Capítulo 17 – Menma y Yo

Página Anterior     *     Página Siguiente

Habiéndonos despedidos de Hisakawa y de Anjo, Menma y yo caminamos a casa.

Menma, a quien le gusta mucho hablar, ahora estaba en silencio. Además, yo también permanecí en silencio mientras caminábamos.

Mi pecho que Matsuyuki había sostenido todavía parecía emitir un ligero calor.

Quería decirle algo a Menma, pero no podía encontrar las palabras; no sabía qué debería decir.

Quizás, Menma ahora estaba experimentando lo mismo que yo. Quería decir algo, pero…

El rostro de Matsuyuki aparecía de repente en mi cabeza.

Entonces, todas las palabras eran barridas por las turbulentas emociones en su pecho antes de que pudieran llegar a su garganta.

Espontáneamente, las farolas de la calle brillaron débilmente en la oscura ciudad. Las farolas estaban bastante distanciadas entre sí. El cuerpo de Menma brilló después de toda esa oscuridad pero luego se sumergió en oscuridad otra vez.

Mañana, llega rápido.

Recé a la noche que había llegado hace un momento.

Mañana, llega rápido… y brilla sobre la sonrisa de Menma.




Página Anterior     *     Página Siguiente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: