Explorador y Aventurero Kawaguchi Hiroshi, 川口浩探検隊, una serie de exploración de junglas que se transmitió desde 1978 hasta 1985 como parte del show de variedades Suiyou Special.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: