Pregunta 3 – “¿A Eso le Llamas Cuchillo?”

Igarashi Maina

P: ¿Cuál es el ranking que aspiras alcanzar en los exámenes finales?

R: ¡Haré mi mejor esfuerzo para no desaprobar! ¡Y también, quiero estar en el top tres tanto como sea posible!

P: ¿En qué materias te va mejor y peor?

R: Mi mejor materia es Ética, la peor es Economía Doméstica. Especialmente las prácticas en la cocina… Auau.

P: ¿Qué harás si se te concede la libertad condicional?

R: Algo que no le cause problemas a la sociedad. Además, umm… Una visita a una tumba.

P: ¡Por favor reúne tu energía y haz tu declaración de examen!

R: ¡Demosh lo mejor! Ahhh, lo arruiné… me mordí la lengua durante el cuestionario. Awawa.

¿Alguien puede resolver este problema?”

El sábado, los cinco de ellos, Kyousuke, Ayaka, Renko, Eiri y Maina continuaron estudiando juntos hasta la noche. El domingo, Kyousuke estudió sólo con Ayaka.

Entonces llegó el lunes. El primer período era Matemáticas.

La tubería manchada de sangre golpeteaba el pizarrón conforme Kurumiya barría a los estudiantes con su mirada. Yaciendo a sus pies se encontraba un chico con lentes destrozados, sangrándole la cabeza, su cuerpo se convulsionaba incontrolablemente.

Junto a la respuesta escrita con tiza por el chico, había una gran “X” escrita usando su propia sangre. Aquellos que respondían mal se encontraban con ese trágico destino.

Con venas abultándose en la esquina de su frente, Kurumiya suavemente golpeteaba el pizarrón.

“¿…Oigan, alguien? ¡¿–HUH?!”

Balanceó hacia abajo. El atril fue aplastado por la tubería mientras el polvo de tiza blanca volaba alrededor.

El acto atroz de cierto estudiante era la causa del mal humor de hoy de Kurumiya.

Esa cierta persona había montado la motocicleta modificada de Kurumiya por todo el lugar en un frenesí, culminando en un accidente que había reducido su vehículo favorito a chatarra de metal.

Entonces el sábado, cuando el estudiante había tomado un lanzagranadas para llevar a cabo una “demostración de fuegos artificiales”, Kurumiya había destruido el tubo del lanzagranadas con sus propias manos y luego apaleó al tipo.

Uno esperaría que el tipo muriese, pero a la mañana siguiente, fue visto bailando breakdance enérgicamente con las panties de Kurumiya sobre su cabeza en la entrada del edificio escolar.

Gracias a ese maldito bastardo, la ira de Kurumiya llegó al tope temprano esta mañana. Tres estudiantes ya habían caído presas de la tubería de metal. Todos están encogiéndose del miedo.

“¡Sí, Ayaka sabe!”

Sentada a la derecha de Kyousuke, una chica habló vigorosamente.

Ayaka rápidamente levantó su mano con confianza escrito en todo su rostro.

“Muy bien. Vamos, Kamiya joven.”

“¡Sí!”

Mientras el chico inhumanamente destruido era llevado por el equipo médico en una camilla, Ayaka se dirigió al frente del pizarrón y comenzó a escribir con fluidez.

Kyousuke miraba la galante y auto-sacrificante figura de su hermana.

“–Respuesta correcta.”

Kurumiya escribió un ◎ junto a la respuesta para indicar la exactitud y luego acarició la cabeza de Ayaka.

Su rostro demoníaco desapareció por completo, dando origen a una radiante sonrisa.

“““¡¿……?!”””

El salón clamó al ver este extraño rostro de Kurumiya.

Sobre su rostro prepubescente yacía una radiante sonrisa. Ayaka también entrecerró sus ojos con gusto. Las dos lucían como hermanas o amiga muy cercanas.

Kurumiya estaba elogiando a Ayaka con una actitud totalmente distinta que con el estudiante anterior que intentó resolver el problema.

“Dando un paso al frente sin miedo bajo gran presión y escribiendo espléndidamente esta respuesta, tu valentía es digna de mención. Además respondiste perfectamente a pesar de haberte transferido hace poco. ¡Bien hecho!”

“¡Muchas gracias, Kurumiya-sense!”

“Sí. Kamiya joven es impresionante. Kamiya, deberías sentirte orgulloso de ella.”

“Ejeje.”

“““……”””

Kurumiya prodigando elogios sobre un estudiante era algo nunca antes oído.

Ya fuera la expresión animada o las palabras sinceras, nada de ello mostraba los indicios usuales de Kurumiya.

Topándose con la amabilidad revelada por la profesora demoníaca por primera vez, los estudiantes se quedaron sin palabras.

Por el otro lado, habíendose transferido aquí al final de la semana pasada, Ayaka no cuestionó la actitud de Kurumiya, regresando a su asiento orgullosamente.

“Ustedes montón de cerdos deberían tomar a Kamiya joven como modelo, ¿entendieron? La semana que viene son los finales, si ni siquiera pueden resolver esta simple pregunta de aplicación, todas las apuestas estarán cerradas. Respondan apropiadamente la próxima vez–¿Capish?”

“““¡Sí, señora!”””

“Una buena respuesta. Ese es el espíritu.”

“Excelente. Si nadie hubiera levantado la mano hasta ahora, los hubiera masacrado a todos, ¿saben?”

Kurumiya mostró sus dientes dobles y luego comenzó a explicar los problemas.

Aparentemente su mal humor se había disipado hasta cierto punto. Después continuó esta rara instancia de clase pacífica, aún extremadamente intimidante pero sin acudir a violencia irrazonable.

Kyousuke había pensado en Kurumiya como la persona que más probablemente lastimaría a Ayaka, pero…

“Entonces, en la segunda parte de la pregunta cuatro. Responde, Kamiya joven.”

“¡Sí! x=7”

“Correcto. Eres muy buena. Espero grandes cosas de ti en los finales.”

“Ejeje… ¡Ayaka hará su mejor esfuerzo, Kurumiya-sensei!”

El sadismo se había convertido en recompensa, la mano de violencia de Kurumiya estaba acariciando la cabeza de Ayaka.

Kyousuke estaba profundamente preocupado por la actitud de Kurumiya hacia Ayaka.

Sin embargo, luego de felicitar a Ayaka, Kurumiya agregó inevitablemente el siguiente comportamiento:

“En cambio, Kamiya… Oh cielos, oh cielos, qué inmensa diferencia entre hermanos de sangre. ¿No tienes vergüenza? Aprende de tu hermana, hermano mayor retrasado.”

“…L-Lo siento mucho.”

Era cierto que Ayaka era impresionante, por lo que Kyousuke ya estaba acostumbrado a ser comparado con ella.

Mejor dicho, ella era su orgullo como hermano mayor. Sin embargo–

Kusukusu. No te preocupes, Onii-chan.”

Ayaka le sonrió y no se enojó por el reproche de Kurumiya hacia Kyousuke. Parecía como si estuviera admirando sutilmente a Kurumiya…

Sentimientos complicados se estaban reuniendo en el corazón de Kyousuke.

× × ×

“¿Eh? Ayaka piensa que es una buena profesora…”

Durante el descanso después del primer período, Kyousuke le dijo a Ayaka que no confíe en Kurumiya, resultando en una mirada afligida en el rostro de Ayaka.

Kyousuke negó con la cabeza.

“Es alguien que recurrirá a la violencia despiadada, incluso contra las chicas, sólo por ver algo que se acerque hacia el mal camino, ¿sabes? Aunque ha estado actuando amable y benevolente ahora, es imposible darse cuenta de cuáles son los malignos planes que está tramando en su mendo. He sufrido a sus manos un número de veces. Tienes que prestar mucha atención cuando el profesorado está cerca.”

A pesar de las cuidadosas advertencias de Kyousuke, la expresión de Ayaka permaneció sin cambios.

Mirando el desbastado salón de clases que estaba cubierto de grafitis, Ayaka frunció el ceño por el asombro.

“Onii-chan, le estás pidiendo a Ayaka que tenga cuidado con los profesores… ¿Acaso no es lo opuesto? Este lugar es una escuela de homicidas para reformarlos, ¿cierto? Entonces los que están mal son los estudiantes, no los profesores. ¿¿Las personas que están del lado del recibimiento de la violencia no tienen la culpa ellos mismos…? Además, ya que te tratan como un asesino de doce, Onii-chan, no puede evitarse que sufras.”

“…Bueno.”

Las palabras de Ayaka dejaron en silencio a Kyousuke.

De hecho, Kyousuke solía pensar de la misma forma. Pero eso fue antes de que se enterara del verdadero propósito de la escuela.

Esta era una escuela para entrenar a homicidas convictos para convertirlos en asesinos profesionales, no para reformarlos y que regresaran como miembros normales de la sociedad. Todos los profesores incluida Kurumiya eran asesinos profesionales, aún más peligrosos que los homicidas convictos.

Kyousuke estaba dudando si contarle sobre esto a Ayaka o no.

Pero pensando en que esta clase de secreto no debía filtrarse a los demás estudiantes, Kyousuke tenía que encontrar otra oportunidad. Ya que los cursos para asesinos comenzaban en el segundo año, la verdad se le ocultaba a los de primer año.

“Bueno, luego te contaré por qué Kurumiya es muy peligrosa. Vamos.”

“Hmm, okey… Ayaka no lo entiende mucho, pero bueno.”

Kyousuke se preparó para la siguiente clase y se levantó. Ayaka lo siguió a regañadientes.

El segundo y tercer período eran prácticas de cocina, las cuales requerían cambiar de salones.

“Okey. Vayamos.”

El salón de economía doméstica estaba ubicado en el extremo oeste del primero piso. Ya que el Año 1 Clase A de Kyousuke estaban en el medio del segundo piso, estaba considerablemente lejos.

“…Qué fastidio.” “Awawa.”

Eiri y Maina también se levantaron y siguieron a Kyousuke y Ayaka saliendo del salón.

Descendiendo la escalera este, atravesaron el primer piso hacia el salón de economía doméstica. Posiblemente porque estaban tomando la ruta larga o el atajo, no vieron a ningún compañero de clases en frente o detrás de ellos. Los alrededores estaban en gran silencio.

“¡Entonces esta escuela también tiene prácticas de cocina!”

En el silencio, Ayaka balanceó la bolsa con los delantales y pañuelos, comentando con voz clara.

Caminando a lo largo del pasillo, sus pasos eran más livianos de lo usual.

“Qué feliz… Fufufu. Ayaka esperó mucho tiempo para que Onii-chan pruebe la comida personal de Ayaka otra vez! Finalmente una oportunidad para que Ayaka se destaque, ¿lo estás esperando con ansias?”

“La comida personal de Ayaka, huh…”

Ahora que lo pensaba, Kyousuke ya había pasado seis meses sin probar su comida. No podía creer que muy pronto podría saborear ese gusto, el gusto con el que casi se había rendido. Superado por la emoción, Kyousuke se limpió sus lágrimas de regocijo.

“Sí, lo super espero con ansias. De sólo imaginarlo, mi saliva…”

“Porque la comida aquí apesta en serio.”

“Sí. Pensar en ello me dan ganas de vomitar–”

“…Hmm. ¿Entonces puedes cocinar?”

Caminando detrás de Kyousuke, Eiri se unió a la conversación, enormemente interesada.

“Por supuesto.” Ayaka giró la cabeza y asintió.

“Porque cocinar, lavar, y limpiar son los intereses de una buena esposa. ¿Esas cuestiones están más allá de ti, Tonta-Bane-san?”

“Tonta-Bane-san…”

Aparentemente el apodo de Eiri había dejado de ser “Tabla de Cortar”.

Pero Eiri no se ofendió.

“…Me va mejor que Maina.”

“¡¿Ehhhh?!”

Despreocupadamente desvió el ataque hacia Maina. Puesta en la mira, Maina saltó.

Ayaka se rió “kusukusu”.

“Tai-chan es super cabeza hueca. Confundirá el azúcar con la sal, ¿cierto?”

“““……”””

“¿Oh cielos? ¿Ayaka supuso bien?”

A decir verdad, la cocina de Maina no se encontraba en el nivel de “confundir el azúcar y la sal” sino que había alcanzado el escenario donde era imposible comprender qué se había mezclado.

Probablemente era la peor cocinera de todo el planeta.

“Por cierto, Onii-chan, ¿puede ser que hayas probado la comida de Tonta-Bane-san y Tai-chan…?”

Ayaka le preguntó a Kyousuke, provocando que temblara al recordar la trágica cocina al aire libre.

Alzando la vista hacia Kyousuke, sus agudos ojos estaban ardiendo con ira. La voz de Ayaka fue baja y calma.

Aunque él no estaba seguro de por qué Ayaka estaba enfadada, Kyousuke negó de inmediato.

“No. Sólo las he visto cocinar.”

Podría considerarse como un golpe de suerte. Durante la cocina al aire libre, la comida preparada por las dos chicas había sido tomadas antes de que Kyousuke comenzara a comer. Además, las prácticas de cocina habían sido asignadas por equipos de acuerdo al número de asiento, lo que significaba que Kyousuke probablemente tenían cero posibilidades de probar la comida de Eiri y Maina en el futuro. Para ser honesto, no tenía deseos de probar la cocina de ninguna de las dos chicas.

“…Sí.” Eiri apartó la vista mientras que Maina asintió, estando de acuerdo.

“¡No, no, no dejaré que Kyousuke-kun pruebe mi comida…!”

Maina sacudió las manos frenéticamente y agachó la cabeza.

Quizás sintiéndose asombrada por la reacción de Maina, Ayaka inclinó la cabeza.

“Tai-chan, eso es muy considerado de tu parte. Tienes razón~ Sería malo si Onii-chan se enferma por probar comida terrible.”

“Ajaja… Si tan sólo enfermar fuera lo peor que podría pasar.”

Tomando el vergonzoso comentario de Maina como una broma, Ayaka dijo con un tono de voz exagerado:

“Sí. Confundir la el azúcar con la sal no es tan malo, pero su confundes el azúcar con trióxido arsénico, o sal con estricnina, o pimienta con potasio clorhídrico, sería terrible~ La comida que cocines matará a las personas.”

“A-Ajaja… S-Sí.”

Escuchando la broma de Ayaka que se acercó bastante a la realidad, la sonrisa de Maina se retorció.

Ayaka dijo “¡…Ah!” como si se hubiera dado cuenta de algo.

“Pero Tai-chan también es una asesina, así que hacer cosas como esa no es imposible, ¿cierto? ¿Algo así como la ‘cocinera asesinar’ que prepara comida letal enmascarándola como comida de amor? Qué taimada. Kusukusu. ¡Ayaka está segura de que Tai-chan no tiene problemas para hacer eso!”

“¡¿…?! Bueno–”

“¡Uwahhhhhhhhhhhhhhhhhhh!”

Justo cuando Eiri estaba a punto de detener a Maina, Maina se tropezó. Mejor dicho, fue lo que dijo Ayaka lo que puso nerviosa a Maina, haciendo que diera un paso en falso. Maina se cayó espectacularmente, chocando con Kyousuke quien estaba caminando en frente.

“¡¿Uwoah?!”

Kyousuke no pudo evitar caer.

Ya que había girado reflexivamente, cayó sobre el suelo en el pasillo junto con Maina en una postura a medias.

“¡Guh!”

Sufriendo un pesado impacto sobre su cintura, Kyousuke gimió.

“¡¿Ahhhhh?!” Maina gritó y cayó encima de él.

“¡Onii-chan!”

“¿…Están bien?”

Ayaka y Eiri lucían preocupadas ante Kyousuke y Maina quienes estaban enredados.

Aunque Kyousuke sentía un poco de dolor en su hombro izquierda que había chocado con el suelo, en general estaba bien.

Contenida en los brazos de Kyousuke, Maina hundió su rostro en el pecho de Kyousuke.

Kyousuke respondió “…Oh” luego se levantó y le preguntó a Maina preocupado, sosteniéndola en sus brazos.

“Oye, ¿estás bien? ¿Te lastimaste con la caída…?”

“Ah… ¡E-Estoy bien! Gracias a ti, Kyousuke-kun…”

“¡¿QUÉ ESTÁS HACIENNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO?!”

“¡¿Eeek?!”

Ayaka chocó de costado a Maina quien estaba alzando la vista incómodamente.

Maina rodó y cayó sobre el pasillo.

Ayaka miraba a Maina cuyos ojos estaban dados vuelta.

“¿Qué estás tramando, Tai-chan…? Recién, ¿te tropezaste a propósito, cierto? Por favor no vuelvas a hacer algo así nunca más.”

“¡¿Eh?! P-Perdón… Pero, umm, no lo hice a propósito…”

“Tiene que ser intencional, ¿cierto? ¿Quién podría ser tan estúpido para caerse de pronto sobre un suelo liso…?”

“Oye, Ayaka–”

Kyousuke rápidamente se levantó y se acercó a las dos chicas.

Ayaka aún estaba mirando fijo a Maina quien estaba en pánico, preguntando “¿Qué sucede?”

Kyousuke se preocupó por la agresividad de Ayaka pero aun así intentó persuadirla.

“¡No actúes así! Sólo fue un accidente.”

“¡No, esta persona definitivamente se cayó a propósito! Ayaka la vio. Tai-chan se cayó porque se tropezó con sus propios pies. ¡Eso definitivamente es a propósito!”

Ayaka señaló a Maina y se quejó.

“Ayaka, vamos… ¿Aún no has escuchado la historia de Maina?”

“¿…La historia de Tai-chan?”

“El caso de homicidio que Maina cometió…”

“Ayaka no lo conoce, pero tampoco le interesa. Ayaka sólo escuchó que Tai-chan mató a tres personas mientras que Tonta-Bane-san mató a seis. En cuanto a cómo lo hicieron, Ayaka no tiene idea, pero seguramente haya sido a puñaladas con algo filoso o estrangulando con una soga, ¿cierto? No hay necesidad en absoluto de escuchar–”

“Fue con torpeza y cocina.”

“¿…Huh?”

“Maina cometió homicidio con torpeza y cocina.”

“C-Cómo…”

“Yo te explicaré, Ayaka-chan.”

Maina se levantó y comenzó a narrar, mirando la expresión perpleja de Ayaka.

Le contó a Ayaka sobre como su excesiva torpeza mató gente, como su cocina se llevó la vida de una persona, que no quiso lastimar a nadie y que no cometió equivocaciones a propósito, y que no había explicado todo esto porque tenía miedo de que creara distancia entre ellas…

“Perdón.” Maina agachó la cabeza disculpándose al final.

“Oh, Ayaka lo entiende ahora.”

Ayaka asintió.

“Por favor, mantente alejada de Onii-chan de ahora en más.”

Habló mientras sonrería.

“——”

Maina se quedó sin palabras. Ayaka disipó su sonrisa y dijo:

“¡Porque eres demasiado peligrosa! Contigo por aquí cerca, quién sabe cuándo será asesinado inexplicablemente por tu torpeza… Aunque no hay problema con la comida mientras nadie la coma. Pero si queda atrapado de repente en tus accidentes como recién, ¿qué pasará? Si no puedes hacer nada sobre ti, no le ocasiones problemas a los demás. ¡De ahora en adelante, mantente al menos a dos metros de Onii-chan! ¿Entendiste, Tai-chan?”

“No.”

“¿………Huh?”

La voz contundente de Maina refutó a Ayaka.

Quizás asombrada ante la inesperada oposición, Ayaka se quedó aturdida.

Cambiando su actitud tímida, Maina miró a Ayaka con ojos llenos de determinación.

“Lo siento, Ayaka-chan. No puedo aceptar tus demandas. Si Ayaka-chan no me quiere cerca… Estaré triste pero me mantendré lejos de ti, Ayaka-chan. ¡Pero Kyousuke-kun me dijo que no me preocupara! Sin importar lo cabeza hueca, inútil, ni cuántos problemas les cause a los demás, está bien… ¡Él está dispuesto a estar conmigo! Así que lo siento, no me alejaré de Kyousuke-kun.”

“Qué…”

Ayaka abrió los ojos de par en par y tropezó.

Abriendo y cerrando la boca por un momento, su cuerpo comenzó a sacudirse del enojo.

“T-Tú… Cómo te atreves a decir algo tan insolente–”

“Lo siento, Ayaka. Es como Maina dijo.”

“¿……O-Onii-chan?”

Incapaz de mantener incluso la voz de enfado, Ayaka miró a Kyousuke en shock.

Kyousuke bajó su mirada para escapar del contacto visual con Ayaka, luego buscó las palabras:

“Conozco la torpeza de Maina y comprendo muy bien los desastres causados por esa torpeza. Pero Maina es una chica muy gentil, muy honesta y se esfuerza mucho, así que… Aunque sea un poco peligrosa, no quiero abandonarla.”

“Kyousuke-kun…”

“——”

La luz se desvaneció de los irises de Ayaka.

Mirando para abajo, Kyousuke no notó el cambio en su hermana.

Descuidadamente, intentó persuadir a Ayaka.

“Además, la torpeza de Maina no sólo explotar indiscriminadamente sin importar la hora y el lugar. Mientras prestemos mucha atención, es posible vivir normalmente. Ya que la muerte por la torpeza de Maina sólo sucedió una vez al principio… No es tan peligrosa como parece, ¿okey?”

Kyousuke alzó la vista para echar un vistazo a la reacción de Ayaka.

“——”

Esta vez, fue el turno de Ayaka para agachar la cabeza, ocultando su expresión.

Su flequillo, colgando con impotencia, proyectaba sombras sobre los ojos de Ayaka.

“Aun así, no hay necesidad de preocuparse por el peligro. ¡Sin importar qué clase de tormenta de torpeza Maina inicie, yo te protegeré, Ayaka! Créeme, Ayaka, así que por favor llévate bien con Maina. Tu edad está muy cerca de la de Maina por lo que pienso que pueden llegar a ser grandes amigas.”

“——”

“¿A-Ayaka?”

Justo mientras Kyousuke alcanzaba a su inmóvil hermana…

“¿…En… verdad?”

Susurrando en fragmentos, Ayaka preguntó.

“¿Huh? Perdón, estás hablando muy bajito–”

“¡¿Así que tanto te importa esta chica?!”

En una voz alta que sacudió todo el pasillo, Ayaka rugió histéricamente. Mirando fijo a Kyousuke, señaló a Maina.

“——”

Kyousuke no sabía si Ayaka intentaba decir más, pero tenía los labios fruncidos con fuerza.

Kyousuke estaba aturdido por el rugido excesivamente intenso. Su corazón gradualmente se calmó.

Bloqueando la severa mirada de Ayaka, respiró hondo.

“Sí, me importa mucho. Maina es mi importante amiga.”

“¡¿……?!”

El instante en que respondió, los ojos negro azabache ocultos de Ayaka temblaron.

Como afectados por una ola sobre la superficie del agua, sus hombros, puños y luego todo su cuerpo comenzó a sacudirse.

“Oh, Ayaka ya ve… Ayaka lo ve ahora. Comparadas con Ayaka, a Onii-chan le importan más sus amigas… Sí, Ayaka entiende. Ayaka entiende muy bien, Onii-chan…”

Sus apretados puños se relajaron, lucía como si todo su poder hubiera sido drenado de su cuerpo.

Su tenso rostro se relajó para mostrar una sonrisa radiante.

“Entonces Onii-chan, haz lo que quieras, ¿okey?”

Tan pronto como habló, se alejó caminando sola.

“¿……Huh?”

Incapaz de moverse, Kyousuke sólo pudo mirar conforme la imagen de la espalda de Ayaka gradualmente se perdía en la distancia.

El paso de Ayaka era muy calmo, pero su intenso enojo era fácilmente visible.

Kyousuke estaba totalmente perdido cuando sintió un pequeño toque en la espalda.

“…No te preocupes.”

Pasando junto a él y dejando sólo un breve mensaje, Eiri siguió a Ayaka.

Kyousuke no reaccionó. Maina cuidadosamente tomó su mano.

“Kyousuke-kun, vamos, ¿okey? Llegaremos tarde a la clase.”

“¿Hmm? Oh…”

Finalmente recobrando el sentido, Kyousuke escuchó a Maina y empezó a caminar. Sus extremidades se sentían como si no le pertenecieran, completamente impotente, como si su alma hubiera sido succionada de su cuerpo.

Las palabras de Ayaka siguieron haciendo eco en su mente.

El impacto causó que Kyousuke abandonara todos los procesos de pensamiento mientras caminaba sin prestar atención.

Aun así–

“Lo siento… Pero gracias.”

La voz avergonzada pero animada de Maina produjo calidez en el corazón de Kyousuke.

× × ×

“D-Discúlpame… ¿Ayaka-san?”

“——”

Kyousuke tímidamente intentó hablarle a Ayaka pero fue ignorado.

Manteniendo su mirada firmemente cerca de sus manos, Ayaka cortó con el cuchillo de cocina a un ritmo constante.

Su rostro estaba fruncido a un punto exagerado, como si fuera a explotar con un simple toque.

El cebollín sobre la tabla fue cortado hasta quedar picado extremadamente fino.

“U-Umm…”

¡Ayaka-chan, las patatas están peladas!”

Mientras Kyousuke era ignorado incómodamente, un chico en la clase habló.

Instantáneamente, una sonrisa floreció en el rostro de Ayaka mientras respondía cordialmente:

“¡Ok, okey! ¡Muchas gracias! Sólo remójalas en agua primero, ¿okey?”

“¡Sí, señora!” El chico respondió e hizo lo que Ayaka ordenó, moviéndose vigorosamente.

Terminando de cortar el cebollín, Ayaka tomó una cebolla, aún con una sonrisa en su rostro.

Kyousuke no dejó pasar esta oportunidad y le habló animadamente a Ayaka:

“¡Oye, Ayaka! ¿Me dejas ayudar a mí también?”

“——”

Ignorado. La sonrisa instantáneamente se desvaneció del rostro de Ayaka mientras estaba cortando los vegetales.

Kyousuke no se rindió y siguió intentando sacar conversación:

“Oye, oye. Cualquier cosa está bien, ¿’key? ¡Mientras esté dentro de mis habilidades, haré lo que sea!”

“……medio……lado…”

La mano de Ayaka se detuvo de repente.

Viendo a Ayaka reaccionar a él, Kyousuke exclamó contento:

“¿Eh? ¡¿Qué dijiste?! Mientras sea algo que tú pidas, Ayaka, haré lo que sea, sin importar qué–”

“¡Onii-chan, estás en medio del camino, ¿puedes hacerte a un lado?!”

“…Entendido.”

Señalado por un cuchillo de cocina de hoja gruesa y punta filosa, Kyousuke dejó la mesada.

Yaciendo congelado en la ventana, Kyousuke se sentía como un vegetal marchito mientras barría la mirada por el salón.

Vestidos con delantales y pañuelos, los estudiantes estaban divididos en grupos de cuatro, cooperando armoniosamente y preparados para la práctica de cocina.

Kurumiya estaba vestida con ropa de cocina como una señorita de mediana edad, paseando en medio de las mesadas, patrullando y monitoreando las situaciones de los estudiantes. Cargada sobre su hombro se encontraba un masivo cucharón reemplazando la usual tubería de metal.

“Hagan su mejor esfuerzo, kukuku… Esta es una excelente oportunidad para que coman comida apropiada, ¿sabes?”

Levantando el cucharón gigante para desatar un feroz golpe sobre un chico que estaba intentando de robar secretamente un cuchillo de cocina, lo disciplinó mientras sonreía. Sobre la mesa al frente del salón, había una amplia diversidad de ingredientes.

Cebollas, zanahorias, patatas, repollo, lechuga, repollo chino, espinaca, tomates, morrones, calabazas, champiñones, cerdo, pollo, carne de res, tocino, huevos… etc.

Muchos de ellos estaban en terribles condiciones, con algunos mezclados entre ellos que estaban virtualmente podridos.

Eligiendo ingredientes correctamente y después cocinando de acuerdo a las referencias de los libros, a cada equipo se le permitía cocinar libremente–Así era como se llevaban a cabo las “prácticas de cocina” en la Escuela Purgatorium de Rehabilitación.

Bajo la dirección de Ayaka, el grupo de Kyousuke estaba seriamente entrometido con la cocina.

Treinta minutos después de que terminara el segundo período, los grupos se encontraban en distintas etapas de progreso. Algunos ni siquiera habían comenzado a cocinar. Por ejemplo–

2¡Por favor! Te lo ruego, Eiri-san. Deseamos probar tu comida sin importar qué. ¡Lo juramos por dios! ¡Estamos siendo sinceros!”

“Jee, jeejeejee… Arrodillarme para disfrutar la vista de sus panties, panties… Jee, jeejee—¡¿Gyah?!”

“¿…Huh? Montón de basura de cocina, siempre causándonos problemas, ¿y ahora me estás rogando con segundas intenciones?”

“Awawa. E-Eiri-chan… Déjalos ir… Auau.”

El tipo de las rastas y el encorvado estaban postrados sobre el suelo con sus cabezas agachadas. Eiri miraba a Oonogi, irritada, mientras pisaba a Usami, respondiendo “…Hmph.”

Tirando del borde de la falda de Eiri, Maina se encontraba en un estado de pánico.

“¡¿Desgraciado?! ¡Pequeño gamberro astuto! Yo también quiero que Eiri-san me pisotee–¡¿Guhaa?!”

“P-Pervertido… ¡Cierra la maldita boca!”

Sonrojándose, Eiri pisoteó el rostro de Oonogi.

A pesar de resistirse con un rostro retorcido, Oonogi estaba sonriendo lascivamente.

“¡¿Gyahhhh?! N-No–Ahhh, no te detengas… ¡N-NO LO HAGAS!”

“Awawa. ¡No hagas eso, Eiri-chan! ¡Estos chicos son pervertidos que nunca aprenderán! Sólo ignóralos y vuelve a cocinar…”

“¡Argh, no puedo soportar esto, lo sé! ¡Voy a cocinar, ¿okey?!”

““¡¡¡¡YAHOO!!!!””

“Muéranse de una vez.”

Viendo a Oonogi y Usami juntando sus palmas, llenos de alegría, Eiri se puso el delantal.

Maina se limitó a observar y no interfirió en la cocina.

“Esos tipos se ven muy felices… estoy celoso.”

Con sentimientos confusos, Kyousuke veía a Oonogi y Usami saltando alrededor de la mesada.

Esos dos tipos probablemente no tenían idea.

–Sobre cómo era realmente la comida de Eiri (risa).

“Okey, okey, todo lo que queda es dejar que se cocine totalmente, ¿cierto?”

En ese momento, la fragancia de salsa de soya y vino dulce podía olerse en la cercanía.

De pie junto a la olla burbujeante e hirviente, Ayaka olió.

Ayaka fue bastante rápida, estaba casi a punto de terminar un plato e inmersa jugueteando con algo en su mano.

Luego Ayaka le dio el cucharón al chico que estaba al lado mirando la olla.

“Okey, Kitou-kun, observa la olla y no dejes que la parte del fondo se pegue, ¿okey? Kousaka-kun, usa el pelador y pela más vegetales. ¡Ya que esta es una rara oportunidad, usemos el tiempo para preparar todo tipo de cosas!”

Dándole órdenes a otro chico, levantó su puño alto y vociferó.

““¡Sí!”” Respondiendo vigorosamente, los chicos mostraban miradas destellantes conforme se ponían a trabajar.

De ser posible, Kyousuke quería unirse a ellos, pero…

“–Ayaka ya lo dijo antes, hazte a un lado, Onii-chan, ¿okey?”

Mientras él se encontraba perdido en sus pensamientos, una fría voz y mirada fue lanzada contra él.

Bajando, el cuchillo de cocina decapitó la caballa de una sola cortada.

“……Entendido.”

Kyousuke se alejó de la mesada con impotencia.

Ayaka parecía bastante ofendida porque Kyousuke ayudó a Maina.

Esta era la primera vez que Kyousuke veía a Ayaka actuar con tanta frialdad. Sin saber cómo responder, sólo podía sumirse solo en su propia miseria.

“Kyousuke-kun, umm… ¿E-Estás bien?”

Sentado en cuclillas en una esquina del salón, Kyousuke escuchó a alguien hablándole.

Alzó la vista para ver a Maina mirándolo preocupada.

Maina se arrodilló en el lugar.

“Es todo mi culpa… Lo siento. Hice que Ayaka-chan se enfade–”

“No te sientas culpable.”

Kyousuke posó su mano sobre la cabeza agachada de Maina y dijo:

“No hiciste nada malo, Maina. Creo que… Ayaka tuvo la culpa en esto. No, es mi culpa, ¿cierto? Sí, es mi culpa. Dije algo que no debería haber dicho. Es por eso que Ayaka–”

“¡No es tu culpa, Kyousuke-kun!”

Maina refutó enérgicamente al deprimido Kyousuke.

Pero inmediatamente regresó a su usual tono tímido y continuó:

“No es tu culpa, Kyousuke-kun… Tampoco es culpa de Ayaka-chan. Nadie quiere que sus seres queridos estén en peligro, por eso… pienso que es imposible lograrlo ahora mismo, se necesita algo de tiempo. Soy muy estúpida y peligrosa. Sé muy bien que es difícil que los demás me acepten como soy.”

–Sin embargo. Maina vertió fuerza en su voz.

Usando esos grandes ojos color miel, miró directo a Kyousuke:

“Exactamente por eso, es que no me rendiré. ¡Hasta que me gane la confianza de Ayaka-chan, seguiré trabajando duro! El camino adelante puede que sea largo y ella probablemente no confíe en mí al punto de aceptar mi torpeza por completo… Eso es lo que pienso. ¡Pero aun así, primero tengo que llevarme bien con ella! Una vez que nos llevemos bien, podré ganarme su confianza. ¡Haré que se sienta respecto a mí de la misma manera que se siente respecto a ti, Kyousuke-kun!”

“Maina…”

Escuchando a Maina, Kyousuke decidió que quizás tenía razón.

Sin importar cuántas veces las personas repitan “cree en mí”, aun así será muy difícil confiar en ellos. Esto era todavía más cierto en casos especiales como el de Maina.

“Okey… Ahora entiendo. Quizás fui demasiado impaciente.”

“Sí. En un rato, iré a disculparme. Reconciliémonos con ella, ¿sí?”

“…Sí. Gracias, Maina. Gracias a ti, ahora me siento mejor.”

Sonriendo, Kyousuke acarició la cabeza de Maina.

Sintiendo cosquillas, Maina sonrió, quedándose quieta para que Kyousuke la acariciara.

“——”

En la mesada, Ayaka estaba mirando a Kyousuke y Maina.

Mientras le quitaba las tripas a la caballa, sus manos se detuvieron. Sus ojos se pusieron tan nebulosos como los de un pez.

Sin embargo, Kyousuke y Maina no se dieron cuenta de la apariencia de Ayaka.

Descuidadamente, estaban hablando y sonriendo lado a lado.

“……Esa chica.”

Ayaka rechinó sus dientes ruidosamente.

Tajeando el estómago del pescado, la punta del cuchillo emergió por la espalda de la caballa.

× × ×

“Wowwwwww… Ayaka, ¿tú hiciste todo esto?”

Mirando toda la comida que llenaba la mesa, Kyousuke exclamó asombrado.

Estofado de carne y patatas, caballa cocida con miso, pollo frito, huevo frito, espinaca hervida, sopa de miso.

Guarnición variada con brotes de cebollas en tiras, acompañada de jengibre picado o servido con nabo por debajo, cada plato estaba lleno con una excelente presentación y aroma.

Además, Kyousuke sabía muy bien que la comida de Ayaka sabía tan bien como se veía.

Un trago de saliva pudo oírse desde su garganta–Sin embargo.

“Discúlpame… ¿Ayaka-san? ¿Dónde está mi porción?”

Ubicado en frente de Kyousuke sólo había un vaso de la canilla.

En frente de Ayaka a su lado y en frente de los chicos del otro lado había arroz y sopa de miso con un pequeño plato y una porción de comida. Ni siquiera palillos había en frente de Kyousuke.

Ayaka sonrió animadamente conforme Kyousuke preguntó con inquietud.

“¿Cómo sería posible que haya algo para ti?”

Respondió con firmeza.

“……Qué diablos.”

“Sí. Porque Onii-chan no ayudó. No trabajas, no comes.”

“No espera, tú fuiste la que me dijo que ‘me haga a un lado’, es por eso que yo–”

“¿Ayaka dijo eso?”

“…Oye.”

“No puedo recordarlo.”

“……”

Ayaka miró de reojo a Kyousuke y luego dijo sarcásticamente con indiferencia.

“Básicamente, Onii-chan está cosechando lo que sembró, ¿verdad? ¡No sólo no trabajaste, sino que estuviste coqueteando con otra chica en clase! Ayaka no tiene comida para alguien tan malo. La gente mala necesita ser castigada con hambruna. Por favor reflexiona~~ cuidadosamente.”

“Cuál coqueteo… Sólo estábamos hablando de ti.”

–Más tarde…

Durante el descanso del almuerzo, Kyousuke inmediatamente fue hacia Ayaka para disculparse.

A pesar de que Maina también se estaba disculpando con la cabeza agachada, la reacción de Ayaka fue:

‘Por favor, ¿las personas que causan problemas además de ser incapaces de cocinar, quitarse de en medio del camino? ¡Ya que ambos son inútiles, ¿por qué no presumen su afecto públicamente y se susurran cosas dulces el uno al otro?! ¡Salgan de la vista de Ayaka!”

‘……’

Kyousuke y Maina no tuvieron más opción que retirarse y planear de nuevo en una esquina del salón de clases.

Llegaron a la conclusión de que sería mejor esperar a que Ayaka se calmara primero.

Mirando hacia atrás en un momento oportuno, Kyousuke vio que su grupo aún no había comenzado a comer.

“¡…Oh, lo siento! La comida se está enfriando a pesar de que pusimos tanto esfuerzo para prepararla. Mi inútil Onii-chan sí que sabe causar problemas. ¡Okey, por favor llenen sus estómagos tanto como puedan!”

Ignorando al deprimido Kyousuke, Ayaka juntó sus palmas, encantada.

““¡¡¡Maravilloso!!!”” Los dos chicos respondieron, tomando sus palillos, contentos. ““¡Gracias por la comida!”” Juntando sus palmas, luego usaron sus palillos para comer el estofado de carne y patatas y pollo frito.

““¡¿Pffffffffffffffffft?!””

En ese momento, el sonido de personas escupiendo cosas desde sus bocas pudo oírse de pronto.

Todos miraron con curiosidad para encontrar a Oonogi y usami ahogándose sobre la mesa de al lado.

Sentada en frente de ellos, Maina saltó con un “¡¿Eeek?!” para evadir el ataque de arroz escupido.

Oonogi y Usami estaban adoloridos, incapaces de respirar.

“¡¿Q-Qué demonios es esto?! Tan duro… Tan jodidamente duro… Condenadamente crudo… Y tan horrible–¡Está podrido! ¡Estos ingredientes están jodidamente podridos!”

“Jee, jeejee… Dulce y salado, amargo y rancio… Los condimentos son un desastre total, los ingredientes son un desastre total, un desastre de sabor~ Jee, jeejee… ¡¡¡Urghhhhh!!!”

“——”

Vomitada por todas partes, Eiri estaba mirando fijo en silencio a los dos.

En el centro de la mesa había una porción servida sobre un gran plato. Estaba apilado tan alto que parecía como si fuera a derrumbarse en cualquier momento.

Esto probablemente fue el resultado de meter todo tipo de ingredientes en la olla despreocupadamente, y luego cocinarlos de manera efusiva. Los trágicos restos de varios ingredientes que parecían una montaña de cadáveres.

Creando una escena de tragedia una vez más, Eiri tenía venas abultándose sobre su frente.

“U-Ustedes dos… Dijeron cosas como ‘querer probar mi comida sin importar qué’, ¿y ahora reaccionan así? ¿Quieren morir? Muéranse de una vez.”

“Awawa. Tienes el rostro manchado… Auau.”

Maina tomó su pañuelo rosado y ayudó a limpiar los restos escupidos sobre el rostro de Eiri.

Finalmente recuperándose, Oonogi y Usami buscaron excusas.

“P-Pero… Nunca pensé que la cocina(?) de Eiri-san fuera tan jodidamente aterrante. Fracasando totalmente en lo hace a poder femenino. Nunca había comido algo tan repugnante en toda mi vida.”

“Jee, jeejee… Más que comida, es un montón de basura. Ni siquiera se acerca a sobras… Jeejeejee.”

“Qué-”

Eiri se quedó sin palabras, con su rostro sonrojado.

“¡Cállense, los dos! ¡Eso es ir demasiado lejos! ¡Sin importar qué, no puede saber tan mal! ¡No es como si hubiera puesto algo raro allí, ¿cómo puede ser posible?!”

Eiri tomó sus palillos con enfado y probó un bocado de su propia comida.

“——”

Luego de congelarse por un breve instante, tragó después de casi no masticar.

“Ven, está bastante horrible… n-no, bueno… ¿no?”

Grandes gotas de sudor estaban apareciendo sobre su retorcido y sonriente rostro.

“¡NO, NO, NO, NO, NO, NO!” Oonogi respondió.

“¡Es obvio que te estás forzando! ¡Tu maldita cara está verde!”

“¿…H-Huh? Por supuesto que no está verde. Me siento terrible… n-no, normal.”

“¿En serio? Entonces qué tal si terminas de comer el resto, Eiri-san–”

“…Whew. Ya estoy muy llena.”

“¡Todo lo que comiste fue un maldito bocado, ¿okey?! ¡¿Tan pequeño es tu estómago?!”

“Umm, bueno. No tengo apetito, así que…”

“Oye. No te atrevas a escapar cuando las cosas se ponen malas, chica torpe.”

“Jee, jeejeejee… D-Dolor de estómago… Voy al baño.”

“¡Tú tampoco irás a ninguna parte, maldito Usami! ¡¿Cómo voy a terminarme toda esta mierda yo solo?!”

“Por cierto, cualquiera que desperdicie la comida será disciplinado. Lo prepararon, lo comen. No se desperdicia ni una sola sobra.”

“¡¿Geh?! K-Kurumiya-sensei… Pero Eiri-san es la que preparó esto–”

“¿…Huh? Ustedes dos se lo pidieron, ¿no? Cómanselo todo y no armen un escándalo.”

“P-Pero–”

“CÓMANSE.LO.TODO.”

““….Sí, señora.””

Atravesados por ojos asesinos, Oonogi y Usami sujetaron sus palillos. Con sudor, lágrimas y mocos fluyendo, comenzaron a comer sufriendo. En contraste a esta escena del infierno…

““¡¡¡¡Q-Qué rico!!!!””

Llevándose la comida de Ayaka a sus bocas, los chicos estaban exclamando con emoción.

“Este estofado de carne, el sabor ha quedado totalmente concentrado… ¡Remojados en sopa, los vegetales y la carne se derriten en tu boca! Este sabor ha superado el de mi mamá, ¿es un sabor de hotel? E-Estoy tan conmovido…”

“¡Muy caliente! Los jugos de la carne se derraman tan pronto como la muerdo… El exterior es crujiente pero el interior es jugoso. ¡La esencia de la carne está sellada por completo en el interior! ¡Este pollo frito es magnífico aun si sólo consideras el exterior!”

Ayaka infló su pecho ante los chicos que seguían elogiando la comida.

“Eso es porque el estofado de carne y patatas fue servido después de que salieran los jugos. ¡El pollo se fritó justo un momento antes de servirlo en el plato! Al agregarle una salsa especial como sustituto del limón, se convirtió en pollo frito estilo chino.”

“¡Wowwwwww, qué sorprendente! ¡Ayaka-chan es grandiosa!”

“¡Estás ocupando el número uno en mi lista de chicas con las que quiero casarme! ¡Cásate conmigo!”

“¡¿…HUH?! ¿Quién demonios va a casarse contigo, bastardo? ¡Voy a masacrarte!”

“Okey, okey.” Ayaka trató de calmar las cosas reteniendo a Kyousuke quien se había levantado y pateó su silla.

“Onii-chan, deberías beber agua, ¿okey? ¡…Oh, Kitou-kun! ¿Te gustaría otra porción? ¡Kousaka-kun, por favor come más!”

““¡Sí~~~~~~~~~~~~~~~!””

Los chicos levantaron sus manos luego de oír a Ayaka.

Sentenciado a “castigo de hambruna”, Kyousuke sólo podía chuparse el dedo mientras los veía comer, sollozando en solitario. Habiendo esperado tanto con ansias por esto antes de la clase, ahora estaba enfrentando la actitud totalmente fría de Ayaka.

“¡¿Wah?! Onii-chan, ¿por qué estás llorando?”

“*Sollozo, sollozo…* Porque, Ayaka… Ayaka… *Sniff*”

Kyousuke no podía evitar llorar.

Ayaka se sorprendió tanto que se levantó de un salto mientras los chicos en la mesa paraban de comer. Todos los estudiantes en la clase enfocaron sus miradas en la dirección de Kyousuke mientras charlaban entre ellos.

“Wow… ¡Miren, miren, ese Kamiya está llorando en serio! Incluso los ojos de un asesino en masa pueden derramar lágrimas…”

“¿Qué, qué, una pelea entre hermanos? ¡Y Kyousuke-kun perdió trágicamente!”

“La miseria de los demás es el mejor plato. ¡Podría comer otro tazón! Qué sabroso arroz, mmm-hmm.”

“Awawa. K-Kyousuke-kun…”

“…Sólo déjenlo ser. Nos vamos a la tienda de snacks.”

Lanzando un vistazo a Kyousuke, Eiri y Maina dejaron el salón de clases.

“Onii-chan…” Ayaka estaba impactada, su voz mostraba piedad.

Pero inmediatamente, sacudió su cabeza y dijo “¡No, no, no!”

“¡No hay comida para Onii-chan! Onii-chan tiene que reflexionar… ¡Ayaka no puede consentir a Onii-chan! ¡Porque el comportamiento de Onii-chan es imperdonable!”

“*Sollozo, sollozo, sollozo, sollozo* Ayaka…”

“¡No, no pongas ojos de chihuahua!”

Ayaka apartó su rostro para evitar los ojos lastimeros de Kyousuke.

Ayaka siguió comiendo, eligiendo determinación firme para transmitir profundamente el mensaje de que ella “no escuchará sin importar lo que Onii-chan diga”. Quizás porque Kyousuke lucía demasiado deprimido, los otros dos chicos del grupo comían ruidosamente sin decir una palabra, haciendo que la atmósfera se volviera pesada. El sabroso gusto de la comida estaba siendo desperdiciado.

–Hasta que un breve momento después.

Entendiendo que sólo estaba metiéndose en el camino, Kyousuke se levantó en silencio, preparándose para comprar comida en la tienda de snacks o en la cafetería para almorzar.

“……Hmm.”

Ayaka reaccionó pero no lo detuvo.

“¡Yahoo, chicos! Vine a jugar. ¿Cocinaron algo delicioso.?”

En ese momento, una amistosa voz llegó desde la puerta.

Una chica con una máscara de gas negra estaba agitando su mano enérgicamente.

× × ×

“Renko…”

“Foosh. ¿Qué pasa, Kyousuke? Luces como si te estuvieras secando. Comiste algo horrible–¡¿Uwahhhhhhhhhhhhhh?!”

Acercándose hasta la mesa del grupo de Kyousuke, Renko instantáneamente tambaleó y exclamó por el asombro:

“¡¿Q-Q-Q-Q-Qué pasa con esta mesa llena de comida lujosa?! Quién rayos–”

“Ayaka lo preparó.”

Ayaka respondió fríamente y sorbió una cucharada de sopa de miso.

“¡¿Qué dijiste?!” Renko quedó más impactada.

“¡¿Tú preparaste toda esta comida que está en la mesa, Ayaka-chan?!”

“Sí. Pero Kitou-kun y Kousaka-kun también ayudaron.”

“Kitou-kun y Kousaka-kun… ¿Qué diablos?”

““¡Somos nosotros, GMK!””

Instantáneamente, los chicos bajaron sus palillos y se levantaron al mismo tiempo.

De pie con sus espaldas derechas, estaban sonrojándose ligeramente.

“Oh.” Renko golpeó su puño contra su otra palma, recordando.

“¿Acaso no ustedes los amables caballeros que ayudaron a encender el fuego durante la cocina al aire libre?”

““¿…Eh? Oh… ¡A-Así es!””

Los chicos estaban llenos de alegría de que GMK–Renko–los recordara. Intercambiando miradas entre ellos, hicieron una reverencia enérgicamente.

“¿…GMK?” Ayaka frunció el ceño.

“Es el nombre que uso para mi MALDITA actuación. GMK es la abreviación de ‘GasMasK’, ¿sabes?”

“Heh~ Entonces sí eres una artista.”

Más precisamente, una artista musical más que una artista cómica pero Renko asintió, sin prestar atención a ese detalle.

“Sí. ¡Si llega la oportunidad, Ayaka-chan, déjame mostrarte mi actuación en vivo! No es una broma, es un show en vivo de verdad… Foosh. Bueno, dejando eso de lado–”

Los oculares destellaron momentáneamente cuando Renko deslizó su mirada sobre la abundante comida sobre la mesa.

“Qué asombroso… ¡Todo luce muy delicioso! Casi pensé que había entrado a un hotel de tres estrellas. Preparar esta clase de comida con esos ingredientes que son como basura orgánica… ¿Eres una genio? ¡Casi parece magia! ¡Tu poder femenino está atravesando la azotea!”

“…Hmm.” Escuchando los inocentes elogios de Renko, Ayaka se congeló.

Su clara expresión se rompió, las esquinas de sus labios se torcieron hacia abajo, frunciéndola, y convirtiéndola en una expresión negativa.

“N-No es gran cosa. Por favor, basta de adulación obvia.”

“¡No es adulación! Si las circunstancias lo permitieran, me encantaría quitarme la máscara para probar tu comida… Pero puedo beber sopa de miso, ¿puedo probar un poco? Con este sorbete, *sorber, sorber*”

“No.”

“¿Por qué, qué tiene de malo~? Sólo con el caldo del estofado de carne y patatas, la salsa del pollo frito, la sopa del huevo frito y nabo alcanza! ¡En serio quiero probar tu comida, Ayaka-chwa~n!”

“Tú… ¡Argh, no puedo soportarlo, por favor no te acerques tanto!”

Ayaka forcejeó y se zafó del abrazo de Renko que vino por detrás, mirando fijo a la máscara de gas.

“Mezquina.” Renjo se quejó con un dedo sobre el ventilador.

“No soy mezquina. Esta comida no fue cocinada para ti.”

“¿En verdad? ¿Entonces para quién?”

“Hmm. B-Bueno…”

Ayaka se quedó en silencio ante la pregunta de Renko. Su mirada deambuló por el aire.

“Kitou-kun y Kousaka-kun–”

“Sí, lo sé. La preparaste para Kyousuke, ¿cierto?”

“¡¿……?!”

El cuerpo de Ayaka se sacudió de pronto.

“Foosh.” Renko sonrió y dijo como si fuera un hecho:

“De lo contrario, no habrías cocinado un festín así, ¿verdad? Aunque ya sé que amas mucho a Kyousuke, luego de ver esta mesa de comida, lo creo aún más. La cantidad es más que obvia, pero claramente pusiste mucho esfuerzo en cada plato. Los sentimientos por la persona por la que dedicaste esta mesa de comida se transmiten claramente.”

“——”

Ayaka se mordió el labio con fuerza en respuesta a lo que Renko señaló.

Pero en ese momento, Renko inclinó su cabeza como si finalmente se hubiera dado cuenta.

“¿…Pero qué es esto? ¡¿Tu precioso hermano no está comiendo?! ¡Qué rudo, Kyousuke! ¡No puedo creer que ni siquiera hayas tocado tus palillos cuando Ayaka-chan preparó este raro festín!”

“No, a decir verdad quiero comer desde hace mucho tiempo, pero… Ayaka no me deja.”

“¡¿¿Q-Q-Q-Q-Q-Qué dijiste?!”

Vociferando con ambos brazos en sus caderas, Renko actuó de manera bastante exagerada.

Miró fijo al rostro agachado de Ayaka.

“¡¿Por qué, Ayaka-chan?! Acaso tú y Kyousuke no–”

“Esto es un castigo con hambre.”

“¿…Hmm?”

“¡Onii-chan hizo enfadar a Ayaka, así que Ayaka le prohíbe comer a Onii-chan! ¡Esto no tiene nada que ver contigo, Máscara, ¿podrías hacerte a un lado?!”

Renko no había logrado comprender la situación. Ayaka le rugió violentamente.

Pero Renko no se intimidó.

“Oh, ya veo. En otras palabras, ¿tuvieron una pelea de hermanos?”

“…Sí. ¡Este es el castigo de Onii-chan, para que aprenda! Para que Onii-chan reflexione apropiadamente, Ayaka necesita ser estricta–”

“Qué desperdicio.”

“¿…Qué?

“Qué desperdicio, Ayaka-chan. Tú eres una brocon y Kyousuke es un siscon. Tú quieres que Kyousuke coma tu comida y Kyousuke quiere comer tu comida. A pesar de los sentimientos mutuos… ¡Estás desaprovechando esta rara oportunidad por algo tan trivial, qué desperdicio!”

“Trivial…”

“Sí, es trivial. Escucha atentamente, Ayaka-chan. La práctica de cocina sólo ocurre una vez cada dos meses. No sé por qué estás enfadada, pero si prohíbes que Kyousuke coma tu comida ahora, Kyousuke no podrá comerla en absoluto… ¡Y eso sería una pena! Será demasiado tarde cuando se reconcilien, ¿sabes?”

“……”

“Más importante, se desperdiciarán los ingredientes. No todos los días puedes volcar tus pensamientos y sentimientos en la comida, si no le permites comer a la persona a la que le dedicaste la comida, eso será totalmente triste. Cuando no se logra transmitir los sentimientos, es algo muy triste…”

Renko dejó caer ligeramente su cabeza, con tristeza.

–Para Renko quien actualmente estaba sufriendo el dolor de un amor no correspondido, ver a Ayaka evitando que los sentimientos que se suponía se transmitieran, lleguen al objetivo debe ser insoportable.

“¿Máscara?” Ayaka miró el extraño momento de melancolía de Renko.

Por un momento, el silencio descendió.

“*……Suspiro*”

Suspirando, Ayaka se levantó de la mesa. Pasando junto a Renko quien alzó la vista con un “¿…Oya?”, caminó hasta el armario de utensilios–

“Okey, Onii-chan.”

Sacó un pato y un set de palillos, ubicándolos en el lugar de Kyousuke.

“¿…Eh?”

Ignorando el asombro de Kyousuke, Ayaka dejó la mesa otra vez.

Pronto, regresó de la mesada, trayendo un razón lleno de arroz y un tazón de madera lleno de sopa de miso y una rica variedad de ingredientes para sopa.

Posando los dos tazones ante Kyousuke, Ayaka se sentó.

“¿Cuánto tiempo más vas a quedarte como un estúpido? Date prisa, siéntate y come.”

“¿…Puedo?”

“¿Por qué más Ayaka lo serviría?”

“¡¿En serio?! Gr-Gracias–”

“Sin embargo.” Ayaka extendió un dedo índice para callar sus labios mientras él estaba agradeciendo.

Ella le lanzó una mirada penetrante y una voz estricta.

“¡Ayaka aún sigue enfadada, pero Ayaka no quiere desperdiciar esta iportunidad para que Onii-chan coma la comida de Ayaka, eso es todo! No te confundas, ¿okey?”

“……Entendido.”

“Sí. Entonces come.”

“¡Gracias por la comida!”

Kyousuke juntó sus palmas y luego tomó los palillos para comenzar a almorzar.

Primero sorbió una cucharada de sopa de miso, permitiendo que el sabor del miso se esparciera espléndidamente dentro de su boca.

Tragándolo, la fragancia del caldo inmediatamente salió por sus fosas nasales.

–Qué nostálgico.

Para Kyousuke, este era el sabor de un día en una vida normal que había perdido.

Un sentimiento cálido distinto del calor de la comida se estaba esparciendo por todo su cuerpo.

Una vez que comenzó a mover sus palillos, Kyousuke no pudo detenerse en absoluto, comiendo su almuerzo en total inmersión.

Estofado de carne y patatas, caballa y miso hervido, pollo frito, huevo frito, espinaca hervida, incluso la textura del arroz se sentía tan nostálgica. Pronto, su tazón de arroz quedó vacío.

Sin esperar a que Kyousuke lo pidiera, Ayaka lo rellenó por él.

“Toma.” Le dio el tazón lleno de arroz a Kyousuke, quien dijo “gracias” con una sonrisa. Renko y los chicos del otro lado también miraban comer a Kyousuke sin decir nada.

“¡Estoy lleno!”

Tomándose unos veinte minutos para eliminar toda la comida, Kyousuke juntó sus palmas y dejó los palillos.

Ayaka sirvió té de cebada en el vaso de Kyousuke mientras él se frotaba el estómago, satisfecho, preguntando:

“¿…Qué tal estuvo?”

“¡Muy delicioso!”

“¿En serio…? Ejeje.”

Escuchando el comentario de Kyousuke, Ayaka reveló una sonrisa.

Con alegría y alivio mesclados en esta expresión, no había indicios de enfado restantes.

Mientras Kyousuke estaba bebiendo el té frío luego de comer, disfrutando de la sensación de éxtasis…

“Oh vaya~ Estoy tan feliz de estar vivo… Casi pensé que moriría con una comida tan deliciosa.”

Kusukusu. Onii-chan está exagerando por nada. Pero Ayaka también se siente encantada.”

“…Foosh.”

Mirando a los hermanos quienes se estaban sonriendo amorosamente, Renko exhaló, satisfecha.

“Gracias, Renko. Fue gracias a tus palabras que Ayaka me permitió comer. Estoy tan agradecido que no sé cómo darte las gracias…”

“Bueno, agradéceme con tu cuerpo.”

“Eh.”

“Foosh. Sólo bromeo. No necesitas agradecerme, Kyousuke. Estabas muy feliz mientras comías. Verte así me satisface. ¡Además, Ayaka-chan también estaba muy feliz! Como observadora, me hizo sentir cálida y conmovida por dentro.”

“Renko…”

““GMK…””

“——”

Ayaka no le respondió a Renko sino que giró hacia un lado.

“Shuko…” Renko suspiró y dijo con arrepentimiento:

“Pero al final no pude probar la comida de Ayaka-chan. En verdad quería probarla pero no puede evitarse. Después de todo, la comida fue preparada para Kyousuke. La próxima vez–”

“¡Hmm!”

“¿…Hmm?”

Ayaka le presentó un vaso de té a la deprimida Renko.

Renko inclinó la cabeza, Ayaka empujó el vaso de té de nuevo.

“¡Hmm!”

“¿…Hmm?”

“¡Basta de ‘¿Hmm?’!”

Ayaka gritó con impaciencia, empujando el vaso de té sobre la mano de Renko, obligándola a sostenerlo. Luego Ayaka sirvió té en el vaso con fastidio.

“¿Eh?” Renko se quedó perpleja.

“¿…Ayaka-chan? Esto, umm–”

“Para ti.”

Terminando de servir el té, Ayaka apartó su rostro decisivamente y dijo bruscamente:

“Ayaka no puede dejarte probar su comida, pero Ayaka deja que pruebes el té que preparó. Incluso con una máscara, puedes beberlo, ¿cierto? Por favor bebe con gratitud.”

“¡A-Ayaka-chan…!”

Conmovida, Renko rápidamente preparó su sorbete y lo conectó con el interior de su máscara, y luego lo metió en el vaso. Comenzó a sorber.

“¡Qué rico! ¡Este té es grandioso! *Sorber, sorber*”

“…Gracias por el elogio. Sólo es té de cebada.”

“¡Otro vaso por favor!”

“No. Sólo uno.”

“Shuko…”

Kusukusu.”

Con el vaso vacío arrebatado, las esperanzas de Renko se arruinaron.

Ayaka se reía mientras rellenaba su propio vaso.

Mirando a Ayaka y Renko interactuar con armonía, Kyousuke sintió que su rostro se relajaba naturalmente. Aunque estaba sucediendo muy lentamente, al menos podía sentir que las dos chicas definitivamente se estaban haciendo más cercanas.

A este ritmo, quizás Ayaka sea capaz de construir relaciones cercanas con los demás.

× × ×

“No.”

Ayaka se rehusó absolutamente, haciendo un puchero.

Durante el descanso luego de lavar los platos, mientras los demás grupo aún no habían terminado, Kyousuke llevó a Maina a ver a Ayaka, esperando reconciliarse, pero Ayaka se rehusó severamente.

“No seas así. Llévense bien como amigas. ¿–Puede ser?”

“No. ¡No, no, no, no, absolutamente no! ¡No significa no, no!”

Ayaka negó intensamente con la cabeza, provocando que Maina lagrimeara.

“*…Suspiro*” Eiri se frotó el centro de su frente mientras que Renko se rascó a cabeza, diciendo “Oh cielos, oh cielos.”

“Por qué me odias tanto…”

“Porque Tai-chan siempre es muy taimada.”

“Taimada… ¿Cómo?”

“…Tu propia existencia.”

Ayaka frunció el ceño ante el afligido Kyousuke.

“En serio, Onii-chan, ¿por qué sigues protegiendo a Tai-chan? ¿Eres un impulsor de Tai-chan?”

“¿…A qué te refieres con impulsor?”

“Básicamente significa gustar. Oye, Onii-chan–”

Ayaka de repente se levantó y se paró en frente de Kyousuke.

Miró a Maina, Eiri y Renko una por una y luego preguntó:

“Entre todas estas personas, Onii-chan, ¿cuál te gusta más?”

“““¡¿……?!”””

Las reacciones estuvieron llenas de drama. Maina saltó, diciendo “¡¿Ehhhhh?!” Eiri se sonrojó, diciendo “Qué…” Renko inclinó su cuerpo hacia delante, diciendo “¡¿CCuál le gusta más?!”

Kyousuke vio esto con la boca abierta, mirando a los ojos de Ayaka.

“Oye, oye, oye. ¿Por qué estás preguntando eso tan de repente?”

Kusukusu. Sólo es curiosidad. Todas tienen curiosidad, ¿cierto?”

Ayaka sonrió y les preguntó a las otras chicas.

“Awawa. Yo… Aunque tengo un poco de curiosidad, también tengo un poco de miedo… Auau.”

“…Como sea. Como ese tipo de cosas importaran. No hay nada de qué tener curiosidad. Es algo demasiado estúpido.”

“¡Curiosa, curiosa, super curiosa! ¡Kyousuke, seguramente soy yo, ¿cierto?!”

La mirada de Maina comenzó a deambular. Eiri jugueteaba con las puntas de su cabello. Renko se inclinó contra él.

Kyousuke comenzó a sudar frío de su frente.

“B-Bueno…”

“Okey, responde honestamente. ¿Quién es? ¿Cuál te gusta más, Onii-chan?”

“Bueno… Bueno…”

“““……”””

Con todas las miradas enfocadas sobre él, Kyousuke tragó saliva.

Cerrando sus ojos para mantener la calma, respiró profundo y dijo:

“¡M-Me gustan todas!”

“““——”””

En el instante en que vociferó tan fuerte como pudo, el tiempo se congeló.

La luz desapareció de los ojos de Maina y Eiri. La máscara de gas también se quedó en silencio.

“¿Huh?” Kyousuke se quedó perplejo y repitió para sí mismo.

“¿Escucharon bien? Dije que me gustan todas…”

“……Tres.”

Renko murmuró en voz baja. Su voz estaba muy amortiguada y era difícil escucharla con claridad.

“¿Huh?”

“¡Tres al mismo tiempo! Todas… ¡¡¡No puedo creer que hayas dicho todas!!! ¡¡¡Idiota!!! ¡¡¡El idiota más idiota de los idiotas, Kyousuke es un completo idiota!!!”

Renko gritó y lo golpeaba azarosamente.

“¿Ehhh?” Kyousuke abrió sus ojos grands para ver la fría mirada de Eiri penetrándolo.

“…Absolutamente el peor. Fui una tonta por tener esperanzas en un pervertido lujurioso como tú.”

“K-Kyousuke-kun… Japón no permite la poligamia, ¿sabes?”

Incluso Maina estaba mirando con ojos de regaño.

“Umm… ¡Esperen, esperen, se confundieron! No me refería a eso cuando dije todas. Se confundieron el significado de ‘gustar’. ¡Para mí, las tres son mis importantes amigas, así que no puedo rankearlas! Es por eso que–”

“¿Entonces qué pasa si incluyes a Ayaka?”

Ayaka, quien había permanecido en silencio, preguntó lentamente.

Alzó la vista y miró el rostro de Kyousuke con una expresión muy seria.

“Tai-chan, Tonta-Bane-san y Máscara, y además Ayaka. De las cuatro, ¿cuál te gusta más, Onii-chan?”

“……Hmm.”

Enfrentado a esta pregunta, Kyousuke no pudo responder.

En su corazón, Ayaka era la persona más importante en el mundo. Esto era incuestionable.

Pero definitivamente no era correcto hablar de “gustarle” Ayaka de la misma manera que Renko y las demás. Renko, Eiri y Maina eran sus importantes amigas. Tanto como fuera posible, Kyousuke no quería lastimar a nadie.

Atascado en cómo debería responder, al final, Kyousuke dijo:

“¡M-Me gustan todas!”

““““——””””

Al instante en que se decidió a responder, el tiempo se congeló otra vez.

La luz desapareció de los ojos de Ayaka mientras que Eiri se palmeó el rostro, diciendo “…Idiota.”

“Oh, no…” Kyousuke rápidamente agregó una explicación.

“¡Me gusta Ayaka, es verdad! ¡Ayaka es a la que más amo en todo el mundo! Pero no quiero comparar mi amor por Ayaka con el amor por otras… Mejor dicho, no quiero que haya ganadoras ni perdedoras. Algo así como una calificación absoluta más que calificación relativa. Algo así–”

“Sí. Ayaka entiende muy claramente, Onii-chan.”

“¡¿Oh, en serio?!”

“Sí. Onii-chan quiere hacer enojar a Ayaka. Ayaka lo entiende muy~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~ claramente Ayaka debería haberlo sabido, era de esperarse. A Onii-chan no se le debería haber permitido comer.”

“¿……Eh?”

Ayaka agachó su cabeza y apretó su puño.

Kyousuke estaba a punto de mirar el rostro de su hermana cuando…

“–Vomítala, ¿okey?”

Mientras Kyousuke se estaba inclinando hacia delante, Ayaka balanceó su puño.

Un golpe completamente despiadado.

“¡¿Guhu?!” Golpeado a una distancia extremadamente corta por un ataque repentino y poderoso, Kyousuke colapsó sobre el suelo.

“¡¿Kyousuke-kun?!” “¡Kyousuke!” “¡¿Ayaka-chan?!”

Maina y las demás gritaron. Kyousuke sintió una intensa necesidad de vomitar, surgiendo de su estómago. Doblado por el dolor, Kyousuke escuchó una voz extremadamente fría viniendo desde arriba.

“Vomítala, Onii-chan. Ya que no reflexionaste para nada, quieres que Ayaka la confisque totalmente… la comida de Ayaka que Onii-chan comió, ¿cierto?”

“¿Aya… ka…?”

Una voz y expresión que Kyousuke nunca había experimentado antes. Lo más aterrante de todo, el shock de Ayaka atacándolo por primera vez estaba golpeando a Kyousuke cien veces más fuerte que la fuerza de su puño.

¿–Por qué? ¿Por qué?

Los oscuros ojos de Ayaka estaban mirando a Kyousuke quien estaba alzando la vista hacia ella mientras olvidaba incluso su dolor.

“Ayaka claramente ama a Onii-chan más que a nadie, ¿entonces por qué Onii-chan no le dice a Ayaka que ama a Ayaka más que a nadie? En el corazón de Onii-chan, ¿Ayaka es tan insignificante?”

“……”

“Oye, ¿por qué no respondes, por qué no respondes, por qué no respondes? No responder… significa eso, ¿cierto? Si te refieres a eso, sí… Vomítala. Vomítala para Ayaka. Después reflexiona cuidadosamente–”

“¡Basta!”

Ayaka levantó su pie derecho, preparándose para patear el estómago de Kyousuke.

Renko se deslizó entre ambos y apartó a Ayaka.

Los ojos completamente inmóviles de Ayaka divisaron la máscara de gas.

“¿…Qué estás haciendo?”

“No es a mí a quien deberías preguntarle eso. ¿Te das cuenta de lo que tú misma estás haciendo? Mira a Kyousuke, no se encuentra en un estado en que sea capaz de responder.”

“——”

Como instada por una voz que estaba casi en silencio, Ayaka miró a Kyousuke.

Sudando abundantemente de su frente, Kyousuke estaba sujetando su estómago, completamente aturdido.

Viendo a Kyousuke así, los ojos de Ayaka…

“……Oh.”

Recuperó su racionalidad.

“¡Onii-chan!”

Rápidamente se arrodilló para preguntar si Kyousuke se encontraba bien.

Esos ojos secos estaban humedecidos con lágrimas conforme deambulaban velozmente.

“A-Ahhhhhhhhh… L-Lo siento… ¡Lo siento! ¡L-Lo siento mucho! A Ayaka se le subió la sangre a la cabeza, por eso Ayaka accidentalmente… ¡Lo siento! ¡Lo siento mucho, mucho! *Sollozo, sollozo…* ¿Te duele? Debe doler… Ah… Q-Q-Q-Q-Q-Qué hago… Ayaka no puede creer que le haya hecho esto a Onii-chan… Lo siento… ¡Lo siento, Onii-chan! Ah, oh no… Lo siento, lo siento… Lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo sien–”

“Ayaka.”
Kyousuke gentilmente posó su mano sobre la cabeza de Ayaka mientras ella se disculpaba sin parar.

Conforme Ayaka de pronto alzó la vista, forzó una sonrisa.

“Está bien. No necesitas, disculparte…”

“Onii-chan…”

Mirando su rostro cubierto de lágrimas, acarició dulcemente su cabello.

“…No es nada, físico. Sólo es un golpe en el estómago, no es nada realmente, así que no te preocupes tanto.”

“Onii-chan, umm… ¿E-Estás… enfadado?”

“No estoy enfadado. ¿Cómo podría estarlo? Mejor dicho, yo debería ser el que se disculpe… Es mi culpa por hacerte enfadar a ti. Tu hermano es muy inútil, lo siento mucho por eso…”

“¡¿…?!”

La expresión facial de Ayaka instantáneamente se desmoronó. Como tratando de ocultarla, Kyousuke la tomó y la refugió en su pecho.

Una voz húmeda susurró en voz baja “…No es tu culpa.”

Viendo a Kyousuke acariciando dulcemente la espalda de Ayaka, Renko dijo “shuko…”, aliviada.

Eiri y Maina también se relajaron conforme el incidente parecía haber llegado a su fin.

 

–A la mañana siguiente…

Ayaka deseó aún más que antes que Kyousuke la mime.

 

Traductor al Inglés: Anónimo (Baka-Tsuki)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin corrección.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: