Capítulo 6.2

Página Anterior     *     Página Siguiente

Desde el alféizar de la oficina del presidente, el joven miraba la faz de la academia a medianoche.

“Hace bastante frío. Si sigo trasnochando de esta manera, será malo para mi piel.”

Mientras parecía que estaba hablando consigo mismo, en realidad se dirigía a la persona que se encontraba en las sombras detrás de él.

“Mis disculpas. No fui capaz de recuperar a Henriette…”

“No podía evitarse. Sacred Blaze apareció, ¿no?”

“Aun así, tampoco pude traerle la cabeza de Second Last.”

El joven estalló en risas. Un sorprendido Shin veía como el joven se sujetaba el estómago, aún riéndose.

“Parece que todavía no me entiendes por completo. Esa fue una frase dramática, para jugar con Charlotte.”

“…Dejando de lado si estaba bromeando o no cuando dijo eso, respecto a la cabeza de Akabane…”

“Por supuesto, hubiera sido grandioso si me la hubieras traído. Hubiera sido un excelente material para usarlo en Artes Mágicas. Pero ese sólo es mi lado codicioso hablando.”

Como siempre, el joven estaba animado, sonriendo totalmente.

“El objetivo de Granville es apoyar a los Kingsfort. Sin embargo, nuestro objetivo actual sería hacer que tu existencia sea conocida por los superiores en la academia. El escenario se está armando, todo de acuerdo al plan.”

“Atraer la atención del público, asegurar una ruta de escale, y dejar que los oponentes más fuertes se reúnan…”

“Sí, exactamente. Encima de eso, hemos expuesto exitosamente la Catedral de los Tontos, lo cual es muy satisfactorio. — Hablando de la Catedral, ¿cómo estuvo Magnus?”

“Si se me permite una opinión sincera, si tenía a seis de esas cosas con él, seguir adelante hubiera estado más allá de mi habilidad.”

“¡Lo mismo pensé!”

El joven juntó sus palmas, contento.

“Compila un informe. No todos los días te enfrentas uno a uno con un Escuadrón de títeres. Deberíamos contarle a papá sobre tu invaluable experiencia personal. Además, las cosas sobre la Catedral. La experiencia personal por la que pasaste allí va a ser muy invaluable.”

“¿A qué se refiere con eso? El equipo de investigación entró a la Catedral—”

“Y fueron todos aniquilados.”

“¿…Aniquilados?”

“Iba a haber contacto periódico, pero eventualmente se perdió de manera permanente. El único que regresó con vida fuiste tú.”

Shin se quedó perplejo. El joven se reía con recelo,

“Fue bastante exagerado, realmente. Ya que estamos hablando de Rutherford de la Academia Walpurgis— también conocido como el mago más fuerte del siglo 19.”

“El tiempo límite está a punto de expirar. ¿Cree que T-Rex será capaz de asesinar al director?”

“Si lo lograra, sería un interesante giro de eventos. Pero es imposible.”

“¿—Disculpe?”

“En este momento Magnus está acompañando al director. No hay posibilidad de que nadie asesine al director como están las cosas ahora. Ni siquiera si enviaras un división entera tras él.”

“Entonces, ¿por qué instigó a Charlotte para que lo mate…?”

“Obviamente, esa fue la sugerencia de los Kingsfort. Si todo marchara como la seda, entonces bien. Pero si falla, siempre podemos echarnos la culpa a nosotros los Granville como el chivo expiatorio. Actualmente, los Kingsfort están tratando de hacer un trato con la academia detrás de escena.”

“Y… ¿cuál es el pacto?”

“¿No es obvio? Cooperar en la investigación pertinente al Similador de Dios.”

“¡Ya… veo…! ¡Y si un mayordomo Granville fuera a aparecer entonces…!”

“Sembraría la duda, lo que llevaría a un desacuerdo— y el trato se rompería. Eso es lo que los adultos predicen que pasará. Mientras que lo quieren es que yo no esté involucrado, personalmente nuestros intereses coinciden respecto a que se rompa el trato. Después de todo, más que nada, lo que más me divierte—”

Sonriendo intensamente, la sonrisa de un ángel se formó en sus labios.

“Ver a las personas sufrir desgracias.”

“Usted… sí que es despreciable, hasta el centro de su alma.”

“Gracias, Shin. Antes de que me ponga a disfrutar castigándote, ¿no me servirías un poco de té negro? Me despertará de mi somnolencia.”

“Como desee.”

Shin respetuosamente hizo una reverencia, antes de buscar la tetera.

 

Página Anterior     *     Página Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: