Capítulo 2.3

Página Anterior     *     Página Siguiente

“-así que por favor dile eso a Shouko.”

A la mañana siguiente. En el primer piso del dormitorio tortuga, en el vestíbulo.

Medio día faltaba para el comienzo de la Fiesta Vespertina, y la escuela estaba muy animada. En medio de esto, con una mirada deprimente en su rostro, Raishin hablaba por teléfono. Su rostro y sus brazos estaban cubiertos de heridas recientes. Estaba adolorido por los moretones en su cuerpo.

“Me gustaría que investigaran sobre los antecedentes de Frey. En realidad me hubiera gustado hacerlo yo mismo, pero tengo las manos ocupadas lidiando con sus ataques.”

Del otro lado de la llamada, Irori jadeó.

“Entonces, ¿el enemigo te ha estado bombardeando con varias artes mágicas?”

“No, los ataques no son de naturaleza mágica. Aun así, casi muero anoche.”

“¡¿Le hizo eso a Raishin sin usar artes mágicas?! ¡¿El oponente es tan poderoso?!”

“No, bueno, no exactamente, pero supongo que podrías decir eso.”

“De nosotras las hermanas, Yaya es la más adecuada para misiones de guardaespaldas y escolta. Para que el Kongouriki (3) de Yaya no fuera efectivo, el oponente debe ser un guerrero temible ciertamente. Entiendo. Le diré a mi ama ahora mismo.”

“Ah, oye, espera. Creo que te confundiste- ah.”

La llamada terminó. Irori colgó apresurada. Probablemente malinterpretó algo… pero estaba bien. No es como si hubiera mentido al decir que sintió que estaba en peligro.

Alzar el receptor de su mejilla le provocó un gran dolor. La persona que causó esta herida aún estaba sin lugar a dudas en la habitación junto a su desayuno sin comer, llorando descontroladamente. Estaba muy deprimida.

(Aun así… eso fue extraño.)

Dejando el receptor en su lugar, Raishin pensó.

No quería presumir, pero los cinco sentidos de Raishin eran más agudos que los de la mayoría. Era comparable al de un soldado que había servido durante varias misiones militares. Incluso cuando estaba dormido, el más mínimo sonido lo despertaba.

La habitación de Raishin era bastante antigua. Quitar el seguro rústico, abrir la puerta chirriante, e ingresar furtivamente sin despertarlo no era algo que una persona ordinaria sería capaz de hacer.

Además, Frey era una persona muy lenta. No podía imaginarla llevando a cabo una escena tan riesgosa.

Si era capaz de hacer una cosa así-

(… ¿Un arte mágico?)

Un arte mágico que podía ocultar la presencia de uno mismo. Artes mágicas que podían incrementar el sigilo estuvieron en desarrollo desde los tiempos del Renacimiento. Por supuesto, no se limitó sólo a eso. Como esa vez con Loki, Rabi había disparado ese “algo” que había destrozado el pavimento.

“Temprano por la mañana y ya tienes esa cara deprimida.”

No quiero escuchar eso de ti, pensó Raishin al darse vuelta.

Parada en la entrada del vestíbulo, con una mirada gruñona en su rostro, estaba Charl.

La luz del sol estaba cayendo sobre su precioso cabello dorado, haciendo que brillara. Luciendo como si estuviera a punto de irse para servicios de Domingo, estaba vestida con su uniforme escolar como siempre. Sigmund descansaba sobre su boina.

Con las manos sobre su cintura, con arrogancia giró su pecho. “Recordé un famoso relato sobre Frey, así que vine aquí a contártelo. Agradéceme, y escucha con respeto lo que tengo para decir.”

“Escúchala, Raishin. Fue a preguntar en el dormitorio femenino unas cuantas veces.”

“¡S-S-Silencio Sigmund! ¡O te alimentaré con yuyos de ahora en más!”

“Perdón por hacerte pasar por tantos problemas. Por favor, cuéntame.”

Las mejillas de Charl se pusieron ligeramente rojas, y disimulando su estallido con un tosido, continuó.

“¿Sabes acerca de los D-Works?”

“… ¿D?”

“Estoy sorprendida. ¿Cómo puedes ser un titiritero en la Academia y no saber sobre eso?”

Suspiró. Parece que de alguna manera, se estaba sorprendiendo a diario.

“Durante los últimos 10 años, es un taller de Máquinas prometedor que se ha estado haciendo de un nombre por sí mismo. También incursionaron en la creación de circuitos mágicos, y hace unos 5 años, patentaron el circuito mágico Sónico. Es una de las compañías nominadas para el contrato para suministrar la próxima generación de tecnología a la Armada Británica.”

“Parece un taller próspero. Entonces, ¿qué pasa con ellos?”

“Son los patrocinadores de Frey. Bueno, de Frey y de Loki.”

Patrocinadores. En otras palabras, ellos eran los que pagaban sus enormes cuotas de matrícula.

“-hablando de eso, podrá ser que esos autómatas que llevan siempre-”

“-probablemente son los modelos más nuevos creados por D-Works. Incluso es posible que sean prototipos.”

“¿Prototipos? ¿Pretenden probar sus prototipos en la propia Fiesta Vespertina?” En una batalla que podrían perder, ¿iban a usar prototipos poco confiables?

“Vamos. No hay manera de que arriesguen sus autómatas en una apuesta tan ridícula.”

“Es lo contrario. La Fiesta Vespertina es una prueba extremadamente dura por la supervivencia. Es un juego de suma cero donde sólo puede haber un ganador. Aunque lo hagas de la manera normal, no es fácil convertirte en el Rey Mago. Aunque pueda haber un pequeño riesgo, contar con nueva tecnología debería ser una ventaja. Además,”

Charl alzó la vista hacia Sigmund,

“La Fiesta Vespertina es como una feria mundial de Machinart. Es un lugar donde las Máquinas antiguas, las nuevas, y las superiores se reúnen. Los circuitos mágicos que se vuelvan populares aquí seguramente se esparzan por todo el mundo.”

“… Ya veo. Es un campo de pruebas perfecto.”

Serían capaces de probarlas sin tener que ir a una guerra. La recuperación del cuerpo estaba garantizada, y mientras pudieran reunir información, perder la posición como el Rey Mago no sería una gran pérdida.

Y aún mejor, si fueran a venderles su producto a la armada-

No había un escenario más grandioso que este para demostrarlo.

“Si ese es el caso, entonces obviamente, yo sería la llave notoria en el proceso…”

La derrota en la primera ronda significaría que ninguna de las pruebas podría llevarse a cabo. Sería la peor demostración posible.

Si Raishin estaba afuera de la ecuación, entonces las posibilidades de encontrarse con un oponente poderoso tempranamente disminuiría. Al usar los resultados de la batalla, podrían hacerse ajustes, y las investigaciones para mejorarlo acorde a la armada podrían progresar, fortaleciendo su posición.

Sin embargo- ¿en verdad era por esta razón que Frey planearía “asesinarlo”?

Charl fruncía el ceño en silencio, y volteó con una expresión complicada en su rostro.

“¿Qué? ¿Qué pasa ahora?”

“Nada, en serio. Es sólo que… bueno, oí algunos rumores desagradables.”

“¿Rumores? ¿Sobre D-Works?”

“Escuché que sobornan a personas importantes y las convencen para conseguir permisos especiales, y realizar investigaciones ilegales. Y su cabildero se supone que es un seductor que va de una mujer a otra…”

Charl mostró sus colores poco a poco,

“Eso fue algo que leí en ‘Bingo’, una revista de chismes de tercera. Escriben cosas tan estúpidas.”

“Casualmente, esa es la favorita de Charl.”

“¡S-S-Silencio Sigmund! ¡Soy Charlotte de la noble familia Belew! ¡No hay manera de que lea una basura de revista como esa!”

La hija de una noble familia no debería leer revistas de chismes, pensó Raishin, pero no lo dijo en voz alta.

“De todas maneras, ¿lo entiendes ahora, verdad? Las ‘circunstancias’ detrás de las acciones de Frey, en última instancia son por el bien de D-Works. Probar el nuevo modelo, y tener como objetivo la posición del Rey Mago, por lo que quieren eliminarte para que puedan ganar la Fiesta Vespertina.”

“Así parece.”

“No tienes por qué contenerte. Esta noche, aniquílala completamente.”

“… Ahora que lo mencionas, esta noche es la noche. Mi gran debut.”

Entre sus informes y el tener que evitar los ataques, se había olvidado completamente de ello. La Fiesta Vespertina que había esperado durante tanto tiempo, finalmente iba a comenzar esta noche.

Charl parpadeó, con una mirada afligida en su rostro.

“¿No deberías estar un poco más nervioso? En verdad eres una persona estúpida… ¿Estás seguro de que vas a estar bien así?”

“No te preocupes. Lo que sea que pase, pasará.”

“No seas tan engreído. Nadie se preocuparía por un pervertido como tú.”

Volteando hacia el otro lado, hizo un giro en U hacia la entrada del vestíbulo. Siguiéndola, Raishin la acompañó hasta el jardín delantero del dormitorio.

“Gracias. Eso fue muy útil.”

Volteando, Charl murmuró en voz baja.

“El amuleto.”

“¿Hm?”

“No olvides el amuleto protector que te di. Y el pañuelo tampoco.”

Habiendo dicho eso, rápidamente se retiró a pasos largos. Sigmund despidió a Raishin moviendo la cola.

“¿Quién es, mi madre?”

Raishin rió con ironía. Buscando en su camiseta, sacó el pendiente de plata.

Había runas grabadas sobre el pendiente, y bajo los rayos del sol, brillaban con una misteriosa luz. Más allá de ser un símbolo de los sentimientos de Charl, parece que tenía algún poder.

De repente, el pendiente se llenó de una luz blanca azul… o así se sintió.

Pasando a través de la cadena, pudo sentir una vibración en las yemas de sus dedos. Su frente se estremeció con dolor, y una premonición desagradable se esparció en todo su cuerpo.

Más por instinto que por razón, Raishin percibió alguna clase de peligro acercándose.

Y entonces, la realidad no traicionó la premonición.

Despedazando el suelo y dispersando la tierra por todas partes, “algo” como el estallido de un cañón llegó volando.




NOTAS DEL TRADUCTOR:

(3) 金剛力: Fuerza Herculeana.

Página Anterior     *     Página Siguiente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: