Capítulo 4 – Erbe Der Last Hexe

Una vez, una maestra le preguntó a un chico.

“¿Qué clase de persona quieres ser cuando seas grande?”

El chico respondió que quería ser como su maestra.

Su maestra respondió con una sonrisa irónica.

“Lyle…… bueno, no sé qué clase de persona creas que soy, pero no quiero que seas como yo. ¿No sabes que los maestros siempre quieren que sus discípulos los superen?”

Eso dijo la maestra del chico, mientras acariciaba su cabeza.

“…… Las personas no pueden seguir a alguien para siempre. Algún día, tendrán que quedarse solos, y encontrar su propio camino para recorrer. Es por eso, Lyle, que debes encontrar el camino que tú, y sólo tú, puedes recorrer. Sea a la izquierda o la derecha, sea adelante o atrás, continuar o retirarte—puedes pensar en eso, cuando el momento llegue.

Y entonces, Lyle—¿qué clase de persona quieres ser cuando seas grande?”

El chico pensó en ello.

La pregunta de su maestra era bastante confusa. Para empezar, no parecía una pregunta para él.

Luego de dar vueltas en su cerebro sobre el tema, respondió a la pregunta de su maestra con el pensamiento que había aparecido en su mente antes.

Era una respuesta normal y aburrida.

“Ya veo. Si eso es lo que quieres, Lyle, entonces tendrás que volverte más orgulloso, y llegar más lejos que cualquiera. —No te preocupes, estarás bien. Después de todo, eres mi único e inigualable……”

Y así la maestra del chico, como si fuera una persona distinta a la de antes, acarició su cabello gentilmente.

 

Lyke, quien se había refugiado en su laboratorio, sacó un pedazo de ámbar de alta pureza de la gaveta de su escritorio.

Activando el ámbar, enfocó el poder mágico sobre Lunaria, quien yacía en el sofá. Las serias heridas que había sufrido en su hombro y su pecho lentamente se cerraron, conforme recibía la luz.

“Ahora—necesito un buen plan.”

Dejando salir un suspiro, Lyle corrió las cortinas y miró afuera.

Estudiantes vestidos con extraños disfraces merodeaban por los campos de la academia. Sumado a sus movimientos como caminantes dormidos, parecía una escena de pesadilla.

“Maestro Lyle, ¿cree que sería difícil abrirnos paso por la fuerza con su magia y mis armas?”

En un tono humilde, Milla sugirió una medida drástica.

Lyle sacudió la cabeza.

“Necesitamos tomar control de la situación, y no sólo abrirnos paso a la fuerza. No puedo dejarlos así.”

“¿Es eso lo que debería estar haciendo, Maestro Lyle?”

“‘La magia debe mantenerse en secreto. No son más que ilusiones inventadas.’ —Esa era una regla tácita para todos los magi. Como <Discípulo de la Última Hexe>, no puedo romper esa regla.”

Lyle declaró mientras giraba el ámbar entre sus manos, y entonces sacó del bolsillo el trozo de papel que Vilhelm había dejado.

“…… Me dirigiré a este lugar. Milla, me gustaría que vigilaras la academia.”

“¿Irá allí solo?”

“Sería peligroso que las personas manipuladas dejaran la academia. Por favor, retenlos en la academia. Eres buena en eso, ¿cierto?”

“Bueno, sí… Me encargué bastante de encerrar a niños malos en el cobertizo bajo las órdenes de mi ama.”

Milla lucía un poco nostálgica.

“Sin embargo… Maestro Lyle, no puedo dejarlo ir solo……”

“No te preocupes por eso. El sólo esperar que algo pueda suceder, eso en sí mismo es una forma de preparación.”

Luego Lyle sacó algo escondido, del fondo del escritorio. Era un revólver basculante de alto calibre, de disparo único.

“¿No cree que ese noble dandy necesita algunos oponentes más para enfrentar?”

“Bueno… esta arma es una regular.”

Lyle metió el arma y varias otras cosas en su cinturón, y las balas que él mismo creó en su bolsillo. Encima de su traje formal, se puso el sobretodo de la academia.

“…… Si insiste en eso, ¿podría al menos llevar con usted algo de mi equipo?”

Preguntó Milla preocupada.

Justo cuando Lyle estuvo a punto de decir que estaría bien,

“…… En ese caso, por favor déme una espada.”

Lunaria dijo, mientras se levantaba, sacudiendo la cabeza.

“Por favor, déme una espada… ya que yo iré con él.”

“Deberías descansar. Aunque hayas recuperado tu poder mágico, salir ahora mismo es simplemente demasiado……”

“Ese hombre tiene la espada de los Nebulablut.”

Dijo Lunaria, con una mirada frenética en su rostro.

“…… Entiendo.”

Lyle asintió.

Se sentía preocupado, pero si ella iría de todas maneras, lo mejor sería que fueran juntos.

“Milla, tú… no tienes una espada, ¿no?”

“La tengo.”

“… Ahí está.”

“Han habido muchos peligros últimamente.”

Milla quien tenía una mirada de ansiedad en el rostro, dijo mientras le pasaba una llave a Lyle.

“Es la llave del portaequipaje del carruaje. Por favor, haga lo que quiera con ella.”

“… Gracias.”

Tomando la llave, Lyle siguió con sus preparativos.

Milla entonces le susurró a Lunaria, quien estaba revisando la condición de su cuerpo y se levantaba.

“—Lady Lunaria, sé que estoy pidiendo algo egoísta, pero por favor, cuídelos a ambos.”

Milla hizo una reverencia a Lunaria.

Lunaria permaneció en silencio, y de repente asintió.

“—De acuerdo, vamos. Primero, debemos apresurarnos hasta el carruaje de María.”

Salieron corriendo de los dormitorios, y los tres se apresuraron por una abertura entre los títeres.

 

María estaba de mal humor.

Su cita con Lyle había sido interrumpida, el vestido que había elegido estaba sucio, la cena que Milla preparó también fue en vano, y lo peor de todo, la soga que la amarraba a la silla se sentía horrible.

“Desearía que dejaras de poner esa cara.”

María miró fijamente a Vilhelm, quien había comentado de manera despreocupada.

“¿—Por qué no desatas estas sogas entonces?”

“Si hago eso, ¿no me abofetearás de nuevo?”

“¿Me ataste bastante fuerte, no?”

“Entonces quédate ahí y no te muevas.”

Vilhelm se encogió de hombros.

Llevó a María a un lugar bastante soso.

Recordaba ligeramente a una iglesia. Había muchos tubos, que lucían como aquellos de un órgano de tubos, alineados en la pared y que se distorsionaban bajo la forma de un abanico. Y más en el fondo, había una plataforma erguida, en la cual había un dispositivo que a la vista parecía como un teclado.

Pero el olor del combustible y el acero que se extendía por el área no era algo que una persona esperaría del aroma de una iglesia. La impresión que daba era aquella de las máquinas, frío y robótico, con énfasis en eficiencia y funcionalidad.

“…… Hah.”

“…… Deja de suspirar de esa manera aburrida que parece como si pensaras, ‘esto no tiene sentido’, me enferma.”

“¿Estaba suspirando?”

Vilhelm lucía sorprendido.

“Aun así, tienes razón. Estaba pensando que esto no tiene mucho sentido. Tenías el poder, pero te rendiste con tu oportunidad de sacar el mejor provecho de ello. Tu actitud con Lyle es lo que estaba pensando que no tiene sentido. Erraste tu método para guiarlo.”

“No me degrades como se te antoje.”

“No lo hago. Meramente hablé con la verdad.”

Su monólogo fue indiferente, pero el tono de Vilhelm tenía una pizca de las emociones ocultas por detrás.

“…… Hah. Bueno, puedes ser usada como herramienta de negociación con Lyle. Mientras tengas esa clase de valor, te garantizaré tu seguridad y buen trato.

“……”

“Oh, cierto… déjame preguntarte algo. ¿Por qué te comportas con tan buena voluntad hacia Lyle Waldstein? Puede que aprenda algo útil de ello, así que dime.”

En ese momento, María odiaba el hecho de que no podía mover sus manos más que nada. Si al menos tuviera una mano libre—

“¡—Como si fuera a decírtelo, cabeza hueca!”

Sacando la lengua con un ‘beh’, se burló de Vilhelm.

“…… Oh, bueno. Tampoco era tan importante.”

Diciendo eso, Vilhelm se quedó en silencio.

‘Hmph’, resopló María.

(…… No pudiste entenderlo la vez anterior de todas maneras.)

Luego de resoplar otra vez, María relajó su cuerpo. Era a modo de preparación para más tarde, cuando tendrá que ir con todo.

Y así, María puso su fe en su amigo de la infancia, y descansó su cuerpo.

 

El sitio de la tercera fábrica en el primer astillero militar en las afueras al oeste, estaba ubicado a una buena distancia de la plaza multi-propósitos. El sistema de drenaje allí era mediocre, por lo que era un lugar difícil de usar—esa parece ser la razón por la cual las autoridades abandonaron este sitio. Entonces, ¿cuál fue la razón para construir una fábrica en un lugar así?

Lyle pronto vio la respuesta a sus preguntas.

En el centro del campo abierto, una sombría luz se filtraba desde la entrada de una caverna. La caverna estaba reforzada con concreto, e incluso había una escalera apropiada.

Era obvio que el sistema de drenaje sería malo. Esto se debía a que había un sótano debajo del sitio de la tercera fábrica. Encima era un sótano masivo. Más que seguro, esa era la razón detrás del pobre sistema de drenaje.

Agradeciéndoles a los caballos que empujaron el carruaje hasta allí, Lyle descendió bajo tierra.

La escalera estaba iluminada con lámparas a varios intervalos, y los escalones estaban bien pavimentados, por lo que no eran difíciles de recorrer. Era sólo que, habían juntado una buena cantidad de polvo debido seguramente a tantos años de abandono. Y sobre ese polvo, había pisadas frescas, indicando el hecho de que varias personas habían pasado por aquí recientemente.

Finalmente llegando al final, Lyle tragó saliva mientras asimilaba la vista frente a él

Era como sospechaba, había un espacio colosal y subterráneo creado por el hombre. Su tamaño hacía que el salón en el que se había llevado a cabo el baile de la academia se viera como una caja de arena.

Sin embargo, lo que más sorprendió a Lyle fue la inmensa estructura enclaustrada en el medio del espacio subterráneo.

“Esto es……”

Era un rígido dirigible, y toda su estructura estaba envuelta en metal. La membrana permitía elevar el armazón aproximadamente a unos doscientos metros de altura. La góndola, que soportaba múltiples plataformas, era tan alta como un edificio de tres pisos. En varias partes del armazón, había baterías y cubiertas divisorias adecuadas para ellas.

“Un inmenso dirigible… no, un ‘buque de guerra volador’, huh……”

Abandonado y olvidado bajo tierra, era un objeto que encajaba bastante con los restos del astillero militar.

El buque de guerra volador era un dirigible equipado con poder de fuego. Desde el comienzo de los dirigibles, frecuentemente se proponía darles un uso práctico. Sin embargo, todas esas propuestas fueron rechazadas.

La razón era simple. Estaba el problema de la capacidad de carga.

Los dirigibles normales podían volar gracias a ajustes estrictos de peso. La armadura que protegía al buque de guerra, el gran escape del motor a vapor, los armamentos y la munición, todas esas cosas conllevaba una gran cantidad de peso.

Lo más problemático de todo, era el personal que se necesitaba para dirigir el buque. Durante la Era de los Descubrimientos, lo que más ocupaba capacidad eran los humanos en la embarcación. Equipar el dirigible con un complejo sistema de armas de batalla, dejaría al dirigible excesivamente inestable.

“¿Ese es el <Erbe Der Last Hexe>……?

Sondeando la vista ante él con una mirada dudosa, Lyle confirmó que la escotilla en la parte trasera del buque volador estaba abierta.

Frunciendo la boca, Lyle se dirigió al interior del buque de guerra.

El interior estaba iluminado con lámparas. Y esas lámparas indicaban el camino por el cual Lyle debía avanzar.

Parece que el motor a vapor ya estaba encendido, ya que se pudo sentir un ligero temblor en el piso y las paredes.

Había tuberías en lo alto del estrecho pasillo, las condiciones no eran las más indicadas para vivir. El interior denotaba silenciosamente que el armazón era una cosa puramente dedicada para su uso en guerra.

Al final del pasillo, había un espacio, que tenía una apariencia drásticamente distinta a la del pasillo que llevaba a él. Por como se veía, a lo que más se parecía era a una iglesia. En el lado opuesto a la entrada, específicamente, cerca del frente de la nave, estaba enclaustrado un dispositivo gigante con forma de órgano de tubos.

“—Bienvenido.”

En la base del dispositivo como órgano de tubos, estaba un solitario hombre, con la espada clavada en el piso.

“Para el <Erbe Der Last Hexe>—El núcleo del buque de guerra volador, <Ymir> (1).”

Vilhelm Zest sonrió, lucía como si estuviera cansado de esperar.

Mientras miraba a Vilhelm, Lyle observó el dispositivo detrás de él que parecía un gigantesco órgano de tubos.

Las partes que parecían tubos, eran cilindros que formaban círculos, y que tenían números grabados. Estaban alineados todos seguidos en la superficie de la pared, conectados con enormes engranajes y manivelas. Y en la ‘consola’ del órgano de tubos, tenía instalado el teclado de una máquina de escribir.

Vilhelm estaba de pie frente al teclado, y junto a él, estaba María, amarrada a una silla. Al confirmar que no tenía heridas visibles en su yo malhumorada, Lyle dejó escapar un suspiro pesado de alivio.

“¿—Sabes qué es este dispositivo instalado en el puente de <Ymir>? Es algo que una vez tú propusiste, un mecanismo que fue publicado por parte de «La Última Hexe».”

Vilhelm preguntó, como si estuviera poniendo a prueba a Lyle.

Lyle lo había entendido de inmediato. Una vez, imaginó todo el diagrama.

La Máquina Diferencial que Lyle había inventado—una calculadora que impulsaba un motor a vapor. Aunque era algo que calculaba la certeza de los posibles resultados a través de acciones predeterminadas, los cálculos que podía realizar eran comparativamente simples en su naturaleza, y por lo tanto era mucho más rápido que hacer cálculos en papel. Debido a eso, era tratada como un juguete.

Sin embargo, la calculadora era meramente la primera etapa. Si se implementaba una máquina semi-automática, entonces habría una siguiente etapa. Que seguramente sería—

“Sí, no es una calculadora, sino un cerebro mecánico que procesa órdenes—el [Motor Ingenioso].”

Un sistema mecánico que domina sus propias funciones basado en una orden—Lyle había pensado en la teoría detrás de él, pero no pensó que el nivel actual de tecnología podría completarlo.

Eso era lo que yacía frente a sus ojos.

“El casco de <Ymir>, fue un prototipo para la implementación del concepto de ‘buque de guerra volador’. Como fue un completo fracaso, fue abandonado. Luego de que el astillero en la superficie se incendiara, fue dejado como está ahora.

Erllua Azoth era la única que puso su ojo en este proyecto fallido. Una vez colaboró con los militares, y por consiguiente, es probable que haya aprendido a partir de la existencia de la embarcación. Lo que de verdad quería probablemente, era un dispositivo lo suficientemente fuerte para alimentar el Motor Ingenioso, que necesitaba una fuente de poder compleja y gigante.

Sin embargo, ¿puedes entender qué clase de ‘poder’ puede surgir de la unión de una máquina de guerra y el Motor Ingenioso?”

“……”

No hacía falta decirlo para que Lyle lo entendiera.

Si se equipaba al buque de guerra volador con el Motor Ingenioso, entonces la mayoría de los problemas del dirigible respecto a la capacidad de peso se eliminarían. Si se instalaba un ‘programa’ en el Motor Ingenioso de antemano, entonces la máquina sería capaz de operar por sí misma de ahí en adelante. Los soldados manejarían los cañones, el personal ajustaría las salidas—el problema del ‘pesado equipaje humano’ que sobrecargaba el buque de guerra volador se resolvería de una vez.

“Si pudiera producirse en serie, seguramente se convertiría en una forma innovadora de armamento. Si se las mantiene apropiadamente, serían máquinas que no fallarían al cumplir órdenes, ni se cansarían. Sin lugar a dudas, serían el arma ideal.”

Vilhelm dijo mientras lucía satisfecho, como si estuviera mirando un juguete interesante.

Si se llegara a liberar ese ‘arma ideal’, las muertes que acarrearía llegarían fácilmente a los cientos, no, miles—él entendía ese hecho, y admiraba su poder.

“Cuando me topé con esto por primera vez, me emocioné sin parar—pero este Motor Ingenioso no funcionaba. No tenía la ‘llave’ para encender esta máquina.”

Vilhelm señaló la abertura en la región superior del teclado. Era aproximadamente del tamaño de la palma de una persona, y tenía una forma—apropiada para que algo como un reloj de bolsillo encajara.

“La llave de conversión para que la máquina interprete la orden que se ingresa mediante cálculos—eso es lo que he estado buscando.”

Diciendo eso, Vilhelm sacó el reloj de bolsillo que le había quitado a Lyle—el reloj de bolsillo que Lyle recibió de Erllua. Quitando la cubierta externa y el vidrio interno, extrajo el ‘interior’ del reloj de bolsillo.

Era un objeto negro y lenticular. La parte conectada a la aguja del reloj sobresalía, como una llave. Las líneas que había en la superficie titilaban a intervalos sistemáticos.

“Es probable que esto active a <Ymir>. Y para lo que viene después, tú eres necesario.”

Volteando hacia Lyle, Vilhelm extendió su brazo, rebosando vigor.

“En ausencia de «La Última Hexe», tú eres la personas más informada después de ella—no, tu conoces el Motor Ingenioso incluso mejor que la «Bruja». Tu poder es necesario. Lyle Waldstein, ven conmigo. Junto a <Ymir>, haremos que todo el mundo conozca tu talento.”

“……”

Lyle miró intensamente a la mano extendida, y al Motor Ingenioso detrás de Vilhelm, en silencio.

Lo había emocionado bastante esa idea. Que los mecanismos que se habían formado en su mente se habían materializado frente a sus propios ojos, no existía nadie que estudiara ciencia que no se emocionaría con esto.

Quería mostrarles el Motor Ingenioso a los demás. Ese era un deseo natural que Lyle tenía.

“…… Debo rechazar humildemente tu oferta.”

Luego de una corta pausa de varios segundos, Lyle lo rechazó como se esperaba.

El rostro de Vilhelm se oscureció. Parece que la respuesta de Lyle no estaba dentro de las expectativas de Vilhelm.

“Sí, soy la persona que inventó el Motor Ingenioso. Sin embargo, no era para esta clase de propósito.”

“…… ¿Estás negándote la oportunidad de liberar tu propio poder, y tu propio valor?”

“Mi objetivo no era crear un arma. No puedo mantenerme al margen y ver cómo es usado como arma desde su ‘nacimiento’.”

“Sabiduría y conocimiento son ‘poder’. No tiene valor el hecho de tener un poder que no usas. Y la manera más rápida de incrementar ese valor—es blandir el poder como un arma.”

Vilhelm sacudió la cabeza como si tratara de alejar un dolor de cabeza, y susurró con tono de disgusto.

“Aunque me hubiera gustado que cooperara conmigo por propia voluntad, supongo que no tengo más opción.”

Vilhelm desenfundó la espada de su cintura.

“Parece que no hay otra manera de lidiar con esto.”

La espada mágica carmesí apuntó hacia María.

María resopló con la nariz, como provocándolo.

“—Qué hombre tan tonto eres.”

“El fin justifica los medios. Bueno entonces—¿qué harás, Lyle?”

“…… Si es así como lo quieres, entonces yo también tomaré un rehén.”

“¿Un rehén? No tengo a nadie que puedas… !”

Vilhelm se quedo sin palabras.

María abrió los ojos de par en par de la sorpresa.

Del bolsillo del pecho de su sobretodo, Lyle sacó un objeto con forma de cilindro. Eso que parecía un ablandador de carne, con un tubo de metal unido a un mango de madera, era una…

“Pensar que tendrías una granada de mano…”

La granada de mano, era una de las armas más avanzadas, junto con el rifle de cerrojo. Debido al hecho de que usaba un detonador en lugar de una espoleta de ignición, el gran incremento de su seguridad era una de sus ventajas comerciales.

“En dónde demonios conseguiste…”

“Conociendo el método de composición de los explosivos, y cómo producir un detonador, fue inesperadamente divertido.”

Lyle puso su dedo en el cordón al final del mango.

“Si no quieres explotar en pedazos, entonces será mejor que liberes a María ahora mismo.”

“…… Es un plan extravagante el que se te ha ocurrido.”

Su serenidad a este punto interrumpió por completo la expresión tensa de Vilhelm, por primera vez.

“Es la más racional con la probabilidad más alta de éxito.”

Lyle sonrió dulcemente.

“Pusiste demasiado valor sobre mí, no, Lord Zest? Ahora, ¿qué harás?”

“… A este rango, no me tomará más de un segundo y medio acortar la distancia. A una granada de mano le toma un cierto tiempo detonar, ¿no?”

“En ese caso—¿te importaría intentarlo?”

Dijo Lyle, y de inmediato tiró del cordón.

“‘¡Lyle!”

“Maldición—”

Antes de que María gritara, Vilhelm había empezado a correr.

Fue exactamente como dijo; a Vilhelm le tomó poco menos de dos segundo alcanzar a Lyle, y le sacudió la granada de las manos.

“Eso estuvo cerca— !”

Aunque la granada de mano explotó, lo que los embistió no fue una onda expansiva, sino un intenso destello de luz.

“Espero, esto es— !”

“¡No te preocupes!”

Lyle quien se había cubierto la cara con anticipación, pasó corriendo por delante de Vilhelm, quien se cubría los ojos con las manos.

“¡Ese sólo fue un ejemplo de quimioluminiscencia!”

Lyle se dirigió hacia María a toda velocidad.

Aunque María quedó cegada por la intensa luz, al sentir la presencia de Lyle, su rostro rápidamente resplandeció de la alegría.

“Lylee~”

“Me alegra ver que estás bien, María.”

Lyle empezó a desatar las sogas que retenían a María.

“¡Lyle, detrás de ti!”

Volteando de inmediato, Lyle vio que Vilhelm se dirigía directo a él. Aunque todavía no se había recuperado del destello, extendió las manos hacia Lyle.

“Dámela— !”

Un destello plateado vino desde arriba.

Sólo con su intuición, Vilhelm había contraatacado con su espada mágica.

“Eres tú…”

Lunaria quien había caído desde el techo, tenía una espada de acero en sus manos.

Vilhelm entró en posición defensiva.

Al ver que su habilidad de lucha no había disminuido en absoluto a pesar de su deteriorada vista, Lunaria liberó al [Fog]. Bloqueando el campo de visión de Vilhelm, tomó a Lyle y María, y usando niebla los desplazó, agrandando la distancia entre ellos y Vilhelm.

“…… Sí que me engañaste, Lyle.”

Luego de parpadear, Vilhelm miró fijo a Lyle.

“¿—Qué demonios fue eso?”

“Era metal pulverizado—una reacción química luminosa creada usando un poco de aluminio y agentes de combustión.”

Desatando las sogas que retenían a María, quien había sido arrastrada junto con la silla, Lyle volteó y miró a Vilhelm.

“No tengo las habilidades para crear explosivos reales, debido a la precisión necesitada.”

“Caí en tu trampa, ¿no? Santo Cielo…… estás lleno de sorpresas.”

Aunque él era el que estaba en desventaja, Vilhelm todavía sonreía, luciendo emocionado.

“¡Más razones todavía—para no dejarte ir!”

Girando, Vilhelm corrió hacia la base del Motor Ingenioso.

Lyle ni siquiera tuvo tiempo de detenerlo.

El núcleo del reloj de bolsillo de la «Bruja» estaba insertado en el ‘ojo de la cerradura’ del Motor Ingenioso.

Con un pequeño clic, las incontables ruedas empezaron a girar al mismo tiempo.

“—Ascender.”

Los dedos de Vilhelm empezaron a teclear en la parte superior de la consola.

En ese momento, el sonido de los motores a vapor funcionando se hizo más fuerte, y con una sacudida, la cubierta de control—el buque de guerra volador empezó a temblar enormemente.

El festival de artes escénicas que se llevó a cabo en la plaza multi-propósitos al oeste en las afueras de la capital real había terminando, y los artistas estaban celebrando, bebiendo. Un poderoso noble les había regalado una generosa cantidad de cerveza y licores. Aquellos que sabían que ese noble era Vilhelm Zest eran unos pocos, y aquellos que querían irse de la tercera fábrica eran cero.

Después de todo, si pueden disfrutar de la bebida, no les importará nada los demás detalles.

Inicialmente, habían pensado que el temblor se debía a su ebriedad.

Y entonces, aquellos que estaban menos ebrios señalaron.

“¡Jajaja, miren! ¡Estoy tan ebrio, que estoy viendo dirigibles!”

Prácticamente todos lo ignoraron y continuaron con la fiesta.

“¡Jajaja, excelente!”

Una parte de la pared de la cubierta central en el buque de guerra volador, <Ymir>, se replegó mientras el buque se elevaba, y fue reemplazada por un cristal que proyectaba el escenario exterior. Eso les concedió un sentimiento de estar lejos de la superficie.

Solamente operando el teclado, se podía controlar el masivo buque de guerra volador. El Motor Ingenioso que funcionaba como el núcleo de <Ymir> era sin dudas algo que cambiaría la manera en que las guerras se desarrollan. Aunque pudiera soportar algo tan grande como un buque de guerra volador, si hubiera disponible una versión de tamaño reducido, su valor sería inconmensurable.

“¡Jajajaja! ¡Excelente! ¡De verdad eres un genio, Lyle Waldstein!”

“……”

Lyle respondió a los cumplidos de Vilhelm sólo con silencio.

Él lo había inventado, pero estaba siendo usado de la peor manera concebible. No podía encontrar las palabras apropiadas para describir su arrepentimiento.

“…… ¿Qué deberíamos hacer, Lyle?”

Susurró María, quien se estaba palmeando los brazos y hombros luego de liberarse de las sogas.

“La ha tenido difícil varias veces, pero ese dandy noble no tiene ni una abertura.”

“…… Hay maneras de detener este buque de guerra volador incluso si no apagamos el Motor Ingenioso.”

Puede que sea automatizado, pero eso también significa que tiene un complejo sistema. Una máquina compleja tenía muchas debilidades que podían aprovecharse. Por ejemplo, si la proa no podía arrancarse, entonces uno simplemente tenía que destrozar su corazón—

Lyle intentó retirarse lentamente, pero Vilhelm parecía haber supuesto sus intenciones, y presionó el teclado con sus dedos.

E inmediatamente, un pum se oyó desde el pasillo que dirigía a la cubierta central, y se cerró con una puerta de acero.

“El núcleo del buque está cerrado. ¿Qué vas a hacer ahora?”

“……”

“Lyle.”

María tomó al ahora silencioso Lyle de los hombros.

“No sé lo que estás pensando… pero puedes usarme.”

Volteando, Lyle vio que María tenía una sonrisa bastante peligrosa.

“Soy bastante fuerte sin importar cómo me mires, ¿hm?”

“… Lo sé.”

Lyle sonrió irónicamente.

De alguna manera era deplorable para él, pero antes que apostar todo en una mano, parece que no tenía más opción que recurrir a su fuerza.

“…… Lunaria, pásame el paquete.”

Tomando el paquete que Lunaria había cargado en su espalda, Lyle sacó las armas de su interior una después de otra.

“Aquí tienes, María.”

Tomando su rifle favorito y un cinturón lleno de bala, María respondió con un “Whoa, mira esto.” La punta del rifle había sido equipada con una bayoneta.

“Ahora estamos listos para la batalla.”

“De acuerdo… ¿qué hay de ti, Lunaria?”

“…… Estoy lista.”

La chica que estaba mirando a Vilhelm le respondió suavemente a Lyle.

“En estos momentos, eres la única que puede hacerle frente a su espada mágica. Necesito que ganes algo de tiempo para nosotros.”

“…… Entendido.”

Lunaria reforzó su agarre sobre la espada en sus manos.

“Lunaria nos dará algo de tiempo. María, necesitaré tu asistencia.”

“Recibido.”

“¿Ya terminaron su pequeña charla?”

Vilhelm quien había volteado para verlos, se estaba acercando, espada mágica en mano.

Tomando la iniciativa, Lunaria se apresuró hacia él.

Con una expresión aburrida, Vilhelm lanzó un ataque a la «Nosferatu» quien estaba rodeada de [Fog], sus Ojos de Ámbar centelleaban con la luz de la activación mágica.

Él desvió el [Fog] que se le aproximó, con la espada mágica, que compartía la misma naturaleza mágica.

“¡—Ugh!”

Lunaria balanceó la espada, y rozó la punta de la nariz de Vilhelm cuando éste saltó hacia atrás. Al siguiente instante, una estaca de [Fog] siguió con otro ataque. Saltando a un lado, Vilhelm blandió a todo lo que lo atacaba en su camino.

“Un ataque combinado usando tu [Fog] y una espada. Es más fastidioso, pero…”

Usando su ‘deslizamiento de niebla’ que confundía el sentido de la distancia de la gente, Lunaria achicó esa distancia, esgrimiendo su espada contra Vilhelm. Él se defendió del ataque con facilidad. El bucle de [Fog] que siguió después fue en busca de su punto débil, pero lo evadió por completo, y se lo quitó de encima.

“Parece que has mejorado un poco. Puedo ver la fuerza y la habilidad detrás de tu espada, pero no es suficiente para superarme. Y tampoco lo es tu [Fog].”

Habiendo visto a través de sus tácticas, Vilhelm atacó.

Como si la batalla en la plataforma de observación hubiera sido un mero precalentamiento, la velocidad y el poder de la espada mágica se multiplicó.

“Kgh—”

Lunaria sintió que se mano se entumeció al recibir el ataque de la espada mágica. Aunque también se había defendido con el [Fog], la espada mágica lo atravesó como un cuchillo caliente a la mantequilla. La punta rozó el delgado cuello de Lunaria, y la sangre empezó a salir.

“Ow—”

“No te resistas. Esto es tan sólo un acto de piedad, ya que te reunirás con tus hermanos.”

“… ¿Qué sabes acerca de nosotros?”

Haciendo presión sobre su cuello, Lunaria miró severamente a Vilhelm.

“¿Exactamente de quién recibiste esa espada mágica…?”

“Por supuesto, de parte de aquellos que incendiaron tu ciudad natal.”

Acariciando gentilmente la hoja de la espada mágica, Vilhelm dijo.

“Además de la Casa de los Zest, hay otros quienes han realizado acuerdos secretos con los Phantasms. Esto incluye aquellos que propusieron cambios, con el fin de adaptarse a este nuevo mundo transformado por la <Revolución del Motor a Vapor>—los de la Niebla habían rechazado las nuevas ideas, y de esa manera, consecuentemente fueron destruidos como resultado, ¿no?”

El joven Margrave, miró directo a Lunaria, con ojos llenos de lástima.

“Bueno, se lo buscaron. Siempre se encerraron en su propio mundo. Los Phantasms pasaron esos sombríos días ocultos en la oscuridad. Incapaces de darse cuenta que estaban atrapados por los acuerdos de épocas antiguas, su estrecha ideología rechazó los cambios—no muy distintos de aquellos nobles que se fueron a la ruina, sin poder sostenerse por su linaje. Completamente sin valor, sin una simple pizca de productividad. No es una sorpresa que fueran destruidos, los de la Niebla, claro está.”

“¡Silencio!”

Gritando, Lunaria arremetió con Vilhelm. Él bloqueó la espada y el [Fog] como si fuera un juego de niños.

Los violentos ataques de Lunaria eran incesantes, temerarios.

“Mi padre… mi madre… mis hermanas… ¡Cómo te atreves a insultar su nombre!”

“¿Por qué te enfadas? ¿Por qué tienes resentimiento? No tiene sentido, sin importar lo que hagas.”

“¡Cállate!”

“Estoy seguro de que tú misma entiendes que tu enojo no tiene sentido, ¿cierto?”

Ante su gentil voz, el rostro de Lunaria se contorsionó, como si estuviera a punto de romper en lágrimas.

“¡S-Silencio…!”

“En serio, no vales nada. Después de todo, ni siquiera estás haciendo las cosas que deberías estar haciendo aquí. Y eso es—escapar, ¿cierto?”

“¡Silen……!”

“Sí, abandonaste a los de la Niebla y escapaste. Fallaste al no morir.”

“……”

Con cada susurro de Vilhelm, los movimientos de Lunaria parecían volverse visiblemente más y más salvajes. Su puntería con la espada y su manejo del [Fog] había desminuido.

Vilhelm no sólo era un guerrero formidable, sino también un maestro en el arte del discurso.

Él había dicho que lo más importante para un noble, era poseer ‘ojos que pudiesen juzgar’. Y así, el joven Margrave había encontrado la debilidad de la «Nosferatu».

“¿Por qué enfadarte por algunos insultos? No hay necesidad de lamentarse, ni de llorar—no tú, alguien que dejó atrás incluso el valor del enojo y huyó, ¿no?”

“A… ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHH!”

Lunaria gritó. Como un niño haciendo un berrinche, se entregó a su enojo, y esgrimió la espada.

Vilhelm enfrentó el ataque de Lunaria con un golpe horizontal de su espada mágica.

¡*Bakin*! (2)

Un agudo sonido se produjo al partirse en dos la espada de Lunaria.

Entonces Vilhelm llevó su mano hasta el vientre de la perpleja Lunaria. El despiadado golpe de aquel cuerpo malhumorado y bien entrenado mandó a volar a Lunaria, vomitando sangre, y rodando con impotencia en el piso.

“… A-Arg…… U-Urgh……”

Ya no le quedaban fuerzas a su cuerpo. Su cuerpo se estremecía, temblaba.

Aun así, se esforzó para levantarse, su espada cayó al piso.

La espada estaba partida. Una hoja que había quedado inútil. Igual—que ella misma.

En el momento en que posó sus ojos en esa espada que casi se había partido hasta la empuñadura, Lunaria finalmente se dio por vencida. Ya no tenía fuerza ni voluntad.

“Así es. Un cadáver lamentable que ha perdido su orgullo y ego prácticamente no tiene valor.”

Caminando lentamente hacia ella, Vilhelm levantó la espada mágica, como si fuera un verdugo.

“Ahora, vete… ?”

Notando que algo andaba mal, Vilhelm volteó.

Lyle y María estaban allí, arrancando cierta parte de la pared.

 

“¡Como predije…!”

Quitando la escotilla de mantenimiento de la cubierta de control con la ayuda de María, Lyle encontró lo que estaba buscando.

“Síp, esto es obra de mi Maestra. Sabía que definitivamente ella había preparado algo como esto.”

Aunque no era algo como el teclado en el frente del Motor Ingenioso, había instalado allí, un pequeño terminal con una lista de números. Era un respaldo, en caso de que el teclado para ingresar comandos de averiara.

“¿Serás capaz de manejarlo?”

“Haré algo al respecto.”

Respondiendo a la pregunta de María, posó el terminal en su regazo. Estaba lleno de emoción. Era distinto a su usual yo.

—Los frutos de la tecnología que él había inventado.

Existían en la realidad. No existía científico que no estaría feliz de ver sus ideas convertidas en realidad.

Ese sentimiento no podía borrarse fácilmente—Lyle sonrió con ironía por ello.

“¿Lyle?”

“Es gracioso…… qué feliz estoy. Huí de este invento que bien podría cambiar al mundo por completo, pero al mismo tiempo, no puedo evitar sentirme emocionado de verlo frente a mis ojos.”

Pensó que eso era egoísta y patético.

“…… Lo siento, María.”

“¿Lyle?”

“Estoy asustado. Tengo miedo de que pueda cambiar a los demás, o a sus estilos de vida—tengo miedo, es por eso que no hice nada.”

Era debido a que no hizo nada, que estaba hoy aquí. Así eran las cosas.

Sin embargo, había dudado muchas veces en su camino. Y cada vez, las palabras de la chica de llameante cabello cobrizo junto a Lyle, lo habían llevado de vuelta al camino. Si tuviera que responder a sus palabras—si tuviera que blandir su poder como ella quería que lo hiciera, ¿sería suficiente seguir así?

“… Lo siento María. Si lo hago a tu manera—”

“Lo que yo deseo, es lo que tú desees, Lyle.”

Oyendo a María decir eso indiferentemente, Lyle levantó la vista del terminal sin pensar.

María asintió, con una sonrisa satisfecha en su rostro.

“No sé qué es lo que te preocupa—pero aun cuando tengo esperanzas en ti, no te forzaré a que hagas nada. Bueno, hice algunos preparativos en caso de que cambies de opinión, pero… ese sólo es un hobby mío.”

“Pero aun así, yo…”

“Conocimiento y sabiduría son un medio, no un fin. Ciertamente, hay muchas cosas que puedes hacer con ellos… Sin embargo, también hay cosas que sólo tú puedes hacer. Así que si no encajan con tus deseos, entonces puedes ignorarlas. Tú eres tú, después de todo. No hay nada de qué preocuparse.”

Tras lo cual, María le guiñó pícaramente.

—Sí, ahora lo veo.

Su pecho se sentía más aliviado.

Lyle siempre se preguntaba si lo único que le importaba a María eran su conocimiento y sabiduría. Si ella quería que él usara dicho conocimiento y sabiduría como Erllua lo hizo.

Lyle siempre había dudado. Temía cometer alguna equivocación, y terminar lastimando a los demás. Era por eso que siempre mantuvo su talento oculto. Su conciencia siempre lo molestaba, sobre por qué una chica como María querría relacionarse con una persona desmotivada como él.

Sin embargo, no sentía culpa ni debilidad hacia ella.

“¿—Angustiado, Lyle? Me pregunto qué es lo que tratas de hacer ahora.”

Vilhelm estaba corriendo hacia Lyle, quien estaba operando el terminal.

“¡Lyle, te dejo el resto a ti!”

María, sin contenerse, disparó su arma.

Vilhelm la esquivó como si la hubiera visto venir. Como si hubiera predicho la trayectoria de la bala.

Sin darle a María tiempo para cargar otra bala, Vilhelm esgrimió hacia ella.

María no corrió, es más, intercambió ataques con él de frente.

“¡Ugh!”

“¡Haaaaaaaaaaaah!”

Moviendo la bayoneta, esquivó el ataque de su enemigo, y dirigió la culata del rifle hacia Vilhelm, en un contraataque.

La culata de chapa de hierro reforzado le arrancó un poco de piel de la ceja, cuando Vilhelm movió su cuerpo a un lado y se retiró instantáneamente.

“… Ya veo como es,” dijo Vilhelm al tocar la sangre en su ceja con su dedo, y entrecerrando los ojos. “Tu verdadera especialidad está en el rifle, eh. Esa técnica es— [Bayonet Fechten] (3), ¿no?”

“Bingo.”

Sosteniendo el rifle como una lanza, María sonrió sin temor.

Ya que las armas de fuego se habían convertido en herramientas prácticas y comunes, había aquellos que adoptaron las nuevas armas como una forma de arte marcial, entre los caballeros que habían vivido con la espada. [Bayonet Fechten] nació sobre la marcha, brilló y continuó, como la forma más nueva de combate cuerpo a cuerpo.

Mientras revisaba el estado de su espada, Vilhelm frunció el ceño hacia María, quien había cargado una bala.

“…… La maid tiene habilidades, y también las tiene su ama, tal parece. ¡Permíteme divertirme un poco más!”

Con una sonrisa como la de una bestia que encontró su presa, Vilhelm arremetió contra María.

Con su vestido inflándose, María recibió el ataque de la espada mágica, con una expresión desesperada en su rostro.

“¡Lyle! ¡Apresúrate!”

“No sé en qué andan, pero— !”

Vilhelm, quien había atrapado la bala de María con la parte plana de su espada, abrió grandes los ojos.

El escenario al otro lado de la ventana—las luces de las estrellas estaban moviéndose lentamente. El avance estaba siendo controlado.

“No puede ser que tú—”

“La torsión del rotor era más fuerte de lo que esperaba… tres intento me tomó…”

“¡De verdad tomaste control de la nave sin la llave de conversión!”

María tomó ventaja de su sorpresa, apuñalando con la bayoneta, y Vilhelm la esquivó por un margen fino como un papel.

“¡Ridículo! ¡Un respaldo no es más que un respaldo! Sin mencionar, que sólo con un terminal y algunos números—¡¿Cómo?!”

“Es justo como dijiste, Margrave Zest. Mi Maestra fue la que creó el Motor Ingenioso—Pero a mí se me ocurrió la teoría y el diseño fundamental.”

Sin quitar los ojos del terminal, Lyle respondió a la pregunta de Vilhelm.

“Puede que sea el Motor Ingenioso, pero está basado en cálculos. Aun si usas un teclado que facilita el ingreso de texto, los comandos son interpretados a través de un algoritmo numérico. Si entiendes cómo funciona el protocolo, incluso si tipeas comandos en números…”

“¡Absurdo! Aunque eso fuera posible—¡¿Cuándo descifraste el algoritmo del programa?!”

“La base para los cálculos es un sistema de números binarios que involucran sólo 1s y 0s. Y entonces, esos tubos cilíndricos que empezaron a rotar cuando tipeaste en el programa—una vez vi la naturaleza del proceso de computación que implica eso, lo entendí enseguida.”

La velocidad a la que los dedos se Lyle se movían se incrementó, por dos, incluso tres veces más.

Los tubos del órgano—las ruedas de cálculo del Motor Ingenioso chirriaron ruidosamente mientras rotaban. Luego de ingresar comandos en el algoritmo que ejecutaba el programa, las puertas que cerraban el pasillo que dirigía a la cubierta de control se abrieron.

“¡Ve! ¡Lyle!”

“¡Entendido!”

Ante el grito de María, Lyle empezó a correr. Sin embargo, al ver la figura de Lunaria en el piso, sus pies se detuvieron por un momento.

“¡—Lunaria!”

Él había escuchado la conversación que ella tuvo con Vilhelm antes. Eso explicó la osadía y desesperación en su actitud. La chica, cuyo nombre se había pronunciado, lo estaba mirando, su expresión había vuelto a ser la misma que tenía la primera vez que se conocieron, inexpresiva.

“…… ¡Si tienes valor o no, no lo sé! ¡Ni es algo que yo pueda decidir!”

Sin embargo, tenía que refutar el corazón de Lunaria, que se había mantenido cautivo por culpa de ella misma.

“¡Sólo hay una cosa que tengo que decirte! ¡Si no haces nada, entonces significaría que aceptas los insultos de Lord Zest! ¡¿Estás de acuerdo con eso, decidiendo así nada más, el valor de tu propia descendencia?!”

Diciendo eso, Lyle volteó.

No creía que el corazón de Lunaria se aclararía simplemente con eso. No obstante, quería aliviar la culpa de Lunaria, al menos un poco, al igual que María lo hizo por él.

(—Hacer eso probablemente la incentive a seguir luchando… es hipocresía.)

Casi como tratando de quitarse la burla de sí mismo, Lyle aceleró el pasó y se apresuró hacia el núcleo de <Ymir>.

 

“Ahí va……”

Los pasos de Lyle podían oírse mientras se retiraba del área, y María tomó posición con su rifle.

“……”

Por el contrario, Vilhelm estaba mirando sin comprender a la salida de la cubierta que Lyle había desbloqueado. Aunque estaba tan lleno de aperturas que parecía que podría quedar acabado si tan sólo le apuntara y disparara, María controló esa tentación, sintiendo un extraño aire desde su nuca y hombros descubiertos.

“……Hu… huhu…¡Ahahahahaha!”

Vilhelm desató una graciosísima risa.

“Ha, haha, heheh…… ¿él ingresó los cálculos directamente? Busqué la llave de conversión porque eso era demasiado complicado—¿y sólo mirando la rotación de las ruedas? ¿Descifró el programa sólo al mirar esos números rotando a esa clase de velocidad? ¿Cuán buena debe ser tu memoria y cálculo mental para hacer eso? ¡Mis preocupaciones sobre si era o no un verdadero prodigio fueron en vano! Es un monstruo. ¡Con su vasto monto de conocimientos y su excepcional habilidad para hacer cálculos mentalmente, es un monstruo intelectual! ¡Magnífico! Debo tenerlo de mi lado, sin importar cómo.”

María sintió un escalofrió bajando por su espalda.

No había nada similar a malicia en la voz de Vilhelm. Se sentía más como la de un joven positivo, agradable y elocuente.

Sin embargo, el significado detrás de esas palabras, no revelaba nada más que despreocupación por la voluntad de la otra parte, y sólo un deseo de imponer la suya.

Vilhelm volvió a la base del Motor Ingenioso y tipeó en el teclado. Con un estruendo, la cubierta de metal fue desconectada.

“Activé el tubo acústico del buque. Todo lo que pase en esta cubierta de control se oirá en toda la nave.”

Nadie sabía que tal cosa existía, hasta que él lo dijo.

“¡Lyle! No sé cómo vas a destruir el núcleo del motor sin explosivos, pero… ¡vuelve aquí de inmediato!”

El Margrave reclamó a Lyle, quien estaba corriendo por el buque.

“¡Espero que lo pienses bien y rápido! No quiero hacer gritar a estas señoritas—¡si <Dainsleaf> les absorbe la sangre, todo terminara igual de todas maneras!”

Vilhelm se aproximó silenciosamente, como si fuera una sombra. La espada mágica se acercó, dirigiéndose hacia María.

Girando y usando el rifle como una lanza, María apretó los dientes y se defendió del feroz ataque de la espada mágica.

Si sufriera tan sólo un rasguño, estaría bajo control. Necesitaba enfocar toda su concentración al máximo.

“¡Maldición!”

“Bayonet Fechten es un estilo de combate altamente ofensivo que carece de defensa. No lograrás ningún progreso si sólo te sigues defendiendo, ¿sabes?”

Se lo estaba explicando a Lyle, y al mismo tiempo, provocaba directamente a María.

La bayoneta era usada de manera similar a una lanza, pero dependía enormemente de poder derrotar al enemigo de un solo golpe. Era inevitable que habría una apertura para un contraataque. Y eso era lo que Vilhelm estaba buscando.

“No te preocupes. No te trataré con frialdad. Después de todo, te dije que te concedería tu deseo.”

“¡No tengo idea de qué estás hablando!”

“Sólo estoy diciendo que si no eres obediente, te obligaré a serlo.”

En lugar de defenderse con la espada, atacó con palabras.

“Incluso te dejaré acostarte con Lyle… No será muy difícil quitarte todo sentido de la vergüenza.”

“Qué—”

“Grabaré en tu corazón las formas de dar placer a un hombre. ¿No crees que eso haría sentir tan bien a Lyle como si flotara en el cielo?”

“¡Eres una bestia repugnante!”

María se enfureció, ante esas palabras que habían pisoteado sus sentimientos por Lyle.

La ira interrumpía la concentración. María, quien se estaba concentrando en la espada mágica, abrió grandes los ojos cuando vio que Vilhelm había soltado la empuñadura. En ese instante, un agudo codo golpeó su cuerpo, y su cuerpo formó una ‘c’.

Él ágilmente tomó la espada mágica en el aire, y la blandió sobre María, quien estaba resistiendo el dolor.

“Oh, no— !”

Sin embargo, la hoja de la espada mágica atravesó el aire frente a sus ojos, a una buena distancia. Vilhelm también estaba a una buena distancia.

Sin entender muy bien qué había pasado, María notó que la habían cargado, el [Fog] rodeaba su cuerpo, y la colocó junto a Lunaria, quien se estaba poniendo de pie de manera vacilante.

“…… Es un hombre detestable.”

Lunaria dijo suspirando.

“…… Sí, no soy más que una muchachita sin poder, sin valor e insignificante. No tengo la intención de cambiar ese hecho… entiendo eso, y aun así tú…… !”

María parpadeó de la sorpresa, y miró el pálido cabello plateado de Lunaria.

Con quien parecía estar enfada no era Vilhelm, sino Lyle. Su irritado rostro parecía tener escrito en él varias clases de insultos, pero la sombra del pesimismo parecía haberse ido.

“Todo eso… lo entendí… y aun así…… !”

“—Lyle es esa clase de chico.”

Lunaria la miró, y María sonrió irónicamente en respuesta, como si estuviera tanto orgullosa como sorprendida.

“Por ejemplo, él salvaría incluso a alguien que está tratando de suicidarse frente a él, ¿cierto? Pero, no le dirá a esa persona que aprecien su vida. Es probable que simplemente se vaya, ‘me desagrada ver que pasen este tipo de cosas’. Y así, evitaría que se suiciden. Sin importar las veces que sea necesario, él los salvará… y seguiría intentándolo hasta que se rindan con ello.”

“…… Creo que entiendo un poco.”

Lunaria lucía deprimida mientras se tranquilizaba, pero asintió como demostrando tener la misma opinión.

Sintió que María era una chica sorprendentemente fácil de entender, y podía percibir una sensación de familiaridad de parte de ella. Sus corazones se habían vuelto un caos por culpa del mismo joven, y era algo similar al sentimiento de ‘camaradería’.

“Tú me salvaste antes. Tendré que agradecerte una vez que todo esto termine. ¿Qué te gustaría?”

“…… Entonces, ¿me dirías tu ‘secreto’, por favor?”

María levantó las cejas, pero rápidamente asintió luego de recordar su conversación de antes en el laboratorio de Lyle.

“Sí, eso me parece bien. Bueno entonces, empecemos, ¿sí, Lunaria?”

“Hagámoslo, María.”

Los cabellos cobrizo y plateado, como si se repelieran entre sí, saltaron a un lado. Inmediatamente después, la mágica espada color carmesí cayó atravesando el aire.

“¿—Creen que porque unan fuerzas tendrán una oportunidad?”

Vilhelm persiguió a María, que estaba a la derecha. María disparó una bala, para reprimirlo. Naturalmente, Vilhelm evadió ese disparo. En el mismo movimiento, arremetió con su espada hacia María,

“Ugh—”

El [Fog] de alta densidad había protegido a María de la espada mágica.

Lunaria entonces tomó el lugar de María quien se había retirado, luego de que el [Fog] la protegiera.

Y una vez más, Vilhelm atacó con su espada mágica y verbal a Lunaria, quien había arremetido contra él montada en el [Fog].

“¿Todavía sigues con esto? ¿Por qué sigues peleando? Tú, que abandonaste a tu hermandad, y fracasaste en morir—”

“Es justo como dices. Fracasaré en morir.”

Lunaria miró a Vilhelm con determinación, blandiendo el [Fog].

“¿Qué lograrás con tu ira? Tú, alguien sin poder, que no harías nada más que escapar incluso de tu propia cobardía, ¿qué lograrás luchando ahora?”

“No lograré nada. Mis sentimientos aún no han cambiado, sobre que no tengo valor, y que este mundo estaría mejor sin mí. No soy más que una cobarde que huye…… Sin embargo, los de la Niebla—¡no puedo permitir que insultes su nombre!”

“…… Tch.”

Vilhelm murmuró, dándose cuenta de que no podría aprovechar esa ventaja esta vez.

La costumbre nihilista de Lunaria era resultado de su incapacidad de salvar a su hermandad. No podía perdonar su propia falta de poder, y era por eso que se consideraba a sí misma un ‘cadáver que tenía que desaparecer’, ‘alguien que no le encontraba sentido al hecho de vivir, una persona que fracasó en morir’.

Su sentido de falta de poder ahora se había dado vuelta, gracias a su amor por su familia.

“…… Entonces, lo único que resta hacer es liquidarte.”

Vilhelm giró, agregándole al impulso el potente ataque que desató. El [Fog], que había aumentado su densidad mágica, sucumbió ante el ataque de Vilhelm.

Lunaria adoptó una pose defensiva con su espada partida.

“¡¿Qué podrías hacer con esa espada partida!”

Sin embargo, la espada mágica que buscaba cortar ese delicado cuello, fue claramente repelida.

Vilhelm abrió grandes los ojos.

“Eso es…”

Un vórtice del fantasmagórico [Fog] se estaba arremolinando alrededor del extremo de la mano de Lunaria. El [Fog] se enroscó sobre la espada partida, como tomando el lugar de la hoja de la espada, formando una hoja blanca, semitransparente como un cristal esmerilado.

“—Esta es la <Nebula Sparda> (4).”

Con un extraño baile oscilante, Lunaria blandió la espada de [Fog] en un ataque horizontal.

La espada mágica la bloqueó. El radio de convergencia de la densidad del [Fog] se había expandido hasta sus límites, y nunca antes se lo había visto así. Por lo tanto, Vilhelm puso aún más fuerza en sus ataques.

La <Nebula Sparda> se cortó en el medio, pero la hoja de [Fog] volvió a formarse inmediatamente, arremetiendo hacia Vilhelm.

“¡¿Qué?!”

Él la esquivó, pero la hoja de [Fog] rasguñó su apuesto rostro, lastimando su mejilla.

Lunaria concentró todo el [Fog] que su cuerpo estaba emitiendo en la <Nebula Sparda>. Sin importar cuántas veces se destruyera, volvería a formarse—era, por así decirlo, una espada que no podía ser bloqueada. Y como su nombre lo indicaba, se filtraba por las defensas y atacaba, como la niebla.

Sin embargo, había que pagar un precio por el uso excesivo de este poder. El rango de consumo de poder estaba a un nivel distinto de cuando Lunaria se rodeaba de [Fog], y cada vez que la <Nebula Sparda> se quebraba y volvía a generarse, su rostro se ponía más pálido.

“Por qué tú— !”

Desechaba todo pensamiento de defensa, y ponía en riesgo la vida del usuario—Vilhelm, quien había pensado eso, de inmediato dio un salto hacia atrás. Chispas emergieron del piso cerca de sus pies, por el impacto de un proyectil.

“¡No olvides que yo también estoy aquí!”

María exclamó, cargando una bala en el rifle.

Lunaria, quien tenía resistencia contra <Dainsleif>, era la vanguardia y defensa, y María, quien tenía habilidad con el arma, ofrecía fuego supresor y ofensivo. Era una combinación inesperada pero natural.

“…… Aun así, estos no son más que trucos de magia de salón, señoritas.”

Con ligero rastro de irritación destellando en su rostro, Vilhelm arremetió directamente a las dos.

 

Gekka_no_Utahime_to_Magi_v1_255

Lyle estaba corriendo por el interior de <Ymir>. La situación de batalla en la cubierta de control se ha estado transmitiendo por toda la embarcación desde hace un rato, pero él creía en María y Lunaria, y aceleró el paso.

La ubicación del Reactor Ámbar, el núcleo del motor, que él había visto en el mapa del buque de guerra destelló brevemente por su mente. El continuo crecimiento del número de puertas gruesas y pesadas y el espesor de los tubos corroboraban que estaba yendo por el camino correcto.

“…… Es aquí.”

Finalmente llegó a una masiva y destacable puerta de acero. Rotando válvulas la abrió, y Lyle pudo sentir el aire caliente, color crepúsculo en sus mejillas.

Un objeto formado por treinta y dos pentágonos y hexágonos que se intercalaban entre sí. Esa era la áspera forma del Reactor Ámbar. El interior estaba moldeado en acero, y había una aleación especial llamada ‘mithril’ depositada allí, que servía para amplificar la eficiencia de la energía contenida en el ámbar.

El diámetro del Reactor Ámbar, que estaba semienterrado por tubos y su caldera, era más grande que una persona adulta alta; estaba sólida y firmemente construido. Si tuviera que abrir la rejilla que reponía el ámbar, expulsaría un buen monto de calor, pero no haría algo así tan deliberadamente.

“…… ¿Debería usar esto?”

Lyle sacó el arma que había preparado secretamente de antemano.

Era un revólver de disparo único para balas explosivas. El calibre era alto, pero no era lo suficientemente poderoso para destruir el Reactor Ámbar—es decir, normalmente.

El truco estaba en la bala.

Ese revólver basculante, estaba cargado con una bala de plata que reflejaba una luz con los colores del arco-iris.

Volviendo al pasillo para establecer una distancia intermedia, sostuvo el arma con ambas manos, y apuntó al Reactor Ámbar.

Posando su dedo en el gatillo—Lyle titubeó.

¿Era correcto simplemente destruir a <Ymir>—el Motor Ingenioso?

¿Era correcto simplemente destruir este invento sin precedentes así nada más, un Motor Ingenioso que podía operarse de verdad?

Su determinación para jalar del gatillo en ese momento y lugar, no cambiaría.

La respuesta a la pregunta que Erllua una vez le hizo, estaba ahora en la punta de sus dedos.

Voy a—

El dedo en el gatillo empezó a temblar.

Justo en ese momento, una voz resonó por las paredes.

“¡—Suficiente!”

Oyó una voz, suficientemente fuerte para ahuyentar todo su titubeo.

 

La batalla en la cubierta de control era como un sube y baja, la tendencia se volvía favorable en un momento, y desfavorable al siguiente, para ambas partes. Era un equilibrio precario. Ciertamente, la <Nebula Sparda> de Lunaria era poderosa, pero su habilidad con la espada estaba por debajo de la de Vilhelm. Sin importar cuán rápido fueran sus ataques, todos eran predichos y bloqueados.

Ninguno de los disparos de María había alcanzado su objetivo hasta ahora; en el momento en que jalaba del gatillo, él ya estaba en otra parte. No hacía falta decir que ninguno de sus ataques con la bayoneta dio en el blanco tampoco.

Con su apresurada cooperación, María y Lunaria apenas podían mantener a raya a Vilhelm, quien estaba demostrando habilidad superhumana con la espada. No estaban acostumbradas a pelear lado a lado, y lentamente empezaban a cansarse.

“…… Sheesh. Desearía que no fuera tan duro con nosotras.”

María se lamentó, mientras trataba de regular su respiración.

Vilhelm se paró frente a ellas, luciendo bastante relajado. No derramó ni una gota de sudor aun cuando sus dos oponentes poseían fuerza de lucha poco común.

“Es cuestión de tiempo para que te quedes sin balas, ¿no? Y la señorita «Nosferatu» luce bastante cansada también.”

“……”

Lunaria estaba en silencio. Apenas se sostenía, tratando de recuperar el aliento. La <Nebula Sparda> se materializaba con su poder mágico. Y para los Phantasms, el poder mágico era su energía vital. Cada vez que chocaba hojas con la espada mágica de Vilhelm, una porción de su vida se recortaba literalmente.

“¿Podrían detenerse de una vez? Para empezar, este ha sido un conflicto sin mucho sentido.

Dijo Vilhelm.

“Incluso podría devolverle la <Dainsleif> a la señorita de allí. Hay muchas otras maneras de manipular a las personas. Señorita María, estoy seguro de que entiendes el valor del Motor Ingenioso, ¿no? No anunciárselo al mundo es simplemente absurdo.

¿Qué tal si me ayudan? ¿Podrían persuadir a Lyle por mí?”

“……” “……”

María y Lunaria se miraron entre sí en silencio.

Y sus únicas respuestas fueron adoptar posición con sus respectivas armas, y se precipitaron hacia él de manera simultánea.

Vilhelm dejó escapar un pequeño suspiro.

“…… Hah. Hay que ver……”

Mientras miraba a la <Nebula Sparda> que Lunaria había desatado,

“¿Qué lograrás por cumplir con tu deber para una hermandad que abandonaste? Los de la Niebla no pudieron adaptarse a las nuevas épocas y por lo tanto, fueron desechados, y tú, como una de ellos, deberías simplemente desaparecer en silencio, igual que ellos.”

“Ese debería haber sido el caso.”

Recibiendo de frente la espada mágica y las palabras de Vilhelm, Lunaria dijo en voz baja.

“No tiene sentido ni valor mi propia presencia—eso lo sé muy bien.”

“Si lo sabes, entonces ¿por qué estás luchando? No lo entiendo.”

Como si estuviera espantando una mosca, Vilhelm blandió su espada.

Con ese ligero ataque, arruinó la postura de la chica, y la hoja color carmesí una vez cayó sobre ella. Sin embargo, la bayoneta arremetió desde un costado evitando eso.

“—Y hablando de no poder entender, lo mismo va para ti también, María Highline.”

Dijo Vilhelm, repeliendo la bayoneta que se dirigió hacia él como una lanza.

“¿No deseabas que Lyle fuera el abanderado de la nueva revolución? Esta era una buena oportunidad para cumplir ese deseo. Aun así elegiste posponerlo—no, ¿cómo pudiste desperdiciar esa oportunidad?”

“¡—Suficiente! ¡Tonto cretino!”

Usando el rifle como un escudo para defenderse de la espada mágica, María apretó los dientes y gritó.

“¡Deja de decir eso! ¡No sabes nada acerca de mí!”

“Sí lo sé. Tienes el respaldo de la Fundación Highline, talento para los negocios, altas capacidades físicas, y un cuerpo precioso. Incluso aprovechaste la ventaja de tu estatus social como mujer. Tus habilidades tienen valor. Tienes valor y la habilidad para utilizar el talento de Lyle Waldstein por completo—”

“¡Demonios si sé algo sobre valor! ¡Mi valor es algo que yo decido! Lo mismo va para la manera en que elijo vivir mi vida. ¡Deja de hacernos perder el tiempo!”

“El talento es un tesoro que debería ser usado correctamente. Podría dirigirte, incluso podría controlarte. Por ese motivo, necesitas alguien que pueda apreciar el valor para manejar tu talento. Si te rehúsas a hacerlo—entonces yo seré quien maneje a Lyle.”

“¡No hay una maldita manera de que te lo permita!”

María jaló del gatillo, disparando la bala a quemarropa, por la ira.

Aunque él la esquivó, el rugido del disparo provocó que Vilhelm hiciera una mueca.

María mantuvo el ataque.

“¡No hables tan a la ligera de eso, Vilhelm Zest! ¡No juzgues a Lyle con tu sentido del valor! ¡No tienes ni una mínima idea de su valor!”

“…… Es interesante oír eso. ¿Acaso tiene algo que sobrepasa al Motor Ingenioso que está moviendo este buque volador? Si es así, ¿qué es—?”

“No lo entiendes para nada, ¿no?”

María sonrió, sintiendo lástima por Vilhelm, desde el fondo de su corazón.

“¡Es su ‘bondad’ por supuesto.”

“…… Hmph. Un mero chiste de una mujer… ¡No puedo dejártelo a ti, tal parece!”

A modo de contraataque, Vilhelm clavó su puño en María.

Como su concentración estaba enfocada en la espada mágica, María dejó salir un gemido mientras su cuerpo se curvaba por el impacto.

“¡Yo seré quien use por completo el talento de Lyle Waldstein!”

“¡De ninguna manera—un hombre que no habla más que del talento no debería pronunciar el nombre de Lyle!”

“¡Justo lo que esperarías que dijera una mujer!”

“¡Porque soy una después de todo.”

De alguna forma, todavía seguía defendiéndose con el rifle, pero conforme perdía fuerza, fue fácilmente noqueada.

Y ante el cuello de María ahora indefenso, la espada mágica fue blandida sobre ella, para absorber su sangre.

“¡María!”

Aunque Lunaria se apresuró para bloquear el ataque, le costó toda su fuerza detener ese ataque, debido a su agotamiento.

Las chicas colapsaron en el piso de la cubierta, como en una pila.

“Se acabó.”

Vilhelm levantó la espada mágica sobre su cabeza—fue en ese momento,

“!”

“¡Kyaah!”

El piso, la fortaleza voladora tembló enormemente, y un sonido pesado se oyó un momento después.

Un pequeño retumbo, y luego un estruendo gigante pudo oírse.

En el momento justo, el piso debajo de sus pies empezó a temblar, sacando a Vilhelm de su posición. Él quien estaba a punto de desatar un ataque con todo su poder, ahora estaba expuesto con una gran apertura, casi fatal.

“¡Trágate esto, zoquete!”

María no aprovechó la oportunidad para escapar, sino que jaló del gatillo de su rifle.

La bala giratoria, como resultado del estriado de su arma, arrancó una porción de la ceja de Vilhelm.

“¡¿Ngh—ugh?!”

Vilhelm retrocedió con todas sus fuerza. Resistiendo el dolor en su ceja, donde la sangre ahora estaba fluyendo efusivamente, Vilhelm les lanzó a las chicas una mirada de soslayo.

La maquinaria se había detenido, y el buque volador ahora se estaba moviendo lentamente por inercia. Lo que podía verse en el exterior no eran llanuras verdes, sino la superficie del agua que reflejaba la luz de las estrellas.

“…… Lago Holle, huh.”

Era la fuente de agua de la capital real, ubicada al noroeste. Se extendía por unos cinco kilómetros de longitud, y doscientos metros de profundidad. El lugar ideal para enterrar un secreto.

Parece que todo el tiempo este había sido el objetivo. El joven ya había planeado dónde desechar a <Ymir> desde el principio.

“Predijo con exactitud el momento en que la embarcación llegaría a este lugar y calculó la destrucción del Reactor Ámbar—las sorpresas simplemente siguen apareciendo…”

Las ruedas de cálculo del Motor Ingenioso empezaron a disminuir su velocidad de rotación, junto a la reducción de la presión de vapor. Lo que restaba era liberar el helio de la membrana, y el buque volador cubierto de su armadura de acero se hundiría en el lago.

<Ymir> estaba supuestamente condenado, pero Vilhelm todavía no estaba perturbado a pesar del giro de los eventos.

Ciertamente, aunque no esperaba que el Reactor Ámbar fuera destruido sin equipamiento pesado y potente, tampoco había pensado que Lyle Waldstein escaparía. Vilhelm estaba seguro de que vendría a salvar a las chicas.

Vilhelm dirigió su ensangrentada cara hacia las chicas que estaban levantándose, sin aliento.

“Hagámoslo de nuevo—¡y terminemos con esto de una vez por todas!”

Aproximándose a ellas, Vilhelm desató una cadena de ataques uno detrás de otro.

La espada mágica se dirigió a María y Lunaria, tajando animadamente por el aire. En un momento de respiro, las dos quedaron unilateralmente a la defensiva.

“Aunque haya circunstancias imprevistas, el final seguirá siendo el mismo.”

Vilhelm Zest, quien había decidido eso, era alguien que había logrado todo. Artes marciales, reconocimiento, estatus, contactos personales.

Por supuesto, no era talentoso en todos los aspectos. Sin embargo, todo lo que había logrado fue gracias al monto hercúleo de esfuerzo que puso y su espíritu de perseverancia.

“Esta vez no será una excepción—conseguiré lo que quiero.”

“¿—Por qué?”

Una voz resonó en la cubierta.

“¿Por qué llegarías tan lejos en la búsqueda de poder?”

Lo que se oyó desde el tubo acústico era sin lugar a dudas la voz de Lyle.

“¡¿Acaso no lo dije ya?!”

Mirando fijamente a las chicas que estaban esquivando con desesperación la espada mágica, Vilhelm gritó su respuesta.

“¡Esto es para mi ‘propio valor’! ¡Lo conseguiré, y seguiré ascendiendo!”

“Entonces, ¿cuán lejos irás?”

“¿—Qué?”

“¿Cuán lejos irás hasta estar satisfecho, Margrave Vilhelm Zest?”

Como si su punto débil hubiera sido golpeado, Vilhelm se quedó en silencio.

María y Lunaria entonces pasaron a la contraofensiva, tomando ventaja de la apertura que se había creado, debido a que bajó la guardia con la espada por unos momentos.

Vilhelm exhaló, y se concentró en la batalla.

“Hrmph…”

“Por favor dímelo. ¿Qué tan lejos irás?”

“… Qué métodos más taimados. ¿Estás tratando de distraerme con parloteo barato?”

“Si eso es lo que piensas… ha, entonces puedes cubrirte las orejas.”

Él seguramente estaba corriendo por el pasillo y gritando en los tubos acústicos ubicados a lo largo del camino en intervalos. Una respiración agotada estaba mezclada con su voz.

“Si crees que esto es distracción…… entonces, ¿hay una razón por la cual no deberías estar distraído?”

Sin embargo, durante los cortes cuando recuperaba el aliento, sus preguntas sonaban, sin piedad e incesantes.

“En primer lugar… ¿hay algo que alguna vez deseaste y obtuviste?”

“¿Qué?”

La <Nebula Sparda> rasguñó ligeramente el pecho de Vilhelm, cuando la pregunta lo confundió.

Ya sea dolor o desconcierto, el rostro de Vilhelm se distorsionó, debido quizás a las dos partes a quienes estaba enfrentando.

“—Siempre estuve entrenándome. ¡Una voluntad determinada poseeré, y por eso debo obtener poder!”

“Bastante diligente, ¿no?”

Tenía una pizca de sarcasmo.

“Aun así, ¿es eso lo que en realidad deseas?”

“¡Hmph!”

Evadiendo la bayoneta que fue directo a su sien, Vilhelm gritó.

“¡Te lo probaré aquí mismo!”

“¿En serio?”

Lyle continuó.

“La ‘determinación de la voluntad’ es distinta de la ‘fuerza de los sentimientos’. No habrá ‘final’ para ti. ¿Eso no significaría que no hubo un ‘principio’ en primer lugar?”

“Hmph…”

“Todo lo que dijiste es simplemente lo que debes hacer… Nada de eso es lo que querías hacer.”

“Ngh……”

Fue antes de que nadie se diera cuenta, que Vilhelm había expresado un gruñido.

El arma de María, el Fog de Lunaria, ninguna de esas eran cosas que Vilhelm debía tenerles miedo. Eran cosas con las que él podía lidiar.

“¿Urgh…?”

Vilhelm Zest había obtenido todo.

El título de Margrave. En algún punto en el tiempo, se dio cuenta de que podía hacer uso de su posición mejor que los demás. Razón por la cual provocó la muerte de su padre de una manera que no podía ser percibida más que como un accidente, y consiguió el título de Margrave.

Sin embargo, si al Margrave le preguntaban qué había querido—

“Ugh…”

“Tu ambición y abnegación son cosas que me resultan difícil de respetar, Vilhelm Zest.”

Era la primera vez que Lyle lo llamaba por su nombre.

“Sin embargo, por lamentable que sea, no importa cuántas cosas obtengas con tu voluntad de hierro, nunca quedarás satisfecho. No importa cuánta riqueza acumules—todavía te falta ‘ambición’.”

“Urgh……”

“… Se cambiaron los papeles.”

Lunaria murmuró.

“¿Cómo te atreves a desafiar a la espada verbal?”

“¡No te dejes llevar, reliquia de épocas antiguas!”

Los ojos de Vilhelm se abrieron abruptamente mientras esgrimió un ataque hacia Lunaria. Sin embargo, la espada de Fog detuvo a la hoja mágica.

“… Tu espada se ha vuelto opaca.”

Dijo Lunaria, mientras la silueta de su <Nebula Sparda> temblaba, enroscándose en la espada mágica.

“Ngh…”

“Finalmente luces desesperado, mi buen Margrave.”

Y por sobre la cabeza de Lunaria, el rifle de María arremetió.

“¡Me disculpo, por la bofetada de esta vez!”

Ese ataque fue esquivado, pero la bala disparada arrancó un poco de su mejilla derecha. Su mejilla quedó abierta, revelando su dentadura.

“¡Gah—Ooooooooh!”

Con todas sus fuerzas, las atacó.

Las chicas también estaban llegando a sus límites y se tambaleaban. María cargó su última bala, los Ojos de Ámbar de Lunaria flamearon, y atacaron a Vilhelm en conjunto al mismo tiempo.

“… Son detestablemente persistentes…”

Vilhelm rechinó los dientes, que quedaron expuestos en uno de los lados de su rostro.

¿—Por qué no se rinden estas chicas?

¿—Por qué me están causando tantas dificultades?

—Por qué estoy—

“Grr. Grrgh….”

“El valor de una persona es algo que ella misma crea. El sentido de la vida de una persona es algo que ella misma decide. Incluso si otros creen que no tienes valor.”

“Y-Yo…”

“Tú dijiste que no entiendes tu propio valor. Eso, también es un ejemplo. No es que no lo entiendes. Es sólo que no lo tienes.”

Los papeles se habían cambiado de verdad, en algún punto.

Todas las teorías de combate que aprendió, todas las artes marciales que entrenó, se volvieron borrosas en su mente. Su rostro se tensó, Vilhelm peleaba con desesperación, blandiendo su espada.

“¡¿Y… qué tratas de decir?!”

Vilhelm gritó, mientras escupía sangre.

“¡¿Qué quieres exactamente?! ¡¿Por qué vives?! ¡Tú, que has dejado a un lado tu propio valor sin reparos, ¿qué demonios es lo que te impulsa?!”

Su serenidad y elegancia habían desaparecido, Vilhelm Zest rugió.

“¡Contéstame, Lyle Waldstein!”

“—Qué es, es algo bastante obvio. Tan obvio, que puede que te rías de la propia idea.”

En medio del sonido de una intensa batalla, la voz de Lyle sonaba alarmantemente clara.

“Sólo—quiero ser alguien que pueda tratar a los demás amablemente.

“…… ¿Qué demonios……?”

Una voz impactada escapó de Vilhelm, como si hubiera olvidado en qué clase de situación estaba.

“¿Es eso? ¿Sólo por eso…?”

La respuesta de Lyle sonó como una frase cliché que un padre les diría a sus hijos.

—Pero, ¿cuántas personas han puesto en práctica de verdad alto tan obvio como eso?

Vilhelm finalmente se dio cuenta de que se había equivocado.

Él había pensado que Lyle Waldstein tenía una actitud que no encajaba con su talento. Tenía un talento extraordinario, pero él era ordinario, en términos de sensibilidad. Además, pensaba que Lyle sería capaz de conducir su talento al máximo.

Estaba equivocado.

Debido a que él era ordinario, su talento lo había consumido. La impresión que daba era la de una persona que no podía compararse con los demás; estaba respaldado por un poderoso ego.

“Q-Qué es esto…”

Y ese ego le dio el golpe final.

Vilhelm sintió un repentino escalofrío. Su mano que sostenía su espada empezó a temblar.

No tenía preocupaciones, ni nada parecido, hasta ahora. Él pensaba que lo que hacía era lo más obvio que había que hacer. Fue por eso que creció y creció, rebosando de confianza.

Lo que estaba sintiendo entonces, era la frialdad de haber perdido su pilar de apoyo.

Era obvio—¿qué significa ‘obvio’?”

Para el momento en que Vilhelm, literalmente atónito, se dio cuenta de ello, el ganador ya había sido decidido. Una bala le atravesó el hombro izquierdo, su cuerpo se curvó por el impacto, y su brazo derecho que sostenía la espada fue amputado en la muñeca.

Brotando sangre a chorros, su templado cuerpo cayó por el aire.

“Grygh……”

Con un pequeño golpe, Vilhelm se dejó caer hacia delante y colapsó.

Su sangre se esparció por el piso, como un charco de agua.

“…… Lo hicimos…”

María exhaló. Se estaba sosteniendo usando el rifle como bastón.

La luz de los Ojos de Ámbar de Lunaria se desvanecieron, la hoja de la <Nebula Sparda> se disipó.

El único sonido que podía escucharse en la cubierta de control del buque volador era la respiración agitada de ambas.

“En serio… fue un enemigo monstruoso.”

“Sí…… si no fuera por las palabras del Maestro Lyle, nunca habríamos ganado.”

María y Lunaria se miraron la una a la otra, y sonrieron.

“Bueno entonces…… cuando Lyle vuelva— !”

“¡¿María?!”

Lunaria gritó, al ver que María había sido mandada a volar de repente.

“…… Sí que montaron un numerito para mí, niñitas…”

Con su cuerpo completamente ensangrentado, el rostro de Vilhelm estaba distorsionado, como un demonio, mientras se levantaba del piso. Ante esa siniestra vista, un grito escapó de la garganta de Lunaria. Con su mano izquierda desarmada le sujetó con fuerza el cuello a Lunaria.

“Gah, ha—”

Vilhelm arrastró a Lunaria hasta María, quien trataba de levantarse, y la pisoteó el cuello con su bota.

“Ga—”

“¡No me…… jodan…!”

Su voz se filtraba por su mejilla derecha cortada, y Vilhelm ejerció más fuerza sobre las chicas. Los rostros de María y Lunaria palidecieron más. Desde sus atormentadas gargantas, podían oírse los vestigios de un grito.

“¡—Vilhelm Zest!”

Esta vez era la voz natural de alguien.

Era Lyle Waldstein. Con el rostro manchado con hollín y polvo, estaba mirando intensamente a Vilhelm Zest.

 

Habiendo destruido las partes del motor, Lyle sopló por el tubo acústico que le había llamado la atención, corriendo por el pasillo que dirigía a la cubierta de control.

Eso que existe al final de la luz, al final de la oscuridad. Eso que denota el origen del viento, el origen del fuego—”

Mientras corría, Lyle pronunció el <Oracio>. No había ámbar en sus manos. Pero lo que estaba en su lugar, era el revólver de alto calibre.

Del crepúsculo olvidado, del oro profano, eso que es la cuna del tiempo. Abraza las tierras distantes con tu gentileza, y en tu bondad, concédenos perdón—”

Finalmente llegó a la cubierta de control, y así el telón final estaba a punto de caer.

Vilhelm, cubierto de heridas, estaba a punto de matar a ambas chicas.

“¡Vilhelm Zest!”

“…… Ah, eres tú, Lyle.”

Su rostro lucía salvaje conforme enfrentó a Lyle; casi como si fuera alguien más.

“…… Me sorprendiste. Estas chicas no fueron las que me arrinconaron… fuiste tú. Con tu discursito sin valor.”

Dijo Vilhelm, en una voz demacrada.

“Fue la primera vez que alguien me dice eso… aun así, es extraño, ¿no? ¿Por qué nadie nunca lo intentó?”

“…… Porque eres abiertamente positivo.”

Lyle entrecerró los ojos, como teniendo lástima.

“Eres diferente a mí. Siempre me he quedado quieto… tú tienes una voluntad que impulsa a la gente contigo. Es sólo que—no hay un ‘fin’ en esa voluntad tuya.”

“Sí, ya veo… no tuve un punto de partida. Sólo me moví, de acuerdo a lo que requería… Pero de alguna forma, sentí que algo ardiente brotaba dentro de mí cuando te oí decir eso. Como si hubieras alcanzado algo en las profundidades de mi corazón.”

Vilhelm miró a Lyle con una luz en sus ojos.

“El mundo debe agradecerte, supongo. ¡Si no fuera por tu orgullosa bondad, el mundo habría cambiado! Tu ‘poder’ va mucho más allá del crédito que le di… ¡y yo quiero eso! ¡Y esa es la única verdad que me queda! ¡Incluso si los medios que elija no tienen un propósito…!”

“……”

“Bueno entonces, te daré una elección…… ¡¿unirías fuerzas conmigo para cambiar al mundo, o rechazarás mi oferta, dejarás al mundo como está y lo perderás todo?!”

Señalando a las chicas que estaban esforzandose por respirar, una demoníaca expresión apareció en el rostro de Vilhelm.

“Incluso ahora, todavía tengo sus vidas en mis manos. Ahora, ¡¿qué elegirás?!”

“…… Esta será mi respuesta.”

Lyle levantó el revólver en sus manos con calma.

“¿Estás seguro de eso? Puede que termines disparándoles a ellas con tus propias manos, ¿sabes? Dudo que esa sea la decisión correcta.”

“Sólo hay una cosa que siempre será correcta para mí.”

Diciendo eso, Lyle sonrió.

Lyle alineó lentamente el revólver de manera horizontal.

Vilhelm lo notó, y sus ojos se abrieron de par en par de repente.

“Detente… ¡¿sabes siquiera la clase de error que estás a punto de cometer?!”

“Sí. Estoy tomando la responsabilidad por lo que he creado… eso es bastante obvio.”

Y sobre el revólver que Lyle sostenía en sus manos, susurró el último verso del <Oracio>.

“¡—Tu arte que provoca temblores en las fronteras, supera la lógica y le gana al tiempo! De ese modo, ¡tráenos un crepúsculo de eternidad!”

La bala cargada en el arma en las manos de Lyle—el revólver de disparó único, de alto calibre, no era una bala ordinaria.

Era una bala especial; una bala de mithril. Y había ámbar sellado dentro de ella.

El ámbar, que normalmente alcanzaba su estado de transición crítica con la ayuda de varias máquinas externas o herramientas por medio de un incremento de la presión y el calor, se activaría rápidamente gracias al magus, Lyle.

El interior de la bala de mithril actuaba como un Reactor Ámbar en miniatura; el poder mágico del ámbar se estaba transformando debido al calor.

Un producto de la magia y la ciencia—la fusión del arte y la tecnología, eso era la <Frei Kugel> (5), que sólo Lyle podía producir y controlar. Esto era también lo que había destruido al gran Reactor Ámbar en el núcleo del motor de <Ymir>.

Lyle apuntó la <Frei Kugel> hacia el Motor Ingenioso.

“Det—”

Ignorando a Vilhelm quien trataba de detenerlo, jaló el gatillo.

Gekka_no_Utahime_to_Magi_v1_279

La bala de ámbar que disparó atravesó el aire en una parábola natural. Pasó por al lado de Vilhelm, y directamente detrás de él—justo en el Motor Ingenioso.

Habiendo golpeado su objetivo, la bala de ámbar creada hábilmente, comprimió el Reactor Ámbar en miniatura dentro de ella. El ámbar estabilizado, transformó toda la energía contenida dentro en calor.

Y junto con el calor sobrevino la repentina expansión del aire, creando una onda de choque.

El torbellino destructivo derritió los cilindros, aplastó el teclado, y mandó a volar un incontable número de engranes. El Motor Ingenioso con forma de órgano de tubos, quedó reducido a chatarra en un instante.

“O, ooh…”

Soltando a María y a Lunaria, Vilhelm volteó y vio al Motor Ingenioso destruido. Con pasos vacilantes, caminó hasta los restos humeantes.

“O-oh… Por qué, por qué terminó así……”

Vilhelm quedó devastado por la ‘respuesta’, que fue expresada con impacto más que con palabras elocuentes.

La primera cosa que había deseado y había obtenido—de ninguna manera era lo que Lyle tenía, eso fue lo que destruyó al Motor Ingenioso, parecía decir.

Fue la primera experiencia de Vilhelm Zest en cuanto a ‘desesperanza’.

Su ventaja al tener la vida de María y Lunaria en sus manos—había desaparecido.

“…… ¿Pueden levantarse, María, Lunaria?”

Lyle les habló a ambas, y ellas se levantaron con firmeza, con sus propios pies.

“Sí, es un rasguño nomás.”

Dijo María, sonriendo.

Como para hacerlo sentir más relajado, Lunaria asintió con ese inexpresivo rostro suyo.

Lyle se sintió aliviado.

“—Lyle.”

Una voz familiar resonó, y Lyle elevó la mirada, tomado por sorpresa.

“—Lo más probable, es que seas tú quien vaya a oír esto.”

La nostálgica voz de su maestra—la voz de Erllua Azoth resonó en el lugar.

 

“Lyle, qué es…”

Aunque María conocía a Erllua, sonaba perpleja, luego de oír la voz que de repente había resonado.

Lyle también estaba abrumado por la sorpresa, y especuló sobre el origen de la voz.

Seguramente era un gramófono—o había instalado alguna clase de dispositivo que podía grabar sonido. A través de los tubos acústicos del buque de guerra, la voz nostálgica de su maestra le habló.

“—Mi voz fue programada para transmitirse luego de la destrucción del Motor Ingenioso. Alguien que pensara en destruir un invento así y que de verdad lo hiciera, probablemente sería una persona como tú.”

¿No es así?, preguntó la Erllua que apareció en su mente, con una inocente sonrisa.

“Debes haberte preocupado. Por destruir el Motor Ingenioso, el fruto de tu labor. Aun así, está bien. Esta cosa probablemente le traería al mundo más mal que bien.”

Si ése es el caso, ¿por qué lo creaste? Mientras anhelaba hacer esa pregunta,

“‘Si ése es el caso, ¿por qué lo creaste?’, es lo que seguramente estás pensando. Bueno, es como un trabajo para mí. Si hay algo interesante, me gustaría intentarlo y hacerlo realidad. Sin eso, no sería yo misma. Está en la naturaleza de un científico, después de todo.”

Incluso su suspiro de auto-menosprecio se pudo oír. La voz de Erllua continuó,

“…… Y mientras seguía reflexionando, creé muchas cosas diferentes, pero ni una vez pensé sobre si eran para bien o para mal, o si a la gente les gustaría o no. ¿Cuántas personas morirían debido a lo que inventaba? Puedo decir honestamente, que no tenía la más mínima idea. Bueno, la mayoría de las personas no la tendría. Aun así—eso nos pone en el nivel de las bestias. Y al final, seríamos meramente esclavos de nuestros deseos.”

“……”

“Pensé que tú te sentirías igual… pero parece que estaba equivocada. De alguna manera, eres la misma persona bondadosa de siempre.”

Por su voz, parecía que estuviera sonriendo irónicamente, diciendo, ‘No tienes remedio’. Lyle también sonrió con ironía.

“—Lyle. ¿Tu deseo todavía es, ‘Quiero vivir para ser amable con los demás’? Porque el camino que buscas recorrer es espinoso, queriendo ser una bestia con razón, en un mundo de humanos, repleto de imperfección. Es por eso Lyle, que tienes que estar preparado para lastimarte, en ocasiones.”

“……”

“No te diré que lo pienses demasiado. Eres más inteligente que los demás, cuando todo está dicho y hecho. Es por eso, que debes pensar, y pensar más y más sobre ello, con todas tus fuerzas. Sigue perdiéndote en tus pensamientos. —Ése es tu fuerte después de todo, ¿cierto?”

Su voz se estaba riendo animadamente.

“…… Puede que sea divertido avanzar con el talento con el que has sido bendecido, pero el camino que parece ser el más divertido, es uno en el que no puedes volver atrás. Bueno—haz tu mejor esfuerzo.”

Fue un adiós bastante irresponsable; todo lo que siguió fue un ruido parecido al soplar del viento.

“…… Todavía le encanta molestar a su discípulo tanto como siempre, eh,” dijo María.

Ella creía que Lyle sería el primero en detener a <Ymir>, si alguna vez se activara. Que su discípulo detendría a la persona que lo usaría, por sí mismo y por ella. Se lo dejó a él, y debido a que creía verdaderamente que su discípulo sería el que lo hiciera, dejó aquella grabación.

“…… Si yo soy la persona bondadosa, entonces tú eres la alborotadora, Maestra.”

“¿En ese caso el discípulo no se asemejaría a su maestra?”

Lunaria, quien estaba sosteniendo a <Dainsleif>, la cual había levantado del piso, había dicho mientras se paraba junto a Lyle.

“… ¿Soy, un alborotador……?”

“El hecho de que no te des cuenta es la prueba.”

María agregó, con una sonrisa.

Como para ridiculizarlo, Lunaria entrecerró los ojos.

Lyle se quedó en silencio ante sus reacciones, desalentado.

“—Ah, antes de que lo olvide, esta cinta se destruirá automática, junto con el buque volador.”

El trío se quedó congelado, ante el sonido de la voz que pensaron que estaba en sus mentes.

“Y antes de que quedes atrapado en la subsiguiente destrucción, evacua tan rápido como sea posible. Eso es todo lo que tenía que decir, estoy fuera.”

“Espera un—”

Como bloqueando cualquier queja, el sonido se cortó abruptamente.

“…… Bueno, me ahorra algunos problemas.”

“¡¿Por qué estás tan calmado!”

María gritó.

Por el gran agujero al otro lado de la cubierta de control, vieron que la superficie del agua negra se estaba acercando constantemente. Estaban perdiendo altitud.

“¡N-No sé nadar…!”

El rostro de Lunaria se tensó del terror.

“T-Tenemos que escapar— !”

“Ah, sí. ¡Tenemos que apresurarnos…!”

Lyle miró hacia los restos del Motor Ingenioso.

“Gr… Kgh…… Maldición, que las cosas terminen así…… ¡maldición!”

El joven que había heredado el título de Margrave, se sostenía los costados del cuerpo por la risa.

“¡Ciertamente! Mi planes han fracasado—¡es la primera vez que sufro una derrota como esta! Ha… haha…… ¡Hahahahahahahahaha!”

La sangre de la herida de bala en su hombro izquierdo y su amputada muñeca, había teñido la cubierta de rojo. Mientras derramaba aún más sangre, Vilhelm continuó riéndose.

“…… Tu sangrado se detendrá pronto. Escapemos de este lugar juntos.”

“¡Haha! Amable, ¿no……? Irritante.”

Vilhelm se puso de pie de manera vacilante, pero fue hacia atrás—hacia el agujero en la cubierta.

“Bondad y orgullo son dos lados de una misma moneda… ¿lo has notado? Si no buscas compensación por tu bondad, entonces ¿qué es eso, no es más que orgullo?”

“……”

“Esa bondad sólo puede envenenar a alguien similar a mí. Si acepto tu bondad, entonces significaría mi reconocimiento del hecho de que no soy más que una gota en el océano…… Y eso, no puedo permitirlo. Porque eso seguramente es……”

“Det—”

Lyle estuvo a punto de correr hacia él, pero María y Lunaria lo detuvieron.

Luciendo contento, Vilhelm alcanzó el agujero gigante.

“Les doy mis gracias, queridas señoritas… Lyle Waldstein. Este es mi final.”

Vilhelm dijo, pareciendo satisfecho.

“¡Sin embargo, tú no terminarás aquí! ¡Más y más gente se reunirá alrededor de ti, de ahora en más! ¡Tú eres el verdadero <Erbe Der Last Hexe>! ¡Lamenta el hecho de que nunca fuiste mío!”

Riéndose escandalosamente, Vilhelm Zest se arrojó de la cubierta.

Su figura desapareció rápidamente, tragada por la oscuridad.

“…… ¿Lyle?”

“¿Maestro Lyle…?”

“…… No se preocupen. Todo saldrá bien, María, Lunaria.”

Palmeando las manos de las chicas que lo estaban reteniendo, Lyle sonrió, con el fin de que se quedaran más tranquilas.

“… Vamos.”

Alentándolas a ambas, Lyle volteó de una vez por todas, para destruir el Motor Ingenioso.

 

NOTAS DEL TRADUCTOR

(1) Ymir es el ancestro de todos los jotun, los gigantes en la Mitología Nórdica. El kanji usado significa ‘Rey de los Gigantes’.

(2) No encontré el significado del sonido Japonés bakin, pero suponiendo que es el mismo que baki, significaría “impacto”.

(3) ‘Fechten’ es ‘esgrima’ en Alemán, por lo que sería una bayoneta esgrima.

(4) El kanji utilizado significa ‘La Espada de Niebla’.

(5) Frei Kugel; Frei = ‘libre’, Kugel = ‘bala’. El kanji utilizado significa ‘bala mágica’. El término proviene de una ópera alemana, “Der Freischütz” (“El Cazador Furtivo” en Español). El texto de la ópera está tomado de una historia de Cuentos populares de las naciones norteñas, y se funda en una creencia tradicional de que un demonio en el bosque dota a un tirador con balas mágicas que siempre aciertan, forjadas bajo influencias mágicas.

 

Traductor al Inglés: Florza
Editores al Inglés: Whitesora y Bestnumber?8721
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin correción

Anuncios

Un pensamiento en “Capítulo 4 – Erbe Der Last Hexe

  1. Pingback: GekkaHime: Volumen 1 – Capítulo 4 completo | Nahucirujano Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: