Capítulo 5.3

Página Anterior     *     Página Siguiente

Estaba a punto de anochecer. Avanzando a través de la fresca brisa nocturna, una doncella con trece perros en fila estaba caminando por el bosque bajo el abrigo de la noche.

Era Frey. Estaba sacando a pasear a los autómatas Garm por el camino que llevaba de regreso de la Fiesta Vespertina.

“Oye, Rabi. ¿A qué piensas que se refirió T-Rex… cuando nos habló esta tarde?”

El sonido de las patas de Rabi golpeando el suelo fue la única respuesta que obtuvo mientras Rabi miraba inquisitivamente el rostro de su ama. Desafortunadamente, ya que él tenía la inteligencia de un mero perro, no podía esperarse que entendiera la pregunta.

“T-Rex… Se veía como si estuviera sufriendo…”

Su voz sonaba forzada cuando reveló su secreto, era doloroso ver. Frey entonces entendió. Charl se estaba excediendo. Al contrario de lo que dijo, seguramente lo estaba esperando a él…

De repente, los perros se detuvieron.

Sorprendida, miró adelante. Era el dormitorio Gryphon. En contraste con la bella silueta, había algo como un insecto trepando las paredes.

En realidad, era más grande que un insecto. Parecía como un humano… ¿Un pervertido?

Usando un alféizar como punto de apoyo, la persona trepando la pared era un estudiante varón.

(Ese es… ¡¿Raishin?!)

Estaba espiando en una de las habitaciones del tercer piso. Era la habitación de Charl y Henri.

Frey estaba aturdida. ¡¿Raishin estaba escabulléndose en la habitación de Henri por una visita secreta nocturna?!

Mientras Frey estaba en un estado de pánico, Raishin abrió la ventana de una patada e ingresó.

¿Debería pedir ayuda? ¿Apresurarse y preguntarle a él? ¿O hacer la vista gorda a todo el asunto?

Mientras su cerebro ponía quinta velocidad, Raishin ya había saltado por la ventana.

Yaya había aparecido de la nada, dándole una mano a Raishin mientras descendían de la ventana.

Había una chica vestida con un negligé colgada sobre el hombro de él— si tuviera que adivinar probablemente era Henri.

“Raishin… ¡¿se está fugando con Henri…?!”

Frey murmuró el primer pensamiento que le vino a la mente.

 

Página Anterior     *     Página Siguiente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: