Capítulo 5.3

Página Anterior     *     Página Siguiente

La voz enfadada de Koigasaki siguió resonando en mi cabeza durante todo el día.

“¡La mayoría de la gente se toma la molestia y paga dinero para pulirse a sí mismas y hacer que se vean bien!”

“¿Cómo puede gustarte una chica linda y aun así ser indiferente con tu propia apariencia? ¡¿Cómo esperas llegar a gustarle a ella?!”

“Si te miras bien, deberías notarlo. Difícilmente haya alguien como tu, que no se depila las cejas o se arregla el cabello, y que usa sus pantalones bien arriba con una uniforme totalmente abotonado, ¿o sí?”

Aunque estaba enfadado, todo daba justo en el blanco.

Desde que entré a la preparatoria, estuve tratando de esconder mi secreto Otaku de manera desesperada. Sin embargo, me enfoqué demasiado en esconder mi secreto Otaku y nunca me puse a pensar en cómo hacerme ver bien.

En primer lugar, ¿la manera de usar mi uniforme marcaría una diferencia?

Con esta duda en mente, al día siguiente, empecé a observar a los estudiantes varones a mi alrededor.

Lo que vi me sorprendió.

Aunque se trataba del mismo uniforme, había distintas formas de usarlo.

Había chicos que lo usaban de la misma manera que yo. También chicos que usaban un cárdigan en lugar de un blazer. Y otros usaban chalecos. Algunos tenían la corbata apropiadamente ajustada hasta arriba como yo. Otros la usaban suelta. Y algunos ni siquiera llevaban corbata.

“¡Kasshii, buen día!”

Una clara voz me llamó de repente al sentir una palmada en mi hombro.

“Suzuki… buen día.”

Hoy también era el mismo chico energético y cool.

Encima de la camiseta estipulada por la escuela, llevaba puesto un chaleco que parecía un poco grande para él, y los pantalones los llevaba por debajo de la cintura. Pero sus piernas eran largas. En sus pies no tenía mocasines como todos los demás, sino zapatillas modernas.

Este tipo no es apuesto, está a la moda… Este era un hecho del que acabo de darme cuenta.

“Suzuki, ¿por qué te vistes tan a la moda a pesar de que eres un Otaku…? Como pensé, ¿es porque no quieres que la gente sepa que eres un Otaku…?”

“¿Eh? En realidad no estoy ocultando el hecho de que soy un Otaku.”

Dudé de lo que escucharon mis oídos.

“¿Eh…?”

“Ves, tengo a Rinka en mi teléfono.”

La imagen de la pantalla del iPhone de Suzuki me mostraba una Rinka animada de LoveMinus cambiando de poses y expresiones. Era una aplicación oficial de LoveMinus. Él tenía eso a la vista en su celular… con eso, todos sabrían que es un Otaku. Y aun así, esas reacciones de las chicas en la clase… ¿Significa que está bien que un chico apuesto sea un Otaku? Una discriminación contra las apariencias.

“Y no es como si me vistiera a la moda.”

“¡Sí, estás a la moda! ¡Aunque nunca te vi con ropas casuales, no hay dudas de que estás a la moda!”

Puede que yo sea un cabeza hueca cuando se trata de vestimenta y moda, pero puedo darme cuenta fácilmente por el estilo de peinado de Suzuki y por como usa su uniforme que comparado con un chico ordinario, él le prestaba especial atención a su apariencia.

“Nah, todo eso es por mi irritante hermana mayor… ‘¡No puedo soportar ver a mi hermanito como un Otaku nerd y simplón! ¡Al menos, pon más atención a tu ropa!’ Y entonces me compró ropas por mí por cuenta propia. Bueno, aunque inicialmente fue por eso, a mí mismo llegaron a gustarme mis ropas, así que está bien.”

“¿Ella te compra la ropa por ti? ¡Qué grandiosa hermana mayor!”

“¿Grandiosa hermana mayor…? Para nada… Tengo cero interés en las chicas del arquetipo mayores por culpa de esa hermana mayor mía…”

Con una voz raramente pesimista, Suzuki murmuró con una mirada dolorosa. Parece que no le agradaba su hermana mayor.

Lo que me recuerda, que no me interesan las chicas del arquetipo menores todo gracias a la ultra sádica, violenta, y Fujoshi hermana menor de secundaria que tengo. La próxima vez, me gustaría hablar más con Suzuki de los malas que eran nuestras hermanas. Nuestra conversación terminó allí al llegar a mi salón de clases y nos separamos.

Habiendo entrado al salón, fui a mi asiento, y miré a los chicos a mi alrededor. No obstante, como mi asiento estaba a dos filas desde el fondo, sólo podía ver las espaldas de los estudiantes varones.

Observé los peinados de los estudiantes varones en mi clase. Había chicos que se habían teñido el cabello, chicos que conservaban su cabello negro, chicos que con corte militar, chicos con cabello largo, chicos con cabello parado, y también chico como yo que se dejaban el cabello sin estilo…

Había muy pocos estudiantes co el cabello sin estilo como yo.

Luego de que la clase terminara, el profesor dejó el salón.

“Kashiwada, ¿por qué te quedaste mirando alrededor?”

Di la vuelta al escuchar la voz de Kiritani detrás de mí.

“¡¡…!!”

Me sorprendí.

Nunca había prestado atención al rostro de Kiritani, pero él tenía su cabello apropiadamente arreglado y las cejas prolijas y recortadas.

Mientras que Kiritani no tenía un rostro apuesto, comparado conmigo, él le prestaba más atención a su apariencia. Esta era la primera vez que me daba cuenta de eso.

“… Kiritani, ¿no me digas que luzco muy simplón?”

“¿Eh? ¿No es un poco tarde para preguntar eso?”

Me encorvé sobre mi escritorio en shock, y escapando de la realidad, me dejé llevar por el sueño.

“Kashiwada…”

Una voz me llamó. Al despertar y alzar la vista, una chica super hermosa estaba frente a mí. Ah, ¿quizás sea un ángel?

“Esa marca de dormir en tu frente hace que tu cara sea todavía más insoportable a la vista.”

Dijo la demonio llamada Koigasaki.

¿Hacía mi cara sea todavía más insoportable a la vista, lo que significa, que mi cara normalmente ya es insoportable a la vista?

“Aah, la escuela ya terminó, huh…”

El reloj mostraba ahora las 3:30 de la tarde, y Koigasaki y yo éramos los únicos que quedaban en el salón de clases.

Desde nuestra última conversación, había estado observando a los chicos todo el día. Hosokawa del club de fútbol. Miwa del club de béisball. Sano del club de tenis de mesa. Sasaki del club de literatura. Hashimoto del club de computación. Yamada del club de investigación de manga.

Estuve tan enfocado en mis actividades de observación que Kiritani empezó a preocuparse y me dijo, “Tus ojos han estado siguiendo a los traseros de los chicos todo el día. ¿Decidiste ser gay porque Hasegawa está fuera de tu alcance?”. Y el resultado fue.

“Incluso los chicos trabajan duro en sus peinados y cejas, huh… En el peor caso, en el ranking de chicos simplones de nuestra clase, probablemente yo esté en el top diez…”

Mis ojos no podían evitar tornarse distantes mientras murmuraba eso.

“¿Huuh? ¿De qué estás hablando? Top 10 no, estás en el top 3.”

En cierta forma estaba esperando que ella refutara mi proclamación, pero en lugar de eso, me lo refregó de una manera peor, y sentí ganas de llorar.

“Así que, ¿cómo te fue?”

El tono de voz de Koigasaki de pronto cambió, y me miró intensamente con ojos ilusionados.

“¿Eh? ¿Cómo me fue con qué?”

“¿Va a venir Suzuki-kun?”

“Eh, ah… lo olvidé.”

Acabo de recordarlo. Me olvidé por completo que se suponía que tenía que invitar a Suzuki y Kiritani a pasar el rato con nosotros.

“¡¿No le preguntaste?! ¡No puedo creerlo!”

Todo fue porque mi cabeza de llenó de pensamientos sobre cejas, peinados y ropa delos hombres.

“Aah, jeez, en serio eres terrible. Y yo que ya invité a Hasegawa-san…”

“¡¿Eh, en serio?! ¡¿Hasegawa vendrá?!”

“Ah… sí.”

Las palabras de Koigasaki hicieron que mi mente diera vueltas.

“¡¿Estás bromeando?!”

Aunque no estaríamos los dos solos, seré capaz de pasar el rato con Hasegawa. ¿Está bien que algo tan maravilloso suceda en la realidad? Francamente, debido a la sensación de insociabilidad que Hasegawa emanaba, pensé que seguramente no querría venir.

“Sorprendentemente, aceptó bastante rápido. También le dije a Miki y vendrá al karaoke. Si no llevas a Suzuki-kun, cambiaré de planes y sólo será una salida de chicas.”

“¡¿Hna?!”

“Es natural, ¿cierto? Si Suzuki-kun no viene, no tendrá el más mínimo sentido que nosotras salgamos contigo.”

Para Koigasaki, yo era una mera existencia usada para ayudarla a acercase más a Suzuki. Aunque yo ya lo sabía, decirme eso con tanta claridad me hizo enojar en serio.

“¡Tu preocupación es en vano! ¡Haré que venga sin importar qué!2

Me juré a mí mismo en silencio que definitivamente le hablaría a Suzuki sobre esto mañana.

“Lo que me recuerda, hay otra cosa que quería preguntarte.”

Mientras decía eso, Koigasaki sacó algo de su bolso.

Lo que parecía ser la consola DS que le presté.

“Probé el Love-algo que me prestaste ayer, pero todo lo que haces en el juego es estudiar e ir a actividades del club, y estoy enferma de eso. ¿Cuánto tiempo más tomará terminarlo?”

Koigasaki encendió la consola y cargó el juego. En la pantalla, se mostrabaDía 20.

“No hay un final real el juego. Ingresas al siguiente modo luego de lograr que se te confiesen. Aunque alcanzarás el final malo si no consigues una confesión luego de cien días…”

“¡¿Eeh?! ¿Entonces tengo que seguir repitiendo las mismas cosas hasta que consiga una confesión?”

“Bueno, sí. Si no te gusta, devuélvemela.”

Te atreves a quejarte conmigo cuando tú eres la que me robó mi DS, esta chica. Ni siquiera puedo jugar cuando quiero.

“Oye, ¿tú avanzaste mucho, verdad? Si miro tu partida, ¿será como si yo hubiera avanzado así de lejos? Y entonces podré hablar sobre este juego con Suzuki-kun cuando vayamos al karaoke ~”

“Aunque digas eso, creo que el hecho de que no jugaste el juego quedaría expuesto… Mejor dicho, ¿estás planeando hablar sobre LoveMinus en frente de todos?”

“Deja de parlotear y muéstrame rápido tu partida.”

Sin otra opción, cargué mis datos guardados mientras ella me apresuraba.

“Por cierto, en mi caso, ya logré que Nono-san se me confesara y ahora estoy en el modo amantes.”

“Fuuhn, ¿entras en el modo amantes después de lograr una confesión?”

Por cierto, estuve libre durante las vacaciones de primavera y por eso jugaba en el modo en tiempo real, pero no podía hacer eso luego de empezar la escuela y lo cambié al skip mode.

“Es una buena coincidencia que haya una cita mañana, ¿así que por qué mejor no te muestro la escena de la cita?”

Quizás debido a que estaba cansada de estar parada, Koigasaki tomó asiento en frente de mí y miró la pantalla. Con el fin de ver la pantalla, se acercó más a mí, y me sentí un poco nervioso.

“Oye, ¿por qué sigues tocando la pantalla? ¿Qué es eso?”

“¡Esto es intimidad! Además hay un truco para esto; si no toco a Nono-san y hago que se sienta bien cuando apenas hay gente alrededor, ella se enojará.”

“…………”

Koigasaki se mantuvo en silencio. Parecía enfocarse en la pantalla. Seguí jugando el videojuego mientras le explicaba seriamente.

“¡Ahh! Aquí es donde Nono-san quiere un beso, y también terminará mal si no hago esto apropiadamente. Es bastante molesto cuando no estás acostumbrado a ello.”

“…………”

Con una mano con experiencia, logré besar a Nono-san con éxito.

“Whew. Hasta lograr un beso es difícil. Bueno, será fácil una vez que te acostumbres a esto ~”

“Oye, ¿está bien? ¿Está bien que yo diga esto? Me estoy sintiendo muy asustada.”

Luego de decir eso, por primera vez, la mirada de Koigasaki se alejó de Nono-san en la pantalla de la consola. La mirada desdeñosa de Koigasaki estaba dirigida a mí, no al juego.

“¡Tú! ¡Tú fuiste la que me pidió que le mostrara dónde lo había dejado, ¿cierto?! ¡Si quieres ridiculizar el juego, entonces devuélvelo!”

“¡No estoy asustada del juego, sino de ti! Estás parloteando de manera engreída, explicando cosas por la que ni siquiera pregunté, y tienes esa sonrisa de superioridad en tu rostro… es muy espeluznante. No sólo yo, cualquier chica se asustaría por algo así…”

Me di cuenta de que aunque Koigasaki se había sentado bastante cerca de mí para ver la pantalla, ahora estaba considerablemente alejada de mí.

“Estuviste muy engreído sobre eso, ¿pero en verdad crees que las citas de verdad funcionarán de la misma manera que en el juego?”

“Eh, n-nunca pensé algo así…”

“¡Es un alivio! Si una chica tuviera una cita contigo ahora, seguramente se asustaría y ese sería el fin de la cita. Me preocupa el karaoke. Ten cuidado de que no se te ocurran ideas raras y empieces a actuar de manera espeluznante con las chicas.”

Otaria_v01_123 (converted)

Cuánto más esta chica iba a seguir mofándose de mí, me preguntaba. Ella fue la que me pidió que jugara en frente de ella, y esto es lo que obtengo.

“¡Pero, sabes, si piensas en cuestiones como lo malhumorada que una chica se pondrá si tomas una decisión rara en una cita, o lo mucho que se enojará si las tocas cuando hay mucha gente alrededor, o que no lograrás una confesión si actúas muy amistosamente con las otras chicas, es bastante realista! ¡Más o menos aprendí algunas cosas sobre la psicología de las chicas a través de LoveMinus y otros Galges, sabes!”

“………… ¿Lo estás diciendo en serio?”

Más allá del nivel del asombro, Koigasaki me miraba intensamente con lástima en los ojos.

“¡Bueno, por supuesto que sé muy bien que esos juegos y la realidad son dos cosas diferentes! Lo que quería decir es que los simuladores de citas son bastante realistas estos días…”

“Fuuhn… de acuerdo. Entonces, ¿por qué no jugamos un juego ahora?”

Dijo Koigasaki por alguna razón. Tenía una sensación bastante mala sobre esto.

“Hagamos una cita simulada. Tú y yo.”

“¡¿C-Cita?!”

“¡Como dije, es una cita simulada! No sigas reaccionando tan exageradamente, es repulsivo.”

“A-Aah, una cita simulada, huh… ¿Entonces cómo es esto?”

“Piensa en mí como Hasegawa-san y ten una cita de práctica conmigo. En el improbable caso de que las cosas avancen entre tú y Hasegawa-san durante el karaoke, puede que termines arreglando una cita con ella, ¿cierto? No querrás fallar de manera garrafal y que te odie, ¿verdad?”

“¡¿Una cita con Hasegawa?!”

“Así es. No puedes dejar por seguro que no pasará, ¿cierto?”

Una cita con Hasegawa. Sólo pensar en eso me pone ansioso y consternado.

“¡Estas son las reglas! Si dices o haces algo que repugne a una chica, te restaré puntos. Empezarás con cien puntos. Si te quedan más de 50 puntos al final de la cita, haré lo que sea que pidas.”

Como si acabara de pensar en una idea grandiosa, Koigasaki parloteó de manera auto satisfactoria.

“Qué pasa con esas reglas… ¿cómo determinamos cuándo termina la cita?”

“Tienes razón, ahora ya son más de las cuatro… qué tal si acordamos que termine a las seis. De todas maneras, tengo toque de queda y necesito volver a las 7:30, así que de esa forma estará bien por mí.”

Olía algo raro en todo esto. No era posible que esta chica llegara tan lejos hasta este punto por mí incondicionalmente.

“Sin embargo, si tus puntos llegan a cero antes de que la cita termine…”, continuó Koigasaki.

“¿Entonces…?”

“Tendrás que hacer lo que sea que pida.”

Ese era su objetivo desde el principio.

“¡No seas ridícula! En primer lugar, ¿no es parcial que seas sólo tú la que decida el criterio para el puntaje? ¡Este juego me deja en completa desventaja!”

“Por supuesto, pretendo ser extremadamente justa en mi juicio al punto de ignorar mi ganancia personal en esto.”

“Koigasaki agregó.

“Bueno, sólo estaba siendo lo suficientemente amable para proponer esto por tu bien. Si no me crees, está bien. Oh sí ~ eres un Otaku incompetente que sólo confía en los simuladores de citas y es reticente cuando se trata de citas reales, ¿no ~?”

Incluso yo estaba muy consciente de cómo la sangre se me subía a la cabeza por la provocación de Koigasaki.

“… ¡Bien, lo haré! ¡Sin embargo, si gano, en verdad vas a hacer lo que sea que pida!”

Declaré antes de darme cuenta.

“Es un trato. Entonces, vamos a Harajuku.”

“¡¿Eh?! ¡¿Harajuku?! Por qué todo el camino hasta allí…”

“¡Hay una tienda que quiero visitar! Bueno, Shibuya también estaría bien, pero quiero comer la crepe en Harajuku.”

… No podía más que tener la fuerte impresión de que me estaban arrastrando para que acompañara a Koigasaki en su recado personal.




Página Anterior     *     Página Siguiente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: