Capítulo 3.1

Página Anterior     *     Página Siguiente

Me despertó la ruidosa alarma del reloj.

No soy una persona mañanera, por lo que un timbre de la alarma usualmente no sería suficiente para despertarme, pero este día era especial. Logré despertarme con una mente clara y fresca.

Era el día de la ceremonia de apertura de mi preparatoria.

Me pregunto cuánto tiempo había esperado por este día.

Yo, Kashiwada Naoki, estaba determinado a vivir una vida completamente nueva empezando desde este mismo día.

En otras palabras, desde hoy en adelante, debo convertirme en un 『Otaku encubierto』.

Me juré a mí mismo que nunca más me involucraría en charlas Otaku intensas en clase, ni sobre manga o Galges (1) y Doujinshis (2).

Cuando supe en la secundaria la verdad acerca de que los Otakus eran etiquetados como personas repulsivas, fue un gran shock para mí. Estuve al borde de llegar a ser incapaz de confiar en las mujeres.

Aunque era un Otaku, por supuesto todavía estaba interesado en mujeres reales, y quería enamorarme algún día.

Por eso, había decidido que quemaría mi pasado y viviría mis días de preparatoria como un Otaku encubierto.

Para lograr eso, a propósito tomé el examen de admisión de una preparatoria a la que ninguno de mis conocidos asistiría.

Me encargué de mi atuendo para no aparentar que era un Otaku, con el fin de conseguir una novia y convertirme en un Riajuu al final — con eso como mi meta final, empecé a realizar las preparaciones para mi debut en preparatoria.

Cambié mis anteojos por lentes de contacto, y durante las vacaciones de verano antes de la ceremonia de apertura de la escuela, visité un salón de belleza en lugar de la barbería 1000-yens-en-10-minutos (3) de siempre.

También había cambiado la imagen standby de mi celular del personaje de un juego que me gustaba por la foto de un escenario moderno, y también le había quitado al celular las correas que había comprado en una tienda de anime.

Mi determinación era auténtica.

Vistiendo mi nuevo uniforme, respiré profundo.

Desde hoy en adelante, debo comenzar mi vida Riajuu.

Llegué a la estación de la escuela a la que asistía, Fujimi High, y me bajé del tren.

Durante la secundaria, asistía a una escuela en los alrededores de la localidad y esta la mi primera vez que tomaba un tren para ir a la escuela. Salí por el pórtico.

En este momento, tenía una débil esperanza de la vida escolar que estaba a punto de empezar para mí. Me pregunto qué clase de chicas habría en la preparatoria.

Mi tipo ideal sería una chica linda y pura con un corazón amable. He oído que las chicas de preparatoria de estos días se tiñen el cabello de color castillo y se hacen la permanente, aunque no tenía idea por qué querrían hacer eso. Si fuera a tener una novia, ella debería tener cabello morocho lacio con un look puro y limpio. Creía sin la más mínima duda de que el cabello morocho lacio era el estilo de peinado que sacaría a la luz la belleza absoluta de una mujer Japonesa.

Al salir de la estación, vi a una chica usando el mismo uniforme escolar que yo caminando en frente de mí. Y esa chica tenía el mismo cabello morocho lacio hermoso que yo acababa de pintar en mis pensamientos. Qué suerte. Inconscientemente, mis ojos terminaron siguiéndola.

Su largo cabello morocho que le llegaba incluso a la espalda revoloteaba en la brisa de primavera. Aun desde lejos, podía darme cuenta de que tenía una esbelta figura y un par de piernas delgadas. Su postura, e incluso la manera en que caminaba, eran preciosas. Aun cuando estaba de espaldas, todo coincidía con mi ideal. Aah, quiero echar un vistazo al rostro que pertenecía a esa hermosa espalda. Recé por una oportunidad para que ella volteara, pero parece que no iba a pasar pronto.

En ese momento, escuché pasos corriendo desde atrás. Una niñita con una mochila escolar pasó a mi lado. ¿También hay una primaria en la misma estación? Era una niñita que probablemente estaba en primer, segundo o tercer grado.

Justo cuando noté que la niñita pasó junto a mí, ella iba a pasar junto a la estudiante que estaba caminando en frente de mí.

Sí que es persistente, pensé admirado, pero, justo cuando pasaba junto a la estudiante, se tropezó y cayó al suelo.

Uwaah, eso pareció doler. ¿Llorará?, pensé preocupado, y la estudiante que estaba caminando en frente de mí se apresuró y se acercó a la niñita. Se arrodilló y la ayudó a levantarse.

Como sucedió cinco metros en frente de mí, no pude escuchar sus palabras, pero la estudiante parecía haberle dicho algo a la niñita.

Mientras continué caminando, me acerqué y me acerqué hacia ambas. No pude evitar sentirme preocupado y conforme dirigí mis ojos hacia ellas, vi a la estudiante limpiándole el polvo a la ropa de la niñita.

“¿Estás bien?”

Oí sus palabras. Aunque sólo el perfil de su rostro era visible desde mi posición, pude ver una sonrisa amable en la estudiante mientras le hablaba a la niñita.

Otaria_v01_019 (converted)

“No lloraste en absoluto. Eso es muy valiente de ti.”

Acarició la cabeza de la niñita. “¡Uhm!” Respondió la niñita enérgicamente. Aah, qué maravillosa. Incluso su voz es preciosa.

Quizás porque estuve viéndolas demasiado tiempo, ella parecía haber notado mi mirada y por un instante, ella volteó a verme.

Por primera vez, pude lograr una visión completa de su rostro.

Me sorprendió.

Tenía tez muy clara. Y rasgos muy finos y bien definidos.

Sólo una mirada en un instante a su bello rostro me dejó sin aliento.

Ella inmediatamente volvió a la niñita. Yo también seguí caminando, y dejé atrás a la estudiante y la niñita.

Mis latidos se aceleraron más y más.

Un ángel.

Vi a un ángel.

Con una gentileza que le permitía dar un paso adelante y ayudar a esa niñita sin titubeos, y un hermoso rostro que podía fascinar a cualquier que le echara un vistazo. Con esas dos características combinadas, esa estudiante era sin dudas un ángel.

Está bien que una chica como ella exista en este mundo, me preguntaba.

Estaba muy agradecido de estar en la misma escuela que ese ángel. Al mismo tiempo, más deseos nacieron dentro de mí. Quería conocer su nombre. Quería acercarme a ella. Aunque no sabía si estaba en el mismo año que yo, si fuera posible, quería estar en la misma clase que ella.

Mientras la esperanza y la incertidumbre crecían en mí, la ceremonia de apertura en el gimnasio terminó.

Me dirigí al salón de clases que me asignaron. Tomé asiento en la clase. Mi asiento estaba junto a la ventana a la izquierda, y a dos filas del fondo.

Inmediatamente luego de tomar asiento, miré alrededor del salón en busca de la estudiante que había visto esta mañana.

Sin embargo, como estaba sentado a dos filas del fondo, sólo podía ver la espalda de la mayoría de los estudiantes. Y como había varias estudiantes como cabello morocho lacio, no podía confirmar nada viéndoles solamente la espalda.

En primer lugar, ni siquiera sabía si era una estudiante de primer año o no, y sabía muy bien que tenerla en la misma clase que yo sería algo similar a un milagro, pero.

Ocurrió en medio de la sesión de presentaciones, donde cada uno de los estudiantes daría un paso al frente y se presentaría, motivados por el profesor del salón.

Un milagro ocurrió.

La estudiante que se sentaba en la fila del medio justo en frente y desde la perspectiva del escritorio del profesor se puso de pie y se dirigió hacia el frente del escritorio. Ese rostro…… era el del ángel que había visto esta mañana.

Estaba tan emocionado y feliz que mis manos empezaron a temblar.

Con su cabello negro fluyendo de manera majestuosa, ella apareció ante el escritorio del profesor.

Sólo pude echarle una mirada esta mañana, y una vez más al verla, la encontré realmente preciosa.

Su piel clara y sus grandes ojos. Sus pestañas, lo suficientemente largas como para hacer sombras. Ese lustroso cabello morocho lacio. Y su contextura hermosa y delgada. Todo se convirtió en una vista pintoresca y digna.

No sólo yo, probablemente todos los chicos en la clase la estaban mirando, supuse.

Sus rasgos, el aire a su alrededor, todo en ella, era totalmente de mi tipo. Aunque apenas la conocí, ya me sentía fuertemente atraído hacia ella.

En ese momento.

“Soy Hasegawa Midori, encantada de conocerlos.”

Luego de una breve y corta presentación, volvió a su asiento sin un ápice de titubeos.

Aunque el profesor del salón nos dijo que podíamos contar que nos gustaba en nuestras presentaciones, todos habían dicho al menos su lugar de nacimiento o el lugar donde vivían. Y aquellos que hablaron más lo complementaron con sus pasatiempos o los clubs a los que planeaban unirse, tratando de demostrar sobre el resto sus deseos de integrarse a la clase.

Por cierto, ella no sonrió ni por un momento, volvió a su asiento demasiado rápido, y así nada más, su presentación terminó. Como si fuera una persona completamente distinta a la gentil chica que le había sonreído a la niña esta mañana, ella irradiaba un aura fría.

Los compañeros de clase no pudieron evitar quedar desconcertados luego de escucharla, y, olvidándose incluso de aplaudir, la clase se quedó en silencio.

Aunque era una belleza, era una persona extraña y no sociable.

Esa fue la impresión de 『Hasegawa Midori』 fijada en las mentes de la clase el primer día de escuela.

Sin embargo, mis sentimientos no dudaban.

¿Es una persona tímida, o tuvo miedo escénico, o es originalmente una persona no sociable?

Pero, quería creer que el rostro que vi en mi camino a la escuela esta mañana era su verdadero yo.

Quería hablar con ella.

Quería ver su sonrisa otra vez.

Fui capaz de encontrar alguien que me gustaba en el primer día de la escuela… quizás mi vida de preparatoria tendrá un futuro prometedor.

Desde ese día en adelante, mis ojos siempre seguían a Hasegawa Midori.

*




NOTAS DEL TRADUCTOR:

(1) Galge: tipo de novela visual caracterizado puramente como un videojuego de citas.

(2) Doujinshi: trabajos amateur como mangas, art-books, juegos, música, novelas, etc. Usualmente se basan en trabajos publicados en cualquier medio (manga, novelas, juegos, anime) y similares a un fan-fiction. La mayoría de los Doujinshi son eróticos (pero no necesariamente).

(3) 1000-yen-in-10 minutes: en Japón, hay varias cadenas de barberías/salones que ofrecen cortes de cabello rápidos de 10 minutos por 1000 yens. Ingresas al negocio, insertas 1000 yens en una máquina y obtienes un ticket con un número. Tu corte de cabello lo realiza un estilista entrenado y que te garantiza que no tomará más de 10 minutos. Aunque no ofrecen nada fantástico como los salones, en realidad realizan cortes de cabello bastante decentes. Algunos de estos negocios han empezado a funcionar fuera de Japón.

Página Anterior     *     Página Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: