Pregunta 1 – “¿Toda La Esperanza Se Fue?”

Kamiya Kyousuke

P: ¿Cuál es el ranking que aspiras alcanzar en los exámenes finales?

R: ¡Mi sueño es entrar en el top tres del año escolar! Lograré mi objetivo o moriré en el intento.

P: ¿En qué materias eres bueno y malo?

R: Mi mejor materia es EF, no soy bueno en las materias dentro del salón de clases. Pero los exámenes sólo cubren materias que se dan dentro del salón de clases…

P: ¿Qué harás si se te concede la libertad condicional?

R: Obviamente, iré a ver a Ayaka… ¿Qué demonios? ¡¡¡¡¡¡¿Mi hermana vino aquí por propia voluntad?!!!!!!

P: ¡Por favor reúne tu energía y haz tu declaración de examen!

R: Como sea, ya no me importan los exámenes…

PsyCome_V3_019 (converted)

“¡–Entonces! Ayaka es la hermana menor de Kamiya Kyousuke. Trece años. Dos diferencias de Onii-chan. Aunque la cantidad de muertes es cero, fue culpa del arma, no de Ayaka, así que por favor no se confundan. Por cierto, el caballo y el helio fueron preparados por Kurumiya-sensei, ¿saben? Por eso para que quede claro, esos no son los pasatiempos de Ayaka.”

Ayaka se presentó con una animosidad incomparable.

“…No puede ser, ¿cierto?”

Kyousuke sentía que había nacido una pesadilla.

La aparición de Ayaka en este salón de clases resultaba imposible para él aceptarlo como realidad.

–No quería aceptarlo.

Ayaka le sonrió al desconcertado Kyousuke.

“No es una mentira.”

PsyCome_V3_021 (converted)

Como un cuchillo, la realidad lo apuñaló.

“Absolutamente verdad. Aya es la auténtica Ayaka, ¿sabes? ¡Quizás no puedas creerlo, Onii-chan, pero Ayaka se armó de valor para verte! Ejeje, debes estar muy feliz, ¿cierto? ¡Ayaka está muy feliz! ¡Poder ver a Onii-chan otra vez, qué felicidad! Pero, ooh… Luces mucho más demacrado que antes. ¿Estás bien? ¿Tan solitario fue no ver a Ayaka?”

Ante el silencioso Kyousuke, Ayaka dijo:

“¿…Huh? Oye, oye, Onii-chan. ¿Por qué no hablas?”

“——”

“¡Oye! ¡¿Por qué estás ignorando a Ayaka?! Esta reunión no fue nada fácil–”

“Okey, okey. Cálmate, Kamiya joven. Estas cosas necesitan paciencia El impacto por la alegría y el asombro es demasiado grande, por eso el cerebro de Kamiya quedó noqueado. Necesitas ser considerada respecto a eso.”

“…Sí.” La histérica Ayaka se calmó luego de escuchar el consejo de Kurumiya.

“¡Oh, cierto! Onii-chan no puede hablar porque está lleno de alegría al reunirse con Ayaka, ¿cierto? Fufu. Qué hermano mayor de poca confianza… ¡Pero eso es lo que Ayaka más ama de Onii-chan!”

Juntando sus palmas ligeramente, sonreía radiante.

El tono de voz de Ayaka estaba muy animado, actuando exactamente de la misma manera como Kyousuke la conocía.

–Raro.

Si este fuera un salón de clases normal, Kyousuke podría entenderlo.

Pero este era un salón de la Escuela Purgatorium de Rehabilitación, un lugar extremadamente peligroso donde toda la clase estaba repleta de asesinos convictos. A pesar de eso, Ayaka estaba en calma y totalmente impávida. Incapaz de entender lo que estaba pasando por la mente de Ayaka, Kyousuke sólo pudo sentir miedo difundiéndose en su corazón.

Pensar que la carne y sangre de su hermana había albergado tales pensamientos, Kyousuke estaba bastante aturdido por este hecho.

Kinnnnnnnng, konnnnnnnnnng. Kannnnnnnng, konnnnnnnnnng…

Mientras Kyousuke estaba inmerso en la confusión y el miedo, el sonar de la campana se escuchó en todo el salón de clases.

“¿Tienes novio?” “Nop.” “¿Cuál es tu tipo?” “Onii-chan.” “¿Cuál es tu comida favorita?” “Cosas Onii-chan–Dulces.” “¿Pasatiempos?” “Cocinar para Onii-chan.” “¿Cuál es tu mejor plato?” “El favorito de Onii-chan. Estofado de carne, salteados variados, rollito de repollo, etc.” “¿Alguna receta secreta?” “Amor (profundo)”…etc.

Kurumiya detuvo el segmento de preguntas.

“¡…Okey, se acabó el tiempo! Ya fue suficiente con la presentación.”

Confirmando la hora en su reloj, borró las palabras “Kamiya Ayaka” escritas en el pizarrón.

“Nos estamos quedando cortos de tiempo, así que empecemos con la clase. La otra semana serán los exámenes finales, ¿sabes? Date prisa y toma tu asiento, Kamiya joven.”

“¡Sí, entendido.”

Respondiendo enérgicamente, Ayaka bajó del atril.

Con pasos animados y ligeros, se abrió paso hacia el asiento vecino a la derecha de Kyousuke. El asiento vació cuyo dueño estaba ausente por haber recibido disciplina.

Ayaka empujó el escritorio contra el escritorio de Kyousuke como si fuera lo más normal del mundo.

“Ejeje. Ser vecina de Onii-chan, logrado.”

Se sentó. Con una sonrisa traviesa.

“Sí.” Kurumiya asintió con satisfacción.

“Kamiya joven, te sentarás ahí por ahora. Usa el escritorio y la silla cuanto gustes. Sin embargo, juntar los escritorios sólo se permitirá por hoy, ¿entendido? Una vez que lleguen tus libros de texto, siéntate en el lugar original.”

“¡Sí~~!”

“¡Las respuestas deben ser breves y contundentes!”

“¡Sí, lo siento mucho!”

“Bien.”

“…Teejee. Ayaka de repente fue regañada.”

Ayaka sacó la lengua.

En su rostro estaba la invariable sonrisa. Kyousuke podía darse cuenta de que Ayaka no sentía ninguna amenaza de parte de los compañeros de clase que habían asesinado ni tampoco de la sádica y violenta profesora.

En este ambiente inusual, sentada junto a Kyousuke para asistir a la clase, Ayaka parecía que no podía estar más feliz.

× × ×

La campana sonó para anunciar el final del primero período.

Muy interesados en Ayaka, los compañeros se reunieron por todas partes.

“…Ven aquí.”

“¡¿Kyah?!”

Kyousuke tomó la mano de Ayaka, pasando en frente de Kurumiya mientras ella guardaba sus materiales de enseñanza. A pesar de estar bajo la mirada de todos, él caminaba por el pasillo sin mirar hacia los lados.

“Onii-chan, a dónde me estás llevando–¡Ouch! ¡Estás lastimando la mano de Ayaka!”

Ayaka gimió pero Kyousuke la ignoró.

“Oh vaya, oh vaya, redactar las preguntas del examen es un fastidio. Supongo que debería dejar que mi ‘amigo’ me ayude–”

“Permiso.”

“¡¿Woah?!”

Kyousuke casi colisiona con un hombre de mediana edad vestido con un traje arrugado quien acababa de salir del salón del Año 1 Clase B, el de al lado, entonces rápidamente se abrió paso hasta la azotea del antiguo edificio escolar.

Luego de llegar allí, Kyousuke se detuvo y miró a Ayaka.

Ayaka decía “Onii-chan, jeez, eres demasiado violento… ¡Duele!” mientras se frotaba y miraba su brazo que Kyousuke había sujetado.

Inclinando la cabeza, Ayaka parpadeó.

“Tu cara está un poco rígida. ¿Qué sucede? ¿Estás cansado?”

“——”

“¿Huh?” Ayaka inclinó la cabeza en la otra dirección.

“¿…Onii-chan? ¿Por qué no hablas? Has estado así desde hace un rato, ¿por qué? ¡Ayaka te ha estado hablando en clase, Onii-chan, pero no le contestabas a Ayaka! ¡Ayaka no lo entiende!”

“…Sí.”

“¿Eh? ¿Qué acabas de decir, Onii-chan? Habla un poco más fuerte, Ayaka no puede escuchart–”

“¡Yo soy el que no te entiende a ti, ¿okey?!”

“¡¿…?!”

Cuando Kyousuke le rugió, Ayaka se encogió y se tapó las orejas con las manos, protestando “m-muy fuerte…”

Kyousuke dio un paso hacia Ayaka quien no estaba seria para nada.

Todas las emociones que Kyousuke había acumulado dentro de él, propagándose, emociones turbulentas, todas las palabras que había reprimido, estaban desbordando instantáneamente, soltándolas.

“Asistir a esta clase de escuela… ¿Irrumpir en un salón de clases con una escopeta? ¿Dispararle a compañeros? ¿Qué estás haciendo…? ¡¿Qué diablos intentas hacer?! Cómo… ¡¿Cómo se te pudo ocurrir matar gente?! Y a pesar de todo eso, Por qué puedes seguir sonriendo y riéndo–”

“¡Uwahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!”

Emitiendo un sonido para interrumpir los gritos de Kyousuke, Ayaka lo abrazó con fuerza.

“Porque, porque… ¡Ayaka está muy sola! ¡¡¡Muy, muy, muy, muy sola!!! Empezando el día cuando te fuiste de repente, Ayaka se quedó sola, abandonada… ¡¡¡Lo suficientemente sola como para morir!!! ¡Sola, afligida, triste, dolida, sin saber qué hacer, Ayaka se sentía preocupada todos los días, todos los días, todos, todos, todos, todos, todos, todos, todos, todos los díaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas! Preocupada por cómo recuperar a Onii-chan, preocupada por cómo ver a Onii-chan otra vez, preocupada por qué hacer… ¡qué hacer para que Ayaka fuera al mismo lugar que Onii-chan! ¡Ayaka agonizaba y agonizaba y agonizaba y agonizaba y agonizaba y agonizaba y agonizaba y agonizaba y pensaba y pensaba, buscando y buscando, y buscando y buscando y buscando y buscando y buscando y buscando y buscando y buscando, y entonces Ayaka finalmente se dio cuenta! Ayaka se preguntó si Ayaka hacía lo mismo que Onii-chan, ¿podría Ayaka terminar en el mismo lugar que Onii-chan…? ¡¡¡Si Ayaka también mataba gente, entonces llevarían a Ayaka al mismo lugar que Onii-chan!!! Como Ayaka estaba tan sola… ¡¡¡Tan sola que Ayaka podría morir!!! Ayaka tenía que ver a Onii-chan sin importar qué… *Sollozo, sollozo, sollozo, sollozo, sollozo.*”

Hundiendo su rostro contra el pecho de Kyousuke y frotándolo, exclamó.

Abrazándolo, sus brazos aplicaban una poder impensable, provocando que a Kyousuke le costara respirar.

“Cuando el arma no disparó, Ayaka sintió que el mundo se había acabado… Ayaka pensaba, si Ayaka no puede matar ni a una sola persona, Ayaka no puede ir a donde Onii-chan fue, habiendo matado a doce. Controlada por muchas personas, Ayaka seguía tratando desesperadamente de matarlos, pero Ayaka no pudo… Ayaka lloró todo este tiempo. Onii-chan no volverá, Ayaka no puede ver a Onii-chan otra vez, no puede ir a donde está Onii-chan… Ayaka estuvo llorando todo el tiempo, todo el tiempo, todo el tiempo, todo el tiempo, todo el tiempo siempre. Entonces… Entonces, cuando Ayaka vio a Onii-chan en ese salón, Ayaka estaba muy feliz. ¡Muy, muy feliz! Sin importar lo aterrante que sea este lugar, sin importar lo aterrantes que sea la gente, sin importar lo doloroso que sea cada día, Ayaka está bien con eso. Así de feliz está Ayaka–”

“Ayaka…”

“Es por eso que Ayaka está tan, tan feliz. Onii-chan está aquí, al lado de Ayaka, al alcance de la mano… Juntos. Eso es suficiente para que Ayaka sea feliz. Oh, Ayaka te extrañó mucho… Te extrañó todo este tiempo, Onii-chan.”

Ayaka cerró los ojos y acercó su cuerpo.

Había perdido mucho peso. Sus brazos y piernas, muy delgados para empezar, ahora estaban tan flacos como palos, lucían como si la más mínima presión los podría romper.

¿Qué había hecho que Ayaka cambiara tanto?

–Naturalmente, además de Kyousuke, no podría haber otra razón.

La sensación de perder a Kyousuke había atormentado, arrinconado y carcomido a Ayaka…

Para el momento en que se dio cuenta, ella ya había atravesado el umbral del homicidio.

Claramente él era la razón pero le había gritado de manera insensible a Ayaka quien estaba totalmente herida. Este comportamiento suyo lo hizo enojarse tanto consigo mismo que quería darse un puñetazo.

“…Lo siento.”

Kyousuke se disculpó y abrazó a Ayaka.

Con cuidado de no quebrar su delicado cuerpo, ejerció fuerza suavemente.

“¿Onii-chan?” Ayaka murmuró sorprendida.

“Lo siento, Ayaka… Perdón por hacerte sentir así, en verdad lo siento. Sé que no puedo ser perdonado aun cuando me disculpe. Desde el día en que me arrestaron de repente, siempre… Quise verte, para disculparme. Nunca pensé que vendrías a verme aquí por tu cuenta, Ayaka, me alteré… Ahora por fin estoy más calmado. Los sentimientos de querer vernos, yo también los comparto. Te extrañé mucho. Siempre, deseaba verte otra vez, Ayaka.”

“Onii-chan…”

La revelación de los verdaderos sentimientos de Kyousuke hicieron que la voz de Ayaka se humedeciera.

Confirmando que su irremplazable familia estaba a su lado, sintiendo la calidez contra su pecho, Kyousuke pudo sentir como la alegría se expandía en su corazón.

“Me alegra mucho saber que no mataste a nadie…”

Si los perdigones hubieran salido y Ayaka hubiera matado a alguien, Kyousuke no tenía idea de cómo se sentiría. Afortunadamente, la escopeta había fallado durante el acto del intento de homicidio.

Ayaka no había matado ni lastimado a nadie.

La cordura de Kyousuke estaba colgando de un hilo. Aun así, el hecho de que Ayaka había cometido el crimen de intento de homicidio todavía le resultaba bastante shockeante a Kyousuke.

“Oye Ayaka, no hagas nunca más algo así, ¿okey?”

Soltando a Ayaka, preguntó con una voz nerviosa.

“¡Okey!” Ayaka asintió con energía y respondió.

“Ayaka no lo volverá a hacer. ¡Por supuesto que no! De hecho, Ayaka no quiere hacer esa clase de cosas… Si no fuera por ver a Onii-chan, Ayaka no querría matar gente. Ayaka no es una asesina. Matar gente es aterrador, Ayaka lo odia, ¿sabes?”

“…Ya veo.”

Kyousuke se sintió aliviado y relajó sus tensos hombros.

–En ese caso, como sea.

En este momento, lo que Kyousuke necesitaba hacer era no regañar a Ayaka.

En cambio, tenía que curar el pobre corazón atormentado de su hermana.

Recordándose eso, Kyousuke enfrentó a Ayaka.

“…Tienes razón. Nadie va a matar por diversión.”

Kusu. ¡Por supuesto! Ayaka no quiere acercarse a gente tan aterradora–¡Oh no! Pero Onii-chan no cuenta, ¿okey? ¡Onii-chan no es nada aterrador! Más bien, Ayaka está feliz de ofrecerle su vida a Onii-chan.”

Ayaka apretó su puño y agregó.

La expresión de Kyousuke colapsó ante su hermana quien pensaba tan bien de su hermano.

“Oh, gracias. Pensaba que me tendrías miedo por matar a doce personas, pero parece que me preocupé por nada. ¡Esa es mi hermana! Entonces agradecidamente tomaré tu vida… ¡¡¡¡SÍ, CLARO!!!! ¡No maté a nadie, ¿okey?!”

Kyousuke instintivamente se dejó llevar por las palabras de Ayaka pero rápidamente insistió en su inocencia.

Asesinar a doce personas en realidad era un falso cargo e involucraba un montón de cuestiones complejas, incluyendo mantener su fachada de asesino dentro de la escuela… Kyousuke explicó brevemente su situación actual.

Sin embargo, no le contó sobre el “verdadero propósito” de la escuela.

Ayaka seguramente iba a confundirse si le revelaba todo de una sola vez.

Luego de escuchar a Kyousuke, Ayaka empezó a hablar. “En otras palabras…”

“Ayaka y Onii-chan son los únicos dos que no han matado ni una sola persona? ¡Ayaka no puede creer que ella está a la altura de Onii-chan, qué alegría! Ejeje.”

Ayaka de repente sonrió y lo abrazó otra vez.

“¡¿Woah?!” Kyousuke de pronto se inclinó hacia atrás.

“Tú… ¿Ese es el primer comentario que haces? Supongo que también me alegra.”

De los conocidos de Kyousuke, también estaba su amiga, la chica con cabello y ojos rojo vino, que no había matado a nadie. En otras palabras, eran un trío más que un par, pero…

(No debería ser yo quien revele su secreto.)

Tomando su decisión, Kyousuke guardó silencio sobre ese asunto.

Mientras Ayaka hundía su rostro en el pecho de Kyousuke, sus hombros de repente se sacudieron.

“……Tienes olor de mujeres desconocidas.”

Murmuró suavemente y olió para confirmarlo.

Debido a su voz ahogada, Kyousuke no pudo escuchar lo que dijo.

“¿Qué olor? Perdón si apesto un poco… Todas las mañana, tenemos que cumplir con algo llamado trabajos forzados. Después de que me obligan a hacer cuatro horas de labores físicas, cambiándome sólo la camiseta sin poder tomar un baño, supongo que estoy muy, umm… ¿Apestoso, cierto?”

“¡Oh no! Ayaka sólo estaba hablando consigo misma, no te preocupes, ¿okey? A Ayaka no le importar. No, no le importa… no le importa…”

“¿…Ayaka?”

Mientras Ayaka seguía murmurando algo para sí misma, ya que dijo que no le importaba, Kyousuke decidió no seguir con eso.

Comparado con algo como eso, en este momento había cosas más importantes que confirmar primero.

“Oye, cómo conseguiste esa escopeta–”

Antes de que Kyousuke pudiera terminar, la campana sonó para señalar el final del receso.

Ayaka se soltó del pecho de Kyousuke y alzó la vista hacia él.

“Oye Onii-chan, este lugar es más estricto que las escuelas normales, ¿cierto…? ¿Qué pasa cuando llegas tarde a clases?”

“…”

El rostro de Kyousuke instantáneamente palideció.

Qué pasa cuando llegas tarde a clases…

Por supuesto, la respuesta era–

× × ×

“…Okey, eso es todo por hoy. Trabajen como burro para estudiar y prepárense para los finales, ¿okey? Tiempo de descanso.”

Kurumiya cerró su libro de texto, guardó sus cosas y salió del salón de clases.

En el pizarrón, sólo había dos lugares que no estaban densamente repletos de palabras.

–Una red radial de rajaduras y las manchas de sangre junto a ella. Luego de ver los residuos del disciplinamiento de Kurumiya, Ayaka se sacudió.

“Q-Qué genial…”

–No por miedo sino por repercusión emocional.

“¡Kurumiya-sensei es muy genial! Tan fuerte pero amable.”

“Oh… ¿En serio? Jajaja…”

Kyousuke le devolvió una sonrisa a Ayaka, completamente perplejo por dentro.

Cuando el receso entre períodos terminó, Kyousuke y Ayaka fueron perdonados por Kurumiya a pesar de llegar después de que el período había empezado.

‘Sí que tienes agallas para decir que no podía evitarse.’ Kyousuke no podía creer que Kurumiya diría tales palabras saldrían quien siempre aporreaba a los estudiantes por llegar un segundo tarde.

Encima, antes del final del período, regresando renovado de la enfermería…

‘¡Hyaja! He revivido, gyajaja… ¡¿Qué demonios, huh?! ¡Oye, la pequeña mierda de allí, ¿quién diablos eres?! ¡Cómo te atreves a robarme mi lugar! Voy a matarte–’

‘¡¡¡Tu lugar está en el otro mundo, así que muérete, HIJO DE PERRAAAAAAAAA!!!”

‘¡Ogyahhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!’

Kurumiya había derrotado a Mohicano con su tubería de metal, protegiendo a Ayaka. Por eso, no era imposible entender por qué los ojos de Ayaka destellaban brillantes con admiración.

“Es como si Ayaka pudiera sentirse a salvo en clase con ella como la profesora titular.”

“¿Uh, en serio? Supongo que sólo estaba de buen humor hoy.”

“……Kyousuke.

En ese momento, una compañera le habló a Kyousuke.

Era la chica con cabello rojo vino, sentada a su izquierda.

Con gran curiosidad, estaba barriendo su mirada una y otra vez entre Kyousuke y la chica sentada a la derecha de él.

“Oye, tengo muchas preguntas para hacerte… ¿Es un buen momento?”

Preguntó educadamente.

“——”

La sonrisa de Ayaka se desvaneció y miró intensamente a la chica.

Sin embargo, la chica estaba viendo a Kyousuke y no pudo notar el cambio en Ayaka.

“Sí… Claro, no las he presentado. Ella es mi hermana menor–”

“Kamiya Ayaka. ¡Encantada de conocerte!”

Ayaka se puso de pie y se presentó.

Se abrió paso rodeando el escritorio y se acercó a la chica.

“¿Eres una conocida de mi hermano?”

Preguntó con una sonrisa.

La chica giró sus ojos entrecerrados y miró a Ayaka con cortesía.

“…Así es. Soy Akabane Eiri. Como nuestros asientos están tan cerca, nos llevamos bastante bien, básicamente. Bueno, también estamos en el mismo año.”

“¿Eh? ¡Ya veo! Akabane Eiri-san, hmm~…”

Habiendo escuchado a la chica–Eiri–Ayaka la miraba como apreciándola.

Oliendo unas pocas veces, susurró “…Es ella” para sí misma.

Eiri parecía interpretar la actitud de Ayaka como desconfianza. Enderezando su postura de piernas cruzadas, Eiri relajó su presencia imponente.

“…No hay necesidad de ponerte en guardia. No tengo intenciones de lastimarte. Por supuesto, lo mismo va para tu hermano.”

“¿–Estás diciendo que no intentarás nada?”

“Sí. ¿Así que podrías no verte tan molesta?”

“Así es, Ayaka. A pesar de cómo luce, Eiri en realidad es muy pura y amable.”

Eiri dijo “¡¿Huh?!” y se sonrojó.

“¡¿A qué te refieres con a pesar de cómo me veo?! ¡Pura y amable, qué estupidez!”

“Impura significa zorra, ¿cierto?”

“Bueno…”

Eiri se quedó sin palabras ante la acusación de Ayaka.

Ayaka sacó la lengua pícaramente.

“Sólo bromeaba, ¿okey? Ayaka no juzga a las personas por la apariencia.”

“…Tsk.”

“¡No le chasquees la lengua a mi hermana!”

“…Por qué me gritas a mí. Muérete de una vez.”

“¡No le digas a Onii-chan que ‘se muera’!”

“Como dije, por qué me gritan a mí…”

“¡Disculpen!”

Conforme Eiri empezaba a refunfuñar, una chica emergió desde detrás de ella.

Con cabello corto castaño nuez, ojos dorados, la chica era tan bajita como Ayaka en estatura. Hizo una reverencia apropiada y con nervios se presentó.

“¡E-Encantada de conocerte! Ahm… ¡Soy Igarashi Maina, catorce años! Como Eiri-chan, hemos cuidado mucho a Kyousuke-kun todo el tiempo, umm… no… ¡Hemos recibido mucho cuidado de Kyousuke-kun! Ah, me mordí la lengua dos veces, auau, umm…”

“…Qué astuta.”

“¡¿Eh?!”

“Nada. No es como si Ayaka te encontrara astuta, ¿okey?”

“Awawa. Me alivia que no pienses eso… ¡Qué alivio!”

“¡Sí, Ayaka también se siente aliviada! ¡Porque eres muy densa!”

Kyousuke pudo sentir a Ayaka ofender deliberadamente con sus palabras, pero dejó de lado ese pensamiento, al ver que estaban sonriendo con mucha amistad. En cuando a Eiri frunciendo el ceño… Oh bueno, ella siempre es así de todas maneras…

“Oye, Onii-chan. ¿Todas estas personas son tus amigas más cercanas?”

“Sí, son mis mejores amigas en la clase.”

“Hmm~…”

Mirando a Eiri y Maina, Ayaka entonces se apartó de Kyousuke.

“¿Estás buscando pelea, Onii-chan?”

Kyousuke inclinó la cabeza por el shock.

“¿……Qué?”

“¿…Huh?”

“¿Ehhh?”

“Porque…” Al ver a Kyousuke y a sus amigas en shock, Ayaka barrió su mirada por todo el salón.

“Estas chicas son las mayores bellezas de toda la clase. Pensar que estás monopolizando a estas dos bellezas, Onii-chan, ¿no estás buscando pelea con todos los chicos de la clase? Y encima se suma Ayaka, eso empeora las cosas, ¿cierto? ¿Acaso alguno no se pondrá celoso y querrá matarte, Onii-chan?”

“……”

Habiendo pasado ya por algunas experiencias cercanas a la muerte, Kyousuke ni siquiera pudo chillar en respuesta.

Por otro lado, en sus alrededores–

“¡Bien dicho! No te quejes aunque te masacren.”

“¡¿Por qué él es el único maldito desgraciado que tiene el cielo a su alrededor?! ¡Vete al infierno!”

“J-Jeejee… Meter al varón en un saco y apuñalarlo intensamente, luego penetrar a las chicas intensamente… Jeejeejee.”

“¿Huh? Por supuesto, no tiene sentido. De ninguna manera. O sea, ¿qué tiene de bueno? O sea, yo soy el único ganador aquí, ¿cierto?”

Varios comentarios. Habiendo escuchado a Ayaka, los compañeros de clases empezaron a clamar.

Todos estaban interesados en Ayaka, pero como Kyousuke y su círculo estaban alrededor de ella, no podían acercarse para hablarle.

Debido a respectivas razones relacionadas con Kyousuke, Eiri y Maina, los compañeros de clase siempre se alejaban de ellos y no les hablaban. Estaban bastante excluidos.

Probablemente interpretando la atmósfera y dándose cuenta del estatus del trío de Kyousuke en la clase, Ayaka le susurró suavemente al oído.

“…Onii-chan tiene que fingir que es the Mass Murder of Twelve aquí, ¿cierto? ¿No les dijiste que en realidad no mataste a nadie, ¿no?”

“…No.”

Kyousuke negó a la pregunta susurrada.

Kyousuke y sus amigas compartían muchos secretos que los demás estudiantes no sabían.

El verdadero propósito de la Escuela Purgatorium de Rehabilitación no era reformar a los homicidas convictos sino entrenarlo para convertirlos en asesinos profesionales; luego de graduarse, iban a ser enviados al lado oscuro de la sociedad en lugar del mundo común…

Los de primer año se supone que no saben estas cosas. Esa era una de las razones por las que Kyousuke y su círculo no quería involucrarse activamente con los demás estudiantes.

Y luego estaba lo más importante–Esta era una escuela anormal que reunía a estudiantes anormales.

Más allá de estas amigas a quienes él les mostraría su corazón, sería mejor tratar a los demás como “personas muertas” más que compañeros de clases.

“Hmph… ¿Entonces confías tanto en ellas?”

Ayaka examinó a Eiri y a Maina.

“Sí. Son muy confiables y responsables. Como hay muchos lugares donde no puedo ir, como los vestidores femeninos de los dormitorios de las chicas, si algo pasa, cuento con ustedes dos, ¿’key?”

“¿Eh? ¿No podrías castrarte y convertirte en Onee-chan…?”

“Rechazado. Qué diablos.”

Kyousuke se sorprendió ante la mirada totalmente seria de Ayaka. Luego dirigió su mirada a Eiri y Maina.

“Cuento con ustedes dos. Por favor ayuden a mi hermana.”

Kyousuke juntó sus palmas para pedir un favor. Eiri respondió con un “hmph”.

“…No hace falta decirlo, Capitán Obvio.”

“¡Ya que Ayaka-chan está aquí, seamos todos amigos! ¡Si te encuentras en problemas o hay algo que no entiendas, siéntete libre de peshirnos consejo! M-Me mordí la lengua otra vez…”

Al ver a Maina deprimiéndose por su resbalón verbal al final, Kyousuke sonrió con ironía.

“Está bien, está bien.” Kyousuke acarició la cabeza de Maina mientras sentía gratitud por sus confiables amigas desde el fondo de su corazón.

“Gracias a las dos. Ayaka, tú…”

“——”

“¿…Ayaka?”

Ayaka estaba mirando intensamente a cierto lugar como mirando a alguien que acababa de asesinar a su familia.

Ese lugar era la mano de Kyousuke que estaba acariciando a Maina.

“¿Eh? Oh, perdón. ¿Dijiste algo, Onii-chan?”

Pero en el siguiente instante, ella retomó su rostro calmado.

Ayaka inclinó la cabeza. Eiri y Maina también mostraron miradas sorprendidas.

…Probablemente lo de recién fue mi imaginación.

“No, nada… ¡Básicamente, Ayaka, deberías llevarte bien con mis dos amigas! Aunque pienso que estarás bien incluso si no lo pido formalmente.”

“Sí. Ayaka manejará las cosas apropiadamente.”

Ayaka sonrió y se dirigió otra vez a Eiri y Maina.

Con sus coletas saltando y meciéndose, Ayaka hizo una reverencia.

“Amigas de Onii-chan, por favor cuiden de mí. Ayaka tiene toda una montaña de preguntas para ustedes, así que hablemos luego, ¿sí? Kusu.”

“¿Preguntas? ¿Sobre qué?”

“Un poco relacionadas a Onii-chan, pero no tanto. Así que digamos que no.”

“Relacionadas pero no tanto, ¿entonces están relacionadas o no…?”

¿Un tema prohibido para los chicos? Kyousuke estaba perdido.

Mientras se lleven bien, pueden hablar de cualquier tema, me tiene sin cuidado.

“…Sí, llevémonos bien.”

“¡Llevémonos bien!”

Luego de los comentarios amables de las tres chicas, mientras Kyousuke soltaba un suspiro de alivio…

“¡Oh, allí! ¿Esa chica debe ser la estudiante transferida de los rumores? Foosh.”

Una animada voz soprano se escuchó.

El distintivo sonido del ventilador tomó por sorpresa a Kyousuke.

…Oh, mierda. Me olvidé totalmente de ella.

Había una persona más que necesitaba presentarle a Ayaka.

× × ×

“¡Oh, ¿acaso esto no es mucho cariño ya?! ¡Qué injusto! ¡Déjenme unirme!”

Expresando sus celos, la dueña de la voz se acercó en línea recta.

Para el momento en que Kyousuke se dio cuenta, una frívola multitud había aparecido en el pasillo. Estudiantes de clases vecinas probablemente vinieron a echar un vistazo a la nueva estudiante transferida.

Bajo miradas curiosas, la dueña de la voz se abrió paso hacia el salón.

“¡Hola a todos! ¡Soy Hikawa Renko-chan, hoy tan animada como siempre!”

Llegando al grupo de Kyousuke, dio una vuelta en el lugar.

Apuntando a su rostro con su dedo índice, imitó el efecto de sonido de un misterioso “¡tada!”.

La mandíbula de Ayaka cayó mientras veía el rostro de la chica–Renko.

“Oh cielos, oh cielos, ¿parece que quedaste embelesada por mi belleza? ¡Qué aterrador, mi belleza es capaz de cautivar incluso a las personas del mismo género! Lo siento, pequeña estudiante transferida… ¡Soy demasiado linda! Foosh.”

Renko soltó su discurso de manera totalmente descarada mientras su rostro estaba cubierto por una máscara de gas negra.

Oculares negros plásticos y un filtro cilíndrico. Debido a que su rostro estaba cubierto por completo por esa máscara que parecía un insecto, su belleza no era de conocimiento público.

Encima, estaba usando auriculares, lo que significaba que su apariencia sólo podía resumirse como “bizarra”.

Kyousuke y los demás estaban acostumbrados a esa vista y no tenían problemas con ello, pero fue más que impactante para Ayaka al encontrársela por primera vez.

“………”

“¿Oya?” Al ver a Ayaka sin responder por bastante tiempo, Renko inclinó la cabeza.

“¿Qué sucede, pequeña estudiante transferida? En verdad te enamoraste de mí–”

“Por favor no trates de hacer conversación.”

“¡¿Shuko?!”

Renko se congeló, eso la tomó por mucha sorpresa.

“Tu apariencia ya es bastante sospechosa e incluso tu comportamiento no tiene sentido. Llamarte a ti misma ‘belleza’ cuando claramente tu rostro está cubierto por esa máscara rara… No quiero involucrarme con una rarita como tú.”

Rechazada despiadadamente, Renko prontamente gritó:

“¡¿Uwahhhhhhhh?! ¡Otra vez, esa no contó, déjame hacerlo otra vez! ¡Sólo fue una broma! ¡No te lo tomes en serio! No, no me veas con esa mirada…”

“¿…Huh? ¿Es una broma?”

Ayaka señaló la máscara de gas de Renko.

“Sí. Es por eso que si no haces una broma ingeniosa adecuadamente, terminarás tratándome como una persona loca. Shuko… ¿Entiendes?”

“Ah, sí. Entiendo que eres una persona ridícula.”

“Y-Ya veo… Está claro que no entendiste nada.”

Renko dejó caer sus hombros, abatida.

“…Sheesh.” Kyousuke se rascó la nuca y trató de sembrar paz entre las dos chicas.

“*Suspiro…* Aunque esta chica se ve chiflada en apariencia, en realidad no es tan mala por dentro, ¿sabes? Como Eiri y Maina, es una de mis amigas. Una persona muy buena y común, así que llevémonos todos bien, ¿okey?”

“……Muu.”

Ayaka hizo un puchero ante el pedido de Kyousuke.

“…Otra mujer.” Refunfuñó en silencio.

“Si tú lo dices, Onii-chan, que así sea… ¿Pero no deberías ser un poco más selectivo con tus amigos? Una zorra a la que le gusta usar una máscara de gas como broma, sin importar qué, es demasiado–”

“¡¿Q-Q-Q-Q-Q-QUÉ?!”

Renko de repente exclamó salvajemente.

Ayaka se asustó tanto, que se acurrucó.

Renko instantáneamente se acercó y sujetó a Ayaka por los hombros.

“¡¿Onii-chan?! No puede ser, tú eres… ¡¿La hermanita de Kyousuke?!”

Renko preguntó con una voz emocionada. Como no había escuchado la presentación de Ayaka, parece que finalmente se había dado cuenta de que Ayaka era la hermana de Kyousuke.

“S-Sí.” Ayaka apartó su rostro de la máscara de gas y respondió.

Emocionándose más y más, Renko miró intensamente el rostro de Ayaka.

“Ahora que lo mencionas y te miro otra vez, veo el parecido. ¡Tus ojos son casi idénticos! También puedo ver los rasgos del rostro de Kyousuke en muchas partes. Sí, qué linda hermanita, foosh.”

“Um… ¡Argh, esto es insoportable, por favor suéltame! ¡No acerques tanto tu máscara!”

Ayaka logró soltarse del agarre de Renko y se escondió detrás de Kyousuke.

“¡¿Qué estás haciendo tan de repente?! Ayaka es mi hermana, así que–”

“¿………Ayaka?”

Instantáneamente, Renko habló con una voz de bajo terrorífica.

Su animada voz se mezcló inmediatamente con emociones oscuras.

““¡¿……?!””

Este dramático cambio hizo que Ayaka retrocediera.

El corazón de Kyousuke casi le sale del pecho.

–Ayaka.

Para Renko, ese no era un nombre que ella podría ignorar después de oírlo. Ignorando por completo los efectos de su limitador, un instinto asesino explotó en Renko.

“¿Acabas de decir ‘Ayaka’, cierto? ‘Ayaka’… ¿Eso es lo que dijiste, no?”

Como una bestia a punto de capturar su presa, bajó su postura.

Reflejando la luz de los tubos fluorescentes, la mirada en los oculares parpadeó.

“¿…Renko?” “¿Renko-chan?” “¿GMK…?”

El repentino cambio del aura de Renko hizo que todos se quedaran perdidos. Era la primera vez que Kyousuke veía a Renko mostrar esa clase de actitud con la máscara puesta.

Sintiendo algo anormal, Eiri se puso de pie y puso su mano en el hombro de Renko.

“Oye, ¿qué pasa contigo ahora?”

“Esa es Ayaka.”

“¿…Huh? Qué pasa con el nombre de esa chica–”

“¡¡¡Como dije, esa es Ayaka!!!”

Renko se quitó de encima la mano de Eiri y exclamó.

Como haciendo un berrinche.

“¡¿No lo sabes, Eiri?! ¡Es Ayaka, AYAKA! ¡La chica más importante en el mundo para Kyousuke! En aquel entonces cuando me confesé, Kyousuke dijo… ‘Lo siento, Renko. Ayaka es a la que amo. Es por eso que no puedo responder a tus sentimientos.’ ¡Así fue como me rechazó! Perdí contra Ayaka… ¡¡¡Perdí contra su hermana!!! ¡¡¡Uwahhhhhhhhhh!!!”

Renko fingió pisar fuerte el piso y empezó a llorar y sollozar.

“““¡¿……?!”””

Todos se quedaron mirando a Kyousuke con ojos de recelo.

El rostro de Ayaka se puso tan rojo como una manzana madura.

“¿La chica más importante en el mundo…? ¿La que ama, Ayaka…? Confesión… ¿Rechazada? ¿Eh? ¡¿Ehhhhhhhhhh?! ¡¿Q-Q-Q-Q-Q-Qué está pasando, Onii-chan?!”

“¡¿Eh?! No, umm–”

Ante la hermana menor que se estaba aferrando a él, Kyousuke se sintió super incómodo.

Nunca esperó que su amor por su hermana quedara expuesto de esta manera…

Incluso Eiri y Maina estaban comentando sin parar sobre el avergonzado Kyousuke.

“Kyousuke, tú… ¿rechazaste su confesión porque amas a tu hermana? I-Incomprensible…”

“¡¿Ayaka-chan es tu hermana de verdad, Sabes?! ¡No está permitido! ¡Algo así no está permitido, absolutamente!”

“¡Uwahhhhhhhhhhhhhhhhhh! ¡Idiota, idiota, Kyousuke es un idiota! ¡No puedo creer que elegiste a tu hermana en lugar de mí, siscon! ¡¡¡Siscon, siscon, siscon!!!”

“¡Dahhhhhhhhhh, cierren la maldita boca! ¡¡¡¡¿Pueden callarse?!!!!””

Evitando la fría mirada de Eiri, cubriéndose los oídos para evitar escuchar las objeciones de Maina, defendiéndose de los puños de Renko martillándolo, Kyousuke rugió.

El salón y el pasillo se llenaron de comentarios: “Siscon…” “Un siscon, huh…” “Incurable.” “¡No puedo creerlo, ¿rechazó a GMK?!” “¡SA.TSU.JIN! SA.TSU.JIN!” “Entiendo cómo te sientes… Una hermana de verdad, qué lindo.” “¡–Para nada, las hermanastras son las mejores!” “Ya llamé a la policía.”

Los estudiantes estaban chismeando sin parar.

Kyousuke pensaba que las cosas se habían calmado últimamente pero terminó convirtiéndose en el centro de atención otra vez.

“¡Onii-chan!” Mientras Kyousuke se sentía totalmente drenado, Ayaka brincó sobre él, abrazando su brazo con fuerza.

“Oye, oye, oye, oye, amas a Ayaka, ¿cierto? ¡Onii-chan, amas a Ayaka más que a nadie en el mundo, ¿cierto?!”

“““——”””

Todos los estudiantes ruidosos se callaron al mismo tiempo.

Estaban todos escuchando atentamente la respuesta de Kyousuke.

“¿Eh? Umm… Bueno…”

Ayaka alzó la vista hacia Kyousuke con ojos suplicantes llenos de anticipación.

–Tengo que responderle. Kyousuke pensó.

En su corazón, Ayaka era irremplazable.

Esos sentimientos eran definitivamente genuinos.

El único obstáculo en su camino era la timidez.

Nada requería consideración seria.

“¿…Onii-chan?”

“Por supuesto.”

“¿Eh?”

“¡Amo a Ayaka! ¡Amo a Ayaka más que a nadie en el mundo! ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Así es, SOY UN SISCON Y LO ADMITO!!!!!!!!!”

Proyectando su voz desde el fondo de su diafragma, Kyousuke anunció su amor por su hermana.

Al ver que esto era capaz de animar a Ayaka un poco, se zambulló.

“““——”””

El silencio descendió de repente, sin la más mínima reacción.

Kyousuke tímidamente abrió sus ojos que había mantenido cerrados mientras gritaba con fuerza. Al siguiente instante…

“““¡Wowwwwwwwwwwwwwwwww!”””

Quedó sumergido en hurras ensordecedores.

La multitud le había ofrecido un generoso aplauso en respuesta a la declaración desvergonzada de Kyousuke. En medio del clamor de la multitud, Eiri dijo “¿…Huh?” shockeada mientras que Maina titubeó “awawa”.

“¡Onii-chan!” Ayaka gritó con una voz que rivalizada el nivel de ruido de la multitud.

“¡Ayaka también ama a Onii-chan! ¡El amor de Ayaka por Onii-chan supera al de cualquier persona en el mundo! Ayaka es la que más te ama, Onii-chan… Ejeje. ¡Ayaka es una brocon, así que nuestros sentimientos son mutuos!”

“¡¿E-En serio?! Mutuos, huh… Jajaja.”

“¿…Mutuos?!”

Ayaka lo abrazó con fuerza, haciendo que Kyousuke se sintiera un poco avergonzado.

Al ver a los hermanos presumiendo su afecto en público, Renko murmuró para sí misma. Debido al reflejo cubriendo sus oculares, la expresión en su rostro no era visible. Sin embargo…

“——”

Renko apretó sus puños con fuerza, plantada en el lugar, shockeada.

El aura de violencia que emanaba todo su cuerpo era vívidamente visible para cualquier observador.

× × ×

“¿Onii-chan?”

“¿Huh?”

“¡Te amo mucho!”

“¡¿Owahhhhhhhhhh?!”

Ayaka saltó tan pronto como terminó de hablar, casi provocando que el tazón de Kyousuke se cayera. Mientras miraba a Ayaka quien le estaba abrazando el brazo y frotaba su rostro contra él, Kyousuke dejó sus “tazón de sobras de arroz” en la bandeja.

“Oye… ¿Cuántas veces ya has hecho esto?”

“¿Sólo cuarenta y tres veces?”

“O-Oh…”

En la cafetería que estaba repleta de homicidas, Kyousuke y Ayaja estaban sentados juntos, almorzando.

Presumiendo de su afecto de manera completamente pública, Ayaka estaba atrayendo las miradas en los alrededores.

A pesar de escuchar palabras como brocon y siscon, a Ayaka no le importaba en absoluto, seguía aferrada al brazo de Kyousuke con felicidad, diciendo su 44to “te amo”.

Sentada en frente de Kyousuke, Eiri tenía su mano sobre su sien.

“…Ustedes dos, ¿tan cercana es su relación, en serio?”

“En lugar de hermanos, se siente más como si fueran amantes…”

Sentada junto a Eiri, Maina también miraba a Kyousuke y Ayaka mientras sostenía los palillos.

Ayaka se separó de Kyousuke e infló orgullosamente su pecho.

“Hmph. ¡Ayaka y Onii-chan son familia, y además nuestros sentimientos son mutuos! Este vínculo es mucho, mucho, mu~cho más fuerte que el de los amantes. ¿–Verdad, Onii-chan?”

“Oh…”

“¡No digas sólo ‘oh…’! ¡Estás actuando muy tibio desde hace un rato!”

“¿…En serio?”

“¡Sí! Ya van veintiocho veces hoy.”

“Oh…”

“¡Veintinueve! Pero sólo le dijiste ‘te amo’ a Ayaka siete veces hoy… ¡Tienes que decirle ‘te amo’ a Ayaka todavía más!”

Haciendo un puchero, Ayaka miró a Kyousuke.

Ante el enojo de su hermana menor, Kyousuke se preguntó cómo reaccionar.

“Qué fastidio.”

Justo en ese momento, una brusca voz de escuchó.

Sentada en la mesa del frente, Renko sonaba como si estuviera hablando consigo misma.

“¿Será posiblemente eso lo que Kyousuke siente? Pero definitivamente así es como me siento yo.”

“““……”””

Naturalmente, el grupo de Kyousuke miró a Renko, pero incluso los estudiantes alrededor también pararon de comer y dirigieron sus rostros hacia ella.

Renko se sujetaba la cabeza en silencio, resistiendo la mirada de todos.

Un silencio incómodo y frío se expandió.

–Pero pronto…

“¡Onii-chan! Un perro ladró en un callejón pero olvidémonos de un perro perdedor y sigamos almorzando, ¿okey?”

Insultando a Renko sin muchos rodeos, Ayaka dejó su mensaje muy en claro.

Luego su cuchara alcanzó el “tazón de sobras de arroz” de Kyousuke en lugar sus “sobras de arroz doria pilaf” (1) y juntó una cucharada.

“Vamos, di ah~”

La dirigió hacia los labios de Kyousuke.

“——”

Kyousuke y Ayaka estaban dentro del campo de vista de la máscara de gas de Renko.

El par de ojos azul claro en llamas eran como transparentes.

“¿…Qué sucede, Onii-chan? La mano de Ayaka se está cansando.”

Mientras Kyousuke temblaba, Ayaka lo instaba, meciendo la cuchara.

Ayaka soltó su declaración mientras que Renko liberaba instinto asesino.

Atrapado en medio de las dos, Kyousuke empezó a sudar frío, empapando su espalda.

Atascado en un dilema sobre a qué chica complacer, finalmente–

“¡Yay!”

La cuchara entró en su boca.

Ayaka exclamó triunfante y contenta.

“Shuko…”

Perdiendo en la competencia, Renko estaba deprimida. Reconfortada por sus amigos en la mesa, preparó su paquete de gelatina y sorbete, y lentamente se dispuso a almorzar.

Su deprimida mirada era especialmente obvia a los ojos de las demás personas, completamente indiferentes.

Kyousuke se disculpó con Renko en su corazón mientras Ayaka le llevaba una segunda cucharada.

“Vamos, Onii-chan, ah~”

“O-Otra vez…”

“¿Hmm? ¿No te gusta?”

“No es que no me guste…”

Que le den de comer arroz bajo la mirada de los demás era bastante vergonzoso.

Eiri y Maina miraban las mejillas sonrojadas de Kyousuke con exasperación.

“…Qué siscon incurable.”

“…Kyousuke-kun es un siscon incurable.”

Suspirando simultáneamente, ambas empezaron a comer sus respectivas elecciones de sobras. A pesar de ser la primera vez que los cuatro almorzaban juntos, Ayaka simplemente se apegaba a Kyousuke e ignoraba a los demás.

–Sin embargo, esto quizás era inevitable.

Esta era una muy esperada reunión familiar, una por la que Ayaka había llegado tan lejos como para intentar asesinar.

Kyousuke podía entender sus sentimientos de querer que él la consintiera, sin importarle el resto.

Aunque Renko sugirió que era “fastidioso”, el propio Kyousuke no lo sentía así.

Sin importar qué, lo hacía muy feliz que su hermana menor lo admirara y lo amara tanto…

Bocado.

PsyCome_V3_059 (converted)

“¡Yay!”

Consintiendo a Ayaka otra vez y abriendo su boca, Kyousuke recibió la cuchara en su boca de nuevo.

Ayaka exclamó de manera chillona con una sonrisa de felicidad en su rostro.

“Ejeje. ¿Está rico? Oh, perdón… Estas sobras definitivamente no pueden ser ricas.”

“Está muy rico.”

“¿Eh?”

“Si me lo das tú, Ayaka, sabrá rico sin importar qué.”

“¡¿En serio?! ¡Gracias, Ayaka está muy feliz!”

“Tú también, prueba un bocado, ah~”

“¿Está rico?”

“¡Sí, muy rico! ¡Sobras que me da Onii-chan, muy sabrosas!”

Kyousuke y Ayaka se daban de comer entre sí, presumiendo su afecto en público. Eiri y los demás los miraban como si fueran a atacar con sus dientes en cualquier momento, sus manos dejaron de moverse subconscientemente.

“Es-Estos deben ser… los síntomas del colapso mental. En vez de brocon, esto es más como un brocra, ¿browser crash?” (2)

“Verlos me dan ganas de morir de la vergüenza… Auau.”

“——”

Eiri frunció el ceño mientras que el rostro de Maina se ponía rojo. Renko se congeló.

En ese momento, Ayaka dijo “¡¿Ah?!”

“Tienes arroz en tu mejilla, siempre haces que los demás se preocupen, Onii-chan…”

Ayaka le quitó el grano de arroz de su mejilla a Kyousuke.

“*Lamer*”

“¡¿Hyah?! ¡Oye, ¿qué estás haciendo?!”

“No mucho, sólo te quito el arroz que se te había pegado en la cara, Onii-chan. Qué pasa con ese ‘¡¿hyah?!’. Las reacciones de Onii-chan son tan lindas como siempre. Kusukusu.”

Ayaka quitó su lengua y se rió extrañamente.

“Acaso no puedes usar tu mano…” Kyousuke se llevó la mano a la mejilla, en el siguiente instante…

–Pop.

Renko había apretado un paquete de gelatina tan fuerte que explotó.

La sustancia gelatinosa amarilla-verdosa voló y se desparramó, manchando su uniforme.

“Oh querida, oh querida, Renko, jeez…”

La chica a su lado sacó su pañuelo, intentando ayudar a Renko a limpiar el enchastre.

Renko golpeó la mesa y se levantó con fuerza.

“¡¿Kyah?!”

El cuerpo gigante de la chica fue golpeado, cayendo al suelo. La bolsa de papel marrón en su cabeza se cayó.

No obstante, Renko ignoró todo eso.

Soltando violentamente el sorbete que sostenía en su mano, lanzó el paquete al suelo, saliendo de la cafetería indignada, dejando a todos los estudiantes en un estado de asombro.

“——-”

Justo antes de retirarse, Renko volteó a ver una sola vez, hacia Ayaka.

A pesar de la máscara de gas, Kyousuke pudo sentir el poder destructivo de su aguda mirada…

“Oh… ¡Onii-chan!”

“Espérame aquí.”

Ayaka alzó la vista a Kyousuke quien se había levantado y se aferró a su camiseta.

Kyousuke se quitó la mano de Ayaka de manera gentil y le acarició la cabeza.

“Volveré pronto. Espera aquí obedientemente junto a Eiri y Maina, ¿entendido?”

“Oooooh, p-pero…”

Dejando a la reluctante Ayaka atrás, él persiguió a Renko.

En ese momento, Renko estaba usando la máscara de gas que servía como su limitador, el dispositivo encargado de contener sus impulsos y su instinto asesino excesivamente intenso, pero a pesar de eso, ella seguía siendo capaz de emanar un aura de asesinato indiferente. Si se quedaba a solas, quién sabe lo que podría llegar a hacer.

Por eso, Kyousuke corrió. Haciendo a un lado a los estudiantes que bloqueaban su camino, rápidamente siguió a Renko.

× × ×

“¿…Qué estás haciendo aquí?”

El lugar era la escalera que llevaba al segundo piso del antiguo edificio escolar.

En un escalón más arriba, Renko giró y le preguntó a Kyousuke.

Los inorgánicos y plásticos oculares estaban mirando a Kyousuke sin emociones en absoluto. Incluso su voz usualmente expresiva, estaba bastante apagada. Esta atmósfera sedienta de sangre la hacía parecer una persona más diferente todavía.

“¿Por qué no sigues actuando cariñosamente con tu amada Ayaka? ¿Por qué viniste hasta aquí a verme? Seguir a una chica como yo a la que no vale la pena amar.”

“Una chica que no vale la pena amar, eso no es cierto–”

“¿Entonces me amarás?”

“B-Bueno…”

“¿…No me amarás, cierto? Ayaka es a la que amas. Entonces sólo ve con Ayaka. Sólo sigue a Ayaka que es la persona más importante para ti, en la que piensas todo el día. Hazme a un lado a mí, ya que no soy la número uno en tu corazón, y sigue presumiendo su tierna dulzura junto a tu Ayaka…”

Renko apretó su puño con fuerza.

A pesar de su frío tono de voz, no podía ocultar las intensas emociones que transmitía.

Renko se rió “foosh” mientras Kyousuke era devorado por la presión.

“¿Piensas que perderé el control y mataré a Ayaka? Crees que la mataré para aliviar mi disgusto… ¿Es por eso que me seguiste?”

“…Sí.”

“Ya veo… Yo no te importo nada después de todo. Qué tonta fui al ilusionarme un poco. Shuko…”

Renko suspiró en silencio y lentamente descendió las escaleras.

“…Sí, el pensamiento de matar a Ayaka cruzó por mi mente, ¿sabes? Sentí un impulso de querer matar a pesar de tener el limitador puesto. Sin embargo, Kyousuke–”

Renko bajó cuatro escalones y se detuvo. Su voz también se detuvo.

Llevándose las manos a los oídos, se sacó los auriculares que llevaba puestos.

Yaciendo allí congelada de pronto, Renko anunció:

“No puedo escuchar la melodía.”

“¿……Huh?”

“No hay melodía de instinto asesino, ha estado en silencio todo el tiempo… Es la primera vez que me pasa. ¡Cuando veo lo cercanos que son Ayaka y tú, mi corazón se llena de furia, me molesta tanto que quiero morir, quiero que todo el mundo desaparezca frente a mis ojos! ¡Quiero llorar, quiero gritar, quiero enloquecer, quiero destruir, quiero matar! Pero aun así, no puedo escuchar nada. Está todo en silencio. Tan silencioso que es aterrador, tan silencioso que es escalofriante, tan silencioso que no puedo calmarme, es absolutamente incomprensible… No puedo soportarlo, es por eso que me fui.”

Gimiendo, Renko–Murder Made–agachó la cabeza.

Nacida con el propósito de matar, Renko era una existencia que vinculaba todas las emociones con el acto de asesinar. El excesivo instinto asesino y el impulso por masacrar llevaban a Renko a matar gente.

Renko los escuchaba como si fueran melodías.

La máscara de gas que usaba Renko era el limitador que reprimía esas melodías de instinto asesino.

No obstante, nada de esto le importaba a Renko ahora. El instinto asesino albergado por Renko no se convertía en melodías que pudieran escucharse.

Enfrentando esta situación sin precedentes, Renko estaba comprensiblemente confundida.

“He matado toneladas de personas hasta este día, ¿sabes? Una vez que escucho el instinto asesino, sigue sonando persistentemente. Pero en este momento, no puedo creer que la melodía está en silencio pero que al mismo tiempo en silencio me dice ‘ve a matar’… No, esta no es una orden del instinto asesino, más bien, es mi propio pensamiento. El instinto asesino no me obliga, se trata simplemente del sentimiento de ‘querer matar’ nacido de mí misma.”

“Renko…”

En aquel entonces cuando Renko le mostró su verdadera identidad a Kyousuke por primera vez, ella había dicho:

–Aun su soy incapaz de producir instinto asesino, puedo generar sentimientos.

Sentir el deseo de matar a un objetivo odiado, esa también era una emoción muy vívida.

“Lo siento. En realidad, hay algo sobre lo que te confundiste.”

“¿……Eh?”

Al escuchar la repentina disculpa de Kyousuke, Renko emitió un sonido insípido.

Kyousuke enfrentó la máscara de gas negra y miró hacia los ojos que estaban escondidos detrás de los oculares.

“Mis sentimientos por Ayaka no son la clase de sentimientos que estás pensando. Mi amor por ella es el amor por la familia, no por el sexo opuesto. La atesoro mucho más que todos los sentimientos del mundo entero, es verdad… Pero no son sentimientos que puedan compararse.”

“¡¿Ehhhh?! Pero Kyousuke, cuando rechazaste mi confesión–”

“Sí. Es por eso, umm… Lo siento. La manera en que lo expresé lo hacía parecer como si Ayaka fuera la razón, pero no es así. No tiene nada que ver con Ayaka. Exista Ayaka o no, no creo que mi respuesta cambiaría.”

“¿…Entonces por qué me rechazaste a propósito?”

“Porque tu confusión haría que tu instinto asesino se detenga… Es por eso que no intenté hacer una corrección torpe. Yo también tengo miedo de morir, sabes…”

“——“

Renko miraba intensamente a Kyousuke quien se estaba explicando.

Un suspiro “shuko…” escapó del ventilador.

“En otras palabras, ¿eso es lo que pasó? Te diste cuenta de que lo malentendí pero no hiciste nada al respecto, intentando usar a Ayaka como un escudo para evitar mis avances. ¿Es esa la situación?”

Empezando a caminar otra vez, Renko descendió las escaleras.

“…L-Lo siento.”

Kyousuke dio un paso atrás y espontáneamente apartó la vista.

“Ahora veo. Entiendo muy claramente lo que me quieres decir y por qué quieres disculparte conmigo. Pero desafortunadamente–”

Instantáneamente, Renko resucitó.

De repente saltó de las escaleras.

“¡¿Uwahhhhhh?!”

Brincando sobre Kyousuke en las escaleras, lo empujó, cayendo éste de espaldas.

“¡¿…Guh?!”

Con un repentino cambio en su voz deprimida, Renko volvió a su usual yo.

“Mejor dicho, quiero agradecerte. De hecho, aunque no sea la chica más importante en tu corazón, nunca intenté rendirme, ¿sabes? Es sólo que las muestras públicas de afecto entre ustedes dos me estaban rompiendo un poco el corazón. Sentía que no podía ganarle a Ayaka sin importar lo mucho que lo intentara. ¡Pero estaba equivocada, muy, muy equivocada!”

Montada sobre Kyousuke, Renko acercó su máscara de gas hacia él.

Con los oculares casi tocando su nariz, Kyousuke podía ver su propio reflejo.

“Pero no hay necesidad de que le gane a esa chica, ¿cierto? En tu corazón, Ayaka sólo es familia, no una miembro del sexo opuesto. ¡En otras palabras, la rival número ya se ha desvanecido sin que yo haga nada! Entonces puedo conquistarte sin preocuparme de nada, Kyousuke. Foosh.”

“U-Umm…”

Sintiendo que su vida estaba en peligro, Kyousuke trató de cambiar el tema sin parecer muy obvio.

“¡Oh, cierto! Ahora que el malentendido se aclaró, deberías hacer las paces con Ayaka–”

“No quiero.”

“………”

Rechazo instantáneo.

Levantando su rostro del cuerpo de Kyousuke, Renko negó con la cabeza.

“Todavía ahora tengo los mismo sentimientos de querer matar, ¿sabes? Pedirme que me lleve bien con ella como amigas es algo que no puedo hacer. ¡No puedo hacerlo! Sin importar lo dulce que pueda ser como una hermana mayor, es imposible.”

Renko se encogió de hombros.

“…Supongo que eso es verdad.” Kyousuke podía entender de dónde venía ella.

Justo cuando estaba por rendirse con la relación de Renko y Ayaka…

“–Dicho eso, sin embargo.”

Renko habló animadamente.

“Eh” dijo Kyousuke insípidamente mientras miraba la máscara de gas.

“Esa chica es tu hermana… Tu familia, ¿cierto? Para mí, quien va a ser tu esposa en el futuro, es alguien con quien tengo que construir una buena relación sin importar qué. Como es algo que tendré que enfrentar eventualmente, quiero construir intimidad familiar con ella. Kyousuke, no quieres que se desate una guerra entre la esposa y su cuñada, ¿verdad?”

“…Bueno, supongo que no.”

Aunque había partes con las que Kyousuke no podía estar totalmente de acuerdo, Kyousuke negó. Más allá de lo de la esposa, Kyousuke quería que sus amigos y su familia se llevaran bien en armonía.

“A diferencia de mí, ella es muy frágil… Porque es una chica común. Si ayudas, entonces Ayaka y yo estaremos a salvo.”

“¡Sí, déjamelo a mí! ¡Me volveré una buena amiga de Ayaka, más rápido que con Eiri y Maina!”

Renko posó sus manos en su cadera e infló su pecho.

“¡Oh, tengo fe en ti, Renko! …Por cierto, ¿podrías quitarte de encima?”

“No quiero.”

“¿Por qué…?”

“Foosh.” Renko se rió seductoramente.

“No todos los días te acorralo, Kyousuke, ¿así que por qué no te ataco directamente? Cuando pienso en cómo tu hermana se pega a ti, Kyousuke, quiero intimar y dar afecto… ¿Qué tal esto, Kyousuke? No juguemos a dar de comer y al ‘Ah~’, mejor juega conmigo al ‘¡Ah! ¡Ah!’–”

“Me niego.”

“¿……Por qué?”

Originalmente intentando recostarse sobre el cuerpo de Kyousuke, Renko quitó su cuerpo con insatisfacción.

Kyousuke señaló el rostro de Renko.

“…Ver esta cosa mata las erecciones.”

“Oh, entonces esta cosa estorba, huh… Shuko. Lo mismo pasó la otra vez en la escuela prisión abierta con el bikini, el mayor obstáculo al capturar a Kyousuke puede que sea esta máscara después de todo… Oh cielos, oh cielos. Qué molesta es esta cosa. ¿Eso significa que te enamorarás de mí si regreso a mi apariencia original?”

Renko acariciaba la superficie de la máscara de gas mientras murmuraba.

Kyousuke sabía que el verdadero rostro de Renko era el de una belleza de otro mundo, por lo tanto esencialmente ella tenía razón. Sabiendo que iba a ser masacrado en el instante en que se enamorara de ella, Kyousuke sentía una inmensa gratitud para con la máscara.

“¡…Bueno, como sea! ¡Un simple obstáculo es algo que superaré, sólo mira! Cuantos más obstáculos haya, más intensamente arde el amor… Si un ataque frontal no funciona, empezaré a atacar desde los alrededores. Aumentando los puntos de intimidad y afecto con la hermanita, mientras la hermana esté de mi lado, conquistar a Kyousuke será un juego de niños, ¿cierto? Foosh.”

Renko se rió seductoramente.

La segunda mitad de sus palabras fue bastante amortiguada y Kyousuke no pudo escucharla, pero…

“¡De todas maneras! Puedes quedarte tranquilo, Kyousuke. Ahora que sé que ella no es una rival, dedicaré todos mis esfuerzos para ser amiga de tu hermana. ¡La llamaré ‘Operación Conquista de Ayaka la Cuñada’! Me volveré tan íntima con Ayaka que te pondrás celoso. ¡Foosh!”

Parece que su instinto asesino se había convertido en motivación.

Al ver a Renko levantar un puño con ánimo, Kyousuke se sintió agradecido por su confiabilidad.

 

NOTAS DEL TRADUCTOR:

(1) Sobre el arroz doria: http://japonismo.com/blog/doria

Sobre el pilaf: http://es.wikipedia.org/wiki/Pilaf_%28comida%29

(2) Se refiere a los típicos crasheos de un navegador como metáfora para un colapso mental por no poder seguir más.

 

Traductor al Inglés: Anónimo (Baka-Tsuki)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin corrección.

Anuncios

2 pensamientos en “Pregunta 1 – “¿Toda La Esperanza Se Fue?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: