Día 0 – Secret Track

Página Anterior     *     Página Siguiente

Dos meses antes, de regreso a principios de Mayo…

Ese día, Kamiya Ayaka estaba con un ánimo excelente.

 

Con una radiante luz solar de primavera esparcida por el suelo y una cálida brisa soplando, los pájaros estaban cantando bajo la sombra de los árboles, como ofreciendo sus bendiciones a Ayaka mientras se iba de la casa.

“Quiero verte, quiero verte, quiero verte, quiero verte de inmediato~♪”

Cantando una canción que rivalizaba con canciones pop, saltando ligeramente por el camino.

Había pasado una buena cantidad de tiempo desde la última vez que fue a la escuela, por este camino. Vestida con un uniforme de escuela secundaria, sintiéndose ligeramente avergonzada, Ayaka se reía entre dientes. –Feliz, muy feliz.

En este momento, Ayaka estaba de excelente humor, ignorando a todos los transeúntes en el camino.

“Si en verdad quieres ver a alguien, todo lo que necesitas hacer es ir a ellos… Ayaka es muy tonta.”

Burlándose de sus propias letras, se rió entre dientes con frialdad. En serio, este mundo estaba lleno de tontos.

PsyCome_V2_318 (converted)

Pero precisamente debido a eso, lo contrario también era verdad–Las cosas magníficas y refinadas eran preciosas e irremplazables.

–No quiero perderte. Pensando eso, Ayaka seguía su camino.

Diciendo “quiero verte” repetidas veces, más que simplemente esperar, ella iba a “verlo” por su propia voluntad, caminando con sus propios pies. Dirigiéndose hacia ese mundo, al lado de la persona que más amaba…

“Quiero verte de inmediato. Quiero verte, quiero verte, quiero verte~♪”

Cambiando la letra al azar, pasó por la calle comercial desde la estación de tren, entrando a un camino lateral desde la avenida, atravesando callejones y barrios residenciales–Llegando finalmente a su destino.

La Escuela Privada Para Chicas Seirei.

Atravesando las desiertas puertas de la escuela, caminó hasta la desierta entrada del edificio escolar.

Aunque pasó por las canchas de tenis sobre la marcha, donde estudiantes vestidas con ropa de gimnasia estaban teniendo clase, esas estudiantes no estaban en la clase de Ayaka. Mirándolas de reojo, Ayaka siguió su camino.

Quitándose sus mocasines en la entrada del edificio escolar, se puso los zapatos para interiores.

“¡¿……?!”

Contuvo el aliento. Los zapatos de interiores de Ayaka–No estaban.

Una intensa ola de náuseas surgió. Su corazón se aceleró. Una palabra odiada destelló en su mente.

–Aun así, inmediatamente entendió que esto no era nada de que preocuparse. Al abrir el locker de zapatos, encontró los zapatos de otra persona dentro.

(Oh, cierto… Luego de avanzar al siguiente año, el salón cambió.)

Aceptando ese hecho, a Ayaka le surgió una nueva pregunta.

¿En cuál salón del segundo año estaba ella ahora? No sabía a qué salón de clases ir.

Habiendo dejado de ir a la escuela durante el segundo semestre escolar en el primer año, Ayaka no había revisado los anuncios de los salones asignados.

Pero no era necesario que fuera hasta la oficina…

“–Oh bueno, como sea. Sí. Mientras haya más de doce personas, cualquier clase servirá.”

Ayaka asintió, caminando por el pasillo sin usar zapatos. En su mano llevaba una caja rectangular–Una caja negra usada para guardar instrumentos musicales.

Ayaka contenta llevaba la robusta caja que no encajaba con su pequeño cuerpo en absoluto, caminando hacia delante en un camino sin retorno y sin mirar hacia atrás.

“¡…Okey, está decidido! Que empiece esta clase.”

Subiendo las escaleras, girando en una esquina del pasillo, Ayaka silbaba mientras entraba al baño más cercano.

La hora actual era 11_09 cuando el tercer período estaba en progreso. De todas maneras, nadie debería venir.

Aun así, Ayala entró a uno de los cubículos y lo cerró con traba.

“Okey… ¡Empecemos a preparar las cosas!”

Posando la caja sobre el retrete, la abrió.

Sacando los componentes que estaban almacenados dentro de manera ordenada, tarareaba una canción mientras los ensamblaba.

En el corazón de Ayaka, no sería exagerado llamarlo a él su “todo”. Seis meses habían pasado desde que se lo llevaron despiadadamente, sin advertencia, de repente…

Por alguna razón, no pudo contactarse con sus padres que estaban en el extranjero por un viaje de negocios. Durante este tiempo sin su familia, Ayaka se encerró en la habitación de él, llorando sola, buscando incansablemente.

Buscando simplemente alguna manera de verlo otra vez, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando, buscando incansablemente–

Entonces, cierto día, hace unas dos semanas, la ayuda finalmente llegó, extendiéndole su mano.

Ayaka tomó esa mano sin titubear.

Con una determinación firme en su corazón, ahora se encontraba allí.

“Sí, genial… ¡Todo preparado!”

Ayaka asintió y confirmó la hora otra vez. No habían pasado más de cinco minutos desde que entró al baño.

Sonriendo con satisfacción, Ayaka dejó la caja vacía y salió del cubículo.

Al salir del baño, confirmó la situación en el pasillo, ni un alma a la vista.

Ayaka salió caminando, abriéndose paso hasta el salón de clases más cercano.

“Tanto quiero verte, tanto quiero verte, tanto quiero verte, tanto quiero verte, tanto quiero verte, tanto quiero verte, tanto quiero verte, tanto quiero verte, tanto quiero verte, aunque signifique ir hasta los extremos del infierno, tengo que verte~♪”

Con pasos rápidos y animados, cantando una canción en un susurro, caminaba–

“……”

Se detuvo bajo el letrero que decía “Año 2 Clase 1”.

Ayaka reafirmó la canción de determinación que sonaba en su corazón.

“Hoo… Haa…” Poniendo su mano en la puerta, respiró profundamente.

Una sola oportunidad. Fracasar no era una opción. Aun así, Ayaka quería verlo, quería verlo sin importar qué. Quería verlo. Por ese propósito, haría lo que sea.

–Sin importar lo que cueste, se hará.

Por eso, Ayaka reprimió sus preocupaciones y volcó sus pensamientos en sus acciones.

“En este momento, Ayaka te seguirá… Onii-chan.”

Mientras hacía ese juramentos, violentamente abrió la puerta con toda su fuerza.

El poderoso sonido de la puerta hizo que todo el salón se quedara en silencio.

“Kamiya… ¿-san? Tú, por qué–”

Una profesora con un rostro común y llegando a unos cuarenta años de edad: Takanashi-sensei quien enseñaba japonés moderno, la profesora que había cuidado de Ayaka durante el Año 1 de la secundaria. También había muchos rostros familiares entre las estudiantes.

Todas las presentes mostraban una mirada de desconcierto, viendo a Ayaka, viendo el objeto en las manos de Ayaka. ¿Qué rayos era eso? Quizás ninguna de ellas podía entenderlo en una instante.

–Una escopeta semiautomática calibre 12 de 9 tiros. (1)

Aunque ellas lo entendieran, probablemente era imposible que lo aceptaran.

Mientras la mente de todas se quedaba congelada, Ayaka ya casi había logrado su “obra maestra”.

Sonriendo con un brillo incomparable, apuntó a su objetivo más cercano–una chica de lentes con marcos negros, mirando a Ayaka mientras sostenía un lápiz sobre un cuaderno abierto–apuntándole el cañón a ella.

“…Lo siento. Ayaka tiene que ver a Onii-chan sin importar qué. Es por eso que Ayaja tiene que hacer lo mismo que Onii-chan. Por el bien de Ayaka… Por favor muere.”

Sin titubeos, jaló el gatillo.

 

NOTAS DEL TRADUCTOR:

(1) 9 tiros: probablemente sea una referencia al Browning Auto-5 modificado que fue usado en la masacre de Tsuyama en 1938.

 

Traductor al Inglés: ServingCatsandDogs (Baka-Tsuki)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin corrección.

Página Anterior     *     Página Siguiente

Anuncios

2 pensamientos en “Día 0 – Secret Track

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: