Prólogo – Quizás no sea una historia tan distante en el futuro

Era una escena familiar para mí.

Para explicar esa escena, una sola palabra sería suficiente. Esa es, “Ruinas”.

Aunque realicé mis rondas en los edificios del vecindario, no encontré una sola cosa en su forma original. Antes, solían vivir un montón de personas aquí. El bullicio de las tiendas y las casas con una sensación de vida ha colapsado como resultado del bombardeo y las bombas. Y ahora, en lugar de los sonidos de los residentes dedicándose a sus asuntos diarios, sólo se podía escuchar el sonido de las ráfagas de viento.

Nosotros estábamos dentro de esas ruinas.

“Ahora entonces, comienza la cacería. ¡Chicos, ¿están preparados?!”

Contrario a la trágica escena, la animada voz que resonó en las ruinas pertenecía a Sena-sensei. Incluso entre nosotros, él es el guía con mayor entrenamiento bajo el cinturón, y su experiencia de combate también es bastante fiable.

“¡Muévete, Kishimine! ¡Hoy, tenemos que ser los vencedores otra vez!”

Una agradable voz que imponía dignidad, golpeó mis oídos. Tendou Shinobu. A pesar de que es una chica, es nuestra líder en quien confiamos para mantenernos animados.

“¡Entendido, por favor déjamelo a mí!”

Respondí de manera tranquilizadora.

Y la batalla comenzó discretamente. Como asaltante, mi rol es actuar como vanguardia de mis camaradas, y correr a través de las ruinas delante de ellos. Nunca miró atrás. Mis confiables camaradas me cubren la espalda. Está bien que yo sólo mire hacia delante.

Me preparo para usar el Rifle de Asalto que generalmente se ven con los Sub Rangers. Es como si fuera otra parte de mí a la que me he acostumbrado a usar. Mientras tenga este rifle, puedo intercambiar disparos incluso con un francotirador a la espera en alguna esquina del campo de batalla.

Pronto, nos aproximamos a la esquina de la calle. Es un lugar peligroso. No es la primera vez que luchamos en este campo de batalla. Sabemos que el lado que da a la esquina de esta calle es un “punto ideal para una emboscada”.

Pero no había necesidad de detenerse. Sena-sensei, quien estaba esperando en la retaguardia, nos habló.

“¡Voy a lanzar!”

Desde atrás de mí, algo como una bola esférica fue lanzado por el aire.

Lo que lanzó Sena-sensei era una granada de mano. Sin fallar su objetivo, la granada de mano cae en la esquina de la calle, y explota.

Propaga una feroz y letal tormenta.

En el momento en que la explosión se detuvo, irrumpí en el lado que daba a la esquina.

“Lo logré.”

Confirmo la presencia de enemigos. Son los soldados de la nación enemiga, vestidos con ropas camufladas. Hay tres de ellos. Escondiéndose en la sombra de un refugio, yaciendo allí a la espera de una típica emboscada. Probablemente los enemigos también esperaban un ataque de nuestro lado, ya que no lucían heridos por la granada de mano.

Pero en un campo de batalla, las acciones más pequeñas lo deciden todo. Como resultado del escape de la granada de mano, perdieron un poco de tiempo para apuntarme y jalar el gatillo.

Eso era suficiente para mí.

Sin un momento de demora, preparo mi rifle de asalto. Instantáneamente concentró la “mira de hierro” en la cabeza del enemigo, y jalo del gatillo.

La bala viajando con velocidad deslumbrante, atravesó con precisión la cabeza del enemigo.

Uno tras otro, apunté el arma a los dos enemigos restantes, y les disparé. Aun si llevaban puesta alguna clase de armadura, no puede protegerlos de las ráfagas de mi Rifle de Asalto. Instantáneamente, terminaron como nuevos cadáveres. De los tres, Tendou, quien estaba cubriendo mi espalda, dio un paso al frente. No han pasado ni siquiera 3 segundos desde que Sena-sensei lanzó la granada de mano.

“De acuerdo, lo serio comienza desde aquí. ¡Kishimine, avanza robustamente!”

Escucho la voz de Tendou llegando por detrás de mí. Esa voz probablemente sirvió como adrenalina para mí, y sentí aumentar mi valentía. Involuntariamente, siento la necesidad de voltear y ver su hermoso rostro. Pero eso no es algo de lo que podía darme el lujo ahora. Si no logro una recuperación instantánea en el último momento luego del sonido de los disparos que incitan pánico, moriré inmediatamente. Es el campo de batalla al cual me acostumbré a jugar.

Mantenemos la posición Trinidad, y seguimos nuestro avance. Este lugar es territorio enemigo. No sería extraño que haya enemigos en algunos lugares más.

Es sólo que éramos fuertes.

“¡Para atraer su atención, lidiaré con el fuego de neutralización! ¡Métete en su perímetro, Kishimine!”

El usualmente agresivo Sena-sensei, actúa con calma en el campo de batalla. Y contrario a sensei,

“¡Déjame tu espalda a mí! ¡Haré que esos malditos bastardos te laman el trasero!”

Cuando la batalla se sobrecalienta, Tendou, quien usualmente mantiene un discurso y conducta dignas, se convierte en el extremo opuesto a su usual yo.

“¡Recibido, voy a avanzar!”

Bajo protección de ambos conduzco el asalto, y el dúo detrás de mí ataca a los enemigos con los que nos topamos.

Mi orgullo es mi “puntería” rápida y certera, integrada con amor y balas. Esa clase de puntería es ciertamente lo que Sena-sensei llama “unidad de jinete y caballo”. Cuando los enemigos atacan desde el frente, esos oponentes promedio no son capaces de derrotarnos.

Pero este lugar es territorio enemigo. Los enemigos no siempre atacarán desde el frente. Obviamente es posible que los enemigos, quienes estaban ocultos como Ninjas, se escabulleran hasta nuestra espalda.

Sin embargo, atacarnos a los tres por la espalda significaría la muerte. Es por eso que, originalmente somos un equipo de cuatro personas.

La tarea de asaltar y aniquilar es llevada a cabo por nuestro trío, y en algún lugar en este vasto campo de batalla, hay una francotiradora emboscadora como una oruga.

Su tarea es lidiar con los francotiradores enemigos. Y así, los enemigos que se escabullen sigilosamente por nuestra espalda, reciben disparos de balas de grueso calibre en la cabeza o en el pecho.

Es porque ella estaba allí, que podíamos correr por el campo de batalla sin preocupaciones. Con nosotros luchando en la línea frontal, naturalmente llamamos la atención en este campo de batalla. Pero ella es la que tiene el historial más extenso en experiencia de combate entre nosotros, y nos ha enseñado maneras de sobrevivir en un campo de batalla.

“Trabajo en Equipo, Victoria y Derrota. Tales cosas están bien por mí. ¡Simplemente quiero atacar a las personas!”

Ese es su lema. Ellas, no, estas chicas, quienes no tienen nada de moral de tirador, siguen atacando a las personas como si simplemente estuvieran respirando.

Su tendencia durante una situación de guerra ya era evidente. Debido a nuestra formación de pared de hierro, los enemigos están desesperados. Recibiendo disparos uno por uno, están perdiendo su vida en vano.

Pronto, perdí la cuenta de los enemigos derrotados.

El fin de la batalla apareció a la vista.

“¡El Juego se acabó~! ¡Equipo del Club de Juegos Modernos de la Academia Izunomiya, ha logrado una victoria avasallante!”
La voz de una chica que no pertenecía al campo de batalla, resonó, y me desvanecí.
El chico llamado Kishimine Kengo, de repente recuperó la consciencia.

 

 

Luego de repetir la acción de cerrar y abrir sus ojos por un corto tiempo, gradualmente reconoce el lugar en el que se encuentra en este momento.

Lo que tienen enfrente de sus ojos son, el Monitor de la Máquina de Juegos y la figura de la anfitriona de turno vistiendo un lindo cosplay, quien es una actriz de voz de una Preparatoria. Él está sosteniendo una consola de juegos en sus manos. El lugar no es nada como un campo de batalla. Es un salón de eventos en Akihabara, Tokyo.

“Se han convertido en participantes regulares del JGBC. ¡Club de Juegos de Izunomiya, han completado la primera ronda con un puntaje apabullante!” (1)

(Ya veo. Ganamos, huh.)

La adorable voz de la chica nos hace reconocer finalmente nuestra victoria.

En la pantalla gigante en el centro del salón de eventos, el resultado del “Juego FPS” —— “Juego de Fastuosa recuperación de energía, golpe de Pánico y muerte Súbita”, como Kishimine había aprendido —— que se estuvo jugando hasta hace unos pocos minutos se mostraba. El número de nuestros enemigos muertos era varias decenas de veces las del otro equipo. En los FPS, es raro ver una partida tan unilateral. El equipo oponente está lamentándose por su derrota, pero sólo podían culpar a su mala suerte de enfrentarnos en la batalla de la primera ronda.

Cuando se volteó casualmente, encontró una multitud de participantes por todo el salón de eventos, reunidos alrededor de él. Estaban profundamente emocionados por el magnífico juego de Kishimine y Co., y estaban alentándolos con fuerza. Algunos estaban abucheando, diciendo que su propio estilo era más habilidoso.

Hubo un tiempo en que solía ponerse nervioso en esta escena. Sin embargo, ahora es distinto.

(¡Me acostumbré completamente a ver este escenario!)

El Kishimine de hace un tiempo nunca hizo algo como aparecer en público. Siempre le gustó permanecer solo. Nunca ingresó a un club, ni fue a algún lugar con alguien después de la escuela mientras regresaba a su casa. Lo que es más, con la excepción de sus parientes, nunca hablaba con el sexo opuesto.

(Es hora de irnos……)

Movió sus ojos de lado a lado. En ese lugar, hay tres de sus reconfortantes camaradas. Dos de ellos son chicas. Además, estas “estudiantes de preparatoria que podrían hacer sonrojar hasta a una flor” llamadas chicas, probablemente sean la razón del incremento en el sonido de los abucheos.

Estos días, Kishimine siempre estaba con estas chicas. Viendo la vida de sus tres años de preparatoria, nunca esperó pasar tales días así.

Sin embargo, Kishimine Kengo usualmente piensa así en estos días.

“Dejando esto y eso de lado, no es malo pasar tales días así.”

 

NOTAS DEL TRADUCTOR:

(1) JGBC: Abreviación de ‘Japan Game Battle Championship’, o Campeonato de Batallas de Juegos de Japón.

 

Traductor al Inglés: Shinigami Akshay (AKS) de Kami Translation.
Editor Inglés: Daylighter de Kami Translation.
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: nahucirujano

A %d blogueros les gusta esto: