Capítulo 4 – El País de las Maravillas

La historia de Gunjou terminó.

La historia que tuvo lugar luego de que perdí la consciencia.

Una historia sobre lo que le pasó a Kiri, Shiro, Yousuke y Himi.

Su historia estuvo bien organizada, definida y fácil de entender.

Después de eso, Shiro y el resto lucharon contra el conejo y ganaron. Durante ese entonces, él vio a Gunjou protegiendo a Shinnosuke y decidió seguir adelante dejándolos allí. Ya que era peligroso llevar al inmóvil Shinnosuke mientras avanzaban en el laberinto.

Por eso, luego de que Shiro le dijo a la indiferente Gunjou que buscarían a Kiri y le pedirían que deshiciera su magia sobre Shinnosuke, ellos desaparecieron en el interior del laberinto.

Mientras escucho hasta aquí, pregunto.

“¿Todo eso pasó hace un mes?”

“…Sí.”

Gunjou asiente.

“Pero ninguno regresó.”

“No.”

“¿Entonces todos ya han muerto?”

Pero al escuchar eso, Gunjou señala su brazo izquierdo. Al brazalete donde estaba escrito 『Clase 5』.

Las ☆ están presentes.

Hay cinco ☆.

El mismo número que personas que se infiltraron en el laberinto.

Está mostrando que Shinnosuke, Shiro, Himi, Yousuke y Kiri están vivos y activos dentro del laberinto.

De alguna forma, todos están vivos.

Al ver eso, puedo sentir alivio desde lo profundo de mi corazón.

“Aah, ya veo. Tengo esto. Nunca había tenido camaradas así que me olvidé de eso.”

Entonces miro a Gunjou y digo.

“Ah, pero no hay ninguna ☆ representándote, lo que significa que no eres una camarada.”

Ella me ignora.

Gunjou dice.

“¿Entonces qué vas a hacer?”

Respondo.

“Sólo queda Escapar, ¿cierto? Sólo un tonto arriesgaría su vida por el bien de los demás.”

Gunjou entonces dice.

“Tú eres ese tonto.”

“El que llama tonto a los demás es el tonto ~”

“Tú arriesgaste tu vida por tu hermana menor.”

“Mi hermana menor no es ‘los demás’.”

“T-Tú arriesgaste tu vida… para salvarme…”

“Sólo quería acostarme contigo. Es sólo un deseo sexual. Date prisa y déjame hacértelo.”

Escuchando eso, Gunjou me mira severamente y con su rostro rojo betabel por alguna razón, dice.

“…Si eso es lo que deseas, puedes hacer lo que quieras. Ya que eres mi salvador, si eso es lo que realmente quieres…”

Me siento exasperado. ¿Por qué siempre pronuncio palabras despreciables e inútiles tan a la ligera?

“Retiro lo dicho. No tengo ningún interés en una enana sin pechos.”

Sin embargo, ignorándome, mientras me sigue mirando fijo, Gunjou continúa.

“Pero no te intereso yo. Es tu hermana, ¿cierto?”

“……”

“Quieres salvar a tu hermana, ¿cierto? Si ese es el caso, entonces arriesgaré mi vida sólo por ese propósito.”

Escuchando eso, mi rostro se queda perplejo.

“¿Por qué estás dispuesta a llegar tan lejos?”

“Porque me salvaste la vida.”

“¿Eres una idiota?”

“Quería decirte eso antes de que vinieras a salvarme.”

Lo mismo también va para mí. ¿Cuánto te convertiste en un tipo dulce, buenito e ingenuo? Puede que sea tan dulce como la miel sumándole azúcar.

Gunjou dice.

“Oye, ¿puedo preguntarte algo?”

“No.”

Pero Gunjou pregunta.

“¿Le contaste a alguien más acerca de tu hermana?”

“¿Hn?”

“¿Les contaste a Shiro, Himi, Yousuke o Kiri?”

Ante eso niego con la cabeza.

Nunca le he contado a nadie al respecto.

El rostro de Gunjou parecía iluminarse ante eso.

“S-Sólo me lo contaste a mí, huh.”

“Sí que eres irritante.”

“¡No lo soy!”

“Qué demonios pasa contigo, por el amor de dios.”

“Entonces, si no les has contado… Shiro, Yousuke, Himi, Kiri… ellos seguramente tratarán de hacer uso de tu hermana.”

“Bueno, eso era de esperarse, supongo.

Apocalipsis Alice es el laberinto de más alto ranking del mundo sobre el que cualquiera en el mundo querría poner sus manos.

Si uno pudiera asaltarlo y extraer la magia de él, uno podría poner sus manos sobre una cantidad masiva de poder que podría cambiar todo.

Mitsutomo Group.

Kowloon Devils Group.

Taikou Fármacos.

El gobierno japonés.

Shiro y el resto probablemente también pertenecen a alguna organización. Incluso si puedo confiar en Shiro, no sé si pueda confiar o no en la organización detrás de él.

Todos tienen como objetivo a mi hermana.

Si no me apresuro, mi hermana podría ser llevada a un lugar donde no puedo llegar, existe la posibilidad de que sea usada, o que termine asesinada.

Gunjou dice.

“No vas a Escapar, ¿cierto?”

Asiento.

“He estado viviendo con ese fin.”

“¿Con el fin de salvar a tu hermana?”

Al escuchar esa pregunta, miro intensamente a Gunjou y digo.

“Es hora de que regreses, ¿verdad? No hay necesidad de que me sigas. La situación es peor de lo que se esperaba.”

Habiendo dicho eso, reflexiono un poco sobre la situación de Gunjou.

Gunjou probablemente ya no tiene ningún lugar al cual Escapar.

Ya que se ha convertido en un laberinto eterno.

Eso es lo mismo a que el mundo la catalogue como una calamidad. Encima de eso, no ha habido precedentes de una chica enferma por el laberinto que haya sido separada del laberinto y haya regresado a la normalidad.

Por eso, si fuera a regresar, definitivamente será usada como conejillo de indias.

O, será asesinada por el Mitsutomo Group. Porque ya no es más una hija del Mitsutomo Group. Ella ha completado su utilidad como animal de experimentos al conectar el laberinto con Apocalipsis Alice.

Si esto llegara a hacerse público, será malo para el Mitsutomo Group.

Por eso, ella será asesinada en el instante en que salga del laberinto.

Bueno, eso mismo va también para Shinnosuke, Shiro, Himi, y Yousuke.

Mitsutomo Group tiene la política de matar a los testigos.

Por lo tanto, si salgo de aquí, tendré que buscar protección de una organización que sea antagonista respecto a Mitsutomo Group; considero todo eso por un momento.

Por ejemplo, Taikou Fármacos donde trabaja mi prima Yayoi, no debería estar involucrada en el incidente esta vez.

Ante ese pensamiento, hago una mueca.

“¿Eeh ~, buscar refugio con ella? Tienes que esta bromeando.”

Me quejo.

Gunjou me dice con una mirada desconcertada.

“¿Qué?”

“Nada, sólo estoy murmurando. Y Gunjou. Lo siento. Deberías Escapar después de todo.”

Si sales, probablemente serás asesinada por aquellos a los que consideras familia — esta última parte no puedo decírsela.

Sin embargo, como si ella hubiera malentendido algo, dice destellando.

“Ah, ¿por fin eres sincero al respecto?”

“¿Hn? Ah ~, no.”

“En verdad quieres que Mizuiro Gunjou, super elite, te ayude, ¿cierto?”

“Ah ~, erhm, bueno…”

“Jeezz, deberías haberlo pedido honestamente desde el comienzo.”

“Cállate.”

Le tapo su adorable boca que está balbuceando de manera irritante.

“¡Mmmmohf… oye, no me tapes la boca con tu mano!”

Me dice con enfado.

Me preguntó cómo puede permanecer tan enérgica en una situación así.

En este momento, seremos asesinados si Escapamos y nos retiramos. Y si avanzamos, hay un laberinto rank 666 esperándonos, estamos muy arrinconados aquí.

Un poco de fatiga brota en mí. Relajo un poco mi cuerpo. ¿La magia impuesta sobre mí ha comenzado a dejarme por completo quizás?

“……”

Toco el área de mi pecho donde la espada me había atravesado. No hay signos de heridas. Por lo que Shiro dijo basado en el cuento de Gunjou, esta es alguna clase de magia restrictiva.

Pero me pregunto por qué perdí la consciencia por un mes. El efecto de la magia sólo puede prolongarse con la voluntad del invocador.

En otras palabras, ¿eso significa que Kiri ha estado sustanciando continuamente esta magia durante un mes?

¿Pero para qué?

¿Por qué Kiri persistió en hacer algo como eso?

“……”

¿O, puede ser que la razón detrás de mi inconsciencia no se deba a la magia de Kiri?

Reflexiono sobre eso.

Ya que mi hermana apareció en mi sueño.

Ya que mi hermana quien se ha convertido en un laberinto llamado Apocalipsis Alice, apareció.

Y recuerdo sobre la época en la que era un niño, cuando mi hermana contrajo la enfermedad laberinto.

Recuerdo las palabras que ella dijo con un rostro lagrimoso.

“¡No me toques! La enfermedad… la enfermedad te infectará, Onii-chan.”

A pesar de eso, la toqué. Traté de salvar a mi hermana. Pero no podía ser salvada. Mi hermana había dicho esto preocupadamente.

“… Aah… Aah, ¿qué deberíamos hacer? Te infectaste con poco de él. Un poco del Apocalipsis que está dentro de mi cabeza. Pero el tiempo se acabó. Ya no puedo seguir siendo yo misma. Adiós, Onii-chan.”

Sin embargo, hasta ahora, no ha habido síntomas peculiares de ninguna clase. A pesar de que mi hermana dijo que me había infectado un poco, he estado viviendo mi vida diaria sin prestarle atención a eso.

Pero ahora mismo, este lugar está conectado a Apocalipsis Alice. Y,

  • Perdí la consciencia al instante que se conectó.
  • A pesar de haber dormido durante un mes, mis músculos no se han atrofiado.

¿En verdad puede que se deba a la magia de Kiri?

¿O hay alguna otra razón?

¿Puede ser que me haya infectado Apocalipsis Alice…?

“……”

Pensé que estaba bien si me infectaba. No quería que mi hermana sufriera ella sola.

Digo.

“Es hora de salir de esta sala. No tenemos tiempo que perder aquí.”

Ya he perdido desperdiciado tiempo. Ya que estuve durmiendo por un mes.

Gunjou responde.

“Iremos juntos.”

Le echo un vistazo con ojos entreabiertos y digo.

“Tonta.”

“¡Como dije, podría decirse lo mismo de ti!”

Mientras hablamos, pateo la pared. La pared se sacude y gira otra vez, y salimos hacia el pasillo exterior.

“¿Por dónde está conectado Apocalipsis Alice?”

“Parece que podemos entrar al otro laberinto desde el piso superior.”

“Hm. ¿Tienes un mapa?”

Gunjou asiente.

“Está en mi cabeza. Pero más allá de eso…”

“¿No tienes idea?”

“No. Ya que no es mi laberinto.”

Es el laberinto creado por mi hermana Saki.

“Entonces primero vayamos allí. Por cierto, ¿los monstruos invocados por ti siguen por aquí?”

Pero ella negó con la cabeza.

“No. Desde el momento en que me apuñalaron con el cuchillo, todos ellos desaparecieron.”

“Entonces, de lo único que tenemos que preocuparnos son esos conejos.”

Chasqueo mis dedos. Activo mi 《Headphone Fuzz》. Invoco Demon Sword switch y Acceleration switch.

Luego de eso, regresamos al vestíbulo grande de antes.

El conejo no está allí.

Avanzamos por el pasillo.

Pero los conejos no están allí.

Ascendemos las escaleras hacia el piso de arriba.

Pero los conejos no están allí.

Gunjou y yo tensamos nuestros cuerpos y lentamente avanzamos, pero no hay ningún enemigo en absoluto.

“……”

Y entonces, de repente llegamos al lugar donde este lugar se conecta con el otro laberinto.

“Probablemente es allí.”

Gunjou señala.

Miro en esa dirección y hay un agujero en la pared. En el laberinto creado por Gunjou, la superficie de la pared está compuesta por pinturas del mar y cielos azules con un escenarios que se mueve con calma pero del otro lado del agujero en la pared, hay un escenario distinto.

Crece césped.

En el medio del mar donde puede verse el horizonte, se abre un agujero, y lo que hay más allá es un extraño escenario atravesado por un bosque.

“Bueno entonces, ¿ese es Apocalipsis Alice?”

Gunjou niega con la cabeza.

“No. Eso todavía es parte de mi laberinto. Es el lugar desde donde podemos infiltrarnos en Apocalipsis Alice. Por cierto, debería saber esto pero este lugar está…”

“¿76 pisos por encima del suelo?”

“Así es. Pero Apocalipsis Alice es…”

Asiento. Apocalipsis Alice no es un laberinto alto. En otras palabras, si esta sala está conectada con Apocalipsis Alice, será una caída directa de 76 pisos para entrar en Apocalipsis Alice.

Miro a Gunjou y digo.

“¿Eh, no me digas que hay un tobogán aquí en el piso 76?”

Gunjou alza la vista hacia mí, se encoge de hombros sin responderme.

En otras palabras, hay un tobogán.

“¿En serio? Si caemos 76 pisos, ¿podremos sobrevivir?”

Nos aproximamos al agujero. Ciertamente hay un tobogán allí. Una pendiente pronunciada y angulada. El final está muy lejos y no puede verse. Pero más fastidioso que eso, una vez que descendamos, no podremos regresar.

Echo un vistazo hacia abajo,

“…Ahora sé por qué Shiro y el resto no regresaron.”

Debió ser por esta pronunciada pendiente que no pudieron regresar.

Digo.

“Si hay una pared en esta ruta…”

Será una muerte instantánea por el repentino impacto.

Pero Gunjou responde.

“La pendiente será más moderada conforme vayamos descendiendo.”

“¿Tú la hiciste así?”

“Sí, probablemente. No lo sé. Incluso ahora, no sé cómo se conectó con Apocalipsis Alice…”

“¿No lo recuerdas?”

“No.”

Pero puede que Gunjou hiciera eso. No, fue la magia de Kujaku la que hizo que Gunjou hiciera eso — sería mejor pensarlo de esa manera.

Parece como si Mitsutomo Group ya fuera capaz de cosas como invadir el corazón de las chicas con la enfermedad laberinto, crear y borrar laberintos, invadir otros laberintos y disminuir su dificultad.

Era una magia realmente extravagante. Es algo que supera enormemente la tecnología mágica que se consideraba posible en el mundo.

Y si ellos eran capaces de todo esto, deberían ser capaces de salvar a las chicas con la enfermedad laberinto. Ya deberían haber podido desarrollar la tecnología para salvarlas.

Pero aun así, nunca han anunciado que habían salvado a alguien. A pesar de que la tecnología para salvar a alguien está allí, no hay nadie que intentaría salvarlas.

Lo único que existe es la ambición. Más poder. Magia más poderosa.

Más, más, más, más.

“Maldición, me veía como un tonto cuando disfruté la terminación de Holy Sword switch…”

Golpeé la pared del laberinto creado por Gunjou.

En ese momento, Gunjou alza la vista hacia mí y dice.

“…Pero gracias a eso, me salvaste.”

Me río con superioridad y respondo.

“Sí. A alguien como tú.”

Pero no puedo salvar a mi hermana…

“Oye, no digas alguien como yo, ¿de acuerdo?”

Aunque está diciendo eso, el rostro de Gunjou no parecía enfadado. Ella luce como si estuviera siendo considerada, y preocupada.

Gunjou me mira atentamente y dice.

“Puedo entender tu ansiedad. Ella es tu familia después de todo. Incluso para mí…”

“Tú tienes una hermana mayor, ¿cierto? Falleció durante un asalto a un laberinto. He visto tu información en clase.”

Al escuchar eso, los ojos de Gunjou titubean un poco. Entonces dice,

“…Sí. Era mi única pariente de sangre.”

Dijo.

Dijo que su hermana era su única pariente de sangre. En otras palabras, parece que sabe que sus padres no son sus verdaderos padres. Parece que sabe además que no es la señorita del Mitsutomo Group.

La miro atentamente con ojos entrecerrados y digo.

“……Meh. ¿Entonces lo sabías?”

Gunjou sonríe con un rostro que parecía burlarse de sí misma.

“…Si ellos se enteraban que yo ya sabía, me habrían matado. Así que tú eres el único al que se lo conté.”

“……”

“Porque tú me contaste sobre tu hermana.”

Veo intensamente a Gunjou. Con cabello dorado, ojos determinados. Pero no es una chica con tenaz. Siempre le tiene miedo a algo. La necesidad de ser más fuerte. La necesidad de cumplir con las expectativas. Ser reconocida por sus padres — tenía tanto miedo que vomitaba en el baño. Finalmente entiendo la razón detrás de eso.

Porque sabía que si no cumplía con sus expectativas, sería asesinada.

Recuerdo su perfil, el que aprendí durante la clase.

Sus acciones recientes estaban escritas allí.

  • Sobre su visita al karaoke por primera vez con amigos y lo mucho que se divirtió.
  • Sobre el hecho de que lloraba más que antes.
  • Sobre el hecho de que pasaba más tiempo entrenando más duro que antes luego de animarse por la rivalidad que sentía respecto a su compañero de clases Arisu Shinnosuke.

Recuerdo su expresión cuando ella se saltó el entrenamiento y fue al karaoke. La estaba pasando estúpidamente bien. Quizás esa era su primera vez en un karaoke. Eso también iba para mí.

Le digo a Gunjou.

“¿…Acaso nos estamos lamiendo las heridas del otro?”

Ella asiente de inmediato.

“Quizás. Pero me hizo feliz que vinieras a salvarme. Tanto que casi lloro de la alegría…”

“Entonces llora.”

Me ignora de nuevo.

“Por eso esta vez… esta vez, yo seré la que te protej…”

La interrumpo y digo.

“No necesitas forzarte a ti misma. La posibilidad de morir aquí están en el extremo más alto.”

Digo mientras señalo la aguda pendiente suicida.

Pero Gunjou hace un pequeño puchero ante eso,

“Pero no tengo ningún lugar al cual regresar.”

Dice un poco adorablemente.

“¿Eres una chica fugitiva de un hogar abusivo?”

“Ah-jaja.”

Pero eso no es para reírse. Ella será asesinada si regresa. Ya no tiene aliados.

No, si tiene aliados, sólo serían el grupo con el verano perpetuo en su materia cerebral, y quienes habían arriesgado sus vidas para salvarla.

Por ejemplo, el idiota de sangre caliente Shiro, o la amable Himi, o el de lentes Yousuke, o la de pechos grandes Kiri.

“……”

Y además, el suave yo que es más suave que el algodón de azúcar.

Gunjou me mira atentamente con un rostro serio y dice.

“¡…De todas maneras, salvaré a tu hermana!”

“¿Quién demonios crees que eres?”

Gunjou entonces sonríe,

“La super elite con el respaldo de 20 patrocinadores empresariales, Mizuiro Gunjou-sama.”

“Cállate niña fugitiva.”

“Fuh-fuh-fuh.”

Se ríe.

Está extrañamente feliz. Quizás sea gracias a que perdió el hogar al cual regresar, su rostro luce como si hubiera soltado un pesado equipaje que había estado cargando todo este tiempo.

Tras lo cual, ella echa un vistazo a Apocalipsis Alice y dice.

“…Puede que nos ataquen enemigos mientras descendemos. Pero nosotros dos…”

“¿Podemos hacerlo? ¿Qué clase de formación deberíamos usar? Tú sólo eres buena con ataques de larga distancia, ¿cierto? Entonces yo debería ir en la vanguardia.”

Pero entonces, ¿cómo va a ser?

Visualizo.

Activo mi Demon Sword switch.

Y detrás de mí, Gunjou continuamente mantendrá activado su Sea Moon Wheel switch y los tendrá volando delante de mí.

Yo usaré mi Demon Sword switch para tajear a los enemigo que traspasen su Sea Moon Wheel switch —

Esa probablemente será la manera más segura de descender la pendiente.

Sin embargo, con el fin de hacer eso, es importante que los dos no nos separemos mientras bajamos. Una vez que nos separemos, quedaremos indefensos.

Por eso, mientras nos deslizamos los 76 pisos hacia abajo, tenemos que avanzar mientras nos mantenemos cerca.

Pero nuestros pesos son distintos. Obviamente, nuestras velocidades de descenso serán diferentes.

En otras palabras —

En ese momento, ella se mueve. Se ubica detrás de mí y se monta sobre mi espalda. Luego me sujeta del cabello,

“¡De acuerdo, unidad Shinnosuke, ve!”

Dice algo irritante, y a continuación de eso, giro, sujeto sus delgados muslos que se extienden debajo de su falda.

Entonces,

“Kya.”

Dice ella, y se baja de mi espalda.

“¡¿Q-Qu-Qu-Quéééééééé tratas de hacer?!”

“No actúes presumida y poderosa y te montes sobre mi espalda.”

“¡Aun así, no es necesario que sujetes mis piernas!”

“Eres demasiado pesada así que sólo quería comprobar cuánta grasa tienes.”

“¡No soy pesada!”

“Pesas 35 kg de todas maneras, ¿cierto?”

“¡¿Cómo sabes mi peso?!”

“Lo leí en la clase. Por cierto, si no comes apropiadamente, tus pechos no van a…”

“¡Cállate, cállate, cállaaaaaaaaatteeeeeee!”

Trata de golpearme.

Sujeto su brazo.

“¡Te mataré!”

Le respondo a la seria Gunjou.

“Como sea, si nos comportamos así mientras bajamos, nos separaremos. Una vez que nos separemos, se acabó el plan. Y entonces nos abandonaremos. ¿Entendido?”

Manteniendo su seria mirada, Gunjou dice.

“¡Definitivamente no me separaré de ti!”

“Eso espero. Mientras descendemos, puede que use Acceleration switch de ser necesario. Sujétate fuerte cuando eso pase.”

Una vez más, le doy la espalda.

Gunjou entonces dice.

“Te mataré si me tocas las piernas.”

“Entonces te tocaré el trasero.”

“¡Te mataré!”

Mientras decía eso, se montó sobre mi espalda una vez más. Como pensé, es tan liviana como una pluma.

Junto a mi oído, pronuncia con una voz decidida pero adorable.

Sea Moon Wheel switch.”

Habiendo hecho eso, objetos azul claro con forma de bola aparecen frente a mis ojos. Empiezan a girar y se convierten en discos.

Los discos circulares merodean por el aire como protegiéndome.

Miro arriba,

“No dejes que me golpeen.”

“Si me tocas el trasero, haré que te corten el cuello.”

“Pero tu trasero no me resulta tan atractivo.”

Mientras digo es, empiezo a dar un paso en ese gran agujero justo en el medio de la pared.

El agujero que nos llevará a invadir Apocalipsis Alice.

El fondo del agujero no puede verse como se esperaba.

Tampoco hay señales del enemigo.

Pero no es como si estuviera oscuro. Aunque el agujero debería estar rodeado de paredes, por las fisuras de la vegetación, rayos de sol parecen filtrarse; como pensé, eso se parece a las ilustraciones de ‘Alicia en el País de las Maravillas’ que Saki y yo leíamos hace mucho tiempo.

Apocalipsis Alice está invadiendo el laberinto de Gunjou.

En ese caso, no sé qué clase de ataques vendrán.

Miro intensamente las profanidades de ese agujero.

La respiración moderada de Gunjou alcanza la punta de mi oreja. Su respiración toca mi oído.

Mientras siento eso, digo.

“Gunjou.”

“¿Qué?”

“Perdón si hago que te maten.”

“…Está bien, estamos juntos en esto.”

“Entonces vamos.”

“Sí.”

“Asegúrate de no soltarte.”

Escuchando eso, su brazo izquierdo se sujeta con fuerza de mi cuello.

“Entendido.”

Dice ella.

Luego de asegurar su agarre, nosotros —

Nos lanzamos por la pendiente que nos llevará hacia Apocalipsis Alice.

 

Traductor al Inglés: Larethian (Baka-Tsuki)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin corrección.

Anuncios

3 pensamientos en “Capítulo 4 – El País de las Maravillas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: