Capítulo 10 – BBQ

Página Anterior     *     Página Siguiente

“¡Vinieron! ¡¡Bienvenidas al fascinante lugar para los camaradas!!”

Bajo la sombra de los árboles, el humo oscuro y denso inducido por la BBQ ascendía en espirales, cubriendo el área.

Hisakawa sostenía un abanico circular, y tenía una toalla envuelta en la cabeza. Anjo y Tsurumi ya había llegado. Era un misterio complicado el por qué pudimos reunirnos tan fácilmente. ¿Acaso no tienen más amigos? No pude evitar preocuparme innecesariamente por ellas.

“¡Heheh, preparé la parrilla! ¡Un tipo me la prestó en mi lugar de trabajo!”

“¿Comida? Sólo traje salchichas Alemanas…”

“Traje velas.”

“¿Heh?”

“Velas.”

Tsurumi trajo una bolsa de compras. Era una bolsa pesada, y como dijo, estaba llena de velas aromáticas.

“¿No íbamos a llamar a Menma? Estas cosas que se usan en historias de espíritus deberían ser esenciales.”

“Ah. Oh… Entonces, ¿dónde está la comida para la BBQ?”

“En realidad no como nada a la noche. No se preocupen por mí.”

Ella tenía su propia manera de hacer las cosas. No obstante, esta era Tsurumi, era así antes, ¿pero no lo hacía con tanta seriedad en aquel entonces, no?

“Oye. Tsuruko-san sólo se preocupa por sí misma. ¡Oh, pero me gustan las mujeres tercas!”

“Qué idiota.”

“Ah. Como todos iban a traer comida, y temía comprar cosas repetidas, yo…”

Luciendo un poco avergonzada, Anjo abrió la bolsa de plástico que sostenía. Dentro de la bolsa había un set barato de fuegos artificiales.

“Uh. ¿Qué quieres hacer con esto?”

“¿Jugar con fuegos artificiales? Ya no somos niños.”

“¡¿Qué?!”

“¡Cálmense, cálmense, cálmense! Chicos, tranquilos. ¡Podemos llenarnos con esto!”

Habiendo dicho eso, Hisakawa abrió la tapa de la parrilla. Dentro había un líquido fangoso y burbujeante.

“Se lo conoce como Kiru. ¡Es un congee (1) dulce hecho con leche y arroz!”

Con ojos resplandecientes, Menma vio el líquido, hablando con asombro, “¡Wa! ¡Parece vómito!”

“No digas cosas que nos quitarán el apetito.”

Descuidadamente respondí a lo que Menma había dicho. Con un “¿Uh?”, Anjo me miró sorprendida. En pánico evité sus ojos.

“En términos generales, esto no podría contar como una BBQ.”

“¿Debería prepararlo como un teppanyaki?” (2)

“Estoy bien con las salchichas Alemanas.”

Consecuentemente, la ‘Reunión para Encontrar a Menma’ al menos empezó.

Anjo estaba cortando las salchichas.

Tsurumi estaba ubicando velas al azar entre los árboles. Y Hisakawa estaba regulando el fuego del horno.

Ni siquiera hablábamos, excepto por los ‘cómo está yendo’ de Hisakawa de vez en cuando. No obstante, más allá de mis expectativas, se escuchaban algunas clases de ruidos.

Eso se debía a Menma.

En ese momento, Menma iba de aquí para allá entre las personas, pidiendo ‘¡las salchichas tienen que cortarse en pequeños cangrejos!’, o ‘¡Poppo, el fuego es enorme! ¡¡Es un gran poppo, gran poppo!!” (3)

Los ruidos cubrían la sensación de discordancia entre nosotros que no habíamos trabajado juntos durante años.

Era un ruido un poco forzado y solitario.

Ya que el único que podía oír esos ruidos era yo. Excepto por mí, nadie podía oír a Menma.

“Oye, Yadomi.”

“¡Hah!”

Cuando Tsurumi de repente inició una conversación, mi estómago se torció. Aunque en cuanto a apariencia, Anjo y Hisakawa habían cambiado, por alguna razón, pensaba que Tsurumi era la persona con el cambio más grande.

“Dijiste que viste a Menma… que Menma había vuelto. ¿Estás diciendo la verdad?”

“¿Um? Si no lo crees, ¿por qué viniste?”

“¿Qué? Por quiero quería escuchar la respuesta de ti.”

Tsurumi dijo pacíficamente. No me miraba mientras hablaba, entonces qué era lo que se escondía detrás de sus ojos, incluyendo esos sentimientos, no tenía la más mínima idea…

“Para qué querías escucharla de…”

¡Susurro!

“?!”

Se escucharon un montón de sonidos detrás de los árboles. Todos miraron hacia la fuente del sonido, y vieron una luz blanca brillante en las fisuras entre los árboles.

Casi pude oír quienes estaban tragando saliva. En ese momento, mi mente se quedó en blanco: es esta…

“¿Menma?”

Pero Menma está a mi lado. Cuando murmuré en mi subconsciente…

“Yo.”

Salió caminando de allí, Matsuyuki agitando suavemente la mano.

“Eh… ¡¡Qué, así que era Yukiatsu!!”

La tensa atmósfera se suavizó en un instante. Tsurumi parecía haber cerrado los ojos ligeramente.

“Traje algunos bifes y algunas variedades de vegetales. También algunas especias y aceite de oliva…”

“¡Oh, sí! ¡Sí que eres Yukiatsu! ¡Eres completamente diferente de esas mujeres inútiles!”

“¡¿Qué estás diciendo?!”

Escuchando la pelea entre Hisakawa y Anjo, solté un suspiró. La otra Menma… en verdad pude creer en una cosa así— qué tonto.

Sí. Nadie, excepto por Hisakawa, creería en la existencia de Menma…

“Ah. ¡Pero sí que me asustaste! Pensé que saldría Menma de verdad…”

“Si te refieres a Menma, acabo de verla hace un momento.”

Matsuyuki dijo algo sorprendente con un tono calmo. Su tono era tan natural que uno no podría ni siquiera darse cuenta de lo que estaba diciendo.

“¡¿Menma?!”

Pero Hisakawa atrapó sus palabras que se estaban alejando.

“¿Qué?”

“¿Heh? ¿Menma está aquí?”

No pude evitar darme vuelta a ver a Menma, quien estaba mirándome también. Sí. Menma estaba aquí. El asunto es que…

“¡Estás mintiendo!”

“¿En serio? ¿Dónde está? ¿Dónde está Menma?”

“Allí. En el pasto.”

“¡Waah! Así que hay otra Menma… ¡¡vayamos a echar un vistazo, Jintan!!”

Menma ya había salido corriendo. “Ah…” en ese momento de vacilación, Hisakawa corrió detrás de ella frenéticamente.

“¡Wuaghh! ¡Menma, espérame! ¡Te daré algunas salchichas Alemanas!”

“¡Ah, espera!”

“Oye.”

Hubo una fría voz detrás de mí, congelando mis pasos que estaban a punto de arrancar. Las esquinas de la boca de Matsuyuki mostraban una suave sonrisa.

“Parece que no eres el único que puede ver a Menma.”

“¡¿Qué?!”

¿Qué se supone que significa esa sonrisa?

¿Matsuyuki… en verdad… en verdad viste a Menma…?

“¡Oye, Jintan! ¡Rápido, vayamos a buscarla!”

“Ah. ¡Okey!”

Apurado por Hisakawa, también corrí. Desde hace un tiempo estuve inconsciente de que el sudor que cubría mi piel se había separado como una capa: un lado que pertenecía a los demás, y una a mí. Toda clase de sentimientos sofisticados estaban adheridos a mi cuerpo como pegamento, dejándome disgustado al máximo.




NOTAS DEL TRADUCTOR

(1) Es una especie de sopa espesa. es.wikipedia.org/wiki/Arroz_congee

(2) http://es.wikipedia.org/wiki/Teppanyaki

(3) Poppo es otro nombre para el fuego, no Hisakawa.

Página Anterior     *     Página Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: