Escena de Cierre – Conclusión

“¿…En serio, está bien?”

Otros dos días pasaron después de la conmoción del Festival Bon y era mediodía. Kyousuke y compañía estaban en frente de la entrada principal del hogar Akabane, preparándose para el viaje de regreso. En esta ocasión de despedida, Eiri asintió firmemente a la pregunta de Fuyou y dijo:

“Sí, Okaa-sama.”

“Ya veo… Fufu. Muy bien. Después de todo, es tu propia decisión, Eiri.”

–Su retiro de la Escuela Purgatorium de Rehabilitación.

Eiri había elegido el camino de no matar, así que esta fue la sugerencia de Fuyou para ella.

Respecto a cómo Eiri terminó matriculándose, se logró porque Fuyou pagaba las cuotas a la escuela. Ya que se trataba de un caso distinto al de otros estudiantes, aparentemente podía elegir irse.

Ya que no había necesidad de que ella matara, naturalmente, no estaba obligada a seguir estudiando en una escuela de asesinos. Dicho eso, la respuesta de Eiri fue “No.” Porque dijo que quería graduarse con los demás.

Además–

‘Tengo algo que proteger sin importar qué.’

–Incluso dijo eso. Firme y decidida.

Alguien había objetado severamente, concretamente, Kagura la hermana de Eiri. Empezando desde ayer por la mañana, hasta el mediodía de hoy, había intentado todo tipo de maneras de convencer a su hermana mayor. Justo cuando Kyousuke pensaba que era hora de que se rindiera…

“Nee-san, tienes que cuidar mejor de tu salud, ¿okey? Además de no lastimarte, cuídate de los resfríos y esas cosas… Si esos bastardos basura intentan tocarte o te dicen estupideces, recuerda decírmelo. ¡Los convertiré en carne picada! Esa profesora titular que se rumorea planea avanzar sobre ti será convertida en atún picado con cebolla. Hablando de eso, la comida de allí apesta… Los Akabane debería ejercer presión y pedirles que cambien el menú de Nee-san, ¿cierto? Además, además–”

“Te estás preocupando demasiado.”

“¡¿Ow…?! Eso duele.”

Sufriendo un golpe en la cabeza, Kagura miró con enfado a Eiri.

Desde que se reconcilió con Eiri, Kagura actuaba de esta forma. Quizás quería compensar los días que actuó de manera contraria a sus verdaderos sentimientos, ahora parecía una persona diferente.

“Kusukusu. Qué siscon sin remedio. Kagura basura, eres repugnante.”

“Tú no tienes derecho a llamarme así, Ayaka de mierda. ¿Quieres que te extraiga los órganos internos?”

“Oigan, oigan…”

Viendo a Ayaka y Kagura discutir maliciosamente, Kyousuke se exasperó.

La situación no mejoró entre las dos. Parece que iba a tomar un largo tiempo antes de que puedan llevarse bien–Conforme pensaba eso, Kagura lo miró-

“Nada de oigan, oigan. Tú también esfuérzate más.”

“Huh… ¿Yo?”

“Sí, tú. A pesar de que como luzca Nee-san, ella es mentalmente frágil, así que por favor apóyala. Si algo le pasa, nunca te lo perdonaré.”

“Uh, okey…”

Kagura aún no trataba a Kyousuke de buena manera.

“Personalmente, no te he aprobado. No creas que puedes confiar en la aceptación de Fouyou-sama y actúes engreído, ¿okey? Necesitas un montón de determinación si quieres ser el esposo de Nee-san. En pocas palabras, necesitas estar preparado para que yo te mate.”

“Oye, espera un segundo. No he dicho nada acerca de casarme con ella–”

“¿Entonces estás diciendo que Nee-san no es lo suficientemente buena?”

Kagura buscó su abanico de metal.

“¡¿Huh?! No, no quise decir eso–”

“¡Sí, mira aquí! ¡Kyousuke ya tiene a su verdadero amor, por siempre tuya, Hikawa Renko! ¡No puedo creer que me descartes a mí, tu candidata número uno para esposa, y tomes decisiones por tu cuenta!”

“¡Ayaka no puede soportar esto! Aunque Eiri-san ha aumentado sus puntos, aún no ha alcanzado a Renko-san. ¡En cuanto al matrimonio de Onii-chan, primero necesitas el permiso de Ayaka!”

“…No, la decisión debe pasar por mí primero. Aún no he aceptado.”

Mirando a Renko y Ayaka vociferando con enfado, Kyousuke se rascó la cabeza.

“Lo siento… Esto te debe estar dando dolor de cabeza, Eiri. Que te impongan a alguien como yo como candidato a esposo, dejando de lado mis propios sentimientos, al menos deberían pensar un poco en cómo te sientes–”

“No me molesta.”

Eiri interrumpió a Kyousuke con indiferencia.

Y abrazando a Puutaro que lo había sacado de la casa, presumiblemente para llevarlo al dormitorio–

“A mí, personalmente… no me molestaría, ¿sabes?”

Eiri se sonrojó. Kyousuke estaba esperando que dijera “Qué dolor de cabeza. Muérete de una vez” pero su ambigua respuesta lo desconcertó.

“No espera. ¿Suena como si estuvieras dispuesta a casarte conmigo?”

“En parte sí, ¿no?”

“E-En parte sí…”

El significado era más y más ambiguo. Mientras Kyousuke no tenía idea de qué hacer, Eiri fortaleció su abrazo. Hundiendo su nariz en la frente de Puutaro, dijo incómodamente:

“Después de este incidente, he tomado mi decisión. Quiero ser más directa y dejar de aparentar. Nada bueno saldrá de ocultar mis verdaderos sentimientos en el fondo de mi corazón… Además, pensé en muchas cosas después de eso. Parece que, umm… no te odio… realmente. Así que, bueno… Mientras tú no tengas objeciones, probablemente estaría de acuerdo con eso… ¿Q-Qué piensas, Kyousuke? Casarte conmigo… ¿Te opones a eso?”

“¿Huh?”

Kyousuke se quedó sin aliento en respuesta al devastador golpe.

Confrontado con tal ataque sorpresa, su mente se quedó en blanco.

Eiri miraba intensamente con ojos que rebosaban de pasión, con su usual estilo quisquilloso. Su expresión transmitía preocupación y lucía dócil y obediente.

Kyousuke supo que su rostro se estaba calentando más y más mientras su mirada comenzaba a deambular.

“B-Bueno… Déjame pensar, ahora que lo mencionas…”

“ “ “——” ” ”

Eiri, Kagura, Fuyou y el resto de los Akabane estaban mirando al avergonzado Kyousuke.

La espalda de Kyousuke estalló en sudor frío.

“Para ser honesto, c-casarme con una chica como Eiri sería–”

“¡¿UWAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH?! ¡Oh, mierda~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~!”

Justo en ese momento, Renko deliberadamente gritó. Y entonces bruscamente, jaló de la mano derecha de Kyousuke–

“¡Mierda, es demasiado tarde! ¡No lo lograremos si no nos apresuramos! ¡Rápido, Kyousuke, hora de correr! ¡No hay tiempo que perder en despedidas! ¡Shuko–!”

“¡¿Huh?! Oye, espera–”

“¡¿Ahhhhhhhhh?! ¡¿En serio, oh no?! ¡Tarde, tarde, estamos super retrasados! ¡No lo lograremos a menos que nos demos prisa! ¡Corre, corre, Onii-chan!”

Cooperando con Ayaka quien había tomado la mano izquierda de Kyousuke, arrastraron a Kyousuke afuera.

Mirando su reloj, Busujima dijo con calma:

“No, no hay problema. Falta bastante tiempo aun si no nos apresuramos–¡¿Ooph?!”

Renko le dio un puñetazo a Busujima en el estómago y lo obligó a callarse.

“¡Okey, Eiri, será mejor que te apresures! ¡No creo que quieras ser disciplinada por Kurumiya-sensei, ¿o sí?!”

“N-No… supongo…”

Tartamudeando, Eiri quería decir algo, luego miró a Fuyou.

Dándole la espalda a Kyousuke que había sido arrastrado por Renko y Ayaka–

“Okaa-sama, entonces me voy. Umm… ¡Gracias! Creo que te he malinterpretado todo el tiempo. Pensaba que eras una persona muy aterradora, umm… Lo siento.”

Eiri hizo una reverencia y se disculpó. Fuyou se rió y se cubrió la esquina de su boca.

“No dejes que pese en tu mente. Es verdad que soy cruel, sin embargo, Eiri… Eres la preciosa y amada hija a la que di a luz con mi amado esposo. Nunca olvides eso.2

“Sí, Okaa-sama…”

“–Además.

La voz de Fuyou bajó ligeramente conforme entrecerraba sus ojos rojo sangre. Su mirada estaba dirigida directamente a cierto lugar, la chica con la máscara de gas. Acercando sus labios al oído de Eiri, susurró.

“No pierdas, ¿okey?”

“……Okey.”

“No te preocupes. Nee-san seguro ganará fácilmente. Será una victoria instantánea mientras dé todo de sí… Muéstrales. Muéstrales tu encanto y tu poder, Nee-san.”

“Ajaja… ¿S-Supongo que tienes razón? Sí, haré mi mejor esfuerzo.”

“Okey. Pero si te aburres de estar con ese chico todo el día… Si tienes tiempo, ven a casa de vez en cuando, ¿okey? Espero con ansías la próxima vez que nos veamos, Nee-san.”

“Sí, yo también. Cuídate, ¿okey? Kagura.”

“Sí. Tú también, Nee-san, cuídate–”

Dejando a Puutaro sobre el suelo, Eiri abrazó a Kagura con fuerza. Kagura también la abrazó y rozaron sus mejillas afectuosamente.

Fuyou sonrió irónicamente “oh, cielos, estas niñas” y luego despidió al grupo de Kyousuke.

“Gracias a todos, por quedarse en nuestra humilde residencia. Son libres de visitarnos de nuevo en el futuro. Y además, Kyousuke-san, la próxima vez deberás venir como el esposo. Fufufu.”

“J-Jaja…”

“Cuento contigo.”

Fuyou hizo una profunda reverencia, pero Kyousuke sólo pudo responder con una sonrisa tensa.

Una prestigiosa familia en el lado oscuro de la sociedad, que crió a numerosos assassins.

Habiendo ganado la aprobación de la familia, Kyousuke podía sentir que su posición se estaba alejando más y más de su vida cotidiana normal…

Traductor al Inglés: ServingCatsandDogs (Baka-Tsuki)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin corrección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: