Capítulo 5.4

Página Anterior     *     Página Siguiente

Después de dejar la escuela, tomamos el metro, hicimos trasbordo sobre la marcha, y finalmente llegamos a Harajuku.

Era mi primera vez en Harajuku. Parece que Koigasaki venía aquí a nenudo con sus amigas después de clases.

“Haah, mi sueño era venir aquí con mi nov… con Suzuki-kun en una cita con nuestros uniformes, entonces por qué estoy aquí en Harajuku a solas contigo después de clases…”

“¡¿No fuiste tú la que lo sugirió?!”

Casi estallo sin pensar luego de escuchar la obstinada proclamación de Koigasaki.

Normalmente, en la mayoría de los casos un personaje femenino de un manga o novela ligera que pronuncia frases como esa es una Tsundere (7) que está escondiendo su vergüenza con una frase Tsun, pero, cuando consideré eso, me sentía vacío sabiendo que lo que Koigasaki dijo era cien por ciento sin dudas sus verdaderos sentimientos.

“De acuerdo, vamos a empezar ahora ~”

Dijo Koigasaki cuando salimos de la estación de Harajuku.

“Aunque digas que es una cita simulada, no sabré qué hacer de inmediato.”

Me quedé perplejo cuando me dijo que empezaríamos tan de repente.

“¡¿No te dije que pensaras en mí como Hasegawa-san?! La cita ya ha comenzado. ¡Si dices otra cosa estúpida como esa voy a empezar a restarte puntos!”

Aterrorizante. Entonces no puedo bajar la guardia y hablar en vano.

“Imagina que estás en una cita con Hasegawa-san, sólo llévame adonde querrías llevarla a ella.”

“Que sólo te lleve…”

Estoy perdido. Esta es mi primera vez en Harajuku, ¿y quieres que te lleve a algún lugar en un distrito que ni siquiera conozco?

“¡5 puntos menos!”

“¡¿Huuh?!”

Declaré objetando ante esa repentina reducción irrazonable.

No han pasado ni siquiera tres minutos desde que empezó.

“Como esta es mi primera cita, debería ser natural que el chico planee todas las actividades, ¿cierto? Si los dos están desconcertados, la chica se sentirá afligida, ¿verdad?”

“… Ya veo.”

Aunque era molesto, lo que Koigasaki dijo era extrañamente convincente. Para no olvidar lo que Koigasaki diga hasta que la cita termine, decidí tomar nota usando la función memo de mi celular. Como sus palabras representaban la perspectiva de una chica moderna, podía tomarla como referencia a pesar de que hacía hervir mi sangre.

Pensando en eso, inicié la función memo de mi celular y comencé a tomar nota…

“5 puntos menos.”

“¡¿Huuh?! ¡¿Por qué?! ¡¿Por qué?!”

Empecé a resistirme, pensando que era totalmente irrazonable de parte de ella.

“Odio a los chicos que juegan con sus celulares en una cita. Y para colmo, es apenas la primera cita y todavía no son novios.”

“Ah, es verdad…”

Una vez más, acepté su explicación.

Ya sea la función memo o la función mensajes, desde el punto de vista de la otra parte, no cambiaba el hecho de que estaba jugando con mi teléfono.

Luego de explicarle a Koigasaki que estaba tomando nota de sus consejos (en realidad sus quejas), me dijo que me lo permitirá la próxima vez si primero anuncio que voy a tomar notas. ¿Por qué me tengo que degradar al punto de necesitar su permiso para hacer hasta eso? No lo entiendo.

Luego de que me restara varios puntos cuando la cita apenas comenzaba y no habíamos hecho nada todavía, me preparé y continué con la cita simulada.

En todo caso, decidí ingresa a la Calle Takeshita, que estaba en frente de mí. Aunque era un día de semana, había muchos jóvenes. Los jóvenes iban y venían frente a mí en su estilo distinguido y personalizado, a la moda, llamando mi atención.

“15 puntos menos.”

Mantuve mi boca cerrada mientras caminábamos a lo largo de la Calle Takeshita en caso de que me restara puntos por decir algo incorrecto, pero Koigasaki una vez más declaró que me restaba puntos. Y lo peor es que fueron 15 puntos.

“¡¿Qué sucede?! ¡¿No hice nada, cierto?!”

“Primero, caminas con la espalda encorvada. A la mayoría de las chicas no les gustan los chicos encorvados.”

Me quedé sin palabras. Ciertamente, sé que me encorvo. La mayoría de los Otakus se encorvan (contando aquellos a mi alrededor).

“Aun así, ¿no fueron demasiados puntos?”

“Además, caminas demasiado rápido. Como estás en una cita, deberías emparejar tu velocidad con la de la chica. Y también, ¿por qué te quedas callado mientras caminas? Deberías esforzarte por tener una conversación agradable con la chica. En total, 15 puntos menos.”

“Kuh…”

Aunque tengo algunas objeciones que podría expresar contra esa irrazonable valoración, no estaba totalmente equivocada, así que no dije nada. Apenas los primeros diez minutos, y mi puntaje… era setenta y cinco…

Siguiendo sus instrucciones de iniciar una conversación agradable, por ahora, le pregunté monótonamente,

“Bueno, entonces… ¿hay algún lugar al que te gustaría ir?”

Era algo irrazonable pedirme que vea y trate a Koigasaki como si fuera Hasegawa, así que no pude evitar usar a propósito una voz monótona. Si va a restarme puntos por eso, definitivamente expresaré una objeción, pero ella lo dejó de lado.

“¡Quiero ir a Liz!”

“¿Liz? ¿Qué es eso?”

“¿Ni siquiera sabes sobre Liz Liza ~?! 5 puntos menos.”

“¡Oye! ¡Esa sólo fue tu opinión personal, ok!”

“No, los chicos que no tienen idea de cómo vestirse en realidad tienden a usarla.”

Por la explicación de Koigasaki, 『Liz』es la abreviatura de 『Liz Lisa』 parece que era una marca de ropa que a Koigasaki le gustaba. Y de alguna manera, parecía haber una tienda de descuento por la Calle Takeshita.

Entramos a la tienda Liz Liza que se encontraba en el medio de la Calle Takeshita.

Vestidos de chica rosa, blancos y de otros colores suaves con volantes, que parecían gustarle a Koigasaki colgaban en los alrededores.

Las asistentes y clientes eran por supuesto todas chicas, haciendo que yo, el único chico, me sienta bastante incómodo.

“Lo siento, esperaré afuera…”

“5 menos.”

“¡Estaba bromeando ~! ¡Vayamos a ver la ropa juntos!”

Apenas por nada logré seguir sin la resta.

“¡Ah ~ salió una nueva línea ~! ¡Muy linda ~!”

Al ingresar a la tienda, Koigasaki entró a su propio mundo mientras empezaba a mirar la ropa.

La tienda que quería visitar probablemente era esta, supuse.

Al ver la clientela, la mayoría de ellas parece que eran chicas de preparatoria como se esperaba; había Gyarus simplonas y glamorosas. Algunas incluso usaban faldas extremadamente cortas.

“10 puntos menos.”

“¡¿Por qué?!”

Koigasaki, que debería estar absorta en la ropa, me estaba viendo con una mirada disgustada en su rostro.

“Eres un chico despreciable por mirar a otras chicas en lugar de expresar tu interés en las compras de tu novia durante una cita. Además, deberías ayudarme a llevar mis cosas mientras estamos de compras. Qué desconsiderado de tu parte.”

“¿Otras chicas? ¡Sólo estaba observando la cantidad de clientes!”

“Mentiroso. Sé que tus ojos estaban rastreando alguna chica soltera.”

Koigasaki dijo mientras dirigía sus ojos a la chica con la falda corta, a la que yo había estado viendo. Ella era muy sagaz cuando se trataba de estas cosas…

“¡Señorita ~! ¿Le gustaría probarse este?”

Mientras Koigasaki volvía a mirar la ropa, una asistente Gyaru le habló. Era una asistente de la tienda apasionada por su trabajo, aunque había sido de mucha ayuda desde el momento en que Koigasaki empezó a ver la ropa.

Mientras miraba perdidamente, Koigasaki fue a probarse dos vestidos de una pieza.

Luego de un rato, habiendo terminado de cambiarse, Koigasaki emergió del vestidor.

“¡Señorita, le queda muy bien ~!”

Cuando vi a Koigasaki quien había abierto la cortina, me quedé sin palabras.

Koigasaki, que llevaba puesto un vestido rosado de una pieza con volantes, estaba tan linda como una muñeca, lo que para nada era una exageración.

Este vestido está hecho especialmente para Koigasaki, me pregunté… en verdad 『le quedaba』 en ese sentido. Sentí lástima por la asistente de la tienda junto a ella, quien estaba usando ropas de la misma marca.

Aunque no quería admitirlo, me tomó completamente por sorpresa.

“5 puntos menos.”

Cuando escuché esa desagradable proclamación, volví en mí.

“¿Por qué te quedas en silencio en frente de una chica que se está probando ropa? ¡Ya sea que le quede bien o mal, es básica cortesía decirle algún cumplido!”

“¡Qué! Ah, erm, es sólo que… te queda tan bien que me sorprendió y me quedé sin palabras…”

“Otros 5 puntos menos. No necesitas ir tan lejos como para darme cumplidos falsos. Debes haber inventado eso porque te resté puntos, ¿verdad?”

“No es eso…”

Aunque le dije un cumplido honestamente, lo tomó como falsa adulación. Bueno, mientras era molesto que me restara puntos, era mejor que mejor que dejar que se precipite.

Después de eso, Koigasaki se probó el otro vestido, y aunque la asistente le estaba diciendo cumplidos con entusiasmo, ella se fue de la tienda sin comprar nada.

Koigasaki por su cuenta y cortésmente se sacó de encima a la asistente de la tienda quien la estaba adulando desesperadamente, pero como no la ayudé con eso, me restó puntos otra vez.

Luego de salir de la tienda, empezamos a caminar por la Calle Takeshita otra vez.

“Oye, hemos estado caminando por la Calle Takeshita al azar por un buen rato. ¿Tienes algún destino en mente?”

“¿Eh, no hay manera de que tenga uno, verdad?”

“5 puntos menos.”

“¡Oye, ¿ni siquiera puedo hacer una pregunta teledirigida?!”

“¡Ah, quiero una crepe!”

Koigasaki corrió hacia una tienda de crepes en la calle. Yo también estaba hambriento, así que terminamos comiendo crepes.

“10 puntos menos.”

Koigasaki, que había comprado su crepe, volteó hacia mí y dijo sin darle importancia.

“¡¿Por qué?!”

“¿Por qué dejaste que la chica pagué?”

Mis ojos se convirtieron en puntos cuando escuché esas palabras.

“¡¿Eeh?! ¡¿Ah, se supone que tengo que invitarte?! ¿Por qué debería invitarle a alguien como tú…?”

“No dije explícitamente que tienes que invitarme. Pero durante una cita, tienes que demostrar que estás dispuesto a pagarle. Puede que la chica rechace tu oferta, pero al menos tienes que decir algo como, ‘Déjame pagar esto’.”

Ciertamente, escuché en algún lugar que el chico debería pagar por la chica en una cita. Un hombre necesita dinero, huh… Si se acercara una cita, hasta el día de la propia cita, tendría que trabajar a medio tiempo…

A continuación, me restó puntos por cosas como 『no te enchastres mientras comes una crepe』,『no le preguntaste a la chica si le gustaría un bocado de tu crepe』(dejando de lado lo primero, no podía estar de acuerdo con lo segundo).

Después de terminar nuestras crepes, seguimos caminando por la Calle Takeshita. Cuando miré la hora en la pantalla de mi celular, eran pasadas las cinco. Todavía quedaba una hora más o menos hasta que el juego termine.

“5 puntos menos.”

“¡¿Por qué?!”

“Diste la impresión de que te estabas preguntando qué más hacer cuando miraste la hora. Y tu rostro dijo, meh, todavía queda tiempo. Si haces eso en una cita de verdad, pensaría que no la pasaste bien conmigo.”

Ciertamente, puede que tuviera esa clase de expresión recién, pero fue porque esto no era una cita de verdad sino una juego aterrorizante… Sin embargo, no tenía ganas de protestar, así que lo dejé a un lado.

“Ah, ya que estamos aquí en Harajuku, ¿por qué no aprovechas esta oportunidad para comprar la ropa que usarás en el karaoke? Caminar contigo ha sido muy vergonzoso. Me gustaría que compraras ropa y te la pusieras. Si es posible.”

Aun cuando seguía recibiendo el daño inflingido por las crueles palabras de Koigasaki, estuve de acuerdo en que era una buena idea comprar ropa para prepararme para el karaoke. Después de todo, no tenía nada presentable que usar para salir con chicas.

“Tienes razón. ¡Compremos algo aquí entonces!”

De inmediato quise dirigirme una tienda de ropa para hombres cercana. En el frente del edificio se mostraban camisetas por 2000 yenes, lo que significaba que tenían cosas dentro de mis recursos financieros.

“¡¿Eeh, aquí?! No, esta tienda es un poco… Está bien si un sólo artículo de tu atuendo proviene de esta tienda, pero sería demasiado si compras todo en esta tienda únicamente…”

“¿En serio…? Aunque digas eso, no tengo idea de dónde puedo comprar ropas apropiadas. ¿Qué clase de tienda es buena?”

“Uhmm, ¿no sería seguro ir a Arrows? Si mal no recuerdo, la tienda principal está en Harajuku…”

Koigasaki sacó su celular de su bolsillo para buscar. Encontró el mapa de la tienda llamada『Arrows』 con su smartphone, empezó a caminar mientras miraba el mapa, y la seguí sin decir una palabra. Luego de caminar derecho durante diez minutos, al fin llegamos a nuestro destino.

“¿United, Arrows…?”

“Es un poco caro, pero creo que sería una apuesta más segura.”

Leí el Romaji del nombre de la marca, pero puede que lo haya leído mal. Parecía una tienda de marca para varones.

Entré a la tienda tímidamente. Los asistentes de la tienda y los clientes estaban vestidos a la moda, y me sentí un poco avergonzado.

“Ah, algo así estará bien.”

Koigasaki fijó sus ojos en las ropas que tenía un maniquí. No lo entendía mucho, pero esa ropa ciertamente lucía más o menos a la moda. Tomé casualmente la etiqueta con el precio. Me quedé estupefacto.

“¿Diez, mil…?”

“Bueno, debería costar más o menos eso.”

Si una camiseta sola me cuesta diez mil yenes, entonces si compro todo lo que necesite de esta tienda, ¿no me costaría fácilmente unos cincuenta mil yenes?

“¡Ah, la ropa de aquí también es muy linda ~!”

Koigasaki exploraba los alrededores contenta. Parecía que una persona a la moda podía divertirse con sólo ver la ropa incluso si ella no era la que la iba a usar. Mientras pretendía mirar la selección de prendas, a decir verdad, comprar ropa en esta tienda quedó completamente eliminado de mis opciones. ¿En dónde conseguiría el dinero?

Luego de un rato, Koigasaki puso una mirada exasperada y me preguntó,

“¿No vas a comprar nada?”

“Compraré otro día.”

Respondí y los dos dejamos la tienda.

“Oye, ¿qué haremos ahora?”

“Hm, ¿por qué no vamos a descansar en algún lado?”

Después de caminar un rato, nuestras piernas se cansaron. Fuimos a un café cercano.

“Fuh, estoy exhausto ~”

Luego de sentarme en una silla, dije eso de manera natural.

Era parcialmente porque estaba cansado por toda la caminata, pero más que nada sólo estaba mentalmente cansado por prestar atención para evitar que me resten puntos.

“5 puntos menos.”

Esto llegó justo cuando estaba pensando en eso.

“¡Suenas como un viejo! No puedes decir que estás cansado en el medio de una cita.”

Ya me había acostumbrado a que me resten puntos. Cuántos puntos me quedan, me preguntaba. Como Koigasaki llevaba cuenta de los puntos con la función memo de su celular, podría averiguarlo si le preguntara, pero tenía mucho miedo de escuchar la respuesta.

“Disculpe.”

Luego de echar un vistazo al menú, llamé al mesero.

“¡5 puntos menos! ¡Aún no he decidido lo que quiero, ¿por qué ya estás llamando al mesero?!”

Koigasaki echaba humo mientras veía el menú.

“Aah, lo siento.”

Como la otra persona era Koigasaki, simplemente no podía ser considerado con ella.

Más tarde, mientras comíamos, cosas como comer de mala manera, emanar un aura indigente, o hacer ruido mientras bebía mi jugo me restó puntos.

“Así y todo, ¿cómo sabes tanto si nunca saliste con un chico?”

“No es nada. En la escuela, mientras conversaba con mis amigas, escuché sus opiniones. Cosas como ‘este chico no es bueno’, ‘eso no me gusto de aquel chico que conocí el otro día’, y etcétera.”

¿Las chicas de preparatoria de estos días conversan sobre cosas así en la escuela? Suena aterrorizante.

“Ya veo.”

Me había olvidado por completo de nuestra cita simulada y estaba charlando con Koigasaki, pero, cuando miré la hora, ya eran las 6:05 PM.

“¡Ah! ¡Ya es hora! ¡Muy bien!”

Si mal no recuerdo, habíamos acordado que si tenía 50 puntos o más al final de la cita, ella haría que lo que sea que yo dijera.

Naturalmente, no había estado llevando la cuenta de mis puntos restantes, y ni siquiera podía adivinar.

“¿A qué te refieres con ‘muy bien’? Tus puntos ya habían llegado a cero.”

“Eeeeeeeehhhhh.”

Grité ante la impactante verdad.

“¡¿En serio perdí tantos puntos?!”

“¿No crees en mis palabras? Mira.”

Koigasaki tendió su celular, y vi en la pantalla de su memo la detallada resta de puntos.

Ante el aviso de Koigasaki, calculé los puntos restados. Mis 100 puntos se reducían gradualmente… era lamentable, pero apenas luego de entrar a este café, mis puntos habían llegado a cero.

“Maldición…”

“Entonces, como acordamos, escucharás lo que sea que diga ~”

Siguiendo a Koigasaki, que sonreía de oreja a oreja, dejamos el café. Volvimos a la Calle Takeshita y nos dirigimos en la dirección de la tienda Liz Liza.

“No me digas que…”

“Vas a comprarme un vestido de una pieza de Liz para mí.”

“¡¿Qué…?! Por cierto, ¿cuánto cuesta?”

“¿Unos diez mil yenes?”

Una correntada de aire escapó de mí ante el precio excesivamente alto. Para que ese sea el castigo de un juego para un estudiante de preparatoria, esto era un precio demasiado alto sin importar cómo lo mires. ¿Acaso esta chica conoce el significado de ‘ser reservado’?

Mientras Koigasaki trataba de decidir entre los dos vestidos que se había probado más temprano, miré dentro de mi billetera con un sentimiento de desánimo. Entonces, me di cuenta de algo bastante tarde.

“Sólo me quedan 2327 yenes…”

“¡¿Huuh?! ¿Sólo estás inventando una excusa al azar para evitar comprar el vestido…?”

Indignada, Koigasaki echó un vistazo en mi billetera y supo que estaba diciendo la verdad.

Para ser honesto, en el banco, aún tenía varios miles guardados del dinero de regalo de Año Nuevo que recibí, pero decidí no contar nada al respecto incluso si me amenazaba.

“Pensar que eres tan pobre…”

“Eh, erh, ¿no es normal esto para un típico estudiante de preparatoria de primer año?”

Nunca trabajé a medio tiempo, y como mi dinero de bolsillo sumaba sólo cinco mil yenes al mes, luego de gastarlo en juegos, manga, o saliendo a divertirme, prácticamente no me quedaba nada. Cómo hacen las Riajuus para estar a la moda, me preguntaba. Cuesta mucho dinero estar a la moda. ¿Trabajar a medio tiempo es la única manera?

“Olvídalo. Haré que Papá me compre el vestido la próxima vez. Aah, pero Mamá se enojará se entera… tengo que asegurarse de que no lo descubra…”

Koigasaki murmuró algo.

“Eh, que lo olvide, dices… ¡¿entonces está bien aunque no lo compre?!”

“No es una cuestión de si está bien o no. Ni siquiera puedes darte el lujo, ¿cierto?”

Koigasaki estaba disgustada conmigo, y devolvió el vestido que estaba sosteniendo a su lugar original.

“Aah jeez, esto es muy deprimente. En verdad eres increíble.”

“Aah… lo siento…”

Aunque las demandas de Koigasaki eran irrazonables, una promesa es una promesa, así que me disculpé por no poder cumplirla.

“No creas que podrás zafarte de esa manera. Me debes una. Me aseguraré de que me devuelvas el favor la próxima vez. De una manera u otra.”

El humor de Koigasaki se amargó después de esto, y sacó su celular para hacer algo.

Antes, me estuvo machacando sobre no usar mi celular durante una cita para que la otra parte no se disgustara, y ahora ella lo está haciendo. Aah jeez, la personalidad de esta chica es muy mala. Aun si su lindura es inigualable, definitivamente nunca querría salir con esta chica. Este pensamiento llegó a mí una vez más, y procedí encender mi celular y empecé a revisar la cartelera de anuncios que frecuentaba.

Caminando por la Calle Takeshita hacia la estación, e incluso en el tren, los dos seguimos usando nuestros celulares sin decir una palabra, pero una cuestión surgió en mi mente y le pregunté a Koigasaki.

“¿A dónde vas a hacer trasbordo?”

“Akihabara.”

“¿Eh, dónde queda tu casa?”

Lo que salió de la boca de Koigasaki fue la estación de nuestra escuela.

“¡¿En serio?! ¡¿No queda demasiado cerca de la escuela?!”

¿Eso significa que va a la escuela caminando todos los días?

No había nada más envidiable que el hecho de que ella no experimentaba la necesidad de apresurarse a la escuela cada mañana.

“Ah, es justo para ti, ¿no? Sería problemático si abordas un tren completamente lleno, ¿no?”

“Más bien… nos mudamos a un lugar cerca de la escuela. Así podría asistir a esa escuela.”

“… ¿Eh?”

Por un instante, no entendí lo que Koigasaki estaba diciendo.

“Cuando se decidió que vendría a esta escuela, se suponía originalmente que viajaría a la escuela en tren desde mi anterior casa, pero mi Papá estaba muy preocupado por eso. Iba a la escuela secundaria a pie, así que no había manera de que pudiera subir a un tren repleto, dijo mi Papá. Por eso, la conclusión fue que teníamos que mudarnos a un lugar con una distancia a pie de la escuela otra vez.”

“¡¿Qué…?!”

¿Su padre no está siendo demasiado sobre protector?

Mejor dicho, darse el lujo de mudarse así nada más por una razón mínima, ¿no me digas que la familia de Koigasaki es rica?

Aunque ella tiene la apariencia de una Gyaru, ¿en realidad es la niña de un hombre rico?

“Ah, lo que me recuerda.”

Como si hubiera recordado algo, Koigasaki habló abruptamente.

“Como no eres para nada bueno por dentro ni por fuera, lo que realmente apesta, por favor al menos haz algo sobre tu apariencia antes de salir con el resto. Sólo caminar junto a ti me avergüenza.”

“C-Cállate…”

Habiendo perdido la voluntad, sólo pude responder con eso.

“Con el poco dinero que tienes, ve a comprar una cera para el cabello y un par de tijeras para recortar las cejas. Las farmacias venden ambas. Y también, asegúrate de invitar a Suzuki-kun mañana.”

Mientras hablábamos sobre esas cosas, llegué a mi estación y me bajé.

Tomé obedientemente los consejos de Koigasaki, fui a la farmacia local de camino a casa y compré cera para el cabello y tijeras para recortar las cejas.




NOTAS DEL TRADUCTOR:

(7) Tsundere: es un personaje arquetipo que describe a una persona cuyo comportamiento es frío y hostil hacia otra persona, pero que después de un tiempo muestra su lado cálido y amigable. La palabra es una derivación de los términos tsun tsun (ツンツン?), que significa apartarse con disgusto, y dere dere (デレデレ?) que significa volverse cariñoso.

Página Anterior     *     Página Siguiente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: