Capítulo 4.2

Página Anterior     *     Página Siguiente

Con Sakurai-san guiándonos, llegamos al frente de un edificio multi-tenencia que estaba justo en el medio de un camino parecido a un laberinto.

Era un lugar donde nunca antes había estado, un lugar que yo no conocía.

Fue gracias al panel publicitario que decía 『Maid Cafe・Habitación Secreta en el Ático』 que supimos que había un maid café allí; francamente, sin ese panel publicitario, hubiera sido casi imposible notar su inadvertida existencia.

“¿En verdad hay un maid café allí?”

“Está en el tercer piso ~.”

Siguiendo a Sakurai-san, subimos por las angostas escaleras y abrimos la puerta del tercer piso.

“Bienvenidos a casa, Señor, Señoritas.”

De inmediato al abrir la puerta, allí, se encontraban maids.

Vestidas con uniformes de maid con un diseño elegante en negro, largas faldas que se extendían hasta las rodillas, y su cabello negro atado en rodetes, las maids yacían allí con un aire de serenidad.

Con sonrisas gentiles, y una manera de hablar elegante, adulta, con clase. Eran bellezas, pero tenían maquillaje abundante por demás.

Era como si fueran verdaderas maids trabajando en una mansión con estilo occidental.

Francamente, eran bastante distintas a la imagen que yo tenía de las maids en los maid cafés.

Había una diferencia de 180 grados respecto a aquellas maids con cabello castaño deslumbrante con faldas cortas irradiando una atmósfera moderna, entregando panfletos o anunciando promociones en las calles de Akihabara.

Por supuesto, no estoy diciendo que unas sean mejores que la otras; todo depende de los gustos individuales, pero personalmente, prefiero las maids con una impresión ortodoxa como las que vimos aquí, definitivamente.

“Déjenme guiarlos a sus asientos.”

Una maid ortodoxa nos guió. La decoración interna del negocio me sorprendió más. El negocio era estrecho, y las decoraciones elaboradas hacían que el lugar pareciera un extraordinario salón en una mansión. El interior era refinado, y me hacía olvidar que en realidad era una unidad en un edificio multi-tenencia.

“¿Es la primera vez que ‘vienen’ a ‘una habitación en el ático’?”

Nos preguntó una vez que tomamos nuestros asientos. , respondió Sakurai-san. Pensé que ella ya había venido aquí, ya que era un lugar en el que tenía puesto el ojo, pero parecía ser su primera vez.

La maid nos entregó un menú, y lo abrimos.

Uno y cada uno de los ítems del menú tenía un nombre sorprendentemente elaborado.

Yo estaba corto de dinero, pero tenía que probar algo luego de haber venido hasta aquí. Ordené un café y una porción de pastel. Koigasaki y Sakurai-san hicieron sus respectivas órdenes.

“¡Ve buenas reseñas sobre este maid café en Internet y quería venir al menos una vez ~!”

Sakurai-san dijo con emoción.

“Me asombró muchísimo que resultara tan distinto del que vi en la TV la última vez.”

Koigasaki dijo mientras giraba la cabeza mirando los alrededores del negocio.

“Es diferente del maid café al que…”

“Este negocio tiene el concepto de las maids esperando el regresos de sus amos en una habitación en el ático. ¡Aunque no puedes hablar con las maids más allá de lo necesario ni jugar juegos con ellas, son muy cuidadosas en mantener el escenario, e incluso cuando escuchas las conversaciones entre las maids, sólo escucharás diálogos-maid que encajan con el escenario, eso oí! ¡La atmósfera única de este café donde uno puede escapar de la realidad es el tema candente de ahora!”

Ya veo. De alguna manera, puedo darme cuenta como es que esto puede convertirse en el tema de conversación.

En un instante, la imagen que tenía de los maid cafés dio un giro total. A diferencia de los maid cafés ruidosos usuales, el escenario aquí era calmo y reconfortante.

“Perdón por la espera.”

Nuestras órdenes llegaron.

“¡Aquí incluso la comida la preparan las maids!”

Sakurai-san dijo con una voz suave luego de que la maid se fue. Probé un bocado de la comida que había ordenado.

“Delicioso…”

Probé un bocado del pastel y honestamente me sorprendí.

Pensé que las maids eran la atracción principal en lugares como estos y que escatimarían en la comida, por lo que me sorprendí de lo tan deliciosa que estaba en comparación de lo que esperaba.

“Este negocio, es maravilloso.”

Koigasaki elogió el negocio. Parece que Koigasaki también estaba positivamente impresionada con el mismo.

“Esperamos sinceramente su regreso a casa.”

Finalmente, las maids hicieron una profunda reverencia y dejamos el negocio.

“¡Si es esa clase de negocio, me gustaría intentar trabajar allí ~!”

Koigasaki dijo de inmediato luego de salir del negocio.

“¡¿Verdad que sí?!”

Ciertamente, si es un negocio así, por la impresión que da, Koigasaki no necesitará pasar largos ratos conversando con clientes varones, y puede que sea capaz de salir adelante a pesar de no poder tratar bien con el sexo opuesto.

Espera, por qué tengo que preocuparme tanto por ella…

No espera, Koigasaki no luce como si encajara con esas maid ortodoxas. Si trabajar aquí, probablemente se destacaría del resto…

“¡Cambiando de tema, el otro negocio que me interesaba debería estar bastante cerca~! ¿Vamos a echar un vistazo?”

“¡Sí, vayamos a ver!”

Habiendo escuchado la respuesta de Koigasaki, Sakurai-san consultó el mapa en su celular y empezó a guiarnos hacia el negocio.

Luego de caminar mediante prueba y error durante unos cinco minutos, llegamos a otro edificio multi-tenencia.

“¡Ah, es aquí ~!”

“『Yandere Café, Última Cena』… espera, ¡¿qué clase nombre es este?!”

Adherido a una ventana del segundo piso del edificio estaban las palabras que parecían ser el nombre del negocio, y habiéndolas leído en voz alta, me di cuenta de se trataba de un nombre escandalosamente loco.

“¿Qué es Yandere?”

Koigasaki nos preguntó con un rostro inocente, como el de una niña inmaculada.

“Erhm, para ponerlo en palabras simples, es un personaje enfermizo.”

¡Eso es demasiado simple!

Como amante de las Yanderes, no podía dejar que la explicación de Sakurai-san pasara como si nada.

“Una Yandere es un arquetipo extremadamente popular de personaje en juegos, mangas, y otros medios 2D, y se describe como un personaje con un sentimiento sumamente fuerte de amor. Conforme la historia progresa, ella eventualmente se convierte en una chica mentalmente enferma…”

“¿Mentalmente enferma? ¿Un personaje así puede ser popular? No entiendo cómo piensan los Otakus…”

Un pliegue se formó entre las cejas de Koigasaki, con una mirada no convencida en su rostro.

“¡¿Pero qué demonios es un Yandere café?! ¡¿Cuál es el sentido de un Yandere maid café?! En primer lugar, que las Yanderes queden confinadas al mundo 2D está bien… Mejor dicho, hipotéticamente, si cierro los ojos y no veo la parte que dice ‘Yandere Café’, ¡¿qué significa ‘última cena’?! ¡¿Voy a morir?!”

“Por lo que averigüé en la página web, el staff maid de este negocio parecen ser Yanderes, y resulta muy interesante…”

Era inusual que Sakurai-san respondiera a mis comentarios.

“De todas maneras, lo sabremos una vez que entremos, ¿verdad?”

Yendo al frente, Koigasaki entró al negocio, el cual lucía sospechoso desde afuera.

Subimos las escaleras, abrimos la puerta y entramos.

“Bienvenidos, amos.”

Al instante que abrimos la puerta, vimos a las maids de pie allí.

Pensando que podrían aparecer algunas terribles maids ya que este era un Yandere café, me puse en guardia, pero las que me recibieron eran maids normales lindas sin peculiaridades destacables.

Estaban vestidas con ropa de maid de estilo Gótico con montones de volados y con faldas que llegaba por encima de la rodilla. El color rojo de los uniformes de las madis… sólo era coincidencia, o tendría un significado más profundo detrás de sí…

Sonriendo, las maids nos guiaron a nuestros asientos.

El interior del negocio era un poco oscuro, y las decoraciones con rosas y calaveras formaban el diseño de ese interior, lo que daba una sensación escalofriante, combinado una atmósfera Gótica de estilo occidental.

Abrimos el menú luego de que nos sentamos.

En general, la selección no difería mucho de un café normal, pero desafortunadamente, había tres ítems inadecuados presentes en el menú:

『● Cristalización del Amor de una Maid (Helado de Vainilla) 600 Yenes

… el amor de una maid es dulce como el helado y puro como la vainilla blanca.』

『● Lágrimas del Amor de una Maid (Jugo de Pomelo) 500 Yenes

… estas puede que sean… las lágrimas derramadas por la maid que fue testigo de tu infidelidad con esa mujer, Amo.』

『● Alma de una Mujer (Jugo de Tomate) 500 Yenes

… Amo, ¿a dónde crees que se fue hace poco esa mujeres que amas? Uwufufufufuh…』

¿No me digas que sólo con algunos ítems elegido arbitrariamente en el menú y un interior que daba una sensación de terror, pensaron que podían pasar esto como un Yandere café?

Es un poco demasiado si piensan que pueden satisfacer a los amantes de las Yanderes sólo con esto.

“Oye, todavía ahora, sigo sin entender qué significa Yandere, por así decirlo…”

Koigasaki murmuró descontenta.

“Uhn… este negocio es más normal de lo que pensé… es un poco decepcionante.”

Sakurai-san dijo con un tono de arrepentimiento. Me pregunto qué rayos esperaba de este negocio.

A continuación, Koigasaki sugirió que quizás podría entender un poco sobre las Yanderes si ordenaba algo del menú especial Yandere, y así, ordenó el 『Alma de una Mujer』, luego se quejó por no entender por qué costaba 500 yenes; el estándar de ese jugo de tomate era espléndido a su propia manera.

“Como pensé, odio el jugo de tomate…”

“¡¿Entonces por qué lo pediste?!”

Koigasaki sorbió su jugo con un rostro disgustado, mientras Sakurai-san y yo nos llevamos a la boca las suaves bebidas que ordenamos. Mientras Koigasaki y Sakurai-san empezaron a hablar, la maid más cercana nos habló.

“Señor y Señoritas, ¿van a regresar a la escuela?”

A continuación, la maid nos preguntó sobre la escuela, y nosotros (mayormente Koigasaki y Sakurai-san) respondimos de la misma manera.

La sonriente maid daba una buena sensación, y la conversación terminó.

Luego, pasaron unos 30 minutos. Cuando llegamos, la maid nos había explicado que habría un recargo adicional después de los 30 minutos, por eso, como los estudiantes de preparatoria en bancarrota que éramos, nos levantamos de nuestros asientos antes de pagar la cuenta y nos dirigimos a la cajera.

“Muchas gracias por su concurrencia. El total será 1300 yenes.”

Tan pronto como pagamos,

“Oh vaya. Señor y Señoritas…”

Desde atrás, la maid que había pasado tiempo hablándonos antes nos llamó.

“Ah, gracias por todo…”

Pensando que simplemente nos estaba despidiendo, respondí con cortesía.

“¿Ya se van?”

Por cierto, parece que con ‘ya se van’, se refería a salir del negocio. Ya que el escenario del negocio se suponía que era una casa, fuimos recibidos cuando entramos, y al irnos, las maids nos despedían.

“Ah, sí…”

En el instante en que asentí, el rostro de la maid cambió.

“¡¿A dónde irán?! ¡¿Irán a otro lugar de maids?!”

“¡¿Eh, eehh?!”

La maid se acercó a nosotros con una mirada increíblemente amenazadora. Por un momento, no pude comprender lo que estaba sucediendo.

“Recién, me estaba preguntando por qué las acciones de mi amo y mis amas parecían un poco extrañas…”

Murmuró para sí misma con un rostro aterrador.

“¡¿Qué, qué rayos está pasando?!”

Koigasaki dijo, en un estado aún más confuso que el mío.

“Ya que este es un Yandere café, puede que ella haya entrado en modo Yandere.”

Sakurai-san analizó con calma.

“¡Si quieren ir a la casa de esa mujer sin importar qué, entonces voy a… a ustedes, y luego voy a… yo!”

“¡Eeeeeekkk!”

Junto a esas frases perturbadoras, la maid sacó de su bolsillo, un inquietante… cuchillo.

Al verlo, Koigasaki gritó.

Sin embargo, con un solo vistazo, puede darme cuenta de que en realidad era un juguete.

“¡Señor, Señoritas, salgan de aquí, rápido!”

La maid a cargo de la caja de repente se unió a la escena, y se interpuso entre nosotros ya la maid-Yandere para detenerla.

“¡No se preocupen por mí, rápido, salga de aquí!”

“O-Okey…”

Obedecimos su pedido, y como ya habíamos pagado de todas formas, salimos corriendo del negocio, bajamos las escaleras y dejamos el edificio.

“Jadeo, jadeo… ¡¿Qué pasó?! ¡Fue muy aterrador!”

“Escuché que ese negocio entraba en modo Yandere, así que me pregunto si fue eso…”

“¿Quizás eso es lo que hacen después de que los clientes pagan la cuenta? Me pregunto si es por eso que no puedes ver el efectivo en ninguna de las mesas…”

La cuestión Yandere comienza cuando la maid empieza a hablarle amablemente a los clientes, huh…

“No entiendo cómo algo así puede ser popular entre los Otakus… ¿qué les pasa? ¿Son Otakus masoquistas?”

“No, no es eso…”

Las Yanderes deberían quedar restringidas al mundo 2D, supongo, reafirmé en silencio para mí mismo otra vez.

“¡Es imposible para mí trabajar en esa clase de negocio!”

“Ciertamente, también necesitas habilidades para la actuación. Podría ser un poco difícil…”

Sakurai-san estuvo de acuerdo con la opinión de Koigasaki.
Como ya se estaba haciendo tarde, decidimos regresar a casa y nos dirigimos a la estación de Akihabara. Koigasaki y Sakurai-san conversaban mientras caminábamos, y parece que habían decidido que irían al primer maid café que visitamos, el que tenía la temática de la ‘habitación en el ático’.

Al final, me deprimí en secreto por no poder nunca hablar libremente con Sakurai-san.

Quizás al final, de aquí en más, nunca podré conversar libremente con otra chica aparte de Koigasaki…, me invadió tal pensamiento negativo salvaje.

“Bueno entonces, me despido aquí.”

“¡De acuerdo, Azuki-chan, nos vemos mañana!”

Sakurai-san se perdió en la muchedumbre mientras se dirigía a la línea del subte.

Koigasaki y yo compartimos la misma línea de camino a casa, por lo que fuimos por la escalera mecánica juntos.

“… Me debe odiar mucho.”

Traté de preguntarle a Koigasaki mientras íbamos en la escalera mecánica.

“¿Eh?”

“Me refiero a Sakurai-san.”

“Aah…”

¿Aah?¿Qué se supone que significa esa reacción? ¿Koigasaki también se dio cuenta?

Nuestro tren llegó, y nos apresuramos a abordarlo.

“¡¿Hice algo malo?! No se me ocurre nada… ¿O hay algo más? Ella me odia porque soy un Otaku repugnante…”

“Sabes, Azuki-chan no es buena con los Otakus varones.”

“… ¿Eh?”

Las palabras que salieron de la boca de Koigasaki fueron inesperadas.

“Verás, los miembros Otaku varones en su club de investigación de manga han estado hablando abiertamente sobre cosas eróticas en sus mangas y juegos eróticos en el salón del club. Y ellos les han mostrado esas cosas a las miembros femeninas del club y sacan esos temas con ellas. Excepto por Azuki-chan, las otras miembros femeninas contestan con entusiasmo y se unen a esas discusiones eróticas, parece. Por eso, como Azuki-chan no puede hacer eso, creó gradualmente una aversión hacia los miembros masculinos del club, y también puede sentir una pared formándose entre ella y las otras chicas… y no hay lugar para ella en las actividades del club, dijo.”

“Wow, increíble…”

Murmuré involuntariamente.

“¿Eh?”

“¡Quiero decir, es increíble, ¿cierto?! Eso ya es considerado como acoso sexual, ¿no? Mostrarle a una chica esa clase de cosas e incluso hablar sobre eso…”

Personalmente, yo nunca querría mostrarle mis libros eróticos a una chica… Incluso los Otakus vienen de todos los tipos y colores.

Cuando escuchó eso, algo de asombro surgió en el rostro de Koigasaki y me miró en silencio.

“¿…? ¿Qué pasa?”

“… Ah, nada… sí, estoy de acuerdo…”

Le pregunté a Koigasaki qué pasaba, pero ella simplemente apartó la mirada. Cuando miré su expresión con más atención, las esquinas de sus labios de alguna forma parecían relajadas.

Me pregunto si dije algo gracioso. En verdad no podía entender a esta chica.

“¡D-De todas formas! Es por eso y no porque te odie o algo así, ¿okey? Simplemente parece que tiene aversión hacia todos los Otakus varones.”

“Así que todo se debe a los chicos en el club de investigación de manga, huh…”

De todos modos, pude llegar a un acuerdo sobre la actitud de Sakurai-san.

Me pregunto si ella piensa que soy igual que los chicos de su club…

Por el momento, me siento aliviado de que no me odia por algo personal.

“Lo que me recuerda, ¿en serio vas a trabajar en un maid café?”

Le pregunté a Koigasaki sobre el otro asunto que rondaba en mi mente.

“Sí, en el primer lugar al que fuimos hoy. Mejor dicho, ¿tú también quieres trabajar a medio tiempo?”

¿Yo trabajando a medio tiempo…? Ciertamente, he estado considerando esa idea hace un buen tiempo.

Si consigo un trabajo, tendré más dinero para satisfacer mis pasatiempos Otaku, y también podré comprar mejor ropa.

“Quizás yo también debería… conseguir un trabajo a medio tiempo, supongo. Me gustaría mucho trabajar como probador de juegos.”

“¿Huh? ¿Qué es eso?”

Hubo una ocasión en la que estuve averiguando, en el caso de que consiguiera un trabajo a medio tiempo, y en ese momento pensé que trabajar como probador de juegos sería lo más adecuado para mí.

“Es un trabajo a medio tiempo para jugar, probar, y detectar Bugs en un juego antes de su lanzamiento. Puedo hacerlo en casa, y encima me encantan los juegos, así que definitivamente es muy adecuado para mí.”

“¿Qué pasa con eso? ¿En verdad pretendes conseguir un trabajo a medio tiempo como ese?”

“… ¿Eh?”

Mi cerebro se congeló en el instante que escuché las palabras de Koigasaki.

“Estoy reuniendo todo mi valor para trabajar en un maid café con el fin de convertirme en una Otaku, y aquí estás tú, ¿queriendo ser un probador de juegos? Un trabajo como ese nunca te acercará a convertirte en un Riajuu, ¿sabes? ¿Qué tal si consideras un trabajo a medio tiempo más Riajuu, como trabajar en un restaurante familiar o en un local de comidas rápidas?”

¿Restaurante familiar? ¿Local de comidas rápidas?

“Nunca lo consideré…”

“¿Por qué no? Esos tipos de trabajos a medio tiempo sin dudas te ayudarán a convertirte en un Riajuu, ¿verdad? Además mientras tanto puedes conversar con chicas.”

Koigasaki estaba preparada para trabajar en un maid café con el fin de convertirse en una Otaku, pero yo quería ser un probador de juegos… si hacía eso, entonces nada cambiaría para mí.

“Ya veo… ¡tienes razón! ¡Buscaré un trabajo a medio tiempo más Riajuu!”

¡Y además, con eso, seré capaz de llevarme bien con las chicas en mi lugar de trabajo, y probarme a mí mismo que puedo hablar libremente con otras chicas aparte de Koigasaki!

En ese punto de nuestra conversación, el tren llegó a la estación de Koigasaki y nos separamos.

Saqué mi celular tan pronto como se fue ella, ingresé a un sitio de búsqueda de trabajos a medio tiempo, y empecé a buscar un trabajo 『estilo Riajuu』.

Sin embargo, parecía que los lugares como restaurantes familiares y locales de comidas rápidas podían complicarse bastante durante los momentos con más clientes.

En ese momento, mis ojos divisaron una noticia de reclutamiento de uno de los trabajos en la lista.

Este es el indicado. ¡Tiene que ser este! El lugar encima quedaba cerca de la estación del subte entre mis casa y la escuela, y además aceptaban estudiantes de preparatoria.

Tras lo cual, presioné el botón ‘postularse’ para ese trabajo a medio tiempo.

 

Traductor al Inglés: Larethian (Baka-Tsuki)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin corrección.

Página Anterior     *     Página Siguiente

10 pensamientos en “Capítulo 4.2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: