Capítulo 6.4

Página Anterior     *     Página Siguiente

Shouko caminaba por el pasillo con pasos extraños con los que Raishin se había familiarizado.

Detrás de ella, Yaya y Raishin la estaban siguiendo como sus dos niños problemáticos a quienes había llamado el director.

Shouko preparó su pipa y la encendió. Aspiró, exhaló, y golpeó su pipa para tirar algunas cenizas.

Luego de terminar su tarea solitaria, Shouko ahora estaba relajada. Sin embargo, el silencio era aterrador. Raishin había fallado en completar la misión que el ejército le había dado, y casi hace que Yaya sufra daño severo. Su negligencia además había provocado que él se lastimara seriamente. Encima de eso, debido a su deseo de salvar a Rabi a toda costa, había hecho algo que sabia que llamaría la atención de la academia, había convocado a Shouko. Bastaba para decir que no faltaba material con el que podrían reprobarlo.

Incapaz de soportar el silencio por más tiempo, Raishin decidió hablar primero.

“Bueno… Gracias por ayudar. Estoy en deuda contig…”

“No he ayudado a nadie todavía. Sin embargo, aún te retengo en mi deuda.”

Mientras agregaba tabaco fresco a su pipa, habló sin un ápice de enojo en su voz.

Y entonces, con gentileza hizo rodar una pequeña piedra en su palma para que ellos la vieran.

La pequeña piedra tenía un patrón gravado en ella. Al verlo, los ojos de Raishin y Yaya se abrieron de par en par.

“¡Un circuito mágico! ¡¿No me digas que, este es el circuito de Ra…?!”

“Con esto, el objetivo del ejército se ha conseguido. Ahora no deberían haber quejas incluso si lo dejo vivir.”

Dejarlo vivir. Una vez que el significado de esas palabras llegó, Raishin de pronto sintió que la tensión se drenaba, dejándolo exhausto.

“Gr… gracias… ¡Muchas gracias, Shouko…!”

“Todavía es temprano para palabras de gratitud. Hay sólo una pequeña chance de que lo que hice ayude.”

Aunque dijo eso, Shouko hizo todo lo que pudo. Eso solo lo dejó sin palabras.

Ahora que estaba exhausto, el dolor que había olvidado volvió con toda su fuerza. En primer lugar, el cuerpo de Raishin no estaba en condiciones de salir a caminar. Involuntariamente, se encontró a sí mismo colapsando de rodillas en ese momento y lugar.

“Esto es más desagradable para mí.”

Las palabras de Shouko lo tomaron por sorpresa, y Raishin alzó la vista. Sin embargo, parece que ella no estaba hablando de la situación de Raishin. Shouko estaba mirando más allá a la distancia.

“Chico, ¿ya te diste cuenta, cierto? D-Works participó en la Fiesta Vespertina con el fin de comprar los tipos Angel y Garm entre sí.”

“… Sí. Yomi dijo lo mismo.”

“Sin embargo, eso es sólo un engaño. Es una mentira usada para ocultar el hecho de que están usando a esos dos.

Esos dos. ¿Se refería a Frey y Loki?

“El objetivo de D-Works no es comparar el rendimiento entre los dos modelos. Mientras Loki parece que de verdad anhela el trono del Rey Mago— a Frey la están usando como prueba.”

Esa última parte descolocó a Raishin. No entendía lo que Shouko estaba diciendo.

Aunque para ser más precisos, estaba empezando a entenderlo. Todos los incontables hechos y numerosos eventos le estaban gritando la verdad. El descontrol de Rabi. El dolor que invadía a Frey. Ese inmenso sangrado…

“… Recién, durante la pelea. ¿Por qué Rabi de repente enloqueció?”

“Te estás confundiendo, chico. La que perdió el control fue Frey.”

“¿Huh…?”

“Rabi estaba sobrecargado de energía mágica más allá de los niveles normales, que fue lo que hizo que perdiera el sentido de razonamiento. Incapaz de manejar el presión, su Corazón finalmente se rompió por el estrés.”

“… No lo entiendo. ¿De qué estás hablando?”

“¿En serio no lo entiendes?”

Raishin titubeó ante la mirada aguda de Shouko.

“Le implantaron un circuito mágico a Frey en su corazón.”

“Qué —”

Junto a Raishin, la boca de Yaya se abrió por el shock.

¿El Corazón de Rabi?

No, no era eso. No había error en lo que habían escuchado sus oídos. ¡Shouko claramente dijo el corazón de Frey!

“Si quieres liberar energía mágica forzosamente del huésped, entonces necesitarás usar un circuito mágico. Si sigues aumentando la afinidad del huésped con energía mágica, tarde o temprano la composición del propio cuerpo del huésped se alterará.”

Finalmente, entendió lo que implicaban sus palabras.

Lo había visto con sus propios ojos antes, ¿no? Dentro de esas instalaciones que eran un orfanato sólo de nombre. Lo que vio allí adentro era vil y repulsivo.

“Shiramiko— en este país se los llama los Niños Prometidos. Niños que nacen con abundante energía mágica en ellos. ¿No crees que sería una idea maravillosa si pudieras producir masivamente algo como eso?”

Era un pensamiento loco. No es algo que alguien pensaría normalmente.

Sin embargo, si fuera una corporación, o si fuera el punto de vista de un ejército, entonces quizás no fuera tan… impensable después de todo.

Si pudieras producir en masa soldados poderosos de esa manera, sería algo digno de celebrar.

“Entonces, en otras palabras, Frey y Loki son…”

“Shiramikos artificiales. Cerdos de Guinea de D-Works.”

La verdad golpeó a Raishin en el estómago.

Yaya se puso terriblemente pálida. Incluso Irori se estremeció ligeramente.

Shouko continuó con su voz seria.

“Si miras la circulación de energía mágica entre esos dos deberías darte cuenta. No sólo es artificialmente precisa, sino que hay un flujo de energía mágica extraño de por medio. No hay dudas de ello, han mecanizado sus corazones.”

“Entonces, ¿estás diciendo que implantaron una máquina en un humano…?”

“El cambio en el color del cuerpo probablemente sea un efecto secundario del proceso. El incremento de la carga sobre el cuerpo provoca destrucción de la pigmentación de ese cuerpo.”

“Y esto… ¿esto es algo que puede hacerse fácilmente?”

“No seas absurdo. Ya deberías haberlo visto, chico. Lo que pasa con esos niños cuyas operaciones han fallado.”

La cámara frigorífica subterránea contenía los cuerpos de numerosos niños.

Seguramente, esos cuerpos habían sido usados como materiales para los circuitos Garm.

“No hay desperdicios en absoluto. Honestamente hablando, es tan eficiente que es desagradable.”

Un enojo negro azabache empezó a subir, llenando por completo el pecho de Raishin.

¿Qué demonios fue esto?

¡¿Qué demonios fue esto?!

Raishin se levantó de un salto como una bala, listo para correr sin previo aviso.

“Espera.”

No hay lugar para discusiones en su severa voz. Su tono imperativo causó que Raishin se detuviera de lleno, impidiendo que se siguiera moviendo.

Shouko habló calmada y lentamente, pero no había dudas de que sus palabras eran estrictas.

“Necesitas descansar esta noche. Por el momento, te prohíbo que salgas de los terrenos de la academia.”

“¡¿Por qué?!”

“¿Me estás cuestionando, chico?”

Sus ojos eran fríos. Era tan aterrador como mirar el barril de una pistola cargada. Yaya se encogió como un conejo asustado.

“Por qué asigné a Komurasaki para que fuera contigo al orfanato de D-Works- por qué le ordené a Yaya que se quedara, ¿todavía no entiendes la lógica detrás de estas cosas?”

“… Dime. ¿Por qué?”

“Fue para evitar que hicieras algo estúpido.”

“¡Los únicos culpables de estupidez son esas personas! ¡¿Cuánto tiempo más vas a dejarlos salirse con la suya?!”

“Deja de hablar de manera tan engreída. Sigues siendo incapaz de hacer algo, chico. ¿Debería ser franca contigo? No eres rival para él en absoluto.”

“¿Él…?”

“Bronson. Una vez, él también fue alguien que aspiraba a ocupar el trono del Rey Mago.”

Había escuchado ese nombre antes. Esa vez cuando Charl había venido a darle información.

“Esto fue hace cinco Fiestas Vespertinas, así que debería ser hace veinte años. Fue derrotado en algún momento en el camino hacia el trono del Rey Mago, y entonces dejó la Fiesta Vespertina.”

“Y después de eso, fundó D-Works… ¿cierto?”

“De la manera que estás ahora, enfurecido así, nunca tendrás una chance contra él. Ni siquiera serías capaz de pelear con el Emperador Espada. Sin mencionar chico, que estás seriamente herido. No seas descuidado. ¿Has olvidado nuestra apuesta?”

Incapaz de responder, Raishin agachó la cabeza, apretando los puños.

“Si lo entiendes, entonces te sugiero que ejercites tu prudencia.”

Shouko apagó su pipa, y dándole la espalda con frialdad, se fue del balcón caminando.




Página Anterior     *     Página Siguiente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: