Palabras Finales

Página Anterior

Hola a todos, soy Murakami Rin.

Les agradezco sinceramente por adquirir Omae o Otaku ni Shiteyaru kara, Ore o Riajuu ni Shitekure!.

La versión original de este trabajo recibió el oro en el “Second Next Fantasia Award”, y por eso pude convertir esto en un libro en publicación.

Fue realmente un sueño para mí, lograr recibir un premio tan maravilloso con esta primera novela entera, la cual completé a pesar de ser débil para escribir, mientras usaba un diccionario para buscar palabras Japonesas. Y haber logrado convertirla en un libro a pesar de esto, estoy más que agradecido.

Por verano, muchos meses después de Marzo del año pasado cuando presenté este trabajo, estaba en mi camino de regreso a casa luego de una fiesta de bebidas de una compañía, en mi estado de ebriedad, y un número que no conocía apareció en mi celular. Esa fue la primera vez que recibí una llamada de Fujimi Shobou quien me informó que había pasado la última ronda de selección. Todavía puedo recordar claramente regocijándome de la alegría en la plataforma de la estación (LOL).

Por cierto, tengo permitido escribir un poco sobre el perfil del autor; sin embargo, los episodios de fracaso de Kashiwada Naoki, el protagonista de esta novela, fueron modelados en base a mis propios episodios de fracaso cuando era un estudiante.

Durante mis días de escuela, al igual que Kashiwada, me teñí el pelo en el baño como un novato para la moda, y mi cabello terminó rubio, quién lo diría. Por supuesto, nunca quise tener una cabeza totalmente rubia, sino que sólo quería darle un poco de brillo a una parte, y cuando usé decolorante para este propósito, el resultado fue impensable… Mi Mamá quien estaba pasando por ahí abrió la puerta del baño y dijo enfadada, “¡Esa cabeza, tú no eres mi niño!”, y de inmediato me dio dinero para ir al salón de belleza para teñir mi cabello de negro; mi hermanita estalló de las risas. Ah, ahora que lo pienso, toda esta cadena de eventos ya se ha contado en la novela, huh.

Mientras que Kashiwada es un Otaku encubierto en la preparatoria, yo era un Otaku público en la preparatoria.

Durante las horas de estudio por cuenta propia, feliz y abiertamente (debería estar bien, ya que me sentaba en las últimas dos filas y además usaba una cubierta para el libro~) leía novelas ligeras o manga (encima, pertenecían a las clases de géneros que causarían una terrible conmoción para la gente común), y los no-Otakus/Riajuus cercanos (por supuesto la palabra Riajuu no existía en esos días, LOL) de repente tomaban mi libro, miraban su contenido, y luego le pasaban el manga a otros amigos, que también lo leían, y aunque era un período de estudio por cuenta propia, el profesor estaba allí, por lo que no podía caminar libremente por ahí, y mientras permanecía sentado, “¡D-Devuélvanmelo! (Sudor)”, vociferaba suavemente; tenía pesadillas como esta (LOL).

También hubo otra ocasión, quizás enloquecí en ese entonces, durante las vacaciones. Me pinté las uñas de negro (¿quizás anhelaba un estilo Visual Kei?), y al día siguiente en la escuela, hubo una inspección de uniforme y del cabello, y apresuradamente, me quité el esmalte (hice eso en la escuela), pero no pude sacarlo totalmente debido a mi apuro, y cuando el profesor titular vio las partes negras que quedaron en mis uñas, “Aah, Murakami, estás dibujando manga, huh”, por alguna razón, confundió mis uñas pintadas con tinta para manga y no se enfadó… (más bien, quizás hubiera sido preferible si se hubiera enfadado por mis uñas pintadas… cómo supo mi profesor titular que había estado dibujando manga…)

De todas maneras, ya no es lo mismo con Kashiwada, huh. Mi historia oscura. No podía dejar de recordarlo.

Sin embargo, afortunadamente, había muchos Otakus en la escuela a la que iba, las Gyarus y los Riajuus podían entender a los Otakus, por lo que incluso como un Otaku, fui capaz de disfrutar felizmente de mi vida de preparatoria. Es aterrorizante pensar qué podría haber pasado si hubiera ido a una escuela llena de Riajuus como a la que va Kashiwada.

Otaria_v01_269 (converted)

Cuando pienso sobre cómo es probable que vuelva a hacer que Kashiwada haga las mismas cosas que yo experimenté personalmente, será lindo si puedo simpatizar con él y reírme de esas cosas.

 

Lo que me recuerda, con el fin de escribir esta novela, fui a varios lugares para investigar sobre los estudiantes de preparatoria de esta era.

Fui al festival cultural, con entrada libre, de una preparatoria (de hecho, el Alma Máter de mi hermanita; y en realidad lo mantuve en secreto de ella), (después mi hermanita se enteró y se puso de los nervios), e incluso a mi edad adulta, con el fin de reunir información, caminé por la Calle Takeshita en Harajuku la cual estaba repleta de chicas de preparatoria, resistí la vergüenza de comprar Seventeen and Popteen en una librería, e hice una pregunta picante como ¡¿Qué es popular entre los estudiantes de preparatoria de estos días!? en un foro de preguntas en Internet… aunque hice todo eso, no pude usar todo en la novela (LLORAR).

Si se me permite publicar el siguiente volumen, ¡quiero usar la información que reuní en ese entonces!

Finalmente, quiero darle las gracias a mi editor-sama por trabajar seriamente duro para hacer esta novela, escrita por un autor principiante que no puede distinguir la izquierda de la derecha, un gran trabajo. Humildemente estaré a su cuidado otra vez en el futuro.

A Anapon-sama quien ha dibujado estas maravillosas ilustraciones para mí, aunque a estas alturas, sólo he visto los bocetos y la cubierta, cuando vi por primera vez los bocetos, quedé impresionado por la ternura de Koigasaki y Hasegawa. Las amé tanto que de inmediato las convertí en el wallpaper del escritorio de mi PC. Espero con muchas ansias las demás ilustraciones. Muchísimas gracias.

Y además, a Kojima Ajiko-sama quien escribió el envoltorio promocional. Muchas gracias por tus palabras e impresiones en el envoltorio. Gracias a eso, me llené de más motivación. Para mí, un lector de 801-chan, en verdad es como un sueño.

Y, a los lectores de este libro, gracias por leer este libro de mala calidad. Planeo poner todo mi esfuerzo en escribir algo que sea un grado más interesante en el futuro, así que espero con ansias que sigan apoyándome.

 

Murakami Rin




Traductor al Inglés: Larethian (Baka-Tsuki)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin corrección.

Página Anterior

2 pensamientos en “Palabras Finales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: