Capítulo 3.3

Página Anterior     *     Página Siguiente

Dos semanas después del comienzo de la escuela.

Las hermandades ya se habían formado en la clase. Además de Kiritani, logré hablar un poco con otros chicos también. Sin embargo, todavía no hablé con ninguna de las chicas, e incluso entre los chicos, hablaba más que nada sólo con Kiritani.

Incluso ahora, parecía que Hasewaga seguía sola la mayor parte del tiempo. Aunque consideré hablarle, obviamente no tuve las agallas para hacerlo. Todo lo que podía hacer era ayudarle desde las sombras con sus responsabilidades como representante.

Además, irradiaba un aura fría que dificultaba hablarle, confirmando que sería complicado lograr un pequeño acercamiento a ella.

Hasewaga era una superhumana perfecta. Aunque no ha habido exámenes todavía, por lo que no podía saber sus resultados, a juzgar por las respuestas que daba durante clases cuando se lo pedían, debe ser una excelente estudiante en todas las materias. Encima de eso, pude ser testigo de sus excelentes habilidades atléticas durante las clases de E.F. Los chicos y las chicas tenían sus clases de E.F. por separado, pero durante las clases de educación sanitaria, como mi asiento estaba junto a la ventana, pude ver a las chicas en el patio en sus actividades de E.F. En cada clase de educación sanitaria, ignoraba lo que ocurría en mi clase y quedaba absorto por lo que sucedía afuera de la ventana. En cada ocasión, se les pedía a las chicas que corrieran cinco vueltas al patio, y Hasewaga definitivamente era la primera o la segunda en terminar.

Ciertamente era alguien dotada de belleza e inteligencia, y sobresalía en estudios y deportes. En los Galge, las heroínas con esas características existían, pero era difícil creer que una chica así existiría en el mundo real.

Esa perfección, sin bajar la guardia, lo que la hacía todavía más desprovista de aperturas, era lo que la aislaba del resto.

Ese día, debido a las circunstancias del profesor, el cuarto período pasó a ser un período de auto-estudio. Quería hablar con Kiritani y me di vuelta, pero antes de que pudiera empezar, él orgullosamente declaró que sólo había dormido dos horas la noche anterior, se tendió sobre el escritorio, y se durmió rápido.

Dejándome sin opción, saqué de mi bolso la novela que compré ayer, y la abrí en la página que contenía mi marcador.

Tan pronto como la abrí en esa página, rápidamente cerré el libro habiéndome dado cuenta de que el marcador era Otaku por naturaleza. Mierda, traje el equivocado. Esta era una novela ligera que leía exclusivamente en el tren mientras acudía a la escuela. Aunque tenía dos novelas dentro de mi bolso, lamentablemente, como ambas tenían el mismo tamaño, y como usaba la misma cubierta para ambas, era fácil que se mezclaran. Usaba una carta intercambiable de un juego que me gustaba como marcador de la novela ligera y un marcador normal que me dieron en la librería para la novela de misterio y así las diferenciaba, por lo que una vez que veía el marcador, era capaz de saber cuál era cuál en un instante.

Miré a mi alrededor de inmediato. Afortunadamente, nadie parecía haber visto la carta intercambiable.

Como Otaku encubierto empeñado en ocultar su secreto, leer una novela ligera en clase sería increíblemente tonto de mi parte. Luego de pensar en la necesidad de ser más cuidadoso, esta vez, tomé la novela de misterio que compré ayer de mi bolso, y la abrí.

Sin embargo, cuando estaba a punto de empezar a leerla, con mis ojos llenos de las palabras en la página, las chicas a mi derecha comenzaron una conversación ruidosa y no podía concentrarme para nada.

“Oye, sabes, ¿acaso Momo no está pisando terreno peligroso? El otro día, la vi con un oficinista en Shibuya.”

“¡¿En serio?! ¿Se está prostituyendo? ¿O se está encamando? Aunque siempre fue muy negativa hacia el tema.”

Cómo debería decirlo, en resumen, era una conversación de criaturas conocidas como Gyarus. Era una especie con la que nunca había hecho contacto en mi vida.

Terminé escuchando una conversación que no quería oír, por lo que aunque estaba mirando las palabras en mi libro, mi cerebro parecía no registrar el contenido, cosa que me estaba molestando.

“¿Crees que de verdad andaba con cinco tipos en la secundaria? Una chica de la clase C que iba con ella a la misma escuela dijo eso, parece.”

“Eh, no creo que sea cierto, ¿y tú? Ella misma lo negó.”

“Pero Momo nunca dice nada sobre su vida amorosa para nada. Creo que eso es muy sospechoso.”

Andaba con cinco tipos en la secundaria… si eso era cierto, sería una verdadera puta. ¿Y prostituirse con un oficinista? Las chicas de preparatoria de estos días asustan en serio.

“Oigan, ¿de qué están hablando?”

“¡¿Momo?!”

En ese momento, la voz del reciente personaje aparecido se agregó a la mezcla. Parece que dicha persona… cuyo nombre parecía ser Momo, se unió a la conversación. Qué desarrollo inesperado. Quiero decir, no deberían chismear sobre su propia compañera de clases en voz tan alta. Las Gyarus sí que tienen agallas.

“Ahh, Momo, ¿en serio no tienes novio?”

“¿Huuh? ¿No dije ya que no tenía? ¿Por qué me lo preguntan todos los días?”

“¿En serio? No nos mientas. ¡En serio tienes uno, ¿verdad?!”

Habían estado parloteando sobre el rumor de esta chica Momo encamándose, pero parece que dudaron en continuar el tema cuando la persona en cuestión se acercó. De manera provocadora, las Gyarus empezaron a hacerle preguntas a esta chica 『Momo』 que poco tenían que ver con el dicho rumor.

En ese punto, me dio mucha curiosidad. Sobre la cara de esta chica 『Momo』, que había salido con cinco tipos y se había prostituido.

Cuando yo estaba en secundaria, siempre había pensado que, aunque las chicas difíciles que tonteaban descaradamente lucían bastante ostentosas, sus rostros no eran ni de cerca lindos en una mirada más cercana; con tales pensamientos surgiendo de un punto de vista que ni yo mismo comprendía, casualmente giré mi cabeza hacia la derecha.

Al ver, me sorprendí.

Entre las tres Gyarus, una de ellas era un Bishoujo increíblemente hermosa. Dos de ellas estaban sentadas y la otra estaba de pie mientras conversaban, pero esa chica de pie era la única extrañamente linda. A juzgar por la conversación, esa Bishoujo parada alló era sin dudas la chica llamada esta chica 『Momo』.

Tenía cabello ondulado teñido de castaño, usaba una falda corta, y tenía un moño rojo escocés en lugar del lazo estipulado por la escuela… en verdad es una Gyaru hasta los huesos, es más pequeña que las modelos de revistas, como la chica center de AKB; de todas maneras, es muy linda.

Era sorprendente que no haya notado una chica como ella luego de estar en la misma clase por dos semanas.

Ahora que lo pienso, acabo de darme cuenta que, aparte de Hasegawa, no había mirado a las demás chicas.

Preocupado por que se dieran cuenta si miraba demasiado, rápidamente giré mi cabeza al frente. Inmerso por un momento en la persistente lindura de esa impresionantemente hermosa Bishoujo Gyaru a quien acaba de mirar, recordé una cierta verdad.

Oh cierto, esa chica es una Puta (4). Sin importar cuán linda sea, me desagradan las Putas. De hecho, en verdad odio a las Putas.

Además, aunque sólo le eché un vistazo, probablemente a no más de 150 cm, lucía bastante bajita y pequeña, y su rostro pertenecía al tipo loli. Era una Gyaru. El tipo que me gusta tiene cabello morocho lacio y era la chica del tipo inmaculado, alta, con una mirada tranquila, adulta, y hermosa. En otras palabras, Hasegawa Midori. Opuesta por completo a esa Gyaru.

Luego de reforzar mis pensamientos de que Hasegawa era la única para mí, dejé de molestarme por la conversación a mi derecha y volví a leer mi novela de misterio. En esta ocasión, logré enfocarme con fluidez en mi lectura.

Al final del período, Kiritani se despertó con el sonido de la campana. Por curiosidad, le pregunté a Kiritani sobre esa Gyaru.

“¿Aah, Koigasaki? Es muy linda, ¿no? Aunque los rumores dicen que se está prostituyendo.”

La misma información que escuché antes salió de la boca de Kiritani.

La única información nueva que deduje era que el apellido de esa chica Momo era 『Koigasaki』.

“¿Qué sucede contigo? ¿Vas a cambiar de objetivo hacia Koigasaki porque no pudiste convertir a Hasegawa en tu novia? Ella es muy fría con los chicos de su edad, así que creo que será mejor que te rindas. Además, es muy popular.”

“¿Fría con los chicos? ¿Pensé que era una Pu… ramera?”

“El rumor dice que sólo le interesan las personas mayores y que no le interesan los chicos de su edad. La prueba es que cuando los chicos de nuestra clase trataron de hablarle, ella fue tan fría que ni siquiera les respondió. Aunque es muy sociable con las chicas.”

“En serio…”

Ser fría con personas que no le interesan, ¿cuán egocéntrica puede ser?

Gradualmente me incliné a evitar contacto con ella más y más.

Luego del período que puso fin al día, Kiritani quería ir a visitar los clubs, así que nos despedimos y me dirigí al área de la alacena, planeando ir a casa. Nunca pensé en unirme a ningún club en preparatoria.

Tenía ganas de leer esa novela de misterio y retomar donde la dejé antes, y la saqué de mi bolso, para leer mientras caminaba.

En ese momento, choqué con toda fuerza con una chica que de repente apareció por la esquina.

La chica se cayó al suelo, y soltó la bolsa de papel que llevaba. El contenido de la bolsa de papel se desparramó, y cosas como mangas y revistas yacían esparcidas por el pasillo. Yo cargaba un morral, así que todo estaba bien, pero el libro que llevaba se cayó al piso.

“L-Lo siento.”

Me disculpé mientras pensaba que yo también tenía la culpa por no prestar atención.

Entonces, me quedé perplejo al ver a la chica en frente de mí.

Era la Bishoujo Gyaru, Koigasaki, cuya existencia recién hace poco supe.

La fuerte fragancia probablemente venía del perfume que estaba usando.

Koigasaki me miró y permaneció aturdida por un momento. Parece que se había sorprendido por algo, pero no tenía idea de qué podría ser lo que la sorprendió. Lucía como si quisiera decir algo, pero, sin pronunciar una palabra, rápidamente guardó los mangas y revistas en su bolsa de papel rosada que tenía el logo de una marca. Todavía me estaba distanciando cuando ella terminó de guardar sus cosas, se levantó y se fue.

“Eso se sintió horrible.”

Murmuré sin pensar luego de que se fue, en una voz apenas audible.

Me disculpé primero, ella al menos podría haber dicho algo. Lo que me recuerda, parece como me dijeron, que no tiene ningún interés en chicos de su edad y por eso era rotundamente fría con ellos.

Con indignación, levanté mi novela del piso y la guardé en mi bolso. Ya no estaba de humor para seguir leyendo, así que me dirigí de regreso a casa mientras escuchaba música en mi iPod.

Antes de darme cuenta, había llegado a casa.

Me tiré sobre la cama en mi habitación, saqué la novela de misterio de mi morral, la abrí para continuar leyéndola, y un mundo increíble se desató ante mí.

“Aunque apenas lo conocí, terminé yendo a la casa de Tomonari… Miré a Tomonari a pesar de mi timidez y, ‘Ven aquí’, dijo él… ehh… ¡debes estar bromeando! Aun cuando apenas nos conocimos hoy, Tomonari me iluminó con la misma sonrisa que me mostró en el club, mientras se sentaba en la cama… pero, ¡no hay manera de que vaya! (sonrojo).”

“…”

Cerré involuntariamente el libro.

El texto que había leído hasta aquí.

El generoso espacio entre líneas.

Esos símbolos de texto y emoticones esparcidos por todo el lugar.

“¡¿Qué demonios es esto?!”

Rápidamente saqué la cubierta del libro, y en el encuadernado rosa del libro vi, escrito en letras grandes, lo que parecía ser el título, 『Para Mi Amado』. El papel del envoltorio todavía estaba apropiadamente adherido, y tenía escrito encima con palabras espoleadas, 『Un Amor Doloroso, escrita por una autora que actualmente es una estudiante de preparatoria』.

Aunque esta era la primera vez que veía los contenidos, esto era lo que se conocía como una novela de celular. Como tenía el mismo tamaño y la misma cubierta que la novela que estaba leyendo, no me di cuenta hasta que vi el contenido de la misma.

Hice memoria con calma. Podía pensar sólo en una instancia donde podría haber intercambiado mi novela por esta novela de celulares.

La cual fue cuando choqué con Koigasaki. Esta novela probablemente estaba entre los mangas y revistas que se desparramaron cuando nos tropezamos.

Compré la novela en una librería cercana a nuestra escuela. La cubierta del libro también en esa ocasión. Y la cubierta de esta novela de celular tenía también era de esa tienda. Como muchos de nuestros estudiantes visitaban esa librería, no era sorprendente que Koigasaki haya comprado su novela y la cubierta en la misma tienda.

Y como ambas tenían la misma cubierta, Koigasaki había levantado el libro incorrecto y lo puso en su bolsa.

“Uwah, en serio ~…”

Mientras murmuraba para mí mismo, pasé las hojas de la novela de celular.

Lo que estaba leyendo antes era la escena donde la protagonista estudiante de preparatoria se había marchado con el anfitrión que acababa de conocer y del que se había enamorado a primera vista. En la siguiente escena, lo hicieron. Era un desarrollo que me llenaba de repugnancia más allá de los comentarios que quería hacer.

“Hay alguien que podría leer esto en serio… jajaja…”

Koigasaki no pensará que me estoy burlando de ella mientras leo esto, ¿verdad? Quizás sea mejor pretender que nunca lo leí cuando la devuelva… mientras pensaba eso, cerré la novela de celular, y esta vez, busqué en mi morral la novela ligera que quería leer. La saqué y la abrí.

En el siguiente instante, mis pupilas se convirtieron en puntos.

El libro que abrí y pensé que era mi novela ligera no era una novela ligera en absoluto. Era la novela de misterio que tenía la misma cubierta. Era el mismo libro que había leído en clase hoy, y que pensé que se me cayó en el pasillo y se intercambió con la novela de celular de Koigasaki.

¿Por qué esta novela estaba en mi morral?

En ese momento, una verdad impensable me iluminó.

“¡¡Mieeeeerdaaaaa!!”

El hecho de que esta novela esté conmigo ahora significa que la novela que se me cayó en el pasillo y que Koigasaki tomó por equivocación, pensando que era su novela de celular, no era la novela de misterio, sino la novela ligera con la misma cubierta. Como ambas tenían la misma apariencia, por error saqué de mi morral la novela ligera en lugar de la novela de misterio.

Así como yo leí accidentalmente la novela de celular, Koigasaki podría haber leído mi novela ligera.

Mierda. Esto es malo.

Además del hecho de que la novela ligera sacaría a la luz mi secreto Otaku, para empeorar las cosas, la novela ligera que compré ayer era – ¿debería llamarla comedia romántica o comedia erótica? – una historia harem donde el protagonista de repente tiene cuatro hermanastras mayores que avanzan de manera erótica sobre él.

Aunque las comedias harem no son raras entre las novelas ligeras, una persona normal que la lea se asustaría.

Aun cuando hubiera una oportunidad en un millón de que Koigasaki no tenga interés en el texto que estaba dentro, la cubierta y las ilustraciones eran suficientemente eróticas. Con sólo pasar las páginas sería suficiente para saber que era alguna cosa Otaku indecente.

En otras palabras, no había dudas de que ella ya conocía mi secreto Otaku.

Y pensar que me había tomado la molestia de convertirme en un Otaku encubierto, de todas las personas, la que me descubrió era esa chica superficial que lucía como alguien que odiaba a los Otakus.

Si lo pienso de esa manera, sólo sería cuestión de tiempo antes de que esa chica vaya por ahí contándole a todos. Mi vida de secundaria se repetiría otra vez.

“¡¡Uwoaaaaahhh!!”

Solté un grito para desatar mi indignación reprimida.

“Cállate, idiota Naokiiiiiiiii.”

La puerta de mi habitación se abrió de repente y una chica con cola de caballo, vestida en un uniforme de marinero, lanzó su ira sobre mí.

“Uwahh, Akari. ¿Ya regresaste?”

Era mi hermanita.

“¡Estoy en una muy buena escena en mi juego, así que no me molestes con tu voz de mierda, jeez!”

Lo que sostenía con mucho orgullo parecía ser un juego de PC. La ilustración de la caja tenía a dos hombres con mentones excesivamente largos y ojos destellantes.

“No me digas que ese es…”

“Un juego BL (5) ♡”

Esa inocente sonrisa podría estar en el rostro sonriente de una chica pura, linda e no corrompida.

Si no fuera por el producto que tenía en sus manos.

Mi hermana menor, que estaba en su primer año de secundaria, era una Fujoshi (6). Ambos hermanos de esta casa eran Otakus.

“¡Si empiezas a gritar y me molestas otra vez, te mataré en serio la próxima vez!”

Tras lo cual, cerró la puerta de un golpe. Espera un minuto, al menos déjame verificar que el juego es para todas las edades. No voy a dejar que una chica de secundaria como tú juegue un juego ‘18+’, quería decir, pero no tuve oportunidad de hacerlo.

Esa noche, no podía dormir debido a la ansiedad en mí. Seguía imaginando el peor de los escenarios… donde Koigasaki ya le había contado mi secreto Otaku al resto de mis compañeros de clase y ellos me miraban con ojos discriminatorios.

Con el fin de proteger mi pacífica vida escolar, definitivamente no dejaré que eso pase. Y más que nadie, no puedo permitir que Hasegawa sepa que soy un Otaku.

Mañana cuando devuelva el libro, tengo que asegurarme de que Koigasaki no vaya por ahí contando mi secreto. Me juré con determinación.

Al día siguiente, tenía pensado llamar a Koigasaki, pero encontré un pedazo de papel metido bajo mi escritorio.

“DuRaNte lA hORa dEl ALmuerzo, vE A lA ParTe dE AtRás dEl GyM. TeNGo aLGo qUe deCiRte. KOIGASAKI.”

Las palabras estaban escritas con pedazos de papel, con la característica mezcla de mayúsculas y minúsculas de las Gyarus.

Primero pensé que era sobre el libro, pero no era congruente. Si sólo quería devolverme mi libro, no necesitaba tomarse la molestia de arreglar un encuentro.

Pero ciertamente ayudaba a que tuviéramos una oportunidad para hablar. Aunque ella no lo hubiera hecho, igualmente yo la habría tenido que llamar para hablar a solas de todas maneras.

A juzgar por su apariencia, lucía como alguien de mala personalidad, y yo no tenía idea si estaría dispuesta a cooperar y ayudar a mantener mi secreto Otaku a pesar de pedírselo. Pero, en el peor de los casos, hasta le pagaría dinero sólo para que mantenga la boca cerrada. Así de lejos estaba dispuesto a llegar.




NOTAS DEL TRADUCTOR:

(4) Bitch: en Japonés. ‘Puta’ = Ramera (chica rápida).

(5) BL game: juego Boy’s Love, novelas visuales Yaoi o de amor entre chico y chico.

(6) Fujoshi: se refiere a una chica Otaku fanática del BL/homo/Yaoi.

Página Anterior     *     Página Siguiente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: