Día 1 Infierno – “Amplificador Gótico Demente”

05:30 Ceremonia de Apertura

Partida hacia la escuela prisión abierta con sudor, lágrimas, y vómito con sangre♪

10:00 Llegada al Hogar del Limbo

10:15 Ceremonia de Entrada a la Prisión

12:30 Orientación de los Siete Resarcidos

¡Felíz resarcimiento con la forma de un juego!

16:10 Condena

Abucheos de ‘mátenlos’ están prohibidos

18:00 Fogata del Infierno

Resistir todas las heridas excepto las quemaduras letales

20:10 Infierno de Agua Hirviente de Bañera

Géneros separados. ¡Espiar está absolutamente prohibido!

(Especialmente los chicos. Especialmente Kamiya Kyousuke-kun de la Clase A, Año 1.)

22:00 Cerrado, fuera luces

La Escuela Purgatorium de Rehabilitación estaba repleta de edificios escolares en una remota isla en el medio del mar.

Absolutamente imposible de abandonar de manera ordinaria, aparte de los campos de la escuela encerrados entre paredes de concreto y vallas, la isla era una basta zona de vegetación floreciente y bosques. En medio del verde que les ocupaba la vista, había un camino en el bosque donde Kyousuke y el resto estaban jadeando mientras corrían, avanzando. Cargando pesadas mochilas, su destino eran los dormitorios de la escuela prisión abierta–‘Hogar del Limbo’.

“¡Rápido, rápido, rápido, rápido, rápido, rápido! ¡Muevan sus traseros, cerdos estúpidos! ¡Cualquier pedazo de basura que avance más lento que yo recibirá un azote abrazador~! ¡¡Sigan corriendo, sigan corriendo, corran hasta que vomiten sangre!!”

Balanceando la tubería de acero al azar al final del grupo, Kurumiya estaba movilizando a los estudiantes.

Impulsándose hacia delante para agrandar la distancia lo suficiente, Kyousuke corría mientras miraba las espaldas de los miembros del Comité Disciplinario en frente de él.

Los cuatro estaban corriendo sin parar con toda compostura.

No había signos de la Presidente del Comité, Syamaya, entre ellos.

El resto de los miembros probablemente estaban detrás de la Clase A del Año 1 de Kyousuke, juntos al profesor titular de la Clase B del Año 1. Sintiéndose aliviado por la ausencia temporal de Syamaya, Kyousuke exhaló pero aun así susurró:

“Esa Presidente del Comité, que haya matado a veintiún persona es terrible… ¿Eso la convierte en la número uno de la escuela?”

“… Tiene sentido. Incluso si consideras a todo el mundo, asesinos con esa cantidad de víctimas probablemente se cuentan con los dedos de las manos.”

Tan pronto como Kyousuke habló, alguien respondió de inmediato. La chica con la cola de caballo rojo vino que se balanceaba, Akabane Eiri estaba corriendo junto a él, con la boca fruncida.

“… Y encima, es una asesina serial, ¿sabes? Sería comprensible para un asesino en masa o un asesino relámpago. Pero tener veintiún víctimas matadas en serie, puede que los casos se cuenten con los dedos de una mano.”

—Aparentemente había tres tipos de asesinos, basado en lo que Eiri estaba diciendo.

Primero estaban los asesinos en masa, lo que significa alguien que ha matado a un gran número de personas de una sola vez en una ubicación. Este es el mismo tipo de crimen que una masacre a disparos así como lo que le incriminaron a Kyousuke.

Luego estaban los asesinos relámpago, lo que significa alguien que ha matado víctimas en dos o más ubicaciones dentro de un período corto de tiempo. Denominado relámpago en el sentido de la indulgencia despreocupada, crímenes que tienden a ser ocasiones únicas. En la mayoría de los casos, los objetivos eran indiscriminados.

Finalmente, estaban los asesinos seriales, refiriéndose a personas que han cometido múltiples homicidios sin restricción en el método. Luego de cometer asesinato tras asesinato, los culpables se esconden en la sociedad, siguiendo con tus vidas normales.

Los asesinos seriales usualmente eran marcados como enfermos mentales con inusuales fetiches o intereses macabros. En la mayoría de los casos, había cosas en común entre las víctimas y los métodos en los que eran asesinados. Aunque cuánto más corto fuera el tiempo entre asesinatos, más fácil era ser capturado, comparado con los asesinos en masa y los relámpago, el número de víctimas de los asesinos seriales tendían a ser mucho más bajos.

“Sin embargo, esa chica cometió crímenes sin conexiones entre ellos, haciendo muy difícil que las investigaciones progresaran… Además, todos los crímenes fueron cometidos muy racionalmente. Todavía no estoy totalmente convencida del hecho de que una chica como ella haya matado a veintiún personas. Claramente tiene casi la misma edad que yo y para colmo es una amateur—”

Diciendo eso, Eiri sujetó las correas de su mochila.

En la superficie, Eiri era tratada como “Murderer of Six” pero en realidad, era una asesina profesional, una asesina a sueldo, que aún no había matado a nadie. Dada la enorme distancia entre su título y su verdadero ser, para Eiri quien no podía lograr matar a otros, probablemente era difícil que ella entendiera a Syamaya quien había matado a veintiún víctimas a pesar de venir de una crianza común. Los ojos de Eiri mostraron un destello de duda, miedo, celos y admiración.

Kyousuke hizo su mejor esfuerzo por sonar animado en un intento por alentar a Eiri.

“¡S-Sin embargo! Ella ya está completamente rehabilitada, así que no hay problema, ¿verdad?”

“Si tan sólo eso fuera verdad…”

Eiri se quedó en silencio luego de dar una breve respuesta.

Una espléndida canción de las cigarras sonando sin parar con fuerza recaía desde las verdes copas de los árboles.

“… Oye, Kyousuke.”

Luego de correr en silencio por un rato, Eiri habló de nuevo.

Sintiendo alguna clase de mirada, Kyousuke vio a su lado.

“¿Qué sucede?”

Eiri había entrecerrado sus ojos hacia él. Bajo esas párpados entrecerrados, los ojos de Eiri parecían llenos de resentimiento.

“Estoy hablando de ti. En la ceremonia de apertura, perdiste la cabeza por esa chica, ¿cierto?”

“¿Eh? ¿Perdí la cabeza, a qué te refieres… con eso?”

Kyousuke se sorprendió ante la casual pregunta y devolvió otra pregunta rápidamente. Eiri se mordió el labio y dijo:

“… No mucho, es sólo una sensación… de que Kyousuke es un pervertido que puede excitarse incluso si la otra persona es una asesina psicópata de veintiún personas, mientras la chica sea linda.”

“No, espera un segundo, yo ni siquiera sabía todo eso al principio, ¿okey? Si hubiera sabido que esta estudiante de último año había matado a veintiún personas, sin importar qué, no habría—”

“Ya veo. En otras palabras, te obsesionaste con ella desde el principio… Sí, ahora lo sé.”

Los ojos rojo vino se entrecerraron. Kyousuke sintió sudor frío sobre su frente.

“¡¿Una pregunta capciosa?! No espera, es porque… ¿No estás de acuerdo? Ella luce muy linda y actúa muy amable, debería decirlo de esta manera, a todos los chicos, sin importar quién, les resultaría un paisaje refrescante e incluso se les empezará a acelerar el corazón y cosas así—”

“…… ¿En verdad?”

Los ojos de Eiri se entrecerraron aún más, llenos con una luz peligrosa.

Sudor frío emanaba a borbotones de la frente de Kyousuke, produciendo un derrame goteante.

“… ¿Q-Qué?”

“Nada.”

Eiri apartó la vista con indiferencia y apuró el paso, adelantándose a Kyousuke quien originalmente estaba a su lado, apresurándose hacia el frente rápidamente por su cuenta.

Mientras se alejaba, parecía murmurar algo como “Hmph…. entonces Kyousuke es esa clase de persona… ya veo” pero Kyousuke apenas pudo escuchar algo.

“Probablemente está murmurando ‘muérete de una vez’. ¿Por qué rayos está molesta?”

Mientras Kyousuke miraba a Eiri alejándose más y más, desconcertado…

“Huff… Huff… Hee… Hee… Ya no… ¡Ya no puedo correr más~~~~!”

Otra chica lo alcanzó, casi sin aliento.

Cabello ligeramente ondulado color castaño nuez. Igarashi Maina.

Sus delgados brazos estaban sacudiéndose al azar, ya sin fuerzas.

“huff, huff, hee… Huff, huff, heeeeee… Ze…”

A este ritmo, ni pensar en hablar, incluso su respiración estaba a punto de detenerse.

Kyousuke sonrió con ironía y disminuyó la velocidad.

“Parece que estás sufriendo, Maina. ¡Correré contigo, así que aguanta!”

“¡¿Eh?! Oh, o-okey… ¡Muchas gracias! Hee… Huff…”

Su expresión de sufrimiento se relajó para mostrar una sonrisa, pero pronto volvió a sufrir de nuevo.

Necesitaba oxígeno, respirando tan fuerte como podía, resultando en dificultad para respirar.

“Oh… Es malo que respires demasiado fuerte, ¿sabes? Supongo que habrás escuchado sobre el método Lamaze, el usado para los partos. Sólo hazlo de esa manera, rítmicamente—”

“Hee, hee, hoo~… hee, hee, hoo~”

“¡Ohoh, nada mal! ¡Esa es la manera, hee, hee, hoo~!”

“Hee, hee, hoo~… hee, hee, hoo~”

“¡Puja, puja! Resiste, Maina, hee, hee, hoo~”

“Hee, hee, hoo~ ¡Oh no, el bebé está saliendo!”

“¡¿Qué demonios?!”

“¡Oigan, ustedes dos! ¡¿Qué demonios están vociferando?! ¡Si tienen tiempo para mover los labios entonces muevan esas piernas suyas! ¡¡¿Quieren que les meta esto en los labios?!! ¡¿No creen que los traumaré?! ¡¡¡¡Créanlo!!!!”

Justo en ese momento, los rugidos furiosos de Kurumiya pudieron escucharse.

Kyousuke se dio cuenta de que había disminuido la velocidad demasiado. Mirando atrás, pudo ver a Kurumiya no muy lejos, levantando su tubería y soltando una rabieta. “¡¿Eeeeeek?!” Maina saltó del miedo.

“¡Nooooooooooooooooooooooooooo! ¡Tenga piedad de mí! ¡¡¡Aun si es mi virginidad, por favor tenga piedad de mí!!!”

Como tratando de escapar del agarre demoníaco de Kurumiya, Maina gritó fuera de control mientras de repente aceleraba la velocidad.

Provocando que una tormenta de ramas, hojas y piedras se desparrame a lo largo del camino en el bosque, Maina superó a Eiri quien estaba mirando atrás sorprendida. Justo cuando Maina estuvo a punto de sobrepasar a los estudiantes de último año del Comité Disciplinario en el frente…

“¡Uwahhhhhhhhhhh!”

–Se cayó violentamente.

Casi envuelta en esto, la miembro del Comité que parecía una gángster gritó “Woah. ¡¿Q-Qué demonios?!” y saltó. Por el otro lado, los demás estudiantes de la clase pusieron expresiones de “… Aquí vamos de nuevo” en sus rostro sorprendidos mientras echaban un vistazo a Maina en el suelo y pasaban corriendo junto a ella.

“Umm… ¡¿E-Estás bien?!”

“Oye… ¡¿Estás bien?!”

Kyousuke y Eiri se acercaron a Maina. Maina gimió “uuuuuu…” mientras se levantaba.

Sacudiéndose el polvo de la cara, Maina dijo “… S-Sí. Estoy bien… Muy sucia. “

Entonces estaba a punto de empezar a correr otra vez cuando–

“¡¿Owwie?! Duele mucho… Se me raspó la piel. Owwie, owwie.”

Sujetándose la rodilla de la pierna derecha con la que se había levantado, Maina de repente se detuvo. Sus ojos se estaban humedeciendo.

Al ver una pequeña herida en el rostro de Maina, Kyousuke–

“… Aquí vamos.”

“¡¿Awawa?! ¡¿Kyousuke-kun=! ¿Q-Q-Q-Q-Qué, qué estás haciendo?”

“¿Hmm? Oh, no mucho… sólo pienso que así será más fácil. ¿Estoy entrometiéndome demasiado?”

Cargándola como una princesa, Kyousuke había alzado a Maina en sus brazos y empezó a correr de esa manera.

Asustada, Maina se acurrucó en una bola.

“Ah, no… U-Umm… No es que te estés entrometiendo, pero… ¿no será muy duro para ti si hacer esto, Kyousuke-kun? U-Umm… ¿Soy muy pesada, no? Awawa.”

Hablando azarosamente, Maina se sonrojó hasta las orejas.

Al ver a Maina avergonzada, Kyousuke sonrió.

“No te preocupes, no eres pesada en absoluto. Tengo mucha confianza en mi resistencia después de todo. Esto no es nada más que correr con una chica en mis brazos, no hay problema. Mientras a ti no te moleste, Maina.”

“¡¿……?!”

Los ojos de Maina se abrieron grandes al punto de volverse circulares. Bajó la vista, torciendo su cuerpo en los brazos de Kyousuke como diciendo tímida y delicadamente “N-No me molesta.”

Kyousuke sonrió y amablemente acomodó a Maina en sus brazos, tratando de controlar las sacudidas tanto como fuera posible, corriendo a lo largo del bosque que no era fácil de recorrer. Maina alzó la vista a Kyousuke con inquietud y una mirada suplicante.

“Umm, uh… ¡Muchas grasshias!”

“Para nada. Soy el líder del grupo después de todo, así que ayudar a un miembro camarada es sólo parte de mi deber.”

“……”

Desde que Kyousuke cargó a Maina en sus brazos, Eiri había permanecido fríamente en silencio.

Junto a Eiri y Maina, así como un cierto miembro de un trío de chicos que había sido inhumanamente exterminado al principio al involucrarse en una pelea con Kurumiya temprano por la mañana, Kyousuke estaba en el Equipo 4 de la Clase A.

“Oye, Eiri. ¿Por qué diablos estás molesta?”

“… ¿Huh? No estoy molesta. Muérete de una vez.”

“¿A-Acaso eso no es estar molesta…? ¿Qué demonios, tú también quieres que te carguen?”

“¡I-Imposible, pervertido! ¡¿C-Cuán ridículo puedes ser?!”

Los ojos somnolientos de Eiri estaba completamente abiertos mientras gruñía enfadada, pasando corriendo frente a Kyousuke y Maina. Por la imagen de su espalda alejándose, Kyousuke pudo ver un extraordinaria aura de resentimiento liberándose.

“S-Sólo bromeaba… No tienes que mirarme como si fuera un bicho.”

“Awawa. Lo siento, Eiri-chan…”

“¿Por qué te estás disculpando, Maina?”

“¡¿Ehhhhhh?! Oh… ¡P-Por nada! ¡Por nada de nada!”

Maina frenéticamente negaba con la cabeza. Kyousuke se sentía más y más desconcertado.

Desde que asistía a la Escuela Purgatorium de Rehabilitación, tres meses habían pasado en un parpadeo—

Kyousuke sentía que en lo que respectaba a Maina ya todo estaba bien, pero de vez en cuando, Eiri parecía más ofendida que antes.

Claramente sin tener recuerdos de haberla ofendido en absoluto, Kyousuke se sentía totalmente anonadado.

(Podrá ser que… ¿Le desagrado?)

Mirando a Eiri quien estaba corriendo sin parar sola a un lado del sendero forestal, Kyousuke se rascó la nuca.

Actualmente era principios de Julio. A pesar del aumento gradual de las temperaturas, sólo la fría actitud de Eiri hacia Kyousuke no mostraba signos de calentarse.

× × ×

Había pasado media hora desde que partieron de la Escuela Purgatorium de Rehabilitación.

En un claro al aire libre, se tomaron un breve descanso.

De acuerdo a lo que estaba escrito en la guía, aún tenían que correr por casi dos horas y media. Uno no podía evitar sospechar si esta era una ruta con muchas vueltas.

Bajando su mochila, Kyousuke se dejó caer sobre el suelo para sentarse.

Habiendo empezado a correr por su cuenta otra vez, Maina también se sentó, exhausta.

Mientras decía “Huff… Hee… Qué cansancio. El camino se está haciendo más y más difícil”, se limpió el sudor con un pañuelo rosa. Entre ellos, sólo Eiri lucía fresca y ligera.

“… Esta isla resultó ser más grande de lo imaginado. Aparte de la escuela, parece que tiene otras instalaciones.”

Estaba mirando el bosque a su alrededor con gran interés.

Nacida en una familia de asesinos, Eiri había pasado por un estricto entrenamiento desde temprana niñez. Este nivel de esfuerzo físico parecía ser nada para ella. No había el más mínimo rastro de sudor en su rostro con rasgos bien proporcionados.

En cuanto a por qué una asesina como Eiri está prisionera en esta escuela para homicidas convictos–

Esto involucraba el verdadero propósito de la Escuela Purgatorium de Rehabilitación como una escuela para asesinos profesionales, apuntando a entrenar a asesinos convictos para ser sicarios. Incluso si lograban graduarse, los estudiantes serán enviados al lado oscuro de la sociedad en lugar de regresar al mundo normal.

–Sin embargo, la mayoría de los estudiantes no estaban conscientes de eso.

Para estos asesinos con personalidades retorcidas, corregirlos y reformarlos por completo probablemente era la más alta prioridad. Incluso Kyousuke, quien conoció la verdad gracias a Eiri hace tres meses, había recibido un secreto de sumario de parte de Kurumiya.

Por eso, Eiri le había contado sólo a Maina sobre su verdadero ser, “una asesina incapaz de dar el golpe mortal” sin revelarle la verdad sobre la escuela. En otras palabras, entre los estudiantes de primero año, actualmente sólo tres de ellos conocían la verdad. Ellos son, Kyousuke, Eiri, al igual que–

“¡¿Adivina quién es?!”

Alguien de repente abrazó a Kyousuke desde atrás con un apretón.

El bulto presionando en su espalda era muy suave, enorgulleciéndose de su apabullante volumen.

A su oído llegó un extraño ruido de respiración, “foosh”. Kyousuke respondió con cierto nivel de tensión.

“¿Necesito preguntar…? ¿Eres Renko, cierto?”

“¿Es tu respuesta final?”

“Sí, sí, sí, respuesta final.”

“…”

“…”

“… ¡Respuesta correcta! Muy correcta, Kyousuke~ ¡Asombroso, respondiste sin necesidad de pensarlo! Como premio, te daré mis melones almizcleños. Como tengo una máscara de gas, son melones almizcleros, ¿entiendes? De la mejor calidad, ¿sabes? Y encima dos de ellos, ¿oh? Bon appertit. Son tan dulces que tu cordura quedará destruida.”

Tan pronto como terminó de hablar, la chica que se abalanzó–Hikawa Renko–presionaba su voluptuoso busto contra él.

Poniendo fuerza en sus brazos al abrazarlo, apretando, apretando…

“Muérete de una vez.”

Instantáneamente, Eiri se sacó su mochila y se la lanzó.

“¡¿Uwah?!”

Renko la esquivó rápidamente. Kyousuke fue golpeado en el ojo por un cierre de metal.

“¡Mi ojo! ¡Mi maldito ojo, arghhhhhhhhh!”

“… Tsk, la esquivaste, huh. Qué desagradable. Desaparece de una vez, tetas gigantes.”

Ignorando a Kyousuke quien estaba rodando por el suelo, cubriéndose el ojo, Eiri miraba intensamente a Renko con fastidio.

En contraste, Renko–la chica que usaba una máscara de gas negra–suspiró con un “foosh…” por su ventilador, encogiéndose de hombros pretenciosamente.

“Decirme ‘muérete’ y ‘desaparece de una vez’… Qué ruda. ¿Eso significa que las chicas con pechos pequeños tienen corazones igualmente pequeños sin lugar para la generosidad? Entonces es por eso que siempre fuiste tan plana, ya veo.”

Como alardeando de su victoria, Renko infló su voluptuoso busto, aún extremadamente sobresaliente a pesar de la holgura de su ropa de gimnasia, mientras hablaba sobre el de Eiri, con ese pecho plano.

Venas sobresalieron en la frente de Eiri.

“Las chicas con pechos grandes parecen ser bastante engreídas. ¿Debería ayudarte a bajar de peso extirpándote esos molestos bultos de grasa? Ponte a dieta, gordita.”

“¡Asombroso! No estoy gorda en absoluto. Porque me defino con muchas cosas además de mis pechos. ¡Mira esta cintura delgada y esbelta, estás hermosas piernas de marfil, son superiores a las tuyas, Eiri!”

“… ¡¿Huh?! Excepto por los pechos, ¿en serio crees que pierdo contigo en otras áreas? Qué encantadora retrasada. Todos tus nutrientes te los chupan los pechos, por lo que tu cerebro ya no puede funcionar.”

“Awawawawa. ¡Por favor, cálmense las dos!”

“Así es, cálmense… Además, ¿qué tal si alguien se preocupa por mí?”

Maina no tenía idea de qué hacer, mirando una y otra vez entre Renko y Eiri quienes se estaban mirando fijamente.

Sacudiéndose la suciedad del cuerpo y levantándose, Kyousuke refunfuñó.

“¡Kyousuke!” Renko de repente exclamó, su busto se tambaleaba mientras corría hacia él.

“¡¿Estás bien?! Hace un momento, me protegiste…”

“Sí, claro. ¡Es tu culpa por esquivarla y hacerme comer la mochila!”

“… Sí, gracias. ¡Lo sabía, Kyousuke es tan amable conmigo, amo a Kyousuke!”

“¡¡Escucha los que los demás dicen!!”

¿Está concentrada en escuchar su música como siempre…?

De esos robustos auriculares negros, débiles ruidos se estaban escapando.

“… Por cierto, ¿qué estás haciendo aquí? ¿Está bien que abandones tu propia clase durante el desayuno?”

Kyousuke alejó a la empalagosa Renko y preguntó.

Renko asintió con un “sí” y luego señaló a la abertura entre los árboles.

“Encontré un lugar grandioso aquí cerca. Es una rara oportunidad, como desayunar contigo, los dos solos. ¿Quieres comer mis melones? Sólo piensa en ellos como un postre luego de la comida. Foosh.”

“¡Cállate! ¡Ni de broma alguien querría quedarse a solas contigo!”

Kyousuke gritó, suspirando desde lo más profundo de su corazón.

Esta chica con la máscara de gas–Renko–era el ser creado con el fin de asesinar.

Una vez que se sacaba su limitador, la máscara, se convertía en la máquina de matar que asociaba todas las emociones con el acto de matar. Pero la única cuestión era que ella no podía matar a Kyousuke en absoluto.

–Mientras Kyousuke no correspondiera al amor de Renko.

Debido a eso, intentando que Kyousuke se enamorara de ella, Renko se había involucrado en un excesivo contacto físico y un comportamiento seductor varias veces en los últimos tres meses, con acción agresiva.

Si Kyousuke se rindiera a la dulce seducción y pasara tiempo a solas con Renko, finalmente dejándola que le quite su virginidad a la fuerza, enamorándose de su cuerpo seductor… Puede que ella se deje llevar y también le quite la vida.

A pesar de usar una máscara de gas las veinticuatro horas del día, su verdadera apariencia era la de una chica imposiblemente preciosa.

… Sí.

“¡Así es, deja de decir tonterías! En ese caso, yo también me meteré. Aun si estás planeando algo, no voy a dejar que ligues con Kyousuke… No te dejaré matar a Kyousuke, absolutamente no.”

Kyousuke estaba muy agradecido por la intervención de Eiri.

“Shuko…” Resistiendo la severa mirada de Eiri, Renko dejó caer sus hombros.

“Hmm… ¿Te meterás en mi camino otra vez, Eiri? Inventa todas las excusas que quieras, pero lo sabía, tú también vas por Kyousuke… Oh bueno, como sea. Habrá muchas oportunidades. ¡Entonces tengamos todos una tierna fiesta de desayuno esta mañana! Okey, chicos, vengan conmigo.”

Como cambiando de modo, Renko juntó las palmas, volteó y empezó a caminar hacia delante.

“¿Huh? Ni de broma voy por él,” murmuró Eiri mientras miraba la espalda de Renko.

“Yo también lo creo. Que alguien venga por mí podría terminar con mi muerte.”

Kyousuke sonrió con ironía y coincidió con Eiri, pero lo único que recibió fue una mirada desdeñosa por sus esfuerzos.

“… No estamos hablando de vidas, cabeza hueca.”

Incluso lo regañaron. Eiri se alejó abatida, siguiendo a Renko.

“C-Cabeza hueca… ¿Qué? Supongo que me odia de verdad.”

“Auau. Está bien, Eiri-chan…”

“No espera, yo soy el que necesita que lo reconforten, ¿no? ¿Por qué estás reconfortando a Eiri?”

“¡¿Eh?! Ah, umm… ¡P-Pagha nada! ¡Pagha nada! U-Umm… ¡¿Vamos?! ¡Nos están dejando atrás!”

Mientras agitada la mano, Maina se mordía la lengua y seguía a Renko y Eiri como si estuviera escapando.

“Ah… ¡Oye! Qué demonios, estas chicas… Jeez.”

Solo, Kyousuke frunció el ceño, se rascó la cabeza y se puso la mochila otra vez.

× × ×

Renko los guió hasta un arroyo que fluía en el bosque.

La ribera tenía muchísimas rocas mientras que el agua del río fluyendo era muy clara.

“Wow… no puedo creer que pudiste encontrar un lugar como este.”

“Foosh. Es cierto. Lo encontré siguiendo huellas de animales, así que supongo que debe ser difícil de descubrir.”

Mientras Renko relataba, aunque sólo tomó una caminata de cinco minutos para llegar aquí, no había indicios de otras personas cerca.

Este era verdaderamente un lugar grandioso donde podían liberarse.

“Genial. ¡Entonces empecemos comiendo! No he comido nada desde temprano.”

“Sí. Mi barriga está rugiendo… ¿Dónde deberíamos comer?”

“… ¿Qué tal en esas rocas por allí? Luce muy bien.”

Decidiendo la ubicación, Kyousuke y las demás estaban a punto de dirigirse allí cuando…

“Hmm~, la máscara sí que estorba mucho. *Desvestir, desvestir…*”

Dejando su mochila, Renko lentamente empezó a sacarse la ropa.

Tomando el dobladillo de su camiseta de gimnasia, se la levantó sin vacilar.

“““……”””

–Esta chica, ¿qué demonios está haciendo tan de repente?

Mientras Kyousuke y las demás estaban mirando sin palabras, Renko terminó de quitarse la ropa de gimnasia.

Con su espalda hacia el río trémulo, dijo “hmph” e infló su pecho.

“Tada~~~~~~~~~~~~ ¿Qué tal? ¡Mi traje de baño sexy!”

Vestida con un bikini negro, su cuerpo brindaba una vista generosa.

Reflejando luz bajo el sol de verano, su pálida piel era como la porcelana. Piernas de marfil perfilando elegantes líneas. Adornando la firme y delgada cintura, un adorable pupo.

Lo más impactante de todo era el masivo y floreciente busto.

Luciendo como si pudieran caerse en cualquier momento, esos pechos nos eran algo que la reveladora tela de un bikini podrían ocultar y estaban expuesto a un grado muy alto. El profundo valle formado entre los pechos iba absolutamente más allá de la imaginación. Debido a las delgadas líneas de todo su cuerpo, la presencia de su busto se enfatizaba aún más. “Foosh. Supongo que todos están viendo impactados. ¿Mis pechos son demasiado mortales, cautivándolos a todos en un instante? ¡Oh vaya~ supongo que sí cargo armas mortales aterradoras!”

Renko declaró con orgullo, poniendo sus manos en frente de su pecho. Mirándolo al rostro, Kyousuke susurró.

“… Si no tuviera una máscara de gas, este sería un gran momento.”

La sensación ardiente corriendo en su cuerpo por mirar el cuerpo de Renko se enfrió rápidamente tan pronto como divisó esa repulsiva máscara de gas que le cubría el rostro.

Kyousuke se liberó de la “rigidez” en varios sentidos pero se le drenó la energía por completo. Renko exclamó “¡¿Ehhhhh?!” hacia él, muy por sorpresa. Haciendo poses inclinándose hacia delante, trató de enfatizar su busto.

“¡Rápido ven a ver~, pechos! ¡Pechos aquí~! Pechos gigantes, gigantes~”

Entonces hizo una serie de poses sexy. Cruzando los brazos detrás de su cabeza, poniéndose las manos en medio de sus pechos, sacudiendo ese seductor busto…

“““—-”””

“… Shuko… Shuko… ¿P-Por qué? ¡¿Por qué no están cautivados por mí?! Me esforcé tanto, qué malos… Goosh.”

En frente de Kyousuke y las demás quienes no estaban reaccionando, Renko respiraba entrecortadamente y colapsó de rodillas, desalentada.

Kyousuke puso su mano sobre el hombro de ella con firmeza.

“Bueno… eso es porque tienes puesta una máscara de gas.”

El instante en que Kyousuke habló suavemente, el temblor de Renko se detuvo de repente.

Apoyando las manos sobre la ribera, Renko agachó la cabeza, luego se quedó en silencio después de decir “shuko…” una vez.

PsyCome_V2_035 (converted)

“Awawa. U-Umm… ¡No te enojes, Renko-chan!”

“¡Lo tienes merecido, pechos inútiles! Esos orgullosos pechos tuyos tienen sus límites, finalmente.”

Maina hizo su mejor esfuerzo por consolar a Renko mientras que Eiri se mofó de manera triunfal.

Sintiendo lástima por Renko, Kyousuke tosió secamente “… Ejem.”

“Bueno, básicamente… pienso que tus pechos definitivamente son muy poderosos, ¿sabes? No sólo son grandes sino que su forma es hermosa, muy suaves, con mucha elasticidad… Llenos de encanto, dan ganas de hacer muchas cosas con ellos. Ese tipo de pechos tienes, creo. Así que anímate, Renko. ¿–Okey?”

“… Pervertido.” “¡Hay un Sr. Pervertido por aquí!” “¡¡¡¡Pervertido!!!!”

“¿Huh?”

El intento de Kyousuke por elogiar a Renko termino provocando que las tres chicas unieran fuerzas para denunciarlo.

Entre ellas, los ojos de Eiri estaban excepcionalmente fríos y aterrantes.

“¿Esos son tus verdaderos sentimientos? Eres absolutamente el peor. Me provoca menospreciarte desde lo más profundo de mi corazón.”

“……”

–Varios minutos después.

Kyousuke estaba sentado en la ribera con las rodillas contra su pecho, llenándose con bolas de arroz.

Mientras se limpiaba desesperadamente las lágrimas que fluían de sus ojos, saboreando el arroz salado, Kyousuke vio…

“¿Quieres postre?”

“¡¿–Pfft?!”

De repente, pechos gigantes revestidos por un bikini negro aparecieron a la vista.

Kyousuke escupió arroz, manchando esas voluptuosas cumbres.

“Echaste, echaste mucho.”

“¡Deja de decir cosas raras mientras finges que te avergüenzas! A estas alturas, ¿qué estás haciendo…?”

Con sus sentimientos heridos incapaces de curarse, Kyousuke hizo un puchero y la miró con desdén.

Entonces máscara de gas desapareció de vista de inmediato.

Rascándose la cara mientras decía “foosh”, Renko se sentó junto a Kyousuke.

“Lo siento, lo siento. Me estaba preguntando si estabas deprimido así que vine a echar un vistazo. Siento mucho lo de recién. La verdad es que me hiciste muy feliz pero tenía que adaptarme a la situación y les seguí el rollo a todos.”

“… Qué maldita clase de rollo. Gracias a eso, arruinaste mi desayuno, perra.”

Eiri y Maina estaban sentadas en las rocas ligeramente lejos de Kyousuke, comiendo juntas en armonía.

Quizás notando la mirada de Kyousuke, Eiri echó una mirada y luego apartó la vista.

Renko se rió “oh cielos, oh cielos” incómodamente.

“Parece que te odia totalmente, Kyousuke.”

“¿Y de quién crees que es la culpa…? Sheesh, ¿cómo me lo vas a compensar?”

Renko presionó su cuerpo contra Kyousuke mientras éste tenía se tapaba la cara con la mano.

“¿Quieres que te lo compense…? ¿Cómo quieres que te lo compense?”

“… ¿Huh?”

“Tú mismo lo dijiste, ¿verdad?, que querías hacerme de todo… Adelante, ¿okey? Yo también quiero que me hagan de todo… Quiero que me hagas de todo y yo quiero hacerte de todo a ti.”

“¿Eh? ¡No, e-espera, Renko! Qué estás haciendo tan de repente–”

“Lo que quieras. Foosh. Lo que tú quieras, cualquier cosa.”

Rodeándolo por el frente, Renko se montó sobre las piernas de Kyousuke.

Como obligando a Kyousuke a recostarse, ella se inclinó hacia delante.

“… Oh. Por cierto, mis pechos se ensuciaron. Ya que tú eres el que los manchó, Kyousuke, tienes que limpiarlos… Asume la responsabilidad, ¿sí?”

Poniendo sus manos en los hombros de Kyousuke, ella acercó sus pechos cubiertos de arroz al frente del rostro de Kyousuke.

Como la máscara de gas había salido de vista, este escenario era una fuerza destructiva pura con efectos superlativos.

“A-Aunque me pidas que los limpie… ¿Cómo?”

“Como tú desees. Límpialos con un pañuelo, usa tus dedos, lámelos con tu lengua, sólo aprovecha la situación para hacer esto y aquello, no hay problema.”

“……”

“Okey, está decidido, ¿cierto? No hay nadie mirando ahora. Incluso si me tocas los pechos, nadie te matará. No rechaces la invitación de una chica, ¿okey…? Sólo disfruta hasta que quedes satisfecho.”

Ante la dulce seducción de Renko, Kyousuke tragó saliva.

Si sólo se trataba de tocar sus pechos, eso probablemente no contaría como “enamorarme de ella” y no lo iba a masacrar, ¿verdad? Una rara oportunidad. Sólo un poco más… Mientras quito los granos de arroz, sólo un poco más–

“… ¿Ara? Qué lugar tan espléndido es este.”

Justo en ese momento, una cierta voz, bella, amable y conocida se escuchó.

Con su mano alcanzando el busto de Renko, Kyousuke giró a ver la fuente de la voz, sorprendido.

En la entrada del sendero que llevaba a la ribera–

“Qué lástima, si hubiera descubierto este lugar antes, podría haber desayunado aquí tranquilamente… Follaje floreciente, el sonido relajante del agua. Purificaría aún más mi alma que ya estaba purificada desde el principio.”

Una chica con cabello color miel, vestida con un uniforme, estaba parada allí.

Curvas en todos los lugares correctos, delgada donde importaba, una figura espectacular, una belleza que rivalizaba con las de Eiri y Renko. Tenía un brazalete amarillo en su delgado brazo.

“Presidente del Comité Disciplinario… Syamaya Saki, estudiante de último año.”

Como reaccionando a las palabras que se filtraron de los labios de Kyousuke, la chica–Syamaya–se acercó a él.

Sus ojos ovalados y elegantes se abrieron grandes al ver a Renko inclinándose hacia delante con su atuendo bikini más máscara de gas, así como a Kyousuke aún congelado con su mano cerca del pecho de Renko.

Instantáneamente, los ojos calmados de Syamaya se entrecerraron con malicia.

“¿Qué están haciendo ustedes dos en esta clase de lugar, si se me permite preguntar?”

“N-nada… Umm, básicamente–”

“¡Básicamente esto y aquello y esa~ clase de cosas!”

“¡Sí, así es! Sólo estábamos a punto de disfrutar del postre… ¡¡¡No, eso es un completo ERROR!!!”

“—-”

Renko levantó su mano ansiosa. Distraído por el flujo del vigor de ella, Kyousuke rápidamente refutó en el último segundo.

En contraste, Syamaya esta inexpresiva. Como ella era tan hermosa como una muñeca, eso acentuaba aún más lo aterradora que lucía.

Sufriendo su poderosa y directa mirada, Kyousuke como el sudor le emanaba de los poros por todo su cuerpo.

“No es lo que parece, en realidad… Como había un río aquí cerca, queríamos meternos al agua a jugar un rato después del desayuno… Luego de correr por tanto tiempo, sudamos mucho… Jajaja.”

Al ver a Kyousuke corregir rápidamente sus excusas, Syamaya cerró los ojos.

Entonces “… Hooh”, ella exhaló.

Sus párpados se levantaron otra vez, y miró a Kyousuke una vez más.

“Qué, ufufu… ¿Entonces eso es lo que pasaba aquí? ¡Creía que seguramente estabas pensando cosas obscenas mientras le tocabas los pechos a esta chica con máscara de gas, ●● luego lo pondrías ●●● en medio de ●● para jugar un juego mamario indecente! Si tan sólo fue mi mal interpretación, eso sería maravilloso… Maravilloso. Me avergüenza decirlo, por favor discúlpenme. Ufufufufu.”

Pronunciando una serie de obscenidades en tono de voz elegante, se cubrió la boca con la mano y sonrió.

““…..””

Kyousuke y Renko se quedaron sin palabras, mirando y escuchando la risita de Syamaya.

Se sentía como si un olor extremadamente exagerado a explosivos estuviera viniendo de la estudiante de último año con ese aire puro y dulce. Esto probablemente era una ilusión.

“… ¿Ara? Ya casi es hora de partir otra vez. Por favor no lleguen tarde. El itinerario de la escuela prisión abierta es preciso minuto a minuto… ¿Entendido? Entonces voy a retirarme. En caso de que podamos, charlemos más tiempo luego. Tú eres Kamiya Kyousuke-san de la Clase A Año 1, ¿verdad? Que tengas un buen día.”

“¡¿…?!”

Kyousuke no se había presentado pero Syamaya lo llamó por su nombre completo, hizo una reverencia y regresó por el camino del que vino.

Mirando la elegante figura, desapareciendo gradualmente en la distancia, Kyousuke se quedó inmóvil. Junto a él, Renko dijo “shuko…” y se llevó las manos a la cintura.

“En serio. Tienes que controlarte. ¿Qué tan popular puedes ser con las chicas, Kyousuke? No me agrada tener más y más rivales… Oh bueno, pero eso es lo que hace que valga la pena conquistarte. Por favor, espera con ansias nuestro viaje de tres días y dos noches a la escuela prisión abierta. Foosh.”

× × ×

Luego del descanso, corrieron por aproximadamente unas dos horas sin parar.

Atravesando montañas caminos montañosos traicioneras después del camino forestal, su largo viaje por fin había terminado y llegaron al Hogar del Limbo, un campamento de concentración a pequeña escala que yacía silenciosamente en el medio de la naturaleza.

Luego de una foto grupal en la Plaza de Disciplina, todos fueron transferidos al Vestíbulo de Detención.

Entonces terminada la simple Ceremonia de Entrada a la Prisión, entraron a sus habitaciones–más precisamente, sus celdas–para dejar sus ropas y demás equipaje. Había habitaciones compartidas e individuales. La de Kyousuke era individual.

Básicamente igual que los dormitorios estudiantiles, estas habitaciones sólo tenían las instalaciones mínimas necesarias. Kyousuke se sentó en el colchón individual, casualmente hojeando la guía de la escuela prisión abierta.

Leyendo unas pocas páginas de este itinerario de tres días, su rostro empezó a fruncir el ceño.

“A continuación viene el almuerzo y la… ¿‘Orientación de los Siete Resarcidos’? ¿Qué diablos es eso? También está esa ‘Fogata del Infierno’, el ‘Infierno de Agua Hirviente de Bañera’, la ‘Prueba de Coraje del Ataque al Corazón’, la ‘Barbacoa Abrasadora’–Hmm, olvídalo. Sólo leerlo es deprimente.”

Kyousuke cerró la guía y se recostó en la cama. Habiendo corrido por caminos montañosos traicioneros de una sola vez, su cuerpo se distendió por todo el esfuerzo, casi a punto de dormirse tan pronto como se recostó…

“Perdón. ¿Podría preguntar si la habitación de Kamiya Kyousuke-san está de este lado?”

Justo cuando la consciencia de Kyousuke se estaba por oscurecer…

Una elegante y familiar voz le quitó toda la somnolencia.

“¡¿…?!”

Kyousuke rápidamente se levantó de un salto y miró a la puerta.

Detrás de las oscuras barras de hierro, la persona esperada–Syamaya Saki–estaba de pie allí.

Sus ojos esmeralda, adornados por largas pestañas, se encontraron con la mirada de Kyousuke.

–Instantáneamente.

“¡¡E…E-E-E-E-Exhibicionista!! ¡¡¡¡Totalmente desvergonzado!!!!”

Él veía mientras el rostro de Syamaya se sonrojaba y gritaba.

“¡¿Huh?! ¡N-No! Me saqué la ropa de gimnasia porque estaba empapada en sudor–”

“No te molestes en inventar excusas. ¡Date prisa y ponte ropa! ¡Esta es una vista que me corrompe!”

“Oh… O-Okey… Lo siento mucho.”

Con sentimientos heridos por las acusaciones de Syamaya, Kyousuke buscó una camiseta.

Empapado en sudor luego de correr por largos períodos de tiempo, Kyousuke se había quitado casualmente la parte superior de su uniforme de gimnasia, exponiendo su torso. Sacando su uniforme de la bolsa junto a la cama, se la puso.

Luego de abotonársela de arriba abajo, Kyousuke dijo:

“… Ya terminé. Perdón por corromper sus ojos, Senpai.”

Syamaya quitó los dedos que le cubrían sus ojos y soltó un suspiro de alivio.

“Q-Qué inesperado ataque sorpresa… Quién hubiera esperado que apuntarías con un ataque al corazón a primera vista. D-Descarado y engañoso… ¡¿Estás tratando de impactarme hasta la muerte?!”

“L-Lo siento mucho… Prestaré más atención la próxima vez. En serio.”

A pesar de las disculpas de Kyousuke, él seguía bastante disgustado. Sin importar qué, descripciones como ‘vista que me corrompe’ y ‘descarado y engañoso’ ya eran demasiado…

“Oiga, ¿ustedes me conoce, Senpai? No recuerdo haberme presentado.”

“¿Qué? Oh, discúlpame… He escuchado sobre hazañas hace mucho tiempo. Sin importar qué, encerrar a doce mujeres en un galpón abandonado, masacrarlas sin piedad usando todo tipo de métodos, incluso violar sus cadáveres–”

“¡Eso no paso! ¡Fueron todos hombres, eran hombres!”

Aunque él no había matado a nadie en realidad, era importante negar los rumores incorrectos.

Entonces la expresión tensa de Syamaya se relajó.

“Qué, entonces todas las víctimas fueron hombres… ¿Eh? ¿Hombres? Oh–Tú… ¡¿s-se lo hiciste a miembros del mismo sexo?! ¡¡¡¿Eres h-h-h-h-homosexual?!!!”

“¡Por supuesto que no! ¡¡¡Eso no es para nada lo que quise decir!!!”

Kyousuke negó con tanta fuerza como pudo a Syamaya quien temblaba y cuyo rostro se había puesto rojo.

–Esta chica, ¿qué pasa con ella? ¿Acaso se le aflojó un tornillo?

Con todo este alboroto al principio, Kyousuke se sentía totalmente exhausto por sus vehementes negaciones. Recomponiéndose, Kyousuke preguntó:

“Entonces… ¿Puedo preguntarle por qué vino hasta aquí a visitarme, Senpai?”

“… ¿Qué? Oh no, no es nada especial, simplemente quería hablar contigo… Sólo quería hablar contigo, el que tiene el número más alto de muertes entre los nuevos estudiantes.”

“Oh ya veo… supongo que soy el famoso número uno.”

“Eso es lo que escuché. Pensar que un asesino de doce personas ha llegado a nuestra escuela, qué raro. Incluso dudé de mis oídos cuando lo escuché la primera vez.”

“Eso es verdad. Nadie mata a tantas personas, usualmente.”

… Aunque frente a sus ojos estaba Murderer Princess quien había matado casi al doble de víctimas–veintiuno.

Kyousuke se tragó el comentario sarcástico que había llegado a su garganta, murmurando “veintiuno, huh…” suavemente para sí mismo.

Encima, buscando en el año de Kyousuke, en realidad había una asesina psicótica que había masacrado casi tres dígitos de víctimas, alguien con quien ni siquiera Syamaya podría compararse.

Cuando Kyousuke le preguntó a la persona en cuestión, ella había dicho que “una sola muerte” se usaba como pantalla de la historia..

Esa chica era una existencia extremadamente especial, por lo que eso era de esperarse.

Mientras pensaba en esas cosas, Syamaya entró a la habitación sin que él se diera cuenta y le tomó las manos a Kyousuke. Luego comenzó a relatar apasionadamente, acercándose su rostro casi hasta la nariz de él.

“Kamiya-san… ¡Espero que puedas corregir tu comportamiento sin importar qué! En este momento, eres malvado y cruel, sádico y abusivo, frío y despiadado, lujurioso y depravado, un maldito ●● incluso peor que la escoria humana… Pero yo solía ser igual.”

¡Esa descripción fue demasiado lejos! ¿Y tú solías ser así? Qué aterradora.

“¡–SIN EM.BAR.GO! No es demasiado tarde para corregir tu conducta. Yo he renacido, para convertirme en una señorita pura e inmaculada, noble y perfecta, agradable y glamorosa, como la Virgen María…”

¡Esa descripción fue demasiado lejos! ¿Qué tan narcisista eres?

“… Así que seguramente, tú también, puedes renacer. Aunque puede que sea difícil si lo haces solo, en esta escuela, nos tienes a nosotros los del Comité Disciplinario así como a los excelentes profesores para ayudarte. Sin importar lo retorcida que sea tu verdadera naturaleza, definitivamente encontrarás una nueva vida… ¡Creo en eso!”

Los ojos de Syamaya-senpai estaban destellando brillantes mientras conforme declaraba con seriedad.

–Para ser honesto, esta perra se está volviendo molesta.

Syamaya probablemente no pretendía herirlo y le ofrecía a Kyousuke consejo por pura bondad.

Pero los crímenes de Kyousuke fueron impuestos por falsos cargos. En realidad, él era una persona común que nunca había tocado un caso de homicidio. Si no estaba retorcido para empezar, no había nada de qué hablar sobre una nueva vida. Esto era mediación innecesaria.

Dicho eso, si se le llegara a escapar la verdad por accidente, las consecuencias serían inimaginables…

“Oh, okey… ¿E-Es ese el caso? Oh cielos~, será mejor que de mi mejor esfuerzo para ser como usted, Syamaya-senpai, para convertirme en un verdadero ser humano, bello y puro, tan pronto como sea posible~ Jajaja…”

Kyousuke puso una sonrisa tensa y coincidió con ella.

“¿Eh…? ¿En serio? Ufufu. Un verdadero ser humano, bello y puro, eso es muy vergonzoso. Un verdadero ser un humano, bello y puro, en serio. Ufufufufu.”

Kyousuke no sabía si Syamaya estaba complacida por las palabras de Kyousuke o no, pero se estaba cubriendo la cara con las manos, retorciendo su cuerpo con timidez. Kyousuke mantuvo una sonrisa amistosa en su rostro mientras se sentía totalmente fastidiado por dentro.

–Aww mierda, me involucré con otra perra problemática.

× × ×

“… ¿Hmph? Por qué no es bueno eso.”

En la “cafetería” del Hogar del Limbo, Eiri respondió con indiferencia después de escuchar la historia de Kyousuke, entonces de inmediato empezó a comer. Kyousuke estaba bastante sorprendido mientras veía a Eiri quien estaba sentada diagonalmente opuesta a él.

“¡No, no, no es bueno en absoluto! Además, ¿eso es todo lo que tienes para comentar?”

“… ¿Qué más quieres?”

“B-Bueno…”

Fin de la conversación. Buscando ayuda, Kyousuke giró su mirada a la persona junto a Eiri.

“¿Eh? Eiri-chan está muy enfadada… Awawa.”

Maina ya se había encogido en una bola, para nada en estado de que Kyousuke pudiera confiar en ella en busca de apoyo.

Kyousuke se sentía más y más deprimido, sobándose el estómago que no podía empezar a tener hambre.

Aunque estaban almorzando en las mesas reunidas por equipo, Eiri seguía manteniendo esta clase de actitud. Probablemente seguía perturbada por lo que pasó ayer en la ribera…

La manera en que comía vorazmente era casi como una espada demoníaca. Debido al vapor de resentimiento que irradiaba Eiri y que prevenía que los demás estudiantes se acercaran, estaba rodeada por una zona perfecta de asientos vacíos.

Mientras Kyousuke y Maina resistían el aura asesina de Eiri, sin palabras…

“¡Oh, Kyousuke! Ha pasado tiempo~ Foosh.”

Una animada voz animada desde arriba. Renko.

Tan pronto como escuchó el sonido amortiguado del ventilador, estaba seguro sin necesidad de revisar el rostro.

“¿A qué te refieres, ha pasado tiempo…? No ha pasado tanto tiempo desde que partimos de la ribera.”

Kyousuke alzó la vista con ironía y miró a la persona esperada.

“¡Por supuesto que sí! Han pasado tres horas desde entonces. Para mí, cada minuto, cada segundo que no puedo verte es una eternidad. ¡Ahhhhh, en verdad te extraño, Kyousuke! ¡Te amo mucho! ¡Te amo hasta la muerte!”

Balanceándose ante Kyousuke, Renko declaró su eslogan de amor.

En este momento junto a la máscara de gas, arriba en el aire–

“Oh cielos, eres muy mala, Renko en serio~ Eso es demasiado agresivo. Ufufu.”

Dos metros de alto, un metro de ancho. El uniforme estaba apretado a su cuerpo. Una chica que tiene una bolsa marrón de papel en la cabeza con Renko sentada en su hombro, alto en el aire.

“… ¿Huh…? ¡¿Woah, huhhhhhhhhhhh?!”

Kyousuke instantáneamente echó otro vistazo y sufrió un masivo shock no menor que su primer encuentro con Renko.

Eiri y Maina también se quedaron sin palabras, sus manos se pausaron a mitad de llevarse la comida a sus bocas.

La chica de la bolsa de papel se estaba balanceando de manera tierna completamente al contrario de su apariencia, expresando desaprobación al discurso de Renko.

La voz gruesa, género indeterminado, junto con el uniforme que casi se desprende a Kyousuke le resultaban de alguna forma familiar.

Esta bolsa de papel, no puede ser–

“…… Bob.”

Aunque la bolsa de papel evitaba que pudiera confirmar el peinado bob cut, Kyousuke podía ver dos ojos redondos mirándolo con desconcierto desde los dos agujeros cortados en la bolsa.

“…… ¿Bob?”

“¡¿Oh?! N-No…”

Bob era el apodo que Kyousuke había inventado él mismo, no el nombre de esta chica.

Sentada en el hombro de Bob, Renko también dijo “… ¿Hmm?” dudando, e inclinando la cabeza.

“¿Quién es? Esta chica no se llama así. Ella es mi compañera de la Clase B Año 1, se llama–”

“¿Ehhhh? Ya veo. Soy Bob. Sin nombre… Bob.”

“¿Ehhhhhhhhh? ¡¿No puede ser?! ¡¿De verdad eres Bob?!”

Asintiendo, Bob atrapó las piernas de Renko cuando ésta casi se cae por inclinarse demasiado hacia atrás.

Visibles por esos agujeros, sus ojos redondos eran incomparablemente claros.

“… Al menos en frente de Kamiya-kun, lo soy. La vez anterior cuando rechazó mi confesión y sufrí un golpe irresistible, terminé enloqueciendo, ¿verdad…? Después de ese incidente, tengo mucha vergüenza de volver a enfrentar a Kamiya-kun. Así que está bien. Bob es suficiente para mí. ¡Bob a secas, es suficiente para mí para ser la querida amiga que apoya el amor de Renko!”

““Bob…””

La cándida declaración de Bob conmovió los corazones de Kyousuke y Renko.

Retirándose por la vergüenza en el pasado, por el bien de una ex rival en el amor, ahora haciendo su mejor esfuerzo para ofrecerle su apoyo a su querida amiga, Bob… ¿En realidad era una persona increíblemente grandiosa?

Secándose las lágrimas de las esquinas de sus ojos, Kyousuke se dirigió hacia Bob.

“Ya veo… Entiendo, Bob. Yo soy el que debería disculparse por lo que pasó aquella vez. Perdón por juzgar a la gente por su apariencia y confundirme sobre ti… Déjame decirlo de nuevo, encantado de conocerte. ¡Llevémonos bien!”

Kyousuke alzó la vista al rostro con la bolsa de papel, extendiendo una mano amistosa por un apretón.

“… Encantada de conocerte.” Los ojos en los agujeros parpadearon y luego Bob respondió afectuosamente. Justo cuando estaba a punto de darle un apretón de manos a Kyousuke–

“*Morder*.”

“¡Owwwwwwww!”

De pronto, una figura apareció y alejó el brazo de Bob, mordiéndole el brazo a Kyousuke. Kyousuke gritó por el repentino estallido de dolor.

Luego de un momento, Bob y Renko exclamaron.

“Ah… ¡Oye! ¡No puedes hacer eso, Chihiro!”

“¡¿Uwah?! ¡¿Qué le estás haciendo a Kyousuke, Chihiro?! ¡Prometiste que no te lo comerías, ¿cierto?!”

La “Chihiro” mencionada por Bob y Renko era una chica que estaba colgando del brazo de Kyousuke, moviendo sus dientes con determinación mientras “… *morder, morder*.”

Cuerpo pequeño junto con un largo cabello negro. Sus ojos rojo sangre estaban casi totalmente cerrados por el éxtasis. “… Ajajaja. Qué rico~ *Morder, morder*. *Besar*~~” Se negaba a detenerse, mascando y chupando ambos brazos de Kyousuke.

“*Suspiro*, esta chica… ¡Qué voy a hacer con ella, jeez!”

Bob rápidamente se arrodilló y con cuidado desprendió a la chica–Chihiro–del brazo de Kyousuke, luego la bofeteó en la cabeza como regaño. Bajando del cuerpo de Bob, Renko se llevó las manos a la cintura y protestó enfadada con Chihiro quien se estaba chupando los dedos. “¡Chihiro! ¡Lo prometiste, ¿no?! ¡Antes de que mate a Kyousuke, no tienes permitido comértelo, ¿okey?! Cómetelo antes del rigor mortis, ¿entendiste…?”

–Oye, aguarda, ¿qué clase de promesa es esa? Nunca escuché eso.

“No me lo estaba comiendo… Sólo probaba el sabor… Me voy a contener, ¿sabes?”

Kyousuke examinó a Chihiro quien estaba haciendo un puchero mientras se chupaba el dedo. Sus recuerdos aún estaban frescos.

Era una de las chicas que se le habían confesado a él hace tres meses al principio del año escolar.

Ella era la chica caníbal que intentó comerse a Kyousuke, diciendo “Déjame devorarte Kamiya-kun… Para convertirnos en una sola carne.” Esta reunión inesperada provocó que Kyousuke exclamara “Ah.”

“Eres la de esa vez–”

“… Clase B Año 1, Andou Chihiro. Catorce años. ¡Kamiya-kun, tanto tiempo sin vernos!”

“Oh… ¿Tanto tiempo sin vernos?”

Alejándose de Chihiro quien estaba sonriendo con sus dientes bien desarrollados mientras él se frotaba los brazos con las marcas de las mordidas, Kyousuke miró la máscara de gas de Renko.

“*Suspiro*… ¿Entonces esta chica también está en tu clase?”

“Sí, así es. Yo, Bob, Chihiro y–”

“Kukuku… ¡Kamiya Kyousuke, mucho he esperado impacientemente aquí por el momento en que nos encontraríamos otra vez!”

En ese momento, como interrumpiendo a Renko, una voz pretenciosa resonó.

En el otro extremo de la mesa, con el brazo izquierdo envuelto en vendajes negros, un chico sonreía sin miedo con la mitad derecha del rostro cubierto, parado allí con su cuerpo inclinado ligeramente a la izquierda.

“¡Mi título es Makiyouin Kuuga! Debes muy bien grabarlo en tu alma… Este, el nombre de aquel que te enviará a la tumba en la noche del Apocalipsis. Kukuku… Mi brazo izquierdo, Azrael, también está sufriendo, implorando claro está que ‘quiere ofrecerte un requiem’ y que ‘quiere ofrecerte la flor de aquella costa llamada desesperanza’, Kamiya Kyousuke.”

“… Oh, claro. Déjame presentarlo. ¡Este es Suzuki Michirou-kun de la Clase B Año 1! Como parece que tenemos problemas para hacer amigos en nuestra clase, estoy muy contenta de que podamos llevarnos bien con él. Foosh.”

El chico miró enfadado y gritó en respuesta a la introducción despreocupada de Renko:

“¡Silencio, tonta! Ese nombre no es más que efímero… Simplemente se trata del nombre del recipiente que mi alma ha reemplazado cuando se manifestó en este mundo en Tierra Zero. El verdadero nombre de mi noble espíritu, es Makiyouin Kuu–”

“… ¿Michirou-kun? Sé que estás muy feliz de que Kamiya-kun esté hable contigo, pero voy a enojarme si no te comportas. El tiempo para el almuerzo es limitado así que date prisa, siéntate y come apropiadamente.”

“… Oh, sí.”

Bajo las efectivas amenazas de Bob, Makiyouin–o mejor dicho, Michirou–instantáneamente perdió toda dignidad y se sentó.

En ese momento, Eiri lo miró agudamente, haciendo que él dijera “¡¿Eeek?! ¡Mis más humildes disculpas!”, cambiando al lenguaje cortés y disculpándose con la cabeza gacha. Te asustas muy fácilmente, Makiyouin Kuuga…

Chihiro se abrió paso hacia la mesa, al lado de Michirou para reconfortarlo “No te preocupes.”

Renko se sentó al lado de Kyousuke. Entonces Bob se sentó al lado de Renko, ocupando dos asientos. Kyousuke retomó su almuerzo interrumpido. Comiendo el primer plato luego de llegar al Hogar del Limbo, ‘maggot risotto’ (gachas de arroz salado), empezaron una animada y pacífica conversación.

“Por cierto, Eiri-chan… ¿Puedo llamarte así? ¡Tu piel es muy linda~! También tu maquillaje tan natural, es encantador. ¿Qué tipo de base usas? ¿Y qué máscara?”

“… ¿Huh? B-Bueno–”

“¡Kyah~! ¡Qué pasa con estas uñas, qué lindas~ Eiri-chan, sí que estás a la vanguardia de la moda!”

“Oh… ¿E-En serio? No es nada… Gr-Gracias.”

Metiéndose la cuchara por debajo de la bolsa de papel, Bob animadamente hizo conversación con Eiri.

Originalmente tomada por sorpresa ante la inusual grieta entre apariencia y personalidad, Eiri fue atrapada gradualmente por el ritmo de Bob, aliviando su espinosa actitud de alguna forma.

Viéndolas charlar sobre consejos de belleza y moda, Renko sonrió “foosh”.

“Hmm, hmm, no hay nada mejor que la felicidad. Aunque son miembros de mi clase, durante la escuela prisión abierta, llevémonos todos bien, ¿sí?”

Renko sacó un tubo negro y lo conectó al lado derecho de su máscara de gas.

Mientras Renko sorbía el arroz como una bebida, Kyousuke a su lado asintió.

“Sí. Llevémonos bien. Parece que tienes unos compañeros bastante decentes.”

“Foosg… ¿Verdad que sí? Aunque básicamente son un grupo similar a la basura abandonada y excluidos en la Clase B.”

“Ya veo.” Al escuchar el comentario de Renko, Kyousuke sonrió incómodamente.

Quizás porque se destacaban como raritos excluidos en clase, es que ellos eran tan buenos amigos.

Después de todo, la pandilla de Kyousuke estaba similarmente compuesta por extremos “herejes” en la Escuela Purgatorium de Rehabilitación, existencias excluidas en muchos niveles–

× × ×

Orientación de las Siete Expiaciones

En sus grupos, finalicen todos los puntos de control de esta carrera contrarreloj.

Hay un total de siete puntos de control.

Avaricia, Lujuria, Envidia, Codicia, Ira, Pereza y Orgullo.

Una vez que todos los miembros del equipo se hayan reunido en un punto de control, los miembros del Comité de Disciplina en espera tacharán uno de los siete sellos P de la “Tarjeta de Pecados Capitales” que se le han entregado a los líderes de equipo.

La P es por “peccati” que es el plural en Italiano para “pecados”, y que representan los Siete Pecados Capitales.

La carrera termina al alcanzar la cima de la montaña con todas las Ps tachadas.

El último equipo en terminar enfrentará la “Condena”, así que por favor prepárense.

Además, perder la Tarjeta de Pecados Capitales o a cualquiera de los miembros del equipo significa descalificación instantánea conllevando a la condena coercitiva.

Desconsiderando a los equipos descalificados, el último equipo en terminar también sufrirá condena.

Estas son las reglas básicas. La hora actual es 12:30.

Por medio de la presente la Orientación de las Siete Expiaciones comienza.

× × ×

“Orientación de las Siete Expiaciones, huh…”

Mirando la Tarjeta de Pecados Capitales colgando alrededor de su cuello, Kyousuke murmuró para sí mismo.

La tarjeta con múltiples colores sobre un fondo blanco le había sido entregada a él. Luego de escuchar las reglas en la Plaza de Disciplina, Kyousuke y el resto fueron llevados al pie de una peligrosa montaña que estaba junto al Hogar del Limbo. Después de prepararse en las posiciones bajo las direcciones de los miembros del Comité Disciplinario, la carrera comenzó con el sonar de un agudo silbato. Quince minuto pasaron en un parpadeo.

“Awawa. Q-Q-Q-Q-Q-Qué deberíamos hacer… Auau.”

“Qué hacer… Bueno, sólo es cruzar un puente.”

Kyousuke y sus compañeros de equipo estaban de pie frente a un barranco. Mirando al fondo del acantilado, Maina temblaba de manera tremenda. El río fluyendo debajo parecía absurdamente lejano.

Atravesando la cima de este profundo desfiladero, donde caerse era letal, estaba un puente de sogas andrajoso que parecía que se rompería en cualquier momento, balanceándose con los vientos salvajes sobre el desfiladero.

El punto de control Pereza que el equipo de Kyousuke había decidido visitar primero estaba allí adelante.

Sólo para estar seguros, habían revisado el área alrededor, pero al final, este era el único camino que llevaba al punto de control. Eiri tenía razón, sólo se trataba de cruzar un puente, pero…

“¿Estás bien, Maina? Si no te sientes bien, puedo llevarte en mi espalda.”

“¡¿Ueh?! Oh, umm… Bueno, bueno… ¡E-Eztooy bien!”

Aunque Maina dijo eso, al ver la manera en que miraba el puente de sogas y temblaba, ella no estaba para nada bien. “… Será mejor que no te exijas, ¿verdad?” Kyousuke se rascó la nuca y estaba a punto de dejar que Maina se montara en su espalda cuando…

“¡Yajahhhhhhhhhh! ¡Este pedazo de mierda de puente no es nada! ¡Yajaja!”

Completamente envuelto en vendajes, el chico con la cresta roja estaba avanzando hacia el inicio del puente.

Este estudiante era el que había sido apaleado y dejado fuera de servicio temprano esta mañana–Mohicano.

“¡Argh, retrasado! ¡¿Por qué está avanzando solo?!”

“¡¿…?!”

Mientras Eiri exclamaba, Kyousuke instantáneamente imaginó cierta escena y recordó ciertas palabras.

Su compañero Mohicano desafiando el puente de sogas con temeridad, pisando fuerte y cayendo derecho hasta al fondo del desfiladero. Así como…

Perder a cualquiera de los miembros del equipo significa descalificación instantánea conllevando a la condena coercitiva.

Esto era parte de las reglas de orientación.

“¡Oye, Mohicano! ¡¡Espera un momento!!”

“¡¿Gopuu?!”

Con un movimiento lariat (1), Kyousuke detuvo por la fuerza a Mohicano quien estaba a punto de pasar frente a él. Golpeado por el lariat en la garganta, Mohicano cayó al suelo boca arriba y dejó de moverse.

“Phew… Sheesh, eso estuvo muy cerca. Casi me muero.”

“… ¿Todavía no está muerto?”

“Q-Quizás ya está muerto…”

Mirando a Mohicano cuyos ojos estaban blancos y largaba espuma por la boca, Eiri y Maina murmuraron.

“No, debería seguir vivo… Después de todo, es Mohicano.”

“Awawa. Pero, pero, como era de esperarse… sigue vivo. Después de todo, es Mohicano-san.”

“Así es. Todo lo que necesitamos es ‘el equipo entero reunido en el punto de control’, ¿verdad? Aunque haya perdido la consciencia, no habrá problemas mientras podamos transportarlo con nosotros.”

Kyousuke asintió y cargó a Mohicano en su espalda… Maldito sea, es pesado.

Sin importar cuán peligroso era cruzar el puente así, despertar a Mohicano definitivamente iba a ser más peligroso. Sin mencionar que iba a hacer estupideces de inmediato…

“… ¿Pero qué hay de Maina? ¿Qué tal si dejo a este tipo del otro lado y vuelvo a cargarte a ti?”

“Oh… ¡No es necesario, estoy bien! ¡Haré mi mejor esfuerzo!”

Aunque seguía luciendo intranquila, quizás el ver a Mohicano enloquecido la ayudó a entender todo. El temblor de su cuerpo había mejorado un poco.

“Sólo dime si en algún momento no se tienes bien, ¿’key?” Diciendo eso, Kyousuke caminó hacia el otro lado del puente.

“… Okey. Crucemos este puente con cuidado.”

Se paró sobre la maltratada madera que había sufrido muchísimo el clima.

Usando su mano izquierda para sostenerse de la soga como apoyo, asegurando a Mohicano con la derecha, Kyousuke empezó a avanzar.

Maina también lo siguió de inmediato con Eiri en la parte trasera.

Los espacios entre las maderas eran bastante grandes, los suficientemente grandes como para que los zapatos pasen por su ancho. Kyousuke caminaba con cuidado sobre tal puente mientras lentamente avanzaba paso a paso. Con cada movimiento, el puente crujía y se sacudía.

El sonido rebotaba y caía hacia el fondo, sumergiéndose en el fondo de ese oscuro valle…

“¡¿E-Eeeeeeeeeeeeeek?!”

Una ráfaga de viento hizo que Maina frunciera el ceño y se agachara.

De las esquinas de sus ojos cerrados con fuerza, aparecieron masivas lágrimas.

“… Oye, ¿estás bien? Yo también podría cargarte, ¿sabes?”

Mirando a la temblorosa Maina, Eiri habló con cuidado y preocupación.

Eiri no se estaba sosteniendo de las sogas en absoluto, incluso soltando un bostezo, avanzaba sobre las maderas como caminando sobre suelo llano.

Al verla tan tranquila, Kyousuke podía darse cuenta de que cargar a Maina sería un juego de niños para ella. Sin embargo, Maina–

“Estoy bien, Eiri-chan. C-Cruzaré… sola…”

Aún sujetando la soga con fuerza, se puso de pie vacilando.

“N-No es justo… s-si soy la única… ¡que no está progresando!”

Crujido. Ella dio un paso adelante.

Frunciendo los labios, reprimió el temblor de su cuerpo, mostrando determinación en sus ojos.

“Maina…”

“… Sí, entiendo. Entonces aguanta un poco más.”

Kyousuke estaba conmovido ante el coraje de Maina mientras que Eiri sonrió.

Confirmando que Maina estaba avanzando lentamente, los dos siguieron caminando.

“¿Oh cielos, oh cielos, oh cielos~? ¡¿Acaso no es Kamiya-san el de ahí?!”

Parado sobre el acantilado opuesto estaba un chico muy familiar.

Un joven apuesto con cabello castaño claro. El compañero de clases de Kyousuke, Saotome Shinji.

Entonces la aparición de Shinji también implicaba–

“¿HUH~? ¡¿Oh, en serio?! Jajaja, es muy lento. ¡¿Está temblando como un cobarde?!”

“J-Jeejee… viento levantando faldas… panties, panties… J-Jeejeejee.”

Rastas y lentes de sol, Oonogi Arata, acompañado por el bajito encorvado, Usami Kagerou.

También estaba otra chica. Envolviéndole el brazo a Shinji, ella estaba señalando al grupo de Kyousuke.

PsyCome_V2_070 (converted)

“¡Kyajaja! Qué mal. ¡Debe ser un chiste! ¿Gap moe? ¡Kyajaja! ¡Demasiado asombroso~ ¡Demasiado milagroso!”

“Qué hay de esa perra… ¿Está en nuestra clase?”

“… Pues si lo sabré yo. Alguien tan retrasada debería ser fácil de recordar, ¿cierto?”

“Awawa. Q-Qué debería hacer… ¡N-No la puedo entender!”

La chica que se reía de manera histérica probablemente era una de sus compañeras de clase. Una barbie con abundante maquillaje y tez clara. Su limitado vocabulario dejaba en los demás una profunda impresión. Voz aguda.

“Jojo, eso es verdad. Yo también lo pienso. Jojojo… No lo entiendo en absoluto.”

–Espera, ¿por qué tú tampoco tienes idea?

Shinji coincidió con ellos mientras abrazaba a la barbie que se estaba lanzando sobre él.

Qué demonios pasa con este tipo… Aún señalando al asombrado Kyousuke y compañía, la barbie de pronto dijo “… Oh, se me acaba de ocurrir una idea” entonces reunió a los chicos para murmurar algo.

Shinji dijo “… Sí… Sí, sí… ¡Claro, está bien, sí!” y asintió repetidamente, su rostro se retorció. Luego tosió de manera pretenciosa:

“Ejem, chicos. Me duele verlos cruzar el puente desesperadamente y tan perturbados… Así que tengo una sugerencia. ¡Aunque sólo podemos ofrecer nuestros escasos esfuerzos, ayudémoslos ‘animándolos’!”

Los cuatro se inclinaron al unísono y levantaron casualmente una pila de cosas.

Animarlos… ¿Qué demonios estaban tramando?

Pronto, estaban parados en fila con una pila de rocas en sus brazos contra el pecho.

“… ¡¿Q-Q-Qué?! Esos no van a–”

““““¡Hagan su mejor esfuerzo, hagan su mejor esfuerzo, hagan su mejor esfuerzo, hagan su mejor esfuerzo!””””

Apuntando al grupo de Kyousuke en el centro del puente, empezaron a lanzar un gran número de piedras que habían levantado del suelo. Aún más endurecedor era el hecho de que cada uno de ellos tenía muy buena puntería.

“¡¿Uwah?!” Kyousuke soltó la soga y se agachó, usando a Mohicano en su espalda para bloquear la lluvia de piedras.

Maina gritó “¡¿Eeeeeek?!” y se acurrucó.

“Tsk… ¡En serio, esto es un fastidio! ¡¿Acaso no prometiste que no te meterías más con nosotros?!”

Eiri esquivó las rocas con mínimos movimientos sobre las maderas mientras rugía enfadada.

Entonces Shinji puso una expresión tonta deliberadamente.

“¡No nos estamos metiendo con ustedes~! Sólo les estamos lanzando piedras, eso es todo~ Jujeejee.”

Haciendo juegos de palabras como un estudiante de primaria.

Eiri tenía instinto asesino en sus ojos mientras las venas sobresalían de su frente.

“Oh cielos, en verdad… ¿Entonces en serio deseas que te corte en un millón de pedazos?”

Mirando a Shinji quien se estaba riendo, ella disminuyó su centro de gravedad.

Sus uñas decoradas reflejaban la luz del sol.

“… Entonces sólo tendré que cumplir tu deseo.”

Soltando esas palabras, Eiri se impulsó sobre las maderas y aceleró de una sola vez. Con movimiento fluidos atravesó rápidamente el puente de sogas a pesar de los desafiantes puntos de apoyo, preparándose para atacar. En ese instante–

“¡Oye, detente!”

Una masiva sombra salió del denso bosque detrás del grupo de Shinji, lanzando con fuerza al suelo al tipo de las rastas mientras éste se estaba riendo y tiraba piedras repetidamente.

“¡¿Gepuu?!”

Con la cara contra el piso, Oonogi quedó fuera de servicio instantáneamente.

Notando la inusual situación, Usami giró.

“¡¿Kyah?!”

Una pequeña sombra voló y lo atrapó. Luego lo mordió y empezó a masticar.

“¡Kyahhhhhhhhhhhhhhh!”

Usami soltó un grito ensordecedor. La sombra se rehusaba a aflojar sus mandíbulas, envolviendo el cuello de Usami, completamente adherida a él.

“¡¿Ah?! ¡¿Qué pasa con esta gente?! ¡¿–Foosh?!”

La barbie en pánico fue golpeada en el mentón por un agudo gancho.

En frente de la barbie que se mordió la lengua y se volteó, levantando su brazo derecho tatuado orgullosamente en el aire estaba la chica con la máscara de gas negra. Y también–

“Kukuku… Qué feo. Todos hablan y ninguno ladra, esos humildes seres. Muy desafortunadamente, este es nuestro escenario, será mejor que se vayan rápido… Hooh. ¿Qué tal ahora? No tomaremos sus vidas. Sus almas de polvo insignificante, en última instancia no pueden satisfacer la lengua de Azrael con sus gusto tan particulares… ¡Agachen la cabeza y supliquen piedad! Kukuku… ¡Kujajajaja… jajajajajaja!”

La risa de escuchó en todo el lugar. “T-Tú…” Shinji volteó y comentó asombrado:

“… ¿Acaso no eres Michirou-san de la Clase B? ¿Todavía sigues con eso?”

Se encogió de hombros de manera burlona.

Inmerso en el discurso de Makiyouin Kuuga, el rostro de Michirou empezó colorearse con vergüenza y enfado.

“¿Qué… dijiste? ¿Te estás burlando de mí? Kukuku… Que así sea. ¡Entonces heridas conocidas como estigmas tendrán que ser grabadas sobre tu pequeña e ignorante alma!”

“Oh, sí, sí, sí. Si es que puedes, grábalas tan rápido como sea posible. No pierdas el tiempo.”

“… Oye.”

Sintiendo una pequeña palmada en su hombro, Shinji volteó con impaciencia.

“¿Qué? En este momento estoy ocupado con Michirou-san–”

“¿Tanto deseas morir?”

“¡¿Bupee?!”

La fluida patada alta de Eiri se hundió en el rostro de Shinji que estaba girando hacia ella.

Golpeado en el costado de su cara, Shinji salió volando, golpeándose la cabeza con el poste del puente y luego cayendo al suelo.

“… Hmph, muérete de una vez, caballero falso pervertido.”

“No puedo creerlo… ¿Panties a rayas? Kukuku… Ya veo, nada mal–”

“¡Tú también puedes morirte!”

“¡¿Gujahhhhhhhhhhhhh?!”

A continuación Michirou salió volando de una patada, chocando con Shinji y quedándose inconsciente.

Habiendo derribado a Oonogi, Bob se rió “ara, ara” con ironía y se acercó a la furiosa Eiri.

“Michirou-kun es un pervertido en secreto, inesperadamente. Ufufu.”

“… Qué sabor horrible. Lo sabía, la carne de Kyousuke-kun sigue siendo… la mejor.”

Luego de comer hasta llenarse de Usami, Chihiro se limpió sus labios rojos y se acercó a Bob. La sangre que del cuello de Usami fluía por todo el suelo.

Habiéndose encargado de la barbie, Renko despreocupadamente saltó por encima de su cuerpo y se dirigió al puente, balanceándose enérgicamente.

“¡¡Oye~ Kyousuke!! ¡¡Maina!! ¿Están bien? Foosh.”

Confirmando la situación al ver a Renko, Kyousuke y Maina sintieron que se les había drenado toda la energía de una sola vez.

“Oh, estamos bien. Gracias a todos… Llegaremos en un momentito. Espérennos.”

Con una velocidad más rápida que antes, cruzaron la mitad restante del puente.

× × ×

“… Okey. Al menos llegamos a un lugar.”

Confirmando que uno de los siete sellos–el sello de un oso super deformado–había sido tachado de la Tarjeta de Pecados Capitales, Kyousuke asintió con satisfacción.

De acuerdo a lo que había dicho el miembro del Comité Disciplinario a la espera, el oso era el símbolo de la “pereza” y correspondía a la virtud de la “valentía”. La pereza mientras se cruza el peligroso puente de sogas se purificaba con la valentía, por eso el sello P que indicaba el pecado había sido tachado–Algo así, aparentemente.

La Tarjeta de Pecados Capitales tenía otros sellos como una serpiente, un zorro, un lobo, una cabra, un león, etc. Luego de alcanzar los distintos puntos de control, los correspondientes sellos se irán tachando unos tras otro.

“Seis más, huh… Tenemos un viaje largo por delante.”

“Sí… Foosh. ¡Pero mientras todos nos ayudemos, será fácil!”

Caminando al lado de Kyousuke, Renko hizo una señal maloik (2) con la mano.

Siguiéndolos, Bob dijo “Ufufu. Sí, será fácil” y se rió. Sentada en el hombro de Bob, Maina aplaudió y dijo “¡Todos son muy confiables!”

Atrás, Eiri estaba hojeando un folleto color lápiz de labio.

“… Hmm. Después de releer las reglas en la guía, no encuentro nada que prohíba que los equipos cooperen. Y tampoco dice nada sobre obstruir a los otros equipos.”

–Entonces así son las cosas. Por eso, los equipos de Kyousuke y Renko unieron fuerzas.

“Aye.” Michirou expresó su acuerdo con lo que Eiri dijo, luego se rió a carcajadas con maldad.

“Kukuku… Por cierto, esto sí que fue brutal. Subestimar a los oponentes, tratar de obstruirlos, terminando con lo que se merecían, en verdad inesperado. Esto ya asegura nuestra victoria. ¡Sólo tenemos que ganar! Kukuku… Kujajaja… Ajajaja–”

“Cállate.”

“… P-Perdón.”

“Bueno, es verdad que sólo necesitamos ganar. O mejor dicho, basta con que no perdamos. Porque sólo el último equipo será castigado… Si aplastamos totalmente a un equipo, entonces debería ser muy relajante sin presión del tiempo.”

Cerrando el folleto y guardándolo en su mochila, Eiri bostezó.

Luego de recibir una mirada, de lo que hablaba el rechazado Michirou era el grupo de Shinji.

Luego de regresar al puente de sogas desde el punto de control, Renko les había practicado eutanasia otra vez mientras ellos estaban recuperando la consciencia.

Aporreándolos de nuevo luego de un primer aporreo, era totalmente la obra de un demonio sin corazón.

Ya que el grupo de Shinji se lo merecía, Kyousuke y los demás simplemente hicieron la vista gorda.

–Sin importar qué, ellos no querían terminar últimos. No quería sufrir la condena.

“Pero si no tenemos cuidado… Si algún miembro mueres quedamos descalificados…Oh, pero si Kyousuke-kun muere, ¿puedo comérmelo, cierto? Sin dejar ni un hueso… ¡Bien limpito!”

Espontáneamente apareciendo al lado de Kyousuke, Chihiro mostró sus dientes dobles, con una sonrisa amplia.

Kyousuke tembló y dijo “… Uh, huh” mientras que Renko en un instante exclamó:

“No te preocupes. ¡Kyousuke, no vas a morir! ¡Absolutamente no dejaré que mueras! Prometimos que hasta que te robe tu corazón, sin importar quién, sin importar lo que pase, no dejaré que nadie te lleve… ¿Verdad? Kyousuke~”

Le abrazó el brazo a Kyousuke con fuerza.

Detrás del cárdigan y la blusa, algo suave lo estaba tocando.

“O-Oh… Gracias. Es un alivio. Jajaja…”

“… Tsk. Muérete de una vez.”

“¡¿Eeek?! ¡Por favor no me mates!”

“No te estoy hablando a ti.”

Eiri suspiró exasperada mientras Michirou retrocedía de un salto.

En ese momento, ella sintió una mano gigante sobre su hombro.

“Eiri-chan, debe ser difícil para ti también~… Pero puedo entender cómo te sientes. Porque ya pasé por los mismos pensamientos. De la misma manera que ahora estoy apoyando totalmente a mi querida amiga Renko, quiero apoyarte a ti también. Si quieres hablar de lo que sea, siéntete libre de confiar en mi en cualquier momento.”

“… ¿Eh? ¿H-Huh…? ¿De qué estás hablando? No lo entiendo en absoluto.”

“Ufufu. Está bien. Ya entiendo todo.”

“¡Así es! ¡Aguanta, Eiri-chan! ¡A pesar del pecho plano!”

“……”

Bob sonrió sugestivamente mientras que Maina animó a Eiri con un puño levantado. Eiri tensó su expresión y se quedó en silencio. Michirou entonces en puntas de pie… puso cierta distancia.

“… ¿De qué estaban hablando?”

“Quién sabe. Foosh. Todos parecen estar divirtiéndose, por eso ¿qué tal si nosotros tenemos nuestra propia charla de dormitorio…? Kyousuke, ¿cuántos bebés quieres?”

“¡¿De qué demonios estás hablando tan de repente?!”

Kyousuke no pudo evitar imaginar a Renko cargando un bebé.

El bebé estaba envuelto en una toalla limpia, con una máscara de gas negra en la cara…

“No espera, no debería tener una. Un recién nacido no debería usar una, supongo.”

“… Tú también, ¿por qué traes a colación ese tema?”

Charlando felizmente de esa manera, avanzaban al siguiente punto de control.

Mientras tanto, durmiendo profundamente en la espalda de Kyousuke, Mohicano hablaba contento en sus sueños:

“Hya~ Hah~ …Más fuerte, bebé~ Kurumiya-chwaaaa~n…”

× × ×

“Oh cielos~ La Orientación de las Siete Expiaciones fue muy divertida. ¡Muy excitante! Qué bueno que terminamos todo a salvo. Foosh.”

Renko se estiró y comentó animadamente, abanicando su Tarjeta de Pecados Capitales.

En el papel blanco, todos los siete sellos estaban tachados con una ×.

Habían pasado aproximadamente unas tres horas desde que empezó la Orientación de las Siete Expiaciones. Los equipos de Kyousuke y Renko superaron todos los puntos de control sin fallos.

En este momento, los dos equipos se estaban dirigiendo a la línea de meta en la cima de la montaña.

“Cierto… qué bueno que pudimos terminar. Aunque estuvimos al borde de la muerte algunas veces…”

Diciendo eso, Kyousuke se limpió el sudor de la frente.

El viaje a cada uno de los puntos de control fue bastante duro.

Explorar cuevas que estaban totalmente a oscuras, escalar acantilados sin ningún equipo de seguridad, ser perseguidos por pitones de veinte metros de largo, atravesar nadando pantanos sin fondo donde vivía un sinnúmero de sanguijuelas, realmente fue un viaje lleno de crisis de vida o muerte.

Virtualmente era un milagro que nadie haya sido víctima de los peligros.

Al avanzar, Kyousuke y los demás estaban cubiertos de heridas. Renko era la única que permanecía enérgica. Incluso Mohicano quien había actuado espectacularmente el papel de escudo y sacrificio humano terminó cubierto de heridas al borde de la muerte, sus cuatro extremidades colgaban sin remedio mientras yacía sobre la espalda de Kyousuke, con los ojos blancos.

“Huff, cansado… jodidamente cansado. Quiero volver para descansar…”

“¿Ya no necesitas interpretar el personaje?”

“… Kukuku. Mi título es Makiyouin Kuuga. Sufriendo los engaños anticipados de los dioses quienes se unieron por el miedo a mi excesivo poder mágico, el trágico rey demonio que fue exiliado del reino demonio junto con el ángel de la muerte de una ala, Azrael…”

El demacrado Michirou se paró derecho e hizo una pose, volviendo a ser Kuuga.

Habiéndose bajado del hombre de Bob, Maina estaba caminando por su cuenta cuando dijo “¡awawa… se están soltando, se están soltando!” y ayudó a atar los vendajes de Michirou.

Bob dijo “… ara, ara” y se rió con ironía bajo su bolsa marrón de papel.

“Kyousuke-kun… ¿Ves eso? Mira, hay un pedazo de carne parado allí.”

“Es una persona, no un pedazo de carne… Oh, en serio. ¿No es ese Busujima-sensei?”

Chihiro estaba señalando a un hombre en traje que lucía molesto emocionalmente, sosteniendo un letrero que decía “META”–Busujima Kirito, el profesor titular de la Clase B Año 1, de pie allí, perdido.

Luego de notar el séquito de Kyousuke aproximándose, puso una mirada aburrida.

“¡Oh, por fin llegan! Ustedes son los últimos equipos~”

“¿Qué acaba… de decir?”

Kyousuke escucho palabras que no podía ignorar. Todos de repente se detuvieron.

… ¿Los últimos equipos? ¿Kyousuke y el resto? –No, imposible. Aunque fue un viaje muy difícil, ellos definitivamente dejaron atrás al grupo de Shinji para asegurarse…

“… ¿Oh cielos? No puedo haberme equivocado, ¿no? Bueno, veamos… Hay un total de ocho equipos. El Equipo 2 de la Clase B fue descalificado debido a que un miembro abandonó por sus heridas. El Equipo 1 de la Clase A fue descalificado por perder la Tarjeta de Pecados Capitales… Sí, como pensé. Ustedes son los únicos que faltan. Dense prisa~”

Desde atrás de Busujima provino una voz tranquila:

“Qué error de cálculo… Mientras ustedes nos estaban aporreando, perdimos nuestra Tarjeta de Pecados Capitales y quedamos descalificados… ¿Cómo van a compensárnoslo?”

Instantáneamente, Kyousuke y los demás recordaron las reglas de la Orientación de las Siete Expiaciones.

Además, perder la Tarjeta de Pecados Capitales o a cualquiera de los miembros del equipo significa descalificación instantánea conllevando a la condena coercitiva.

Y también…

Desconsiderando a los equipos descalificados, el último equipo en terminar también sufrirá condena.

“¡¿…?!”

De inmediato, la vista de Kyousuke se sacudió debido a una gran masa que se movía.

Mientras el suelo se sacudía con los pasos–*Ruido sordo*, un fuerte puñetazo.

Sufriendo instantáneamente ese impacto en la espalda, Kyousuke exclamó “¡¿Gubyaa?!” y fue mandado a volar con el inconsciente Mohicano. Volando unos pocos metros en el aire, aterrizó de espaldas. Luego de minimizar el impacto tanto como pudo, Kyousuke se levantó al instante–

“… ¡¿Ku?!” “¡¿Ahhhhhh?!”

Esta vez un fuerte impacto frontal. Sangre desparramada, huesos rostos.

“… Lo siento, no me odies por esto.”

Preparada para golpear de nuevo, una sombra gigante en una posición ligeramente inclinada.

Bajo la bolsa de papel marrón, ojos nebulosos pero calmos estaban mirando a Kyousuke.

“Bob… ¡¿T-Tú…?!”

Kyousuke estaba enormemente aturdido, sin habla. Habiendo sufrido el puño de hierro de Bob en la cara, Mohicano se había desmayado sin exagerar en absoluto. Pasando por encima de Mohicano quien había servido como escudo, Bob emitió un sonido triste.

Lágrimas se derramaban de sus ojos que tenían a Kyousuke en su vista.

“Amigo ayer, enemigo hoy. Lo siento, pero no quiero que mis compañeros sufran la condena.”

“““¡¿…?!”””

Reaccionando, todos se dieron cuenta de sus posiciones.

Había un solo método para evitar llegar en último lugar, un método para quedar libre de la condena.

“Así que, por el bien de mis camaradas–los aplastaré a todos.”

“¡¿Uwahhhhhhhh?!”

Michirou gritó y se lanzó sobre Eiri a quien tenía más cerca.

“… ¡Tsk!”

Eiri lo evadió velozmente y regresó con una patada al pasar junto a él. Sufriendo una patada en el estómago, él colapsó instantáneamente con un “¡¿Gueh?!”

Pero en ese instante, él de repente abrió los ojos.

“¡¡¡Te tengo!!!”

“¡¿Eh?! Qué dem… ¡¿Kyahhhhhhhhh?!”

Eiri gritó desde lo más profundo de su alma. Abrazando las piernas de Eiri con ambos brazos, Michirou la estaba tratando de voltear. Intimidada por el vigor de él, Eiri se tambaleó y perdió el equilibrio, cayendo al suelo.

“¡¿Eiri-chan?! Oh n-n-n-n-n-n-n-no~~ ¡¿Aheee?!”

“*Morder*.” Chihiro mordió a Maina en el muslo mientras ésta corría hacia Eiri.

Ese percance provocó que Maina perdiera el equilibrio con Chihiro colgándole de la pierna izquierda.

“¡Uwahhhhhhhhh!”

Entonces cayó, realizando un magnífico salto mortal hacia delante por hábito.

“… ¿Eh? Ah… ¡¿Kyah?!”

Maina aterrizó al chocar el talón contra el suelo. Atrapada entre Maina y el suelo, Chihiro quedó trágicamente aplastada.

“Qué… ¡¿Ch-Chihiro?! Qué rayos–“

“Por favor perdóname.”

Kyousuke no perdió la oportunidad de tomar ventaja de esa apertura que se presentó cuando Bob se sobresaltó ante la torpeza de Maina.

Dejando caer al casi muerto Mohicano, él lanzó un despiadado puñetazo hacia el centro del cuerpo gigante en frente de él. Hundiéndose en la gruesa capa de grasa protectora, el puño de Kyousuke golpeó el cuerpo.

“¡¿Guah?!”

El masivo cuerpo de Bob salió disparado como un manantial, produciendo una insana nube de polvo desde el suelo, deslizándose hasta detenerse finalmente a los pies de Renko quien estaba parada allí, en shock. Sangre empezó a fluir de la apertura de la bolsa de papel.

“¡Bob!” Renko exclamó y abrazó su torso.

“¡¿Estás viva?! ¡¡¡¡¡¿Bob, Bob?!!!!!”

“… R-Renko.”

“¡Bob! Q-Qué alegría… Sigues con vida–”

“Corre.”

“¿Huh?”

“¡Run! No dejes que nuestros… sacrificios… sean en vano…”

“¡¿…?!”

El cuerpo de Renko tembló de repente.

Entonces instantáneamente, Kyousuke escuchó la voz urgente de Eiri.

“¡¿Qué estás esperando, Kyousuke?! ¡Tú también empieza a correr! ¡Date prisa! Tienes que cruzar la línea de meta con la Tarjeta de Pecados Capitales antes que Renko–¡¿Kyah?! Oye… ¡¿Dónde estás tocando?! ¡Acosador! D-Detente… Muestra algo de control o voy a masacrarte–”

Mientras trataba de quitar de encima a Michirou quien estaba colgando de sus piernas con hemorragia nasal y rehusándose a soltarla, Eiri con el rostro rojo instó a Kyousuke.

“Michirou, maldito…”

¡¡–Estoy tan celoso, cambia lugares conmigo!

La máscara de gas negra pasó velozmente junto a Kyousuke cuando éste estaba a punto de empezar las negociaciones.

Colgando de su cuello estaba la Tarjeta de Pecados Capitales que sólo llevaban los líderes de equipo.

Mientras Kyousuke se había distraído con el heroico aprovechamiento de Michirou, Renko dejó a Bob y empezó a correr.

Volviendo en sí, Kyousuke rápidamente la persiguió.

“¡¡¡¡Frena un poco, Renko!!!!”

“¡No! ¡Yo tampoco quiero ser condenada! ¡Shuko! ¡Shuko!”

Los dos corrían a toda velocidad desesperadamente hacia la meta, la línea de meta donde estaba esperando Busujima.

Corrían hacia la cima que estaba a algunas docenas de metros, tratando de quitarse ventaja el uno al otro.

“Wow, asombroso. Qué carrera tan cerrada… ¡Hagan su mejor esfuerzo ambos! Si pierden, enfrentarán una aterrante condena~ CON. DE. NA! La primera persona en tocar mi mano gana. ¡Vamos, sólo un poco más! ¡¡Hagan su mejor esfuerzo!!”

Busujima soltó el letrero “meta” y extendió su mano en la línea de meta.

La victoria será para la primera persona que toque su mano. Corriendo lado a lado, tratando de empujarse entre sí, Kyousuke y Renko esprintaron a toda velocidad.

““¡Uohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh! ¡CÓMO PODRÍA PERDEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEER””

Proyectados desde el fondo de sus pulmones, sus rugidos emergieron juntos.

Línea de meta. La mano de Busujima. Justo frente a sus ojos. Bob, Eiri, Michirou y Chihiro tragaron saliva, mirando la tendencia.

Kyousuke y Renko, los dos líderes de equipo, cada uno con una Tarjeta de Pecados Capitales en el cuello, se extendieron hacia la mano de Busujima casi simultáneamente…

Bajo el cielo de verano, el silbido estridente sonó para anunciar el fin de la competencia.

La Orientación de las Siete Expiaciones terminó sin incidentes a las 15:40.

× × ×

“… Buen trabajo todos. Oh vaya~ Todos se esforzaron tanto. Esperaba una o dos muertes, pero todos sobrevivieron aunque hubo muchas heridas. ¡Oh cielos, gran trabajo chicos!”

Sonriendo de una manera que no encajaba con su rostro demacrado, Busujima aplaudió.

El débil aplauso que venía de una persona gradualmente se apagó y de pronto se detuvo.

Quitando la sonrisa de su rostro, Busujima puso una expresión sombría.

“… Pero desafortunadamente, en este mundo frío, despiadado e irrazonable, el esfuerzo solo no es suficiente para asegurar una buena clasificación. Esfuerzo inútiles, expectativas en vano, no poder lograr felicidad después de superar incontables adversidades–Eso también va para aquellos que perdieron su vida de pronto un día ante un asesino como ustedes. Así son las cosas en este mundo, es muy cruel.”

“““…”””

Muchos estudiantes se estaban arrodillando en postura seiza sobre el suelo en frente de Busujima quien se lamentaba.

Uno, dos, tres, cuatro… Un total de catorce. Con los heridos fuera, ellos eran los miembros de los equipos que fueron descalificados o que llegaron últimos.

Parado frente a ellos, mirándolos a sus rostros, Busujima habló.

La espalda de su muy arrugado traje de repente se abultó.

“… ¡¿Hee?!”

Los estudiantes espectadores estaban reunidos alrededor como rodeando a las víctimas que estaban a punto de ser condenadas. Detrás de Busujima, un chico de la Clase B tímidamente emitió un sonido convulsivo.

Un extraño bulto estaba creciendo de la espalda de Busujima. El objeto se estaba retorciendo como bola agrandada que comenzó a dividirse en dos, moviéndose lentamente.

En una esquina de la Plaza de Disciplina, Kurumiya estaba mirando esta escena con una sonrisa malvada.

“Todos se esforzaron mucho. Admiro mucho ese esfuerzo porque soy muy amable. Pero desafortunadamente, el mundo es duro… Especialmente este mundo donde todos ustedes están viviendo ahora, es especialmente duro. Déjenme darles un consejo. El esfuerzo sin resultados no vale nada. Un proceso sin resultados no tiene sentido. En otras palabras, ustedes montón de perdedores son peores que los cerdos en este mundo.”

La sombría atmósfera de Busujima de repente cambió.

Masas violeta y amarilla cayeron de sus dos mangas.

–Plop.

Aterrizando en el suelo, retorciéndose, se trataba de dos serpientes.

Tan gruesas como tuberías de metal, eran más de dos veces de largo, sin embargo. Cubiertas de colores vivos que enfatizaban su veneno mortal, estaban cubiertas de patrones geométricos similares a tatuajes.

“Okey, chicos. Sigamos de acuerdo al cronograma y empecemos con lo que sigue después de la Orientación de las Siete Expiaciones–Disciplinamiento Público de los condenados. Los estudiantes espectadores no deberían satisfacerse demasiado. Si bajan la guardia… La siguiente podría terminar visitándolos, ¿capish?”

Busujima explicó a los estudiantes que observaban.

Lo que cambió no sólo fue la atmósfera sino también el hecho de que todos ellos podían ser atrapados.

De atrás, de los hombros, de los brazos, de las mangas–Numerosos bultos de varios tamaños aparecieron.

Moviéndose hacia su cintura, hacia muslos, sus tobillos–Retorciéndose mientras se movían.

Bajo el traje, esas cosas se movían al azar, emergiendo por las salidas, volando hacia el mundo externo. Los ojos helados de Busujima confirmaron los objetivos.

Estaban dirigidos a los estudiantes que estaban asustados, temblando, llorando, gritando y tratando de escapar.

“… Okey, gracias por su paciencia.”

Frío sarcasmo seguido de–

“A continuación, el disciplinamiento público de los condenados… Que comience la Ópera Venom.”

Había liberado una manada de armas mortales que él había criado meticulosamente.

Del cuello, de las mangas, de los pantalones–Liberados todas al mismo tiempo…

Salieron serpientes, sapos, lagartijas, hormigas, ciempiés, arañas, avispas y orugas.

““““¡¿E-Eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeek?!””””

Moviéndose en manada, atacaron a los estudiantes.

Toso los animales estaban equipados con dientes y aguijones filosos, algunos incluso tenían garras. Tan pronto como fueron liberaros penetraron la piel de sus presas. Instantáneamente–

““““¡¿…?!””””

Víctimas del ataque, los cuerpos de los estudiantes sufrieron infinidad de “cambios”.

Aquellos mordidos por las serpientes se desplomaron sobre el suelo, sujetándose sus cuellos, convulsionando violentamente.

Aquellos atrapados por las lagartijas quedaron paralizados, tensos y duros como la roca, incapaces de moverse.

Aquellos picados por las avispas soltaron gritos ensordecedores, revolcándose del dolor.

Una escena infernal con alaridos del infierno–En medio de los gritos y de los animales volando por todo el lugar en la Plaza de Disciplina, algunas de las víctimas arremetían al azar, entrando a la multitud y causando una conmoción.

Kurumiya miraba esta tragedia divirtiéndose, riendo “… kukuku”.

“.. Ópera Venom–Busujima es un usuario de toxinas. Escondiendo y criando formas de vida venenosas en su cuerpo, domesticándolas y entrenándolas a la perfección, comandándolas para seguir sus órdenes libremente… Por elección propia, Busujima ha preparado una mezcla de todos los tipos de toxinas con varios efectos. Neurotoxinas, toxinas paralizadoras, toxinas hemorrágicas, toxinas adormecedoras… No sólo toxinas para reír o afrodisíacas, sino también toxinas que infectan a las víctimas con alguna frase pegajosa como gozaru, aunque suene ridículo. Luego de inyectar múltiples toxinas en el cuerpo del objetivo, se puede provocar muchas más variaciones… Kukuku. A pesar de lucir como un bueno para nada, él es un sádico incluso peor que yo. Usando sus toxinas–los elementos de su ópera–para producir cambios en la presa, él logra un placer sin igual a partir del proceso… A saber, como espectador y conductor.”

Mientras Kurumiya explicaba sin prisas, los estudiantes siguieron siendo abusados y sufriendo miserable dolor.

En el centro de la Plaza de Disciplina donde los estudiantes y los animales estaban luchando entre sí, Shinji estaba sosteniendo el brazo de la exhausta barbie, gritando “Q-Quién puede salvarme–Hic. ¡¡¡¡¡¡Q-Quién puede salvarme!!!!!! ¡Hic!” En el instante que una avispa le picó el cuello, él se sujetó el cuello y soltó un “¡¿Ooh?!” de la garganta desmayándose, quedando inmóvil.

“… Phew. Bueno, las cosas terminaron así, huh. Estaba tan emocionado con el disciplinamiento, incluso hubo reacciones en cadena inesperadas. No dejemos que las cosas de pongan tremendas, ¿sí? Una vez envenenados, van a morir de verdad si no se les inyecta rápido el antídoto–Esto, ¿oh vaya? ¿Oh vaya, oh vaya~?”

Con calma Busujima barrió el sitio con la mirada, asintiendo.

Sus inexpresivos ojos se enfocaron una vez más.

Delante de su sorprendida e intrigada mirada estaba–

“Una sola persona está completamente bien… Oh, ya veo. Venenos ordinarios básicamente no tienen efecto en ti. Qué buen sistema inmunológico. Ya que las toxinas débiles usadas para disciplinar no son buenas, sólo tendré que usar algo ligeramente más poderoso. ¿Cómo deberíamos proceder a continuación?”

“… Shuko.”

Rodeada de animales, una chica mantenía su apropiada postura de seiza.

Usando una máscara de gas negra, ella había perdido contra Kyousuke en el último momento, terminando como la líder de equipo que llegó en último lugar–Renko.

“Lo siento… Lo siento, chicos… Soy muy inútil… *Sollozo, sollozo*.”

En frente de la arrepentida Renko, sus compañeros de equipo estaban en un estado trágico.

Atacado por un gran número de mosquitos, Michirou exclamaba “¡picazón, picazón, picazón, picazón, picazón, picazón, picazón, la picazón me está matando!” mientras se rascaba azarosamente todo el cuerpo. Chihiro estaba inmóvil, yacía boca arriba con un sapo gigante sobre su cara. El cuerpo de Bob estaba convulsionando, sacudiéndose como un pez fuera del agua, sacudiendo el suelo…

Busujima caminó lentamente hacia Renko quien estaba temblando mientras miraba a sus compañeros de equipo.

La máscara de gas de Renko estaba ligeramente gacha mientras ella susurraba débilmente:

“Nunca pensé que obstruirían tanto para correr. Meciéndose como locos cuando corro, duelen mucho, son muy pesados… Si tan sólo mis pechos no fueran tan grandes… ¡Si tan sólo fuera una pecho plano como Eiri! Entonces hubiera ganado 100% seguro. ¡Claramente habría ganado! Shuko…”

–Ciertamente. Lo que decidió al ganador fue el masivo busto de Renko.

“… Lo tienes merecido.” En voz baja mirando el disciplinamiento público desde detrás de la espalda de Kyousuke, Eiri se burló.

Mientras Renko miraba sus pechos decepcionada, Busujima se acercó a ella con su incipiente rostro.

“… Oh cielos, oh cielos, pobrecita. Pero en realidad, no tienes que sentirte tan triste. Los pechos gigantes son grandiosos. Los pechos gigantes son preciosos. ¡Tú tienes un par de melones que son el sueño de cualquier hombre! Así que anímate y dedica tu energía a satisfacer la parte inferior de los hombres. Tus pechos son maravillosos–¿No?”

–Qué demonios.

“… Qué diablos pasa con ese tipo, que se muera de una vez.”

“… Voy a tener que disciplinar a ese estúpido.”

Eiri y Kurumiya, las dos pecho plano, irradiaban instinto asesino.

“Bueno, como sea, tengo un trabajo para ti.”

Mirando el pecho de Renko, Busujima dejó escurrirse otro animal de su manga derecha.

Una serpiente con escamas de un rosa vivo aterrante con patrones con forma de corazón.

Llevando la serpiente que había reptado de su brazo a sus dedos, Busujima presionó sobre Renko.

Probablemente sintiendo miedo por instinto, Renko grito “¡¡Eeek?!” y cayó sobre su trasero.

“B-Busujima-sensei… ¡¿Q-Q-Q-Q-Q-Qué es eso?!”

“Es una Asesina Rosa–Kobiyan.”

“¡¿Kobiyan?!”

“Sí. Él es mi mejor amigo. No te dejes engañar por el color de su cuerpo, en realidad es macho. Parece que los venenos simples no funcionarán en ti, por eso traje a este excelente camarada–Dicho eso, elegí un veneno que no pone en riesgo la vida. Es excelente para ti en tu estado actual.”

“B-Busujima-sensei… ¿Q-Qué clase de veneno es ese…?”

“… ¿Quién sabe? Una fotografía vale más que mil palabras, no se necesitas pensar en nada, sólo usa tu cuerpo para experimentarlo. Experiméntalo totalmente.”

“Eeeek…”

Extendió la venenosa serpiente–Kobiyan–hacia Renko quien estaba en el suelo retrocediendo. La triangular cabeza casi con forma de corazón se inclinó hacia atrás y luego se disparó hacia delante en el siguiente instante, saltando sobre su presa.

“¡¿U-Uwahhhhhhhhhhhhhhhhhhh?!”

Los gritos de Renko pudieron oírse en toda la Plaza de Disciplina.

Tras lo cual, cayó el telón de esta función de la Ópera Venom.

× × ×

“—-”

En la cafetería del Hogar del Limbo, Kyousuke estaba comiendo con sus compañeros de equipo al igual que en el almuerzo cuando todos los estudiantes se reunieron por equipo.

Todos se estaban llevando la “carne de cerdo asada en el infierno” a sus bocas, luciendo como si hubieran trasnochado.

“… Oye, anímate.”

Kyousuke no pudo evitar hablarle a Renko, en frente de él.

Ya que Renko estaba tumbada sobre la mesa, su máscara de gas estaba fuera de vista.

Bajo el delgado cárdigan, sus hombros se sacudían de vez en cuando mientras sorbía y los sonidos “shuko… shuko…” venían de debajo de los brazos que cubrían su rostro.

“*Sollozo, sollozo*, no puedo creer que me hayan tratado con tanta crueldad… *Sollozo, sollozo, sollozo*. Estoy tan avergonzada que no puedo mostrarle mi rostro a nadie… Shuko… ¡Shuko…!”

“No, para empezar nunca muestras tu rostro. Pero cómo debería decir esto… Umm… ¿N-No te preocupes?”

Ella nunca antes había sonado tan frágil, haciendo que Kyousuke entrara en pánico.

“… Suficiente de llantos y sollozos, ¿okey? Estás haciendo que esta repugnante comida sea más difícil de tragar.” Incluso Eiri sonaba culpable en contraste con su usual y áspera actitud.

Básicamente todos los estudiantes que habían sufrido la sesión de disciplina pública de Busujima estaban ausentes. Aunque aparentemente estaban bien luego de ser inyectados con la vacuna multitoxina de Busujima, aún necesitaba descansar un rato.

Con la cantidad total de estudiantes reducida, el nivel del ruido de la cafetería había disminuido considerablemente. Mientras Kyousuke pensaba y pensaba, preguntándose qué decirle a la deprimida Renko…

“Disculpen, ¿podría sentarme aquí? Perdón por la intrusión.”

Una dulce voz habló, sin encajar mucho con la atmósfera.

Acompañada de una fragancia a miel, una chica apareció por detrás y se sentó junto a Kyousuke.

La chica sonreía animadamente hacia los rostros sorprendidos a su alrededor.

“Hola, Kamiya-san, así como a tus encantadoras compañeritas. Buen día. Soy la Presidente del Comité de Disciplina, Syamaya Saki de la Clase A Año 3. Es un placer conocerlas.”

Luego de saludarlos, incluso se presentó con modales apropiados.

“¿Encantadoras compañeritas?” Eiri frunció el ceño. “Oh… ¡E-Encantada de conocerla!” Maina respondió con nervios. “… ¿Hmm?” Renko alzó la vista con su máscara de gas.

“Primer que nada, todos ustedes terminaron la Orientación de las Siete Expiaciones… Deben estar muy exhaustos. A pesar de las condiciones severas, todos ustedes volvieron sanos y salvos. No hay nada más gratificante que eso.”

Poniendo su mano sobre su pecho, Syamaya suspiró con alivio. En frente de ella había una chuleta, crepitando sobre un plato de hierro, emanando jugos.

Un menú lujoso que sobrepasaba por mucho la carne asada que Kyousuke y el resto estaba comiendo.

La diferencia en posición entre un miembro del Comité Disciplinario y los estudiantes comunes era casi tan dispar como el cielo y la tierra.

Usando cubiertos de plata de exquisita artesanía, Syamaya cortaba el bife que estaba asado a la perfección mientras hablaba con elegancia. Usando palillos de plástico para tomar un delgado pedazo de carne de chancho, Maina murmuró “… es-eso luce muy sabroso”, tragándolo.

“¡Sobre todo, la confrontación final uno a uno fue muy emocionante! Era imposible predecir quién iba a perder y sufrir la condena… ¡Mi corazón latía tan rápido! Muchas gracias por mostrarme una competencia tan espléndida.”

“… D-De nada.”

Aunque puede que haya sido divertido de ver para los espectadores, como participantes, Kyousuke y el resto apenas estaban aferrándose a su cordura en ese entonces.

Kyousuke realmente no tenía idea de cómo reaccionar a los apasionados elogios de ella.

Al menos el equipo de Kyousuke ganó, lo que era bueno y todo, pero el problema era–

“… ¿En serio, fue tan entretenido? Gracias a dios… Foosh.”

Sus comentarios ignoraban la presencia de Renko.

Encima, como perdió, Renko había sufrido tratamientos trágicos e inhumanos apenas hace unas docenas de minutos.

Renko murmuró con una voz amortiguada sin mostrar signos de disgusto.

–Sin embargo.

“Ufufu. ¡Ciertamente, fue muy maravilloso! Especialmente después de que se asentara el polvo y tú estabas colapsada sobre el suelo, yo… vi lágrimas brillantes. A pesar de la máscara de gas que llevas puesta, pude verlas claramente, ¿sabes? Tan lamentable… Yo misma no pude evitar derramar lágrimas. El busto que estabas mostrando orgullosamente en la ribera esta mañana, ¿quién hubiera pensado que llevaría a tal tragedia el mismo día? Qué cruel, qué lamentable, qué absurdo… Te compadezco desde el fondo de mi corazón. En serio qué lamentable… Ah, muy lamentable.”

Syamaya usó un paluelo de encaje blanco para limpiarse las lágrimas de la esquina de su ojo.

No sólo con sarcasmo sino transmitiendo tonos de burla en su manera de hablar con rodeos, se desconocida si Syamaya lo estaba haciendo naturalmente o a propósito.

El sonido de las venas sobresaliendo en una esquina de la máscara de gas pudo escucharse.

Aun así, Syamaya se mantuvo inmutable. Siguiendo limpiándose las lágrimas, continuó hablando sin parar:

“*Sollozo, sollozo*… Discúlpenme. Sin embargo, las adversidades, el sufrimiento y la vergüenza de esta experiencia es para llevar todo a un futuro glorioso, para incitarlos a que limpien y purifiquen sus mentes oscuras, sus personalidades retorcidas y su moral corrupta, para ayudarlos a lograr el renacimiento. ¡Amor de los profesores para incitarlos…! Por eso, por favor anímate, tú la de la máscara de gas. Creo que el sufrimiento que experimentaste te ayudará a que tu sucia alma avance un paso más hacia la rehabilitación. ¿Okey, no llores más, okey? ¡Levanta tu deprimido rostro, infla tu pecho y avanza con la frente en alto! ¡Hacia el glorioso camino al futuro conocido como renacimiento!”

“Sí, muérase de una vez.”

“… Así es, muérase de una vez.”

Renko y Eiri dijeron lo mismo sin planearlo previamente.

Syamaya tenía sus palmas juntas como rezando, mirando al espacio con ojos brillantes. Girando sus ojos en shock, empezó a lucir afligida y se mordió fuerte el labio.

“Ya veo… Ustedes dos son pacientes severos. Bajo la influencia corrupta de Kamiya-san… sus corazones se retorcieron extremadamente, ya veo.”

“¿Huh? ¿Me está culpando a mí?”

Kyousuke nunca esperó que apuntara a él sin hacer nada en primer lugar…

Syamaya a su izquierda, Eiri a su derecha, Renko en frente–Con Kyousuke en el centro, las tres chicas estaban emanando una tensa atmósfera donde una lucha podría desatarse en cualquier momento. Esto es totalmente como sentarse en alfiletero…

Sentada junto a Renko, Maina se encogió en una bola, diciendo “awawawa”.

“¿Corazones retorcidos, dice…? En ese caso, ¿no es su corazón el que está retorcido? Antes de pedirles a los demás que se corrijan, ¿qué tal si primero usted le da a su corazón un renacimiento?”

Al escuchar las palabras instigadoras de Renko, la ceja de Syamaya se sacudió.

“… ¿Mi corazón, retorcido? ¡Eso es absolutamente imposible! Si me preguntas por qué, es porque soy una miembro del Comité de Disciplina. ¡Una estudiante modelo representante que fue elegida con la aprobación de los profesores! Si existe alguna mancha en mi corazón entonces todo el Comité Disciplinario está manchado. Y eso mancharía a los profesores uno a uno. ¡Eso es absolutamente imposible! Por eso, sin un momento de excepción, nunca olvido mantener un corazón de tierno amor, un alma tan pura y noble como la de la Virgen María, aceptando todo con perdón indulgente, no hay nada a lo que no me pueda adaptar…”

“¡Idiota, idiota! ¡Syamaya es una imbécil! ¡Idiota, idiota! Retrasada, cerebro dañado, cabeza de cerdo–”

“Ciertamente, perdón indulgente, adaptación–¡¿A quién estás llamando idiota?!”

En respuesta a las burlas infantiles de Renko, Syamaya no pudo evitar levantar la voz violentamente.

Renko dijo “foosh” para reírse de manera triunfante.

“¿Oh vaya, oh vaya, oh vaya~? ¿Qué pasó con lo de ‘sin un momento de excepción, nunca olvido mantener un corazón de tierno amor (risita), un alma tan pura y noble como la de la Virgen María (risita), aceptando todo con perdón indulgente (risita), no hay nada a lo que no me pueda adaptar (risita)’, Syamaya-chan?”

“… ¿Syamaya-chan? U-Ufufu… Por favor agrega ‘-senpai’ aprpiadamente cuando te diriges a tu senior, ¿okey? Y también, haz a un lado esa tonta imitación.”

“Oh vaya, oh vaya. Lo siento mucho, ¿sabe? Me estoy poniendo muy sentimental. ¡Por favor perdóneme, Syamaya-chan-senpai! Foosh.”

“—-”

Syamaya miraba intensamente a Renko, su expresión desapareció de su rostro.

Al escuchar la imitación de Renko sin hacer esfuerzo alguno por “parecerse” a ella, Eiri se largó a reír. “… Pu.”

“Awawa. ¡No te rías, Eiri-chan! No te rías–”

“Así es, Akabane-san. Incluso si Syamaya-chan-senpai se enorgullece de sí misma por nunca olvidar mantener un corazón de tierno amor (risita) y un alma tan pura y noble como la de la Virgen María (risita) sin un momento de excepción, aceptando todo con olvido indulgente (risita), sin nada a lo que no pueda adaptarse (risita), una estudiante noble (risita) modelo (risita), hay límites, ¿sabes? ¡Estoy a punto de enfurecerme! ¡Pop, pop, explotan las venas!”

“¡¿Puku?! P-Pukuku…”

“—-”

Mirando la imitación completamente extravagante de Renko, incluso Maina se largó a reír.

La luz desapareció de los ojos de Syamaya que los estaban mirando a todos.

Ejerció poder con sus dedos que estaban sosteniendo el cuchillo…

“¡Basta, chicas! Cómo pueden burlarse de Senpai–”

“Fu… Ufu… Ufufufufufufu.”

Conforme Kyousuke trató de intervenir, Syamaya empezó a temblar mientras su rostro estaba cabizbajo.

Lentamente, alzó la cara con una sonrisa radiante.

Una hermosa sonrisa que casi parecía que curaría indiscriminadamente el alma de todos los que la veían.

“… Ufufu. Sí que son interesantes, muy divertidas. Casi lo olvido… Tenemos que reunirnos luego otra vez–Sin embargo, mis más humildes disculpas… Ya casi es hora de que me vaya. Aún quedan preparativos, por lo que no debo perder más tiempo.”

Tan pronto como terminó, Syamaya se levantó y dejó la mesa. Su rostro era como una máscara, su expresión no cambiaba en absoluto.

“… ¿Preparativos?” Renko inclinó la cabeza.

“¿Son preparativos para matarnos? Foosh.”

“Ufufu… Qué graciosa eres. Son para el próximo evento–Los preparativos preliminares para la Fogata del Infierno. Los del Comité Disciplinario estamos muy ocupados. Así que por favor diviértanse… Oh cielos, por cierto, puedes quedarte con este bife, máscara de gas. Es un regalo trivial, pero por favor no seas tímida y pruébalo.”

Dejando atrás palabras amistosas y un bife, Syamaya lentamente partió. “Shuko.” Renko suspiró en frente de la carne que había sido cortada en pequeños pedazos.

“Es comida sólida, no puedo comerla con la máscara puesta… ¿Se está burlando de mí?”

“*Mirada*~”

“Ya que me le dio después de todo, supongo que se lo daré a Maina.”

“¡¿En serio?! ¡Muchas gracias…! ¿Qué hay de los demás?”

“… No, gracias.”

“… Paso… de repente perdí el apetito.”

Después de responder, Kyousuke se tocó el estómago.

Todo este tiempo, había estado sufriendo dolor de estómago debido a la tensión, preocupándose de si Syamaya iba a quebrarse mentalmente en cualquier momento. Totalmente atormentado, Kyousuke miró a Renko y a Eiri con ojos rencorosos.

“Actúen apropiadamente la próxima vez, ¿okey? Quizás ya lo olvidaron, pero se los recuerdo otra vez por si acaso… Ella ha matado a veintiún personas, es la ex Murderer Princess, ¿saben?”

“… Sí, ex. Ahora ya está rehabilitada.”

“¿Es pura autoproclamación, no? Foosh. Tiene un aroma muy parecido al mío… Sólo házselo de la manera correcta un poco más y parece que pondrá una cara totalmente distinta.”

“Basta con lo de hacer, ¿okey?”

Respondiendo al chiste sucio de Renko, Kyousuke empezó a poner una expresión irónica que decía “qué fastidio”.

Aunque hizo que Syamaya se volviera espeluznante y aterrante, al menos la deprimida Renko volvió a la normalidad, ahora comiendo su comida enérgicamente.

Junto a Maina quien tenía las manos en su rostro totalmente feliz, diciendo “¡Rico~, tan suave! Tan jugosa…”, Renko estaba sorbiendo su gelatina.

La expresión de Eiri también se relajó mientras continuaba con su comida, produciendo una anhelada atmósfera de paz.

En ese momento, Kyousuke de repente recordó el itinerario de la escuela prisión abierta.

“Después sigue la fogata planeada… ¿Fogata del Infierno, huh? Supongo que significa los fuegos del infierno o purgatorio, así que no será una fogata común y corriente, ¿no?”

× × ×

Un mundo ardiendo en llamas carmesí.

Chispas volaban, atravesando la oscuridad mientras una fea risa estaba ensordeciendo.

“¡¡¡¡Yajajajajajaja!!!! ¡¡¡Las cosas sucias necesitan ser desinfectadas!!!”

Blandiendo un masivo lanzallamas para incinerar a toda la aldea estaba la figura alta de un tipo con una cresta roja brillante. Decorado con aretes, el malvado rostro estaba sonriendo con demente júbilo.

Temiendo al sádico visitante, la gente en pánico estaba escapando en todas direcciones. Mohicano estaba lanzando flamas despiadadas para bautizar no sólo a la aldea sino también a los aldeanos.

“¡¿Kyahhhhhhhhhhh?! ¡¡¡A-A-A-Abue… lito!!!”

Por eso, en este momento–

En frente de un anciano quien estaba siendo “desinfectado” con un lanzallamas, una jovencita gritó con desesperanza.

Probablemente se había caído mientras trataba de escapar. Con el cuerpo del anciano tumbado sobre el suelo ante la chica, las violentas flamas lo envolvieron, convirtiéndolo en una bola de fuego.

“Abuelito… ¡Abuelito! ¡Uwahhhhhhhhh!”

Perdiendo a su preciada familia frente a sus ojos, la chica empezó a llorar.

Grandes lágrimas caían de sus ojos. La chica gateó hasta los restos quemados. Entonces el lanzallamas se encontraba apuntándole la nariz.

Los hombros de la chica temblaban mientras alzaban la vista, agitada.

“¡¿Eeek?!” La chica gritó y retrocedió. La sonrisa de Mohicano se volvió más cruel al mover su dedo en el gatillo del lanzallamas sin titubear.

“Esto termina aquí.”

Una voz diferente a la de Mohicano de repente resonó.

“¿HUH~?” Con su entretenimiento arruinado, Mohicano volteó.

Parado allí estaba un joven vestido con un abrigo harapiento.

“¿Quién demonios eres…? ¿Un suicida voluntario para que yo lo queme~?”

“¿Suicida voluntario? Mierda, no… sólo soy un viajero errante. Vagando por estas tierras, buscando a los fuertes, con sed de la sangre de los fuertes… Sólo un asesino voluntario sin nombre.”

Bajo la capucha, la filosa mirada atravesó a Mohicano.

Tenía cabezas de Mohicanos de varios colores colgando de su brazo–Un total de once.

“… ¿Hyah?”

El joven le aventó las cabezas a Mohicano quien estaba mirando con ojos vidriosos.

Entonces él le dijo a Mohicano mientras éste miraba las cabezas de sus compatriotas muertos:

“Eres el único que queda. Voy a cazar esa maldita cabeza de Mohicano tuya.”

Quitándose la capucha, el joven reveló ojos feroces, mirando intensamente a su presa final.

“… ¡¿Ahee?!” Mohicano mostró miedo por un instante antes de recuperarse con una postura intimidante.

“Bastardo, te atreviste a hacerle eso a mi precioso clan Mohicano… ¡I-Imperdonable! ¡La desinfección con mis manos es tu único camino hacia la redención! O de otra manera…”

Soltando el lanzallamas, Mohicano sujetó el brazo de la chica que se había tropezado y que estaba tratando de escapar en la confusión. Levantándola del brazo, él sacó un cuchillo y lo apoyó en la gargantea de ella, sonriendo:

“No puedo garantizar lo que le pasará a esta chica, ¿sabes~? ¡Yajaja!”

“……”

Los ojos del joven se entrecerraron ligeramente.

“¡¿E-E-Eeeeeeeeeeek?! ¡Suéltame! ¡Suéltame! ¡Por favor déjame ir! ¡¡¡Déjame iiiiiiiiiiiiir!!!”

Atrapada por ese musculoso brazo, la chica gritó mientras suplicaba.

Mirando los ojos temblorosos de la chica, el joven habló con una voz que congelaba hasta los huesos.

“Hmph… Retrasado. ¿Crees que me entregaré por una amenaza tan estúpida como esa? En este momento estamos enfrentando el fin del siglo cuando el mundo se vaya al caño y el poder esté en manos de los perros. En esta sociedad donde la justicia es corrupta, la supervivencia del más apto es la única ley. Los débiles mueren y los fuertes viven, así de simple es el mundo. Aunque esa chica sea asesinada por ti como una rehén, no tiene una mierda que ver conmigo. Si me preguntas el motivo, es porque soy un maldito asesino voluntario… En este mundo donde todos se van al infierno, el asesino errante es el que los enviará a todos al–¡Oye, espera un segundo, estúpido! Desgraciado… ¿Qué demonios le estás haciendo a Maina, Mohicano?”

Interrumpiendo de repente su diálogo, el asesino errante–Kyousuke–miraba intensamente a Mohicano.

En frente de su enfurecida mirada, Mohicano estaba jalando de la chica–Maina en un vestido blanco de una sola pieza–aprovechando el caos como una oportunidad para manosearla.

“¡Yajaja! Chica, tienes un cuerpo desarrollado a pesar de tu pequeño tamaño.”

“¡¿Eeeeeeeeek?! ¡T-T-T-Tú, ¿qué estás haciendo?! ¡D-Detente! Detente… ¡Kyahhhhhhhh!”

Sin importar cuánto forcejeara Maina, era incapaz de escapar ya que tenía un brazo atrapado en el agarre de él.

Durante ese tiempo, Mohicano empezó a jugar con varias partes del cuerpo de Maina.

“¡Yaja! ¡Esta chica torpe es mía!”

“Mohicano.”

“… ¿Hyaja?”

“¡¡¡¡¡Esta vez muérete de verdad!!!!!”

“¡¿Kegyoh?!”

Sufriendo un pesado puñetazo en la nariz, Mohicano salió volando mientras que las once cabezas Mohicanas–utilería hecha de papel y plastilina–se desparramaron por todo el suelo. Él aterrizó en las flamas que rodeaban a todo el lugar.

Mientras Mohicano gritaba “¡Quema, quema, quema, quema, quema, quema!” de manera lamentable, Kurumiya corrió hacia él.

“¡Oh no! R-Rápido, apaguemos el fuego… ¡¡¡Aquí voy!!!”

“¿Yaja? ¡¿Ugyahhhhhhhhhhhhhhhh?!”

Lo que Kurumiya había derramado forzosamente sobre él… no era agua sino una gran cantidad de gasolina.

Convertido en una efigie en llamas, Mohicano rodaba por todo el piso.

“… Phew.” Kurumiya exhaló aliviada, limpiándose el sudor de la frente.

“Parece que lo logré. Maravilloso.”

“¡Maravilloso mi traser, Kurumiya-sensei! Echar gasolina sobre el fuego no es bueno, ¿okey? ¡Miembros del Comité Disciplinario, dense prisa! Por favor apaguen ese fuego rápido.”

Entrando en acción ante las direcciones de Busujima, los miembros del Comité de Disciplina tomaron extintores y rodearon a Mohicano, rociándolo juntos. Mientras un brumoso humo blanco se elevaba, Eiri bostezó mientras observaba en silencio, sosteniendo un micrófono en una mano. Con una voz completamente falta de motivación, dijo como la narradora.

“… El fin. La actuación del Equipo 4 de la Clase A–La sátira del Fin de Siglo concluye.”

Ante la escena de fuego se escucharon aplausos. Kyousuke y su equipo estaban rodeados por los otros estudiantes que estaban cercados por un aro de flamas intensas y ardientes.

En lugar de rodear el fuego, esta era una fiesta de fogata donde el fuego rodeaba a los estudiantes.

Esta era la Fogata del Infierno.

La temperatura se sentía como si causara quemaduras en la piel, junto con el aire caliente que se sentía como si fuera a chamuscar los pulmones con una sola inhalación.

Empujados hasta sus límites, Kyousuke y sus compañeros de equipo finalmente terminaron su “actuación” y exhalaron, aliviados.

Kyousuke miró a Mohicano quien ahora estaba blanco de pies a cabeza, cargado en una camilla. Extendió una mano hacia la exhausta Maina.

“Eso debió ser duro para ti, Maina… ¿Puedes levantarte?”

“Ah… S-Sí… Lo siento mucho. Auau.”

“… Tsk. Estaba pensando que era demasiado raro que él interpretara apropiadamente su parte… Pero al final, como siempre, nunca aprende la lección. En verdad deseo que nunca regrese.”

Luego de reunirse con Eiri quien había servido como narradora de la sátira, Kyousuke y Maina regresaron a sus posiciones asignadas. Con las flamas justo a sus espaldas, el calor no era un asunto del que reírse en absoluto.

Con sudor goteándoles como cataratas, bebieron agua de botellas rehidratarse.

En el centro, Syamaya estaba sirviendo como maestra de ceremonias.

“Muchas gracias a todos los del Equipo 4 de la Clase A. Han realizado una gran demostración del gusto de un asesino errante por la crueldad y el sadismo. ¡Como se esperaba de auténticos asesinos…! Bueno entonces, a continuación sigue el último grupo. Equipo 4 de la Clase B–”

SATSUJIN RAP. (3)

Syamaya anunció.

Entonces de pronto, se pudo escuchar percusión altamente rítmica desde alguna parte.

Vestidos con ropa de gimnasia, cuatro estudiantes se pusieron de pie abruptamente, aplaudiendo con el ritmo mientras caminaban al centro del espacio rodeado por fuego.

¡–Don, don, cha! ¡Don, don, cha!

Luego se mezclaron sonidos de bajo, pero los instrumentos musicales no estaban presentes en ninguna parte.

Excepto que una de los cuatro estudiantes–una chica usando una máscara de gas–tenía un micrófono cerca de su boquilla. Los sonidos de bajo y batería aparentemente venían de allí.

Beatboxing. Usar la boca y la nariz para imitar toda clase de tonos y efectos, un método de actuación muy variado y con un alto nivel de técnica en la voz.

Pronto, el cuarteto llegó al centro del escenario. Luego de una intensa actuación, la música se detuvo con un sonido como si la maquinaria se hubiera parado por la fuerza y los movimientos del cuarteto se detuvieron instantáneamente.

Luego de un momento de silencio, “shukoooooo…”, se escuchó una respiración.

Renko le levantó el dedo del medio a Kyousuke y al resto de la audiencia.

“Matemos.”

–Dijo ella. Al siguiente instante…

Una tormenta de sonidos emergió, envolviendo la feroz escena.

Percusión poderosa y bajo intenso que quien escucha pensaría que son instrumentos reales. Cortando la interpretación, cortando con timbres. El cuarteto entró en acción de manera explosiva.

Entre ellos, la primera fue Renko quien fue al frente y empezó a rapear:

“¡Yo! Embrace of scorching flames, enter stage! Black mask GMK! Raising a ruckus in busy streets, psychopath has arrived! On first sight, no one will survive! Rhyming lyrics sharper than knives! Listen to us sing live! Wanna get killed no take down, come on!” (4)

Burlándose del público levantando su dedo del medio algunas veces, Renko–GMK–regresó al cuarteto y empezó a bailar otra vez. Cada movimiento era tan refinado que era insoportablemente cool.

Entonces una chica gigante dio un paso al frente para la siguiente actuación.

Cubierta por una bolsa de papel marrón, ella sacudió el suelo mientras pisaba fuerte, cantando en bajo que contrastaba mucho con GMK. (5)

“Hey! Earth shaking, grand entrance, y’all! Sweep away, so, a grand disaster, y’all! Fat sack Bob, y’all! Megaton destruction, y’all! Complex face, hidden by bag, y’all! HAHA! Laugh at me and I’ll cut y’all, cut y’all! DON! Don don don don, crush them all! Juggernaut will sweep away all! Sweep away your hearts, y’all!?” (6)

Luego de hacer uso total de su gigante cuerpo y de demostrar un masivo vigor, Bob–Sack Bob–regresó al cuarteto.

Entonces hubo un rápido cambio de artista principal.

En directo contraste a Bob, una pequeña y tranquila chica fue al frente.

Con una lengua tan roja como sus ojos, se relamió los labios y cantó con una voz seca como de mosquito:

“Yo! Everyone gets eaten, eaten! Chikachiiro’s cannibal rhythms! Dangerous and cannibal! Now, let’s start the carnival! Scares Hannibal livid! Everyone burning passionately with reckless abandon! Hypnotic rhythm stealing your heart! Your flesh, stealing my heart!” (7)

Chihiro–Chikachiiro–mostró sus deslumbrantes y filosos dientes dobles en directo contraste con su linda voz.

Con su mirada adherida al cuerpo de Kyousuke, los versos sonaban extra aterradores y horripilantes…

Pero guiada por el furioso beatboxing humano de GMK, la multitud quedó totalmente encantada con la actuación de rap para el momento en que uno se daba cuenta.

Espontáneamente, muchos estudiantes levantaban sus puños y empezaban a corear juntos.

“¡SATSUJIN! ¡SATSUJIN!”

“Yeah! Stab to death, bludgeon to death, strangle to death, poison to death! Stop, stop, your heartbeats!” (8)

“¡SATSUJIN! ¡SATSUJIN!”

“Come on! Shot to death, crushed to death, drowned to death, burned to death! Stop, stop, our heartbeats!” (9)

Desde un punto de vista educativo, Kyousuke se quedó totalmente sin palabras respecto a la glorificación del acto de asesinar en una escuela que se supone reforma a los asesinos…

Como sea. La pasión de la multitud estaba totalmente avivada.

Aparte, cuando llegó el turno de último integrante, Makiyouin Kuuga en otras palabras, él no realizó un solo de rap. En cambio, todo lo que hizo fue moverse al compás de la música.

Kyousuke no tenía idea de cuál era el sentido de su presencia, pero desde el punto de vista de un espectador, Michirou sí que lucía un poco como un bailarín. Increíble. Incluso las flamas detrás de ellos se avivaban, iluminando las figuras del cuarteto como una sombragrafía.

–Poco después.

“… FUCK YOU.”

El cuarteto terminó su actuación con sus dedos del medio levantados. Luego de un instante, GMK y su tropa recibieron una masiva ronda de aplausos y alientos, habiendo terminado su canción. Una vez que los aplausos de los estudiantes emocionados se detuvieron…

“…” De repente ligeramente, el cuerpo de GMK se balanceaba…

… Balanceo, balanceo, balanceo~~~~~~, ¡choque!

Colapsó allí mismo.

“¡¿GMK?!”

PsyCome_V2_118 (converted)

Los gritos de los estudiantes se solaparon y fueron ensordecedores.

Habiéndose caído hacia atrás, GMK–Renko–jadeaba “shuko… shuko…” pero no mostró ningún indicios de levantarse.

Kurumiya se acercó trotando para revisar la condición de Renko y luego suspiró, exasperada.

Meciendo su tubería de metal hacia los estudiantes preocupados por la salud de GMK, ella explicó:

“… Golpe de calor. Parece ser el resultado de perder la cabeza por no sacarse la máscara dentro de este agujero infernal.”

× × ×

Luego de que se llevaran a Renko en una camilla, la Fogata del Infierno siguió sin demoras. Usando una voz muerta para cantar la canción de la escuela, resistiendo la esa adversidad llamada recreación, también viendo la interpretación del Baile Infernal de Fuego del Comité de Disciplina…

Por fin, llegó el último evento.

Totalmente exhaustos, los estudiantes se prepararon…

Para la danza folclórica extremadamente común.

Siguiendo el familiar compás de la música, todos se reunieron en ronda y empezaron a bailar.

Nada particularmente especial, era una danza folclórica muy común. Los profesores y los miembros del Comité Disciplinario también se unieron, se tomaron de las manos y bailaron armoniosamente.

“… *Bostezo*.”

Entre ellos estaba una chica bostezando mientras caminaba, de brazos cruzados en símbolo de protesta pública. Para ser honestos, era Akabane Eiri.

El chico asignado como la pareja de baile de Eiri estaba extremadamente incómodo, intimidado por la mirada directa de ella, yéndose perplejo para buscar otra compañera. Esto ocurrió repetidas veces, una vista bastante desgarradora.

En ese momento, Eiri dejó de cruzar los brazos y se refregó los ojos con su mano derecha.

“¿Qué estás haciendo? Vamos a bailar.”

Su siguiente compañero era Kyousuke. Sin titubear, él le sujetó la mano derecha que ella estaba usando para refregarse los ojos.

El cuerpo de Eiri se sacudió al ver a Kyousuke.

“…”

Eiri instantáneamente quiso quitarse esa mano de encima pero Kyousuke la sujetó con más fuerza.

Sus uñas decoradas se hundieron en la palma de Kyousuke.

–Pero eso fue todo. Las navajas equipadas en las puntas de sus dedos no cortaron la mano de Kyousuke.

Como asesina a sueldo, Eiri había ocultado cuchillas disfrazándolas bajo su manicura, pero no estaban equipadas en este momento. Hace tres meses, las armas que ella había expuesto al rescatar a Kyousuke de los asesinos convictos ya no eran útiles.

Eiri había dicho que en el instante en que las armas ocultas son expuestas como armas ocultas, ya pierden su valor como armas ocultas.

Aun así, la sensación de estar armada probablemente todavía estaba presente. Luego de que Kyousuke tomara su mano, Eiri bajó la vista y empezó a entrar en pánico, mirando a Kyousuke con ojos entrecerrados mientras él sonreía irónicamente.

“… ¿Qué?”

Kyousuke apartó la vista de esos ojos que lo miraban y respondió:

“Nada, es sólo que me resultas muy inocente.”

“… ¿Huh? ¿Qué se supone que significa eso, estás buscando pelea?”

“Por supuesto que no. Estoy diciendo que eres muy linda.”

“¡¿…?!”

El rostro de Eiri se puso instantáneamente rojo. Su cara enfadada se relajó por la felicidad–mientras Kyousuke estaba a punto de pensar eso, ella instantáneamente los regaló con disgusto y apartó la vista, diciendo “hmph”.

“… ¿D-De qué estás hablando? ¿Eres estúpido? Estás actuando como un afeminado.”

Mirando el suelo, ella susurró con violencia.

“C-Como un afeminado… Eso no es algo bueno para decir.”

“… ¿Qué? Sólo digo la verdad.”

Su conversación terminó en unos pocos diálogos. Luego en silencio, retomaron el baile.

Con el calor de las flamas alrededor, los suaves dedos de Eiri gradualmente se calentaron, humedeciéndose por el sudor.

Bajo el cielo estrellado, iluminado con un color rojo anaranjado, esta pesada situación duró no más de veinte segundos.

“Nos vemos después, ¿okey?”

Kyousuke hizo una pequeña reverencia y fue a cambiar de compañera. Justo mientras se iba…

“… Lo siento, Kyousuke.”

Eiri habló con un susurro apenas audible.

“… ¿Huh? Q-Qué–”

A pesar de que Kyousuke se dio vuelta para preguntar, no se le permitió hablar más. Mientras tomaba la mano de su siguiente pareja, dirigió la vista hacia Eiri.

Eiri se cruzó de brazos otra vez, emanando un aura “No me hables”.

“Fufu. Buenas noches, Eiri-san. ¿Te importaría bailar conmigo?”

“ME. NIE. GO.”

“¡¿Aphhhhh?!”

Mientras el sonriente compañero de baile–Shinji–extendía la mano, ella le lanzó una patada en la ingle con toda su fuerza.

Sujetándose la entrepierna, Shinji colapsó sobre el suelo.

“… Tsk.” Eiri chasqueó la lengua fastidiada y empezó a caminar sola. Con el fin de evitar el contacto visual con Kyousuke, se alejó en la distancia, una expresión de disgusto seguía visible desde el perfil de su rostro.

× × ×

“¡Quema!”

Luego de que terminara la Fogata del Infierno, era hora del baño.

Metiendo su pie en la bañera, Kyousuke instantáneamente saltó por la temperatura.

La punta de su dedo estaba ardiendo, posiblemente quemada.

El agua de la bañera estaba a sesenta y seis grados Celsius. Kyousuke abandonó la idea de entrar a la bañera por el momento y pasó a la ducha. El resultado seguía siendo la misma agua terriblemente caliente, tan abrasadora que le retorció el cuerpo.

De pie en el centro del masivo baño, Kyousuke se quedó sin opciones.

“… ¿Qué debería hacer?”

A pesar de que su sudor fluía como cataratas, debido a que el agua de la bañera estaba tan caliente, tomar un baño confortable era imposible. Como sea, primero remojaré la toalla en el agua caliente y luego lavaré mi cuerpo–Justo cuando Kyousuke estaba pensando eso y volteó hacia la bañera otra vez…

“Hola, hola~, con permiso.”

La puerta corrediza de la entrada se abrió con un repiqueteo mientras alguien entraba.

Una voz soprano clara. Inconfundiblemente la voz de una chica. Sin embargo, este no era un baño mixto, por supuesto.

Y Kyousuke ya había escuchado esta voz antes. Aunque habían pasado tres meses desde la última vez que la escuchó, el recuerdo seguía vivo en su mente.

La animada voz evocaba a un vidrio inmaculado o a un glacial congelado.

No era una voz amortiguada. La voz, verdaderamente preciosa, le ponía a uno los pelos de punta.

Con su cuerpo se tenso, Kyousuke pudo sentir como la sangre se le subía al rostro al mismo tiempo.

… Una desagradable sensación de premonición, incomparablemente molesta.

Kyousuke volteó con rigidez. Apareciendo allí estaba–

“Yahoo, Kyousuke. ¡Perdón por hacerte esperar! Soy la linda y pequeña Renko-chan~ Fufufu.”

Con un rostro tan hermoso que era surrealista, ella estaba allí sin la máscara de gas.

Envuelta en una toalla, su cuerpo estaba mínimamente cubierto.

“¡¿Q-Qué estás haciendo aquí?! ¡Este es el baño de hombres, ¿no?!”

Con su cabello plateado enrollado y asegurado sobre su cabeza, Renko sonreía radiante mientras miraba a Kyousuke quien estaba completamente desnudo y simplemente se cubrió su parte crítica con un bol.

Esos preciosos labios cereza emitieron revigorantes sonidos de risa sin la interferencia de un ventilador.

“Fufu. Si me preguntas por qué, ¿la respuesta no es obvia…? Es una rara oportunidad para la privacidad, nosotros dos solos, por supuesto que es para hacer cosas que sólo dos personas pueden hacer en privado.”

Las seductoras palabras de Renko resonaron en todo el cavernoso baño.

Como a los estudiantes se los dejaba entrar al baño de a una habitación por vez, Kyousuke estaba solo ya que le habían asignado una habitación individual.

Además, Kyousuke era el único por el que Renko era incapaz de sentir instinto asesino.

En otras palabras, suponiendo que estuviera a solas con Kyousuke, incluso sin la máscara de gas que servía como su limitador, Renko no podría desatar un comportamiento asesino.

“Habiendo pasado por el problema de tener que pedirle permiso a Kurumiya-san para quitarme la máscara, es doble la razón por la que no quiero desperdiciar esta oportunidad, ¿sabes? Así que disfruta esto apropiadamente por mí… Fascínate con mis encantos. No desde el corazón sino desde el cuerpo. Fufufu.”

“……”

Esa perra de Kurumiya. Kyousuke maldijo con odio.

¡–Ella debió quitarle el limitador deliberadamente porque esperaba que sucediera esto!

Envuelta en nada más que una fina toalla, el atractivo de su cuerpo casi lo mareaba a uno. Aunque él intentara apartar la vista, era incapaz de derrotar a esa irresistible fuerza de atracción.

El voluptuoso busto no necesitaba mención. Las curvas de su cuerpo, trazando empinadas pendientes, la pálida piel que rivalizaba con la tela de la toalla, combinadas con un rostro que reunía cien veces más de encanto en un solo cuerpo, todo esto constituía una forma de belleza totalmente perfecta…

“Urgh… ¡N-No te acerques!”

Kyousuke giró y escapó de la cercanía de Renko, metiéndose de un salto en la bañera detrás de él.

Con un violento salpicón, un intenso dolor le atacó todo el cuerpo al mismo tiempo.

Kyousuke apretó los dientes y resistió. A pesar de la sensación de ser asado al fuego, gracias a eso, los inquietantes pensamientos y sentimientos que seguían surgiendo en su mente desaparecieron por completo.

Dándole la espalda a Renko, Kyousuke cerró los ojos mientras se sentaba en la bañera.

“… ¿Qué estás haciendo? Saltar a la bañera es una violación a las convenciones sociales, ¿sabes? Primero tienes que tomar agua de la bañera para enjuagar tu cuerpo antes de meterte lentamente en el agua.”

Kyousuke podía escuchar a Renko levantar el bol que él había soltado y luego metiéndose al agua.

Renko no mostraba ningún indicio de sentirse quemada, sumergiendo su cuerpo en el agua de la bañera así nada más. Entonces se acercó a Kyousuke quien estaba haciendo pequeñas ondas mientras recitaba el Sutra del Corazón. (10)

“ārya-avalokiteśvaro bodhisattvo gambhīrāṃ prajñāpāramitā caryāṃ caramāṇo vyavalokayati sma–”

“En serio… No es necesario que te asustes tanto. No es como si de pronto fuera a atacarte o a comerte. El proceso es muy importante en esta clase de cosas, ¿verdad? Primero necesitamos achicar nuestra distancia, ¿cierto? Entre nuestros corazones y nuestros cuerpos…”

Directamente detrás de Kyousuke, el sonido de algo quitado pudo oírse.

… ¿Qué fue eso? Duh. La única cosa alrededor del cuerpo de Renko era esa fina toalla. Ya quitada, eso sólo podía significar que–

“¡¿…?!”

Instantáneamente, los inquietantes pensamientos que se había desvanecido gracias a la temperatura del agua habían revivido una vez más, surgiendo fuertes como agua hirviendo.

Su corazón saltaba incontrolablemente. En verdad quería darse vuelta. Darse vuelta de inmediato.

Aun así, Kyousuke seguía apenas aferrándose a su cordura, cerrando los párpados con más fuerza todavía. Entonces detrás de él…

“Mugyu.”

“¡¿Ugyahhhhhh?!”

–Renko lo había abrazado.

Renko se reía con picardía de Kyousuke quien no pudo evitar gritar.

“Fufu. De esta manera, nuestros cuerpos están a distancia cero… ¿Qué tal? ¿Se siente bien? Se debe sentir muy bien. Si te froto una y otra vez la espalda, se sentirá todavía mejor… Entonces después de eso, los sonidos de tus intensos latidos se transmitirán… Bum… Bum… Ah… ¡Quiero hacer que tu corazón deje de latir lo más pronto posible! No quiero permitir que nadie más lo tenga. Excepto por mí, nadie en absoluto. Yo personalmente… detendré tu corazón, ¿okey?”

Susurrando en su oído, Renko aplicó más fuerza en sus brazos.

El cuello de Kyousuke estaba firmemente asegurado por los brazos que lo abrazaban por detrás mientras que sentía que su espalda se iba a quebrar por la presión.

Habiendo perdido todas las obstrucciones, los pechos de Renko eran increíblemente suaves y placenteros al tacto, liquidando su racionalidad de una sola vez… Mierda. A este ritmo, su cordura en verdad iba a desaparecer.

De repente, tratando de quitarse de encima a Renko–aunque por mucho que Kyousuke considerara eso, su tenso cuerpo fue incapaz de moverse. Una respiración sopló en la oreja de Kyousuke mientras escuchaba lo susurros insinuantes de Renko.

“Oye, Kyousuke… Mi cuerpo se siente muy caliente. ¿Quizás quedan restos del veneno de Busujima-san? Me duele el cuerpo por dentro… Con la piel desnuda de mi amado frente a mí, esta sensación de está volviendo más y más fuerte. Mi mente está a punto de enloquecer…”

Tan pronto como habló, el cuerpo de Renko empezó a moverse.

Presionándolos fuerte contra la espalda de Kyousuke, sus pechos desnudos lentamente los frotaba contra él.

Presionados juntos, los dos voluptuosos bultos estaban cambiando de forma en la superficie de su espalda, deslizándose hacia arriba y abajo, izquierda y derecha.

Presionando su rostro contra él además de sus pechos, Renko exhaló seductoramente.

“Ah… Qué caliente… Detenlo… Detén esto ahora, Kyousuke… ¡Usa tu mano, rápido…!”

“—-”

Ante el deseo de Renko, Kyousuke no tuvo nada que decir. En medio de su silencio, los pechos de Renko gradualmente se volvieron más y más irregulares, el ritmo del movimiento de su cuerpo también estaba aumentando, y las puntas de los bultos que le frotaban la espalda–

(Oh, dios… estoy llegando a mi límite. Quizás voy a morir aquí.)

Por tanto, Kyousuke finalmente explotó.

Perdiendo la luz, sus ojos se dirigieron al techo mientras una débil sonrisa aparecía en las esquinas de sus labios.

–Sangre fresca salió a chorro.

Una pared cercana a la bañera quedó pintada de rojo.

Con las extremidades relajadas, Kyousuke flotaba en el agua.

Sangre roja brillante se estaba filtrando en el agua de la bañera cerca de su rostro sumergido.

“¡¿Kyousuke?! ¡Uwahhhhhh, Kyousuke… Kyousuke… colapsó por una hemorragia nasal!”

Los gritos de Renko resonaron en la distancia.

El rostro de Kyousuke seguía en el agua, su sangrado nasal seguía sin parar, su consciencia rápidamente se estaba volviendo nebulosa. Renko levantó apresuradamente a Kyousuke en sus brazos y lo sacó de la bañera.

En ese momento, el rostro de Kyousuke se presionó sobre el busto desnudo.

“¡¿–Pffffff?!”

“¡¡¡¡¡¡¡¿Kyousuke?!!!!!!!”

Una gran cantidad de sangre seguida de un grito.

Los recuerdos de Kyousuke se cortaron aquí.

× × ×

“Sufrir así, jeez…”

Docenas de minutos más tarde, Kyousuke había recuperado la consciencia sin problemas y salió caminando de la enfermería por el pasillo desierto que dirigía a su habitación. Mientras ajustaba gasa metida en sus fosas nasales, refunfuñó.

“Esa Renko, está yendo demasiado lejos… ¿No se puede comportar un poco?”

Tan pronto como dijo eso, lo que pasó en el baño empezó a resurgir claramente en su mente…

“¡No, no, no, no tengo permitido recordarlo! Si pierdo más sangre, será un problema.”

Sacudió fuerte su cabeza, disipando la imagen de su mente.

Quién sabe qué tan exagerado es el volumen de sangre que perdió. En este momento tenía una ligera sensación de anemia.

Con ganas de dormir lo más pronto posible, Kyousuke aceleró el paso. Justo en ese momento…

“¿Oh vaya, oh vaya, oh vaya? ¡¿Por qué Kamiya-san no acaba de salir de la bañera?!”

Emergiendo de un giro en el pasillo cerca de las escaleras estaba un grupo de tontos molestos.

El trío de Shinji, usami y Oonogi. Vestidos con uniforme, cargando ropa de gimnasia y toallas bajo los brazos. Oonogi rápidamente se movió para rodear a Kyousuke entre los tres.

“Yo Kamiya. Qué raro verte solo. ¿Y qué hay de esos tapones en tu nariz? ¿No pudiste soportar el calor del agua de la bañera y tuviste una hemorragia nasal? ¡Jajaja, qué débil! ¡Sí que eres un personaje, jajajaja!”

“j-Jeejee… Come hígado si estás anémico… Arráncate el hígado y cómetelo… J-Jeejeejee.”

Señalando la gasa en la nariz de Kyousuke, Oonogi estalló en risas mientras que Usami tocaba a Kyousuke donde éste tenía el hígado.

“Oh cielos, gracias, gracias, recibimos mucho cuidado de ti durante la Orientación de las Siete Expiaciones. Cielos, en serio mucho… Fufufu. ¿Estuvo bueno tu baño?”

Shinji estaba sonriendo pero no había sonrisa en sus ojos en absoluto.

Al haber sido aporreados dos veces durante el evento de la Orientación, habían terminado perdiendo su Tarjeta de Pecados Capitales y sufrieron el disciplinamiento de Busujima. Encima, Shinji había recibido una patada en la entrepierna de parte de Eiri. Por eso, Kyousuke ya esperaba que él ya le guardara bastante rencor.

(E-Esto es malo… Estos estúpidos, están emanando total instinto asesino, qué demonios…)

Apenas seco, el cabello de Kyousuke estaba un poco áspero. Kyousuke forzó una sonrisa amistosa.

“S-Sí… El agua de la bañera estaba agradable, excepto que estaba super caliente. Tengan cuidado de no quemarse, ¿okey? Me iré por aquí, así que adíos–”

“Vamos, no te apresures tanto~”

A pesar de los esfuerzos de Kyousuke por escapar, el trío no lo dejaría escapar tan fácilmente.

A su izquierda y derecha estaban la pared y Oonogi mientras que tenía a Shinji y a Usami al frente y atrás. Kyousuke sintió que sus latidos empezaban a aumentar.

“Oigan… La hora del baño está a punto de terminar, ¿saben?”

“No te preocupes, Kamiya-san. Todo terminará rápido… Fufu.”

Diciendo eso, Shinji le pasó su camiseta de gimnasia a Oonogi.

Con ambas manos libres, sostuvo los extremos de su toalla y atacó el cuello de Kyousuke.

“Le prometí a Eiri-san que no me metería con ustedes, ¿cierto? Pero hablando de eso… Eh.”

Con la toalla alrededor del cuello de Kyousuke, el estrangulador entrecerró sus ojos marrón claro.

–Mierda, actuó más rápido de lo que pude darme cuenta de sus intenciones. Mientras Shinji ejercía fuerza con sus manos que sostenían la toalla…

“¿Qué están haciendo?”

Una repentina voz hizo que todos se quedaran quietos.

Kyousuke vio que directamente detrás de Shinji, apenas separados por una pequeña distancia, una chica con cabello color miel estaba parada allí. Sin mencionar su presencia, Kyousuke ni siquiera había notado cómo se había acercado.

Era casi como si hubiera aparecido de pronto durante los pocos segundos que Kyousuke y los demás enfocaron su atención en las manos de Shinji.

“¡¿Wah?!”

Muy sorprendido, Shinji soltó la toalla y pegó un salto.

Moviéndose ágilmente, la chica–una belleza con las palabras “Miembro del Comité de Disciplina” en un brazalete amarillo–se paró en frente de Shinji como escudando a Kyousuke.

“Buenas noches, estudiantes de primer año. Saludos. Soy la Presidente del Comité Disciplinario, Syamaya Saki de la Clase A Año 3. Es un placer conocerlos.”

“Syamaya-senpai…”

En respuesta a la mirada con ojos abiertos de par en par de Kyousuke, Syamaya sonrió con calma.

“Hola, Kamiya-san. ¿Ellos son tus amigos?”

Su mirada se posó en Shinji, Oonogi, y Usami en secuencia.

“¿Eh? Oh, no… Mejor que amigos, umm… Cómo debería decirlo–”

“¡Mejores amigos! ¡Somos mejores amigos! Fufufu.”

Mientras Kyousuke tartamudeaba, Shinji rápidamente dijo una gran mentira.

Al ver a Syamaya expresar duda “… Mejores amigos, ¿huh?”, Shinji dijo “¡Así es!” y asintió vigorosamente, sonriendo de manera cordial al mismo tiempo.

“Encantada de conocerla, Senpai. Kamiya-san y yo estamos en la misma clase. Soy Saotome Shinji de la Clase A Año1. ¡Por cierto, es muy linda, Senpai! Como es tan linda, por un instante la confundí con una diosa.”

“Bueno…”

A Syamaya se le notaba el encanto en toda la cara en respuesta a Shinji quien estaba destellando una sonrisa con dientes blanco puro.

… Este estúpido de Shinji, no puedo creer que coquetee en un momento así.

Luego Oonogi de un saltó también se sumo.

“¡Yo también soy un muy buen amigo de Kamiya! ¡Super buen amigo, Oonogi Arata! ¡Hola, Syamaya-senpai!”

Presentándose, sonrió adulando y descuidadamente.

El humor en el pasillo cambió dramáticamente, llenándose de paz.

“Ufufu. ¿En verdad? Llevarse bien es algo bueno.”

Sonriendo Syamaya asintió con satisfacción.

Entonces como recordando algo de repente, usando “por cierto…” como transición, ella continuó:

¿Por qué estabas estrangulando a tu mejor amigo?

–Instantáneamente, la calidad de su voz cambió de forma dramática.

El aire se tensó otra vez. Aunque su tono de voz era idéntico al de antes, aún amable, se sentía inexplicablemente intimidante. Las sonrisas de Shinji y Oonogi se congelaron.

“¿Eh? N-No, Senpai… Por qué yo estrangularía a mi mejor amigo–”

“Lo hiciste, ¿no?”

“… Sí, lo hice. Pero era más como una broma–”

“Pero estrangulabas a Kamiya-san, ¿no?”

“… Sí, así es.”

De manera ambigua, Shinji quedó totalmente sometido, su mirada empezó a dar vueltas.

Syamaya puso su mano izquierda en su cintura y levantó su dedo índice derecho.

“Escucha con atención, Saotome-san. Sin importar la razón, el hecho de que estrangules a Kyousuke-san… Es un problema de conducta más que un motivo. ¡Por favor muestra autocontrol, autodisciplina y precaución! Al tratarse de tu primera falta, lo dejaré pasar por esta vez… Pero sólo por esta vez. Si vuelves a hacer algo así, lidiaré contigo de acuerdo a las reglas, ¿okey? ¿–Entendido?”

Aceptando el sutil mensaje en su sermón, Shinji hizo una reverencia y dijo “… Lo siento mucho.”

Syamaya bajó las manos y asintió con satisfacción.

“Ufufu. Qué bueno que lo entiendas. La violencia no está permitida… Así es, la violencia no está permitida. Sin importar la clase de motivo–”

“J-Jeejee… Las panties de Senpai… Incluso el Comité Disciplinario usa panties a rayas… Jeejeejee.”

En ese momento, habiéndose ubicado detrás de Symaya, usami estaba levantando su falda.

La falta estaba levantada tan escandalosamente alto que incluso Kyousuke pudo ver claramente desde su ángulo. Usami inclinó su rostro–

“¡¿Gwah?!”

Instantáneamente, la suela de un zapato de interiores se hundió en el rostro de Usami.

El bajito cuerpo de Usami salió volando salpicando espuma sangrienta.

Sólo luego de rodar una docena de metros en el pasillo finalmente se detuvo.

–El aire se paralizó en un instante.

“… ¿S-Syamaya-senpai?”

Evitando la trayectoria de Usami a partir de la patada, todavía contra la pared, Kyousuke giró la vista.

Reajustando su postura como si nada hubiera pasado, retirando la pierna izquierda que había blandido con una velocidad extremamente amenazadora, Syamaya se quedó en silencio por un momento. Luego una risa seca “ufufu” se escapó de sus labios.

“… ¿Ara? ¿Ara, ara, ara~? Qué descuidado de mi parte, un acto reflejo… Lo siento, no quise lastimarte. ¡En absoluto!”

Usami estaba boca arriba sobre el suelo, su nariz rota sangraba por la patada, su cuerpo convulsionaba, quedando espléndidamente inconsciente. La fuerza de esa patada trasera fue absolutamente fenomenal.

Syamaya se dirigió hacia Shinji y Oonogi quiénes habían dicho “¡¿Eeek?!” por el miedo, tratando de explicarse:

“Como él se paró detrás de mí sin decir una palabra… Debido a un acto reflejo incorregible, por un instante, me vi obligada a eliminarlo por lo cual… ¡En otras palabras, lo de recién fue un accidente! ¡Quiero que sepan que fue un accidente! ¡Definitivamente no fue una conducta para recurrir a la violencia! Así que…”

“Pero Senpai. No dijo que, sin importar la clase de motivo–”

“¿–Qué dijiste?”

“¡¿Eeek?! ¡N-N-N-N-N-N-Nada de nada!”

Originalmente intentando discutir, Shinji saltó hacia Oonogi. Como tratando de consolar a los dos chicos que estaban acurrucándose mientras temblaban, Syamaya habló dulcemente:

“¡No hay necesidad de asustarse, no se preocupen! Es cierto, yo solía ser Murderer Princess pero ahora he renacido. ¡Ni que hablar de matar personas, no me comeré a la gente, por eso nunca recurriré a la violencia mientras actúe bajo mi propia voluntad! No colgaré a la gente de cabeza y los cortaré vivos, no usaré taladros eléctricos para vaciar un cráneo, no les echaré ácido hidroeléctrico dentro. ¡No les drenaré la sangre, les desmembraré el cuerpo para su preservación para hacer una meunière humana o una chuleta humana para saborear o con el propósito de deshacerme de un cadáver! Por eso, por eso–”

“¡¡¡¡¡L-L-L-L-L-L-L-Lo sentimos!!!!!”

“… ¿Qué?”

Shinji y Oonogi estaban temblando sin parar y se postraron como perros mientras Symaya empezaba a narrar con alguna clase de voz delirante. Luego pasando corriendo en frente de Syamaya a toda velocidad, levantaron a Usami y escaparon por sus vidas.

“Q-Qué modales tan terribles… Claramente expliqué que no iba a hacer nada. ¡Qué mala educación demostraron!”

A pesar de que Syamaya se estaba enojando con las manos en su cintura, la reacción de Shinji y Oonogi fue natural.

Dadas las circunstancias, no había nada que Kyousuke quisiera hacer más que irse de ese lugar de inmediato.

(A qué te refieres con acto reflejo incorregible… Espeluznante. Ya está en el nivel de los asesinos profesionales. Como pensé, sus crímenes del pasado son muy graves en serio. En verdad no quiero involucrarme profundamente con ella…)

× × ×

“Qué desastre, Kamiya-san.”

Caminando junto a Kyousuke, Syamaya habló con preocupación y cuidado.

Syamaya acompañar a Kyousuke a su habitación, así que ahora estaban en camino.

“Qué fastidio…” Sonriendo irónicamente, Kyousuke suspiró en secreto.

Hablando de desastres, la situación actual era un verdadero desastre.

(… ¿Ella no me va a hacer nada, no? Después de todo, es la Presidente del Comité Disciplinario, por lo que no necesito preocuparme… ¿Verdad?)

Recordando lo que acababa de pasar, él le seguía echando miradas inadvertidas a Syamaya de vez en cuando.

El pasillo estaba vacío, en total silencio. Quizás debía ser su imaginación, pero se sentía como si Syamaya hubiera tomado deliberadamente la ruta más alejada, pasando por áreas desiertas–

“Kamiya Kyousuke-san.”

“¡¿S-Sí?!”

Llamado de repente por su nombre completo, su respuesta se convirtió en una pregunta.

Sus ojos esmeralda se parecían a gemas mientras escudriñaba a Kyousuke.

“¡¡…?!”

Esos claros ojos parpadearon mientras Kyousuke contenía el aliento.

“Tú has… matado a doce personas, ¿no?”

Eso fue lo que le preguntó. Aunque su voz era dulce como siempre, su tono de voz estaba cargado de duda.

Como si estuviera preguntando–¿En verdad mataste a doce personas?

“Sí. Lo hice, pero… ¿por qué me pregunta esto tan de repente?”

Con sudor empapándole la espalda, Kyousuke preguntó.

Aunque en realidad no había matado a nadie, sólo le podía contar a sus amigos más cercanos que fue obligado a asistir aquí por falsos cargos. Ni tampoco él pensaba hacerlo público.

“… No.” Al escuchar el intento de Kyousuke para engañarla, Syamaya inclinó la cabeza.

“El número de muertes es sorprendentemente alto, lo hace a uno casi dudar de su veracidad. Por ejemplo, no has intentado hacer nada raro mientras caminamos por este lugar desierto.”

Diciendo eso, Syamaya suspiró. Como pensé, esta ruta fue deliberadamente elegida. Más que querer hacerle algo a Kyousuke, estaba comprobando si Kyousuke le iba a hacer algo a ella.

Un poco sorprendido, Syamaya giró a ver el perfil del rostro de Syamaya.

La chica que había matado a veintiuno–Murderer Princess–estaba mirando al frente con esos claros ojos suyos.

Escaparon de sus labios lo que parecían murmullos:

“Supuestamente, las personas que cometen crímenes inusuales como asesinatos en masa casi inevitablemente vienen de crecer en ambientes anormales. Abusos o castigos excesivos, violencia física, violencia sexual, falta de amor… Mentes anormales cultivadas bajo esos ambientes familiares anormales, resultando en comportamiento anormal, aparentemente. De hecho, parece que esta escuela ha aceptado a muchos asesinos notorios. Luego de escuchar sus recuerdos, incluso yo he experimentado vergüenza virtualmente insoportable como la oyente.”

Sin embargo–Syamaya puso su mano sobre su pecho y siguió:

“Yo soy diferente. Nací y me crié en una familia común. Un padre Japonés y una madre Franco-Americana… Tenían una relación amorosa y me brindaban afecto como hija única. Aunque mis padres siempre estaban ocupados con el trabajo, resultando en frecuentes viajes de negocios o mudanzas… Cuando era mi cumpleaños, siempre se tomaban el día libre para celebrarlo. Siempre siento que eran padres impecables. Por eso, recibí una educación íntegra con buenas relaciones interpersonales. En verdad… Eran personas amorosas.”

Syamaya recordaba con los ojos cerrados, mostrando una expresión pacífica mientras expresaba su amor por su familia.

Ella era aterrante precisamente por eso. Kyousuke había oídos de las anécdotas de Kurumiya mientras estaban por partir que incluso los padres de Syamaya habían sido víctimas de sus manos.

Sería entendible si hubiera crecido en un ambiente anormal.

Pero Syamaya dijo que el ambiente fue normal. Muy normal, incluso impecable.

… ¿Entonces por qué? ¿Qué hizo que la mente de Syamaya se retorciera lo suficiente como para caminar por el sendero del homicidio?

Kyousuke estaba a punto de soltar esta pregunta cuando Syamaya sonrió con comprensión.

“Antes de eso, déjame hacerte una pregunta. ¿Amas a tu familia?”

“Hmm…”

El instante en que Kyousuke escuchó la pregunta, una joven chica apareció en su mente.

Luego de tantas cosas que pasaron, no la había visto en medio año. No obstante, su figura, voz, movimientos, esencia, el gusto de su comida, su sonrisa, todos seguía tan vivo.

Cuanto más separados estaban, más sentía Kyousuke lo mucho que la apreciaba.

“… Sí, amo a mi familia. Como los tuyos, Syamaya-senpai, mis padres están muy ocupados. Pero hay una hermana menor que me acompañó todo el tiempo. La aprecio más que nada.”

“Aja, ¿en verdad? Tienes un complejo de hermana.”

“Jaja… Quizás sí. Siempre le estoy causando problemas y no puedo mantener la cabeza en alto en frente de ella.”

Por cierto, el rostro de Kyousuke se relajó. Pensando en eso, esta era la primera vez en esta escuela conversando sobre el tema de la familia. Como lo que dijo Syamaya, ambos tenían sus propias experiencias tristes…

Nacidos y criados en familias comunes como la de Syamaya o la de Kyousuke, no deben haber más de un puñado.

“Ufufu. Parece somos muy parecidos.”

Quizás Syamaya estaba pensando en lo mismo, sonriendo mientras hablaba.

“P-Parecidos…”

–Incluso como broma, dame un respiro con estas cosas.

Aunque ambos crecieron en familias comunes, Kyousuke tenía una diferencia fundamental respecto a Syamaya, Murderer Princess, quien había matado a veintiún personas. Dicho eso, no podía contarle la verdad…

Con ojos brillantes, Syamaya miró al indefenso Kyousuke de manera suplicante.

“Kamiya-san… Me has resultado interesante. Puedo sentir algo distinto en ti comparados a los demás. Quiero entenderte más… Espero que me cuentes más.”

“—-”

Kyousuke se quedó congelado, sin habla.

Luego de mirar en silencio por un breve momento, Syamaya apartó la vista.

“… Dicho eso, es hora de que los chicos buenos se vayan a dormir.”

Para el momento en que se dio cuenta, ya habían llegado a una habitación individual–la habitación de Kyousuke.

“Yo también tomaré un baño, así que nos separamos aquí. Adiós.”

“Oh… ¡O-Okey! Muchas gracias por acompañarme hasta aquí.”

Syamaya le sonrió radiante a Kyousuke quien estaba haciendo una reverencia, nervioso.

“No hay necesidad de agradecerme. Ufufu… ¿Charlamos de nuevo en otra ocasión? Lo espero con ansias. Por favor descansa apropiadamente esta noche. Haz tu mejor esfuerzo mañana. Buenas noches, Kamiya-san, dulces sueños–”

Levantando el dobladillo de su falda para una reverencia respetuosa, se fue casualmente. Al verla fuera de vista y con sus pasos ya no audibles, el cuerpo de Kyousuke por fin se relajó.

“Huuf… No puedo creer que estaba a solas con una asesina serial, denme un maldito respiro. Esto me debe estar quitando años de vida.”

Estuvo especialmente asustado luego de que le preguntó “¿En verdad mataste a doce personas?”… Pero en cualquier caso, al menos las cosas terminaron por el momento.

Pero por el otro lado, ella parecía haber adquirido un misterioso interés en él.

En última instancia, seguía sin saber las razones de Syamaya para asesinar.

“Aún quedan dos días más… Con el primer día tan duro, espero que no se intensifique de aquí en adelante, ¡no quiero encontrarme con más problemas!”

Kyousuke se recostó en su cama luego de rezar.

Con su cuerpo y su mente llegando a sus límites, Kyousuke rápidamente ingresó al mundo de los sueños–

La Escuela Prisión Abierta de la Escuela Purgatorium de Rehabilitación.

Sin incidentes(?), un primer día infernal por fin había terminado.

 

NOTAS DEL TRADUCTOR:

(1) Un lariat, es un movimiento de lucha libre en donde el luchador golpea a su oponente con el brazo extendido en el pecho o cuello para derribarlo, moviendo el brazo antes y después del impacto en una secuencia de bombeo para aumentar la fuerza del golpe.

(2) La señal del metal. La mano cornuta, llamado también maloik, es un gesto de manos que mezcla tradiciones y supersticiones populares en Italia, que puede parecer de carácter ofensivo en España y en otras culturas que también es utilizado en el mundo de la música del rock y heavy metal.

(3) Asesinar o matar en Japonés.

(4) Ya que en español, los versos no riman, decidí dejarlo en Inglés y traducirlos:

“¡Yo! ¡Acepta las llamas abrasadoras, sube al escenario! ¡Máscara de gas GMK! ¡Armando un escándalo en calles atestadas, los psicópatas han llegado! ¡A primera vista, nadie sobrevivirá! ¡Rimando versos más filosos que cuchillos! ¡Escúchennos cantar en vivo! ¡Quieren morir sin ser volteados, vamos!”

(5) El bajo (del latín bassus: ‘grave, bajo’) es el cantante (la cantante en este caso) con la voz masculina más grave, con un timbre muy oscuro. En ópera un bajo es un cantante lírico masculino capaz de alcanzar el rango más grave de la voz humana.

(6) “¡Oye! ¡La tierra se sacude, gran entrada, y’all! ¡Barre con todo, para, un gran desastre, y’all! ¡Saco gordo Bob, y’all! ¡Destrucción megatón, y’all! ¡Rostro complejo, oculto con bolsa, y’all! ¡JAJA! ¡Ríete de mí y los cortaré a todos, cortaré a todos! ¡DON! ¡Don don don don, aplástarlos a todos! ¡La gigante barrera con todos! ¡Barran sus corazones, ¿y’all?!”

(7) “¡Yo! ¡Déjense comer todos, déjense comer! ¡Los ritmos caníbales de Chikachiiro! ¡Peligrosa y caníbal! ¡Ahora, que empiece el carnaval! ¡Asusta la líbido de Hannibal! ¡Todos ardiendo apasionadamente con desenfreno insensato! ¡Ritmo hipnótico que te roba el corazón! ¡Tu carne, me roba el corazón!”

(8) “¡Sí! ¡Apuñala hasta la muerte, aporrea hasta la muerte, estrangula hasta la muerte, envenena hasta la muerte! ¡Detengan, detengan, sus latidos!”

(9) “¡Vamos! ¡Disparados hasta la muerte, aplastados hasta la muerte, ahogados hasta la muerte, quemados hasta la muerte! ¡Detengan, detengan, nuestros latidos!”

(10) El Sutra del Corazón (Prajñāpāramitā Hṛdaya Sūtra) o Sutra de la esencia de la sabiduría es un Sutra (texto budista) muy popular en la escuela budista Mahāyāna por su brevedad y profundidad. Se tiene como la más investigada de todas las escrituras budistas y la más popular.

 

Traductor al Inglés: ServingCatsandDogs (Baka-Tsuki)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin corrección.

Un pensamiento en “Día 1 Infierno – “Amplificador Gótico Demente”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: