Capítulo 2.5

Página Anterior     *     Página Siguiente

Dejando el edificio, Raishin y Yaya finalmente estaban regresando al dormitorio.

Era la una de la madrugada. El fuerte viento nocturno todavía seguía soplando en este momento. La humedad en el aire frío hacía que agachara la cabeza reflexivamente.

Yaya lucía bien. Estaba extrañamente de buen humor, casi brincando mientras daba unos pasos en frente de él.

“Ha pasado un tiempo desde hemos estado en el dormitorio, ¿no?”

“Sí.”

“¿No se siente nostálgico de alguna forma?”

“Sí.”

“El dormitorio no es un espacio público, ¿verdad?”

“No, pero si intentas hacer algo raro te echaré, ¿ok?”

“… Tch.”

“¿Acabas de chasquear la lengua? Acabas de hacerlo descaradamente, ¿no?”

“Pero ha estado haciendo mucho frío últimamente… Yaya se congelará si la dejan sola.”

“¡No mientas! ¡Tienes agallas para decir eso, teniendo en cuenta que te quitas la ropa sin parpadear ni siquiera una vez!”

Emergiendo de un túnel de árboles, llegaron al dormitorio Tortuga.

En este momento, incluso el diligente casero estaba dormido. Obviamente, esto significaba que la entrada estaba cerrada… Pero Raishin tenía una llave de repuesto. Era uno de los privilegios de portar un guante— un Gaunlet.

Cerrando con llave la puerta luego de haber entrado, se dirigió a su cuarto.

Era su propio castillo donde se sentía extrañamente calmado. Tomando sus analgésicos, se quitó el uniforme, se cambió y se lavó los dientes. Los analgésicos pronto hicieron efecto, y una ola de somnolencia lo invadió.

Resistiendo la llamada de Sandman (1), se reclinó en una silla y empezó a pensar.

Reflexionó en lo que Kimberly acababa de decirle.

“¿Todavía estás despierto, Raishin? Por favor apresúrate y ve a dormir.”

“Sí, lo haré tan pronto como salgas de mi cama.”

Yaya de mala gana bajó de la cama y fue a la suya.

En su lugar, él se zambulló bajo las sábanas de su cama. Las almohadas y el lugar donde Yaya había estado se sentían cálidas por su calor corporal. Soltando un placentero suspiro de alivio, Raishin finalmente cerró los ojos.

Sintiendo su consciencia alejándose, murmuró hacia la otra cama.

“… Yaya, sobre la pregunta de esta tarde. Sobre por qué estoy tratando de ayudar a Charl tan desesperadamente— aun después del regaño de Shouko.”

Sintió una severa toma de aire del otro lado. Yaya estaba tensa.

“Ni siquiera yo mismo estoy seguro de la razón.”

“… ¿Eh?”

“No me siento atraído por Charl. Sigmund es sin dudas, un formidable oponente, y si se fuera ciertamente sería una ventaja para nosotros. Sin embargo, si están en problemas, quiero ayudarlos.”

“Raishin…”

“No es sólo a Charl, a Frey también. Obviamente, eso te incluye a ti también. Loki— bueno, dejando de lado nuestras diferencias en el pasado, él también es alguien a quien ayudaría. Supongo que en verdad tengo que ayudar a Charl después de todo. Además…”

Henri estaba pesando con fuerza en su mente.

Sentía una afinidad con ella. Como alguien que también tenía un hermano mayor, tenía una simpatía retorcida por ella, ya que sentía que se parecía mucho a él. Quizás era un malentendido arbitrario de su parte, pero aun así…

“Mañana, vamos a buscar a Henri otra vez.”

“¿Henriette? ¿No a Charlotte?”

“Charl misma lo dijo, ‘no te involucres con ella’. Desafortunadamente para ella, soy un demonio antagonista.”

“Ok. Entonces Yaya hará lo que Raishin diga.”

Yaya obedeció sumisamente.

Tratando de disipar su tristeza, Raishin continuó con un tono dulce en su voz.

“Perdón por encomendarte cosas problemáticas siempre.”

“No digas eso… Mientras Yaya pueda permanecer al lado de Raishin, Yaya es feliz.”

“Algún día te lo compensaré.”

“Raishin… Eso significa que…”

Ese fue un gran golpe en el pecho de Yaya.

“¿Vas a proponerle matrimonio a Yaya…?”

“¡¿Qué demonios?!”

“¿Pero no dijiste que escucharías cualquier pedido que Yaya haga?”

“¡No fui tan lejos! ¡Todo lo que dije fue que te lo compensaría!”

“¡En ese caso, por favor haz que Yaya sea tu esposa!”

“¡Nada de ‘en ese caso’! ¡No voy a hacer esa clase de compromiso en absoluto!”

Las sábanas en la cama de al lado volaron.

En el medio de la oscuridad, pudo sentir la presencia de una bestia feroz acercándose.

Sujetándose con fuerza a la sábana, se preparó para el voraz ataque de la bestia.

Luchando contra su fatiga, Raishin una vez más resistió una noche sin sueño.

Finalmente, llegó la mañana siguiente.

En el primer piso del dormitorio Tortuga, había un gran comedor, y los estudiantes hospedados estaban reunidos dentro.

Era la hora del desayuno, y un monje los estaba guiando al dar las gracias.

Vagamente concordando con las palabras, Raishin estaba untando mantequilla en su tostada, cuando dejaba escapar un gran bostezo.

Su falta de sueño era obvia. Sus ojos estaban vidriosos y se sentían pesados, y también ojeras bajo ellos.

Junto a él, Yaya también estaba adormilada. Con una mirada medio dormida en el rostro, estaba pelando lentamente un huevo.

Viéndolos a los dos sospechosamente, el apuesto casero se acercó a ellos.

“Escucha, Raishin…”

Estaba a punto de decir algo, pero luego se detuvo. Sacudió la cabeza,

“No, no es nada. Ya he pasado por eso. A tu edad, si no encuentras una manera de liberar esos deseos cada noche, terminará afectando tu habilidad para estudiar.”

“¡No me mire de esa manera! ¡No he hecho nada de las cosas en las que está pensando!”

“Perdón por esto, casero. Raishin estuvo muy vigoroso anoche… <3”

“¡No confundas a la gente intencionalmente! ¡Lo único vigoroso anoche fue mi resistencia!”

Los estudiantes en los alrededores estallaron en risas. Sintiendo como una migraña de aproximaba, Raishin le dio un bocado a su tostada. Bebiendo la leche fresca y masticando las gruesas tiras de tocino, mientras le ponía sal a los huevos y estaba a punto de llevárselo a la boca,

“Oye, ¿escuchaste? Supuestamente T-Rex es la que está detrás de la destrucción de la torre del reloj.”

Habiendo oído eso, Raishin enfocó toda su concentración en escuchar.

“Esto no es algo con lo que la gente simplemente se ría y lo deje pasar.”

“Esencialmente está desafiando a las autoridades de la escuela, ¿no? Van a aplicarle el máximo de los castigos.”

“Aun si el director la perdona, nosotros no.”

El tono en sus voces no era en broma. La hostilidad estaba allí, y estaban emanando una peligrosa presencia.

“Al final, T-Rex es una villana después de todo.”

“En ese caso, entonces el incidente que involucró a Félix…”

En medio del barullo del comedor, una extraña atmósfera comenzó a llenar el área.

“No puedo creer que alguien como Félix fuera un asesino…”

“Sí, si hablamos de eso… pienso que hay algo sospechoso en todo ese asunto. ¿Acaso no dijeron que la academia se negó a un ofrecimiento de ayuda del propio equipo de investigación del gobierno? Si fue así, entonces el director fue el que planeó todo…”

“Si T-Rex es una villana, entonces el Segundo Último seguramente también esté involucrado. Acaba de transferirse y de repente está en la Fiesta Vespertina. La casualidad es demasiado perfecta—”

Hubo un fuerte sonido de una silla arrastrándose en el piso conforme alguien de pronto y ruidosamente se levantó.

El silencio descendió sobre el salón en un instante. Todos los ojos se posaron en la persona que acaba de ignorar todo tipo de modales.

Era Raishin.

Yaya lo miró, con una expresión preocupada en su rostro.

El grupo que estaba hablando de Charl miró a Raishin en silencio.

La tensión en el salón era tan gruesa que podría cortarse con un cuchillo— Pero Raishin con indiferencia tomó su bandeja, la llevó fregadero y le dio una rápida lavada, antes de irse del salón. Yaya rápidamente lo siguió.

Tan pronto como salió del salón, pudieron oírse risas.

Yaya miró al salón comedor con irritación.

“Qué rudos…”

“No te molestes. Si quieren reírse, deja que se rían.”

Estaba acostumbrado a que se rieran de él, pero eso no era lo importante.

Por lo que escuchó, ahora Charl era la enemiga de toda la academia.

Si no resolvía el problema rápido, pronto se volvería incapaz de hacer algo para ayudarla. Aun si fuera a destruir los registros de la escuela, no sería capaz de volver a la escuela.

“Me tomaré unas vacaciones autodeclaradas de las clases de hoy. Primero vamos a buscar a Henri, luego buscaremos a Charl—”

“… ¿Raishin? ¿Qué sucede?”

“Es Henri.”

“¿Eh?”

Raishin estaba mirando por la ventana, su mirada se fijó en algo.

Hablando del demonio. En un pequeño camino dentro del bosque, estaba la figura de una chica corriendo apurada hacia algún lado.

Su cabello castaño y sombrero pasado de moda se destacaban. No había dudas de que era Henri.

“¿Va a hacer algo otra vez?”

Por lo que podía ver, no lucía como si estuviera llevando una soga para colgarse con ella. Sin embargo, todavía estaba la posibilidad de que estuviera ocultando un cuchillo en algún lugar de su persona. Raishin se acercó, se sujetó del alféizar de la ventana para tratar de obtener una mejor vista de a donde estaba yendo.

En ese momento, Yaya de repente gritó.

“¡Raishin! ¡Es Charlotte!”

Yaya estaba apuntando hacia el túnel de árboles. Las densas copas de los árboles no eran capaces de ocultar totalmente su brillante cabello dorado.

Eso significaba que Sigmund estaría cerca— ¡ahí está!

Directamente debajo de Charl, su gran cuerpo estaba escondido dentro del matorral.

Charl estaba mirando en la dirección de las ruinas de la torre del reloj. Henri se estaba dirigiendo hacia allí también.

(¿Pasó algo…?)

Raishin se subió al alféizar, extendiendo su cuerpo.

El túnel de árboles estaba bloqueando su visión. Aun así no obstante, podía ver varias figuras en las ruinas de la torre del reloj. Todos estaban usando trajes, y mantenían un ojo en sus alrededores. El resplandor del sol estaba reflejándose sobre algo, seguramente armas.

Finalmente, parado detrás del personal armado, estaba un hombre alto con un físico remarcable.

Era el director. ¿Por qué estaría allí a esta hora del día…?

“— ¡Está dirigiendo la investigación de la torre del reloj!”

Probablemente estaba allí para determinar la causa de su colapso y revisar su estado actual.

En ese instante, Raishin dedujo el plan de Charl.

(Soy tan idiota. ¡Ayer la Profesora Kimberly me lo contó todo, ¿no?!)

Sigmund se movió dentro del matorral. Tan pronto como se dio cuenta de que Sigmund estaba a punto de levantar vuelo, Raishin saltó por la ventana.

“¡¿Raishin?!”

Tomó a Yaya por sorpresa. Sin detener su corrida, Raishin le gritó por el hombro.

“¡No me sigas! ¡Ve a contactar a Shouko!”

“¡Eh— no! ¡Yaya también irá!”

“¡Apresúrate y ve! ¡Cuento contigo!”

Girando la cabeza de nuevo hacia el frente, Raishin siguió corriendo. Sigmund se elevó del matorral en frente de él. Charl saltó ligeramente de la rama en la que estaba, aterrizando sobre la espalda de Sigmund.

Subiendo sobre la copa de los árboles, se elevaron al cuelo. Parece que no habían notado a Raishin, quien estaba corriendo debajo de ellos. Alzando la vista, vio que Sigmund tenía la mandíbula abierta.

(¡Como pensé, va a atacar!)

Las ruinas de la torre del reloj y el director estaban en su línea de fuego.

Además, también estaba la figura de Henri, corriendo hacia ese lugar.

“¡Hermana! ¡Detente! ¡Hermana!”

Henri le estaba gritando. Sin embargo, su voz se perdía en medio del viento y las hojas que revoloteaban.

Charl no había notado la presencia de Henri. Sigmund todavía estaba preparando el fuego. Raishin tenía un mal presentimiento. ¡A este ritmo, Henri también morirá!

Ignorando el dolor en su hombro, Raishin empezó a correr.

(¡Déjame llegar a tiempo!)

Esprintando a través del túnel de árboles en un instante, voló por la calle principal.

Henri estaba justo en frente de él. Irónicamente, sus gritos habían alertado a los guardias de seguridad. Finalmente al notar la figura de Sigmund, empezaron a armar un escándalo.

Sin embargo, como era un solo disparo, el Raster Cannon no era algo contra lo que podrían cubrirse.

Finalmente, la luz brotó de la boca de Sigmund.

Fue un torrente explosivo de luz. Saturó los alrededores con su brillo, haciendo que el campo de visión de Raishin quedara completamente en blanco.

Raishin saltó con todas sus fuerzas, alcanzando la espalda de Henri.

En el instante que sus yemas rozaron sus hombros, el rayo de luz cayó sobre los escombros de la torre del reloj, haciendo que el lugar se vea como si lo hubieran limpiado de una barrida. Hubo un rugido de lo que sonó como una avalancha, luego de repente, el suelo dejó de ser suelo.

El suelo debajo de ellos se había derrumbado, dando lugar a un gran agujero.

Sin entender totalmente lo que acababa de suceder, Raishin cayó hacia el fondo de ese abismo.




NOTAS DEL TRADUCTOR:

(1) El Arenero o Sandman es un personaje de la cultura anglosajona, y sobre todo la celta, que visita cada noche el dormitorio de la gente mientras duerme, para esparcirle arena mágica en los ojos y así, los durmientes tendrán sus sueños (De ahí su nombre Sand – Arena y Man – Hombre) y por eso la legaña adquiere el nombre de arena, arena mágica o arena de sueño.

Traductor al Inglés: Hayashi (Nanodesu Translations)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: nahucirujano

Página Anterior     *     Página Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: