Capítulo 5.3

Página Anterior     *     Página Siguiente

95to piso.

Finalmente lo alcanzamos, y estamos frente al ascensor.
“Jadeo, jadeo, jadeo, jadeo, jadeo, jadeo.”

Ya perdí la voz.

Ni siquiera puedo suspirar.

Suelto mis hombros, respirando.

Detrás de mí, hay un ascensor normal como aquellos que encontrarías en las mega tiendas, pero está cerrado y no se mueve.

Himi está tratando de abrir la cerradura con su magia.

Estamos protegiendo a Himi aquí, matando tiburones y aves migratorias sin parar.

Ya conocemos sus puntos débiles.

Ya conocemos sus patrones de movimiento.

Por lo que es fácil lidiar con ellos.

Es fácil pero —

“¿…Cuánto más tenemos que matar?”

Me quejo.

Ya hemos estado luchando aquí por casi unos 30 minutos. Shiro y Yousuke en un equipo, y Kiri y yo en otro, por turnos para mantenerlos a raya.

En este momento, con Yousuke en la defensa, Shiro está matando a los monstruos.

Mientras trato de recuperar el aliento, los miro. Con el fin de calmar mis latidos. Con el fin de que mi cuerpo descanse. Y con el fin de llenar mi cerebro con magia otra vez, haah, haah, haah, jadeo.

A mi lado, Kiri dice.

“¿Estás bien? Shinnosuke-kun.”

“……”

“Shinnosuke-kun, tu magia pone una gran carga en tu cuerpo y si continúas usándola…”

“Cállate. Deberías descansar mientras puedas. Cambiaremos con ellos en un minuto.

Ante mis ojos, Shiro avienta su lanza.

“¡Perfóralos, Thousand Deities Flash Of Light switch!”

El taladro se traga a los tiburones.

Matando a varios de ellos.

Pero los restantes asaltan a Shiro. En un intento por protegerlo, Yousuke levanta ambas manos,

“¡Bamboo Grove switch!” (6)

Varios pilares verdes aparecen frente a sus manos. Los tiburones chocan contra ellos, y se infectan con un veneno verde y pegajoso. El veneno los frena, pero no puede matarlos. Mientras va retrocediendo, Shiro sacude ambas manos. Los tiburones chocan con los pilares verdes uno tras otro.

“Guh.”

Chocan con ellos.

“Uwu…”

Chocan con ellos.

“¡Maldición, Shiro!”

Shiro entonces vocifera.

“Está bien. Agáchate Yousuke. ¡Penitence Severance switch!”

Su cuchillo aparece y él lo levanta.

Pero, zeeh, zeeh, Shiro jadea, y su mentón empieza a subir y bajar.

Esto no es bueno.

Ya no puede resistir más.

“……Fuh, haah… de acuerdo, es nuestro turno. Kiri.”

“Uhn.”

“Una vez que Shiro retroceda, cambiaremos y saltaremos hacia delante.”

“Uhn.”

“Seguiremos el mismo plan que antes.”

“Entendido. Oye, Shinnosuke-kun.”

“……”

“¿Te diste cuenta? El tiempo ya se está…”

Miro a Kiri.

Por supuesto que me doy cuenta.

Al momento en que nos infiltramos en el laberinto, el tiempo límite hasta que Gunjou se convierta en un laberinto eterno era de 68 minutos.

Y nos tomó unos 6 minutos repeler el ataque de los primeros tiburones.

Nos tomó 10 minutos llegar al piso 95.

Y encima de eso, hemos estado luchando aquí por 30 minutos.

En otras palabras, eso hace un total de 46 minutos.

El tiempo restante mostrado es de apenas 22 minutos.

Pero ahora mismo, seguimos en el piso 95.

De acuerdo a la información, Gunjou está en el piso 75.

Aun si el ascensor fuera a llevarnos directamente al 75to piso, y los abordáramos ahora mismo, sólo nos quedarían 15 minutos para lucha con Gunjou.

Para enfrentar una chica enferma por un laberinto rank 42, es muy poco tiempo. Y aunque no fuera así, sigue siendo demasiado complicado.. Comparados con el número de enemigos, tenemos muy pocos miembros.

Aunque sepamos como matar a los tiburones, nos agotaremos si seguimos luchando. Y mientras nuestra fatiga se va acumulando, las chances de cometer errores se incrementarán. En un laberinto donde morirás en un instante si cometes un error, no podemos darnos el lujo de cansarnos.

Si este fuera un laberinto eterno, primero podríamos usar magia de apoyo para encontrar un área segura, y descansar allí por una noche si nos cansamos.

Pero este no es un laberinto eterno.

Es un laberinto de tiempo limitado.

Por eso no podemos descansar.

Ya que somos pocos en números, tampoco podemos conservar nuestra energía.

Desde el comienzo hasta ahora, todos hemos estado dando todo, escuchando nuestra magia sin parar.

Kiri dice.

“…Creo, que es mejor que Esc…”

Pero entonces, Himi grita detrás de nosotros.

“¡Está abierto! ¡Chicos, por favor vengan aquí!”

Giro hacia ella. Puedo ver la puerta del ascensor abierta. Puedo ver un cuerno saliendo de ese ascensor.

El cuerno de un tiburón.

“¡Acceleration switch!”

Uso mi magia. Acelerando mi cuerpo, sujeto el brazo de Himi. Y la arrojo hacia atrás.

“Kya.”

Himi es aventada. El cuerno que estaba dirigiéndose hacia Himi amenaza con apuñalarme el hombro. Pero es lento. Un cuerno tan lento que no será capaz de tocar a mi yo acelerado —

“……”

Eso fue lo que pensé.

Porque mis movimientos son más lentos que antes. Más lentos que el momento en que entré al laberinto. La punta del cuerpo penetra mi hombro izquierdo. Ensartándose.

“Gah, maldición.”

Kiri blande su espada hacia ese cuerno. Deteniendo la fuerza del cuerno. Gracias a eso, logro escapar de la muerte.

Al mismo tiempo, apuñalo el estómago del tiburón con mi espada.

El tiburón desaparece.

“¡Shinnosuke-kun!”

Kiri mira mi hombro con preocupación. La sangre empieza a emanar de mi hombro. No es una herida letal. Pero si pierdo sangre, mi resistencia se reducirá más.

“Oye, déjame ver…”

Pero justo cuando quiere tocar mi hombro,

“No lo toques. Estoy bien.”

Le digo a ella.

Pero Kiri,

“Esto no es bueno… ¿es necesario…?”

Sus palabras se detienen allí.

Sé qué es lo que quiere decir. ¿Es necesario ir tan lejos, al punto de recibir tal herida, para salvar a Gunjou? ¿Es necesario pasar por tantos peligros para avanzar en este laberinto?

Sobre eso.

“……”

Yo tampoco lo entiendo. ¿Qué rayos estoy haciendo? ¿Qué estoy haciendo en este momento?

Mirando mi propia herida, lo encuentro interesante y me río con suficiencia sin pensarlo. Ni siquiera yo mismo sé por qué estoy luchando tan desesperadamente.

¿Por qué estos sujetos están poniendo sus vidas en tanto peligro? La verdad no lo entiendo.

Jeez, ¿qué demonios es esto?

¿Es este un mundo repleto de chicos buenos?

Kiri mira intensamente mi hombro, con ansiedad, con tristeza.

“……”

En ese momento, Shiro y el resto corren hacia nosotros.

“¡¿Estás herido?!”

Está preocupado.

Himi mira mi herida, y usa su magia.

Band-aid switch.” (7)

Mientras dice eso, presiona miherida. El nombre suena tonto, pero probablemente es una magia curativa. Una magia que detiene el sangrado. Mi dolor rápidamente disminuye.

Himi dice con un rostro lloroso.

“L-Lo siento… bajé la guardia. Yo… siempre te causo problemas…”

Pero la interrumpo, miro fijamente a Himi con ojos entreabiertos, y digo.

“Jeez, es verdad.”

“…Awuh.”

“En serio me causas muchos problemas… francamente, si no estuvieras aquí, no tendría ganas de salvar a Gunjou.”

Pohn, le doy una ligera palmada Himi en la cabeza, y me alejo de ella. Mi sangrado se detuvo. En ese caso, es suficiente. Entro al ascensor.

Un instante después,

“…Eh.”

Himi voltea asombrada, y detrás de ella, Yousuke y Shiro tienen una sonrisa en sus rostros.

Yousuke dice.

“Shinnosuke, sí que te andas con rodeos estos días…”

“Date prisa y entra, idiota.”

Digo con disgusto.

Entonces, mientras dice,

“El que llama a los demás idiota es un idiota ~”

Yousuke sonríe.

Shiro también sonríe, contento.

Jeez, ¿este no es momento de estar charlando de manera ociosa, ¿verdad? ¿Estos chicos son idiotas en serio?

No, probablemente lo son.

Probablemente son idiotas.

Y lentamente, me contagié ese germen de la idiotez, creo. Es aterrador. Es peligroso. Si sigo involucrándome con ellos, podría morir.

Mientras pienso en esas cosas,

“…Cielos, a pesar de que vinimos hasta aquí, podríamos estar llegando demasiado tarde…”

Murmuro para mí mismo.

Kiri me mira.

Luego, Shiro nos mira.

“¿Qué dijiste?”

“Nada.”

Pero quizás porque escuchó mal las palabras, ‘demasiado tarde’, le pregunta a Himi.

“Oye Himi. ¿Llegaremos a tiempo?”

Mientras manipula el ascensor, Himi responde.

“De acuerdo al mapa que vi, este ascensor llegará al piso 76 en 10 minutos.”

“Lento.”

Digo, y Himi asiente como disculpándose.

“Lo siento. Pero durante el tiempo que estemos aquí, no seremos atacados.”

En otras palabras, podemos descansar 10 minutos.

Tenemos que completar el último piso y entrar a la sala de Gunjou y salvarla en 10 minutos.

Pero probablemente esta sea la ruta más corta, más segura y la más efectiva que Himi ha elegido con el Picnic switch.

Si fuéramos a continuar completando pisos como antes, puede que nos quedáramos sin tiempo para el momento en que completemos unos 8 pisos. O hubiéramos muerto al caer en varias trampas.

Como pensé, si Himi no estuviera aquí esta vez, no podríamos siquiera proceder, e incluso fuera del país, es difícil encontrar un mago que pueda usar una tan amplia gama de magia de apoyo como ella.

Miro a Himi, luego a Shiro y Yousuke. En verdad son un equipo asombroso, probablemente. Si en serio se convierten en mis camaradas — no, dada la manera en que hemos confiado nuestras vidas unos a otros durante todo el camino hasta aquí, puede que ya seamos capaces de llamarnos camaradas — si ellos en serio se convierten en mis camaradas,

“……”

Podría ser capaz de avanzar y salvar a mi hermana…

Pero que yo piense eso, da cuenta de lo buenos que son.

Y lo mismo va para Kiri.

Si ella no estuviera aquí, habría muerto varias veces en este laberinto.

Normalmente, ella mantiene un margen de seguridad y evitar hacer movimientos irrazonables mientras me ayuda.

Ella sabe muy bien que este es un laberinto al que no debería haber venido. Con su mente lógica, probablemente sabe que no debería haberse dejado llevar por el entusiasmo y venir, pero aun así me siguió.

“…U~hn.”

Me cruzo de brazos.

Todo este tiempo, nunca he hecho algo tan repulsivo como tener camaradas así que no sé muy bien qué debería hacer ahora.

Encima de eso, durante 10 minutos en este ascensor, no va a pasar nada mientras seguimos descendiendo.

Pasar 10 minutos con mis camaradas en este espacio estrecho.

Está silencioso; no pasa nada.

Se está tornando horriblemente sofocante.

Entonces, Yousuke dice.

“Ya que no tenemos nada que hacer, juguemos Shiritori.”

¿Eres un idiota? Vete al infierno. Miro a Yousuke con tal pensamiento en mi mente, luego me siento en el piso. Descanso mi cuerpo.

Pero Yousuke sonríe, en serio comienza una partida de Shiritori con Himi y Shiro; ¿es en serio, chicos? Pensé.

Más allá del grupo de tontos que han perdido la cordura, a mi lado, Kiri se sienta con las piernas cruzadas contra su pecho. Me mira y sonríe,

“…Estoy un poco cansada ~”

“Pero somos muy asombrosos. Pensé que iba a ser inútil, pero quizás…”

“……”

“Quizás nosotros cinco solos, podamos completar un rank 42.”

“……”

“Vinimos de verdad ~”

Sonrío con suficiencia y cansancio,

“A pesar de que no deberíamos haber venido.”

Kiri sonríe otra vez.

“Sí. No deberíamos haber venido. Bueno, somos idiotas.”

“Sí. El peor montón de idiotas.”

“Ah-jaja.”

Kiri sonríe, y me mira con un rostro muy serio,

“Oye, Shinnosuke-kun.”

Pronuncia mi nombre de nuevo.

Frunzo el ceño y respondo.

“Quiero descansar en serio.”

Pero Kiri continúa.

“¿Sabes, en verdad nos hemos convertido en camaradas?”

“……”

“Antes, declaré que era una camarada del Hero Team pero… ¿puedo convertirme en una camarada del Hero Team, me pregunto?”

Tiene la misma confusión que tuve yo, parece. Bueno, cuando tenemos a este montón de tontos que están jugando una partida de Shiritori en una situación así, es fácil que perdamos el rumbo, supongo.

Encima de eso, ella usa su 《Headphone Fuzz》 en el oído derecho.

Ella es del tipo que usa su cerebro izquierdo para manipular su magia.

En otras palabras, ella es del tipo que no usa sus emociones, sino la lógica y la racionalidad para controlar su magia. En ese caso, no debería ser capaz de soportar esta clase de situación en donde está arriesgando su vida por los demás sin ningún beneficio para sí misma.

Miro a Kiri con ojos entreabiertos, y digo.

“…Ya que son unos tontos, si hubieras sido tú la que contrajera la enfermedad, ellos hubieran venido a salvarte también a ti, ¿no?”

“¿En serio?”

“Quién sabe.”

“…Entonces, ¿qué hay de ti, Shinnosuke-kun?”

Pregunta. Mirándome fijo.

“Shinnosuke-kun, tú también… ¿hubieras venido a salvarme si yo hubiera manifestado la enfermedad?”

“Nah.”

“Eeeh, eres horrible.”

Kiri sonríe.

“Aunque digas eso ~, aunque sigas protestando… definitivamente vendrías… si se trata de ti.”

Trata de tocar mi mano.

Y ya estoy un poco exasperado de escuchar eso.

Así es. Probablemente tiene razón.

Si Kiri hubiera manifestado la enfermedad, probablemente habría venido a salvarla.

A pesar de que no debería ser esa clase de persona. A pesar de que, siempre, siempre, he sido la clase de perdona que reprimiría los débiles sentimientos de querer salvar a alguien.

Desde que conozco a estás personas.

“……”

No, desde que vi a Asahi momoka quien me había dado las gracias con lágrimas en los ojos, puede que me haya vuelto un poco débil.

Débil.

Débil.

Débil.

Pero entonces, recuerdo las palabras de Shiro.
De todas maneras, probablemente sea una ambición que puedes lograr solo, ¿cierto?
Reflexiono un poco sobre estas palabras.

¿Es realmente necesario ser débil a veces? Pensé. ¿Acaso no es una debilidad querer contar con camaradas por la soledad y el dolor de uno?

La verdad no lo sé. Por ahora no lo sé.

Mientras Kiri intenta tocarme, saco mi mano y digo.

“He dicho esto antes, pero ya tengo una cita en Navidad.”

“¿Con una novia imaginaria?”

“No es imaginaria.”

“¿Cuántos años tiene?”

“¿Hn?”

“¿Qué tipo de peinado tiene?”

“Erhm.”

“Cierto, está todo en tu cabeza.”

“Quiero cerrar los ojos por un momento, ¿podrías dejar de hablarme?”

“Ah-jaja ~”

Kiri sonríe.

Cierro los ojos, los números en mi cabeza continúan cayendo.

17 minutos restantes.

Sólo restan 17 minutos hasta que Gunjou se convierta en un laberinto eterno.

El ascensor desciende.

Todos permanecen en silencio por la fatiga.

Pronto, el ascensor llegar al piso 76.

Ya he memorizado el mapa del piso 76 durante nuestra clase en la escuela. De camino aquí, también le he consultado a Himi sobre la posición de este ascensor.

Por eso, en el instante en que la puerta del ascensor se abra, sólo necesitamos correr directo hacia las escaleras que llevan hacia abajo.

Y al final de esas escaleras, estará nuestra compañera enferma.

Mizuiro Gunjou.

Chasqueamos nuestros dedos todos juntos. Activando nuestros 《Headphone Fuzz》.

La puerta del ascensor comienza a abrirse.

Afuera de la puerta, hay tiburones.

10 de hechos.

No han notado nuestra presencia. Derrotarlos es fácil. Ya los hemos aniquilado antes, y estamos acostumbrados a luchar con ellos.

Pero el tiempo límite es de 10 minutos.

Por eso,

“¡Uwooooooooh!”

Empezamos a correr con toda nuestra fuerza.

 

 

 

NOTAS DEL TRADUCTOR:

(6) Bosque de Bamboo.

(7) Curita.

Página Anterior     *     Página Siguiente

Anuncios

Un pensamiento en “Capítulo 5.3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: