Pregunta 2 – “¿El Silencio es Suicidio?”

Hikawa Renko

P: ¿Cuál es el ranking que aspiras alcanzar en los exámenes finales?

R: ¡Ninguno! Pero haré mi mejor esfuerzo. Aunque con eso me refiero a hacer mi mejor esfuerzo para conquistar a Kyousuke.

P: ¿En qué materias te va mejor y peor?

R: Mi mejor materia es Salud y Educación Física mientras que la peor es deportes. La máscara se interpone en el camino y mis pechos son pesados…

P: ¿Qué harás si se te concede la libertad condicional?

R: Salir con Kyousuke a esa clase de lugar y a esa otra clase de lugar, así como a esa~ clase de lugar, para hacer esto y también eso~

P: ¡Por favor reúne tu energía y haz tu declaración de examen!

R: Mientras lo intente, todos los desafíos serán superados instantáneamente. ¡La libertad condicional será mía! ¡¡La vida de Kyousuke también será mía!!

“Oye Onii-chan, ¿por qué todos los de primer año están obligados a estar en este tipo de lugar?”

La luz solar de la tarde entraba por la ventana proyectando una sombra cuadriculada.

Caminando por el pasillo del primer piso en el desvastado y antiguo edificio escolar donde todas las paredes estaban cubiertas de graffitis, Ayaka hizo esa pregunta.

La Escuela Purgatorium de Rehabilitación consistía en un edificio escolar antiguo de dos pisos y dos edificios escolares nuevos de cuatro pisos. Había un total de tres edificios escolares pero los de primer año sólo tenían permitido estar en el antiguo y deteriorado edificio escolar.

Los nuevos edificios escolares pertenecían al territorio de los estudiantes de años superiores. Kyousuke casi nunca los había visitado.

“¿Hmm? Oh, bueno–”

“Es como si fuéramos las manzanas del fondo del barril.”

Justo cuando Kyousuke estaba a punto de responder, Renko orgullosamente explicó:

“Es porque los de primer año son distintos a los grupos de los otros años y aún no han enderezado sus caminos. Su educación es pobre. Las manzanas podridas no pueden estar junto a las manzanas ordinarias, así que esto es parte de las medidas de cuarentena para evitar que la putrefacción se esparza, Ayaka-chan.”

“…La pregunta de Ayaka fue para Onii-chan, ¿okey?”

La sonrisa de Ayaka desapareció y la miró fríamente.

“No seas tan fría conmigo~ me disculpo por mi actitud anterior~ ¡Fue sólo un pequeño malentendido, así que llevémonos cariñosamente bien, Ayaka-chwa~n!”

“¡Ahhh, no puedo soportar esto, por favor deja de pegarte a Ayaka, hace que sea difícil caminar para Ayaka!”

“Oh cielos, oh cielos,” dijo Renko y la soltó.

“Parece que le estoy desagradando… Shuko.”

“Tu primera impresión fue demasiado terrible. Oh bueno, sólo redímete lentamente con el tiempo.”

“…….Muu.”

Ayaka le hizo un puchero a Kyousuke mientras él consolaba a Renko.

Usando el tiempo libre después de clases, Kyousuke y las demás le estaban mostrando varias partes de la escuela a Ayaka. Aunque Kyousuke podía hacerlo solo, decidió que sería una buena oportunidad y trajo también a Renko. Ayaka parecía bastante descontenta sobre esto.

“En verdad quiero caminar a solas con Onii-chan…”

Rugiendo, Ayaka lucía bastante apática.

“¿Qué pasa con ese atuendo? ¿Es una nueva broma? ¿Estás esperando a que Ayaka te ridiculice?”

“¡Ah, por fin me ridiculizaste! Así es, así es. Esto fue por lo que me esforcé para que Kurumiya-san me prestara con el propósito de reconciliarme contigo. ¿Te gusta?”

El objeto que Renko señalaba sobre su cabeza no era la máscara de gas sino la cabeza de caballo bastante realista.

Eso era lo que Ayaka había usado esta mañana. El pelaje lustroso y la crin lisa. Los ojos, orientados en direcciones distintas, se sentían bastante espeluznante. Ayaka se enfadó más y más.

“A Ayaka no le gustan las cabezas de caballo. ¡No es como si Ayaka fue la que quería usarla!”

“¡¿Uwah?! ¡M-Mierda!”

Ágilmente, Ayaka alcanzó la cabeza de Renko.

Renko trató de defenderse pero fue demasiado tarde. La cabeza de caballo fue quitada.

Kusukusu, qué lástima. Ahora, Ayaka logrará ver tu verdadero rostro–”

Emboscándola exitosamente desde atrás, Ayaka sonrió y la rodeó hasta el frente de Renko.

“……No puedo verlo.”

Bajó la cabeza, decepcionada. Como siempre, el rostro de Renko seguía cubierto por la máscara de gas negra.

Cubriendo su rostro pretenciosamente, Renko se rió “foosh”.

“¡Sí~, qué lástima! Tenía la cabeza de caballo encima de la máscara~ Te engañé~ Te engañé~, ¿sabes? Actuaste justo como predije, ¿sabes~?”

“¡………~~~~~~~~~~~~~~~~~!”

Con la cara sonrojada, Ayaka miraba fijo mientras Renko triunfalmente cantaba al son de “Ve a Contarle al Profesor”.

Sin decir una palabra, Kyousuke golpeó a Renko en la cabeza.

“¡Ouch! ¡Kyousuke, no golpees a la gente porque sí!”

“Estás rara. Deja de molestar a Ayaka.”

“…Siscon.”

“¿Qué dijiste?”

Viendo a Kyousuke levantar su puño cerrado, Renko gritó “¡¿Kyah?!” y se cubrió la cabeza.

Ayaka se burló “kusukusu” y se ocultó detrás de Kyousuke.

“¡Qué mal! Onii-chan está del lado de Ayaka. ¿–Cierto, Onii-chan?”

“Sí, no hace falta decirlo. Los hermanos siempre están del lado de las hermanas menores.”

“Ejeje. Onii-chan, Ayaka te ama. ¡Te ama mucho!”

Ayaka aventó la cabeza de caballo y abrazó a Kyousuke. Al ver a Ayaka frotar su rostro en el pecho de Kyousuke de nuevo como antes, Renko exclamó:

“Foosh. Ayaka-chan en verdad ama a Kyousuke, ya veo.”

“¿……Hmm?”

Probablemente sorprendida por la reacción de Renko, Ayaka alzó la vista desde el pecho de Kyousuke y miró seriamente a Renko. Luego retomó lo que estaba haciendo.

“¡Por supuesto! ‘En verdad lo ama’ no es suficiente, Ayaka en verdad, en verdad, en verdad, en verdad, en verdad, en verdad ama a Onii-chan! Ayaka sólo necesita a Onii-chan… Ayaka no necesita nada más. Mientras Onii-chan esté al lado de Ayaka, Ayaka estará satisfecha. Eso es todo…”

“……Ayaka.”

Abrazando a Kyousuke, Ayaka murmuró en voz baja como recitando un hechizo.

Al ver a su hermana tan contundente, Kyousuke se sintió preocupado.

“Sí, entiendo. ¡Entiendo muy bien cómo te sientes! ¡Como tú, yo también en verdad, en verdad, en verdad, en verdad, en verdad~~~~~~~~~ amo a Kyousuke! Foosh.”

Renko anunció sus sentimientos competitivamente.

“¿…Qué?” Ayaka preguntó en voz baja, separándose de Kyousuke y miró fijamente a la máscara de gas.

“¿Lo amas tanto como Ayaka lo ama? ¿De qué estás hablando? No agrupes el amor de Ayaka por Onii-chan con ese amor superficial tuyo.”

“¡No es superficial en absoluto! Mi amor es muy brutal. Pesado e intenso. Si agrupas mi amor con ese amor emocional y superficial, me sentiré muy afligida. Es como la diferencia entre el death metal y el pop. Puede hacer explotar el cerebro y los tímpanos, ¿sabes?”

Dado que se trataba de Renko, Kyousuke sólo puede interpretar la explosión de sesos en el sentido físico, una noción enormemente aterradora. Kyousuke no quería ser asesinado por un peso avasallante, y quedar como un trapo por la fuerza super intensa…

Pero inconsciente de la verdadera identidad de Renko, Ayaka no sentía miedo.

“Jej, ¿en verdad? Asombroso~ Ayaka no escuchar death metal, esa clase de música es sólo ruido… Es malo para el cerebro, pero encaja contigo perfectamente, ¿cierto? Ayaka prefiere el pop lindo y amistoso.”

Ayaka comenzó a faltarle el respeto al death metal. Tan pronto como terminó de hablar, la voz de Renko se puso violenta.

“¡¿Sólo ruido?! ¡¿Dijiste que es ‘sólo’ ruido?! Shuko… Ayaka-chan, parece que no sabes nada. Es obvio en cuanto a los instrumentos, pero la verdad que hay muchas variedades de voces del death metal que suenan como ruido para los novatos–”

Entonces Renko comenzó a explicar con fervor.

Sobre los rugidos y la voz gutural, algo acerca de los gritos y los chillidos, algo acerca de los empujones entre la gente y la sensación de ahogo, algo acerca de inhalar y exhalar. Después de escucharla hablar un montón de balbuceos incomprensibles, Ayaka dijo:

“¿De qué estás hablando? Ayaka no entiende nada en absoluto.”

–Eso fue todo lo que dijo.

“¡¡¡¡¡¡¡¡¿Qué demonios?!!!!!!!!” Renko gritó usando voz de death metal.

Ella empujó a Ayaka como haciendo pogo. “¡¿Qué le estás haciendo a Ayaka?!” Kyousuke le dio un cabezazo como un cabeceo en una actuación de rock. Renko dijo “¡¿Kyah?!” y cayó al suelo.

Kyousuke ayudo a Ayaka a levantarse y le lanzó miradas de reojo a Renko.

“…Esto se está yendo de las manos. ¿En serio estás intentando hacerte amiga de ella?”

“*Sollozo, sollozo*… ¡Esta persona definitivamente no quiere llevarse bien con Ayaka! En realidad está fingiendo hacerse amiga e intenta matar a Ayaka. ¡Hay una cruel sonrisa debajo de esa máscara!”

“Ayaka-chan es la que no quiere llevarse bien… Oh bueno, como sea.”

Renko se sacudió el polvo de su cuerpo mientras murmuraba. Quedarse en la entrada del edificio no estaba ayudando, así que Kyousuke decidió continuar mostrándole los alrededores a Ayaka.

Luego de cambiarse los zapatos de interiores por los de exteriores, se prepararon para salir.

Visitando el patio escolar (no muy grande), el gimnasio y los salones de entrenamiento de artes marciales, el pequeño parque natural llamado Jardín Purgatorium, se los mostró en orden. Durante ese tiempo, en cuanto a Renko y Ayaka–

 

“Oye, oye. Ayaka-chan. ¿Hay algún deporte en el que seas buena?”

“Soy buena en todo mientras sea individual. No soy buena en deportes con equipos. Como juegos de pelota y esas cosas.”

“Oh, yo tampoco soy buena con los juegos de pelota. Verás, estos pechos son tan pesados que es difícil cargar pelotas.”

“…Ja. Tan grandes que provocan asco al verlos. ¿Cierto, Onii-chan?”

“C-Claro…”

“Ahí vas de nuevo~ Sin ser muy honesto, ¿no? A pesar de jugar con estas pelotas mías todo el tiempo.”

“Oye, espera. ¡No inventes, ¿okey?! ¡La mirada de Ayaka me está lastimando! La luz se ha desvanecido de sus irises… ¿Discúlpame, Ayaka-san? Por qué estás levantando un bate–”

“Onii-chan… ¡¡¡¡¡¡Imbécil!!!!!!”

“¡Gah!”

“¡Bola muerta Kyousuke!”

 

“Hay toda clase de animales dentro del Jardín Purgatorium. Como gallinas, conejos, etc–”

“¿También esta serpiente?”

“¡¿Uhyaaaaah?! U-U-U-Umm, esa serpiente es… ¡¿Eeeeeeeeek?!”

“Kusukusu. ¿Por qué estás tan asustada? El rosa es muy lindo… Oh, ¿no me digas que e tienes miedo a este amiguito? Ven aquí, ven aquí, ven aquí~”

“¡¿Eeek?! N-No… ¡No lo hagas! ¡Esa serpiente tiene toxinas peligrosas!”

“Oh perdón, se me resbaló la mano.”

–Plop.

“¡Uwahhhhhhhhhhhhh! ¡¡¡M-Me mordió!!!”

“¡Renko! Aguanta, encontraré a Busujima-sensei ya mismo para conseguir el antídoto–”

“Onii-chan, no te desesperes tanto. Ayaka piensa que será más rápido succionar el veneno, ¿cierto?”

“¡¿Ehhhhh?! No, no… ¡¡¡No lo chupes!!!”

Durante el paseo, hubo muchas conmociones.

Al final, Kyousuke y Renko terminaron cubiertos de heridas y totalmente exhaustos. Luego de ir a la enfermería para tratar sus heridas, colapsaron por el cansancio sobre las camillas.

Entre ellos, sólo Ayaka permanecía animada y enérgica.

“Oye, Onii-chan. ¿No podemos visitar los nuevos edificios escolares?”

Ayaka preguntó con curiosidad, mirando el mapa del manual del estudiante.

“…Hmm.” Kyousuke se sentó.

“No, aunque no hay una regla explícita que diga que no puedes, hay una fuerte oposición, ¿sabes? Aunque vayan los de primer año como nosotros, nos tratarán con frialdad. Olvídate de eso.”

“Eh.”

Ayaka hizo un puchero.

“¡Si no está prohibido explícitamente, entonces vamos!” Sacudió el hombro de Kyousuke.

Al ver esta escena, Renko también se levantó.

“¡Sí, sí, vamos!”

Comenzó a sacudir el otro hombro de Kyousuke.

Probablemente estaba tratando de ponerse del lado de Ayaka al estar de acuerdo con ella.

“*Suspiro*, okey, okey… Me rindo, ya entendí.”

Sin posibilidad de ganar en un dos contra uno, Kyousuke cedió.

“¡Hurra!” Ayaka festejó mientras que Renko levantó ambos brazos.

“Hurra, Ayaka-chan, eh–”

“¿Entonces vamos, Onii-chan?”

“…Shuko.”

Tratando de convertir su pose de festejo con ambos brazos levantados en un doble choque de los cincos, pero espectacularmente ignorada por Ayaka, Renko se deprimió. Rendida, su brazo derecho colgaba impotente conforme seguía a Kyousuke y Ayaka.

“Oh. ¡Espérame, Ayaka-chan! No te olvides de mí~”

“…Oh, perdón. Por cierto, ¿cómo te llamas?”

“¡¿Eh?! ¡Soy Hikawa Renko! ¡Ahora que lo pienso, nunca me llamaste por mi nombre ni siquiera una vez!”

“Ni por asomo una vez, Ayaka nunca te llamará por tu nombre.”

“¡Eso es muy rudo! Muy rudo, Ayaka-chan… Sollozo.”

“Por favor no digas la palabra ‘sollozo’ con tu boca. Definitivamente no estás llorando, ¿cierto?”

Parecía que estas dos chicas aún tenían un largo camino antes de poder llevarse bien.

× × ×

“Wow… ¡Qué bonito edificio escolar! Es bastante distinto del de los estudiantes de primer año.”

De pie frente al edificio blanco brillante sobre una colina, Ayaka expresó su admiración.

Construido a una distancia del viejo edificio escolar, el nuevo edificio exudaba un aire de frescura y grandeza. Los senderos con árboles alineados y canteros estaban bien mantenidos mientras que los caminos estaban inmaculados.

Comparado con el deteriorado edificio escolar que era como un páramo, incluso las diferencias en la atmósfera de inmediato se hicieron evidentes.

En la entrada a la plaza, Kyousuke miró alrededor.

“…Okey, démonos prisa y–”

“Entremos.”

Justo cuando estaba a punto de voltear y retirarse, una voz lo empujó hacia delante. Kyousuke rápidamente detuvo a Ayaka quien estaba a punto de atravesar la entrada.

“¡Espera, ¿entiendes las cosas al revés?! Vamos a regresar, no a entrar.”

“¿…Por qué?”

“Si preguntas por qué…”

Con la pregunta devuelta hacia él, Kyousuke silenciosamente giró la cabeza para revisar los alrededores.

A pesar de que eran horas post clases, aún había muchos estudiantes deambulando. Sin excepción, sus miradas estaban dirigidas al grupo de Kyousuke. No, más correctamente, en–

“Foosh. Ahora que ya estamos aquí, entremos y echemos un vistazo. No se preocupen, si caminamos abiertamente no habrá problemas, nadie se dará cuenta de que somos de primer año. ¡Inflen su pecho!”

Haciendo lo que sugirió, Renko infló su pecho, causando que su voluptuoso busto rebote y salte elásticamente.

Virtualmente todos los estudiantes superiores estaban mirando su rostro y su pecho conforme pasaba.

“Oye, hay una chica con una máscara de gas por allí, ¿sabes?”

“¿Ninfómana?” “Espero que no sea una terrorista usando gas venenosos, ¿no?” “Alguien debería llamar al Comité de Disciplina.” “¡Esos pechos son demasiado grandes, por cierto!” “¿Qué tamaño de copa será?” “¿Alguien ha visto antes esos pechos y esa máscara?” “Nop.” “¡Son inolvidables!” “…En otras palabras, ¿esos chicos son de primer año?” “Probablemente sean de primer año.” Sí, deben ser de primer año.”

Esa y otras conversaciones podían escucharse entre los superiores.

Equipada con una máscara de gas y un busto gigante, la destacada sensación de presencia de Renko funcionaba incluso en el nuevo edificio escolar, atrayendo miradas incesantemente, exponiendo por completo el hecho de que el grupo de Kyousuke era de primer año.

Entrando al nuevo edificio escolar en tal estado, Kyousuke no pudo evitar sentirse inquieto.

Mirados por los sorprendidos estudiantes superiores, y si los hostigaban—

“¡¿Kyousuke-sama?! ¡¿Es Kyousuke-sama el de allí?!”

En ese momento, la voz aguda de una chica resonó en los alrededores.

Los estudiantes superiores dejaron de susurrar y el silencio descendió. Era una voz familiar.

Kyousuke se congeló por un segundo antes de mirar tímidamente.

“¡Ah, en verdad es Kyousuke-sama! ¡Kyousuke-sama! ¡¡¡Kyousuke-sama!!!”

“¡¿Geh?! Syamaya-senpai…”

Una chica se asomó por una ventana en el segundo piso, saludándolo.

En el instante en que hizo contacto visual con Kyousuke, bajó de un salto desde la ventana como si tomar las escaleras fuera demasiado fastidio, aterrizando espectacularmente y corriendo hacia él.

“¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Kyousuke-sama!!!!!!!!!!!”

“¡¿Guju?!”

Lo abrazó sin desacelerar.

“Han pasado dos semanas desde que nos separamos en la escuela prisión abierta. Durante este tiempo, nunca llegó una oportunidad para volver a ver tu rostro… ¡Me siento tan sola! ¡Muy, muy, muy sola en verdad! ¡No obstante, nunca pensé que vendrías personalmente a verme, Kyousuke-sama! Ufufu. Estoy tan feliz… ¡Ah, Kyousuke-sama! ¡¡¡¡Por favor, déjame expresar humildemente mi afecto y devoción hacia ti, Kyousuke-sama!!!!”

Contenta, la chica saltó hacia el pecho de Kyousuke, frotando su rostro con su pecho.

Su adorable cabello color miel estaba peinado en rizos mientras que sus ojos esmeralda eran como gemas.

–Syamaya Saki. La estudiante senior de tercer año que Kyousuke y los demás habían conocido durante el evento de la escuela prisión abierta.

“Umm… ¡Cálmese! C-Cálmese–”

Kyousuke le exclamó a Syamaya quien lo estaba abrazando, no dispuesta a soltarlo, pero ella no escuchó en absoluto.

“Kyousuke-sama, Kyousuke-sama… Ha~ Ha~ Tan fragante… Ha~ Ha~”

“Muérete.”

Una patada giratoria golpeó la cabeza de Syamaya mientras ella estaba babeando.

“¡¿Kyahhhhhhhhhhhhh?!”

Habiendo sufrido una patada en la cabeza, Syamaya rodó por el asfalto, adolorida.

“¡Shuko!” Renko adoptó una postura de pelea.

“¡En serio, ¿qué le estabas haciendo a Kyousuke?! Pensé que ibas a rendirte sin quejarte… ¡¿Acaso intentas que yo te masacre, Syamaya-chan?!”

“¡¡¡H-H-H-H-H-Ha aparecido!!! ¡¡¡El monstruo ha aparecido!!!”

“¡¿Quién es el monstruo?! ¡Eso es algo muy rudo para decirle a una chica! ¡¿Quieres que te corte el bulbo raquídeo?!”

“¡¿Eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeek?!”

Sentándose en el suelo, Syamaya siguió retrocediendo, sujetando a los estudiantes a su alrededor.

En ese momento, una mano descendió sobre su hombro tembloroso.

“Senpai.”

“¿…Eh, qué sucede?”

Syamaya parpadeó sus lagrimosos ojos y alzó la vista.

La dueña de la voz estaba sonriendo mientras miraba a Syamaya quien tenía sus brazos alrededor de ella.

“¿Cuál es su relación con Onii-chan, Senpai?”

–La chica sujetó el cuello de Syamaya con ambas manos.

“¡¿Eeek?! La disonancia entre la sonrisa y la acción de la chica hicieron que Syamaya gritara por el desconcierto y el asombro.

Las esquinas de los ojos de Ayaka seguían retorciéndose mientras ella ejercía más fuerza en sus manos.

“Ayaka le está preguntando, ¿cuál es su relación con Onii-chan, Senpai?”

“¿O-Onii-chan? Kyousuke-sama… ¡¿Onii-sama?! En otras palabras, eres–”

“¡¡¡ESA NO ES LA CUESTIÓN AQUÍ, OKEY!!!”

“¡¡¡¡L-L-L-L-Lo siento mucho!!!!”

Conforme Syamaya preguntó, Ayaka gritó histéricamente y movió sus manos con violencia.

Con su cabeza sacudida hacia delante y hacia atrás, Syamaya comenzó a disculparse mecánicamente.

“…Entonces, cómo es que Onii-chan y Senpai–”

“Ayaka-chan, esta estudiante senior es… Una asesina serial que ha matado a veintiún personas.”

Mientras Ayaka estaba cuestionando a Syamaya quien estaba mareada por la conmoción de las sacudidas, Renko, quien había estado viendo todo en silencio, declaró en un tono de voz sombrío.

“¡¿Eh?!” Ayaka soltó a Syamaya y retrocedió cautelosamente.

“¿Veintiuna? T-Tantas… Increíble.”

“Sí, a pesar de tener esa fachada como si no pudiera lastimar ni a un insecto, es la Asesina Maníaca que mata personas como si fueran insectos. Conocida como Murderer Princess, es una homicida convicta aterradora, aterradora. Escalofrío.”

“¿…Huh?” Al ver a Renko temblar mientras se abrazaba los hombros, Syamaya se quedó sin palabras.

“…”

“¿–Qué fue eso?”

“¡¿Eeek?! ¡Nada en absoluto!”

Syamaya se cubrió tan pronto como Renko amenazó.

El miedo grabado en su corazón durante aquella ocasión en la escuela prisión abierta aún no había desaparecido.

Señalando a Syamaya quien estaba tan congelada que incluso su lengua estaba tiesa, Ayaka comentó con asombro.

“…De alguna forma se siente como si fuera muy, muy débil, ¿Senpai?”

“Es todo un acto. Porque es una mujer que mata sin escrúpulos, engaña a la gente sin nada de consciencia… Pretende ser una total debilucha para hacer que los demás se descuiden, para luego hallar una oportunidad para matarlos, ese es su modus operandi. Las palabras de esta mujer y su comportamiento son puras mentiras… En otras palabras, es mejor interpretar lo que diga como una trampa.”

Abusando de Syamaya quien no tenía fuerzas para responder, Renko comenzó a decir lo que quería.

Ayaka se alejó más y más de Syamaya, tapándose la boca.

“Uwah… Qué engañosa. Por qué esta clase de persona, con Onii-chan–”

“Para matarlo.”

“¡¿Eh?!”

Renko explicó con un tono totalmente serio.

“Ayaka-chan, esta mujer de aquí… usa hábilmente sus palabras y su belleza para seducir al inocente de Kyousuke, tratando de lograr que Kyousuke se rinda a sus encantos, ¡con la intención de tomar su vida! Lanzándose hacia él de repente como recién, a veces presionando su pecho contra él, metiéndose desnuda al baño en otras ocasiones, invadiéndolo cuando sea que la oportunidad se presente… ¡Haciendo lo que le plazca! Todas esas son trampas para tratar de apoderarse del cuerpo, la mente y el nombre de Kyousuke.”

“——”

Mirando a Syamaya, los ojos de Ayaka perdieron la luz.

“¿Acaso no estás hablando de ti misma…?” El comentario de Kyousuke parecía no haber alcanzado a Renko.

Incapaz de mantenerse en silencio contra esas extravagantes alegatos, Syamaya protestó con resolución en un tono brusco.

“¡Espera! Retrocedo un poco y tú te pones a fabricar acusaciones falsas…”

Mirando fijo a Renko, Syamaya se paró y caminó hacia Ayaka.

Su imagen demónica duró por un instante antes de cambiar, revelando una sonrisa como la de un ángel.

“Hermana de Kyousuke-sama, ¿podría hablar un momento contigo? Los alegatos irresponsables de Hikawa-san son falsos, mentiras completamente infundadas que no pueden tomarse como verdad.”

“……Mentirosa.”

“Sí, es una mentirosa. Amo a Kyousuke-sama desde lo más profundo de mi corazón–”

“¡¡¡Usted es la mentirosa!!!”

Ayaka gritó y golpeó el cuerpo de Syamaya, mandándola a volar.

Mientras Syamaya caía al suelo con un “¡¿Kyah?!”, ella habló fríamente:

“¿Piensa que puede engañar a Ayaka, Senpai? Por favor, no diga algo como amar a Onii-chan tan a la ligera. ¡Por favor, use su cerebro antes de hablar!”

“¡Así es! ¡Piensa antes de hablar!”

Renko se entrometió y le regañó a Syamaya.

Bajo las miradas desdeñosas de las dos chicas, Syamaya se levantó, perpleja, diciendo, “¡¿Qué?!”

“¡¿Por qué me están atacando juntas?!”

“Porque abrazó a Onii-chan.”

“Es porque abrazaste a Kyousuke.”

“¿Ehhhh? Sólo por eso–”

““¡¿Sólo?!”” Las voces de Renko y Ayaka se solaparon.

“Ayaka-chan, ¿escuchaste eso? Esta mujer cree que abrazar al sexo opuesto no es nada. Debe estar bastante acostumbrada al contacto con los hombres. En serio, qué zorra.”

“Muy cierto, muy cierto. ¡No entiende el valor y lo precioso que es un abrazo con Onii-chan! Es como lanzar perlas en medio de los cerdos o aventar monedas de oro en frente de gatos ladrones. Es por eso que es una zorra.”

Regañada completamente sin piedad, el rostro de Syamaya se puso rojo y contestó:

“¡N-No soy una zorra! ¡Aún soy pura en cuerpo! ¡Aún no he experimentado el ●● ni la ●● ni un ●● y tampoco una ●●! ●●● y ●● y ●●●● nunca han progresado más allá del escenario de fantasías ilusorias! Aunque me ●●● todas las noches usando a Kyousuke-sama como mi ●●, ciertamente soy una doncella enamorada. Además, un día eventualmente, nosotros vamos a… en serio, gufufu.”

““U-Uwah…””

“¡¿Por qué se asustan?!”

“P-Perdón… Es sólo que se siente muy repugnante.”

“Especialmente ese ‘gufufu’ al final, es trágico. Las doncellas no ponen esa mirada de placer.”

“¡Qué increíble!”

Syamaya se sujetó la cabeza y se inclinó hacia atrás por el dolor.

Colapsando gradualmente, se preguntó a sí misma “¿En serio soy tan repugnante?”

“Sí. Repugnante.”

“Síp. Repugnante.”

“¡Qué increíble!”

Renko y Ayaka fueron completamente despiadadas. Syamaya se puso totalmente pálida.

Kyousuke la compadeció.

“…Oigan, ¿no están siendo demasiado malvadas? Permiso.”

Kyousuke se escabulló entre ellas y Renko y Ayaka se quedaron a la espera.

“Kyousuke-sama…” Los ojos de Syamaya brillaron mientras él extendía su mano hacia ella–

“¡Oye!”

Justo mientras Kyousuke estaba a punto de ayudar a Syamaya a ponerse de pie, Ayaka interrumpió con su mano, golpeando el apoyo de Kyousuke para Syamaya. Reaccionando “¡¿Kyah?!” Syamaya se cayó al suelo.

“Oww… ¡Oye, ¿qué estás haciendo?!”

Kyousuke exclamó asombrado. En respuesta, las cejas de Ayaka se dispararon por el enfado.

“¡Onii-chan, tú eres el que debería responder qué está haciendo! Por qué estás ayudando a esta mujer–”

“Bueno, bueno, no seas así, Ayaka-chan.”

Renko interrumpió y consoló a Ayaka.

“Como Kyousuke es demasiado amable, le extenderá una mano solidaria a cualquier sin pensarlo. Como es demasiado inocente, es engañado por habilidades de actuación de tercera… Cuando se preocupa por los demás, no expresará el disgusto en su corazón. Pero esa es exactamente la clase de actitud que encaja con los esquemas de esa mujer.”

“No, eso no es correcto. De todas formas, ¿por qué odias tanto a Senpai?”

¿Entonces te gusta, Kyousuke?”

“Bueno…”

Kyousuke no podía hallar palabras para responder.

Por ejemplo, Syamaya había terminado casi asesinada por Renko, pero Kyousuke y los demás también casi perdieron la vida a manos de Syamaya.

Además, a diferencia de Renko, Syamaya no estaba usando un limitador. Por eso, no sería sorprendente si matara en cualquier momento. Comparado con que le guste, sus sentimientos de miedo lo dominaban mucho más.

“¡Ves, no puede responder de inmediato! Así que esa es la respuesta, Ayaka-chan. Foosh.”

“Entonces así es. Ayaka entiende. A pesar de sentir disgusto claramente en su corazón, Onii-chan es demasiado considera de los sentimientos de ella como para expresarlo… Pobre Onii-chan. Es la peor, Senpai, Ayaka no puede creer se aproveche de la amabilidad de Onii-chan. Por favor, aléjese de Ayaka.”

“¿Eh? Esperen, chicas–”

“Onii-chan. Esta estudiante senior es una asesina serial que ha matado, ¿sabes? Quién sabe si serás asesinado o no… Ayaka está muy preocupada. ¿Pero no pareces importarte la inquietud de Ayaka en absoluto? ¿Estás intentando acercarte a esta senior aun si significa ignorar a Ayaka? Qué malo.”

“…Ugh.”

Confrontado con la triste mirada de Ayaka, Kyousuke cedió.

A pesar de que quería escapar a su mirada, Syamaya también lo estaba mirando.

“¿Kyousuke-sama? El hecho de que te desagrado… No es verdad, ¿o sí?”

La expresión y voz de Syamaya estaban vacías, y completamente sin vida. Kyousuke podía sentir que ella estaba luciendo muy inusual. Trató de mover su lengua que parecía como si estuviera atada.

“Uh, umm… Si tengo que ser honesto, que me desagrades–”

“¡Uwahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!”

–Que me desagrades no es exactamente cierto.

Sin esperar a que Kyousuke termine, Syamaya rebotó y corrió. Pasó corriendo junto a Kyousuke y las demás, y pronto desapareció en la distancia, derramando lágrimas por todas partes.

“Murderer Princess… ¿llorando por un grupo de niño de primer año?”

Un estudiante superior susurró, impactado.

El silencio se rompió conforme la conmoción empezó en la plaza.

“No puedo creer que Syamaya-sama… I-Increíble. ¡Por cierto, ¿cuál es su relación?!”

“¿Los rumores son verdaderos? Saki-san se ha enamorado de un chico de primer año…”

“¡Imposible! Senpai es nuestra idol… ¡Es nuestra Madonna!”

“¿Puede callarse el fan club? Esos chicos, ¿están cansados de vivir?”

“Voy a tomar mi Tokarev.” “Voy a buscar mi AK-47.” “Tengo que recuperar mi espada japonesa.” “Voy a buscar la doncella de hierro.” “Encarguémonos de esto antes de que lleguen los profesores.” “¿Cuándo los matamos?” “…” “¡Ahora!” “…”

“¡Corran!”

Vociferando, Kyousuke sujetó la mano de Ayaka y corrió a toda velocidad.

“¡¿Wah?! Onii-chan, demasiado rápido–”

“¡Ayaka-chan, date prisa! ¡Te matarán si te atrapan!”

Mientras Kyousuke y su grupo estaban corriendo por su vida, docenas de estudiantes superiores enloquecidos y furiosos los estaban persiguiendo.

Sus ojos mostraban seriedad absoluta. Algunos de ellos incluso estaban equipados con armas.

Exactamente como Renko comentó mientras los perseguían, no iban a salir ilesos.

De esa manera, la horas extracurriculares de Kyousuke, Ayaka y Renko fueron totalmente consumidas por un juego de escondidas con los estudiantes superiores.

× × ×

“Maldición, esos tontos sí que son rápidos… ¡¿Dónde demonios se escondieron?! ¡Desentiérrenlos si es que están ocultos en un agujero!”

“El tiempo libre casi se acaba~ No queda tiempo para la tortura y el interrogatorio~”

“¡Hyajahhhhhh! ¡Hagan espacio para mí, mierditas! ¡Voy a pasar!”

“¡¿Woah?! Eso estuvo cerca… ¿Qué pasa con esa motocicleta modificada? ¿Qué es esto, la era Mad Max?”

“¡Oye tú, maldito Mohicano! ¡Cómo te atreves a correr en mi amado vehículo!”

“Geh… ¡Es Lolimiya! ¡Dense prisa y escondan las armas! ¡Esto será una masacre si ella las ve!”

“¡¿Huh?! ¿Quién fue el cerdo que dijo ‘Lolimiya’? ¡¿Quiere que lo aplaste?!”

“““………”””

Un rugido infantil sacudió todo el lugar conforme la conmoción gradualmente se distanciaba.

Luego de esconderse conteniendo el aliento por un rato, Kyousuke, Renko y Ayaka no pudieron escuchar más ruidos.

Parecía que los estudiantes superiores habían sido repelidos por Kurumiya.

“¿…Estamos a salvo ya, Onii-chan?”

“Sí, probablemente. Démonos prisa y vayámonos antes de que esos tipos vuelvan–*Tos, tos*”

“¡¿Kyah?! K-Kyousuke… ¡¿Dónde estás tocando?! No, allí no…”

“¡¿ONII-CHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAN?!”

“Umm… ¡No enloquezcas, Ayaka! Las cenizas van a–*Tos, tos, tos*”

Kyousuke abrió la tapa de inmediato.

Luego corrió hacia la luz que venía de la plaza y salió.

Kyousuke y Ayaka estaban manchados de blanco de la cabeza a los pies. Los hermanos seguían tosiendo mientras que Renko casualmente salió diciendo “grandioso”, también cubierta de blanco.

“Debe haber sido duro para ustedes dos. ¿Inhalaron demasiadas cenizas? Sólo bromeo.”

“*Sollozo, sollozo*. Una máscara de gas es muy injusto… *Tos, tos*”

Tosiendo tan violentamente que estaba lagrimeando, Ayaka miró fijo a Renko con resentimiento.

Renko se rió “foosh” y rápidamente se sacudió el uniforme.

“Por favor contrólate, Ayaka-chan. Tenías que quedarte quieta dentro del incinerador.”

“¡¿Qué?! Y de quién fue la culpa–*Tos, tos. Sollozo, sollozo, sollozo, sollozo*”

“Estaba oscuro y apretado, no podía evitarse, ¿cierto? Era inevitable, Ayaka-chan.”

Palmeando la espalda de Ayaka mientras ella seguía tosiendo sin parar, Renko la consoló.

En breve, cuando sus respiraciones volvieron a la normalidad, Kyousuke y las chicas se sacudieron las cenizas de sus cuerpos diciendo:

“Pero escondernos en el incinerados fue una idea ingeniosa.”

“Sí. ¡Muy inteligente! Gracias a eso, salvamos nuestras vidas.”

“Ejeje. Es que Ayaka no tiene mucha resistencia. Ayaka recordó cómo la atrapaban en juegos como las traes… ¡Así que Ayaka tiene mucha confianza para ocultarse! ¿Pero por qué el incinerador es tan grande?”

“Uh, b-bueno…”

–Porque aparte de basura, había otras cosas para quemar.

Se mencionaba como uno de los “Siete Misterios” de la escuela pero era demasiado terrible para que Kyousuke lo trajera a colación. Mientras estaba escondido allí dentro, había visto objetos delgados y blancos quemados entre las cenizas, pero esperaba que sólo haya sido su imaginación.

“Shuko… ¡Okey, ahora que ya nos quitamos las cenizas, vamos! Tengan cuidado de que nos los vean.”

“Sí. Regresemos rápido. Esos tipos probablemente no nos sigan hasta el viejo edificio escolar…”

“Con suerte. Esas personas no se rendirán tan fácilmente, ¿verdad?”

“Esa senior zorra es muy atractiva y parece que tiene muchísimos seguidores.”

“Sí. A juzgar por la manera en que esas personas estaban tan dominados y bajo control, ella debe ser una gran zorra.”

“¡Apestosa, apestosa! Kusukusu.”

“…Vamos chicas, no están reflexionando sobre sí mismas en absoluto.”

Mientras caminaban por el sendero hacia el viejo edificio escolar, Ayaka y Renko estaban profundamente involucradas en el tema de Syamaya.

Aunque el contenido de su conversación no era algo con lo que Kyousuke podría estar exactamente de acuerdo, parecía que las dos chicas se habían vuelto más cercanas a través de su experiencia de tratar a Syamaya como una enemiga en común y al haber cooperado para escapar de los estudiantes superiores. Viendo a las dos chicas llevarse tan bien, Kyousuke no pudo evitar sentirse mal por Syamaya.

Necesitaba aclarar el malentendido, pero su única posibilidad era disculparse en alguna otra ocasión en el futuro.

“Así que, Kyousuke. El tiempo libre ya casi se acaba, ¿sabes?”

“…Sí.”

Renko señaló al reloj en el patio, el cual mostraba las 17:39 en ese momento.

El tiempo libre después de clases duraba hasta las 18:00, lo cual era seguido por la labor penal. Además, tenían que cambiarse a su ropa de gimnasia y reunirse cinco minutos antes de la hora acordada.

“Ya es tan tarde, huh… Llegar tarde será malo, así que apresurémonos hasta los vestuarios–”

A mitad de la oración, Kyousuke de repente lo recordó.

Ya que la semana de exámenes empezaba desde esta tarde, las labores penales quedaban exceptuadas.

En cambio, se suponía que debían regresar a sus dormitorios antes de las 18:00 para dedicarse a sus obligaciones de estudio.

“…Corrección, regresemos a los dormitorios.”

Afortunadamente, habían dejado sus morrales en los dormitorios y no necesitaba hacer un viaje de regreso al salón. Los estudiantes superiores parecían haberse rendido por el momento, así que fueron capaces de volver sin preocuparse.

Renko se estiró y dijo “foosh”, causando que su voluptuoso busto rebote. Con una voz animada, dijo:

“Oh cielos~ ¡Es maravilloso no tener labores penales! Al usar esta máscara, la visibilidad es mala y respirar es difícil, haciendo que todo sea complicado.”

“¿Entonces por qué no te la quitas? …Aun si es una broma, no tienes que mantenerla durante todo el tiempo. ¿Eres una artista cómica? ¿O acaso tu verdadero rostro es demasiado feo?”

Mirando la máscara de gas de Renko, Ayaka inclinó la cabeza, desconcertada.

Las sospechas de Ayaka eran más fuertes que nunca. Probablemente aún era precavida respecto a Renko.

Sin embargo, Renko no se ofendió. Moviendo su dedo, dijo:

“No, no, no. En realidad es lo opuesto, Ayaka-chan.”

“¿…A qué te refieres?”

“Mi verdadero rostro es demasiado hermoso, es por eso que tengo que ocultarlo, ¿okey?”

“…Oh, claro, claro, claro. Así que eso también es una broma.”

“Nop. No estoy mintiendo. Estoy siendo totalmente sincera. Más que rehusarme a quitarme la máscara… tengo prohibido quitármela. Si importar lo calurosa, sofocante e inconveniente que sea, no puedo quitármela. ¿Sabes por qué?”

“¡Oye, Renko! Sobre eso–”

Renko extendió su palma y evitó que Kyousuke la interrumpiera.

La explicación acerca de la máscara de gas inevitablemente tocaba la verdadera identidad de Renko.

Traer a colación este tema sería un desafío difícil dado que Renko y Ayaka apenas estaban comenzando a llevarse bien y a dejar de lado sus diferencias.

Ahora que se habían vuelto más cercanas, revelar esta cuestión podría terminar distanciándolas, incluso agregar una carga innecesaria en la mente de Ayaka. Sin embargo, Renko explicó sin titubeos:

“La razón por la que no se me permite quitarme la máscara es que mi verdadero rostro es demasiado peligroso.”

““¿……Huh?””

Al ver caer las mandíbulas de los dos hermanos por el asombro, Renko suspiró “shuko…”

Acariciando la superficie de la máscara de gas, habló con una coz pesada, lenta y enfática:

“Existe la descripción de la belleza ruinosa, ¿cierto? Esa es precisamente la naturaleza de mi belleza. Cautivando los corazones de las personas, probando locura. Aquellos que perdieron la cabeza por mí se pelean entre sí, apostando sus vidas en un esfuerzo de competir por mí… Es por eso que no puedo quitarme la máscara. No quiero ver que la gente se lastime por mí. *Sollozo, sollozo*… Yo-Yo–”

“…Pu.”

“¿Hmm?”

Justo cuando Renko estaba a punto de terminar su discurso pretenciosamente, miró a Ayaka.

Ayaka dejó de caminar y se dobló, sus hombros temblaban ligeramente.

–Entonces…

“¡Ajajajajajajajaja!”

Resistiendo hasta su límite, Ayaka estalló de la risa.

Parecía que la farsa de Renko había cosquilleado su centro de risas, haciendo que se riera con entusiasmo.

Kusukusu. Qué es eso… ¡Demasiado gracioso! ¿Una farsa narcisista? Jojo… En serio, Ayaka lo entiende. ¡Ayaka pretenderá que eres una belleza! Aunque no hay ni una posibilidad en un millón. ¡Ajaja! Qué persona tan graciosa… Ayaka no puede respirar por reírse tanto.”

Al ver a Ayaka limpiarse las lágrimas de las esquinas de sus ojos, Renko se sintió afligida:

“Umm… ¿Por qué tengo la sensación de que me están menospreciando?”

“Porque dijiste algo estúpido. Qué belleza ruinosa…”

Viendo a Renko actuar tan seriamente recién, Kyousuke estaba esperando que ella fuera clara sobre su verdadera identidad, pero al final, terminó siendo un típico chiste de la usual Renko.

Parecía haber tomado a Ayaka completamente por sorpresa, provocando que rugiera de la risa. Esta era la primera vez desde que llegó a esta escuela que Ayaka le había mostrado su “verdadera” sonrisa a alguien además de Kyousuke.

“…Gracias, Renko.”

“¿Hmm?”

“No, nada.”

Kyousuke apartó su rostro de la Renko que no tenía idea de lo que él estaba pensando.

Sintiendo vergüenza por su espontáneo gesto de agradecimiento, Kyousuke sintió algo extraño creciendo en su corazón.

Este sentimiento cálido era–

“¡Onii-chan!”

Ayaka de repente lo abrazó, dispersando sus pensamientos.

Kyousuke cruzó sus brazos y sonrió.

“Mañana y pasado mañana son días libres, ¿cierto? ¿Cómo planeas pasarlos con Ayaka, Onii-chan?”

“¿…Hmm? Oh cierto, mañana es Sábado…”

La Escuela Purgatorium de Rehabilitación tenía clases cinco días a la semana.

La gente diferente pasaba sus fin de semanas de manera diferente.

Algunos jugaban soccer en el campo, algunos leían en sus habitaciones, algunos entrenaban, algunos charlaban en la cafetería, algunos tocaban instrumentos musicales en el salón de música, algunos pasaban días enteros durmiendo…

Dentro de los confines del espacio de la escuela, podían disfrutar y relajarse.

Aunque esta pregunta de “cómo pasar el tiempo” era inesperadamente difícil de responder para Kyousuke y los demás estudiantes…

“Vamos tener exámenes pronto, así que tengamos una sesión de estudio juntos.”

Antes de que Kyousuke pudiera responder, Renko hizo su sugerencia.

Del lado opuesto a Kyousuke, Renko imitó a Ayaka y le abrazó el brazo, hundiendo el brazo izquierdo de Kyousuke en el voluptuoso busto de su escote.

“¡¿Ah?! ¡Oye, ¿qué estás haciendo?!”

Ayaka soltó el brazo de Kyousuke y se dispuso a empujar y alejar a Renko del cuerpo de Kyousuke.

Estaba llena de hostilidad feroz.

“¡Por favor no apoyes esa clase de cosa en el precioso Onii-chan de Ayaka!”

Su sonrisa previa había desaparecido por completo, convirtiéndose instantáneamente en mal humor.

Renko miró su propio busto y lo levantó, suspirando.

“Shuko… Ayaka-chan, ¿estos pechos también son monstruosidades para ti?”

“¡No! Lo que Ayaka piensa que es una monstruosidad eres tú, la persona.”

“¡¿Eh?! Y yo que pensé que nos habíamos vuelto más amigas…”

“¡Ptooey!” Ayaka le sacó la lengua a la deprimida Renko.

“¡Te dejaste llevar y olvidaste el espacio personal! A Ayaka no le importa que seas ruidosa, pero por favor no toques a Onii-chan casualmente. Si tanto te gusta actuar familiar, tú también debes ser una zorra, ¿no?”

“¡No soy una zorra pero estoy en celo!”

“Bien, bien, bien, como sea. Pero nadie quiere a una chica que usa una máscara de gas, ¿cierto? Y tu verdadera apariencia sigue siendo desconocida… ¡Ayaka no va a entregar a Onii-chan a una persona ridícula como tú! ¡Absolutamente nunca, jamás!”

Ayaka sujetó a Kyousuke con fuerza y dijo “Sobre mi cadáver.”

Confrontada con la intensa actitud de rechazo de Ayaka, Renko agachó la cabeza en abatimiento.

“Qué formidable cuñadita…”

Pero inmediatamente elevó su ánimo.

“¡Pero no me rendiré! Si no puedo apoyarme, entonces voy a jalar. Si pronunciar frases sarcásticas no funcionará, me seguiré haciendo la tonta. ¡Para lograr que Ayaka-chan abra su corazón, primero abriré mis piernas!”

“¿Qué diablos vas a abrir?”

“Eso es lo que hace una zorra, cierto…”

Viendo a Renko nunca perderse una oportunidad para hacerse la tonta, Kyousuke la miraba con exasperación mientras que los brazos de Ayaka perdían fuerza.

“Foosh. Oh bueno, de todas formas, eso es eso. ¡Encantada de conocerte! ¡Aunque no sé lo que estás pensando, Ayaka-chan, quiero llevarse bien contigo! Okey, ¿caminamos juntas?”

Diciendo eso, Renko le extendió su mano a Ayaka.

Estaban en la bifurcación del camino donde el lado derecho llevaba al dormitorio de las chicas y el lado izquierdo al de los chicos.

Debido a que los dormitorios eran una zona prohibida para el sexo opuesto, Kyousuke no tenía más opción que separarse de Ayaka y Renko aquí. El cuerpo de Ayaka se sacudió conforme reforzaba su agarre de la mano de Kyousuke.

“Onii-chan…”

“No te preocupes. Renko es una buena amiga mía. No va a comerte.”

“Sí, soy una persona normal que no puede ser más estándar. No ataco a las chicas.”

“¿…o sea que atacas a los chicos?”

Renko se rió “foosh” pero no respondió.

Ayaka suspiro y soltó la mano de Kyousuke.

“Oh bueno, como sea. También tengo muchas preguntas para la máscara…”

“¿Tienes preguntas? Mi tamaño de copa es G, por cierto.”

“…Onii-chan.”

Ayaka ignoró la respuesta de Renko y miró fijo a Kyousuke.

Sus ojos eran similares a la superficie del agua en la noche, agitándose con incomodidad.

“Nos volveremos a ver pronto, ¿cierto? ¿Mañana, pasado mañana, nos veremos?”

“Sí, por supuesto. Te esperaré aquí cada mañana.”

Kyousuke asintió y acarició la cabeza de Ayaka. Ayaka entrecerró los ojos como sintiendo cosquillas.

“…Sí, Ayaka entiende. Entonces no hay problema.”

Ayaka sonrió y caminó al lado de Renko.

La mano extendida de Renko fue casualmente ignorada.

“¡Nos vemos mañana, Onii-chan! No seas perezoso con el estudio.”

“Lo sé. Y tú tienes que llevarte bien con todos, después, necesitas–”

Kyousuke se dirigió hacia Renko quien había quitado su mano rechazada, diciendo “shuko…”

“Cuento contigo para que cuides a Ayaka. Junto con Eiri y Maina, por favor ayuda a Ayaka con lo que sea necesario.”

Hizo una reverencia. El suspiro de Renko se convirtió en entusiasmo y levantó la voz:

“¡Foosh! ¡Déjamelo todo a mí, Kyousuke! Incluso sin la asistencia de Eiri y Maina… ¡Mientras yo, Renko, siga respirando en este mundo, no dejaré que nadie le toque un pelo a Ayaka-chan!”

“Tú tampoco puedes tocarla.”

“¡¿Q-Q-Q-Q-Q-Qué dijiste?! *–Sollozo, sollozo*”

“Qué mal~ ¡Tu plan se arruinó! Kusukusu.”

Esquivando los dedos de Renko, Ayaka se burló.

Kyousuke sonrió con ironía y se dirigió a la otra bifurcación del camino.

“Entonces, es hora de que me vaya. No peleen, ¿okey?”

“¡Sí, buenas noches! No te preocupes, no vamos a pelear.”

“¡Buenas noches, Onii-chan! Pasemos el día juntos mañana, sólo nosotros dos.”

“¡Objeción! No puedes monopolizar a Kyousuke, Ayaka-chan. Mañana tendremos una sesión de estudio todos juntos–”

“No.”

“¡¿Por qué?! Ven afuera si quieres un poco de mí, brocon.”

“Ya estamos afuera. Deja de decir tonterías y date prisa.”

“Sí, claro.”

“…Retiro lo dicho. Ayaka, dejo a Renko en tus manos.”

Ayaka guió el camino hacia los dormitorios de las chicas.

Por favor que no dejes que suceda algo mientras no estoy cerca–Kyousuke rezó mientras caminaba hacia los dormitorios de los chicos.

× × ×

“……Muu.”

Sosteniendo su portaminas, Ayaka estaba refunfuñando.

En el segundo día, Sábado a la mañana, el humor de Ayaka estaba por el piso.

“Ayaka estaba claramente determinada a estar a solas con Onii-chan…”

“Bueno, bueno.” Renko consoló a la murmurante Ayaka.

“Esto no tiene nada de malo. Todos están estudiando juntos, seguramente haremos progreso. Foosh.”

“¡Así es! Dos mentes son mejor que una. Si los cinco cooperamos, definitivamente superaremos la sabiduría de una centagenario. ¡No hay ningún problema que no podamos resolver juntos!”

“Esa es la Sabiduría de Mañjuśrī, ¿cierto? ¿Estás tratando esto como la bolsa de sabiduría de un viejo?” (1)

“*…Bostezo*”

Maina sostenía un bolígrafo con total vigor, Kyousuke hizo un comentario ocurrente mientras que Eiri bostezó.

Ayaka rechinó los dientes, diciendo “oooooooooh…”

“No estamos haciendo ningún progreso en absoluto, están empeorando totalmente las cosas. ¡Alborotadoras, alborotadora A, B y C!”

Ayaka señaló a Renko, Eiri y Maina por turnos, gritándoles a todas.

“Oye.” Kyousuke bajó su bolígrafo.

“¿Acaso no mejoraron un poco sus relaciones en el dormitorio…?”

“¡No!”

“¿Lo hicimos?”

“Desearía que lo hubiéramos hecho.”

“Nop.”

“Nada de unidad en absoluto…”

Todo comenzó hace una hora. Esta mañana, Kyousuke se había reunido con Ayaka y se dirigieron a un salón de clases vacío para estudiar para los exámenes. Había escuchado a Ayaka hablar sobre los dormitorios. Ella estaba viviendo en una habitación individual, la cama era incómoda, la guardia era muy neurótica y molesta, había tomado un baño con Eiri y Maina, Renko no se quitó la máscara ni siquiera en los dormitorios.

Las cosas aún marchaban bien, pero docenas de minutos después de que Kyousuke y Ayaka comenzaron a estudiar, Renko y las demás de repente aparecieron con sus materiales de estudio y se unieron. Esto resultó en…

“……Muu.”

Esto. Enfadada, Ayaka hizo pedazos su borrador.

Kyousuke y Ayaka estaban sentados de un lado mientras que Renko y Maina estaban del lado opuesto de la mesa.

Sólo Eiri había dejado la mesa, jugando con sus uñas demostrando aburrimiento.

“No tienes modales, Tabla de Cortar.”

“¿Quién eres tú para criticarme a mí?”

Naturalmente, Ayaka se estaba refiriendo a Eiri como “Tabla de Cortar”.

Aparentemente era un apodo que se le ocurrió durante el baño anoche.

“Shuko… ¿Estás comparando tu crecimiento físico con el de una junio dos años menor?”

“…Me refiero a los modales.”

Eiri señaló a Ayaka quien tenía su codo sobre el escritorio, descansando su mentón sobre su mano.

“Tabla de Cortar es un total pista de aterrizaje. Casi pensé que era un hombre.”

“¿…Qué dijiste?”

“Oye… ¡Basta, Ayaka! Los pechos son un tema doloroso para Eiri.”

“En otras palabras, ¿Tabla de Cortar se preocupa mucho por los pechos? ¡Sí, ahora Ayaka conoce el punto débil de Tabla de Cortar!”

“Hablando de eso, ¿acaso tú no eres también una pista de aterrizaje, Ayaka-chan? Aunque sólo tienes trece años, no tienes bulto en absoluto. No hay mucha diferencia con los de Eiri-chan–”

“Cállate, Tai-chan. Siempre tan taimada, y con buenas curvas cuando estás desnuda.”

Ayaka le lanzó aleatoriamente el borrador a Maina.

Por cierto, el “Tai” de Tai-chan venía de “taimada” con el “-chan” agregado por si acaso. Se trate del “Tabla de Cortar” de Eiri o el “Tai-chan” de Maina, ambos eran apodos muy rudos.

“Awawa. Perdón, Ayaka-chan… Usar ropa me hace ver delgada.”

A pesar de lucir un poco deprimida, el rostro de Maina parecía un poco feliz.

Probablemente debido a que no sabía de dónde venía, Maina parecía honestamente feliz por recibir un apodo.

“Ooooh… ¡Qué lindo! Me gustaría tomar un baño con todas. Eso me permitirá presumir mi orgullosa figura. Shuko…”

“A nadie le importa su abultada figura, Máscara. De todas formas, Ayaka quiere ver tu rostro más que tu cuerpo. Tienes que quitarte la máscara cuando tomas un baño, ¿cierto?”

“Foosh. No hace falta decir que me dejo la máscara puesta incluso durante los baños.”

“Mentirosa. ¿Acaso no te la quitaste la otra vez?”

Al instante en que Kyousuke comentó reflexivamente sin pensar, todas las miradas recayeron sobre él.

Estaban todas perplejas, y sus rostro lucían altamente provocados.

“¿…Huh? Se la quitó, qué diablos… No puede ser, estuviste espiando el baño de las chicas–”

“¡Inmoral! ¡Sinvergüenza! ¡Criminal! Me equivoqué sobre ti…”

“Oye, Onii-chan… Ayaka tiene cosas más importantes que enseñarle a Onii-chan comparadas con el estudio, ¡sabes?”

Eiri estaba impactada, Maina decepcionada, Ayaka levantó su portaminas.

A estas alturas, Kyousuke por fin se dio cuenta de que se había expresado mal.

“¡¿Huh?! ¡No, esperen, se están confundiendo! No me refería a eso–”

“¡S-Sí, así es! Entré solo al baño, pero esta chica se metió sin llevar nada puesto, presionando sus pechos… ¡¡¡N-NO, ESO NO ES LO QUE PASÓ!!!”

Eso era realmente lo que había pasado, pero Kyousuke sabía que se hallaría un trágico final si les contaba a todas sobre esa experiencia.

El extremo del portaminas de Ayaka estaba apuntando directo al ojo izquierdo de Kyousuke mientras éste estaba derramando una catarata de sudor.

Para evitar que Kyousuke escapara, su otra mano había asegurado la nunca de él fon firmeza.

“¿…Qué sucede, Onii-chan?”

–Click. Sonriendo, ella extendió la mina del lápiz.

“¿A-Ayaka…? Umm, tus ojos lucen muy aterradores–”

-Click. Aún sonriendo, extendió la mina del lápiz.

Con cada click del lápiz de Ayaka, la mina se extendía hacia el globo ocular de Kyousuke.

“Oye, espera, fue una broma… ¡Sólo estaba bromeando, Ayaka! Era una forma de decir–”

La punta como aguja negra estaba a milímetros del ojo de Kyousuke.

“……”

Los ojos de Ayaka estaban tan calmados como la superficie de un lago sin viento. No obstante, la sombra de enfado hirviendo por debajo parecía que explotaría en cualquier momento.

La seca garganta de Kyousuke emitió el sonido de tragar saliva. Justo cuando estaba a punto de hablar.

“Ha~ ¡Engañadas~ ya~!”

Un dedo intervino y rompió la mina.

“Por supuesto que es mentira. Tratar de acercarse a los dormitorios del sexo opuesto ya es bastante difícil, y ni hablar de espiar. ¡Tomar un baño juntos es irreal! Imposible.”

Apoyándose con un brazo sobre la mesa, Renko se había inclinado hacia delante y negado con firmeza.

Reticente a contar la verdad, Kyousuke instantáneamente le siguió la corriente a Renko.

“¡Sí, así es, es totalmente irreal! Ya dije que es una broma. Cómo podrías pensar que es cierto… Jajaja.”

“——”

Ayaka miró dubitativamente a Kyousuke y a Renko por un rato.

“¡Qué, entonces era una broma después de todo! No se preocupen, Ayaka también estaba bromeando.”

Sonrió de nuevo. Quitando su mano de encima de Kyousuke, bajó el lápiz con el que estaba preparada para apuñalarlo.

Renko dijo “shuko…” y regresó a su asiento, señalando el fin de la conmoción.

“…En serio, eso es ir demasiado lejos aunque estés bromeando, Ayaka. Los lápices son para escribir, no para clavar ojos. Casi pensé que me ibas a apuñalar en serio, sheesh…”

“Sí. Si resultaba ser cierto, Ayaka en verdad iba a intentar apuñalarte en serio, ¿sabes?”

“Eh.”

“Sólo bromeo. Kusukusu.”

“……”

Qué chiste de mal gusto. El rostro de Kyousuke se retorció. Ayaka se apoyó en su hombro.

Mientras escudriñaba las preguntas de práctica y los cuadernos, ella dijo:

“olvídate de eso, estudiemos, Onii-chan. ¿No quieres desaprobar, cierto, Onii-chan?”

“…Claro.”

Instado por ella, Kyousuke se acordó.

Se habían reunido aquí con el propósito de estudiar, no de perder el tiempo.

Kyousuke reunió toda su concentración de nuevo y tomó su bolígrafo.

Los exámenes en la Escuela Purgatorium de Rehabilitación no eran meras evaluaciones sino evaluaciones mortales.

Atravesar el límite de “la mitad del promedio” era la línea entre la vida y la muerte, pero esta condición era bastante engañosa.

Queriendo evitar el disciplinamiento de Kurumiya, todos los estudiantes seguramente iban a estudiar como locos. Si todos estudiaban, el promedio iba a subir, aumentando también el límite consigo.

Además, Kurumiya era la encargada de preparar las preguntas de los exámenes.

No había forma de saber cuánto esfuerzo iba a dedicar en preparar preguntas engañosas para atraparlos.

“…Los temas son muchos. Es hora de que estudiemos en serio.”

“Sí. ¡Pregúntale a Ayaka si no entiendes algo! Ayaka le enseñará a Onii-chan.”

“Enseñarme… ¿Sabes de estas cosas? Acabas de transferiste.”

“¡Por supuesto!” Ayaka golpeó su pecho en respuesta.

“La currícula de esta escuela está al nivel de la secundaria, ¿cierto? Entonces no hay problema. Aunque los materiales puedan ser distintos, los puntos principales siguen siendo los mismos, así que es básicamente como un repaso.”

“Oh, en serio…”

Los cursos enseñados en la Escuela Purgatorium de Rehabilitación continuaban desde la educación secundaria obligatoria.

Debido al amplio rango de las edades de los estudiantes, se basaban en el denominador común más bajo. Muchos estudiantes ya deben haber terminados los cursos antes de matricularse. Por eso, los primeros exámenes luego de la matrícula se suponía que cubrían una gama más amplia de temas.

Al ver que Kyousuke entendía, Ayaka sonrió radiante.

“Entonces, Onii-chan. Apunta al top tres junto a Ayaka, ¿okey?”

Un objetivo no trivial.

¿Por qué apuntar tan alto? Justo cuando Kyousuke estaba a punto de preguntar, se dio cuenta.

Alcanzar el top tres del año escolar en los exámenes finales significaba obtener la libertad condicional para salir de la escuela. Desde que podía ver a Ayaka, Kyousuke perdió todo deseo de la libertad condicional, pero…

“¡Si dos personas consiguen la libertad condicional, es posible una cita! El karaoke, los parques de diversiones, ir de compras, tantos lugares a los que ir y divertirse.”

“““¡¿……?!”””

Reaccionando a las palabras de Ayaka estaban Renko y las chicas más que Kyousuke.

En el medio de mover la punta de su bolígrafo de acuerdo a las melodías que se filtraban de sus auriculares, Renko se detuvo. Mirando las preguntas de práctica, el rostro de Maina saltó. Eiri simplemente se estremeció de nuevo.

De sus labios salieron los siguientes murmullos respectivamente: “…Karaoke.” “Parque de diversiones.” “…Ir de compras.”

Conforme el silencio regresaba al salón, la respuesta ambigua de Kyousuke fue escuchada:

“Hmm~ La verdad que eso suena atractivo, pero no lo suficiente como para hacerme estudiar como si mi vida dependiera de ello… A excepción de Ayaka, alcanzar el top tres es bastante desafío para mí.”

Comparado con la primera vez que escuchó acerca de la posibilidad de la libertad condicional, la diferencia en la actual motivación de Kyousuke era tan dispar como el cielo y la tierra.

Ayaka trató de animar y motivar a Kyousuke quien se había rendido antes de intentarlo siquiera.

“¡Por eso Ayaka dijo que Ayaka ayudará! ¡Si sigues así, ni hablar del top tres, podrías arriesgarte a desaprobar! ¿No quieres tener una cita con Ayaka, Onii-chan?”

“Uh, bueno…”

“¡Yo te enseñaré cuidadosamente!”

Mientras Kyousuke estaba inseguro de cómo responder, Renko se inclinó hacia delante en frente de él.

La máscara de gas se aproximó, emitiendo desagradables sonidos de ventilador “¡foosh!”

“A pesar de cómo me veo, tengo bastante confianza en mi IQ, ¿sabes? ¡Enseñarte para alcanzar el top tres será un juego de niños! ¿Qué quieres que te enseñe primero? ¿Matemáticas? ¿Inglés? ¿O Educación Sanitaria? Tímida, tímida.”

“Deja de decir tímida con tu boca. Ya tengo a Ayaka para que me enseñe, así que estoy bien.”

“¡¿Ehhhh?! ¡¿Quieres que tu hermana te enseñe educación sanitaria?!”

“Ahhh, Ayaka no puede soportar esto. ¡Deja de meterte en el camino! ¡Vete, Máscara!”

Ayaka apartó forzosamente el rostro de Renko y vociferó.

Pero Renko no se rindió y se fue al lado de la mesa de Kyousuke, llevando una silla consigo.

“Foosh. Oh, ¿estás atorado en esta pregunta? Esto es–”

Sentándose al lado derecho de Kyousuke, comenzó a explicar.

Ayaka se levantó con el rostro rojo, intentando alejar a Renko.

“¡¡¡No puedo soportarlo!!! ¡¡¡Como dijo Ayaka, Ayaka le enseñará a Onii-chan!!! ¡¡¡Devuelve al Onii-chan de Ayaka!!! ¡Devuélvelo!!! ¡¡¡Devuélvelo!!!”

Mientras los gritos de Ayaka resonaban por todo el salón, Maina se ató una cinta en su cabeza. Escrito sobre la tela blanca en letras grandes con un marcador negro permanente: “Meta: Libertad Condicional”.

Sus ojos estaban llenos de motivación conforme enfrentaba las preguntas de práctica.

“El top tres del año… Este puede que sea un desafío insensato para mí con mi pobre mente. Pero aun así, apostaré todo en esto. Kyousuke-kun me dijo antes que ‘los sentimientos definitivamente llegarán’, es por eso que… ¡No me rendiré y haré mi mejor esfuerzo para lograr la libertad condicional!”

Como resultado, Maina movió su bolígrafo enérgicamente.

El nivel de ruido de pronto se incrementó en el salón.

Mirando de reojo a este alboroto y ajetreo, Eiri yacía sola a cierta distancia.

“…Libertad condicional, lo que sea, como si en verdad importara. Estúpidos, ¿no?”

Bostezó una vez más, totalmente sin motivación.

Más que sostener un bolígrafo, estaba haciéndose la pedicura y pintándose las uñas de los pies.

× × ×

“¡Oh, otro error de cálculo! Mira, aquí, aquí. Tu método está claramente bien, pero qué lástima… No puedes hacer las cosas a medias, Onii-chan.”

“Necesitas aprovechar esta oportunidad para identificar tus debilidades, ¿okey? Para alcanzar el objetivo del top tres, errores pequeños pueden ser fatales.”

Sentada a su izquierda, Ayaka comparaba las respuestas mientras ue Renko hacía sugerencias a su derecha.

Dos horas habían pasado desde que el grupo comenzó a estudiar. Kyousuke había esperado que su repaso fuera acribillado por parloteo inútil, pero estaban haciendo un asombroso progreso.

Al principio negándose a rendirse sobre el tema de quién iba a enseñarle a Kyousuke, Ayaka y Renko finalmente llegaron al consenso de “ayudar a Kyousuke a aprender era la prioridad más alta” y declararon un cese del fuego, y así comenzaron a instruirle juntas.

–Las habilidades académicas de Renko resultaron ser bastante inesperadas.

Ayaka estaba estudiando mientras le enseñaba a Kyousuke pero Renko simplemente estaba escuchando música. El cuaderno que había traído estaba completamente cubierto de caricaturas de todos que había dibujado.

Aun así, cuando el bolígrafo de Kyousuke se detenía a la mitad de un problema, ella inmediatamente decía “Oh, esto es…” y lo resolvía en un parpadeo, dando una explicación perfecta. Incluso Ayaka se quedó sin palabras ante su inteligencia.

“Pensar que Ayaka pensaba que eras una retrasada… Parece que la genialidad y la idiotez están separados por una delgada línea.”

Un elogio que no sonaba realmente como un elogio.

Aunque Renko había proclamado que “¡Mi IQ es de 530.000!”, resultó ser inconmensurable. Usando una cinta en la cabeza, llena de motivación, Maina dijo:

“Awawa. No puedo creer que sea de 530.000, eso es muy asombroso… no puedo ganar en absoluto. Auau.”

Mirando sus ejercicios que estaban todos marcados con varias X, sintió una presión desesperante.

Kyousuke podía comprender como se sentía Maina. Con una pura genio como Renko apareciendo al lado de ellos, era natural sentirse incurablemente incompetente e infeliz sin importar cuán duro lo intentaran.

Entre el grupo, sólo Ayaka era capaz de defenderse contra Renko.

Mientras Kyousuke pensaba eso, había además una guerrera que permanecía serena a pesar de descubrir las habilidades académicas de Renko.

“*…Bostezo*”

Aún mostrando una actitud desvinculada, Eiri se estaba frotando los ojos. De repente bostezó y miró por la ventana.

Durante este tiempo, no había tocado su libro de ejercicios ni siquiera una vez, lo usó solamente para apoyar su kit de manicura.

Habiendo terminado de comparar respuestas con Kyousuke, Ayaka preguntó con asombro:

“¿No vas a estudiar, Tabla de Cortar?”

“…No es necesario.”

“¿Oya?” Renko mostró interés y se levantó de su asiento.

“¿…Puede ser que tú también seas muy inteligente, Eiri? ¿Qué tan alto es tu IQ?”

“…Quién sabe. Es imposible medirlo ahora.”

“Oh cielos, ya veo. Por cierto, el mío es de 530,000.”

“Claro, claro, claro.”

Eiri agitó su mano como diciendo “qué estúpida”.

“A-Asombroso… ¡Está totalmente impávida con ese número!” Maina abrió grandes los ojos, pero todos sabían que era una broma y no se sorprendieron.

“¿Hmm? Así que Tabla de Cortar también es del tipo genio… Pero Ayaka no perderá.”

“…Para nada. No tengo ningún interés en competir.”

La competitividad de Ayaka se había encendido, pero Eiri la ignoró.

Meciendo su pie desnudo, Eiri esperaba a que el esmalte en sus uñas se secara.

“Muuuuuuuuu…”

Viendo a Eiri tan tranquila, Ayaka rugió:

“¿Qué demonios es esto? ¡¿Estás diciendo que no te rebajarás a competir con Ayaka?!”

“Bueno, bueno. Ayaka-chan. ¿Eiri probablemente es muy fuerte? Todos los nutrientes que se supone que van a su pecho se han ido a su cerebro en cambio. Especulo que su IQ debe ser–¡120 millones!”

Escuchando a Renko, Maina dijo “¡¿Ehhhhhhhhhhh?! ¡¿C-Ciento veinte millones?!” Cayéndose de su silla por el asombro. “¿…Huh?” Eiri frunció el ceño.

“Qué molesta. Si tienes tiempo para charlar, sólo ponte a estudiar, ¿okey?”

“No, tú no tienes derecho a decir eso.”

Ayaka replicó y agitó la mano como diciendo “no, no”.

“…Tsk. Olvídense de mí. Como dije, no es necesario. Estudiar o lo que sea, es una total pérdida de tiempo–”

“Déjame ver, déjame ver. ¿Cuál es tu progreso?”

Mientras Eiri estaba acomodándose su flequillo a un lado, Renko tomó el libro de ejercicios de Eiri.

Instantáneamente, el rostro de Eiri cambió, alarmada.

“¡¿Tú…?!”

Rápidamente trató de arrebatárselo, pero Renko giró ligeramente para esquivarla. Tomando el libro de ejercicios de debajo del kit de manicura, dejó el asiento de Eiri.

“…A-Asombroso.”

Hojeando el libro de ejercicios de matemáticas, Renko exclamó.

Repitiendo “asombroso” para sí misma otra vez, Renko vociferó por la sospresa:

“¡Un puntaje perfecto con todas las respuestas incorrectas!”

“““¡Eh!”””

¿…Todas incorrectas en lugar de todas correctas?

Ignorando a Kyousuke y las demás quienes estaban totalmente impactados, Renko continuó:

“¡No sólo errores de cálculo, sino que tu método de resolución también está mal! Uwah… no puedo creer que hayas respondido mal todas estas preguntas básicas. De hecho, te encuentro muy asombrosa. ¿No escuchas apropiadamente en clase?”

“Eiri…” “Eiri-chan…” “Tabla de Cortar…”

“——”

Mientras que las miradas de todos se enfocaban sobre ella, Eiri miró por la ventana.

Con sus piernas cruzadas, estaba descansando un codo sobre el escritorio.

“C-Como si importara… Estas cosas no tienen nada que ver con matar personas. No es como si ocasionara un problema para la vida diaria. Para mí, no es esencial. ¿De qué sirven las fórmulas y todo eso?”

…Totalmente estúpida. Eiri comentó de mal humor.

A pesar de sonar totalmente auto-justificada, su rostro cambió rápidamente.

“¡Eiri!” Renko le sacudió los hombros.

“¡No puedes escapar de la realidad! ¡A este ritmo vas a necesitar clases suplementarias! ¡Incluso puede que desapruebes los exámenes! Tener una cita con Kyousuke durante la libertad condicional seguirá siendo un sueño–”

“¡Cállate!”

Eiri se quitó las manos de Renko de encima y miró fijo a la máscara de gas.

A pesar del filo de su mirada, grandes lágrimas se formaron en las esquinas de sus ojos.

“Es que, tampoco puedo evitarlo… N-No sé cómo hacerlo. No quiero ser tratada como una idiota y me fastidia que tenga que pedirles que me enseñen, además sólo queda una semana. Pensé que iba a estar bien mientras me mantenga por encima de la mitad del promedio, así que–”

Eiri se mordió el labio con fuerza y se aferró la cabeza, deprimida.

“Eiri…” La voz de Renko sonaba triste.

“Te faltan pechos claramente y no eres buena estudiando… ¿A dónde se fueron todos tus nutrientes?”

“Ayaka no puede creer que no hayas alcanzado el nivel del Año 1 de secundaria… Tabla de Cortar, eres una retrasada.”

“Eiri-chan… No es que no quieras apuntar a la libertad condicional, sino que no tienes opción, ya veo.”

“¡Cállense, todas! Ella, umm… tiene muchas dificultades personales, okey.”

Como motivos familiares. Creciendo en una familia de assassins, Eiri definitivamente no tuvo tiempo de estudiar, pasando los días perfeccionando técnicas de asesinato.

Como Kyousuke quien había pasado todo su tiempo luchando y trabajando, quedándose sin tiempo para estudiar–Probablemente algo como eso.

“¿Q-Qué…? ¡No se pongan de acuerdo para mirarme con esos ojos! Matemáticas es un desastre total porque es mi peor materia. Debería decir que soy mejor en otras materias, así que básicamente, umm…”

“No necesitas decir más.”

“¿…Huh?”

Renko habló con una voz triste mientras posaba su mano en el hombro de Eiri.

“No tienes que poner un rostro valiente, Eiri. Yo te enseñaré. Resolveré todas tus preguntas y eliminaré todas tus preocupaciones. Así que, estudiemos juntas, ¿okey?”

“Renko…”

Eiri abrió los ojos grandes y apartó el rostro.

Sus labios se abrieron y cerraron con enorme dificultad.

“…Gr-Gracias.”

Asintió con honestidad directa.

× × ×

La campana del mediodía sonó en el salón de clases desocupado en este día libre.

Escribiendo vocabulario al azar en un cuaderno, Kyousuke bajó su bolígrafo y respiró “…Phew.”

Estirando su tieso cuerpo, Kyousuke echó una mirada a la condición del resto.

Habiendo combinado sus escritorios, Eiri estaba aceptando la animada instrucción de Renko. Sosteniendo un libro de texto en ambas manos, Eiri respondió al pedido de Renko para recitar en Inglés.

The death of one is a tragedy.”

“No, no, mal. Demasiado bajito. ¡Otra vez!”

“¡The death of one is a tragedy!”

“¡No hay emoción para nada!”

“¡¡The death of one is a tragedy!!”

“¡Eso es! ¡La muerte de una persona es una tragedia! Pero–”

“¡¡¡Death of a million is just a statistic!!! ¡Un millón de personas muriendo es sólo un número estadístico!”

“¡Sí, lo recordaste! ¡Ya recuerdas este pasaje en Inglés!”

“¡Wow, felicitaciones! ¡KON-GU-RA-CHU-REI-SHON!”

Aunque había pasado menos de una hora, el aprendizaje de Eiri estaba progresando con fluidez. Como Maina también estaba recibiendo instrucción de Renko, Kyousuke y Ayaka estaban aparte.

“…Kusukusu. Qué maravilloso, esa Tabla de Cortar es una idiota.”

Ayaka se burló y se inclinó. Su estómago comenzó a rugir.

Instantáneamente, Ayaka dijo “¡¿Kyah?!” y se movió, su rostro se puso rojo.

“Ah… ¿P-Podrías fingir que no escuchaste eso?”

“Tonta, no es necesario que te sobreesfuerces. Es hora, de todas maneras. Tomemos un descanso.”

“……*Sollozo.*”

Ayaka bajó su mirada tímidamente, sujetando su estómago. Hemos vivido juntos por tanto tiempo, ¿cuántas veces ya he oído rugir a tu estómago? –Kyousuke sonrió irónicamente conforme se levantaba.

“Oigan, ¿qué tienen planeado para el almuerzo? Voy a comprar la comida.”

“¿Hmm?” Renko alzó la vista y miró el reloj en la pared.

“…Oh, ya es mediodía.”

“Sí. Ya que tenemos mucho trabajo que hacer, compraré para todos. ¿Qué quieren ustedes?”

–Dicho eso, las únicas opciones eran “sobras de pan” y “onigiris fríos”.

Aunque también había “pan recién horneado” sólo ofrecían uno, lo cual significaba que se vendía inmediatamente. Kyousuke se preguntaba si llegaría a tiempo si iba ahora mismo.

“Está bien. Tengo mi gelatina de siempre, pero te agradeceré una bebida.”

“…Comeré onigiri. Té para tomar, por favor.”

“Quiero, umm… ¡Pan con leche de frutilla!”

“¡¡¡H-Ha aparecido!!! No puedo creer que haya leche de frutilla. Como se esperaba de Tai-chan.”

Ayaka estaba excepcionalmente sorprendida. Maina dijo “N-No es tan extraño” con vergüenza.

“Entendido. Enseguida regresamos.”

“¡O quizás nunca regresemos, pero no se preocupen por nosotros si eso pasa!”

Luego de confirmar las elecciones de todos, Kyousuke y Ayaka dejaron el salón.

Caminando lado a lado a lo largo del pasillo desierto, se dirigieron hasta la tienda de snacks en el primer piso.

“…Ara, Kyousuke-kun.”

En el camino, bajando las escaleras, se toparon con conocidos.

“¡¿Woah?!” Ayaka gritó agudamente y saltó hacia el brazo de Kyousuke.

Los ojos redondos echaron un vistazo a Ayaka por detrás de los pequeños agujeros en la bolsa de papel marrón.

“¿Así que esta linda niñita es tu hermana menor que se transfirió aquí?”

“O-Onii-chan… ¿Quién es esta persona? No… ¿Qué rayos es esta cosa?”

Aún abrazando el brazo de Kyousuke, Ayaka alzó la vista hacia la inusual chica.

Al encontrarse con esta clase de persona, no era raro que Ayaka se asustara.

“Oh, ella es Bob. Como Renko, es una estudiante del Año 1 Clase B. A pesar de cómo se ve, en realidad es una buena persona, así que no te preocupes. –Así que, esta es mi hermana Ayaka.”

“Esta es la primera vez que nos vemos, ¿cierto? ¡Encantada de conocerte, Ayaka-chan!”

“…E-Encantada de conocerte.”

Ayaka tímidamente estrechó la amistosa mano que se extendió hacia ella.

Bob se rió “ufufu”. Justo cuando estaban a punto de soltar sus manos…

“……La hermana. De Kyousuke-kun.”
Una chica asomó su rostro por detrás de Bob.

Bajita. Cabello negro largo. Ojos rojos. Miró y observó a Ayaka.

Saliva transparente goteó de su boca medio abierta.

“Muy delgada… Pero se ve apetitosa… Yumm.”

La chica reveló sus muy desarrollados dientes dobles y se relamió los labios.

“¡¿Wah?!” Ayaka gritó otra vez, ocultándose detrás de Kyousuke.

“Ah… ¡No actúes así! ¿Qué le estás diciendo a alguien que acabas de conocer, Chihiro? Es muy descortés.”

Bob rápidamente levantó a la chica–Andou Chihiro–en sus brazos y le limpió la saliva con un pañuelo mientras decía:

“Perdón, Ayaka-chan. Chihiro no puede controlarse cuando ve carne humana.”

“¡¿Eh?! ¿C-Carne… humana?”

“…Sí. Es muy sabrosa cuando se come con grasa, ¿sabes? Mejillas y muslos… Yumm.”

“O-Onii-chan… Esta persona da miedo.”

Ayaka temblaba mientras Chihiro le miraba el rostro y los muslos. Sin Bob sosteniéndola, lucía como si fuera a lanzarse en cualquier segundo.

Viendo esos ojos rojos brillando radiantes, Bob abrió la bolsa que estaba cargando.

“Ara ara, debes tener hambre. Aquí tienes, aguanta por un rato, ¿okey?”

Increíblemente, lo que Bob sacó era “pan recién horneado”.

Al ver la legendaria mercancía que Kyousuke nunca tuvo la suerte de conseguir, los ojos de Chihiro destellaron.

“*Mordisco.*”

“¡Owwwwwww!”

Más que el pan, Chihiro mordió el dedo de Bob.

Los dientes dobles de Chihiro estaban mordiendo la gruesa piel con fuerza, mascando y mascando mientras comenzaba a saborear el gusto.

“En serio,” Bob suspiró y levantó el pan que se había caído al piso.

“…Como sea. ¿Entonces te estás preparando para los exámenes, Kyousuke-kun?”

“Sí, así es…”

Kyousuke asintió mientras Chihiro continuaba colgando del dedo de Bob.

“Estamos estudiando en un salón vacío en el segundo piso con Renko y las demás y ahora vinimos a comprar el almuerzo.”

“Ara ara, ¿en verdad? Perdón por atrasarlos tanto. Chihiro y yo también estamos estudiando en el salón de la Clase B. Vengan a jugar cuando quieran.”

“Oh, okey. Se lo haré saber a Renko y a las demás… ¿Michirou también está allí?”

–Suzuki Michirou. También conocido como Makiyouin Kuuga. Siempre hablando y hablando sobre su brazo izquierdo, ese tal Azrael. Kyousuke sentía que si estudiaba en un salón con ese tipo todo iba a terminar en huesos rotos.

Bob inclinó la cabeza.

“Ni idea. Michirou-kun es un lobo solitario.”

“Y-Ya veo…”

Durante el evento de la escuela prisión abierta, él parecía andar con estas chicas sólo porque fue asignado al mismo equipo.

“¿…Un amigo de Onii-chan?” Conforme Ayaka peguntó, Kyousuke respondió “¿Amigo…? No realmente.”

“Ara ara. Pobre Michirou-kun.” Bob se rió incómodamente y levantó a Chihiro otra vez.

“Entonces regresamos. ¡Buena suerte con sus estudios! ¡A Ayaka-chan también, adiós! Vengan a tomar un té relajante cuando estén libres, ¿sí? Ufufu.”

“Sí. Nos vemos luego. Buena suerte para ustedes también.”

“Adiós. Aunque Ayaka duda que haya una oportunidad para un té.”

Saludando a Kyousuke y Ayaka quienes la estaban despidiendo, Bob subió las escaleras.

“¡Bye, bye!” Antes de partir, Chihiro mostró una brillante sonrisa con dientes dobles.

Pronto, desaparecieron de las escaleras.

“Haaaaaaaaa~…”

Ayaka suspiró como liberando todo el aire de sus pulmones.

Moviéndose desde atrás hacia el frente de Kyousuke, alzó la vista hacia él de manera suplicante.

“Onii-chan… ¿Por qué no tienes más amigos además de las chicas?”

Eso fue lo que preguntó. Sus ojos desdeñosos penetraron a Kyousuke como una filosa flecha.

Confrontado con la presión increíblemente intimidante de su hermana, Kyousuke estaba aturdido.

“A-Además de las chicas…”

“Además de las chicas, no tienes ninguno, ¿cierto? ¿Amigos varones?”

“¡Por supuesto que tengo!”

“¿Por ejemplo?”

“P-Por ejemplo, está–”

Mohicano, Shinji, Usami, Oonogi… etc.

Recorriendo los nombres de todos los chicos que conocía, la conclusión de Kyousuke fue…

“…Michirou.”

“Acabas de decir que no contaba.”

“¡¿Guh?! E-En serio…”

Enfrentado a la severa acusación, Kyousuke gimió.

La mirada de Ayaka se puso muy peligrosa y su ceño fruncido se profundizó.

“Oye, Onii-chan… ¿Por qué, por qué no tienes amigos además de las chicas?”

El rostro de Ayaka presionaba gradualmente desde más cerca.

Sus ojos negro azabache reflejaban la imagen temblorosa de Kyousuke. Kyousuke sentía que podría ser succionado por esos ojos en cualquier momento.

“¿Debería decir que eso sucedió naturalmente? O supongo que ellas se acercaron por su cuenta…”

“¿Se acercaron por su cuenta? ¿En serio? ¡Entonces Onii-chan debe ser super popular como Ayaka pensó!”

Repitiendo las palabras de Kyousuke, los extremos de los labios de Ayaka se relajaron.

Pero aun así, sus ojos no sonreían en absoluto.

“Bueno… Piénsalo un poco, soy aquel al que conocen como el asesino en masa de doce, ¿sabes? Ese el número uno en todo el año escolar. En una escuela normal, la gente seguramente se escondería de mí, pero…”

Llamado por otros como “Antrax” y “Metallica” en el pasado, Kyousuke infundiría un miedo despreciable en cualquier estudiante femenina en el mismo grado tan pronto como hicieran contacto visual con él. Todo lo que necesitaría era pronunciar una sola oración para hacerlas llorar. Pedirles sus correos las haría entregar su dinero. Confesarse terminaría con chicas arrodillándose en el piso, suplicando piedad.

Pero a diferencia de una escuela normal, este lugar era lo totalmente opuesto.

“Más que asustadas, esas personas parecen más interesadas en mí como el asesino que mató a doce víctimas. Es por eso que sólo las chicas se acercaron a mí, los chicos están celosos…”

“¿Entonces dices que los chicos te ven como un monstruo, Onii-chan?”

“Sí, bastante.”

“Hmph~…”

Ayaka alejó su mirada y agachó la cabeza.

Pronto, alzó la vista y miró a Kyousuke.

“¿–Estás feliz?”

Preguntó.

“¿……Eh?”

Recibiendo de repente esa pregunta de su parte, Kyousuke estaba aturdido.

Ayaka sujetó el pecho de Kyousuke y preguntó como buscando apoyo:

“Ser tan popular, ¿te hace feliz? Las chicas se solían esconder de ti, pero ahora se están ofreciendo a sí mismas a ti de a montones, ¿estás feliz? Quién sabe por qué hay tantas bellezas, debes estar muy feliz–”

“No, no necesariamente.”

“¿……Eh?”

“Aunque es una linda sensación recibir el afecto de otras personas… Todas ellas son homicidas, ¿sabes? Esencialmente son personas que se están involucrando conmigo sólo por esos falsos cargos. Para ser honesto, me molesta.”

“¡¿Te molesta?! ¿Para Onii-chan es un problema?”

Kyousuke le sonreía irónicamente a Ayaka quien le estaba preguntando con los ojos abiertos tan grandes que estaban redondos.

Recordando las incontables y absurdas confesiones y acercamientos, él susurró con una voz totalmente exhausta:

“¿No es algo obvio? Soy un chico normal… No puedo comprender en absoluto los pensamientos e intereses de esas personas. Sin importar lo popular que sea, no tiene sentido si me muero.”

Casi asesinado tantas veces, Kyousuke no podía reírse para nada.

Si alguien deseaba ocupar su lugar, aceptaría en un parpadeo.

“Entonces es así…” Quizás los problemas de Kyousuke finalmente habían sido transmitidos a ella, ya que el rostro de Ayaka se puso triste.

Pero inmediatamente se convirtió en una sonrisa.

“¡Oh, okey! ¡Ser tan popular con las chicas no te hace feliz, te molesta! Sí, sí. Oh cielos… Asustaste mucho a Ayaka. Ayaka estaba pensando que Onii-chan se había convertido en un playboy. Kusukusu.”

Ayaka soltó a Kyousuke y comenzó a saltar de manera animada.

La atmósfera sombría fue barrida de una sola vez. Su humor se animó completamente. Aunque Kyousuke se sentía afligido por los caprichos de Ayaka, aun así la siguió.

Caminando al lado de Ayaka, Kyousuke susurró:

“La vida sería muy dura si en serio me convirtiera en un playboy.”

Kusukusu. ¿El mismo viejo problema de la edad = número de años sin una amante?”

“Cállate. ¿Acaso tú no estás en el mismo barco?”

“Sí. Pero Ayaka tiene a Onii-chan, así que Ayaka no necesita un amante.”

“Oh…”

“¿Por qué te pones tímido, Onii-chan? No puede ser, en verdad quieres que Ayaka sea tu amante, Onii-chan–”

“Por supuesto. Eres mi hermana, no mi amante. Esta relación nunca cambiará.”

“AJaja. ¡Por supuesto! Absolutamente nunca cambiará, ¿verdad?”

“Sí. Sin importar lo que pase, no cambiará. Porque somos familia, ¿cierto?”

“¡Sí! Hasta que la muerte nos separé, ¿cierto?”

Mientras tenían esta clase de conversación, se tomaron de las manos mientras caminaban por el pasillo.

“…Sí. Pero aun si tuviera que morir, no voy a dejar que nos maten.”

Atesorándola ligera y enormemente, Kyousuke sostenía esa calidez que parecía que se rompería si aplicaba mucha fuerza.

Dentro de esta escuela donde estaban rodeados de psicópatas por todas partes, volcó sus pensamientos y sentimientos más potentes en proteger esta pequeña mano.

 

NOTAS DEL TRADUCTOR:

(1) Manjushri es un Bodhisattva que encarna la sabiduría trascendental, más información aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Manjushri

 

Traductor al Inglés: Anónimo (Baka-Tsuki)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin corrección.

10 pensamientos en “Pregunta 2 – “¿El Silencio es Suicidio?”

  1. Buen capitulo pero ya ahi algo que me molesto del autor …..la mala composicion de atributos de 2 personajes renko y eiri, en lo personal no me gustan los personajes tecnicamente perfecto o que lo tenga todo eso le quita la gracia porque ella buenos senos, mata ,sabe cocinar y ahora inteligente porfavor ahi algo q no haga este personaje por el contrario eiri la dejaron como personaje escaso y eso molesto porque es del elenco principal , te crro un relleno pero vamos si vino de una familia de asesino debio saber cocinar y ser inteligente o almenos aprendizaje veloz pero no, no le puso ningun atributo rescatable. Muy mal ahi el autor no me extraña ahora q fuera cancelado despues aun asi quiero vet como queda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: