Prólogo – La Asesina de Blanco

Página Siguiente

“Raishin, eres asombroso. Yaya está… Yaya está muy… Aaaahhhn <3”

Con una voz feliz, el cuerpo de la chica se estremecía por completo.

Ese cuerpo no era humano, sino una autómata de alto nivel. Con la suave luz del sol filtrándose a través de los árboles, estaba de buen humor conforme caminaba.

Estaban en Inglaterra, en la Academia Real de Machinart, Walpurgis. La Fiesta Vespertina iba a comenzar mañana, y todo el alumnado había atrapado la fiebre de la Fiesta Vespertina. Inesperadamente, un poco de ese entusiasmo parecía haber contagiado a la chica.

Dejando eso a un lado, había un tinte de fastidio en la voz de Raishin al hablar.

“Deja de hablar con voz rara, Yaya. La gente se confundirá de nuevo. Especialmente sobre mí.”

“Pero fuiste invencible en Educación Física. ¡Pude ver la envidia en los ojos de todos en la clase!”

Yaya no había escuchado ni una palabra de lo que dijo. Había una mirada embelesada en sus ojos mientras daba vueltas por los alrededores.

“Yaya está tan feliz. Parece que por fin todos están aceptando a Raishin. Están reconociendo lo fuerte que es, lo genial que luce, y que sólo es dulce con Yaya.”

“Tus fantasías se están filtrando en la realidad, y dejando tus delirios de lado, creo que estás cometiendo un error. Esta es una escuela para magos, así que no tiene nada de ‘genial’ ser bueno en actividades físicas en absoluto… De hecho, debo ser el tipo más bárbaro y primitivo en este campus. Estoy harto de asistir a clases de apoyo día tras día.”

Se rascó la ceja tensa con sus pulgares.

“Aunque es Sábado, tengo que asistir a dos clases de apoyo a la tarde. Vayamos rápido a los dormitorios así puedo tomar mis libros de texto. Almorzaremos en la cafetería de la escuela, y luego iremos al edificio escolar.”

“Ok <3”

Yaya me sonrió en respuesta. Sin embargo, una vez que entraron a la habitación, su sonrisa se desvaneció.

En el medio de ese cuarto sencillo, había un objeto misterioso balanceándose.

Era una red. Parecía algo que se usaba para atrapar peces, sólo que estaba colgado del techo.

Algo estaba atrapado dentro. Algo blanco, y delicado.

Luego de notar la piel de alguien— piernas para ser preciso— también podía verse allí, Raishin se dio cuenta de que estaba mirando “una prenda de vestir prohibida” durante unos cinco segundos.

Era una chica vestida con un uniforme escolar, con ambas piernas levantadas, en una pose peligrosamente erótica suspendida allí dentro. Llevaba el cabello recogido a la derecha, y de un bello color perla profundo. Un pañuelo curiosamente largo, un liguero, y un esponjoso moño le daban un aspecto cuya mejor manera para describirla era linda.

Apretado debajo de su trasero estaba un animal que parecía una mezcla entre lobo y perro con pelaje negro, también atrapado en la red. Tenía armadura en los hombros, dándole la apariencia de un autómata.

Entonces… ¿qué es esto?

Un aura negra de mal agüero estaba empezando a formarse alrededor de Yaya, algo así como un agujero negro.

“¿Qué clase de juego es este, Raishin? Trayendo a una chica a tu cuarto… ¡y después colgándola así…!”

“¡No llegues a conclusiones raras! ¡Estuve contigo todo el día!”

“¡Te quité los ojos de encima cuando estabas en el vestuario durante 0.3 segundos!”

“¡0.3 segundos ni siquiera es suficiente tiempo para hacer un comentario! ¡Espera, espiar en los vestuarios es un crimen serio!”

La chica en la red retorció patéticamente su cuerpo, tratando de pedirles que la ayudaran.

Al ver un escenario tan lamentable, Raishin aflojó la red, bajándola a la cama.

Tan pronto como sus pies tocaron la cama, la chica se movió para salir de la red, pero en cambio se enredó aún más. Sus extremidades se atascaron, así que se sacudía como un pez fuera del agua.

Sus movimientos perezosos sorprendieron a Raishin, por lo que usó su cuchillo para cortar la red.

“Uu… Gracias.”

Temblando como un ratón, la chica ofreció su agradecimiento.

Era preciosa. Sus ojos rojos eran como rubíes. En contraste con su débil rostro, daban una sensación curiosamente intensa.

Los bultos gemelos en su pecho parecían desafiar la gravedad. Raishin se encontró sonrojándose involuntariamente.

“¿Qué estabas haciendo en mi habitación? Dependiendo de tu respuesta puede que tenga que llamar a seguridad— ¡¿woah?!”

Quizás percibiendo la hostilidad en su voz, el perro lobo de repente había saltado hacia Raishin.

“¡Woof!”

“¡Woah, qué perro tan grande! ¿Eres un autómata? ¡¿Por qué estás en mi habitación?!”

“¡Woof, woof!”

“Deja de ladrar. Te ves como un perro, pero eso no quiere decir que tengas que actuar como uno.”

La chica abrazó al perro, alejándolo con nervios.

“Rabi no puede hablar… pero él es… mi familia.”

“… Me retracto de lo que dije antes. Encantado de conocerte, Rabi. Soy Akabane Raishin.”

Enfrentando la mirada del perro lobo, extendió su mano derecha.

El perro miró a Raishin con ojos redondos—

¡Mordida!

“¡Owwwww!”

“¡Sale sangre Raishin! ¡Tenemos que detener el sangrado rápido!”

“¡No lo lamas Yaya! ¡¿Qué eres, un perro?!”

Durante la conmoción resultante, la chica de alguna manera se había escabullido.

Su desaparición fue inesperada. Tratándose de alguien que se veía tan perezosa antes, tenía pies sorprendentemente rápidos cuando se trataba de escapar.

“… ¿Qué rayos fue eso?”

Raishin murmuró mientras miraba a su alrededor en la habitación.

Esparcidos a un lado estaban algunos resortes, poleas, y cuerdas elásticas.

“Parece que estaba poniendo una trampa, pero ella misma cayó en ella.”

“¿No podrá ser… ¡una trampa con cebo sexual!?”

El rostro de Yaya palideció. Al momento siguiente, el estruendo de un temblor misterioso pudo sentirse.

“… No, no importa cómo lo mires no hay nada ‘sexual’ aquí.”

“¡Esa chica obviamente estaba usando el truco ‘muéstrale tus panties’ para seducir a Raishin! ¡Si tanto te gustan las panties, entonces mira las de Yaya y sólo las de Yaya!”

“¡No te quites el kimono! ¡Ten un poco de vergüenza!”

La situación se estaba poniendo bastante problemática. La mirada en los ojos de Yaya además era muy peligrosa. Sería grandioso si no la volviera a ver otra vez, pensó Raishin.

De hecho, la volvió a ver, y mucho más pronto de lo que pensó.

Apenas había puesto un pie fuera del dormitorio, y la Yaya abiertamente vigilante estaba mirando fijo a un área sombreada por los árboles.

Desde esa sombra, un hermoso cabello perla y la cola de un perro podían verse.

Raishin suspiró y los llamó.

“¿Qué quieren?”

La chica tímidamente salió de debajo del árbol y con nervios extendió una canasta.

“¿Qué es eso?”

“Quería disculparme por el incidente de recién, así que… hice un bento.”

El sonido del papel abollándose podía oírse mientras Yaya apretaba los libros de textos en su mano con fuerza.

“¡Entonces, la relación de ustedes dos ya ha llegado a ese nivel… como pensé…!”

“¡Obviamente es una trampa! ¡¿Cómo podría alguien preparar una disculpa de antemano?!”

“Bueno, soy… bastante buena para cocinar, así que…”

“Tu habilidad para cocinar no tiene nada que ver con esto. ¿A no ser que digas que puedes superar el tiempo y espacio?”

La chica abrió la canasta con dedos temblorosos. Parece que no mentía cuando dijo que era buena cocinando. Unos sándwiches que lucían deliciosos estaban empacados cuidadosamente dentro.

KSwK_02_017 (converted)

“No… aprecio tu oferta, pero vamos a comer en la cafetería.”

La chica empezó a lagrimear. No encontrando una alternativa, Raishin tomó un sándwich.

Acercándoselo a la nariz, lo olió. No parecía desprender ningún aroma extraño.

Sintiendo la mirada asesina de Yaya detrás de él, Raishin le dio un mordisco.

“¡Geh! ¡Bleah! ¡¿Qué demonios tiene dentro?!”

“Uu… Se supone que serían píldoras para dormir, pero como no conseguí ninguna, sólo les puse montones de sal.”

“… ¿Sal?”

“Al alterar el balance entre la concentración de potasio y la concentración de sodio en el cuerpo, eso debería provocar que las células del cuerpo se destruyan…”

“Poner a alguien en un sueño eterno es una linda idea, ¿pero no crees que al poner sal, la persona lo notará antes de que todo el sándwich llegué a su garganta?”

Aunque si alguien se comiera la canasta entera, probablemente lo mataría.

“En serio, qué está pasando en esa cabeza tuya… No, olvídalo. No quiero involucrarme más en esto. Vamos, Yaya.”

Dándole la espalda, empezó a alejarse. Pero antes de que diera otro paso, sus sentidos le dijeron que algo andaba mal.

Justo en frente de él, había una parte de la tierra cuyo color era obviamente distinto al resto.

La chica detrás de él lo estaba mirando expectante.

Raishin suspiró por la obviedad de ello, y dio un paso en diagonal para evadir el suelo descolorido.

El sonido de la tristeza flotó desde atrás de él. La chica estaba sollozando. Era extremadamente insoportable. Raishin puso su pie de manera deliberada, y pisó en la tierra descolorida.

La tierra se abrió. Un periódico que funcionaba como la cubierta de la trampa bajó flotando, y llegó suavemente al fondo de un pequeño hoyo. Tenía unos 30 centímetros de profundo.

“… ¿Qué se supone que es esto?”

“Una trampa…”

“Respuesta incorrecta. Creo que ni siquiera podrías atrapar a un niño con esto.”

“Pero si lo hago más profundo, entonces no podré salir…”

“… Bueno, supongo que un hoyo de esta profundidad podría causar una fractura. En términos generales, es una trampa bastante maliciosa.”

Las mejillas de la chica se pusieron rojo carmesí a pesar de que lo que dijo Raishin no era realmente un cumplido.

“Um, en ese caso… ¿qué tal si nos tomamos un baño juntos?”

Sonidos de cortes hicieron eco desde atrás conforme Yaya empezó a destrozar los libros de textos en sus manos.

Raishin entrecerró los ojos.

“… ¿Un baño?”

“Te caíste en el hoyo… así que debes estar sucio.”

Abriendo el camino a través de los árboles con emoción, la chica le hizo una seña a Raishin para que entrara.

Dentro de esa arboleda, había una bañera que se encontraba totalmente fuera de lugar.

“Por qué… está esa cosa aquí…”

La chica mostró un poquito de orgullo en su voz al responder.

“Para que puedas relajarte en el bosque…”

“No, ese chiste no es para nada gracioso, ¿sabes?”

Su comportamiento abiertamente sospechoso sólo lograba que a Raishin le diera más curiosidad. Sin darse cuenta, Raishin se había acercado, hasta que estuvo lo suficientemente cerca para chocarse con ella… Raishin se detuvo, y dio un paso atrás.

Ignorando a la chica que de repente se había distanciado, echó un vistazo en la bañera.

“… ¿Y qué es esto?”

“Una bañera de bichos…”

La chica se dejó caer, y le contestó a Raishin con una voz que sonaba como el zumbido de un mosquito.

“Si alguien se cae en una bañera de bichos, aunque seas tú, su voluntad espiritual será drenada por los insectos asquerosos…”

“Sí, bueno, puedo ver gusanos y ciempiés retorciéndose dentro, ¿pero sólo hay cinco en total?”

“Luego de atrapar cinco, sentí que ya habían drenado mi espíritu…”

Confesó de manera avergonzada. Parece que estaba consciente de su propia inhabilidad para lidiar con los insectos.

“Um, en ese caso, qué tal…”

“¿Todavía tienes algo más bajo la manga?”

“Uu… Ahora tengo curiosidad. Por favor ven a mi habitación esta noche… ¿Ok?”

Era una invitación incómoda. ¡Pero era una verdadera trampa sexual en acción!

Yaya estaba murmurando algo incomprensible en voz baja, mientras los libros de textos en su mano empezaron a esparcirse en el viento como confeti.

Cualquier otra provocación sería peligrosa. Raishin suspiró.

“Oye, ya fue suficiente. ¿Qué estás tratando de hacer? Ya soporté demasiado tus juegos. Para tu información, no tengo tiempo de jugar contigo todo el día.”

Era una frase cool, pero como la razón detrás de su falta de tiempo libre era el hecho de tener que asistir a clases de apoyo, todo resultaba en algo para nada cool.

Mirando fijamente a Raishin, mientras temblaba su cuerpo, la chica firmemente declaró en voz alta.

“Voy a… asesinarte.”




Traductor al Inglés: Hayashi (Nanodesu Translations)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: nahucirujano

Página Siguiente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: