Capítulo 8.3

Página Anterior     *     Página Siguiente

“¡¿Huuh?! Qué demonios estás…”

Ashida respondió bruscamente ante las palabras de Koigasaki.

Preocupado por Koigasaki, me puse ansioso, abrí la puerta y entré al salón de clases.

“Eh… Kashiwada…”

Ashida estaba sujetando el brazo de Koigasaki.

“¡Suéltale la mano!”

Aunque sea yo el que lo diga, terminé pronunciando esa frase fríamente mortal que sonaba como la frase de un manga, pero este no es momento para eso.

“¿Qué demonios pasa con ustedes? ¡¿Ya lo hicieron?! ¡Eso es muy repugnante!”

Ashida soltó a Koigasaki de un empujón.

“¡Kya!

Koigasaki colapsó en el suelo.

“¡O-Oye! ¡¿Qué estás haciendo?!”

Mi voz estaba temblando por completo. Ashida tiene buen físico, y no sentí que podría ganarle en una pelea.

Pero, si me retiraba ahora, seguiría siendo como era.

Seguiría siendo la misma persona débil, cobarde, y sin dignidad que era.

Koigasaki me había defendido. A pesar de ser incapaz de lidiar con los chicos, ella me defendió y le replicó a Ashida.

Es por eso que ahora era mi turno de proteger a Koigasaki.

Usé toda mi fuerza embestir mi cuerpo contra Ashida. Con sus piernas enredadas, Ashida cayó al suelo y lo mantuve allí con mi cuerpo.

“¡Koigasaki, corre!”

Le grité con la voz más fuerte de mi vida.

“Eh… de ninguna manera…”

“¡No te quedes ahí, corre!”

Mi voz instó a Koigasaki, y mientras lucía un poco confundida, empezó a correr, salió del salón de clases.

“Hehh, eso es bastante cool de tu parte.”

Al siguiente instante, Ashida me golpeó en la mejilla.

“Ouch…”

Escupí sangre por la boca.

“¿Qué pasa contigo? ¿No me digas que tienes confianza en tus habilidades de pelea~?”

Ashida me sujetó del cuello mientras yo yacía en el suelo.

“No tengo… esa clase de confianza…”

“¿Pero quieres actuar cool en frente de tu amada novia, huh~? ¡Eso es muy cool!”

Ashida se burló de mí.

“¡Ella no es mi amada, ni mi novia!”

Así es. No tengo sentimientos románticos por Koigasaki. Una chica con mala personalidad como ella en verdad está fuera de mis intereses y enamorarme de ella sería lo último que haría. La única chica de la que me había enamorado desde el primer día que la conocí en el primer día de la preparatoria es Hasegawa Midori.

Pero en este momento, tengo que arriesgar mi vida para proteger a una importante amiga mía.

Al igual que ella me defendió a mí.

Giré los ojos hacia el pasillo. Probablemente había pasado sólo un minuto desde que Koigasaki escapó del salón de clases. Pero si corrió a toda velocidad, ya debería estar bastante lejos para ahora.

“No tengo confianza para pelear pero…”

“¿Pero qué?”

Pateé a Ashida en la espinilla con toda mi fuerza.

“¡Qué, eso duele…!”

Al momento en que Ashida me soltó el cuello por el dolor, aproveché la oportunidad para salir corriendo del salón de clases tan rápido como pude.

“¡¿Qué, al final sólo vas a correr?!”

Ashida de inmediato me persiguió.

Salí corriendo del salón de clases por el pasillo a toda velocidad, y pronto, alcancé las escaleras y bajé de a dos escalones a la vez.

“Qué… rápido…”

Pude escuchar la voz de Ashida por detrás.

Ya no sabía si Ashida podía oírme o no, pero aun así grité engreídamente, “¡No tengo confianza para pelear, pero sí tengo confianza en mi velocidad!”

Cuando estaba en la primaria, era el chico más rápido de la clase. Aunque puede que mi velocidad haya disminuido desde que dejé el béisbol, todavía corría bastante rápido.

Una vez que llegué al primer piso, todavía usando los zapatos de interiores, salí de la escuela a una calle atestada de gente. Me detuve por primera vez y volteé.

No había señales de Ashida. Más bien, parecía que lo perdí cuando bajaba las escaleras.

Había pasado un buen tiempo desde que corrí a toda velocidad, y me sentía cansado, así que me senté. Aunque los transeúntes me estaban mirando, no tenía tiempo para preocuparme por eso.

Recordé a Koigasaki y saqué mi celular para llamarla.

Koigasaki contestó antes de que el primer tono sonara.

“¡¿Kashiwada?! ¡¿Estás bien?!”

“Aah… haah… estoy, bien… dónde estás, ahora…”

Pregunté entre mi respiración agitada.

“¿Ahora? En la puerta del salón de profesores.”

“¡¿Eh?! ¿Por qué… el salón de profesores…?”

“Estaba pensando en hacer que Umeda-sensei, el profesor de E.F, detenga a Ashida…”

“¡¿Qué?! No, está bien, Ashida ya se fue…”

“¿En serio? ¡¿En serio está bien?! ¡¿Dónde estás ahora?!”

“Estoy afuera de la escuela…”

“¡Entendido! ¡Ahora voy!”

Koigasaki apareció casi inmediatamente después de colgar. Parece que corrió hasta aquí.

“¡Kashiwada!”

Koigasaki había estado al borde de las lágrimas, pero, al ver mis marcas de golpes, colapsó.

“¡No estás bien para nada! La enfermería… ah, pero es probable que la doctora ya se haya ido…”

“No, en serio, no es gran cosa…”

“¡No puedes decir que esto ‘no es gran cosa’! Ah, cierto.”

Koigasaki parecía haber pensado en algo; luego corrió hasta la calle y ondeó la mano. Un taxi se detuvo ante nosotros.

“¡¿Eh?! A dónde…”

“A mi casa. Está muy cerca de aquí.”

“¡¿Eh?! ¡No es necesario!”

“¡Sí! ¡Tenemos que curarte!”

“Bueno, aun así, podemos caminar… no tengo dinero…”

“¡No te preocupes por el dinero! ¡Vamos, rápido!”

De alguna manera fui forzado a subir al taxi por parte de Koigasaki.

“Disculpe, por favor gire a la derecha en el tercer semáforo…”

Koigasaki le dio la dirección de su casa al conductor del taxi con facilidad.

No me digas que esta chica está acostumbrada a ir a casa en taxi…

“¡¿Qué pasó después de eso?! ¡¿Qué pasó con Ashida?!”

“Aah, de alguna forma logré escapar.”

“¿En verdad…? Yo… nunca pensé que harías algo tan imprudente…”

Koigasaki todavía estaba llorando.

Unos cinco minutos después, Koigasaki detuvo el taxi. Rápidamente pagó la tarifa.

“Te devolveré el dinero mañana…”

“¡¿Huuh?! Te dije que no te preocupes por eso.”

Mientras me bajaba del taxi, me quedé anonadado.

La casa decía Koigasaki en su placa de identificación… era una opulenta mansión.

Probablemente es unos tres veces más grande que mi casa.

Aunque especulaba que Koigasaki podría ser la hija de un hombre rico, pensar que eso era verdad…

Mientras daba un paso adelante en el gran vestíbulo de entrada, dije con una pequeña voz, “Perdón por la intromisión…”.

Habiendo subido los escalones, llegué al living y allí, vi a una hermosa mujer sentada en el sofá. Supuse que sería la hermana mayor de Koigasaki.

“Momo, bienvenida de regreso. ¡Oh, hola~! ¿Eres amigo de Momo?”

“Lo es. Mamá, ¿puedes traerme el kit de primeros auxilios?”

La respuesta de Koigasaki me sorprendió. La persona que pensé era la hermana mayor de Koigasaki parece que era su madre. Tenía una buena figura y usaba maquillaje a pesar de estar en casa, haciendo que luciera tan joven que uno fácilmente podría pensar que tenía veinticinco años. Por demás distinta a mi Mamá.

“Perdón por las molestias. Discúlpeme por venir sin anunciarlo…”

“No, no, gracias por cuidar a Momo. ¡Nunca pensé que Momo traería a un chico~! ¡Oh cielos, eso luce doloroso! Dame un segundo.”

La madre de Koigasaki sacó un kit de primeros auxilios de la alacena.

“¿Qué sucedió? ¿Te caíste?”

“Sí… bueno, algo como eso.”

Koigasaki le restó importancia. La madre de Koigasaki me instó a que me sentara en el sofá, y empezó a desinfectar mis heridas.

“Perdón por molestarla. Gracias…”

Luego de que terminó con la desinfección, me levanté de dónde estaba sentado y rápidamente me dirigí a la puerta. Sin embargo.

“¡Oh cielos, ¿ya te vas?! Ya que estás aquí, podrías quedarte un rato.”

Las palabras de la madre de Koigasaki me detuvieron.

“Kashiwada, vamos a mi habitación.

Estaba profundamente sorprendido ante la sugerencia de Koigasaki.

“¿Eeh? ¿No pueden hablar aquí?”

“¡Claro que no! ¡Si hablamos aquí, Mamá, definitivamente dirás algo innecesario!”

Ignorando los intentos de su madre por detenernos, Koigasaki caminó bruscamente hacia su habitación. Me mantuve en silencio y la seguí.

Estaba un poco… no, en realidad estaba bastante nervioso.

Esta era la primera vez en mi vida que entraba a la habitación de una chica, como si tuviera algo que esconder. Como se esperaba, la habitación de Koigasaki lucía bastante como la de una chica, con un rosa uniforme decorando sus paredes, cortinas, y otras partes del cuarto, así como juguetes de felpa y otras cosas lindas ocupando sus estantes.

Su biblioteca también tenía manga Shoujo, revistas de moda y cosas así. También había pósters de idols pegados.

Me senté en un sofá rosa después de que Koigasaki me indicara, pero seguía sin poder relajarme.

“¡Oye, por qué hiciste algo tan imprudente!”

Mientras miraba a mi alrededor estudiando la habitación de Koigasaki, de repente estalló enfadada conmigo.

“No estaba siendo imprudente… hacer eso fue lo único que se me ocurrió.”

“Me alegra que hayas podido salir sólo con esas heridas, pero, cuando pienso lo mucho peor que podría haber sido…”

Le había tomado un rato dejar de llorar antes, pero ahora, sonaba como si estuviera a punto de colapsar de nuevo.

“… Gracias.”

“¿Eh?”

“Gracias por salvarme…”

Sus palabras sinceras de agradecimiento terminaron desequilibrándome de alguna manera.

“N-No es algo que necesites agradecerme… ah, lo que me recuerda.”

“¿Qué?”

“¡¿Viste 『Sakuragaoka Girls’ High School』?!”

“Eh, p-por qué…”

Como si nunca hubiera esperado que yo escuchara esa frase, Koigasaki reaccionó con nervios,

“B-Bueno, erm, hace unos tres días, resulta que fui a Tsutaya a alquilar un DVD. Y, simplemente pasó que el DVD que quería ver había sido alquilado por alguien más, así que pensé que podría pasar el tiempo viendo de qué va ese extraño anime, ¡eso es todo!”

Realmente vio el anime que le recomendé… A pesar de haber declarado que nunca lo vería.

“¿Qué tal estuvo?”

“Estuvo… inesperadamente, de alguna forma interesante. Aunque esas escenas raras para complacer a los Otakus fueron muy molestas.”

“¡¿En serio?!”

Esta quizás era la primera vez que Koigasaki había reconocido la cultura Otaku. Si sigue así, quizás el día en que se convierta en una Otaku no esté muy lejos.

“¡Olvida eso! ¡Estoy muy enojada, ¿sabes?!”

“… ¿Hehh?”

Le dediqué una mirada perdida a Koigasaki ante su repentino cambio de actitud.

“¡¿Por qué… de repente empezaste a ignorarme?! Cuando trataba de hablarte, te escapabas. ¡¿Qué pasa con esa actitud?!”

Pasaron tantas cosas que me había olvidado de eso, pero esta era la primera vez que hablábamos apropiadamente desde que comencé a evitar a Koigasaki.

“¡¿Estabas enojado por algo?!”

“Erh, no es como si…”

“¿Entonces, qué es?…”

Mientras Koigasaki soltaba humo por lo enfadada que estaba, también había un matiz de tristeza en su expresión.

“Acaso no acordamos trabajar juntos…”

“Erh… yo… escuché que te estaba ocasionando problemas.”

“… ¿Eh?”

Ahora que se llegó a esto, supongo que sólo era un rumor. Después de todo, escuché claramente de los labios de Koigasaki que yo era su amigo.

“De dónde salió eso… quién te lo dijo…”

“Tu amiga, Amemiya, si mal no recuerdo…”

Al escuchar ese nombre, Koigasaki suspiró profundamente.

“Esa chica… tiene algún problema con su personalidad… Así es como es ella… Ya veo, no piensa muy bien de ti…”

Habiendo dicho eso, como si temiera que lo acababa de decir fuera un shoch para mí, rápidamente agregó, “Mejor dicho, ella es del tipo de chica que odia a todos los chicos simplones indiscriminadamente”, lo cual no era de mucho consuelo realmente. Bueno, ya sabía que Amemiya me odiaba, por lo que no era algo tan impactante.

“Ella también me dijo que no me involucrara contigo, Kashiwada…”

“Debo ser muy odiado.”

Entonces entendí por qué adoptó esa actitud en el karaoke.

“De todas maneras, nunca dije que me estuvieras causando problemas.”

“Sí, lo entiendo.”

“… ¿Eh?”

“Desde mañana en adelante, no creeré en nada a menos que lo escuche de tu boca.”

Ahora que lo pienso, desde el principio, la razón por la que sentía que no podía lidiar bien con Koigasaki fue debido a un rumor de que era una puta, un rumor que no tenía base en ningún hecho.

Esta vez, escuché a alguien más en lugar de la propia Koigasaki y empecé a evitarla debido a un malentendido.

Considerando eso, parece que no he logrado ningún progreso.

Al menos, decidí que desde mañana en adelante, sólo creería en lo que Koigasaki me dijera.

“Fuuhn……”

Koigasaki evitó mis ojos, quizás avergonzada.

Entonces, como recordando algo, dijo,

“¡Por cierto! ¡Una vez más! ¡¿Ota vez dejaste de lado tu apariencia?! ¡¿Qué pasa con tu cabello?! ¡¿Y tus cejas?! ¡Son un desastre!”

Y entonces me di cuenta al oírlo. Desde que empecé a evitar a Koigasaki, había dejado de recortarme las cejas.

“¡¿Ya te rendiste con Hasegawa-san?!”

Lo que me recordó — últimamente, no había estado lo suficientemente motivado para trabajar en mi apariencia.

Si esta chica no se involucra en mi caso, probablemente no le preste atención a estas cosas.

“No hay manera de que me rinda.”

Para ser franco, me rendí una vez.

Pensé que era imposible convertirme en un Riajuu y ganar el corazón de Hasegawa.

Sin embargo.

Me había olvidado.

Que la tenía a ella.

Que tenía a aliada reconfortante llamada Koigasaki Momo.

“¡Aaahh, jeez! En serio eres un Otaku simplón, vago y sin remedio…”

Koigasaki vociferó exasperada mientras me miraba.

¿Qué? Pensé que había logrado algunos buenos avances, ¿y todo había vuelto al comienzo?

“No puedo dejarte solo.”

“… ¿Eh?”

¿Koigasaki acaba de decir que no podía dejarme solo?

“Si no te ayudo, realmente no puedes hacer nada tú solo… Lo decidí, haré todo lo que pueda para ayudarte a ser un chico cool y a la moda.”

“:.. ¿Eeeh?”

“¡A cambio, tú harás aún más que antes para ayudarme a acercarme a Suzuki-kun! ¡Me convertiré en una Otaku y me acercaré a Suzuki-kun!”

Declaró Koigasaki con rebosante confianza mientras me apuntaba con el dedo.

Otaria_v01_261 (converted)

“… ¡Aah, ya entendí! ¡No puedo pedir nada mejor! ¡Yo también te ayudaré con todo lo que tengo! ¡Así que será mejor que no olvides lo que acabas de decir!”

Como una afirmación de nuestro pacto, nos dimos la mano con fuerza.

“¡De acuerdo, mañana empezaré a hacer mi mejo esfuerzo otra vez! ¡Definitivamente me convertiré en un Riajuu! ¡Y activaré mis flags con Hasegawa!”

Mientras estoy parado junto a esta chica como un amigo, tengo que convertirme en un chico que no luzca fuera de lugar a su lado. Tengo que convertirme en un chico cool del que no se puedan quejar las amigas de Koigasaki ni los tipos que van tras ella.

Para que eso suceda, tengo que volverme más moderno, y más un Riajuu.

Mientras ella esté animándome, nunca más me acobardaré.

Esta era la fuerte promesa que hice conmigo mismo.

“¿Por qué estás sonriendo?”

“Eh, por nada…”

Mientras pensaba que no había estado sonriendo, parece que mi rostro sí se había relajado.

“Bueno, sólo pensaba en un desarrollo común que sucede en los mangas y las novelas.”

“¿Eh?”

“En los mangas, normalmente, el chico y la chica que hacen alguna clase de pacto usualmente terminan juntos… ah, nosotros seremos la excepción, por supuesto…”

Me arrepentí de inmediato luego de decir eso. Cuando miré a Koigasaki a los ojos…

“¡¿Huuh?! ¡¿Estabas pensando en cosas como esa?! ¡¡Repugnante!!”

………..

Aah, no debería haber dicho eso. En verdad no debería haberlo dicho. Por favor déjame regresar en el tiempo.

“Ah, tu cabeza está llena de manga. Todos tus pensamientos están basados en ellos. Haah~, se siente muy repugnante.”

“¡Córtala ya con lo de repugnante, repugnante, repugnante! ¡¿No dije que seremos la excepción?! ¡Yo tampoco quiero que algo como eso pase!

No conseguí una novia luego de entrar a la preparatoria.

En cambio, hice una amiga con una lengua venenosa.




Traductor al Inglés: Larethian (Baka-Tsuki)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin corrección.

Página Anterior     *     Página Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: