Después de Clases – Conclusión

Página Anterior     *     Página Siguiente

“¡¿Eeeeeeeeeeeeh?! ¿Kyousuke-kun en realidad no ha matado a nadie? ¡¿En serio?!”

Al siguiente día, después de claases, en la enfermería donde no había nadie más, Maina de repente gritó.

“Oye… ¡Eso fue demasiado fuerte! ¡Controla tu volumen, el volumen!”

“¡¿Qué tal si alguien te escucha?! Y encima lo repetiste a propósito–¡Ouch!”

Luego de Kyousuke, Eiri también gritó. Sosteniéndose sus costillas, gimió dolorosamente.

Sentándose en la cama, Eiri estaba vestida con un jogging a rayas.

Normalmente atado en una cola de caballo, ahora llevaba su cabello rojo vino suelto, resultando en un pelo largo y ondulado. Usualmente en calma y serena, su rostro estaba frunciendo el ceño por el dolor.

“¡¿Eiri-chan?! ¡¿Estás bien?!”

“¡¿Eee?! Oh, no es nada, estoy bien. En serio estoy bien… S-Sólo cálmate, ¿okey?”

Tan pronto como Maina se inclinó hacia delante, Eiri se tensó del miedo.

En este momento estaba cubierta de heridas.

Tenía gasa y curitas en el rostro y otras partes del cuerpo envueltas en vendajes. Lucía muy doloroso.

La culpable que le provocó estas heridas graves estaba haciendo reverencias, disculpándose.

“Auu… ¡Perdón! Estaba haciendo mi mejor esfuerzo para conseguir ayuda tan pronto como fuera posible… Auau. Y al final, umm… Hubo muchos errores… Esto, eso…”

“… No pasa nada. No necesitas preocuparte. Más allá algunas costillas fracturadas por Renko, no es gran cosa, ¿cierto? Aunque Maina me hizo caer muchas veces, posiblemente empeorando mis heridas. O más bien, ya se han empeorado… ¡D-De todas formas! No me molesta, no te preocupes. Sin embargo, umm… Hasta que me recupere, por favor no te me acerques mucho, ¿okey?”

“…… Perdón. Entiendo.”

Al escuchar la sutil descripción de Eiri, Maina dejó caer sus hombros, abatida.

Esto era demasiado sorprendente. Como la chica torpe definitiva, Maina había provocado accidentes en el camino cuando llevaba a Eiri a la enfermería. Gracias a eso, Eiri sufrió incontables dificultades, multiplicando sus heridas.

Kyousuke también se sentía lleno de disculpas al confiarle a Eiri a Maina.

“… *Suspiro*” Al ver a Maina y Kyousuke sujetarse la cabeza reflexionando, Eiri suspiró.

“… Además, mi caso en realidad no importa demasiado. Ahora hablemos sobre el asunto de Kyousuke.”

“No, no es como si no importara… Bueno, tienes razón. Volvamos al tema.”

Ante la actitud quisquillosa pero amable de Eiri, Kyousuke sonrió y se aclaró la garganta.

Calmándose, dijo:

“… En otras palabras, el Asesino en Masa de Doce es un falso cargo. El verdadero yo sólo es una persona ordinaria. Sólo es alguien ligeramente más fuerte peleando–”

“Okey, okey, aguarda un momento. Ese ‘ligeramente’ no es nada ligero.”

“¡Es verdad, es verdad! Kyousuke-kun no es una persona común… ¡Es una persona ordinaria muy fuerte! ¡Alguien que trasciende a la gente común, como dice la canción, people equal shit!” (1)

Confrontado con dos chicas que lo refutaron sin titubear, Kyousuke sacudió la cabeza sin poder contenerse y apretó el puño.

Arraigado con firmeza en las profundidades de su mente estaba la condición para graduarse que Kurumiya le había ofrecido.

“No soy fuerte en absoluto… Quizás sea más fuerte que la gente promedio, pero ser fuerte no es suficiente para sobrevivir estos tres años. Además, ya he experimentado desafíos de vida o muerte muchas veces aquí. Sin embargo…”

Kyousuke dejó de hablar y miró al rostro a Maina y a Eiri.

Ellas eran las extrañas camaradas que había conocido en la Escuela Purgatorium de Rehabilitación, aquellas en quien podía confiar.

“Si ustedes pueden ayudarme, creo que lograré sobrevivir. Por supuesto que también les prestaré mi fuerza a las dos, las protegeré aun si el cielo se desploma. Así que por favor… ¡Por favor bríndenme su ayuda!”

Diciendo eso, Kyousuke hizo una reverencia hacia las dos chicas.

Habiendo recibido un montón de ayuda de su parte estos días, ahora iba a confiar en su ayuda otra vez.

“… ¿Huh?” Con los labios fruncidos, mientras Kyousuke agachaba la cabeza, mirando al suelo, Eiri respondió sorprendida.

“Qué estúpido, Kyousuke… ¿Es hora de estar hablando de esto? ¿Acaso no es obvio?”

“¡Así es, así es! ¡A Kyousuke-kun le apestan mucho los pies! Nosotras somos las que hemos recibido el cuidado de Kyousuke-kun… ¡Mejor dicho, quiero convertirme en la fuerza de Kyousuke-kun! Aunque soy muy inútil.”

A continuación de lo que Eiri dijo, Maina también mostró consideración por Kyousuke.

Aunque más que pies apestosos (足臭い), debería haber sido reservado (水臭い), pero eso no importaba ahora.

Conmovido por el cálido afecto de ambas chicas, Kyousuke se limpió las esquinas de los ojos con el dedo y alzó la vista.

“Ooh… Gracias. Ambas son muy buena gente–Esto, ¿hmm?”

Instantáneamente, entró en el campo de visión de Kyousuke una máscara de gas negra que lo estaba mirando fijo desde la puerta entreabierta.

Siguiendo la vista de Kyousuke, Eiri y Maina también miraron allí. La máscara de gas se escondió de inmediato.

““ ¿……?”” Las dos chicas estaban perplejas.

Kyousuke sonrió con ironía y exclamó.

“Oye, Renko, ¿qué estás haciendo actuando tan pícara? Entra.”

Pero Renko no emergió.

Debe estar avergonzada por lo que pasó no hace mucho.

“*Sollozo* P-Pero… Me vas a regañar. Y después de que me regañes, me vas a violar…”

“¡Un momento! ¿Por quién me tomas? ¡No voy a violarte así que sal ahora mismo!”

“¿Pero no estás enojado? ¿Entonces vas a odiarme? Ya has visto mi verdadero rostro… Cómo podrías no odiarme… *Sollozo*”

Su voz sonaba como si se estuviera moviendo en círculos sobre el piso.

Mientras Kyousuke se encontraba en un dilema, el chasqueo de lengua de Eiri se escuchó.

Poniendo sus manos sobre el vendaje especial para el pecho que le mantenía las costillas y que aplanaban aún más su busto, Eiri miró intensamente a la puerta.

En ese incidente, Renko le había provocado la mayoría de las heridas a Eiri.

Contusión, hemorragia interna y otras heridas externas. Las costillas rotas se habían clavado en los pulmones. La recuperación llevaría un mes más o menos.

Por otro lado, Kyousuke, quien se supone debía estar hecho un desastre, sólo sufrió moretones menores y recibió el feroz regaño de Eiri con su “… ¿De verdad eres humano?” y otros regaños más–Eso aparte.

No era difícil imaginar lo que Eiri podría sentir hacia Renko después de todo esto.

Estaba exudando una increíble aura de fastidio.

“Andando a hurtadillas… qué molesta. Si piensas que estuviste mal entonces ven aquí y discúlpate directamente. Esta actitud tuya me está fastidiando.”

La aguda lengua de Eiri hizo que la máscara de gas emergiera a medias por la puerta entreabierta.

“… No pienso que estuve mal, así que disculparme nunca se me ocurrió. Porque, esa es la verdadera yo. Si les digo ‘lo siento’ en este momento, eso sería negar mi propia existencia… Sin embargo, no aceptarán esto, ¿verdad? ¿Van a odiarme? No quiero que me odien… Aunque sé que me odiarán, no quiero enfrentar esta dura realidad. Así que…”

“¿Es por eso que andas a hurtadillas, escondiéndote? Acabo de decirlo. Esta actitud tuya me está fastidiando. Si no quieres disculparte, no te disculpes. Sólo dilo abiertamente. ¿Sabes que te odiaremos…? Eso no es algo que tú decidas.”

Ante Eiri murmurando enfáticamente y apartando el rostro a un lado, Renko empezó a vacilar.

Entonces Maina quien también había mantenido la cabeza gacha, alzó la vista con determinación.

“Pero… ¡Ya escuché a Kyousuke-kun! Después de sacarse la máscara, Renko-chan se convierte en, umm… alguien incapaz de vivir sin matar gente. Se siente muy similar a mi torpeza. No sé si sea correcto decir que es inevitable o que no te queda otra opción… Renko-chan, tú entendiste mi torpeza y me aceptaste; ¿verdad? ¡Así que, no te odiaré por algo como esto, Renko-chan!”

“… Maina.” La honesta declaración de Maina hizo que Renko diera más la cara.

Pero al ver a Renko poco dispuesta a continuar a estas alturas, Kyousuke se rascó la nuca.

“Además, no hay problema ahora que estás usando tu máscara, ¿cierto? Aunque es muy difícil acercarse a ti cuando no la tienes puesta… Eso sólo se debe al peligro y no tiene nada que ver con odiarte. ¿Has visto a los leones? Por más que no los odie, me atacarán si me acerco… Es muy similar, ¿cierto? No estoy enojado por lo que pasó antes, así que ven y entra. –Vamos.”

Al ver a Kyousuke llamándola con un gesto, Renko asomó con nervios su torso por la puerta.

“Oooooh… P-Pero…”

“Nada de ‘peros’. Entender la manera de ser de Maina nos permite lidiar con las cosas de alguna forma–¿No dijiste algo como eso tú misma la primera vez que experimentaste la torpeza de Maina? Nosotros también entendemos que así es como eres, así que de aplica el mismo principio. Eiri, Maina y yo, los tres… No te odiamos. Estuvimos esperando todo el día de ayer a que vinieras, Renko, ¿sabías?”

Instantáneamente, Renko dejó de moverse.

En silencio, miró a Kyousuke, Maina y Eiri, por turnos.

Eiri se encogió de hombros, Maina sonrió radiante mientras que Kyousuke sonrió con ironía.

–Entonces.

“¡Uwahhhhhhhhhhhhhhhhhh! ¡Chicoooooooooooooooooos!”

Renko abrió la puerta violentamente y entró a la sala.

“Gracias… ¡Gracias chicos! Ooh… *Sniff…* Shuko.”

En orden, abrazó con fuerza a Eiri, a Maina y a Kyousuke.

“¡Ouch! Idiota… ¡Duele!” Lágrimas aparecieron en los ojos de Eiri mientras exclamaba y se quitó de encima a Renko, diciendo “… M-Muérete de una vez” y se cubrió el pecho.

“Uwah… Renko-chan, n-no llores… *Sollozo… Sniff*” Diciendo eso, Maina empezó a llorar a torrentes, abrazando a Renko con fuerza.

“… Digo, esta chica casi me mata el otro día.” Finalmente fue Kyousuke el que habló mientras le acariciaba la espalda a Renko conforme ella lo abrazaba.

Curiosamente, no se sentía enfadado. Quizás un poquito pero más que eso, su reacción fue sorpresa… Exasperación con ella.

La alegría provocada por su personalidad pura e inocente disipó su enojo en un instante.

Además, que una gran chica como ella (super hermosa luego de quitarse esa máscara de gas) albergue tanto afecto por él, quizás era una de las razones por la que era imposible odiarla.

“… Kyousuke. Espérame. Definitivamente haré que te enamores de mí, ¿okey?”

–De pronto, Renko le dijo dulcemente en el oído.

La repentina y directa declaración hizo que el corazón de Kyousuke saltara con fuerza.

Pero lo que dijo después hizo que su corazón casi se detuviera.

“Una vez que te enamores de mí, voy a matarte, ¿okey? Foosh. Por supuesto, no tengo impulso para matar en este momento, pero… Aun así, sigo siendo Creada Para Matar. Te dejaré hecho un desastre y entonces te mataré. No te preocupes, Kyousuke. No dejaré que nadie más te mate. Definitivamente te protegeré y evitaré que los demás te maten… La que te matará seré yo. –Tu corazón es mío.”

“…………”

El rostro sonrojado de Kyousuke de inmediato se puso morado mientras el temblor de su corazón se convertía en una clase distinta de palpitación.

–En otras palabras, umm… ¿Esta es la situación?

Renko dijo que iba a protegerlo, para que ella misma pudiera matarlo.

El instante en que Kyousuke se enamore de Renko, Renko lo mataría. En otras palabras…

“Usaré todos los medios que sean necesarios para que te enamores de mí, ¿okey, Kyousuke? Foosh.”

Riendo seductoramente, Renko presionó con fuerza su busto contra él.

Kyousuke sintió una premonición extremadamente peligrosa pero inofensiva, a qué se refería con todos los medios que sean necesarios, no puede ser…

“Aun cuando signifique hacer esto y aquello o incluso esa~ clase de cosa… Obtendré a Kyousuke. Así que, ¿debería quitarme la máscara? Después de todo, no puedo matarte. ¡Deja que yo, la yo desnuda, la yo con mi verdadera cara y piel expuestas, juegue contigo de la manera que quieras!”

“¿Qué… dijiste?”

“Foosh…” Al escuchar los susurros de la demonio, Kyousuke tragó saliva.

Si ella de verdad le hacía eso, bien podría terminar enamorándose de ella, cautivado en serio.

Aun sabiendo que nació para matar, desprovista de instinto asesino, su personalidad era grandiosa y su verdadero rostro era el de una chica super super preciosa.

Para Kyousuke quien estaba en tiempos de la pubertad, enamorarse de ella era inevitable sin importar cuánto se opusiera su racionalidad.

“… Okey, okey. Detente. Tu nariz está tocando su cara. Suelta a Kyousuke.”

Eiri intervino contundentemente, separando a Kyousuke y Renko.

“Oooooh…” Renko emitió sonidos de displacer y le contestó a Eiri.

“¿Qué, Eiri? ¿Kyousuke también te llamó la atención? ¡Entonces somos rivales!”

“… ¿Huh? Por supuesto que no. No estoy interesada en Kyousuke, completamente desinteresa, super desinteresada.”

“¿Eh? ¡Ya veo! ¿Entonces podrías no entrometerte? Oh bueno, aunque fuéramos a competir, el resultado es obvio. La diferencia en figura es demasiado grande, foosh.”

“¡¿Huh?! ¡¿Qué fue eso, estás buscando pelea?! Además, no es como si me molestara que estés actuando íntima con él en frente de mí, es sólo un engendro, así que–¡Ouch!”

“Awawawawa… ¡U-Ustedes dos! ¡Por favor cálmense! C-Cálmense… Por favor cálmense… Auau. Kyousuke-kyun es un fuen fartido despés de todo…”

Mientras volaban chispas intensas entre Renko y Eiri, Maina siguió mordiéndose la lengua.

Originalmente viendo esta escena con miedo, Kyousuke lentamente empezó a reírse de corazón.

Kurumiya había dicho que estos tres años son un largo tiempo.

En la Escuela Purgatorium de Rehabilitación–una inusual escuela que reunían a asesinos convictos…

Si Kyousuke estuviera completamente solo, ni hablar tres años, probablemente no tendría la confianza para sobrevivir ni siquiera un año.

Rodeado de psicóticos anormales, seguramente sería imposible mantener la consciencia de sí mismo en esta clase de ambiente.

Pero ahora…

(Si puedo permanecer junto a estas chicas, quizás tres años puede que transcurran en un parpadeo.)

–Así.

Kyousuke creyó con certeza.




NOTAS DEL TRADUCTOR:

(1) People Equal Shit (Personas = Mierda) es una canción de la banda Slipknot.

Traductor al Inglés: Anónimo (Foro Baka-Tsuki)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin corrección.

Página Anterior     *     Página Siguiente

Anuncios

Un pensamiento en “Después de Clases – Conclusión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: