Capítulo 2

Página Anterior     *     Página Siguiente

“¿Huh? Cómo podría gustarme él. En serio, ¿podrías dejar de bromear?”

Durante el inolvidable verano de mi tercer año de escuela secundaria, un cierto día después de la escuela —

Escuché una linda voz que me era familiar.

“¡Ya veo, qué alivio! Me preocupé mucho cuando pensé que a Aikawa le podría gustar ese Otaku ~”

“Oye, ¿podrías parar ya?”

“Bueno, sueles hablar con Kashiwada, ¿no?”

“No, es sólo que, pensé que podría ser divertido así que resultó en que le hablé.”

“Ah, ¿entonces sólo estabas jugando con él?”

“¡Por supuesto! ¡Esa es la única razón por la que haría eso!”

Junto con la conversación, el sonido de risas alegres de varias chicas se oyó.

Estaba en mi camino de regreso a mi salón de clases para tomar algo que había olvidado. Sin embargo, no pude hacer nada más que estancarme en el lugar después de escuchar las voces desde adentro.

La estudiante llamada Aikawa Kizuna en el salón de clases en este momento era alguien por quien yo tenía un enamoramiento hasta ese momento.

¿La voz que está saliendo ahora del salón de clases era realmente la misma voz dulce que yo siempre había oído? No podía más que dudar de mis oídos.

Ella es muy dulce. ¿Por qué una linda chica como ella le hablaría a un Otaku inepto como yo? Eso siempre me resultó desconcertante.

Pero.

“No hay manera de que me guste.”

“Sólo me pareció divertido jugar con él.”

Las palabras que estoy escuchando ahora son sus verdaderos sentimientos.

Esas palabras suyas siempre habían hecho eco en mi cabeza.

“Quiero decir, ¿no son los Otakus demasiado repulsivos?”

“Sí, sus conversaciones son de alguna forma exageradamente intensas, además son ruidosos y demasiado molestos, y su repugnancia está contaminando todo el salón de clases.”

Las otras chicas con Aikawa siguieron con los insultos. La palabra “ellos” en su conversación se refería obviamente a nosotros los Otakus.

Es verdad que mis amigos y yo tenemos nuestras conversaciones Otaku en el salón de clases. Pero no nos habíamos dado cuenta de que la gente a nuestro alrededor podía oírnos, y nunca habría imaginado que los demás nos encontrarían repulsivos y molestos.

En ese momento, por primera vez, me di cuenta de cómo la gente a nuestro alrededor nos veía a los Otakus.

Y fue tal el impacto para mí que no podía moverme de ese lugar.

Ese día, cuando accidentalmente supe lo que la chica que me gustaba pensaba de mí, y cómo las demás chicas hablaban mal de mí al llamarme Otaku repulsivo, fue el peor día de mi vida.

Después de eso, el resto de mi vida de escuela secundaria pasó sombríamente.

Tanto como fue posible, con el fin de evitar que pensaran en mi como un repulsivo, traté de ser consciente de la gente a mi alrededor, absteniéndome de hacer algo que destacara, y pasé el resto de mi vida escolar de esa manera. Aun cuando mis amigos Otaku tenían sus conversaciones Otaku, al estar consciente de mis alrededores, dejé de unirme.

La chica que solía gustarme, Aikawa Kizuna, todavía me hablaba, pero luego de escuchar sus verdaderos sentimientos, a pesar de que me hablaba, ya no podía responder apropiadamente de la misma forma que lo hacía en el pasado.

De esa manera, mi preciosa vida de secundaria llegó a su fin con esos recuerdos más que desagradables.




Traductor al Inglés: Larethian (Baka-Tsuki)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin corrección.

Página Anterior     *     Página Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: