4. La Bruja de Blanco

Entonces, luego de que todo eso pasara,

Varios días después, comenzamos nuestro plan, ‘Operación: Encontrar-alguna-manera-de-chantajear-al-staff-y-conseguir-un-salón-para-el-club.’

Me parece que Yeonji tiene un pequeño hábito de exagerar la importancia de una cosa llamándola ‘operación’… pero como sea, supongo.

Para explicar la dirección general de nuestro plan, Yeonji tenía que elegir a la persona ‘correcta’ de la lista del staff, luego usar todos los medios necesarios para probar que él o ella es Otaku. Era un plan estúpidamente ineficiente.

El procedimiento de la operación era simple.

Debíamos encontrar el lugar principal de trabajo del objetivo (usualmente algún lugar dentro de las oficinas de la escuela), esperar a que alguien se vaya del área, y cuando sea el momento correcto, una persona buscaría en su computadora mientras la otra vigila. Hecho.

Una vez que halláramos material Otaku en la computadora, el plan era vigilar al objetivo como un halcón de ahí en más y eventualmente filmar alguna prueba de sus actividades Otaku… pero era más fácil decirlo que hacerlo.

Primeramente, ‘esperar a que alguien se vaya del área’ era una condición difícil de cumplir.

Esperar a que todos dejaran libre un lugar tan ocupado era casi como esperar a que las manzanas de un árbol maduraran y cayeran; nos escabullimos buscando puntos ciegos en el salón para acercarnos a la computadora del objetivo.

En segundo lugar, no había nada.

Luego de atravesar un infierno para investigar sus computadoras, las expectativas de Yeonji fueron traicionadas al no haber carpetas ocultas con eroges o doujins. Extrañamente, encontramos algunos videos inofensivos (!), pero no nos servían de nada.

… Pero ante un posible uso a futuro, Yeonji no olvidó a los dueños de esos videos… De todas maneras, nuestros hallazgos fueron cero.

En retrospectiva, era poco probable que cualquier profesor sensato se comportara como Otaku abiertamente en un escenario público, como las oficinas de la escuela. ¿Acaso no sería lo normal que lo mantuviera en secreto?

“¡¿Entonces cómo explicas los videos inofensivos?!”

Yeonji se quejó en la angustia. Su rostro se sonrojó, seguramente por haber visto un video para adultos luego de un largo y cansador día hurgando en las PCs.

“Okey, es verdad.”

Pero los videos para adultos son distintos del anime; sólo necesitas verlos poco tiempo para alcanzar tus objetivos. Jovencita ingenua.

–Pero como nunca debo decir tal cosa, decidí estar de acuerdo con Yeonji. Parece que Yeonji estaba muy frustrada por nuestra búsqueda improductiva.

“¡No puedo creerlo! Los Otakus verdaderos deberían dedicar su vida a actuar como tales. ¡Pero las únicas cosas en la computadora son videos para adultos; no tiene sentido!”

Eso no es porque los profesores no sea verdaderos Otakus. No son Otakus en primer lugar.

Suspiré y me acosté en la cama.

No lo dije todavía, nuestra ubicación actual era mi habitación otra vez. Luego de los esfuerzos que gastamos durante el día, trajimos nuestros cuerpos agotados aquí para una reunión de emergencia.

La reacción de Mamá ante la tercera aparición de Yeonji en esta casa fue… omitiré la descripción detallada de eso. De verdad tenía que hacer algo sobre ella antes de que la situación se nos vaya de las manos.

A diferencia de mí, que estaba tirado exhausto física y mentalmente, Yeonji parecía tener la energía para continuar. Me dedicó una mirada sucia y arrugó la nariz, decepcionada por mi falta de voluntad.

“Esto es extraño… ¿por qué salió mal? Mi plan perfecto se está cayendo a pedazos. ¡Esa chica Ha[X]hi consiguió su club tan fácilmente! ¡¿Por qué yo no?!”

¿Cuál es el sentido en competir contra un personaje ficticio? Y Ha[X]hi es una diosa, así es; no puedes competir con eso.

“Hmph, no es posible. ¡Tiene que haber algún profesor completamente pervertido que juegue novelas visuales en secreto en la escuela! ¡Encontraré a esa persona!”

Yeonji declaró como si fuera un niño pequeño que decide salir de viaje para encontrar a un Po[X]mon legendario. Teniendo en cuenta la situación, una persona como esa de verdad se asemejaba a un Po[X]mon legendario.

Comenté,

“Incluso si encontramos un Otaku… Los lugares en los que buscamos hoy están constantemente repletos de gente. En un lugar donde sus colegas y estudiantes siempre están cerca, ni siquiera un Otaku intentaría hacer algo ahí.”

En serio, jugar una novela visual en las oficinas de la escuela se encuentra fuera de los límites de ser un Otaku ‘encubierto’.

“Tsk. Está bien ver videos para adultos, pero ser un Otaku no. ¡En serio, no entiendo esta sociedad! No sé qué decir.”

Yeonji sacudió la cabeza rítmicamente de izquierda a derecha como si estuviera desconcertada de verdad. Era muy lindo.

Aun así, estaba bastante avergonzado como para resolver sus malentendidos sobre los videos para adultos.

La tranquilicé cuando parecía ponerse de mal humor.

“Desde mañana, deberíamos investigar a los miembros del staff que están en uno de los departamentos más aislados. Si podemos encontrar algo útil, será ahí, creo.”

“Departamentos aislados… ¿la oficina del director?”

“¡¿Por qué sigues apuntando a la oficina del director?!”

¡Sé que quieres ver anime en una televisión de 82 pulgadas, pero ríndete ya!

“Nyuu–t.”

Con una objeción a su interminable ambición, Yeonji se rindió y volvió a enfocarse en la pantalla de la computadora. Lo juro, después de esto, será capaz de recordar los nombres de todos en esta escuela.

“Un departamento aislado… Si hablamos de un departamento aislado… Ah, hay uno.”

La inspiración la golpeó como un rayo. Me levanté y miré al monitor de mi laptop.

“La enfermería.”

“¡Está muy aislado!”

Estaba shockeado.

“Hm… podría ser inesperadamente grandioso, la enfermería.”

“¡No es para nada grandioso–!”

Nunca vi a nadie que usara la enfermería como salón de club, ni en ficción ni en la vida real.

Pero, Yeonji habló en su usual tono serio,

“No, este es un muy buen lugar. Las enfermerías normalmente están en el área de la escuela con menos gente. Incluso hay camas para usar, es la frutilla del postre.”

“¿Qué haremos con las camas en las actividades del club?”

“S-Si estamos cansados, podríamos tirarnos a dormir.”

Una respuesta titubeante para mi pregunta confusa. ¡Ve a dormir a tu propia cama!

“D-De todas maneras–!”

Con su rostro extrañamente ruborizado, Yeonji levantó la voz.

“¡Cualquiera podría actuar como un Otaku al máximo en un lugar solitario como la enfermería! Ahora que la veo, la enfermera luce como una Otaku.”

“¿En verdad?”

Miré la foto bajo el cursor, pero sólo había una mujer muy guapa de unos 25 años más o menos; nada en ella la hacía parecer Otaku.

“Es muy linda…”

Leí la entrada con el encabezado titulado: [Yu Youngseon(27), Enfermera Escolar, Salón a Cargo: Enfermería]. Estaba impresionado; se graduó de la escuela de medicina tan joven, y empezó a trabajar aquí.

Esta no es una preparatoria común y corriente; es la preparatoria Eunsung. Incluso siendo enfermera escolar, será muy beneficioso para su futura carrera como doctora. Era totalmente una Mary Sue (1), con su belleza y siendo una joven graduada de la escuela de medicina.

No había chances de que fuera una Otaku.

“Hmph.”

Yeonji refunfuñó ante mi dudosa actitud.

“Guapa mi trasero. Mira esas marcas negras bajo sus ojos, y esos ojos nublados como si estuviera permanentemente en estado REM (2). Sin duda esos son los efectos secundarios de jugar novelas visuales hasta la madrugada. ¡Estoy segura!”

Yeonji supuso descaradamente.

En una inspección más cercana, había de hecho marcas negras bajo los ojos de la enfermera en la foto, pero era irracional acusarla como jugadora de novelas visuales sólo por eso.

–Pero incluso si le dijera eso, era obvio que no me escucharía, así que me quedé en silencio.

Y además,

Sucede que estaba sentado justo al lado de una diligente y linda niñita, quien era desafortunadamente una Otaku.

“Hmm–”

Entrecerré los ojos observándola más detalladamente.

Hizo un tierno puchero con su desanimado rostro, su blanca era tan blanca que darle un toque dejaría una marca, y sus ojos, grandes y brillantes.

Lo había olvidado debido a su desagradable actitud, pero en una inspección más cercana ella era inobjetablemente linda. Estoy seguro que cualquier diría lo mismo.

Me pregunto cómo es que se convirtió en Otaku.

No luce como una Otaku, visualmente– y ahora Yeonji se dio cuenta de que la estaba mirando fijamente.

En oposición a mis ojos entrecerrados, me dedicó una mirada de odio con ojos confundidos.

“¿Qué pasa tan de repente, mirándome como un asqueroso?”

N-No, no es nada.”

Si elijo la opción de decir ‘No, sólo estaba pensando que eres muy linda~’, me pregunto qué hubiera pasado. ¡Quizás podría haber activado una “flag”! (3)

“Hmph.”

Yeonji se mofó. Aparté la mirada, mi cabeza me molestaba con raras imaginaciones.

Yeonji cerró las ventanas en la pantalla con un violento golpe en el mouse. Tenía una expresión en su rostro que se asemejaba a la de un gatito que se había deleitado accidentalmente con un ratón envenenado.

Dijo,

“Así que, la enfermería tiene otra ventaja. Es más fácil para nosotros buscar pistas en el salón porque los estudiantes pueden visitarlo libremente.”

Por supuesto. Asentí.

Era muy poco natural que nosotros fuéramos frecuentemente a un lugar como las oficinas de la escuela, pero la enfermería era oficialmente un lugar para que los estudiantes estén. Con una buena excusa, podríamos visitar e investigar el salón sin mucha dificultad.

Ya no tendría que ocultarme de los profesores, o rodar entre los escritorios gateando. Se trata de una expectativa muy motivadora.

Mientras recuperaba mi moral, Yeonji apagó la computadora y habló.

“De acuerdo, está decidido. Para mañana, tendré los detalles de nuestro plan listos. Ve a la enfermería cuando empiece la hora del almuerzo.”

“Espera, ¿antes de almorzar?”

“Por supuesto.”

Explicó,

“La hora del almuerzo es el momento más óptimo para nosotros; incluso la enfermera saldrá a almorzar. De todas maneras, no quiero perder tiempo comiendo. ¡Justo cuando suene la campana después de la cuarta clase! ¡Inmediatamente! No olvides ir directamente a la enfermería. Si llegas tarde, será una ejecución póstuma para ti.”

“Ni siquiera estoy muerto aún…”

Refuté con mi cara aplastada en la cama. Parece que, mañana, ni siquiera podré almorzar gracias a todo el trabajo no pagado y de servidumbre que Yeonji me forzará a hacer.

Escuchando a Mamá decir ‘¿También vendrás mañana, cierto?’ mientras Yeonji se preparaba para irse, recé silenciosamente para que la enfermera escolar de verdad fuera una Otaku, así conseguiríamos un salón para el club.

* * *

Hora del almuerzo.

Normalmente, tan pronto como la campana suena poniendo fin a la clase, correría directamente a la cafetería dentro de un mar de estudiantes, como un montón de Velociraptors cazando un Brachiosaurus. Entonces, tragaría rápidamente mi almuerzo, y luego me forzarían a entrar en una disputa con las otras clases por los campos de la escuela.

Pero este día, una rutina tan normal no estaba permitida, porque mi alma está sometida a un demonio llamado Yeonji, y así que estaba caminando directamente a la enfermería con el estómago vacío.

Mucha hambre. Maldita sea.

Yeonji, quien era del tamaño de un guisante pero conteniendo un motor a reacción de alta tecnología, quizás esté bien saltándose el almuerzo. Sin embargo, aquí mismo había un chico de preparatoria en crecimiento. Mi estómago empezó a quejarse intensamente por horas de sufrimiento en clases sin nada de comida dentro. Incluso mis suspiros eran livianos sin comida que me calmara.

Mientras me tambaleaba rumbo a la enfermería que se encontraba en el lado Este del primer piso, imaginé los tipos de esquemas que Yeonji podría haber preparado mientras tanto.

“..”

Honestamente, nada me vino a la mente.

Desde nuestro primer encuentro, Yeonji siempre parecía dar vueltas fuera de las fronteras de mi entendimiento.

Incluso durante nuestra conversación cara a cara, no pude dilucidar en absoluto qué tipo de cosas estaría pensando.

Cual fuera el caso, era evidente que tendría que esforzarme al máximo, así que dejé de reflexionar sobre el tema.

Al final del pasillo estaba Yeonji.

“¡Llegas tarde! ¡Castigo!”

¿Qué demonios quieres decir con ‘castigo’?

Ignorando el espontáneo comentario de Yeonji, eché un vistazo a mi reloj.

Apenas habían pasado 2 minutos desde el comienzo del almuerzo; era deslumbrante la velocidad con la que Yeonji llegó aquí. No corras en los pasillos.

Mientras le dedicaba miradas sospechosas a las delgadas piernas de Yeonji, asomó la cabeza echando un vistazo a la enfermería por una de las ventanas abiertas.

“No puedo ver si hay alguien adentro. Mira tú también.”

Me preguntaba cómo podría ayudar yo si ella no pudo ver a nadie, pero me obligué a hacerlo.

Por la estrecha abertura de la ventana polarizada, sólo podía ver varias botellas de medicina y equipamiento médico común. Como ella dijo, era difícil saber quien estaba adentro.

“No sé tampoco.”

“Nyuu-ngh.”

Yeonji cerró los ojos y quedó inmersa en sus pensamientos. La conozco desde hace algunos días nomás, pero por mi experiencia hasta ahora, siempre se le ocurrían planes absurdos luego de hacer esa pose.

Luego de golpetear sus codos con los dedos de brazos cruzados, volvió a abrir los ojos y ordenó,

“Tú deberías ir primero. Finge que estás enfermo.”

Ves.

Fue un pedido muy repentino, pero había predicho que algo como esto pasaría de antemano. De todas maneras, era un plan bastante normal para Yeonji.

Suspiré y pregunté,

“No tengo problemas en fingir que estoy enfermo… pero ¿qué tipo de enfermedad finjo? Preferiría evitar humillarme en el momento en que entre.”

“Obviamente, sólo debes–.”

Los ojos de Yeonji se posaron en mis piernas.

… ¿No estarás pensando en decir ‘sólo debes quebrarte las piernas un poquito’, no?

Era una sugerencia bastante creíble que Yeonji haría de verdad. Me estremecí.

Incómoda, Yeonji se aclaró la garganta y susurró,

“Bueno… Acércate un momento.”

“¡¡Oye, oye, oye!!”

¡¿No vas a quebrarme las piernas de verdad, cierto?! ¡¿Cierto?!

“No actúes como un idiota.”

Yeonji me dedicó una mirada de decepción.

“¿Cómo voy a quebrarle las piernas a un tipo sin ningún arma? Déjate de estupideces y entra de una vez.”

Sonaba como si infiriera que lo hubiera hecho si hubiera tenido un arma.

“Inclínate.”

Caminé titubeando hacia ella como un niño a punto de recibir su castigo- y en respuesta, Yeonji sonó como si estuviera lista para castigarme.

Me incliné a la altura de sus ojos.

¿No va a golpearme los ojos, no? Supongo que sería fácil ir a la enfermería si tuviera los ojos morados, ¡pero Mamá enloquecería una vez que llegara a casa! Lo más escalofriante de Yeonji es que ella era el tipo de persona que haría algo como eso sin vacilar.

El pequeño rostro de Yeonji se acercó a mí, mientras yo esperaba nervioso.

“… Cierra los ojos.”

“¿Huh?”

El clima dio un giro completo.

El rostro ahora ruborizado de Yeonji se acercó aún más.

Para exagerar un poco, había una distancia lo suficientemente corta para sentir nuestra respiración. Era una distancia lo suficientemente cercana como para ver los rosados y húmedos labios de Yeonji temblando levemente con ansiedad.

En esta extraña situación, Yeonji me pidió que cerrara los ojos con una voz temblorosa. No tengo idea de qué es lo que acaba de pasar.

“Uh, ¿sabes…?”

“¡Dije que cierres los ojos!”

Yeonji, con su rostro maquillado, me ordenó. Bajo la presión, cerré los ojos, y sentí un suave, placentero toque en mi frente.

… ¿La frente?

*¡RefregarRefregarRefregarRefregarRefregarRefregarRefregar—-!*

“¡¡C-Caliente-!!”

Un calor feroz se propagó por mi frente.

Cuando recobré el sentido, la palma de Yeonji estaba en pleno proceso de crear fuego en mi frente al inducir energía por fricción.

¡¿Cuál es el significado de esto?!

*¡RefregarRefregarRefregarRefregarRefregarRefregarRefregarRefregar—-!*

“¡Oye, oye! ¡Duele, eso duele! ¡Det-Detente!”

¡¿Cuánto tiempo más vas a seguir haciendo eso?! ¡Es como si estuviera tratando de quitar chicle pegado al piso!

Grité y empujé a Yeonji. Yeonji se restregó las manos, y como un maestro a punto de crear su obra maestra, dijo,

“Eso debería bastar. En este momento, eres un chico golpeado por la fiebre y el mareo, así que necesitas descansar en la cama.”

“Oye, vamos…”

Posé mi mano en mi frente, y sí estaba tan caliente como si fuera fiebre. Si rompiera algunos huevos en mi frente, podría comer huevos fritos.

“¿Qué estás esperando? Ese buff de ‘fiebre falsa’ sólo durará 5 minutos. Métete ahí rápido mientras pareces enfermo. Yo entraré después.”

Quería expresar una queja sobre varios problemas, pero esta chica que me dio el buff(?) no parecía prestar atención.

Yeonji desapareció luego de abandonarme en frente de la entrada. Suspiré, ahora solo.

¿Esto va a durar 5 minutos? ¡Más bien como 10 minutos!

Reuniendo el coraje obtenido al ser testigo de los labios de Yeonji a tan corta distancia, lentamente abrí la puerta de la enfermería y entré.

… Ella dijo que iba a entrar también. ¿Cómo planeaba hacer eso?

***

Era mi primera vez en el interior de la enfermería desde que empecé la preparatoria.

El primer atributo notable fue que el salón era gigantesco.

Seguramente otras preparatorias y secundarias tenían salones pequeños para la enfermería. Teniendo en cuenta sólo el área visible a mí, la enfermería era al menos tan grande como mi salón de clases, y había al menos ocho camas a la vista.

Cada cama no era una cama sencilla y vieja comunes en una enfermería; eran camas de hospital modernas que contaban con equipo para mantener vivos a los pacientes, si fuera necesario.

Una vez más, esta escuela tiene dinero en serio.

Si Yeonji viera esto, probablemente se empeñaría en conseguir este lugar. Con ese pensamiento, me abrí paso más allá en el salón.

“Uh… ¿hay alguien aquí…?”

Quizás fuera de la culpa por fingir mi enfermedad; soné genuinamente como un paciente sufriendo por la fiebre. En medio de mi búsqueda de la enfermera de este salón innecesariamente inmenso, descubrí algo extraño.

“¿Qué es esto?”

Ubicado entre la entrada y las camas había un escritorio. Encima de él había una cartelera, así que me acerqué para examinarlo.

Veamos, estas cosas sobre el escritorio son… ¿Son medicinas? Y este letrero, que obviamente fue construido del calendario del año pasado, dice…

[Auto-servicio para síntomas leves]
Jaqueca – Botella blanca (A), 1 dosis 1 cucharada.
Fiebre – Botella blanca (B), 1 dosis 1 cucharada.
Resfrío – Botella blanca (C), 1 dosis 1 cucharada + Jarabe para el Resfrío 1 dosis 50mm.
Dolor de estómago, diarrea – Botella roja, 1 dosis 1 cucharada.
Menstruación – Botella azul, 1 dosis 2 cucharadas.
Moretones, cortes – Ungüento naranja, cantidad apropiada + curita.
Problemas serios como huesos quebrados, traumatismos deben ser reportados a la enfermera en la puerta de al lado →
P.D. Aquellos que quieran descansar en las camas deben traer una nota de su profesor antes de pedírmelo.

Yu Youngseon, Enfermera.

“…”

No sé nada sobre si es Otaku, ¡pero ni siquiera oculta lo perezosa que es!

Atónito al ver el auto-servicio de auxilios(?) de la enfermería, volteé hacia la dirección que apuntaba la flecha, y descubrí otra puerta en la pared.

Nunca había visto una enfermería tan inmensa como esta. Supongo que debería entrar.

Luego de respirar profundamente, me acerqué y llamé a la puerta.

‘¿Mmh, podrías esperar un momento~?’

Esperaba que la respuesta fuera ‘Adelante~’. Permanecí allí en silencio, como si mi pregunta ‘¿Cómo estás?’(4) hubiera fallado al buscar un ‘Bien, gracias, ¿y tú?’. (4)

Lo que sea que estuviera haciendo, le tomó un largo tiempo antes de abrir la puerta.

“Lo siento, estoy un poco ocupada… ¿Entonces, dónde te duele?”

La enfermera salió de su salón, quedándose en la entrada por lo que el interior de la misma no era visible.

Incluyendo las marcas negras bajo sus ojos, era una mujer hermosa al igual que en la foto de ayer.

Era muy alta para una señorita, apenas un poco más baja que yo. Llevaba su largo cabello atado en una cola de caballo, y vestía una bata blanca que parecía quedarle ligeramente chica para su tamaño.

… Aunque más notable eran sus enormes pechos. Incluso con la bata adecuada, eran grandiosamente visibles.

“… Me pregunto dónde le dolerá.”

Cuando no respondí, un pequeño ceño fruncido apareció en su relajado rostro. Recobré el sentido, alertado por sus palabras.

“Oh, mi cabeza de repente está palpitando, y tengo fiebre…”

“Hmm.”

La enfermera me examinó con sus ojos. Di lo mejor de mí para lucir como si de verdad me doliera. La enfermera habló,

“Bueno, puedo tomarte la temperatura… ¿puedes quedarte quieto por un momento?”

“¿Huh?”

Antes de que formulara una respuesta apropiada, la mano derecha de la enfermera tocó mi frente. Cuando su hermosa mano se acercó a mí, con uñas muy bien aseadas y una placentera fragancia, mi respiración se fue.

“Ah— hm, hm.”

La enfermera posó su mano izquierda en su frente, su mano derecha en la mía, y asintió con los ojos cerrados.

La manera en que me tomó la temperatura con calma parecía hacer que mi corazón se acelerara peligrosamente.

“… 38.2 grados Celsius, quizás. Es bastante alto.”

Luego de que la enfermera quitara su mano y diera un paso atrás, mi cara se sonrojó de nuevo.

No sería muy extraño si eso incrementara mi temperatura con 0.5 grados extra. De todas maneras, ¡¿sólo usaste las manos, y puedes medir la temperatura incluyendo el primer decimal?!

La enfermera continuó con un ‘Hmm~’ y me miró fijamente, mientras yo balbuceaba. Entonces habló en un tono ligeramente molesto.

“Luego de que tomes esa medicina de ahí… descansa en la cama por un rato y vuelve a clases. Oye, ¿trajiste la nota de tu profesor?”

“N-.. no.”

Mis síntomas apenas aparecieron cuando llegué a la enfermería; no había manera de que tuviera la nota de un profesor. Mientras tartamudeaba de la vergüenza, la enfermera se rascó el cuello, agitó la mano y dijo,

“No se supone que permita esto… supongo que no tengo opción. Puedes quedarte hasta el final de la hora del almuerzo. Si quieres descansar más tiempo, tienes que traer la nota del profesor… ¿Entendido?”

“Ah, entendido.”

Más que simpatía, parecía ser que la pereza fue lo que la convenció. Parpadeando somnolienta con sus ojos rodeados de círculos oscuros, terminó de hablar y volvió a su salón. Permanecí momentáneamente arraigado en el lugar.

Me preguntaba qué significaba todo esto.

Yeonji tenía razón en pensar que era sospechosa, pero era difícil decir si tenía algo que ver con ser una Otaku.

Traté de imaginar qué era lo que estaba haciendo exactamente en su salón. Miré fijamente a la puerta cerrada, pero sin visión de Rayos-X, era un esfuerzo inútil. Me di cuenta de que seguramente tendría algún valor investigar ese salón.

Se sentía torpe abandonar a estas alturas, así que estaba en modo de espera hasta que Yeonji viniera. Tomé la píldora que la enfermera me indicó y descansé en la cama.

… Entonces me di cuenta que probablemente no tendría que haber tomado esa píldora, pero ya era demasiado tarde.

Bueno, estaba seguro de que Yeonji me dará más dolores de cabeza en el futuro, así que sólo llamémosle medida cautelar.

Un tiempo después,

Luego de haber luchado contra la somnolencia al recostarme en la cama, detrás de cortinas blancas, alguien entró a la enfermería con el sonido de la puerta principal abriéndose.

Por los pasos de gatito que oí, seguramente se trataba de Yeonji. Los pasos se acercaron a mi ubicación y se pausaron, presumiblemente alarmados por el escritorio de antes.

“Hmph.”

La onomatopeya de Yeonji atravesó las cortinas para alcanzarme. Por favor, baja la voz en interiores.

Parecía perpleja ante el ‘Auto-Servicio de Auxilios’ en esa cartelera.

Al igual que yo, Yeonji debe haber descubierto la puerta a la que apuntaba la flecha; sus pasos se movieron hacia esa dirección.

Tap-tap – y el llamado se escuchó. Vinieron voces desde la dirección de la puerta, palabras confusas a través del filtro de la cortina.

No tenía manera de saberlo con certeza, pero tenía la sensación de que otra vez eran las palabras ‘¿podrías esperar un momento~?’ porque pasó un tiempo hasta que la puerta se abrió.

Pronto vino la tranquila conversación entre la enfermera y Yeonji. Todavía no podía descifrar sus palabras, pero podría asumir que era la misma cuestión que antes.

Me pregunto qué tipo de buff de falsa-enfermedad se dio a sí misma antes de venir aquí.

Mientras pensaba en eso, oí la puerta cerrarse. Entonces los pasos se aproximaron, y Yeonji corrió violentamente las cortinas a un lado.

“¡Qué piensas que haces, idiota!”

“¡Qu- Argh!”

Yeonji realizó el Ataque del Cuerpo Volador y me aplastó bajo su pequeño cuerpo. No era lo suficientemente pesada como para aplastarme por completo, pero logró sacarme todo el aire de los pulmones.

“¡¿Qué estás haciendo, durmiendo aquí como un idiota?! ¡Estamos en una etapa crucial que podría decidir el destino del salón de nuestro club!”

¡No estaba durmiendo! ¡Estaba perfectamente despierto hasta ahora!

Ninguna palabra salió de mi boca, ya que apenas podía respirar. En cambio, rápidamente señalé en dirección a la puerta para alertar a Yeonji, quien ahora estaba sentada encima de mí. Hizo un puchero y respondió,

“Si te refieres a esa mujer, ella volvió a su salón. Dudo que pueda oírnos.”

Mirala, llamando a un miembro de la escuela como ‘esa mujer’. Yeonji ya veía a la enfermera como una enemiga a la que oponerse y luchar.

Luego de que mis pulmones se recuperaron, Yeonji se apartó de encima de mí y saltó hacia la cama de al lado.

“¡Hay algo sospechoso aquí!”

Yeonji exclamó como un detective que acababa de encontrar una pista. Me levanté de la cama mientras tosía.

“Sí, si te refieres a ese salón.”

Estaba de acuerdo con ella, ya que esa fue mi sospecha inicial. Yeonji volteó hacia la puerta más allá de las cortinas, miró fijamente con una pizca de odio, y asintió.

“Sí, esta es sin dudas la onda de un Otaku. La onda rica y fermentada de un Otaku, ante eso… Como pensé, esta enfermería es un refugio Clotaku oculto.”

Los irises oscuros de Yeonji exploraban de izquierda a derecha. Una gran y endemoniada sonrisa apareció en su rostro.

“De todas maneras, sí, este lugar, es mucho mejor de lo que originalmente pensé. Que una sola persona use este salón, es imperdonable. No lo aceptaré. Este tipo de salón grandioso debería compartirse con todos los pobres de afuera.”

“Supongo que podemos usarlo entonces.”

Mi comentario sarcástico fue perfectamente ignorado.

“Hay aire acondicionado, y calefacción. Genial, genial. Me gusta especialmente que hayan ocho camas.”

Yeonji asintió repetidamente mientras veía los alrededores, como un cliente deslumbrado por parte de un agente de bienes raíces. Podía ver a partir del brillo en sus ojos y sus mejillas color melocotón, que estaba muy impresionada con el lugar. Pero en serio, ¡¿qué tienen de importante las camas?!

Era demasiado pronto para que actuara como si ya fuera dueña del salón, pero era difícil controlar a Yeonji mientras mantuviera la confianza. Hice una pregunta en un intento por desviar esa confianza.

“Entonces, ¿qué excusa se te ocurrió para venir a la enfermería? ¿Refregaste tu propia frente?”

“No hay manera de que haga algo tan estúpido como eso.”

Me lo hiciste a mí, tonta.

Yeonji se reía con grandilocuencia y contestó orgullosamente,

“Dije que tenía la regla y que el dolor me estaba matando.”

“… En verdad.”

Un comentario tan inapropiado no encajaba con su lindo rostro.

“Así es. También me puse algo de maquillaje en el baño para lucir pálida. Cuando recordé el tiempo en que tuve apendicitis para simular el dolor, me creyó fácilmente. Nya-ha-ha.”

No entendí la mayor parte de sus palabras, pero de manera extraña me avergoncé progresivamente.

“Bueno, como sea… Ese salón es muy sospechoso, ¿así que qué vamos a hacer sobre eso?”

“Ah, es verdad.”

Elevada por el éxito de su estrategia maestra(!), Yeonji siguió con el asunto vergonzoso hasta que cambié de tema. Recuperó la concentración, y luego de pensarlo un momento,

“¿Deberíamos derribar esa puerta e irrumpir con una cámara?”

“¡Eso no va a pasar!”

Quizás en ficciones, derriban las puertas con un par de empujones con el hombro, pero no en la vida real. ¿Y qué vamos a hacer si no hay nada en el salón luego de irrumpir?

“¡L-Lo sé, lo sé! ¡Era un chiste!”

“Todavía no puedo notar cuándo estás bromeando o no…”

Suspiré. Yeonji hizo una expresión como la de un gato al que le tiraron los bigotes mientras dormía, entonces dijo,

“Con certeza, tendremos que entrar a esa alón e investigar.”

“Es verdad.”

“Para hacer eso, tendremos que sacar a esa mujer de ahí de alguna manera.”

“Deja de decir ‘esa mujer, esa mujer’. Sigue siendo una profesora.”

“Nyuu-t.”

Sólo comenté eso como modales comunes, pero Yeonji siseó apretando los dientes. ¿Qué se supone que eres, una serpiente de cascabel?

“¡D-De todas maneras! Ahora hay dos rutas. Deberíamos esperar a que esa mujer… hmph, esperar a que ella salga por su propia cuenta, o que uno de nosotros la atraiga hacia fuera.”

“… Sólo esperemos a que salga.”

Era obvio que ‘uno de nosotros’ terminaría siendo yo. Vi mi destino inminente e intenté cambiar el curso, pero la respuesta desmoralizada de Yeonji llegó.

“¿Cuánto tiempo esperamos? Sólo tenemos 15 minutos de recreo. ¿¿Cuánto tiempo esperaremos por una mujer que no sale para almorzar?”

“¿No irá al baño al menos?”

“No irá con nosotros estando aquí.”

Yeonji hizo un puchero.

Entonces sólo tendremos que esperar cada día– iba a ser una sugerencia, pero eso no funcionaría. A menos que la enfermera sea una idiota, pensaría que es extraño que hubiera personas visitando la enfermería diariamente.

Pero eso significaba que teníamos que ponerle fin a esto hoy. Le pregunté a Yeonji,

“Si la hacemos salir, ¿cuánto tiempo tendremos? Buscar en su computadora llevará mucho tiempo.”

“No necesito mucho tiempo. Un minuto, no ¿treinta segundos? Necesito al menos treinta segundos.”

“¿Tan poco?”

“Es porque tengo esto.”

Yeonji golpeó su pecho con orgullo y me mostró una… filmadora.

Era lo suficientemente pequeña y práctica para caber en las pequeñas e infantiles manos de Yeonji, y parece que costó una fortuna comprarla.

¡¿En dónde escondiste este tipo de cosa?!

“Jejeje… Tiene un temporizador incorporado, y un accesorio especial para adherirla a cualquier superficie. Mientras esa mujer se va, puedo dejarla en el salón en la ubicación perfecta, luego volver mañana en algún momento para recuperarla. Sólo dejará una marca de pegamento.”

Parece que la filmadora estaba diseñada con propósitos malvados desde el principio. Mientras Yeonji acariciaba orgullosamente la filmadora, pregunté una vez más,

“¿Entonces qué vas a hacer para que salga de ahí? ¿Tienes un plan?”

“Nyuu-n– Sobre eso…”

Yeonji ingresó a su estado de meditación estratégica.

Puede que haya empezado a desarrollar un hábito por no pensar por mí mismo y preguntarle a Yeonji, pero eso no importaba a estas alturas, porque-

“Tú deberías golpear la puerta y decir, ‘Hola, la parte baja de mi cuerpo se hinchó de repente y no vuelve a achicarse~ ¿Voy a morir? Por favor, sálveme~’. Después de que esa mujer salga para llamar a la policía, podremos instalar la filmadora.”

… -Para una mentalidad de cualquier día, común como la mía, no había manera de que pudiera cometer tal locura.

“¡Tú deberías hacer ese tipo de basura!”

“¡Imposible! Soy una chica.”

¡¿Qué ibas a hacer si fueras un chico?!

Incluso cuando me chantajeó a mí, había cosas que yo haría y que no haría. La miré fijamente, lleno de desdén y determinación.

Parecía que la hubieran hecho bajar un escalón.

“Okey, no tenemos que ir tan lejos… Quizás deberías invitarla a caminar en el parque, diciendo que el clima está muy agradable. O, invítala  a tomar café con leche en una cita.”

“¡No voy a decir eso!”

En estos días y tiempos, ni siquiera se convencería a los preescolares. La conducta severamente anticuada de Yeonji me dejó sin palabras.

Tenía una extraña expresión en su rostro, y no podía distinguir si ella encontraba divertido o triste que me haya negado.

“… Ngh, está bien. Entonces yo la haré salir, así que tú entra e instala la filmadora.”

“¿Huh?”

Esperaba que yo fuera el que la haría salir, por lo que era una sorpresa que se haya ofrecido como voluntaria para el trabajo.

Mientras miraba sorprendido, Yeonji tenía una oscura y pesada atmósfera a su alrededor, quizás por su humor. Dijo con desánimo,

“Tengo un plan de respaldo que tendrá éxito al 100% si lo uso… Bueno, preferiría no usarlo, pero no tengo opción.”

“En-En verdad…”

Extrañamente sentía pena por ella. Aunque, honestamente, yo no tenía confianza para lograr que la enfermera saliera, así que decidí inclinarme por el plan con el 100% de chances de éxito.

… Era mucho más seguro no porque tuviera miedo quedar en ridículo.

Yeonji me enseñó en los métodos para adherir la filmadora, y varios objetivos para cubrir. Como Yeonji dijo, la filmadora incluía un temporizador (la grabación comienza luego de 30 minutos) así que no había necesidad de hacer nada con la propia cámara.

Era un alivio para mí, ya que podría ser considerado como un tecnófobo.

“De acuerdo, entonces iré y haré que esa mujer salga. Cuando tosa, debes entrar inmediatamente a ese salón e instalar la filmadora. No te tardes mucho.”

“Okey.”

Las manos de Yeonji estaban ligeramente húmedas cuando me pasó la filmadora. Ella también estaba nerviosa.

“Entonces… volveré pronto.”

“Okey… cuídate.”

Yeonji se mordió los labios y se dirigió hacia el salón de la enfermera. Sostuve la filmadora en una mano con un gran sentido de responsabilidad.

… Pensándolo de nuevo, para un dúo criminal a punto de armar un alboroto, fue un diálogo bastante romántico.

Un tiempo después de que Yeonji se fue, oí voces indistintas entre Yeonji y la enfermera. Seguidas del sonido de las puertas de la enfermería abriéndose y cerrándose.

Entonces, un tosido altamente poco natural se escuchó. Era la señal de Yeonji.

Yeonji había logrado hacer salir a la enfermera con éxito, como sea que lo haya hecho. Ya preparado para ingresar, salí corriendo de detrás de las cortinas. Me apresuré hasta la puerta del salón.

Una mirada en el salón no demostró nada fuera de lo común, traicionando nuestras expectativas de encontrar algo importante dentro. Había una biblioteca contra la pared, repleta de libros médicos y documentos. Pequeños sillones alrededor de una pequeña mesa de café.

No había nada especial o extraordinario en este salón, excepto quizás por el mini-refrigerador en la esquina. No obstante, algo llamó mi atención.

Era una computadora.

Junto a un monitor de 18 pulgadas, era una computadora de escritorio perfectamente común con su pantalla apuntando a la pared de atrás.

Revisé el monitor; la computadora tenía la sesión cerrada. Necesitaba la contraseña para investigar más a fondo.

… Así que, tenía algo que esconder después de todo.

Y así, mi objetivo principal para la vigilancia era esta computadora. Rápidamente examiné el área alrededor.

Para lograr una buena vista del monitor… no… ¡no hay ningún donde poner la filmadora!

El escritorio estaba demasiado cerca de una pared cercana por lo que sólo cabía una silla entre ellos. No había un lugar óptimo para ubicar el dispositivo. Entré en pánico momentáneamente.

Rápidamente, saqué una silla de debajo del escritorio, me subí a ella luego de quitarme los zapatos. Estaba en una carrera contra el tiempo, así que elegí la opción inmediatamente más disponible; elegí un lugar en la parte más alta de la biblioteca, a la izquierda de la computadora. Afortunadamente, había muchas cajas de cartón de artículos electrónicos en las estanterías, así que ubiqué la filmadora en una de las grietas más discretas entre ellas.

La filmadora sólo lograba una vista elevada del monitor desde ese ángulo superior. Sin embargo, no podía ser muy quisquilloso, teniendo en cuenta mi actual situación. Empujé la silla hacia atrás con rapidez y salté cayendo sobre mis zapatos para irme.

… Sentía como si estuviera actuando una situación de algún H-game que jugué hace un tiempo. Fue una experiencia bastante confusa.

 

Un día, después de la escuela,

Luego de completar la primera etapa de la ‘Operación: Capturar la Enfermería’, nos retiramos hacia nuestro puesto de avanzada (mi habitación) para discutir nuestro siguiente movimiento.

… Me rendí completamente en detener a Mamá. Espero al menos conseguir un poco de buena información de la filmadora que instalé.

La cuarta aparición de Yeonji en mi casa me dejó tan serio como su seriedad de conseguir un salón para el club, así que finalmente tuvimos una reunión seria, libre de chistes… pero tristemente, no había nada que discutir.

Bueno, en realidad, luego de instalar la filmadora, cualquier trabajo adicional serían más problemas. Más allá de la visita a la enfermería mañana para recuperar la filmadora con nuestros hallazgos, no había nada más que hablar. Sobre lo único que quizás podríamos conversar sería qué haremos si la cámara no logró capturar nada.

Yeonji, quien ya se había autoproclamado Presidente de Clotaku Club, comentó sobre el tema,

“¿Hmm? Estará bien, probablemente. Mañana, veremos todos los que necesitamos en la grabación, con certeza.”

Desearía saber de dónde saca todo ese coraje. Lo juro, tiene endorfinas corriendo por las venas en lugar de sangre.

“Heh… Los Otakus conocen a los Otakus. En el momento en que vi su cara, supe que esta chica era una Otaku sin remedio. No podía perder esa oportunidad.”

Dijo Yeonji, la excepcional líder del orden social Otaku. Aparte, no sospeché para nada que la enfermera fuera Otaku cuando la vi. ¡También soy un Otaku!

Era una pérdida de esfuerzo tener una reunión entre una persona descaradamente optimista y una persona desvergonzadamente pesimista. Tan aborrecible como sería destruir las esperanzas de una persona anticipando una fortuna a partir de un simple boleto de lotería, dejé a Yeonji absorta en sus sueños felices.

… Y, si eso era todo lo que planeaba hacer, ¿por qué es que vino a mi casa? Refunfuñé por lo bajo hacia Yeonji, que ahora estaba tan emocionada como una niñita antes de Navidad.

“Por cierto, esta tarde, ¿cómo lograste que la enfermera salga?”

“… ¿De verdad quieres oírlo?”

“… No, no quiero, perdón.”

Parece que todos hicimos algún sacrificio hoy.

* * *

El segundo día de la Operación: Capturar la Enfermería,

Yeonji y yo estábamos esperando a la salida de la enfermería como buitres esperando una fresca ronda de cacería. Otra vez, era nuestra preciosa hora del almuerzo; la paciencia de Yeonji era tan delgada como la atmósfera de Marte, así que no era sorpresa que quisiera ver el contenido de la filmadora tan pronto como fuera posible. Como tratando de probar que mi pensamiento era correcto, el rostro de Yeonji brilló como la cara de un granjero al ver como ha crecido su granja con los años.

… ¡¿Cómo es que no pasas hambre?!

Durante dos días seguidos, tuve que pasar por la aberración de perderme la oportunidad de almorzar, pero Yeonji estaba decidida. Protesté diciendo que deberíamos volver después de la escuela, no, después de al menos comer algo, pero Yeonji me miró como si fuera su hermanito malcriado (bastante molesto) y dijo,

“Hmph, y te llamas a ti mismo hombre. Antes, una vez hice ayuno durante dos días completos y estuve bien. Entonces me di cuenta de que el dicho, ‘la necesidad no conoce leyes’ es una completa mentira.”

“… Apuesto a que sólo estuviste jugando novelas visuales.”

Personalmente, creo que el gobierno debería enviar a las personas como ella a un programa de intercambio a Somalía o algún otro lugar.

Mientras descargaba mis frustraciones imaginando venganza contra Yeonji, ella espió dentro de la enfermería. Entonces acotó concentrada,

“La atmósfera es la misma que la de ayer. Esa mujer, debe estar ocultándose en ese mismo salón. ¡Así que, entremos! Seré la primera esta vez.”

“Espera, ¿de verdad vas a entrar primero?”

Yeonji asintió,

“Si vamos en el mismo orden que antes, podría sospechar. Al menos puedo inventar excusas sobre que todavía no se me terminó.”

“¿Qué cosa no se te terminó exactamente?

No creía que el orden fuera lo importante, teniendo en cuenta que ya resultábamos sospechosos por haber estado aquí ayer.

Estaba rodeado de dudas y preocupaciones, y aun así Yeonji lucía completamente relajada como si nada pudiera salir mal. Como el general de un ejército dirigiendo sus tropas desde el frente, Yeonji levanto su puño y gritó,

“¡De acuerdo, recuperemos nuestra filmadora! La misión es como la de ayer; nos reunimos detrás de las cortinas, y planeo el señuelo perfecto. Entonces, recuperamos la filmadora y usamos el contenidos para discutir, digo, amenazar… ¡Ni-hee-hee~!”

¿Por qué tuvo que pasar de ‘discutir’ a ‘amenazar’? Era bastante entristecedor, verla regocijándose sobre eso.

Pensé en cómo calmaría a Yeonji en caso de que no hubiera nada en la filmadora, y despedí a Yeonji.

Espera, aguarda.

Hice una pregunta que surgió de repente en mi cabeza, cuando Yeonji volteó para irse.

“Oye, si vas primero, ¿qué clase de excusa invento para entrar luego?”

“Usa el truco de ayer, idiota. Puedes refregar tu propia frente o algo.”

… Estoy muy seguro de que antes dijo algo como ‘no hay manera de que haga algo tan estúpido como eso’, y ahí estaba ella, diciéndome que haga eso.

Momentos después,

Luego de esperar una cantidad apropiada de tiempo, abrí la puerta de la enfermería e ingresé.

Por supuesto, la ‘duración necesaria’ se refiere a la cantidad de tiempo requerida para que mi frente reciba suficiente calor a partir de la fricción. Frotar mi propia frente en el medio del pasillo era, subjetiva y puede que objetivamente, bastante estúpido. Si alguien me viera, podrían chantajearme por una nueva razón.

Esperando nunca encontrarme con las palabras ‘sé lo que hiciste en la visita a la enfermería pasada’, entré a la enfermería por segunda vez.

No era necesario decir que nada había cambiado en el interior, como el fuerte aroma de las medicinas propias de una enfermería, o una estúpida cartelera con un ‘auto-servicio de auxilios’, o las camas innecesariamente abundantes.

Ciertamente nada había cambiado desde ayer.

¿Pero qué será esta sensación de que algo no anda bien?

No sé qué está pasando, pero debe haber algún tipo de problema. Sin embargo, golpeé en la puerta interior como lo planeamos y llamé a la enfermera. Será un problema si se me acaba mi buff mientras vacilo.

“Sí, sí-.”

Cuando llamé, una voz somnolienta se escuchó desde adentro, como un koala lleno de hojas de eucalipto.

Si enseñara idiomas en esta escuela en lugar de ser enfermera, podría fácilmente lograr que toda la clase se duerma sólo con su voz.

La puerta se abrió.

“Okey, qué tipo de enferme-… Oh, vaya, eres tú de nuevo~…”

La enfermera de nuevo cubrió la vista del interior del salón en la entrada. Apareció una curiosa expresión en su rostro.

Okey, mi descripción de ‘expresión curiosa’ sólo estaba basada en la enfermera levantando sus cejas muy ligeramente, pero de todas formas.

“Sí, todavía sigo enfermo por lo de ayer…”

Respondí rápidamente, mientras notaba un sentimiento de sospecha en su mirada. Para ser honesto, si de verdad tuviera jaqueca y fiebre alta durante dos días seguidos, iría directo a un hospital apropiado.

“… Eso es un gran problema. ¿Tienes otros síntomas?”

La enfermera preguntó con una mano sosteniendo su mentón.

“Uhh, umm… No, la verdad que no.”

Cuando dije que tenía fiebre ayer, ella usó su mano pata tomarme la temperatura. Entonces, ¡¿me pregunto qué haría si me sintiera enfermo en otra parte?!

-El pensamiento me hizo retorcerme, pero me las arreglé para responder a tiempo. Temía que Yeonji tuviera un gran sentido de la audición, y pudiera oír todo lo bueno y malo que yo dijera.

“Hmm… En verdad.”

Dibujando pequeños círculos con el dedo en su mentón, la enfermera agregó,

“Supongo que un simple tratamiento no funcionará… ¿Quieres una inyección en el trasero?”

“¡¿Quu-é?!”

¡¿Qué estás diciendo?!

Estaba completamente shockeado. La enfermera abrió los ojos grandes y rió suavemente.

“… Estoy bromeando. No soy muy buena con las jeringas. Toma estas píldoras y descansa un poco. Deberían ser más efectivas que las de ayer.”

La enfermera sacó una botella de medicinas de uno de sus bolsillos, y me dio dos píldoras.

“Uh…”

“Aquí tienes agua.”

Y de su otro bolsillo, sacó una botella de agua. Sorprendentemente, esa bata estaba muy bien equipada.

“… Gracias.”

La enfermera fijó su mirada en mí luego de darme la botella de agua, en vez de volver a su salón. Tenía que tragar las píldoras.

Gracias a Yeonji, tuve que tomar varias drogas que nunca necesité.

“Bien. Ahora, ve a aquella cama y recuéstate.”

La enfermera sonrió espléndidamente mientras le devolvía incómodo, la botella de agua. Era una sonrisa madura a diferencia de la de Yeonji; diría que era muy linda de ver.

La enfermera se retiró a su salón luego de devolverle ambas botellas. Me apresuré a las camas en donde Yeonji planeaba estar.

“ZZZ….”

Allí estaba una chica, bajita, con cabello negro azabache.

De acuerdo a mi memoria, esta era la misma chica que me gritó ayer, ‘¡¿Qué estás haciendo, durmiendo aquí como un idiota?!’

“¡Oye, oye, vamos, Seo Yeonji, oye, levántate!”

“Nyuu-n…”

Yeonji cabeceó como un pollito comiendo semillas. La golpeé ligeramente en sus mejillas, pero sus única respuesta fueron gemidos somnolientos. Me sentí incapaz por un momento.

Luego de mucho considerarlo, le pellizqué su mejilla suave como bebé.

“¡Oow! …?”

Yeonji saltó de la sorpresa y abrió los ojos.

Se despertó, pero tenía los ojos descentrados, inconscientes de sus alrededores.

“… Sorber.

Con una cara vergonzosa y vacía, ella sorbió un poco de baba que se le caía de la boca. Oh, Dios.

Sin importar cuán linda sea, las cosas repugnantes siguen siendo repugnantes.

Mientras descubría mi nueva apreciación por el claro límite entre la realidad y l imaginación, Yeonji empezó a despertarse. Se limpió la boca con sus mangas y preguntó con una voz débil,

“Nyuu-n-… Q-Qué sueño… ¿Qué hora es?”

¡Esto no es una pijamada!

Yeonji gimió como si estuviera sufriendo una masiva resaca. Miré mi reloj y le respondí (20 minutos faltaban para el final del almuerzo). Yeonji miró a su alrededor, diciendo ‘Ngh, no tengo tiempo para esto…’

“¿Qué pasa, de verdad estás enferma?”

“No lo sé… Me duele la cabeza como si se estuviera por partir en dos. Dormí lo suficiente, entonces ¿por qué tengo tanto sueño…?”

“Oye…”

No podía entender cómo era que se había vuelto tan débil como una viejecita, cuando hace unos momentos estaba bien. Por un lado, estaba perplejo, pero por otro, preocupado; le sostuve su cuerpo cuando se desplomó y cayó de lo débil que estaba.

“En serio, ¿qué pasa contigo? ¿Comiste algo en mal estado?”

“Nyuu… No… no comí nada todavía. Más que esas píldoras que me dio esa mujer…”

“¿Píldoras?”

Quizás eso era. Por supuesto, teniendo en cuenta que su enfermedad no era real, era muy posible que estuviera sufriendo los efectos secundarios de la droga.

“Me dio unas píldoras amarillas muy raras, dos de ellas… no las necesitaba, pero pensé que sospecharía, así que me las tomé… ¡Nii-hee-hee! Le dije que tenía miedo de tomar píldoras, así que las trituuuróóóóó…”

Yeonji dijo alargando la palabra como si estuviera demostrando el efecto Doppler (5), y entonces su cabeza chocó con mi pecho.

“¡Qué- oye!”

Rápidamente la alejé, pero ya estaba dormida. Lucía como si no fuera a despertarse ni aunque los extraterrestres la secuestraran.

“Qué demonios, en serio.”

Miré a Yeonji, quien estaba durmiendo con su cuerpo apoyado en mi pecho. Entonces me di cuenta,

–‘ Me dio unas píldoras amarillas muy raras, dos de ellas…’

Las últimas palabras de Yeonji. Dos extrañas, píldoras amarillas.

Oh, mierda, hija de-

En el momento en que me di cuenta de que la descripción de las píldoras coincidía con las mías, mi consciencia se interrumpió, y caí en un profundo sueño junto a Yeonji.

* * *

Mi cabeza estaba palpitando.

Debe haber sido el karma funcionando como de costumbre, mientras algunas personas no les importan que otros sufran una enfermedad, sólo para terminar sufriendo la misma enfermedad luego y se dan cuenta y dicen ‘bueno, supongo que esta enfermedad es algo serio~’.

Sin embargo, de verdad creo que la causa y efecto estaban demasiado cerca esta vez.

En concordancia con los comentarios de Yeonji, mi cabeza estaba explotando. Se sentía como si unas manos fantasma invisibles estuvieran alcanzando mi cabeza para golpear mi cerebro.

–Dejando de lado el hecho de que el cerebro mismo no sentía dolor.

Si podía tener este tipo de discusión sin sentido conmigo mismo, significaba que mi consciencia debe haber vuelto. Parpadeé y sentí mis ojos húmedos.

La luz fluorescente del techo era extremadamente brillante.

“Ugh…”

Traté de levantar las manos para refregarme los ojos, pero mis manos no se movieron.

“¿Qué dem?”

En medio de la confusión, traté de levantar mi cabeza para ver qué estaba pasando, pero eso fue igualmente inútil. Sentí que había perdido control sobre todo mi cuerpo; pronto me di cuenta de que las únicas partes de mi cuerpo que funcionaban eran mis ojos y mi lengua.

Oh… mierda.

Jaqueca otra vez, imperdonable e inolvidable como el sonido de un mosquito volando en una noche de verano. Hice lo que pude para ver a mi alrededor.

Hmm, okey. Hace un rato, entré a esta enfermería después que Yeonji y tomé unas píldoras raras. Entonces, entré en pánico cuando Yeonji se quedó dormida, y luego yo también terminé quedándome dormido.

… Fue una secuencia bastante cliché. Podía imaginarme cómo terminamos aquí.

“Oye, Seo Yeonji, ¿estás aquí?”

Pregunté, todavía mirando al techo. Sentía como la voz resonaba en mi cabeza en lugar de salir de mi boca, pero seguro pudo ser oída por Yeonji igualmente; ella respondió desde algún lugar cercano.

“¡Sí, estoy aquí! ¿Por fin te despertaste? ¡Idiota!”

Gracias por insultarme tan pronto como me desperté, tonta.

La fina voz de Yeonji se oyó como temblorosa. Por supuesto, debe estar asustada. Estaba shockeado por toda esta confusión, así que una niñita como Yeonji debe tener mucho miedo.

Así que al menos yo debía mantener la calma. Me aclaré la garganta y pregunté,

“Bueno, okey… ¿Al menos te sientes bien?”

“¡¿Sentirme bien?! ¡Ni siquier me puedo mover y la luz es jodidamente brillante! ¡Si llego a encontrar a esa mujer me vengaré, la mataré, la mataré, la mataré! ¡LA MATARÉ”

… No era por miedo que temblaba; era furia.

Yeonji soltó sus amenazas mortales con su voz de niñita. Mantuve la boca cerrada, intimidado, y entonces una voz perezosa llegó hasta mis oídos.

“Oh, vaya… ¿Ambos, ambos ya se despertaron? Supongo que todavía son muy jóvenes; pensé que tomaría más tiempo.”

“… ¡Nyuu-t!”

La voz pertenecía a la enfermera. Yeonji empezó a sisear como una máquina bípeda de guerra antipersonas no tripulada que detectó signos de vida. Antes de que Yeonji se enfureciera más, rápidamente la interrumpí.

“¡Disculpe! ¿Qué está pasando aquí?”

Una relajada risita hizo eco en el salón.

“‘¿Qué está pasando?’ … Esa es una pregunta vaga. Tomaron mis drogas y se quedaron dormidos, y ambos están descansando en camas separadas. Además, estoy entre el medio de los dos, vigilando. Es la una y veinte en estos momentos, pero convencí a sus profesores para que los dejen quedarse, así que no se preocupen. ¡Sean agradecidos!”

La explicación era innecesariamente larga, y completamente de poca ayuda en nuestra situación.

“¡Tú, malvada, vieja pedorra! ¡Sabía que habías hecho algo con las drogas!”

“Vieja pedorra… eso es muy rudo. Eso lastima mis sentimientos, sabes.”

Yeonji contestó con un ‘ow, oww’ desde al lado. Parecía que le estaban pellizcando las mejillas como antes. No era muy agradable para oír, así que interrumpí una vez más.

“¿Qué nos diste? ¿Eran somníferos?”

“Hmm… No sé si puedo llamarlas así. Agregué un poco de Pavulon, y quizás algo de Tiopentato de Sodio mezclado con él.”

Relajantes musculares y anestésicos en general, si no me equivoco.

“Espera, ¿qué? ¿Acaso no son usados para inyecciones letales en los Estados Unidos?”

Yeonji se retorcía. La ignorancia es una bendición algunas veces.

“Sí, es correcto.”

La enfermera habló en un tono burlón, manteniendo la voz relajada.

“Bueno, los diluí en una concentración mucho más segura, por lo que no será perjudicial para sus cuerpos. Hmm… los mantendrá conscientes, pero todo su cuerpo quedará inmóvil, por un rato. Así que, relájense.”

¡Eso no nos relaja para nada!

Mientras tanto, Yeonji todavía relajada, retomó sus gritos furiosos.

“¡Nyuu-t! ¿Por qué nos darías ese tipo de drogas?”

“Hmm… No, aun si me lo preguntas de esa manera.”

La enfermera dijo, decepcionada,

“Ustedes dos dejaron esto en mi salón. Así que pensé que no podía dejarlo pasar, luego de verlo.”

“?!”

No necesitaba girar la cabeza para saber que Yeonji se encogió. Por su reacción, podía asumir qué era lo que la enfermera le estaba mostrando a Yeonji.

Había encontrado la filmadora.

Como supuse, una pequeña y familiar filmadora apareció en mi campo visual. Una mano blanca y suave sostenía el dispositivo.

“… Supongo que fueron ustedes los que la dejaron allí, mentirosos. Me pregunto qué es lo que trataban de filmar con esto.”

“Ugh…”

Estaba demasiado avergonzado para responder.

Sintiendo cómo se ruborizaba mi rostro, cerré los ojos. La enfermera dejó a un lado la filmadora y continuó,

“Desde el principio, pensé que algo era extraño… Habían dos niños viniendo a la enfermería al mismo tiempo, cuando era obvio que estaban fingiendo sus enfermedades.”

Era más competente de lo que creí. Mientras me afligía por mis esfuerzo en vano hasta ahora, la voz de la enfermera siguió.

“Así que me mantuve alerta, y esta chica estaba tratando de hacerme salir de mi salón. Inventó algunas mentiras tontas, pero pretendí que me las había creído y salí del salón. ¡Entonces este dispositivo apareció en mi salón cuando volví!”

“¡¿Mentiras tontas?!”

Yeonji exclamó impactada.

“¡No puedo creerlo! ¡Debió ser el señuelo más perfecto! ¡Incluso Zhuge Liang (6) no es nada comparado con eso, ¿y tú pudiste notarlo?!”

“Hmmm… Sí, sobre eso.”

En un tono claramente avergonzado, la enfermera explicó,

“Hay un chico aquí con nosotros, así que no lo explicaré directamente… Esa mentira, era bastante obvia, debería decir. Me avergoncé por conocimiento propio cuando oí eso, debería decir. Por favor, no vuelvas a hacer eso nunca, como señorita.”

“¡¿Nyuaaaaaaah–?!”

Y Yeonji recibió una lección de moral de una persona sometió a dos estudiantes drogándolos. ¡¿Qué demonios hizo?!

“Ahora…”

Ignorando las erupciones volcánicas de un grito de Yeonji, la enfermera puso su atención en mí. Su rostro todavía estaba relajado y lucía perezoso, pero ahora reflejaba cierto poder. Emitiendo un irresistible rayo de luz desde sus ojos entrecerrados, la enfermera preguntó,

“¿Por qué hicieron esto? ¿Se lo explicarías a la querida enfermera?”

No puedo soportarlo más.

* * *

En nuestro estado de parálisis completa, no teníamos más opción que confesar nuestro objetivo criminal(!) a la enfermera.

Ahora entendía como se sentía estar en los zapatos de uno de esos líderes capturados en grandes juegos de estrategia, pensé mientras Yeonji y yo éramos interrogados por la enfermera.

Desde el hecho de que éramos Otakus, que queríamos formar un club Otaku, que recurrimos a métodos drásticos ya que los normales no funcionaron, y que terminamos tomando a la enfermería como objetivo, lo revelamos todo.

Nunca quise confesar que éramos Otakus, pero Yeonji chillaba cada vez que yo vacilaba para responder (me pregunto qué le hicieron) así que no tenía más opciones.

La enfermera reaccionó como se esperaba cuando confesamos que la íbamos a chantajear con un video que probaría que era una Otaku.

“… Hmm- bueno, no lo sé. Usualmente no digo cosas como estas… de verdad no sé qué decir, no.”

“… Lo siento.”

Me disculpé. A estas alturas, no había nada más que pudiera hacer.

“Entiendo lo mucho que quieren formar un club, ¿pero en verdad tienen que chantajear a otros para conseguirlo? Hay cosas en este mundo que nunca deberían hacer.”

“… No tengo excusas.”

Cada palabra de la profesora era verdad. Pero Yeonji no se rendía todavía; cada vez que yo estaba de acuerdo con la enfermera, ella empezaba a quejarse, pero la reprimieron inmediatamente.

Imploré con seriedad,

“Nunca más volveremos a hacer algo así. ¡Por favor, perdónenos por esta vez!”

“Hmm, qué debería hacer…”

La enfermera titubeó. Tosí fuerte para persuadir a Yeonji para que suplique conmigo, pero lo único que respondía era ‘hmph’ cada vez que lo hacía.

Mientras la enfermería se llenaba de nuestros molestos efectos de sonido, la enfermera preguntó con una pizca de insatisfacción,

“Antes de eso, quiero preguntarles algo…”

“¡Seguro! ¡Dilo!”

Empecé a desesperarme. Si les notificaban nuestras acciones de ese día a la escuela o a nuestros padres, iba a resultar todo en un viaje de ida al infierno. Y entonces forcejeé para expandir mi período de vida, mientras que Yeonji sólo refunfuñaba. La enfermera guardaba silencio, titubeaba y pronto preguntó,

“Así que… chicos, ¿cómo descubrieron que soy una Otaku?

“”¿Huh?””

Exclamamos al unísono. Sin considerar lo que asumo que eran expresiones de shock en nuestros rostros, la enfermera continuó,

“La verdad que no lo comprendo. Siempre pensé que cubrí mis huellas bastante bien; me pregunto qué fue exactamente lo que pasé por alto. Hmm… Esto es muy problemático.”

El sonido de sus pantuflas arrastrándose por el piso hizo eco. Estaba paseando nerviosamente por el salón.

“Pregunté,

“Uh, um… ¿Entonces eres una Otaku…?”

“Sí, así es.”

Fue una respuesta cool.

“Soy Otaku desde la secundaria… Incluso durante mi S.A.T. (7), incluso durante mi examen de graduación, nunca hubo un momento en el que me tomaba un descanso de las cosas Otaku.”

Sorprendente.

“En-Entonces, lo que estabas haciendo en ese salón era…”

“¿Qué crees?”

Sus palabras iban cargadas de cierto sentimiento de orgullo.

“Las últimas horas, me dediqué a jugar H-games. En estos momentos, si ingresas la contraseña de esa computadora, verás una escena de una chica de tu edad, gimiendo indecentemente. Fufufu…”

“¡Pervertida———–!”

Yeonji lloró como un bebé archaeopteryx (8) saliendo de su huevo.

“¡Pervertida! ¡Pervertida! ¡Pervertida! ¡Enfermera pervertida! ¡Así que finalmente revelaste tu verdadera naturaleza! ¡Arrepiéntete de tus pecados por hacer tales cosas en esta sagrada escuela! ¡MujerPervertidaLujuriosaLascivaDeGrandesPechos!”

Dijo la chica que trató de crear un club para Otakus en esta sagrada escuela. ¡Además, en lo que dijo, la cuarta ni siquiera es un insulto!

“En serio… Tienes un lindo rostro, pero tus palabras no son para nada lindas.”

La enfermera decía mientras suspiraba al mismo tiempo.

“Incluso si juego H-games, no los disfurto como los Otakus suelen hacerlo, así que por favor, abstente de decir cosas como ‘pervertida’ o ‘lujuriosa’.”

“¿D-De qué estás hablando?”

Yeonji preguntó. Yo tampoco tenía idea. La enfermera respondió con calma,

“Hmm, sí, cuando otros Otakus juegan novelas visuales, ellos se proyectan a sí mismo sobre el protagonista, entonces sienten que son ellos mismos quienes están teniendo citas con las chicas y esas cosas, ¿cierto?”

“… Bueno, claro.”

Estuve de acuerdo a pesar de las continuos rugidos de Yeonji. La enfermera soltó una breve risa y continuó,

“Pero en mi caso… ¿cómo debería decirlo? Quizás, las juego como si fuera un tercero observando la historia. Como si estuviera justo al lado del protagonista, siendo testigo de sus acciones, pero sin ser vista por las heroínas… como un hada, supongo.”

“¡¿Qué clase de rol es ese–?!”

¡¿Por qué leerías narraciones en primera persona si quieres hacer eso?!

“No lo sé… soy una mujer, y no soy una estudiante de preparatoria, por lo que no me veo como el protagonistas ni como las heroínas. ¡Así que veo cómo construyen su relación desde un punto de vista externo! Phew, en serio, amores juveniles como esos entre chicos y chicas… Me hacen sentir más joven.”

“Es bastante entendible, ¡pero hay algo increíblemente equivocado en eso!”

“Las decisiones que hay que tomar en las novelas visuales sería como mis consejos para el protagonista.”

“¡No sabía que las decisiones podían verse de esa manera! ¡Pero se siente como que algo está fuera de lugar!”

“El embarazo adolescente es el mayor problema, así que siempre elijo ‘acabar afuera’ en las escenas H.”

“¡Oh, ¿qué tipo de enfermera aconseja un método de prevención tan inefectivo como ese?!”

“Sigue siendo más seguro que hacerlo adentro.”

La enfermera contestó, completamente relajada. Yeonji también se estaba calmando a causa de los recientes descubrimientos.

“Esto ni siquiera es gracioso… nunca pensé que estaría tan metida con estas cosas.”

Un momento después de refunfuñar, Yeonji replicó sorprendida y dijo,

“Espera; ¡eso significa que esta mujer era una Otaku como yo pensaba!”

“… ¿Podrías no llamarme ‘esta mujer’?”

Yeonji chilló como un gatito atorado en una grieta detrás del sofá. Se recuperó tan solo un segundo después, hablando con una voz revitalizada.

“¡Hmph! ¡No seas tan engreída! Ya estás- ¡Ow! Nyuu… ¡Sabemos que eres una Otaku! ¡Entrega la enfermería! ¡Mis palabras están respaldadas con consecuencias severas!”

“Hmm… me pregunto por qué piensas que te escucharía.”

“Heh, heh, ¡parece que no sabes en qué tipo de situación te encuentras!”

Dijo la chica que se encontraba completamente paralizada en la cama, indefensa.

“Mujer, tú- ¡Ow! – ¡Nos confesaste que eres una Otaku! Si esparcimos el rumor de tu secreto, ¿qué pasaría? ¡Tu reputación se caería a pedazos!”

“No se caerá a pedazos.”

La enfermera replicó casualmente como si estuviera explicando que 1 más 1 es igual a 2.

“La única razón por la que saben que soy una Otaku es porque ustedes también son Otakus. E incluso si esparcen un rumor, no existe evidencia de que sea una Otaku. Nadie va a creerse un rumor tan débil.”

“Nyuu-t–.”

Eso era verdad. La enfermera agregó,

“Y la única prueba, esta filmadora, está en mis manos. Es la prueba tanto del hecho de que soy una Otaku como de que ustedes dos invadieron mi privacidad. Si esparcen un rumor sobre mí, reportaré esto a la policía. Entonces ni la escuela, ni sus padres, estarán orgullosos, ¿o no?”

Oh, por favor, Dios, no.

Podía sentir como mis huesos temblaban del miedo. Yeonji guardó silencio por un segundo, y preguntó en tono curioso,

“… Espera. ¿La prueba de que eres una Otaku? ¿Acaso la filmadora sí grabó algo?”

“Lo hizo.”

Respondió la enfermera,

“Mi plan era deshacerme de lo que sea que ustedes dos habían dejado, pero tenía que seguir con el juego donde lo dejé. Apenas empecé a revisar el salón un par de horas más tarde, así que debería material suficiente sobre mí.”

… Ella no era exactamente mejor persona que nosotros.

“Pero, no importa. Esta filmadora está en mis manos ahora. Puedo simplemente borrar todo lo que grabó. ¿Debería borrarlo ahora?”

“No puede ser, muje— ¡Nyuuuuu—! ¡N-No puedes borrar eso!”

“¿Hmm?”

La enfermera se puso seria. Yeonji declaró con confianza,

“¡Porque esa es la evidencia que le llevaremos a la policía cuando esparzamos el rumor!”

“Oye, espera un según…”

¡¿Qué estás diciendo?! Ignorando mi objeción, Yeonji continuó con mucha fe en sus palabras.

“¡Pero no puedes llevarle eso a la policía! ¡Porque si nos expulsan como resultado de eso, será una gran noticia, y el contenido de la filmadora podría revelarse al público!”

“…”

La enfermera lucía ligeramente sorprendida. Yeonji bajó la voz y susurró,

“‘Oye, ¿oíste sobre eso? ¡Unos chicos de primer año fueron expulsados por esconder una cámara en la enfermería!’ ‘¿En serio? ¿Qué trataban de filmar?’ ‘Un amigo me dijo que…’ – Algo como eso.”

Eso era bastante creíble. Como si estuviera de acuerdo con Yeonji, la enfermera guardó silencio. Yeonji continuó emocionada,

“Entonces, si ese tipo de rumores se esparcen, toda la atención estará puesta en al enfermería, y eso no sería nada agradable para cierta enfermera que quiere vivir una vida Otaku de manera tranquila, ¿cierto?”

Whoa, Yeonji, whoa.

Con cada palabra que pronunciaba, hablaba con más poder y confianza. Era verdad que la enfermera, como Otaku encubierto, no podría permitir que el incidente llamara tanto la atención.

Al decirnos que es una Otaku, nos dio un arma para luchar contra la que la enfermera tenía para enfrentarnos.

La enfermera guardó silencio un buen tiempo, intimidada por el argumento de Yeonji. Luego de una pausa, finalmente habló,

“… Tienes razón. La verdad es que revelar que soy una Otaku fue un error.”

“Fufufu…”

Yeonji rió maniáticamente.

“Entonces, apresúrate y entréganos la enfermería para el salón de nuestro club-”

“No, no será así.”

La enfermera interrumpió a Yeonji.

“¿Eh?”

La enfermera se fue del sector, arrastrando ruidosamente sus pantuflas, y unos breves momentos después volvió. En un tono de voz extraño, se burló,

“Pensé que se rendirían si los asustaba un poco… ¿Quizás sea porque son estudiantes de Eunsung? No, antes que eso, probablemente se deba a que descubrieron que soy una Otaku como ustedes.”

“¿De-De qué estás hablando?”

Notando el cambio en su tono, Yeonji tartamudeó. Los susurros de la enfermera se sentían como un viento escalofriante cruzando por un cementerio,

“Intentemos esto. En esta filmadora, existen tanto la prueba de su crimen como de mi debilidad. Entonces, intercambiemos esta filmadora por la foto de ustedes dos desnudos y abrazándose.”

“”¡¡No hay ninguna foto como esa—-!!””

Ambos chillamos al mismo tiempo.

“¡¿De-De qué estás hablaaaaamdo?! ¿Po-Por qué habría una foto en la que estaría haciendo algo como eso con es-este tipo? ¡¿Eres una idiota?!”

“¡S-Sí! ¡¿Qué estás diciendo?!”

Protestamos como un par de pajaritos bebé llorando por comida. En contraste, la voz de la enfermera era tan fría y malvada que no podía creer que pertenecía a ella.

“¿Hmm? Ah… no hay problema. Porque esa foto la tomaré ahora mismo.”

“¡ Kyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa–! ¡Alguien que me ayude!”

Confirmando que la cámara digital estaba en las manos de la enfermera, ambos gritamos desesperados.

“¡Kyaa! ¡Ayúdenme! ¡Aquí! ¡Hay una pervertida en la enfermería! ¡Una pervertida que está a punto de violar estudiantes! ¡Sálvenme!”

“¡Fuego–! ¡Ayuda! ¡Hay fuego en la enfermería—!”

Yeonji pedía ayuda con una pequeña exageración de la situación. Yo pedía ayuda, recordando que la gente iba a responder a ‘¡Fuego!’ más que a cualquier otra cosa.

Nuestros gritos hicieron eco y sonaron por la enfermería, pero la enfermera estaba relajada, sin ánimos de detenernos.

“… Déjenme agregar que yo, investigué en privado la construcción de esta enfermería para hacerla 100% a prueba de sonidos. No importan cuánto griten, nadie los oirá.”

“¡¿Qué planeas hacer en un lugar a prueba de sonidos?!”

La enfermera nunca fallaba al sorprendernos. Espera, no era momento para sorprenderse por estas cosas.

“¡E-Esperaaaaaaa! ¡Sólo un segundo! ¡Escúchame!”

“Okey, te escucharé… Hasta que termine de preparar la cámara. Hmm- ha pasado un buen tiempo desde la última vez que usé esto, así que no recuerdo muy bien… ¿Este es el zoom?”

La cámara hizo un raro ‘whir’. Mientras la enfermera se ocupaba de tratar de hacer funcionar la cámara, Yeonji repitió llamó la atención.

“¡Sólo espera! ¡As-Así es! ¿Eres una Clotaku como nosotros! ¡Probablemente sea más divertido jugar con nosotros que estar sola en tu salón! ¡Sí!”

Aun a estás alturas, Yeonji no se rendía con la enfermería.

“Bueno… Perdón, pero me siento más cómoda estando sola. Y honestamente, sería un fastidio.”

Tenía razón. Los gritos de Yeonji se hicieron más fuertes y desesperados en respuesta.

“¡Espera, espera! ¡Piénsalo a escala nacional! ¡Nuestro club se convertirá eventualmente en un pionero para cambiar esta sociedad! ¡Será un rayo de luz para todos los Otakus reprimidos en este país!¡Dame la chance de eliminar la necesidad de ser Clotaku!”

“De acuerdo, ya entendí.”

“¿D-De verdad?”

“¿Hmm? No, que ya entendí los controles de la cámara.”

“¡¿ Nyuuuuuuuuuuu-t–?! ¿Ambas somos Otakus, más que eso, Otakus encubiertos, ¿así que por qué no puedes entender mi plan? ¿No quieres un país en el que los Otakus puedan vivir felices? ¡¿No quieres que te salven?!”

¿Qué clase de sociedad tiene Otakus permanentemente felices? Me pregunto. Yeonji tenía ambiciones increíblemente grandes dentro de su pequeño cuerpo.

Sin embargo,

“Lo siento, pero no quiero que me salven.”

Mientras Yeonji expresaba sus sentimientos como un nuevo líder político, la enfermera la hizo callar con un simple comentario.

“No existe país para los Otakus, y no habrá ninguno en el futuro… Me alcanza con poder jugar novelas visuales sola, oculta de la gente. Así que, crea tu paraíso en otro lugar.”

“¡Nyuu–! ¡Traudora! ¡Cobarde! ¡Adulta manipuladora! ¡Mujer de pechos estúpidamente grandes!”

Y así, Yeonji seguía sin darse cuenta de que la última parte no era un insulto. La enfermera estuvo de acuerdo serenamente,

“Sí, soy una adulta a diferencia de ustedes dos. Los adultos siempre son así, manipuladores y conservadores. Wow, debe ser lindo ser joven~.”

Separadamente del argumento que iba de un lado a otro como en una mesa de ping pong, los preparativos para nuestra nefasta foto estaban casi listos.

Mientras bloqueaba con calma desesperadas súplicas y amenazas, la enfermera revisó el espacio disponible en la memoria de la cámara, y tomó una foto de prueba con el nivel de la batería en mente. Estaba innecesariamente concentrada en algo como esto.

“Ahora… Empecemos a sacarles todo, ¿sí?”

“¡Deeeeteeeeeenteeee–!”

Era un tono humilde, semejante a ‘¡vayamos a casa esta noche!’. Siendo testigos de nuestro inminente final haciéndose real, una vez más gritamos al unísono.

“¡Detente! ¡No, en serio! ¡En serio! ¡Esto no es bueno! ¡Es raro! ¡No funcionará! ¡Es muy desquiciado! ¡DetenteDetenteDetente-!”

“Quiero detenerme también… pero no puedo volver atrás a estas alturas. Hay un dicho que dice, cuando desenfundas una espada, será mejor que cortes algo. Phew… Okey, ¡tú primero!”

“¡¿Por qué yo–?!”

“Nunca antes desvestí a un muchacho. Bueno, es mi primera vez con uniformes escolares, ¡pero daré lo mejor de mí!”

“¡¿Cuándo desvestiste a una chica entonces?! ¡Hyaaaaaaaaaaahh-!”

… ¿Qué está pasando?

Yeonji hizo ruidos que sólo podían ser descriptos como un estertor. El ruido estuvo seguido de gritos perturbadores que se sentían como una lengua deslizándose por las raíces de mis nervios.

Silbidos, crujidos, como fuera que sonaran- los sonidos de las ropas siendo quitadas se mezclaban con voces histéricas.

“Nyaa-t… N-no… Es-Eso- no puedes hacerme esto- Kyaa, no, tiempo fuera, dónde estás- eeek-…”

“Oh, vaya… Qué linda. ¡Es tan suave y blanca, quiero tocarla!”

“¡Ya la estás tocando, nyaowwww–! ¡Nyoo, nnnoooo! ¡Estás loca, hnh, es-este tipo de, t-todavía no… no estoy lista para esooo—!”

Se sentía como si estuviera jugando una novela visual con el monitor apagado.

Ignorando el hecho de que me iban a hacer lo mismo a mí luego, era una hermosa canción para mis oídos.

Oh… maldición.

¡Cálmate, cálmate, cálmate! ¡Estaré bien si no pierdo el control! Espera, no, eso no, por favor, cálmate… ¡Debe haber una manera de salir de esto!

Mi cerebro estaba pisando a fondo.

Ahora mismo, necesitaba pensar en una manera de… uh, detener que ocurra esa horrible cosa y evitar que me fotografíen, y además conseguir que la enfermería sea nuestro salón del club.

… Por supuesto, no había manera.

En términos de Starcraft, estaba en un punto en que todas mis bases habían sido destruidas, y mi último Centro de Comando estaba siendo atacado. ¡No había potencial para lograr un resultado milagroso!

Incluso si tal potencial existiera, no era muy fácil pensar en uno en este escenario perturbador e inquietante. Aun si pensara en eso, podía oír los sonidos indecentes desde mi lado.

“¡Tu ropa interior es tan linda como la de las niñitas! Aunque creo que te quedan bien. Fufufu, fufu…”

“A quién estás llamando niñita… ¡Hyaaaanh! E-En serio, detente, voy a matarte… Ni-hiii~t…”

Divertido.

Teniendo en cuenta que no podía taparme los oídos, sus voces fluían dentro de mis orejas sin límites. No existía ningún hombre que pudiera concentrarse en medio de esta situación.

“Argh…”

Luego de un momento de tormento, una idea vino a mi cabeza.

No era ni un buen plan ni una estrategia perfecta, era más que nada un impulso. Sin embargo, no había tiempo que perder.

Había vagas pistas para tomar una acción correcta en base a nuestras conversaciones previas. Antes de que escapara de las manos, interrumpí rápidamente,

“¡Por favor, espera!”

“¿Hmm…?”

Los sonidos indecentes se pausaron, y la enfermera respondió.

“¿Qué pasa? Ya casi termino aquí… Sólo espera un poco más. ¿Puedes ser más paciente y esperar tu turno?”

¿Ya casi terminas con qué exactamente?

Dejando de lado las imágenes que casi se formaron en mi cabeza, continué inmediatamente,

“¿Acaso no dijiste que juegas novelas visuales para leer sobre cómo se construyen las relaciones adolescentes?

“… Lo dije, ¿qué pasa?”

La enfermera preguntó con una pizca de sospecha.

Esperando que todo acabara bien en este turno, cerré los ojos y grité,

“¡Entonces nosotros mismos te mostraremos cómo salen los adolescentes–!”

Silencio.

Los sonidos de al lado se detuvieron por completo.

La enfermera, y Yeonji también, se quedaron sin palabras y todos guardamos silencio.

Varios momentos después,

Consciente del severo cambio en la atmósfera del salón, pregunté en voz baja,

“¿Q-Quizás las relaciones de verdad no te ayudaron mucho hasta ahora…?”

“… N, no, no es eso, pero.”

La enfermera preguntó, avergonzada,

“Bueno, uh… Sí, cuando dices ‘nosotros’, ¿quieres decir ella y tú?”

“¡Sí!”

“!#$%^&*?!”

Yeonji gritó cosas indescifrables, pero simplemente la ignoré. ¡Sólo cállate y mira!

“¡Te mostraremos como los verdaderos chicos de preparatoria tienen citas! ¡Sólo tienes que pretender como si empezaras a jugar una nueva novela visual!”

“Oh, todos los días después de la escuela, en este salón… ¿dices? Fufufu.”

Entendiendo mi plan de inmediato, rió suavemente como elogiándome.

No intentaba mentirle. Ella siempre estaba un paso por delante de nosotros, así que una simple mentira no funcionaría. Entonces, la única salida era hacer una oferta que no pudiera rechazar, incluso si el trato la involucraba a ella.

“¡Así es! ¡Las novelas visuales son sólo juegos a fin de cuentas, y todos los personajes tienen 18 años! ¿No te gustaría ver verdaderos chicos de 17 años teniendo citas? ¡Estará en una dimensión completamente distinta a las novelas visuales genéricas!”

No estaba bromeando. La vida real es en 3D, y las novelas visuales son en 2D, así que sí, de verdad eran dimensiones distintas.

Este plan místico estaba basado en lo que la enfermera había dicho sobre su manera de disfrutar las novelas visuales. Con eso, me refiero a que había expresado como se sentía más joven sólo por ver cómo los jóvenes tienen citas, y como disfrutaba observar a los personajes en las novelas visuales.

Y, por el diálogo con Yeonji,

–… Debe ser lindo ser joven~.

–… Linda como la de las niñitas…

Estoy seguro que la mayoría de los Otakus desearían que muchas cosas del mundo 2D ocurrieran en la vida real. Los fans de las novelas visuales soñarían con un grupo de hermosa chicas.

De todas maneras, sin ser un Otaku cuya mente está completamente dominada por el mundo 2D, no sería muy extraño soñar con fantasías que materializar en la vida real.

¿Y qué hay de la enfermera?

Aunque era una fan de las novelas visuales, pertenecía a un extraño tipo que prefiere observar más que participar en las citas con los personajes. Quizás quisiera ver lo mismo en la vida real; parecía estar celosa de nosotros, o, de los estudiantes de preparatoria en general. Si podía usar eso como mi punto de apoyo, podría lograr salir de esta situación.

Habiendo llegado a esa conclusión, hice una sugerencia, fingiendo que Yeonji y yo ya estábamos saliendo.

La enfermera ahora podría darse cuenta que darnos la enfermería no sería un ‘total fastidio’, sino más bien, verlo como la ‘instalación de una novela visual en la vida real’. Ella consideraría nuestra sugerencia por ese lado.

Y, la verdad que, ya estaba bastante interesada.

Si había algún problema con mi plan, ese sería…

“¡¿Qu-Qu-Qu-Qu-Qu-Qu-Qué estás diciendo, estúpido idiota?! ¡¿Quién está saliendo con quién?! ¡N-No digas basura como esa, estás loco! ¡Suicídate ya mismo! ¡Estúpido! ¡Idiota! ¡Bastardo!”

… Sería que nunca consulté el plan con Yeonji y tenía que actuar solo.

Suspiré.

Yeonji me insultó con toda su fuerza, con tartamudeos como si tuviera un motor atorado en la garganta. Como compensando el no poder patearme, me dijo todo tipo de cosas innombrables.

Siempre parecía tan rápida para pensar las cosas, y seguía sin poder entender ni una pizca de mi plan. Sheesh.

¡Este era mi plan para sacarnos de aquí, idiota! ¡Sólo tienes que actuar como si fueras mi novia por una vez, y tendremos nuestro salón del club! ¿Cómo puede preocuparse por lo que haremos después cuando es una fan incondicional de las novelas visuales? ¡Sólo sígueme la corriente!

— No era como si pudiera decir todo eso, así que Yeonji continuó con sus insultos desinhibidos.

Me harté.

Hasta que Yeonji se cansó y terminó de ronda de insultos, la enfermera guardó silencio. Cerré los ojos y sentí como mi rostro se calentaba más y más. La enferma rió tontamente desde mi lado.

“Phew… Ah, okey, hmm… ¿Era eso? Puedo imaginarlo ahora.”

“¡¿Po-Por qué estás riendo y mirando de esa manera?!”

Yeonji se recuperó en tres segundos y gritó de nuevo. Podía asumir que la enfermera estaba viendo a Yeonji.

“¿Hmm? No… Fufu, sí, pensaba que ser joven debe ser lindo.”

“¡Cá-Cállate, tú vieja! ¡Actúa como alguien de tu edad!”

“‘T-todavía no~ no estoy lista para eso~’.”

“¡¡¡Nyaaaa-t!!!”

Con la imitación de la enfermera, Yeonji se calló luego de un corto grito. ¿Qué fue eso, algún tipo de encantamiento?

La enfermera rió cuando Yeonji se quedó en silencio. Varios pasos se escuchando desde mi lado, y su rostro ahora se aproximó a mí.

“De acuerdo.”

“¿Qué?”

No sabía a qué se refería. Se encogió de hombros y respondió,

“… Suena divertido. Aceptaré tu sugerencia.”

“¡¿Whoa?!”

No pensé que aceptaría luego de los problemas que Yeonji nos causó; dejé escapar avergonzadamente una exclamación de sorpresa. La enfermera tenía una sonrisa madura, y amistosa.

“Dejaré que usen ese salón… así que vengan después de clases. Fufufu, ¡bien por ti!”

“Hm, ¡hmph!”

El último comentario debió haber sido dirigido a Yeonji, ya que reaccionó a ello. No obstante, parecía bastante feliz; incluso su gruñido sonaba animado.

“Ahora di ‘gracias, señorita’, ¿sí?”

“Tsk. Diré gracias por ahora.

¿Cuándo te convertiste en Tsundere?

La enfermera estaba menos mandona y más sugerente, así que Yeonji le agradeció obstinadamente. La enfermera habló, satisfecha,

“Agradécele a tu novio también. Es todo gracias a él que todo terminó bien, ¿sabes? Di ‘gracias por ayudarme’. Fufu…”

“¡¿Qu-Quién ayudó a quién?!”

Yeonji estalló como si todo su cuerpo se estuviera propulsando fuera de la cama.

“¡É-El es más como mi subordinado! ¡Es natural para un miembro proteger a su líder! ¡Si le agradezco por algo como esto, no conocerá su lugar!”

No me trates como un perro, por favor. Al menos no lo digas cuando estoy aquí presente, incluso si realmente crees eso.

Okey, ya sabía que lo creía, pero aún.

“Noo-espera.”

Aunque me sentía exhausto y desconectado, la enferma todavía seguía bastante firme y determinada. Luego de un ligero chasquido de los dedos y del grito de Yeonji, Yeonji habló desinteresadamente,

“Hmph, tsk… B-Bueno, lo hiciste bien. Digo, ahora tenemos un salón para el club. ¡Empezaremos oficialmente con las actividades del club mañana, así que no llegues tarde! O habrá inyecciones letales para ti si llegas tarde.”

“… Sí, señora.”

Sus palabras contenían más amenazas que agradecimientos, pero como sea. Respondí sin energías, y la enfermera siguió riéndose de nosotros por alguna razón.

Y así– Luego de una semana entera de un viaje agotador, finalmente conseguimos un salón para el club.

La enfermería no era un lugar tan normal para estar, y el salón vino como parte de un extraño contrato, pero Yeonji estaba lo suficientemente feliz.

Mas que nada, yo estaba lo suficientemente feliz de que Yeonji no tuviera motivos para venir a mi casa. Ahora, ya nunca tendría que enfrentar las miradas penetrantes de Mamá, o sus preguntas sobre Yeonji. Ya no podía soportarlas, así que este incidente terminó en un momento afortunado.

Todo está bien, todo está bien.

“Por cierto, ¿cuánto tiempo dura esta droga? Todavía no puedo mover mi cuerpo…”

“Hmm… Sí, la verdad es que es la primera vez que uso esa droga luego de crearla. Honestamente no tengo idea de cuánto dure.”

“¡¿Quééé?!”

“Normalmente, dura una hora si tomas una píldora, así que les di dos… Pero por la manera en que funcionan las drogas, no tienen doble efecto sólo por tomar dos. Quizás tengan cuatro veces más el efecto, o seis veces.

“¡¿…?!”

“… Bueno, quizás estén bien si duermen y se despiertan–”

“¡¿Cuándo volveremos a casa?!”

“Pueden volver a casa mañana. Algunas veces me quedo a dormir luego de jugar videojuegos si es que hay mucho tráfico.”

“¡Aún somos estudiantes–!”

… Pasaron cuatro horas más antes de que pudiéramos movernos de nuevo.

No podíamos simplemente decir que ambos estábamos descansando en la enfermería juntos, así que decidimos decir que estábamos trabajando en un proyecto en la casa del otro.

… Mucho más naturalmente, las miradas de mi mamá se volvieron más difíciles de resistir.

 

NOTAS DEL TRADUCTOR

(1) Mary Sue: término que hace referencia a una persona idealiza en exceso, que parece perfecta en todos los aspectos.

(2) Siglas en Inglés para Rapid Eye Movements o Movimientos Oculares Rápidos en Español, la etapa del sueño cuando más frecuente que ocurran las ensoñaciones o sueños propiamente dichos.

(3) Obviamente se refiere a las decisiones que se toman en un eroge y que dirigen al jugador a un determinado final con una de las heroínas.

(4) Ambas expresiones las piensa en Español originalmente.

(5) El efecto Doppler, llamado así por el austríaco Christian Andreas Doppler, es el aparente cambio de frecuencia de una onda producida por el movimiento relativo de la fuente respecto a su observador.

(6) Zhuge Liang, también llamado Kongming, fue un ministro en el Estado de Shu han. Fue el principal consejero y estratega de la era. Fue un genio tanto en cuestiones domésticas como extranjeras, un estratega inigualable por sus brillantes estrategias mezclando con sus conocimientos meteorológicos, y astronómicos, aprovechando la naturaleza para ganar ejércitos enteros aunque tuviera un número menor de hombres. También un gran inventor (como la Ballesta de Repetición).

(7) S.A.T. es un examen estandarizado que se usa en admisiones a universidades en los Estados Unidos. El SAT es publicado y desarrollado por el College Board, una organización sin fines de lucro en los Estados Unidos.

(8) Archaeopteryx es un género de aves (las más primitivas conocidas), que vivieron en el Jurásico Superior (hace aproximadamente 150,8 y 145,5 millones de años, en el Tithoniense), en lo que hoy es Alemania.

 

Raw: Imoutolicious
Traductor al Inglés:
Narane
Editor al Inglés: Madtix
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Cristoww

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: