Prólogo 1 – Sobre el Infierno y el Purgatorio

Página Siguiente

No necesito amigos.

No necesito relaciones amistosas.

Pero aun así, estoy encerrado en una sala.

“Te amo, te amo, te amo ~ ♪”

Mi compañera de clases, Kiryuu Kiri, cantaba una popular canción apasionadamente.

Cuánta actuación le estaba poniendo.

La falda de su uniforme de marinera revoloteaba, y bailaba.

Frente a mí, Endoy Yousuke eligía su canción seriamente, y Yuuyami Himi aplaudía al compás del ritmo, contenta.

Estábamos en un karaoke.

Siempre pensé en los karaokes como lugares donde los idiotas pacíficos y despreocupados cantaban canciones estúpidas de manera estúpida; pero en ese momento, ahí estaba yo, llevado allí a la fuerza en contra de mi voluntad —

“¡Oye! Shinnosuke-kun, ¿estás emocionado?”

Con un micrófono en la mano, Kiri me guiñó el ojo.

Himi y Yousuke gritaron.

““¡¡Yay!!””

No tenía ni idea de qué significaba ese ‘yay’. Para empezar, nunca en toda mi vida pronuncié esa exclamación estúpida, ¿’yay’? No, nunca. Absolutamente nunca. En primer lugar, no tenía idea de qué clase de entusiasmo una persona debía tener para pronunciarla.

Aparté mis ojos entreabiertos, exasperado.

Tras lo cual, inmediatamente a mi derecha; un tipo de la misma clase que yo — Hishiro Shiro, quien había estado comiendo una pila de papas fritas — sonrió y dijo,

“Oye Shinnosuke. Deberías intentar divertirte más.”

“Es que no me estoy divirtiendo.”

“Aunque digas eso, en realidad lo estás disfrutando…”

“No lo estoy disfrutando. Más bien, es horrible.”

“No seas tímido. Ya que tienes una personalidad muy horrible y parece que no tienes amigos, deberías saber esto, pero…”

“Todavía no tengo amigos.”

“Nos tienes a nosotros, ¿cierto?”

“Tu chiste no es gracioso.”

“Fuimos nosotros, tus buenos amigos, los primeros en apresurarnos y salvarte cuando estuviste en un aprieto antes…”

“Huh… qué, tratas de hacerme sentir en deuda con ustedes… ¿no te da vergüenza decir eso?”

“No, el que está avergonzado eres tú, ¿verdad? En una sala de karaoke, el que está tratando de avergonzar a los demás, por el contrario, es el que está avergonzado.”

“Shiro, no hay problema en sentirse avergonzado.”

“Qué vergüenza ~”

“…”

“Qué vergüenza ~”

Esa vez, Yousuke quien estaba a mi derecha dijo al unísono con Shiro. Los dos se estaban divirtiendo como niñitos, y mientras les dedicaba una severa mirada… “Los mataré,” pensé para mí mismo. “Los mataré la próxima vez que entremos a un laberinto.”

Pero era imposible en ese momento, así que con una mirada de disgusto,

“Jeez… ¿no es esto abuso?”

Conforme dije eso, la chica hermosa de pechos grandes de preparatoria quien había estado cantando y bailando, Kiryuu Kiri, llegó al hook de su canción y mientras entraba al descanso, se acercó a mí y dijo,

“¡Vamos Shinnosuke-kun! ¡Cantemos juntos!”

“De ninguna manera.”

Expresé mi resolución.

Sin embargo, la cruel enemiga que no conoce la piedad siguió su ataque.

Shiro dijo,

“De acuerdo, ahora es tu turno. Como tu buen amigo, ya elegí una canción que deberías poder cantar.”

“¡¿Huuh?!”

Qué idiota, me dio el micrófono. Traté de devolverle el micrófono, pero con mi pierna derecha lastimada durante el último asalto al laberinto no podía usar mi fuerza de verdad. Me obligaron a quedarme con el micrófono.

“¡E-Esto es una broma, ¿cierto?! Oye, Gunjou, tú también deberías decirles algo a estos tontos.”

En busca de ayuda, dirigí mis ojos a la única chica en esta sala de karaoke que debería sentir vergüenza de cantar.

Al lado mío, a mi izquierda, Mizuiro Gunjou.

Ella debería sentirse igual que yo.

La razón: Es una maga de elite quien ha asaltado de manera exitosa varios Laberintos Eternos y que ya tiene más de 20 patrocinadores empresariales.

Y en este mundo, alguien que quiere obtener tanta fuerza no debería tener ni siquiera un segundo que perder en relaciones amistosas.

Porque en este mundo loco y corrompido que no puede ser salvado, obtener fuerza abrumadora requiere que pagues un precio increíblemente grande y que hagas inmensos sacrificios.

“…”

Es por eso que Gunjou debería sentir la misma exasperación que yo. Mi camarada en la exasperación. Por supuesto no creo en cosas como los camaradas o los amigos, pero en ese momento miré a Gunjou en busca de ayuda como una camarada exasperada.

La miré, pensando: Tú también deberías decir algo.

Sin embargo, sus tenaces ojos almendrados, estaban mirando intensamente en la dirección de Kiri quien bailaba, con envidia y tentación.

“¡¿Qué, tú también quieres cantar?!”

“¿Ehh?”

Gunjou me miró sorprendida. Es fácil ver que sus mejillas estaban sonrojadas.

“¡No hay manera de que eso pase, ¿verdad?! Erhm… ¡No intenté salir con estos mocosos, para que lo sepas! Erhm… pero si tanto quieren que yo cante, entonces no tengo más opción que cantar… pero-pero, si no me dicen de verdad que quieren que cante, definitivamente no cantaré. ¡¿Entendido?!”

Habiendo escuchado eso, con una gentil sonrisa, Himi le dio el control remoto de selección de canciones y dijo,

“Erhm, Gunjou-san, de verdad de verdad quiero escuchar tu voz al cantar, mucho en serio.”

Gunjou de inmediato tomó el control remoto.

“…No tengo opción, huh~… Es porque quieres escucharme tanto que voy a elegir una canción, ¿entendido? ¡En realidad no quiero cantar, para que lo sepan!”

“……”

¿Qué demonios pasa con ella?

Ya no sentía la necesidad de seguir escuchando sus palabras. Maldita traidora. Basura. Enemiga. Lo sabía, los “camaradas” son una ilusión. Las relaciones amistosas no tienen sentido. Aunque fuera por un instante, fui un tonto por creer que había alguien como yo.

La canción de Kiri terminó.

“¡Aah, qué bien se siente! ¡Oh! ¡¿Shinnosuke-kun tiene el micrófono?! Shinnosuke-kun, ¿tú vas a cantar ahora? ¡¿Qué canción vas a cantar?!”

“¿Eh? N-No, esto no es…”

Hablando por encima de mis protestas, Shiro dijo,

“¡Bien, estaba esperando esto!”

“Los mataré…”

Pero,

““¡Yaay!””

Exclamaron Yousuke y Himi.

Como pensé, ¿qué clase de emoción tiene que sentir uno cuando dice ‘yay’?

Palmas sonaban.

Gunjou me miraba feliz, con ojos que parecían estar esperando algo.

La música empezó.

Era Enka. Ciertamente, era una canción famosa usualmente escuchada al final del año, y una que incluso yo podía cantar.

“Erhm… Para que quede claro, no voy a cantar, ¿saben?”

Pero todos permanecieron en silencio y me miraban con ojos llenos de anticipación.

“No estoy bromeando… En serio no voy a cantar, ¿saben?”

Todos simplemente sonreían y me miraban. Me estaban viendo con rostros que decían, Si en verdad no cantas, te verás muy aburrido.

“……”

Por alguna razón, mi corazón empezó a latir con furia. Todo mi cuerpo se llenó de nervios que eran incluso peores que los que siento cada vez que estoy a punto de entrar a un laberinto, un lugar donde puedo morir en un instante si cometo un error en mi juicio.

En la pantalla de TV donde se mostraba la letra, apareció la cantidad de tiempo restante hasta que la intro terminé — 6 segundos.

Sólo restaban 6 segundos.

Si esto fuera un laberinto, ya no sería posible completarlo. Quedaría muy poco tiempo. Habría necesidad de activar la magia Escape y largarse.

Sin embargo, no hay escapatoria. Con mi pierna lastimada, no podía salir de esta sala de karaoke.

Esto debe ser una broma, ¿cierto? ¿Significa que en verdad tengo que cantar?

Mi cuerpo se tensó.

¿Cómo fue que las cosas terminaron así? ¿Por qué tengo que pasar por esto? Aunque no se trate de un laberinto, se siente como el infierno.

Agarré el micrófono en mi mano derecha con fuerza. Podía sentir mi palma cubierta de sudor.
3 segundos restantes.
Empezó.

La canción empezó.

Contra la pared,

“¡Aaah, jeez, maldición! ¡¿Sólo tengo que cantar, no?! ¡Sólo una canción!”

““““¡Yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaayyyy!””””

Excepto por Gunjou, el resto coreó ‘yay’ con un increíble disfrute.

En medio del pico de tensión, no tenía más opción, en verdad no tenía más opción que canta la Enka —

“Aquí está su té Oolong.”

Una camarera entró. La camarera me miró, sonrió y asintió con una sonrisa, poniendo una cara que sin dudas debe estar pensando, “Pareces estar divirtiéndote. Eso es grandioso, muy grandioso.”

“Ah…”

Pensé.

“¡¿Aaah?!”

Pensé.

Pero no podía dejar de cantar a esas alturas. Aunque es vergonzoso y desconcertante, si fuera a detenerme, creo que mi vergüenza sería incluso más obvia.

Así que continué cantando.

Aunque me dieron el té Oolong, no pude dejar de cantar.

Si canto, es como el infierno.

Si no canto, es como el purgatorio.

La camarera se fue.

Canté tristemente la Enka.

Quizás porque se dieron cuenta de eso, Shiro y Yousuke parecía aguantarse la risa.

“Lindo”, pude escuchar decir a Kiri suavemente.

Definitivamente los mataré luego.

No hay duda de ello.

O… ¿Podría alguien matarme por favor?

“……”

Dejando eso de lado, esta es una historia sobre canciones.

Una historia sobre el uso de Headphone FuzzActivador Intra-Cerebral Mágico , llenando nuestra materia neural con canciones malditas, arriesgando nuestras vidas con desesperación, gritando magia.

Y luego matando chicas.

Matando chicas que contrajeron una enfermedad.

Y sobre este mundo donde matamos chicas —

“Shinnosuke, tu canto de Enka es muy bueno. ¿Por qué no agregas otra canción? Qué tal Tsugari Kaikyou… (1)

“¡Oye, deja de bromear!”

“¿Eh? ¿Prefieres J-Pop?”

“¡No!”

“Cómo debería decirte esto, cuando entró la camarera, te entusiasmaste mucho…”

“¡Uwaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!”

Grité durante mi Enka.

 

NOTAS DEL TRADUCTOR:

(1) Tsugaru Kaikyo Fuyugeshiki es el título de 15vo single y de la conocida canción de la cantante Ishikawa Sayuri. Aquí en un video.

 

Traductor al Inglés: Larethian (Baka-Tsuki)
Traductor al Español: nahucirujano
Corrección: Sin corrección.

Página Siguiente

0 pensamientos en “Prólogo 1 – Sobre el Infierno y el Purgatorio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: