Prólogo. Ecuación Cúbica

Página Siguiente

¿Alguna vez has oído las chicas hablar sobre su primera vez?

Por supuesto, la primera vez a la que nos referimos aquí no es quedarse hasta tarde estudiando después de la escuela, o beber alcohol por primera vez. No, se refiere a la unión en cuerpo y alma; ésa clase de primera vez.

“V-Verás… La primera vez que hicimos es-eso… Fue en la escuela…”

La que decía esas palabras era la chica en uniforme escolar marrón, sentada en el sofá. Tenía un rostro redondo, grandes ojos marrones, y sedoso cabello que caía por sus hombros. Aunque tenía una contextura pequeña, y la impresión de una modesta estudiante modelo, sus pechos, que hacían que la parte superior de su uniforme se levantara seductoramente, no eran ni pequeños ni modestos. Debido a su postura ligeramente inclinada, sus pechos se apretaban entre sus brazos, y cada vez que se movía, el contorno de su blusa se plegaba gentilmente.

“Fue… Fue en el Salón de Preparativos y Referencias Audiovisuales, donde solemos encontrarnos. Como ahora es algo así como un almacén que nadie más usa, habíamos estado estudiando y conversando juntos allí. Y… Verás… En ese lugar…”

Sus mejillas se ruborizaron como si se avergonzara. Cada vez que frotaba sus rodillas entre sí sin cansancio, su falda empezaba a levantarse, mostrando sus suaves y blancas piernas hasta una altura peligrosa.

“Nos estábamos be-be-besando, pero entonces de repente me sostuviste fuerte en tus brazos. Aunque me sorprendió, estaba un poco excitada, y antes de darme cuenta ya estaba presionando mi cuerpo contra el tuyo. A-Así que, pensé que podría e-e-excitarte.”

Para un chico normal de preparatoria, sería imposible no reaccionar ante esos pechos apoyándose sobre él.

“Estaba atónita, pero no me d-disgustó, y estaba un poco feliz, así que… te dije que no había problema en que me tocaras si querías, y entonces después de eso…”

El tono rosado en su rostro llegó hasta sus orejas.

“¡Ah, ahh! ¡No puedo decir más que eso! ¡Lo dejaré ahí!”

Luego de decir eso, agachó la cabeza hacia su pecho. Quizás avergonzada por su propio recuerdo; la imagen de ella sacudiéndose con los ojos cerrados me recordaba a la de un pequeño animalito.

“Sunbae (1)… La primera vez que me envolviste con tu calor fue en el café en el que trabajamos juntos.”

La siguiente en hablar era una chica pura y elegante con una contextura aparentemente delicada. Como una chica hermosa que ciertamente atraparía la atención de todos si fuera caminando por la calle, su clara piel y largo cabello, ligeramente colorido la hacía parecer una extranjera mística proveniente de otro mundo. Vestida con un uniforme celeste, su esbelta figura era impecable, y sus delgadas y largas piernas bajo su falda estaban adornadas con un par de medias negras traslúcidas.

“Ese día, estábamos solos cuando hubo un apagón repentino. Como no podíamos atender clientes en la oscuridad, cerramos el café, y estábamos limpiando… Pero a mitad de camino, empezamos a discutir.”

A diferencia de la chica que había hablado antes, ella no se sonrojó. Continuó en un tono dulce con una misteriosa sonrisa en sus labios.

“Me fui enfadada corriendo hasta el salón de descanso, y tú me seguiste. Cuando te pregunté si yo te gustaba de verdad o no, me apoyaste contra la pared a la fuerza y te robaste mis labios.”

Se tocó suavemente sus rosados labios.

La madura seducción de la chica, más allá de su frágil apariencia, creaba un extraño ambiente a su alrededor.

“Probablemente no podías controlar tus acciones porque estabas muy enojado conmigo, pero yo seguí siendo desafiante, y ahí fue cuando fuiste más brusco conmigo.”

Cerró los ojos, como recordando los sucesos.

“Al final, mientras me sujetabas contra la pared, tú… ¡Ah! Cualquier descripción detallada es peligrosa, así que lo dejaré ahí. De todas maneras, eso fue lo que pasó en mi caso.”

Recogiéndose el cabello detrás de las orejas, terminó de hablar abruptamente. Incluso durante el final, no se sonrojó ni siquiera una vez.

“Oppa… La razón por la que pusiste tus manos sobre mí fue porque…”

La que empezó a contar su historia luego de unos momentos de silencio era la chica de pequeña contextura y de cabello corto. Aunque las dos chicas que hablaron antes no eran tan grandes, esta chica era casi tan pequeña como una estudiante de escuela secundaria— no, escuela primaria. Sus pechos naturalmente eran planos, pero lucía fantástica en su uniforme escolar, un traje negro de marinero que era una rareza en nuestro país.

Aunque tenía una apariencia excepcionalmente preciosa que despertaba los instintos protectivos de uno mismo, su expresión era seria y sus ojos estaban libres de coqueteo; cualquiera notaría que tenía una personalidad fría.

“Me atrapaste en un estado de éxtasis, con mi rostro enterrado en tu ropa interior que acababa de sacar de la lavadora.”

Dijo inexpresivamente como si no fuera nada.

“Como siempre fuiste una persona muy aseada, no estaba sucia ni olía mal, pero… Todavía conservaban tu esencia. Ese es mi hobby secreto. Aunque fue un error que la propia persona me descubriera… Al ver a los resultados, podrías decir que todo terminó bastante bien a fin de cuentas.”

Diciendo esas palabras, asintió lentamente. Balanceándose, su corto cabello negro rozó sus blancas mejillas.

“Incapaz de soportar la vergüenza, provoqué un alboroto diciendo que me iba a suicidar, y tú trataste de calmarme frenéticamente. Entonces dije, ‘Entonces déjame verte en una situación vergonzosa a ti también’.”

Aunque seguía inexpresiva y con su voz monótona, no pudo ocultar el ligero matiz rojo en su rostro. Aun así, trató de seguir con la historia, manteniendo la compostura.

“¡E-Espera un segundo!”

Pero en ese momento alguien gritó y le impidió seguir hablando— era la chica del uniforme marrón que había hablado primero.

“¿Qué quieres, Yu Yuyu?”

“¡No me llames así! Y-Y, sabes… ¡¿No crees que has leído demasiados comics raros?!”

Habiéndose levantado del sofá, le gritó a la chica de cabello corto sentada en una silla frente a la mesa.

“¡No hay manera de que esa clase de situación p-p-pervertida ocurra en la vida real!”

“¿Pervertida? ¿No fuiste tú la que exclamó que hizo cosas obscenas en la escuela? Es un lugar público, ¿sabes? Creo que tú eres la más pervertida aquí. Eres la Pervertida Número Uno en el Ranking Mundial.”

“¡¿Número uno?! ¡N-No! ¡Esta chica dijo que lo hizo en el café donde trabaja! ¡Ella también debería ser la número uno!”

BW_v01_0001 (converted)

Apuntando a la chica con largo cabello sentada junto a ella, gritó.

“Como la hermana menor de la dueña del negocio, ¿no tengo libertad para usar el lugar de la manera que quiera?”

En respuesta a la refutación de la chica de cabello largo, la de cabello corto replicó con frialdad.

“Aun así, el hecho de que hayas hecho eso en un lugar que no se supone que exista para ese uso no es algo para alardear, Han Ka-ryeon. Deberías haberlo hecho en casa como yo.”

“No creo que eso sea algo que una hermana menor que tiene el hobby de hurgar y excitarse con la ropa interior de su hermano mayor debería decir. En especial cuando esa hermana menor amenazó y acosó atrevidamente a su hermano mayor cuando la atraparon con las manos en la masa.”

“No estamos relacionados por sangre, así que está bien.”

“Pero no tienes la garantía de que eso sea verdad. ¿No es cierto, Señorita Yeon-hee?”

“No me llames de esa manera sin mi permiso. ¿Estás sugiriendo que estoy mintiendo?”

“Es una historia surreal, sin importar como lo mires.”

La chica de cabello corto frunció el ceño.

“No, las historias que ustedes dos contaron son surrealistas. Es increíble que lo hayan hecho en la escuela, o en el negocio donde trabajan.”

“¡Es verdad!”

“He estado pensando ‘Wow, ¡qué gran imaginación para una virgen!’ durante toda la conversación.”

“¡No es mi i-imaginación!”

La chica de uniforme escolar marrón golpeó la mesa con las manos.

“¡L-Lo hicimos de verdad! ¡De hecho lo hicimos varias veces después de esa!”

“Bueno, parece que tenemos a una reincidente, debería llamar a la policía ahora mismo.”

“Hemos decidido la expulsión.”

“¡¿Ehh?!”

Al borde de las lágrimas, miró a su alrededor, y se enfocó en la chica de cabello largo.

“¿T-Tú ni siquiera te resististe cuando él te acosó por la fuerza de esa forma? Eso es totalmente como una v-violaci…”

“No me acosó por la fuerza. Fue sólo que tenía un intenso deseo por mí.”

“¡Es-Eso es raro!”

“¿No es libertad personal de cada uno salir con quien uno quiera? Y considerando que soy su prometida, estaba preparada para aceptarlo cuando y donde él me deseara.”

“¿Prometida? ¿Qué prometida? Todavía estás en primer año de preparatoria.”

“Eso significa que vamos muy en serio con nuestra relación más que otras personas de nuestra edad.”

“Lindas palabras. En realidad, ¿acaso eso no es tomar ventaja sexualmente bajo el pretexto de casarte con él?”

“¡D-De todas maneras, no me molesta considerando que están mintiendo!”

Fue cuando estaban levantando la voz:

“Miren,”

Oyendo la repentina voz, las chicas cerraron la boca.

Entonces todas ellas voltearon hacia el chico sentado en una silla que había llevado hasta la mesa.

“He oído sus historias atentamente.”

El chico llevaba puesto un par de lentes de montura de carey negro.  En parte debido a su rostro ligeramente irónico, parecía tener una personalidad temperamental. Aunque no era apuesto, tenía una apariencia intelectual que era capaz de dejar una impresión favorable, dependiendo de la persona al menos.

Aún con las chicas mirándolo fijamente, abrió su boca.

“Preparatoria Bigyeon, Segundo Año Clase 6, Asistencia Número 26, Ranking Escolar #2— Yu Yuyu. Dijiste que lo hiciste con tu novio en la escuela…”

“¡S-Si!”

“Estudiante de primer año en la Secundaria Eunyoung para Chicas, y empleada a medio tiempo en el café “Saint”— Han Ka-ryeon. Dijiste que lo hiciste con tu prometido en el lugar de trabajo…”

“Así es.”

“Estudiante de primer año a la secundaria para chicas afiliada con la Universidad Jaran, quien vive a solas con su hermano mayor— Ahn Yeon-hee. Dijiste que lo hiciste con tu hermano mayor, con quien no estás relacionada por sangre, en tu casa…”

“Sí.”

Luego de dedicarles una larga mirada a las chicas respondiendo con asentimientos, el chico agachó la cabeza.

Y luego lentamente abrió la boca.

“¿Acaso todas están diciendo que el chico en cuestión soy yo?”

Esa voz sonó como un gruñido que venía de las profundidades del infierno.

“¡As-Así es, Anteojos! (2) Estamos en la misma clase, ¿recuerdas? ¡Yo soy tu novia!”

“Sunbae y yo nos enamoramos mientras trabajábamos juntos. Nos enamoramos tan profundamente que prometimos casarnos.”

“Oppa, nosotros cruzamos esa línea después de que saqué a la luz que nos estábamos relacionados por sangre.”

Oyendo el clamor de las chicas, sus manos y sus pies se sacudieron violentamente.

“Entonces, como si no fuera suficiente ya que le era infiel a tres chicas, ¿todas están diciendo que les robé su inocencia?”

Mientras murmuraba con una voz temblorosa, cada una de las chicas levantó su propia voz.

“¡N-No! ¡Estas chicas están mintiendo! ¡Soy tu única novia, y la única inocencia que robaste fue la mía!”

“No hay manera de que una persona como tú vaya por ahí persiguiendo otras mujeres de manera infiel. La única mujer a la que aceptaste soy yo, tu prometida.”

“No te preocupes, Oppa. Yo soy la única que tomó tu virginidad. No se la entregué a nadie más.”

En medio de sus negaciones, las chicas empezaron a fulminarse con la mirada entre sí.

En una atmósfera donde las chispas saltaban por el choque de sus miradas, el chico temblando y sentado en su lugar de repente se levantó.

“¡No bromeen conmigo…!”

Apretando los puños, el chico gritó.

“¡No puede…! ¡No puede…!”

Cada una con su propia expresión, miró al chico.

Una con una expresión asustada, la otra con una expresión serena, y la última con una expresión perpleja.

“¡No puede ser que haya tenido una relación amorosa con una chica!”

Tenía razón.

Las tres chicas sabían eso muy bien.

Normalmente, este chico no era alguien que haría cosas como salir con una chica. Entre todas las personas que las chicas conocían, no había un solo hombre que estuviera tan distanciado de la idea de una relación romántica como este chico.

Él tenía una meta que conseguir, y no había manera de que llegara a hacer algo que impidiera esa meta, como salir con alguien. Las chicas estaban muy conscientes de ese hecho.

Es por eso que las chicas entendían precisamente lo increíble que eran hasta ahora los “recuerdos” que ellas le contaron.

“Porque yo… yo…”

Aun mientras veían al chico en frente de sus ojos, las chicas continuamente se vigilaban.

Cada una de las tres aseguraba tener una relación íntima con este chico. Mientras las tres estuvieran aquí, no había manera de que alguna de ellas se echara atrás ni siquiera un solo paso.

No podían permitirse perder a este chico.

“¡Debo estudiar…!”

 

Ahn Kyeong-hyun.

Preparatoria Bigyeong, Segundo Año Clase 6, Asistencia Número 3.

Logró el puesto número uno del ranking escolar en los exámenes finales del segundo semestre del primer año, que se tomaron el año pasado.

Por supuesto, antes de eso logró el puesto número uno los exámenes trimestrales del segundo semestre y los trimestrales y finales del primer semestre también. Incluso en la secundaria estaba en el puesto número uno en la escuela.

Oficialmente reconocido como el tragalibros de los tragalibros, es un hombre cuya recompensa más grande en la vida es obtener notas altas en los exámenes.

Cuando alguien le pregunta, “¿No quieres tener novia?” Él es el tipo que responde, “No necesito una porque me distraerá de mis estudios” con una mirada despectiva en su rostro.

 

Pero ahora, sentadas frente a él están sus tres novias.

La primera chica es su compañera de clases. Una “novia de la escuela” que asegura que son una “pareja de la escuela”.

La segunda chica es su junior en su trabajo de medio tiempo. Una “novia del trabajo” que asegura que es su “prometida”.

La tercera chica es su hermana menor. Una “novia familiar” que asegura que “no está relacionada por sangre con él”.

Ahora comienza la guerra de amor entre sus tres novias, donde rendirse no es una opción.




NOTAS DEL TRADUCTOR

(1) Sunbae y Oppa, son equivalentes a “Senpai” y “Onii-san”, respectivamente.

(2) “Anteojos” o “lentes” en Coreano es “ahn kyeong (안경)”, lo cual forma parte del nombre completo del protagonista “Ahn Kyeong-hyun”.

Raw: Imoutolicious
Traductor al Inglés:
Kurosmith
Editor al Inglés: Yossarian
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin corrección

Página Siguiente

2 pensamientos en “Prólogo. Ecuación Cúbica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: